Sei sulla pagina 1di 27

Díos tiene una rara forma de seducirnos y de comunicarnos sus designios, que muchas

veces por no entenderle, lo dejamos escapar, pero tarde o temprano, nos vuelve a atrapar,
para comprenderlo y dejarnos sorprender por El.
Margarita aportaba su granito de arena diciendo el tiempo es nuestro mejor aliado y nuestro
peor tirano, hay que saber utilizarlo y sobre todo aprovecharlo. Aún lleno interrogantes José
caminaba rumbo a su casa, cuando de pronto pasó frente a una Iglesia y vio que las puertas
estaban abiertas y en el fondo había una frase que decía, era un sagrario poco común, era
grande y hermoso, hecho totalmente de madera y tallado, y volvió a salir dejándolo a
oscuras, una oscuridad total, hasta la gruta lentamente empezó a perder su brillo y un gran
susto se apoderó de él y cayó al suelo, asustado no sabía lo que estaba pasando. La cruz es
siempre la misma, hermosa, reluciente, esperanzadora y llena de misericordia, compasión y
amor, pero no siempre podemos apreciarla en ese plano glorioso hasta que de nuestros ojos
se caiga el velo que los cubre, pero para ello necesitamos pasar por acontecimientos fuertes
e inentendibles en nuestras vidas, solo así llegaremos a contemplar la cruz gloriosa, por más
que parezca una contradicción para muchos y una realidad lógica para otros.
“Vengan a mí todos los que están cansados y agobiados, que yo los aliviaré, porque mi
yugo es liviano y mi carga ligera”. Aquella frase que tantas veces había oído pero nunca le
había causado tanta impresión como ahora, como por arte de magia y una atracción fatal,
hizo que se introdujera lenta y temerosamente en la Iglesia, más por curiosidad que por
devoción, lentamente, fue (introduciéndose) ADENTRÁNDOSE en ella. Ya iba arrodillado
más de cinco horas, cuando de pronto dio señales de vida, empezó a moverse, pero aún con
los ojos puestos en la cruz, un silencio sepulcral acompañaba a su contemplación, cuando
de pronto comenzó a ver una enorme gruta y dentro estaba la virgen María más radiante y
hermosa que nunca, toda la gruta estaba iluminada por una luz, era algo precioso y encima
.
Cuando llegó a la mesa había un silencio aterrorizador, los ojos de Margarita y Pedro se
clavaron en él y brillaban como piedras preciosas que atravesaban la más terrible oscuridad.
- Ustedes siempre me enseñaron a hablar con la verdad y a no tener miedo y
como decía Jesús la verdad os hará libres y a ustedes no puedo mentirles, por más que lo
que les voy a contar suene algo extraño, confuso y no sé si es real o una FANTASÍA DE LA
imaginación nada más, lo único que les pido es que no crean que estoy loco, porque
últimamente estoy empezando a creer que estoy enloqueciendo.
- No te preocupes mi hijo, tú sabes que jamás pensaríamos eso de ti, a ver,
cuéntanos qué te sucede y verás que no es nada de otro mundo, tal vez sea algo
insignificante pero te estás ahogando en un vaso de agua, relájate y cuéntanos qué sucede.

1
Una vez entrado nuevamente en confianza empezó a relatarles todo lo que le había ocurrido
los últimos días, lo de las visiones en el arroyo, la clase de ética, la plática con el profesor,
quien le pidió que fuera su amigo y hasta lo más reciente, su visión en la Iglesia.
Ambos se quedaron sin palabras y oían atentamente lo que decía, pero también observaban
que sus emociones les traicionaban y les estaba jugando un papel sucio. Las pasiones,
emociones y los sentimientos son las cosas más dañinas o más constructoras de la persona,
los sentimientos traicionan, las pasiones se acaban y las emociones inquietan, pero si son
bien controladas, son capaces de guiarnos a tomar decisiones importantes en nuestras vidas
y hacernos discernir lo bueno de lo malo.
José esperaba una respuesta consoladora de alguno de ellos o algún consejo de esos que
ellos tenían preparado para cada situación difícil, pero esta vez no había más que un
silencio profundo y una gran confusión como respuesta, ninguno de los dos se animaba a
decir nada, pues el chico estaba muy susceptible y cualquier palabra dicha y que no le
agrade puede ser mal interpretada, pero tanto Pedro como Margarita sabían que algo tenían
que decirle, pues él había puesto toda su confianza en ellos al contarles todo eso.
Margarita, que era una persona muy religiosa, en su interior suplicaba diciendo:”Ven
Espíritu Santo de Sabiduría y Consejo y Enséñame lo que tengo que decir, sé tú mismo el
que habla a través de mí”. El silencio siguió por un largo rato, cuando dijo: “No te
preocupes mi hijo, todo está bien, Dios tiene un proyecto para cada uno, a algunos se les
manifiesta de una manera tan rara que nos cuesta entender, yo creo que Dios tiene grandes
cosas preparadas para ti y tú aún no lo percibes, pero no te preocupes que con el transcurrir
del tiempo se te irá aclarando el panorama, recuerda el tiempo es el mejor aliado del
hombre, Dios tiene su tiempo, déjalo actuar, pero no te quedes con las manos cruzadas
esperando que Él te aclare todo, no dejes de lado la oración y el diálogo personal con Dios,
tú eres una persona privilegiada pero debes hacer méritos de ello.
No dudes del amor de Dios en tu vida, mucho menos olvides de pedirle fuerzas para
entender sus designios, para aceptarlos y sobre todo para cumplirlos, no es una tarea fácil la
que te espera más adelante, es un camino largo, difícil y complicado pero lleno de
satisfacciones, recuerda que todos estamos llamados a la santidad, pero en primer lugar está
el deseo de la santidad que es lo más importante y es el primer paso.
José escuchaba atentamente a su madre, era como si el Espíritu Santo había descendido
sobre ella y le había inspirado todo lo que estaba diciendo, cuando terminó de hablar, Pedro
tomó la palabra y empezó a hablar diciendo:”Tu madre tiene razón hijo, Dios pone en
nuestras vidas a personas desconocidas y diferentes para hacernos ver la realidad muchas
veces, ya que el hombre moderno lo único que hace es escaparse de ella, a través de las
distintas y variadas actividades que la sociedad de consumo y el capitalismo presentan para

