Sei sulla pagina 1di 5

LA Gloria de Dios

Que es la Gloria en sentido Lato?

Gloria significa “FAMA”, “HONOR”, ESPLENDOR Y BUENA


REPUTACIÒN .También se utiliza para referirse a un gran gozo,
gusto o placer.

Gloria a Dios

La palabra gloria “aparece en la Biblia con dos significados.

Por un lado, significa “honor” alabanza, estima y por otro “brillo” y


“esplendor”. En concreto, la expresión gloria a Dios “se puede
identificar como alanza a Dios

En Hebreo

La palabra “gloria” suele aparecer como (SHEKHINÁ) y significa


además de gloria, presencia o esplendor de Dios”. Deriva de un
Verbo hebreo que significa “morar” o residir, POR LO QUE
TAMBIÈN “GLORIA” SE PUEDE IDENTIFICAR COMO LA “MORADA DE
Dios”.

La esencia de estar en la Gloria de Dios

La esencia de estar en la gloria de Dios es precisamente estar lleno


de su gracia. Por ello en Juan 1:14, nos dice, “y aquel verbo fue
hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como
del unigénito del Padre), LLENO DE GRACIA Y DE VERDAD. Lo cual se
corrobora en Lucas: 2:14¡Gloria a Dios en las alturas y en la tierra
paz, buena voluntad para los hombres! Se trata de las palabras de
los ángeles anunciando y celebrando el nacimiento de Jesus.

2:20 Lucas: Y volvieron los Pastores glorificando y alabando a Dios


por todas las cosas que habían oído y visto, como se les había
dicho.

Como podemos ver la Gloria de Dios?

2da Corintio 1:11.”SI USTEDES NOS AYUDAN ORANDO POR


NOSOTROS.SI MUCHOS ORAN POR NOSOTROS, MUCHOS TAMBIÈN
DARÀN GRACIAS A DIOS POR LAS BENDICIONES (beneficios) QUE DE
EL RECIBIMOS.

Lucas 2.32” El será una luz que alumbrará a todas las naciones, y
traerá honor a tu pueblo Israel.

“Ser agradecido”. LUCAS. 17: 11-19.

Camino a Jerusalén Jesús pasó por las regiones de Samaria y


Galilea. Al entrar a cierto pueblo, diez leprosos salieron a
encontrarlo. Se quedaron parados a los lejos, y le dijeron en Voz
alta. ¡Jesus, Maestro, ten compasión de nosotros!

Al verlo, Jesus les dijo.

Vayan y preséntese ante los sacerdotes.

Mientras iban a los sacerdotes. Fueron sanados. Cuando uno de


ellos vio que había sanado, regresó a dónde estaba Jesus, dando
gritos de alabanza a Dios.

Se postró rostro en tierra ante Jesús y le dio las gracias. Este


hombre era un Samaritano. Jesús respondió:
¿DÒNDE ESTÀN LOS OTROS nueves?

¿Ninguno Regresó a darle Gracias A Dios sino este extranjero?

Romanos 2:7

Hay algunos que son constantes en hacer el bien.

Buscan a Dios la grandeza, el honor y una vida que no puede ser


destruida .a ellos Dios le dará vida eterna.

En Apocalipsis 4.11. “Juan ve el Cielo”

Nos dice: ¡SEÑOR Y Dios nuestro! tú mereces recibir la gloria, el


honor y el poder, pues creaste todo lo que existe según tu
voluntad”
Reflexiones sobre la Gloria de Dios

Primero. Debemos de dar un reconocimiento y agradecimiento a


nuestro Padre que estas en los cielos por darnos las gracias o el
beneficio de su hijo amado el primogénito, el salvador, ya que a
través de él podemos conocer la verdad.

Segundo, es importante no dejar de hacer el bien, no abandonar las


oraciones y sobre todo buscar la grandeza de nuestro padre
celestial. Así nos blindamos ante la vida material y espiritual.

Tercero, Reconocer que nuestro señor Jesucristo es la Luz del


mundo y solo así podemos obtener su gloria de no andar en
tinieblas.

Cuarto, Ser agradecido con nuestro Padre celestial


permanentemente, por sus gracias que de el recibimos. Esto es
importante tenerlo presente en cualquier momento. Desde que
amanece el día hasta que nos toca conciliar el sueño. E incluso si le
vamos hacer algún bien a un prójimo debemos de exaltar al señor.

Quinto, debemos de recordar que la glorificación no es solamente


por la gracia que de el recibimos a través de su hijo amado. Sino
por la obra que nosotros hagamos en el nombre de él.

Sexto, Al momento de Glorificar al señor debemos de hacerlo con


gran gozo, alegría .Porque se trata de una celebración que debemos
de presentar con gran brillo. Ya que el padre nos está dando su
gracia y reconocimiento en base a una obra espiritual de
edificación.

Ejemplo la glorificación que nosotros hemos recibidos como regalo


de Dios al obtener nuestra casa y después el suceso que se me
presento con mi salud.

Séptimo cualquier momento que nuestro padre celestial nos llena


de su gracia, no debemos de dejar de reconocerlo, dándole la
gloria, su agradecimiento y su respectiva alabanza.

PARA FINALIZAR .LA INTERROGANTE ES:¿ DE QUIEN ES LA GLORIA?

Y a su nombre ¡Gloria¡