Sei sulla pagina 1di 8

I.

PASOS DEL PROCESO


 Importancia de cada uno de los pasos
1. Ambientación:
a. Quién soy yo
b. Vivencia del momento actual
c. Plan de Salvación
d. Iglesia
e. Parroquia
f. Palabra de Dios
g. ¿Ya lo tienes tú?
2. Semillero:
a. Jn. 1,1-14: Dios en Jesús se ofrece
b. Jn. 1,35,42: Somos invitados a seguir a Jesús
c. Jn. 2,1-11: Jesús suple nuestras necesidades por medio de María
d. Jn. 3: Jesús nos invita a nacer de nuevo y pide que creamos en Él
e. Jn. 4: Jesús ofrece agua viva que calma la sed del alma y exige cambio, conversión
3. Retiro Kerigmático:
a. Renovar el Bautismo (Vida nueva)
b. Renovar la Confirmación (Vida en el Espíritu)
4. Permanecer y Perseverar:
a. Permanecer en Jesús (Jn. 15) y llenos del Espíritu Santo (Rm. 8). Oración, Palabra y
Cruz para ser de verdad discípulos y apóstoles
b. Perseverar en los medios de crecimiento
c. Edificación y solidaridad
5. Retiro Eucarístico:
a. Redescubrir y revitalizar el Sacramento de la Eucaristía
b. Tenerla como el centro de mi vida
c. Culmen de la iniciación Cristiana
d. Fuente: mi alimento para continuar mi propia evangelización y llevarla a los demás
6. Lanzamiento a Comunidad
a. Vida en Comunidad
b. Estudio semanal y vivencia de las Catequesis
7. Ministerios y apostolado
a. Como proyección de la mi propia Evangelización y crecimiento integral.

QUE ES COMUNIDAD

 Jesús, el Coordinador, y su Pequeña Comunidad

El modelo de toda comunidad cristiana de nuestros días es la que el mismo Jesús instauró con sus
primeros miembros, sus amigos: los Apóstoles. Tomemos el ejemplo de lo que constataron ellos
mismos en las diferentes versiones del Evangelio.

Qué hace Jesús con sus amigos:


1. Los llama (Lc. 6,12-16; Mc. 3,13-19)
2. Los forma (Mt. 23,1-12; Mc. 9,35-37)
3. Los corrige (Mt. 16,21-25; Lc. 22,24-27)
4. Los instruye y los envía (Mt. 10,5-16; Lc. 10,1-16)
5. Revisa con ellos (Mc. 6,30; Lc. 10,17-20)
6. Comparte con ellos (Mc. 6,31-32.35-44)
7. Delega funciones (Mt. 14,19; Mt. 28,19)
8. Es estricto (Lc. 11,23; Mt. 16,24-26)
9. Les confía secretos (Mt. 17,1-9)
10. Expresa su amor hacia ellos (Jn. 13,1-5.12-15)
 La Comunidad en el Proceso
Definición: Agrupación estable, orgánica y fraternal de personas evangelizadas: centradas en
Cristo y llenas del Espíritu Santo, que se sienten responsables unas de otras edificándose
mutuamente y compartiendo lo que son y lo que tienen en la medida de su crecimiento
cristiano y de su integración comunitaria; y ser así testigos de Jesús resucitado, individual y
comunitariamente, para la edificación total del cuerpo de Cristo y salvación del mundo.
a. Estable:
 Es por naturaleza estable y para siempre, ya que su origen es Dios
 Por el sentimiento de pertenencia y cohesión, tener en cuenta que “es mi
comunidad”
 Fidelidad a la Comunidad en las buenas y en las malas, en la prosperidad y en la
adversidad
 Por la asistencia y la participación activa en los encuentros semanales
b. Orgánica:
 No son reuniones ocasionales o esporádicas, sino piedras vivas (1P. 2,5)
 Cuerpo bien articulado con funciones diferentes pero complementarias (1Cor. 12-
15)
c. Fraternal:
 Los une un principio profundo: DIOS
 Por la interrelación y comunicación que progresivamente debe ser más profunda
 Unidad en la diversidad
d. De Personas:
 No son sólo individuos, sino personas reconocidas y aceptadas en la totalidad de su
ser (como lo hace Dios con cada uno de nosotros)
 Son importantes e insustituibles (nadie en los encuentros puede remplazar a quien
falte)
e. Centradas en Cristo:
 Personas realmente convertidas a Jesús como Señor
 El interés es el encuentro personal y fe viva en Jesús
 Se reúnen para escuchar la Palabra, orar y celebrar juntos los Sacramentos
f. Llenos del Espíritu Santo:
 Creyentes que han recibido y renovado el don de Dios (2Tim. 1,6)
 Abiertos y disponibles a la acción y manifestación genuina del Espíritu
 Siguiendo la orientación de los Pastores, puestos por el mismo Espíritu, para
apacentar como guardianes a la Iglesia de Dios (Hch. 20,28)
g. Se sienten responsables unos de otros:
 Preocupación mutua de manera integral, que va más allá de los encuentros
semanales
 Crecen juntos, sufren juntos, se alegran juntos
h. Edificándose mutuamente:
 Se ayudan a crecer en todos los aspectos de la vida
 Corrección fraterna
 Búsqueda de la voluntad de DIOS
i. Compartiendo lo que son y lo que tienen:
 Ponen y se ponen al servicio de los demás con sus talentos, carismas, conocimientos
y experiencia
 Fruto a largo plazo: comunicación cristiana de bienes
PARA SER TESTIGOS DE JESUS RESUCITADO, INDIVIDUAL Y
COMUNITARIAMENTE PARA LA EDIFICACIÓN TOTAL DE CUERPO DE CRISTO Y
SALVACIÓN DEL MUNDO