2
que justamente le sea mucho más fácil escaparse de ella, se refugia en las falsas
necesidades e imágenes que el mundo nos brinda, un mundo donde nada es real, todo es
falso y superficial y no le permite al hombre desarrollarse como persona, pues su dignidad
se ve violada de una forma muy sutil, que ni la propia persona se da cuenta de ello.
Díos nos ha creado para realizar un sueño, vivamos por él, intentemos alcanzarlo,
pongamos la vida en ello y si nos damos cuenta que no podemos, quizás necesitemos hacer
un alto en el camino y experimentar un cambio radical en nuestras vidas, entonces con otro
aspecto, con otras posibilidades y con la gracia de Dios lo lograremos.
José quedó sorprendido al escuchar hablar así a sus padres, pues veía en ellos un apoyo, una
esperanza, una luz en medio de la oscuridad en la cual estaba viviendo los últimos tiempos,
una paz interior se fue apoderando lentamente de él, una paz que nunca había
experimentado, se sentía en perfecta armonía con Díos, la naturaleza y los demás.
- Me siento muy tranquilo al escucharles, no saben cuánto los amo y doy
gracias a Dios por darme unos padres como ustedes, no sé cómo podría explicarles lo que
estoy sintiendo en este momento.
- No trates de explicarnos nada, dijo Pedro, muchas veces las palabras son
apenas una aproximación de lo que uno quiere transmitir y quedan cortas para expresar
verdaderamente lo que uno siente y desea transmitir.
- Ve a descansar hijo mío, dijo Margarita con una voz dulce y tierna, que con
solo oírla José ya estaba soñando, mañana empieza un nuevo día y cada día que pasa será un
nuevo desafío, pero un día más es un día menos, así que ten en cuenta a tu aliado el tiempo
y no lo desperdicies en vanidades, cosas superficiales, y que carezcan de contenido.
El día fue muy pesado para todos, para sus padres por la preocupación que les causó y para
él fue mucho más ajetreado y complicado que el de los dos padres juntos, pues era él el que
vivía los acontecimientos mientras sus padres eran simples observadores y jamás, por más
experiencias que tengan, podrán saber a cabalidad por lo que estaba pasando José. En los
momentos difíciles todos los consejos siempre son bien recibidos, pero a la hora de la
verdad muchos de ellos solo se quedan en meras teorías, pues carecen de vivencias. Nunca
critiques ni aconsejes tanto a nadie sin antes haber caminado dos horas con sus zapatos, en
muchos casos es mejor escuchar que hablar.
Cuando José se levantó para ir a descansar, sus padres hicieron lo mismo y todos fueron
para su cuarto, mientras José se dirigía a su habitación sus padres murmuraban, tratando de
entender lo que le estaba pasando a su hijo, pero por más que lo intentaban no encontraban
ninguna explicación. Muchos acontecimientos de nuestras vidas son incomprensibles
racionalmente y no tienen explicación más que a la luz de la fe.

3
Margarita, que tenía muy bien desarrollado el sentido de la intuición, algo innato en toda
madre, estaba mucho más tranquila, pues sabía que todo estaba bien y que verdaderamente
Dios les había bendecido al darle un hijo como José, mientras Pedro que era más frío,
metódico y calculador, buscaba resolver el problema buscando una solución y una
explicación más lógica y objetiva, pero no encontraba.
- Ya no pienses tanto, todo estará bien, no te preocupes, José está creciendo y
necesita de estos embates para formar su carácter y su personalidad para así enfrentar los
grandes desafíos que Dios tiene preparados más adelante para él.
Pedro quería entenderlo pero no podía a causa de su razón que le jugaba una mala pasada y
actuaba de abogado del diablo. Por más objetivo que sea el hombre hay algo en su interior
que rompe con todo el esquema lógico posible creado por la razón. “El corazón conoce de
razones que la razón no conoce, como decía Pascal.
Pedro, aun siendo un poco más frío que Margarita, tenía una carta bajo las mangas, pero
como no quería que ella lo notara débil y sentimental, no la utilizaba, pues la sociedad
machista le prohibía expresar sus sentimientos. Los hombres al igual que las mujeres tienen
el sexto sentido muy desarrollado, el sentido de la intuición, mientras que las mujeres
pueden expresarlo libremente, los hombres tienen que reprimirlo acuciados por la sociedad
machista en que vive.
Ya estaban acostados cuando Margarita se levantó y se dirigió al baño, Pedro aprovechando
esa oportunidad que tenía para escaparse de ella, se levantó y sacó un sobre de la caja fuerte
que tenía guardada en su ropero, donde generalmente guardaba su dinero y cosas que
consideraba de mucho valor, lo guardó en el bolsillo de su pijama y se dirigió al cuarto de
José a quien encontró con los ojos abiertos como una lechuza y sin poder dormir como lo
imaginaba.
- ¿Qué tal hijo? No podés dormir verdad?
- No, pero no te preocupes ya que como estoy muy agotado no creo que el
sueño tarde en venir.
- Solo quería venir a darte ánimo y a contarte una historia, pero muy breve
porque debo descansar. Cuando yo era joven era una persona llena de ideales, capaz de
llevar el mundo por delante y eso me convertía en una persona distinta y en mi vida
acontecían cosas muy raras que solo Dios y yo sabemos porque nunca me atreví a
contárselas a nadie.
José lo escuchaba atentamente pues se sentía identificado con la historia.
- Un día cuando mi padre estaba agonizando a punto de morir me llamó y me
dijo: “Perdóname hijo por no haberte comprendido, escuchado y por no haberme abierto a
ti, pero quiero que sepas que te amo como nadie más en este mundo, me equivoqué al

4
pensar que dejarte crecer solo a golpes era lo más conveniente, perdóname” luego sacó un
sobre y me lo dio diciendo: “En los momentos difíciles de tu vida ábrelo, lee y acuérdate
que desde donde yo esté, estaré velando por ti”.
- Este sobre es tuyo, si por mi fuera solo quisiera que lo leyeras en los
momentos difíciles cuando ya nada tiene sentido, pero tú eres libre de leerlo cuando quieras.
- Gracias papá, te quiero mucho.
- Yo también hijo, ahora debo marcharme
El tiempo le dio justo para volver sin que Margarita se percatase de su ausencia.
- Buenas noches mi amor, dijo Margarita y apagó la luz del velador
- Buenas noches, respondió Pedro con una sonrisa en los labios y un alivio en
el corazón.
JOSÉ moría por la curiosidad de saber que contenía dicho sobre, pero respetaba la petición
de su padre, “Si por mi fuera yo desearía que lo abrieras en los momentos difíciles cuando
ya nada tenga sentido, así que dijo “Respetaré la petición de mi padre”.
A pesar de estar muy cansado, no podía dormir por los pensamientos que en forma de una
película se proyectaban en su mente y le hacían revivir todos los momentos raros, difíciles
y complicados que había vivido durante la jornada, daba vueltas y vueltas en la cama y no
encontraba comodidad, hasta que se quedó boca arriba mirando el techo para así a lo mejor
contando las tejas le viniera el sueño, pero por más que contaba y dibujaba y jugaba con
ellas en su imaginación, el tan preciado sueño ni se asomaba.
Estaba aun mirando el techo cuando de pronto dijo entre sueño y despierto: “Dicen que
cuando uno está mal abre la Biblia al azar y ahí encuentra la explicación que necesita”. Se
levantó lentamente y sin hacer ningún ruido para no despertar a sus padres bajó a la sala, se
dirigió a la biblioteca y fue a buscar una Biblia. Estaba seguro que allí había una.
Buscó desesperadamente tratando de hacer el menor ruido posible, pasó sus ojos por todos
los libros entre la oscuridad y la luz que daba de la calle, porque no había prendido la luz de
la habitación para no despertar a sus padres, recogió las cortinas de la ventana y con la luz
del alumbrado público que entraba a través de ella en la penumbra de la noche buscaba la
Biblia.
- Biblia, Biblia, pasaba sus ojos por los grandes clásicos, obras que su padre acostumbraba
a leer, Don Quijote de la Mancha, Cien años de la soledad, Las mil y una noches, hasta que
de pronto ante sus ojos apareció “Biblia de Jerusalén. Acá está, SE DIJO PARA SÍ MISMO
Y tomó el libro evitando que se cayera algún otro libro e hiciera ruido.
Se dirigió a su cuarto, se sentó en su cama recostado por la cabecera con el velador
encendido, tomó la Biblia entre sus manos y dijo “Díos mío que se haga tu voluntad y
hazme escuchar las palabras que necesito”.

