Sei sulla pagina 1di 5

Siglo de Oro Español: Origen, Características, Obras y Autores

El Siglo de Oro español es el nombre que recibió el periodo de mayor crecimiento de la cultura española (entre el final del siglo XV y la segunda mitad del siglo
XVII). Hubo un desarrollo considerable de la literatura y las artes.

Se considera que el Siglo de Oro comenzó en uno de los años más trascendentales de la historia de España: 1492, justo cuando Nebrija publicaba su Gramática del
Castellano, los árabes eran expulsados de la península ibérica y Colón emprendía su viaje para descubrir nuevas tierras.

El fin de esta época se asocia con la muerte de uno de los últimos grandes escritores que tuvo la Hispania: Pedro Calderón de la Barca, hacia el año 1681. Como se
podrá notar, se le llama «siglo», pero en realidad duró casi doscientos años.

Los hechos desencadenados en este periodo se suscitaron al mismo tiempo que se mantenía en el trono de España la Casa de Austria, una de las estructuras reales que
mayor incidencia y dominio ha alcanzado en la historia del continente europeo.

Denominación de «Siglo de Oro»

El nombre Siglo de Oro fue otorgado tiempo después de su finalización, por un amante de la historia, las letras y las artes: Luis José Velázquez. El escritor lo bautizó
así en uno de sus primeros hijos literarios, la ejemplar obra: Orígenes de la poesía castellana.

Es extensa la cantidad de medios expresivos que comenzaron a brillar en esta etapa. En el ámbito literario se encuentran las maravillas de Lope de Vega y Miguel de
Cervantes y Saavedra. Igualmente destacan las composiciones teatrales de Calderón, que maravillaron a tantos en las tablas y en las calles.

Por otro lado, en el universo de las artes plásticas, destaca la magia de la combinación de los pinceles y los colores. El Greco derrochó su talento, así como también
Diego Velázquez, dos de los más excelsos representantes de este género de las bellas artes.

También fue una época de gran auge para la música, siendo Juan Hidalgo y Mateo Flecha, «El viejo», dos de los compositores de zarzuelas además de las tantas formas
musicales que sustentan las melodías y armonías actuales. La polifonía hizo acto de presencia de la mano de grandes como Francisco Guerrero y Cristóbal de Morales.

Origen

Tal y como se mencionó con antelación, fue 1492 el año al que se le atribuye el inicio del Siglo de Oro, sustentado en hechos tan significativos como los viajes de
Colón, la Gramática de Nebrija y la expulsión de los moros.

Habiendo pasado ya casi setecientos años de dominio árabe en las tierras de la península ibérica, tras el ascenso al poder de los Reyes Católicos, las tensiones llegaron a
su máximo esplendor y se decidió crear una coalición que liberara a España del yugo moro. Si bien se logró la expulsión, el legado cultural marcó para siempre a los
españoles.

El hecho de que por fin el territorio español fuese liderado por gobernantes de su propia tierra generó una emoción en todos los territorios que se vio reflejada en un
aumento de las actividades artísticas y literarias.

Este periodo coincide con el del Renacimiento europeo; fue pues el despertar de todo un continente.

Contexto Histórico

A finales del siglo XV los Reyes Católicos de España consolidaban su poderío. Su gobierno se alzaba, conjuntamente con el de Maquiavelo, como uno de los más
fuertes del territorio. Hay que acotar que parte del poder de los Reyes Católicos se sustentaba en la religión y el dominio que esta ejercía, muy particularmente en la
denominada «santa inquisición».

El avance cultural de España en esos momentos era inmenso. Su economía, a la par, crecía de forma desmesurada, y los Reyes Católicos y su gobierno empezaron a
gozar de un renombre nunca antes visto.

Todo aquello que se producía en España para aquel entonces era digno de ser imitado, de ser enseñado y aprendido, lo que conllevó, incluso, a un auge en el aprendizaje
de su legua por parte de los extranjeros para poder lograr enlaces económicos que les beneficiaran.

Todos los ojos del continente europeo, del africano y del asiático apuntaban a la tierra de Cervantes. Tal y como en su momento lo habían sido Mesopotamia y Grecia,
como centros culturales de la humanidad, le correspondió a España, en esos casi doscientos años, brillar como no lo había hecho desde su fundación.

Las ciudades más importantes durante el desarrollo de la Hispania fueron Madrid, Sevilla, Valencia, Toledo, Zaragoza y Valladolid, siendo los principales centros de
comercio del reino.

Descubrimiento de América

Las hazaña de Colón del descubrimiento de América fue, prácticamente, el motor principal que sostuvo económicamente a la monarquía española. Todas las riquezas
extraídas del nuevo continente sirvieron de revitalizante para las arcas de los Reyes Católicos, ayudando al desarrollo de todos sus emprendimientos.
Sus viajes significaron el respiro necesario para el gobierno español, sin los aportes hechos por Colón tras el descubrimiento, no hubiese sido posible mantener todo el
crecimiento poblacional, artístico y cultural que se avecinó en los siguientes ciento ochenta años.

