Sei sulla pagina 1di 2

Misa dia del Padre

ENTRADA:

Querida Comunidad, con inmensa alegría, celebramos la santa misa de nuestro Padre Dios que nos reúne porque somos su
familia, hijos e hijas de Dios, “NO SOMOS MAS QUE UNO EN CRISTO JESUS”, es la unidad que también deseamos en cada una
de nuestras familias al festejar este Día del Padre. Nos ponemos de Pie para recibir al Padre____________ quien Presidirá
esta Celebración - lo hacemos cantando.

ACTO PENITENCIAL:

Porque muchas veces no hemos obrado como buenos Padres. Señor ten piedad.

Porque al seguir tus pasos no siempre lo hacemos con la humildad de tu entrega hasta la muerte en cruz. Cristo, ten piedad.

Porque el alimento de la oración, la meditación, la penitencia, las obras de caridad no son siempre nuestra fortaleza. Señor,
ten piedad.

LITURGIA DE LA PALABRA:

1ra Lectura: Zac 12,10-11;13,1

En La primera lectura nos relata la profecía de la entrega del Mesías, la cual nos invita a meditar el sufrimiento, pasión y
muerte de nuestro Señor.

Salmo 62,2-6.8-9

El salmista, reconoce la grandeza del Señor y nos enseña el deseo de amarlo, servirlo y alabarlo fervientemente. Al salmo
respondemos: Mi alma tiene sed de ti, Señor, Dios mío.

2 da Lectura: Ga 3,26-29

La segunda lectura nos recuerda que a partir de nuestro bautismo formamos parte en la vida de Cristo, somos hijos de Dios
y herederos de la promesa, San Pablo insiste en nuestra transformación en Él.

Evangelio Lc 9,18-24

La pregunta de Jesús a los discípulos es: “¿Quién dice la gente que soy Yo?”

Esta misma pregunta es también para nosotros. Jesús insiste: “Pero ustedes ¿quién dicen que soy Yoo??”. Nos ponemos
de Pie para escuchar el Santo Evangelio.

ORACION DE LOS FIELES

A cada oración respondemos: "PADRE, ESCUCHA NUESTRA ORACIÓN"

Por la Santa Iglesia y el Papa Francisco, para que en ella reconozcamos una iglesia con vida, con perdón, una iglesia orante y
que está viva y luchando por hacer el bien a todos, oremos…

Por nuestro Obispo, y sacerdotes para que el Espíritu de tu Hijo los ilumine y los fortalezca en su misión de guiarnos en la
construcción de una Iglesia verdaderamente solidaria y comprometida con las necesidades de los más carenciados, oremos...

Por todos los padres, para que siendo fieles a tu gracia, los ilumines, bendigas y sostengas en su difícil misión, y por los
padres que ya no están con nosotros, para que se encuentren ya gozando de la verdadera vida, en tu presencia, oremos…

Por los que sirven en la humildad y silencio a la Patria, como lo recordamos en el día de la muerte del creador de la Bandera
Nacional. Oremos…

Por todos los que formamos esta comunidad, para que seamos ejemplos en nuestra forma de ser y de vivir, para que los
demás puedan descubrir quién es verdaderamente Jesús. Oremos...
PRESENTACION DE LAS OFRENDAS

Tanto nos amas, Señor, que nos das el Sacramento de la Eucaristía como alimento de vida eterna. Que ahora, junto al pan y
el vino que se convertirán en tu Cuerpo y Sangre, nos presentemos también nosotros como ofrenda viva para que tú nos
transformes a tu imagen y semejanza, para que además asumamos el compromiso
de seguir a Jesús, cargando nuestra cruz cada día.

COMUNION

El participar de esta comida eucarística: el Cuerpo y la Sangre de Jesús, es participar también de su vida y aceptar el
compromiso de seguirlo, cada día más, en su camino

Nos acercamos a comulgar.

DESPEDIDA Y BENDICIÓN FINAL:

La profesión de fe en Cristo invita al seguimiento de Cristo. Ahora todo es igual que al inicio: Jesús no busca personas que lo
aclamen; quiere personas que lo sigan, y es así que las palabras que hoy Él nos ha dicho: "El que quiera venir detrás de mí,
que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz cada día y me siga", no las hemos escuchado para olvidarlas o para
recordarlas como una frase linda del Señor, son para ponerlas en práctica en nuestra vida diaria.

Vayamos a anunciar las misericordias de Nuestro Padre a todos nuestros hermanos.