5
Tomó la Biblia la puso entre sus piernas y con las dos manos abrió la Biblia y pasó sus ojos
sobre la primera frase que decía: “Maldito el día en que nací”. El primer discurso del libro
de Job. Lo cerró bruscamente y lo bajó sobre su mesita de luz y dijo: “Solo esto me
faltaba”, quedó más confundido de lo que estaba anteriormente.
Se acostó y fue acomodándose en la cama, no sabía si dar gracias a Dios o llorar y dijo:
“Solo esto me faltaba” más confundido que antes, no sabía qué hacer, tomó el sobre que le
había entregado su padre estuvo a punto de abrirlo pero se contuvo y dijo “No” creo que
aún faltan cosas peores. “Solo Dios sabe por qué me pasa esto y luego hizo una oración con
todo el corazón. “Señor no entiendo qué es lo que quieres conmigo, creo que te estás
equivocando de hombre, porque te fías de mí, si sabes que te puedo traicionar y defraudar,
pero tú sabes lo que haces y que se haga tu voluntad y no la mía”. Al pronunciar toda esa
bonita oración que solamente se puede hacer con el corazón, al fin tuvo sueño y
depositando toda su confianza en Dios pudo dormir. Se acomodó en su cama como si fuera
un colchón de agua, apagó la luz y se quedó profundamente dormido. Dios no descansa
hasta que no aceptemos sus designios, por más que no los entendamos.

6
PARTE V
La noche transcurrió lenta y pausadamente, parecía una noche interminable, el cansancio
consumió a José, que no sintió la llegada del alba ni el trinar de los pájaros que anunciaban
su llegada. El radiante sol ya se había asomado, destellaba con un brillo especial, el día
estaba más hermoso que nunca, en el firmamento el sol que jugaba a las escondidas con
ayuda de las nubes, pero la dulce brisa del viento que agitaba las hojas de los árboles no le
permitía ocultarse por mucho tiempo ya que con su fuerza desplazaba los bloques de nubes
y formaba hermosas figuras con las que se galardonaba el hermoso cielo azul.
La vida es como un gran molino, lo que cargamos en ella al amanecer con el despertar del
alba es lo que trituramos durante el día. Al que madruga Dios lo ayuda, al que es capaz de
descubrir la dulzura del amor de Dios en un hermoso amanecer, tendrá un día más dulce
que la miel, pero el que solo carga rencor y mal humor, eso será su alimento del día, eso lo
triturará durante el día. El amor de Dios se descubre en las pequeñas cosas, quien logre
descubrirlas tendrá un día feliz.
Eran como las seis de la mañana, cuando los rayos del sol empezaron a dar el saludo de
buen día a José, que atravesando por los cristales de la ventana, sin romperlos, de la misma
forma que el amor de Díos atraviesa nuestro corazón sin perforarlo, le daban en la cara y lo
encandilaban con su resplandor, cuando sintió (el resplandor, se repite) los rayos de sol en
su rostro, José se despertó asustado y miró su reloj y eran las seis y diez minutos,
sobresaltado se levantó de la cama diciendo: “Dios mío, son las seis y diez, me quedé
dormido y no me di cuenta que ya amaneció”. Rápidamente se levantó y entró a ducharse,
pues ya se estaba haciendo tarde y debía ir al colegio, pero él acostumbraba a sentarse por
las mañanas a compartir el mate con sus padres, ya que luego ellos iban a trabajar y después
de un rico desayuno iba al colegio.
Como era costumbre Pedro y Margarita desde las cinco de la mañana estaban en pie,
tomando un rico mate y escuchando las noticias y solían dialogar con José, quien los
acompañaba, pero desde hace varios días no lo hacía, porque iba a trotar, algo que era
absolutamente nuevo para ambos, pero ellos siempre respetaban todas las decisiones y
acciones de José, solo lo encaminaban cuando se salía del camino, ya que ellos confiaban
mucho en él y siempre lo acompañaban en todo. Ser buen hijo es lo más fácil que existe,
pero ser buen padre es lo más complicado. Para ser buen hijo no hay más que obedecer y
respetar a los padres, pues todo lo que hay que hacer ya está estipulado, pero para ser buen
padre es más complicado, por que no hay una escuela donde te enseñen a ser padre y casi
nunca se da gusto a los hijos porque muchas veces no comprenden el amor del padre hasta
mayores y hasta que sean padres ellos mismos.

