Sei sulla pagina 1di 2

Tomado de: https://www.thoughtco.

com/cytoplasm-defined-373301

Citoplasma:

El citoplasma consiste en todo el contenido fuera del núcleo y encerrado dentro de la membrana celular
de una célula. Es de color claro y tiene un aspecto similar al gel. El citoplasma se compone
principalmente de agua, pero también contiene enzimas, sales, orgánulos y varias moléculas orgánicas.

La función del citoplasma es, en general, apoyar y suspender orgánulos y moléculas celulares. Muchos
procesos celulares también ocurren en el citoplasma. Algunos de estos procesos incluyen la síntesis
de proteínas, la primera etapa de la respiración celular (conocida como glucólisis), mitosis, y meiosis.
Además, el citoplasma ayuda a mover materiales, como las hormonas, alrededor de la célula y también
disuelve los desechos celulares.

El citoplasma se puede dividir en dos partes principales: el endoplasma (endo-,-plasmo) y el ectoplasma


(ecto-,-plasmo). El endoplasma es la zona central del citoplasma que contiene los orgánulos. El
ectoplasma es la porción periférica más gel-como del citoplasma de una célula.

Las células procariotas, como las bacterias y las arqueas, no tienen un núcleo unido a la membrana.
En estas células, el citoplasma consiste en todo el contenido de la célula dentro de la membrana
plasmática. En las células eucariotas, como las células vegetales y animales, el citoplasma consta de
tres componentes principales. Son el citosol, los orgánulos y varias partículas y gránulos llamados
inclusiones citolasmáticas.

Tomado de: Atlas of Oral Microbiology. From Healthy Microflora to Disease. 2015, Pages 1-14

El citoplasma es la sustancia similar a un gel encerrada dentro de la membrana celular, que se compone
de agua, proteínas, lípidos, ácidos nucleicos, sales inorgánicas, etc. La mayoría de las actividades
metabólicas tienen lugar dentro del citoplasma, y las estructuras subcelulares, como ribosomas,
plásmidos y gránulos citoplasmáticos, se encuentran en el citoplasma. Los ribosomas se encuentran
en el citoplasma. Tienen aproximadamente 15-20 nm de diámetro y se componen de una subunidad
pequeña (30S) y una subunidad grande (50S). La asociación entre subunidades requiere la presencia
de Mg2+. Los ribosomas se componen de 30% de proteínas ribosomales y 70% de ARN ribosomal.
Los plásmidos son moléculas de ADN pequeñas, circulares y de doble cadena y son material genético
extracromosómico. Pueden replicar independientemente del ADN cromosómico y transmitir genes que
codifican resistencia a fármacos, bacteriocinas, toxinas y más de una bacteria a otra a través de la
conjugación y transducción. Gránulos citoplasmaes es un término general que se refiere a muchos tipos
de gránulos de inclusión citoplasmática. Son una forma intracitoplasmática (dentro del citoplasma de
una célula) de almacenar nutrientes y energía e incluyen moléculas como polisacáridos, lípidos,
fosfatos, etc. No son estructuras esenciales o permanentes en las células. Los gránulos citoplásmicos
también se conocen como gránulos metacromáticos porque pueden mancharse en diferentes colores
que otras estructuras celulares bacterianas

Tomado de: microbiología, quinta edición, Lansing M. Prescott, John P. Harley, Donald A. Klein

Componentes citoplasmáticos
El citoplasma de la célula bacteriana es una solución acuosa. Limitado por la membrana plasmática.
Inmersos en el citoplasma hay partículas insolubles, algunas esenciales (ribosomas y nucleoides) y
otras que se encuentran solo en algunos grupos de bacterias, en las que realizan funciones
especializadas como gránulos y vacuolas gaseosas.
Ribosomas
Partículas citoplasmáticas donde se produce la síntesis de proteínas.
Están compuestos de ARN (60%) y proteína (40%). En procariotas, tienen un coeficiente de
sedimentación de 70S y son compuestos por dos subunidades, 30S y 50S.
Gránulos
Los gránulos y las partículas citoplásmicas se pueden visualizar mediante tinciones especiales y
microscopía óptica común. La naturaleza química de estas estructuras varía de una bacteria a otra,
pero su función es casi siempre la de sustancia de reserva y subunidades de macromoléculas para
componer otras estructuras celulares.
Uno de los granulados más comunes en procariotas está compuesto de poli-β-hidroxibutirato (PHB),
un compuesto lipídico formado por subunidades de ácido β-hidroxibutírico unidas por enlaces de tipo
éster. Existe un interés considerable en la explotación comercial de PHB porque sus propiedades
físicas le dan una consistencia plástica. La producción industrial de este polímero a partir de cultivos
de microorganismos de almacenamiento puede generar plásticos biodegradables.
Otros polímeros son producidos y almacenados por microorganismos: glucógeno, almidón y
polifosfatos (gránulos metacromáticos).
El almacenamiento de sustancias en forma de polímeros insolubles permite la acumulación de reservas
sin elevar la presión osmótica interna de la célula. Si el mismo número de subunidades estuvieran
presentes como monómeros, habría un aumento en la presión osmótica intracelular intolerable por la
célula. Incluso si consideramos que se gasta una cierta cantidad de energía para la formación de los
polímeros, los beneficios para la célula superan este hecho, ya que, de manera oportuna, pueden
oxidarse a la producción de ATP, lo que proporciona una viabilidad celular, aunque sin multiplicación.
Vacuolas gaseosas
Las vacuolas gaseosas se encuentran en el citoplasma de organismos procarióticos que viven flotando
en lagos, ríos o mares. La membrana de estas vacuolas, en lugar de estar formada por bicapas lipídicas
como las otras membranas, está compuesta solo por unidades repetitivas de proteínas, dispuestas
para formar una estructura rígida solo permeable a los gases e impermeable al agua o solutos. La
rigidez de la membrana y el tamaño de la vesícula varían de un organismo a otro y parecen estar
determinados por la combinación de los promedios de presión osmótica e hidrostática a los que el
organismo está sometido en su hábitat.