III. ELEMENTOS DEL ENCUENTRO SEMANAL

1. SALUDO Y ACOGIDA

 Lógicamente para que este elemento sea vivido por todos, se exige la puntualidad.

2. ORACIÓN DE ALABANZA

 Características:
- Llena de fe
- Sencilla: sin palabrerías u ostentación
- Sin hipocresía
- Espontánea
- Salida del corazón

3. CATEQUESIS Y ESTUDIO DE LA PALABRA

 Para lograr el objetivo de la catequesis, la misma debe ser expuesta – regularmente por el
coordinador de la comunidad – con:
- Idoneidad
- Responsabilidad, no dando cabida a la improvisación
- Profundidad, sin que sea exhaustiva
- Dinamismo
- Centrada en el tema
- Utilizando diversos mecanismos pedagógicos
- Sencilla

4.1 EDIFICACIÓN ESPIRITUAL


 Es importante tener en cuenta el ambiente y la manera en que se hace:
 La edificación debe hacerse en el Señor y hacia el Señor
 El propósito no debe ser destructivo, sino constructivo
 Quien haga la edificación debe mirar tanto el bien personal, como el bien comunitario
 Quien sea partícipe de la edificación debe saber escuchar, interesarse por lo que le sucede
a su hermano
 La Edificación debe vivirse en el marco de los elementos que la componen:

 TESTIMONIO
 REVISION DE VIDA
 CORRECION FRATERNA
 BUSQUEDA DE LA VOLUNTAD DE DIOS
 Los cuatro elementos pueden vivirse independientemente en cada encuentro semanal. Ej: en
un encuentro se toma la revisión de vida, en otro el testimonio, etc, sin que esto sea un regla
estricta.

4.2 SOLIDADRIDAD SOCIAL


Para ejercer la S.S. hay que tener en cuenta:
- Tener noción sobre Doctrina Social de la Iglesia
- Distinguir cuando le compete el trabajo a:
 La persona
 La pequeña comunidad
 Ministerio de acción social
 Parroquia
 Al gobierno
- Distinguir entre acciones:
 Inmediatas
 A mediano plazo
 A largo plazo
- Distinguir entre pobres:
 Con verdaderas necesidades básicas
 Sumergidos en el abandono y vida desordenada
 Con necesidades pero rodeados de lo superfluo
- Dar respuestas claras y definitivas a determinadas situaciones
- No se entiende la Solidaridad sin Evangelización
- Hay que evitar el paternalismo
 Para vivir este elemento sigamos el orden propio que nos ofrece:

 ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN
- Ver:
- Juzgar:
- Actuar:

 COMUNIÓN Y PARTICIPACIÓN

 ENTREGA Y SERVICIO
5. ORACIÓN UNOS POR OTROS

 Al hacer esta oración tengamos en cuenta:


- No limitar nuestra oración a las necesidades de los de la comunidad.
- No ser tan materialistas en lo que pedimos
- No acaparemos todas las intenciones por las que se puedan pedir
- Evitemos las repeticiones en las súplicas hechas.
- Preparémosla
- No la tengamos como un relleno o un esfuerzo que toco hacer al terminar el
encuentro.

BIBLIA Y EUCARISTIA
Juan 6,48-58
“¿Cómo puede éste darnos a comer su propia carne?”
Jesús dice Jesús hace
Yo soy el pan vivo bajado del cielo Tomó pan… diciendo: “tomen, esto es
(Jn. 6,51) mi cuerpo” (Mt. 26,26)
El que come de este pan vivirá (Jn. “… Coman, esto es mi cuerpo”
6,51) (Mt. 26,26)
Si no… bebéis su sangre, no tendréis Tomó una copa… diciendo: “beban…
vida esto es mi sangre…”
(Jn. 6,53) (Mt. 26,27-28)
El que come mi carne y bebe mi Beberé de este cáliz con ustedes en el
sangre, tiene vida eterna Reino
(Jn. 6,54) (Mt, 26,29)
Tres grandes conclusiones que se convierten en precepto:
“mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida”
(Jn. 6,55)
“Tomen y coman… tomen y beban”
(Mt. 26,26-28)
“Hagan esto en memoria mía”
(Lc. 22,19; 1Cor. 11,23-27)