7
A partir de ese día todo cambiaría en la vida de José, él sentía arder el amor de Dios en su
corazón, pero no lo comprendía. Los caminos de Dios no son comprendidos hasta el
momento en que nos damos cuenta de que Dios no nos prueba más de lo que podamos
soportar.
La alegría y una paz interior inexplicable se apoderaron de José que se sentía muy raro,
mientras se duchaba daba gracias diciendo “Gracias Señor por el nuevo día que me regalas,
por el sol que ilumina mi vida y el trinar de los pájaros que me hacen escuchar y sentir tu
presencia, te pido que no permitas que la sonrisa se aparte de mis labios y la alegría de mi
corazón, te pido perdón por todos los pecados que cometí y voy a cometer, pues como tú
bien lo sabes soy humano y puedo equivocarme, te pido perdón por las cosas que hice y no
debía haberlas hecho y las que no hice y debía hacerlas, no permitas que nada ni nadie
pueda apartarme de tu amor y sobre todo te pido que derrames de mi cabeza a mis pies tu
preciosísima sangre y cubras mi cuerpo entero y me protejas de todo mal.
Concédeme en este día caminar rumbo a la Santidad, Señor concédeme el don de la
Santidad, quiero ser Santo, no un santo para ganarme el aplauso ni la admiración de los
hombres, sino para algún día poder contemplar tu rostro glorioso. Señor enséñame el
camino a la santidad y sobre todo ayúdame a recorrerlo.
El tiempo transcurría pero José extasiado con su oración y bajo la ducha no se daba cuenta
de ello. Para el que desea la santidad no existe el tiempo y el espacio nada más que para
alabar y bendecir a Díos.
Se hacia tarde y José no bajaba, no daba señal de vida, será que José se fue a trotar o se
quedó dormido preguntó Margarita un poco preocupada por la hora.
- El es una persona responsable, sabe que tiene responsabilidades que cumplir
y además maneja muy bien los tiempos no te preocupes enseguida vendrá, RESPONDIÓ
PEDRO.
- Está bien, esperemos un rato más, pero si en diez minutos no baja o entra por esa
puerta tenemos que hacer algo.
- Si no viene en diez minutos yo iré a buscarlo a su habitación y si no está
saldré a buscarlo en la calle.
- Que será lo que le está ocurriendo a nuestro hijo, ya me empieza a preocupar
su comportamiento, no es normal.
- No creo que sea nada grave, tal vez habrá encontrado a una mujer y como
todo adolescente se enamora y quiere cambiar el mundo, pero no te preocupes Margarita,
que cuando pierda el encanto todo volverá a la normalidad. Ojalá nunca hubiésemos perdido
el encanto y las fuerzas de los adolescentes, qué distinto sería el mundo si no nos
desenamoramos de la vida, pues es el amor el que mueve al mundo.

8
- Pedro, ya son las 6:50, por qué no vas a ver a José, ya se está haciendo tarde.
- Ya voy mi amor, ya no te preocupes más, todo está bien.
- Estos hombres tan fríos como siempre, no se conmueven ante nada, qué
clase de corazón de hielo les habrá puesto Dios, me parece que cuando los creó estaba
nevando y de la nieve les hizo el corazón.
Cuando Pedro dio el primer PASO EN EL escalón rumbo a la habitación de José este se
bajaba y se encontraron en la escalera, el bajaba muy contento tarareando una canción,
como si nada hubiera ocurrido, como si sus padres no existiesen y no se preocupasen por él.
Los hombres viven en un contexto social muy individualista, ellos y luego el mundo, es por
eso que aparentan ser fríos, pero en realidad es que son desapegados y no complican la
situación, todo les parece lo mismo. Los hombres no son malos ni fríos solo son
desapegados y calculadores, mientras que las mujeres son sentimentales y conflictivas.
Buenos días papá, dijo, y le pidió la bendición, una tradición que ellos heredaron de sus
padres y se la transmitieron a su hijo, le dio un fuerte abrazo y dijo: ¡Qué lindo está el día
verdad! Pedro se extraño por lo que había oído y confundido no dijo ninguna palabra, pero
acompañó a José a sentarse a la mesa a desayunar, donde Margarita impaciente lo esperaba
para darle un beso.
- ¡Hola hijo, qué tal has amanecido!
- Mejor que nunca mamá, muy bien gracias a Dios, pedir más que esto ya es
ser muy ambicioso. La bendición, mamá (CUANDO SIGUE HABLANDO LA MISMA
PERSONA NO HAY QUE ABRIR UNA NUEVA FRASE CON NUEVO GUIÓN
PORQUE CONTINÚA)
- Dios te bendiga mi hijo.
Después de un caluroso abrazo Pedro dijo: es mejor que te sientes a desayunar y nos
cuentes qué tal has pasado la noche, aunque parece evidente que fue buena, porque se hace
tarde y debes ir al colegio y nosotros al trabajo. Pedro siempre tan frío y aguafiestas, ya no
va a cambiar más, decía Margarita en su interior. Toda mujer siempre tiene el deseo que el
hombre cambie y se amolden a ella, pero es ahí donde lo pierde, porque son sus diferencias
las que los enriquecen. Es mejor aceptarlo que obligarle a que cambie.
José comenzó a desayunar tranquilamente y ninguna sola palabra salía de la boca de los
tres, hasta que Margarita traicionada por sus emociones rompió el silencio y dijo: ¡Dinos
hijo a que se debe tanta alegría! Jamás te hemos visto tan eufórico como hoy y ni siquiera te
has bajado a tomar mate con nosotros. Es que ya no te agrada nuestra compañía o estás
enamorado y no te atreves a contarnos, anda, ánimo hijo, somos tus padres y tenemos
derecho a saber qué te sucede y a estar alegres contigo.

9
- Discúlpame mamá, no pude venir a tomar mate con ustedes porque me
quedé dormido, ayer fue un día muy agitado para mí, ustedes saben que son lo más
importante para mí y lo que más me agrada es estar con ustedes, es que últimamente no
sabía lo que me estaba ocurriendo y necesitaba estar solo, perdónenme por abandonarles.
- No te preocupes es un derecho tuyo el querer estar solo, no te aflijas por eso,
nosotros te comprendemos, muchas veces es necesario estar solo, para encontrarse con uno
mismo, es que hoy el mundo ajetreado ya no nos da tiempo para pensar en nosotros y en los
demás, el que no corre vuela.
- Tu madre tiene razón, solo con un encuentro personal con uno mismo y con
Dios en el silencio podemos llegar a ser una persona madura, centrada, equilibrada y de
buenos principios ya que el barullo (embarulla) ENSORDECE O DISTRAE el espíritu y
aleja la paz interior.
José había heredado de su padre sus dotes poéticos, pero él poco se hacía sentir, nada más
declamaba una poesía cada vez que se sentía muy alegre y eufórico o muy triste y raras
veces en acontecimientos relevantes en su vida.
Pedro se sentía muy identificado con José, pues todos sus anhelos de joven los veía
reflejados en él, y más o menos intuía para dónde iba la cosa entonces lleno de emoción y
con un nudo en la garganta dijo: “No sé si me permiten declamarles una poesía que en mi
juventud buscando la soledad la compuse”, no sé si la podré declamar con la
profesionalidad que ustedes se merecen, pero les puedo asegurar que es con mucho amor”
- Claro papá, me encantaría oírla.
- Tú sabes que no tienes que pedir permiso para declamarnos una poesía, que
tanto nos gusta, ya hace bastante tiempo que no nos declamas una.
Pedro prácticamente conquistó a Margarita con sus poesías que esporádicamente las hacía
revivir, cuidando el detalle de no volverlo un hábito, pues los hábitos se hacen costumbres;
y las costumbres se hacen leyes y las leyes no son buenas consejeras del amor, porque el
amor no tiene leyes y rompe todo esquema lógico creado por el hombre. Las cosas buenas
en exceso hacen mal y aburren. Las hermosas palabras repetidas muchas veces y de seguido
pierden sentido.
- Toda poesía siempre tiene una historia detrás, se las voy a contar
brevemente, para que puedan ubicarse en el contexto de la poesía porque un texto fuera de
contexto se convierte en pretexto.
Cuando yo era joven, estaba cansado y agobiado de vivir la vida, en una rutina en la que
buscaba algo nuevo, estaba cansado de este mundo donde los valores cada vez se iban
perdiendo más, donde esta sociedad de consumo no te da oportunidad para estar solo, en un
encuentro personal con uno mismo y buscar un encuentro personal con Dios, entonces mi

10
vida empezó a caer en la rutina y caí en el aburrimiento, vivía alterado, necesitaba esa paz
interior que sólo se puede encontrar en uno mismo y en relación con Díos.
Así que empecé a alejarme de la sociedad, pero no físicamente sino espiritualmente y
comprendí que el silencio no es la ausencia del sonido y que la soledad no es la ausencia de
una compañía, pues yo estaba en compañía de mis amigos, pero me sentía solo. Uno puede
estar solo y sentirse solo estando acompañado y puede estar en silencio en medio de un
ruido infernal, porque el ruido es externo y el silencio interno y no hay ninguna relación
entre ellos.
No te sientas mal hijo porque anhelas la soledad y el silencio, pues ellos son los más
grandes consejeros de la vida y además son oportunidades que Dios nos brinda para
acercarnos a El, pues a causa de este alboroto y el caos en que se convirtió el mundo, cada
día nos cuesta más escuchar su palabra en nuestra vida, cada vez se hace más difícil para el
hombre comprender y escuchar la voz de Dios.
Yo tardé mucho tiempo en aprender a estar en silencio y solo, porque ese estado produce
miedo, porque el encuentro personal con uno mismo y con Dios siempre atemoriza porque
nos vemos realmente como somos y rompemos esa falsa imagen que creamos de nosotros,
a través de los medios masivos de comunicación y las propagandas baratas que lo único que
hacen es que perdamos nuestra identidad.
No tengamos miedo de enfrentar al silencio y a la soledad pues unas vez que los
controlemos serán nuestros mejores aliados y nos ayudarán a madurar y sobre todo a
discernir en los momentos difíciles de la vida. El hombre que sobresale no es el que no se
equivoca, sino aquel que menos errores comete.
La vida tiene controversias como oportunidades y una desición mal tomada puede cambiar
la historia de toda la humanidad. Es mejor perder un minuto de la vida que la vida en un
minuto, solo en el silencio y en compañía de la soledad, puedes llegar a tomar las
decisiones más acertadas en la vida. En momentos de turbulencias no hagas la valija, busca
una respuesta en el silencio y en la soledad donde hallarás menos posibilidades de errar.
Cuando yo hice el servicio militar había una frase que nos enseñaban a aplicarla cuando nos
perdíamos en una navegación ESAON, Estacionarse, Sentarse, Alimentarse, Orientarse y
Navegar. No pienses que está mal que busques la soledad, es signo que vas madurando y no
te dejes arrastrar por la corriente de la ola del consumismo y del capitalismo que tiene como
peor enemigo a las personas que piensan, reflexionan, analizan y critican pues son capaces
de cambiar la mentalidad de todo un pueblo. Cuanto más solo aprendas a estar, más solo te
quedarás, pero muy bien acompañado estarás.
- Dinos el poema que se hace tarde, dijo Margarita
- Espero que les guste, se titula El Silencio.

11
12
EL SILENCIO
El silencio va más allá
Que la simple ausencia del sonido
En silencio puedes estar
En medio de un ruido infernal
Así como la quietud
Es parte del movimiento
Así como la muerte
Es parte de la vida
Así el ruido
Es parte del silencio

En silencio debes buscar


La armonía interior encontrar
En el siempre hallarás
Una verdadera paz
Y muchas cosas comprenderás
El siempre está de tu lado
Y en lo profundo de tu conciencia
Esperando ser escuchado

Cuando andes por el mundo


Caminando sin rumbo
Haz un silencio profundo
Y solo decídete a escuchar
Sin palabras que pronunciar
Pues en el encontrarás
Un nuevo camino
Por el cual muy seguro caminar
Que lentamente te conducirá

13
Con mucha satisfacción
A la realización

El barullo (embarulla) CAMBIAR SE REPITE CON EL VERBO, PUEDE SER ATURDE


el espíritu
Mas el silencio lo purifica
Los grandes hombres lo demostraron
Que más sabio no es aquel
Que mil palabras pronuncie
Para un ideal impartir
Sino el que sabe discernir
En qué momento compartir
Todo aquello que dentro de sí
Nunca deja de fluir

La soledad no es sinónimo de silencio


El silencio no es antónimo de ruido
Tanto la soledad como el ruido
Del silencio están excluidos
La soledad es mala consejera
El ruido traicionero
Mas el silencio nunca traiciona
Y es un buen consejero
En el debes confiar
Como un buen compañero
Que nunca te decepcionará

- Es preciosa papá, no te preocupes, ya he encontrado lo que estoy buscando,


quiero ser santo.
A Margarita se le erizó la piel al escuchar a José decir eso, su instinto de
madre la llevó a percatarse de que era en estos momentos cuando más lo necesitaría, José

14
no se imaginaba lo que estaba diciendo, mientras que a ella a igual que a la Virgen María
una espada de doble filo le atravesó el corazón.
- Tú sabes lo que estás diciendo preguntó sobresaltada.
- Claro que sí mamá, quiero ser santo.
- El primer paso a la santidad es el deseo y el segundo y el más difícil, dar el primer
paso y caminar rumbo a ella.
- Antes que nada quiero hacerte una pregunta, dijo Pedro en medio de la conversación
¿Tú crees que Dios existe, por qué crees que existe?
- Muy fácil papá, porque escucho a los pájaros cantar.
Margarita quedó sorprendida con la respuesta de José a la existencia de Dios tan sencilla
pero muy significativa, un silencio se adueñó del lugar, Margarita estupefacta y temerosa
no sabía qué decir, Pedro confiado y reflejado en José, se mantenía al margen de todo
comentario, pues podía intuir en los ojos de su hijo la seguridad y la confianza en su
expresión, esperando alguna respuesta y un apoyo de parte de ellos, quienes tenían todas las
esperanzas y expectativas puestas EN EL.
Los largos e interminables minutos de silencio fueron interrumpidos por la voz de
Margarita, traicionada por sus emociones, pues no sabía si ponerse contenta o triste por la
decisión de su hijo, YA QUE por un lado le traía paz y alegría al corazón, pero por otro le
producía un dolor y un temor tremendos que no podía entender.
Los caminos de Dios no son los caminos de los hombres, los ojos y pensamientos de Díos
no son los ojos ni pensamientos de los hombres. Los caminos de Dios carecen de lógica
para la razón humana, pero Dios tiene sus planes y no hay quien pueda escaparse de ellos
por más que lo intente, porque tarde o temprano cederá. No hay hombre que no pueda ser
seducido por el amor de Dios y que lo rechace.
- Como ya se hace tarde te contaré un cuento para que reflexiones y luego con
más tiempo hablaremos sobre tu deseo, dijo Margarita. José había aprendido a contar
cuentos de su madre y a escribir y declamar poesías de su padre.
Un joven deseaba ser santo y todos los días le pedía a Díos que le concediera esa
posibilidad, que le muestre el camino para llegar a la santidad. Un día se le apareció un
ángel y le dio una cruz y le mostró el camino, le indicó por dónde seguir, este joven tomó