 La Tradición Apostólica, siendo fiel a éste mandato del Señor, continuó celebrando éste
Misterio de fe (Hch. 2,42). La Cena del Señor, o Fracción del Pan, en dicho tiempo no era
– litúrgicamente – celebrada con la riqueza de signos y contenidos, como es vivida hoy.
Fue proceso de toda una evolución tanto teológica como litúrgica.
 Uno de los testigos más claros de esta era, respecto a la celebración de la Cena del Señor es
Pablo, quien queriendo salvaguardar las enseñanzas del Maestro, hace un fuerte reclamo a
la comunidad de Corinto sobre el cómo ellos celebraban la Cena, al mismo tiempo que
brinda algunas orientaciones necesarias para que no se sigan cometiendo más
irregularidades y abusos alrededor del precepto divino (1Cor. 11,17-28)
 Es de agregar que éste texto es el más antiguo que hace mención a la Cena del Señor. Fue
escrito hacia el año 55, unos 20 años aproximadamente después de la Ascensión.

a. La Eucaristía

 Finalidad general de la Eucaristía: cuanto se realiza en la vida, por lo general, debe estar
estimulado por algo especial para lograr mayor efectividad en el desarrollo, y,
posteriormente, la satisfacción de algo bien realizado. La Eucaristía también tiene estos dos
elementos; de una parte un estímulo especial: el amor de Dios Padre derramado en
nosotros por medio de su Hijo Jesús y demostrado en el sacrifico de la Cruz que se
perpetuó en la Eucaristía; y de otra, la satisfacción: manifestada en una nueva vida a partir
de la vivencia plena de tan santo Sacramento. Este preámbulo ambienta la finalidad de la
Eucaristía que se resume en:
 Tener una profunda experiencia de Dios que se manifieste dentro de la Eucaristía
en una comunión (alimentación) – no solo de intención, sino real – con su Cuerpo
y su Sangre. Éste alimento es el que da “vida en abundancia” (Jn. 10,10) y la fuerza
necesaria para seguir adelante. Esta experiencia solo es vivida bajo un sentimiento
muy profundo: el amor.
 Finalidades particulares: Teniendo clara la finalidad general de la Eucaristía, ahora se nos
presentan dos finalidades particulares, que son, a la vez, dos momentos indispensables para
lograr una plena experiencia de Dios en la celebración:
1. Liturgia de la Palabra: que busca abrir en la asamblea un diálogo entre Dios y el hombre
por medio de la Palabra.
2. Liturgia de la Eucaristía: que nos hace uno con Jesús, brindándonos esa oportunidad
mediante la comunión con el Cuerpo y la Sangre de Cristo.
LA CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA
PRIMERA PARTE: LITURGIA DE LA PALABRA

1. Ritos iniciales
a. Canto de entrada:
b. Saludo al Altar y a la Asamblea:
c. Acto penitencial:
d. Gloria:
e. Oración colecta:
2. Liturgia de la Palabra
a. Lecturas y Salmo
b. Aclamación al Evangelio:
c. Homilía:
d. Credo:
e. Oración de fieles:

SEGUNDA PARTE: LITURGIA DE LA EUCARISTIA


1. Presentación de dones
a. (Puede ser con una procesión acompañada por cantos) Se debe tener en cuenta lo siguiente:
b. Oración sobre las ofrendas:

2. Plegaria Eucarística
El segundo gesto de Jesús (“dio gracias”) queda plasmado en la plegaria eucarística. Esta es
una oración de acción de gracias y de consagración. Su desarrollo es el siguiente:
a. Prefacio:
- El ambiente de este momento es de acción de gracias
- El Santo debe ser cantado por todos. No se debe desfigurar este canto, remplazándolo
por otros que, aunque mencionen la santidad de Dios, no tenga el sentido pleno.
- Se canta de pie
b. Transición a la Epíclesis:
c. Epíclesis consecratoria:
d. Narración de la Institución:
e. Aclamación de la asamblea:
f. Anámnesis del Misterio Pascual:
g. Segunda epíclesis:
h. Oración de intercesión: aquí se expresa que la eucaristía se celebra en comunión con toda
la Iglesia: la triunfante (todos los Santos), la peregrinante (Papa, Obispos, fieles) y la
purgante (los fieles difuntos).
i. Doxología:

3. Rito de la Comunión
Este rito se vive mediante los siguientes momentos:
a. Padre nuestro:
b. Signo de la Paz:
c. Fracción del Pan e Inmixtión:
d. Comunión:
e. Oración poscomunión:
4. Rito de despedida