15
su cruz y empezó a caminar, apenas dio los primeros pasos y se le apareció el diablo con un
hacha y le dijo: “Díos me dijo que te entregue esta hacha, la vas a necesitar por el camino”.
Cargando con su cruz el joven se cansó y al ver su hacha dijo: “Tal vez Dios quería aliviar
mi cruz” y la cortó y la hizo más pequeña, después de un largo trecho recorrido volvió a
cortarla y así lo hizo varias veces durante el camino hasta que solo quedó una pequeña cruz
y la colgó en su pecho.
Después de mucho caminar, al final del camino, divisó una hermosa mansión y dijo, por fin
llegué, cuando llegó cansado tocó el timbre y le atendió Jesús desde su ventana, y le dijo:
“Súbete que te estoy esperando, pero el joven le dijo ábreme la puerta para que suba, y
Jesús le respondió, acá no hay puerta, utiliza la cruz que te di, para que la utilices como
escalera”. Los cristianos no son tontos, no dan todo por nada, sino algo por todo.
Ahora debes irte al colegio que se hace tarde y nosotros debemos ir al trabajo, reflexiona
sobre lo que has oído y luego hablaremos, no te olvides que te amo mucho y cuenta
conmigo para lo que fuere - Y también conmigo, dijo Pedro.

16
GANAS LOCAS DE AMAR
PARTE VI
José se quedó meditando sobre las palabras de Margarita, en la clase estaba como
ausente, físicamente ocupaba un lugar, pero su mente ya hacía rato que estaba divagando,
disociado de la realidad buscando una respuesta a las miles de interrogantes que a minutos
se le cruzaban por la cabeza.
Las horas de clase se hacían interminables, no veía la hora que sonase el timbre para que
todo termine y poder descansar, estaba agotado a pesar de no hacer ningún ejercicio físico;
pensar, reflexionar y buscarle un sentido a la existencia y direccionar la vida hacia un buen
fin cansa mucho más que cualquier actividad física que se realice.
Cuando queremos hacer nuestra voluntad y no dejamos a Dios actuar es cuando nos
cansamos, cuando nos hacemos una falsa imagen de la santidad y del Cristianismo,
totalmente, pues siempre tratamos de acomodarnos y usamos la famosa frase “soy cristiano
a mi manera”, pero con Dios se es o no se es. Lo que más nos cansa es hacer nuestra
voluntad, al entrar en la voluntad de Dios descansamos.
Por fin sonó el bendito y tan aclamado timbre y las clases terminaron, José nunca había
tenido una clase tan agotadora. Me merezco una gaseosa bien fría dijo al salir de la clase y
se dirigió a la cantina, se sentó en una mesa y disfrutaba de una rica Coca Cola, que no solo
calmaba la sed sino la ansiedad producida por el deseo de santidad que ardía en su corazón
y no lo dejaba en paz, sino que cada vez lo atormentaba más.
Parecía que esa Coca Cola, apagaba esa sed y esa ansiedad y lentamente lo hacía volver a la
realidad, miró su reloj y vio que se hacía tarde y tenía que ir a almorzar con sus padres, ya
que había un asunto pendiente con su madre, debía entender la moraleja del cuento, porque
cuanto más lo analizaba no se reflejaba ni se identificaba con él y eso le preocupaba, ¿qué
me habrá querido decir mamá?, se decía a cada rato, está bien, iré a la farmacia y compraré
unos analgésicos porque esta ansiedad ya me está dando dolor de cabeza, luego iré a hablar
con mamá, pero no se imaginaba que en esa farmacia se escribiría una nueva historia en su
vida. Hay muchas formas de consolarse, a algunos les consuelan los testimonios, a otros los
hechos y a otros solamente les consuela el encuentro personal con Dios.
Dios pone los hechos y acontecimientos históricos, presentes en nuestras vidas, para que a
través de ellos encontremos consolación. El que puede ver su historia como una pedagogía

17
de Dios no está lejos de la santidad, pero el que la rechaza y no la acepta siempre estará
confundido navegando en altamar sin rumbo y sin timón. Muchas veces hay que poner una
resistencia para no ser arrastrado por la ley de inercia, que nos quiere separar del amor de
Dios.
- Buen día señor, ¿le puedo servir en algo? - fueron las palabras de una bellísima dama que
atendía, José hipnotizado por su belleza, no hizo caso a la pregunta, cuando de pronto una
nueva voz mucho más dulce y suave que la anterior decía: “Disculpe señor, puedo
ayudarlo, puedo servirle en algo”.
- Sí, claro que sí señorita, disculpe es que este dolor de cabeza me tiene atontado,
tiene un analgésico.
- Ya enseguida se lo traigo.
Era una joven de aproximadamente 19 años, tenia ojos verdes, una piel canela que hacia
juego con ellos y un pelo encrespado que le bajaba por debajo de la nuca y tenía una voz
angelical, que parecía que estaba en el cielo. Ya no necesito ser santo para ver a los ángeles
pensaba mientras observaba a la preciosa mujer que se encontraba en frente.
Extrañamente su corazón empezaba a latir más rápido, pero como todo buen caballero no
podía desaprovechar la oportunidad de dirigirle unas palabras a la bella dama, pero la
emoción lo traicionaba, hasta que tomó conciencia y se dio cuenta que ya no era una
criatura y debía comportarse como un hombre. Ante la presencia del amor todo es distinto,
no existe teoría alguna que pueda ser aplicada ante tal situación, pues todas quedan cortas y
muy al margen de la realidad. El amor es fuerte e inexplicable como la muerte.
Pronto tomó coraje y para cuando se acercó de vuelta la bella mujer, ya tenía la situación
bajo control, es que también ella se sentía atada por el amor aunque parezca ingenuo y
tonto, pero no lo es, YA QUE nos hace actuar de una forma inesperada.
- Aquí tienes joven.
- Discúlpame, sería mucha molestia pedirte un vaso de agua para tomarlo.
- No, de ninguna manera, ya te lo traigo.
- Aquí tienes, espero que te calme el dolor de cabeza, no lo deseo ni a mi peor
enemigo, es insoportable.
- Dicen que el 90% de los dolores de cabeza son sicológicos.
- A lo mejor, pero de todas maneras duele y molesta.

18
José bebió el agua, mientras se imaginaba como hacer para tardar un poco más en la
farmacia en compañía de una hermosa dama a quien ni conocía, pero su compañía le hacía
sentir bien. El amor es un mar de contradicciones. Solo conociendo el amor uno puede
liberarse por completo, él no conoce de límites.
En carácter de broma, pues a los dos les gustaba hablar, José observó la vidriera y vio unos
preservativos y rápidamente empezó a leer las cajas, fue entonces que como por arte de
magia la empatía se dio y el diálogo empezaría.
En la primera caja decía: sensación y aprovechó para preguntar ¿Qué hace esto?
- Produce mayor sensación - dijo ella.
- Siguió leyendo excitante y volvió a preguntar.
- Su nombre ya lo dice todo, excitante, pues tiene pequeñas estrías, que hacen más
excitante el acto sexual.
- ¿Y este?, dijo señalando por el que decía natural.
- Este es como si fuera normal.
Pero había uno que le llamaba la atención, retardante decía en la caja y esto como
funcionaría preguntó, esto es todo psicológico, ninguno de estos funciona, todos son una
porquería, nada más que una mercancía más del mundo de consumismo, donde utilizan el
hedonismo para vender sus productos. Miriam lo miró y le dijo: “pero te protege”.
- La mejor protección es la fidelidad y no la promiscuidad, esto solo incentiva a la
promiscuidad.
- Si, pero eso ya no existe hoy en día.
Entonces José como era experto en el juego de lenguaje dijo ¿vos sos fiel? Sí, respondió
ella sobresaltada, pues le metía el dedo en la llaga.
- Entonces existe la fidelidad.
- Pero mi novio no lo es.
- ¿Vos sabes que el es infiel?- Sí - respondió ella
- Entonces porque no lo dejas
- El amor - respondió defensivamente ella.
Miriam empezó a reflexionar sobre lo que le decía, es que nunca se puso a pensar sobre su
vida y lo que hacía con ella y como la vivía. Todo joven tiene dentro una conciencia moral
y una ética que está dormida y solo necesita de alguien quien la despierte para que salga a

19
flote. La sociedad de consumo es una estructura tan bien creada que no da espacio para que
los jóvenes puedan pensar y reflexionar, porque saben que si ellos se proponen algo lo
llevarán a feliz término, entonces con las falsas necesidades, el hedonismo y con los medios
de comunicación los tienen bien controlados.
José miró el porta-nombre de Miriam y dijo, Miriam no te dejes engañar, cómo una dama
bonita como tú se va a dejar manipular, debes darte tu lugar, como persona que eres tienes
una dignidad que respetar, eres bonita y parece que tienes buenos principios y te mereces
alguien que te respete como persona y como mujer.
Miriam quiso llorar al escucharle hablar así, pues tenia toda la razón y se estaba
despertando del sueño en que estaba viviendo, pero no te preocupes que aún estas a tiempo
de cambiar dijo José y agregó, hay tres tipos de personas con quienes generalmente nos
relacionamos, por casualidad, por necesidad y por obligación; las personas necesarias, son
aquellas personas con quienes nos relacionamos por necesidad, pero muchas veces eso
produce dependencia y están las personas obligatorias, aquellas con quienes nos
relacionamos por obligación y las personas con quienes nos relacionamos por casualidad,
son personas con quienes nos cruzamos casualmente y nos dicen todo lo que necesitamos
oír y nos interpelan.
Debes preguntarte si tu relación con tu novio es por casualidad, por necesidad o por
obligación, los tres tipos de relacionamiento están mal, porque la relación humana no puede
ser casual, por necesidad u obligatoria, sino debe ser por amor. Recuerda, tienes una
dignidad que debe ser respetada, eres una creación divina de Dios y debes ser respetada
como tal.
Miriam se quedó encantada con José, quien la conquistó. El mundo de hoy está hecho para
las personas que tienen la capacidad de conquistar a los demás, solo así se puede introducir
algún cambio, no imponiendo sino conquistando.
El la miraba y las palabras ya se agotaron y mucho moralismo podría hacerle mal. Lo
bueno en exceso hace mal. El quería su número de teléfono pero no sabía como pedírselo,
bueno en realidad sí sabía, pero temía que le dijera que no, pues se estaba creando muchas
expectativas en cuanto a ella y pensaba como pedírselo sin posibilidad a que se lo negase,
entonces dijo: ¿te puedo pedir un favor?.
- Si está a mi alcance.

20
- Sí está, por eso te lo pido.
- Yo te voy a dar algo, pero tú me vas a dar algo a cambio, lo único que tengo y que
realmente es mío es lo mejor que tengo, yo tengo complejo de poeta y mi poesía es lo único
que tengo, después nada tengo, si tú me das tu número de teléfono yo te declamo una
poesía.
- Mi número es 947-586 - dijo Miriam sin dudar, pues aunque el no se lo hubiese
pedido ella ya tenía pensado dárselo.
- La poesía se titula “Para expresar el amor” y espero que te agrade, es para ti.

PARA EXPRESAR EL AMOR


Para expresar el amor
Se utilizan tres símbolos
La flor, el chocolate y el corazón
La flor refleja la hermosura
El chocolate la dulzura
Y el corazón la ternura

No necesito tantos símbolos


Para saber lo que es el amor
A la única a quien necesito
Es simplemente a vos
Pues en toda tu estructura
El amor se hace figura

Es para ti, desde que entré aquí me sentí inspirado y dije: una mujer tan bella no puede
dejar de ser admirada, la compuse para ti mientras traías el agua y la pastilla, espero que te
haya gustado.
- Es preciosa, como la compusiste tan rápido.
- Es que las cosas bellas son poesías andantes en potencia solo hay que sacarlas a
relucir, yo no la compuse, Dios lo hizo, yo solo dije lo que veía.

21
Miriam quedó encantada con él, pero todo llegaría a su fin y la burbuja en que estaban
viviendo los últimos momentos se rompería y todo volvería a la normalidad. El hombre es
esclavo del tiempo pero el amor prescinde de él y no lo conoce.
Nos volveremos a ver verdad preguntó Miriam, claro, si tú quieres respondió José y agregó
no te crees tantas expectativas sobre mí, yo no soy lo que tú piensas, yo te llamo para
volver a hablar o vuelvo aquí a visitarte y recuerda que el amor es tan fuerte como la
muerte, pero si no se cuida desaparece.
José se retiró, pero las expectativas de Miriam hacia él ya estaban creadas, él tenia grabado
en su mente su bello rostro, su carita angelical, sus ojos verdes y su precioso pelo
encrespado que le daban el toque mágico a tan hermosa creación, mientras caminaba y no
se quitaba de la mente se decía, qué bueno es conmigo Dios, será que yo merezco tanto,
pero una interrogante más compleja surgió al preguntarse, creo que estoy enamorado, pero
como si ni siquiera la conozco. ¿Será que existe el amor a primera vista?, su cabeza
empezaba a funcionar a mil por hora y no paraba ni un instante, creo que me voy a volver
loco dijo, es mejor que me tranquilice un poco y me ponga a reflexionar o si no voy a
enloquecer, pero realmente es preciosa dijo para consolarse.
Enloquecido trataba de calmarse, pero no sabía cómo, cada vez los cuestionamientos e
interrogantes sin respuestas eran más. Solo el que conoció el amor conoce sus
contradicciones. Siguió caminando con destino a su casa, cuando miró su reloj y dijo: “aún
es temprano, me queda un poco de tiempo para irme al arroyo a buscar una respuesta,
cuando llegó a su lugar de reflexión subió al árbol, al que siempre subía y desde ahí
empezaba a contemplar la naturaleza y se decía ¿Cómo es que puedo enamorarme de una
chica que ni siquiera conozco? ¿Tal vez sea una simple atracción?
La calma volvió a su corazón, pues las palabras bien usadas y direccionadas generalmente
funcionan como una panacea, produce el mismo efecto que cualquier ansiolítico que se
puede consumir, pero su reflexión no culminaba ahí, sino que era apenas el principio. Solo
ante la aparición del amor y ante su presencia nos cuestionamos sobre su existencia.
Aún estaba en el árbol y el ruido del agua que pasaba entre las piedras lo relajaban, cuando
se hizo la pregunta que cambiaría el horizonte hermenéutico de su vida con relación al
amor ¿Qué sé yo del amor, existe en realidad o es una simple invención del lenguaje? ¿Soy
yo capaz de amar? ¿Qué es en realidad el amor?

22
Todas esas preguntas, unas tras otras le hacían pensar muchísimo y buscaba una respuesta
para cada una de ellas. Las preguntas sobre el amor nunca tienen respuesta. Todas las
palabras que se puedan decir sobre el amor, son apenas una aproximación de lo que uno
quiere transmitir, a la hora de la verdad las palabras se quedan cortas y desconectadas.
Mientras no conozcamos el amor podremos definirlo y hablar de él, pero una vez que lo
conozcamos no lo podemos explicar.
José trató de relajarse, cerró los ojos y solo escuchaba el ruido del agua que corría, los
árboles que agitaban sus ojos gracias al viento que soplaba fuertemente y lo hacía sentir
como si estuviese volando entre las nubes, estaba tan concentrado que perdió la noción del
tiempo y el espacio, de pronto ya no oía nada, hubo un silencio aterrador y de pronto vio
tres cruces en un monte, eran tres hombre crucificados, pero el del medio estaba
ensangrentado como si le hubiesen pegado hasta hartarse, cuando de pronto escucho decir
“Padre perdónales porque no saben lo que hacen”. Era Jesús crucificado en el monte de la
calavera.
Al instante sobresaltado se despertó y dijo: “Dios mío, eso sí que es amar”, esas palabras de
Jesús bastaron para que todos los que le crucificaron, desde el primer judío hasta el último
soldado romano que le clavó en la cruz se salvasen. Ahora comprendo lo que es el amor, el
verdadero amor es dar la vida por hermanos, dijo nuevamente y miró su reloj, porque ya no
quería preocupar más a sus padres, así que decidió almorzar con ellos, pero en realidad lo
que le preocupaba no era llegar tarde por preocuparles a sus padres, sino esperaba entablar
una conversación seria con su madre acerca del cuento de la cruz que aún le cuestionaba y
quería saber que le habría dicho su madre al respecto.
Aún me quedan cinco minutos dijo, sacó una hoja y un bolígrafo, pues el acostumbraba a
escribir poesías al igual que su padre en los momentos alegres o tristes, o cuando
encontraba un tema interesante, y qué tema más interesante que el amor para escribir. Un
tema se agota cuando se habla o escribe mucho sobre él, pero el amor es un tema inacabado
y que nunca acabará en la humanidad, aunque tantas cosas ya se han dicho sobre él,
siempre queda algo por escribir o decir.
Un nuevo deseo había surgido en su vida sin que el se percate de ello, Dios nos regala
muchos dones y muchas veces no nos damos cuenta, tenemos el tesoro en frente y no
sabemos reconocerlo.

23
Antes de empezar su poesía, mientras pensaba en sus versos se puso a decir una oración:
“te doy gracias Señor por todo lo que me regalas, te doy gracias por lo que me das y lo que
me quitas, por lo que tengo y por lo que soy, no permitas que nadie me aparte de ti y no
apartes tu mano de mi cabeza, aunque sienta el cansancio, aunque el triunfo me abandone,
aunque el error me lastime, aunque una traición me hiera, aunque una ilusión se apague,
aunque el dolor queme mis ojos, aunque ignoren mis esfuerzos, aunque la incomprensión
corte mi risa, aunque todo parezca nada, no me dejes sin la oportunidad de aprender a amar,
enséñame a amarte Señor. Luego hizo unos minutos de silencio y se puso a escribir:

EL AMOR
Muchas veces confundimos
Al amor con el querer
Y como sinónimos los consideramos
Pero no son más que simples antónimos
Que los malinterpretamos
Pues el querer lo exige todo
Y nos va poniendo condiciones
Mas el amor lo entrega todo
Y sin limitaciones

De mil maneras del amor


Cosas bellas se dirán
Lo importante no debe ser
Solamente embellecer
Con palabras hermosas que pronunciar
Sino empezar a practicar
Y con la vida testificar
Y de ella rescatar
Todo aquello que en su seno
Ella nos quiere entregar
Y hasta la propia vida ofrecer

24
Para hacerlo florecer

El rebosa de comparaciones
Como puras ilusiones
Pero en realidad lo que importa
Son sus buenas intensiones
Que lentamente se transforman
En tiernas y dulces realizaciones
Que a todos los corazones
Los llena de satisfacciones
Y todos aquellos hombres
Que vieran sus acciones
Transformaran sus corazones

El amor es
Como una nota musical
Se utiliza para una marcha fúnebre
Como para una marcha triunfal
El amor es
Como una vela
Que se consume a sí misma
Para poder brillar
El amor es
Como una semilla
Que renuncia a su ser
Para a la vida ver nacer
El amor es
Lo más bello que hizo Dios
Dentro de su gran creación
Que nos regala sin condición

25
Apenas terminó de escribir miró su reloj y salto del árbol y dijo tengo unos minutos para
llegar y corrió hasta su casa con todas las fuerzas de sus piernas.

26
27