Si bien luego de la serie de guerras y demás sucesos históricos que sacudieron Europa, España vino en declive respecto a su dominio e influencia luego del Siglo de
Oro, aún hoy, en pleno siglo XXI, se pueden apreciar los beneficios obtenidos tras la colonización y el descubrimiento.

El nuevo mundo, la agricultura y el auge de la economía

Aunado al oro, la plata y las perlas extraídas del nuevo continente, hubo una especie de riqueza que todavía da dividendos a los españoles, esta no puede ser otra que la
de los rubros provenientes del suelo americano. El maíz, la patata, el cacao, el tabaco y el frijol llegaron para imponerse en el mercado español.

Los aportes alimenticios de la patata y el maíz no se hicieron esperar, representando grandes aportes nutricionales para la población en general. Por su parte, el tabaco y
el cacao sirvieron como activadores de la economía, teniendo gran demanda entre el público elitesco y la monarquía en particular.

Se puede decir que este es uno de los aspectos más representativos del intercambio cultural acontecido tras el descubrimiento de América. La relación intrínseca entre
los pueblos y su alimentación es sumamente fuerte, llegando a manifestar cambios en el crecimiento, el desarrollo e incluso en las costumbres.

Características

El Siglo de Oro fue un periodo amplio, donde se desarrollaron diversas manifestaciones artísticas. A continuación se explican las más destacadas particularidades de
cada una de las corrientes creadoras que, en conjunto, constituyen e identifican a este ciclo tan importante.

Momento de desarrollo económico

El Siglo de Oro fue caracterizado por la bonanza económica y los buenos augurios bélicos y gubernamentales. La paz y el flujo de riquezas en el territorio español
facilitaron el crecimiento de las múltiples disciplinas artístico-literarias.

Todas esas condiciones favorables permitieron al ciudadano español tomarse pausas de sus labores y empezar a desarrollar sus aptitudes, situación que cien años atrás
bajo el dominio moro y una economía tensa, hubiese sido imposible.

Los buenos momentos propiciaron los espacios idóneos para un desenvolvimiento sin igual de la población hispana de aquella época, al punto que hasta la actualidad no
ha habido un registro tan amplio y notable de desarrollo de las artes como en ese entonces.

El español promedio que vivió el Siglo de Oro contó con el espacio y el momento adecuado para desarrollarse de manera óptima como ser en todas las aristas posibles.

Cuna de la expresión literaria

Durante este periodo España vino a ser la cuna del desarrollo de géneros literarios y estéticos que terminaron siendo parte fundamental de la literatura universal.

Cervantes y su Don Quijote de la Mancha supusieron la joya de la corona de la literatura hispana para la humanidad, si es que no se exagera al decir que es la obra más
excelsa escrita en idioma alguno.

No pueden dejarse de lado personajes como Calderón de la barca, Félix Lope de Vega y Francisco de Quevedo. Estos consagrados escritores dieron a la poesía y al
teatro las obras más esplendidas vistas en lengua castellana hasta ese entonces.

La mayoría de las temáticas literarias desarrolladas durante el 1500 y 1600 eran derivadas de las ricas culturas árabes y hebreas que tanto aportaron durante el dominio
moro en la península ibérica.

Las cantigas, las moaxajas, las jarchas y los cantares de gesta

Las cantigas fueron evolucionando hasta dar paso a los villancicos y a las moaxajas con sus particulares jarchas que dieron un aire único a la poesía popular ibérica. La
identidad poética española se forjó con los años tras una mezcla intensa de los conocimientos que se encontraron en sus tierras.

No se puede negar que la riqueza de la lírica española debe mucho a la cultura árabe. Si no hubiese sido por los aportes rítmicos, melódicos y de rima dados por los
moros, el cantar español no sería ni la sombra de lo que es actualmente.

Con el pasar del tiempo los pobladores de cada zona tomaron lo que más se ajustaba a ellos, siendo los cantares de gesta una de las manifestaciones más populares entre
los habitantes de España.

Aún hoy, casi novecientos años después de la consolidación del idioma español, hay poblaciones que conserva cantares de gesta antiquísimos, heredados de generación
en generación entre sus pobladores con el fin de preservar sus costumbres y su historia.
Artes plásticas en el Siglo de Oro

Si bien una de las manifestaciones más importantes durante el Siglo de Oro fue la literatura, las artes plásticas no se quedaron atrás. Se llevaron a cabo obras muy
significativas y complejas en las distintas ramas de la expresión artística.

Durante el Siglo de Oro español también se desarrollaron importantes cambios en el resto de países europeos, sobre todo en Italia. Su coincidencia con el Renacimiento
les hace un binomio cultural sin precedentes en la historia del desarrollo de las artes.

Tal fue el desempeño de los artistas italianos, que muchos de los aristócratas y nobles españoles solicitaban piezas de los artistas italianos para la decoración de sus
hogares, activando con esto canales de comercio terrestre y marítimo que generaron ingresos muy sustanciosos a los navegantes y transportistas, así como a la corona
por medio de los impuestos.

Pintura

Las Meninas, de Diego Velázquez es, en lo que a pintura se refiere, una de las manifestaciones más excelsa de las que se puede hacer referencia. Puede ser apreciada en
la actualidad en el museo del Prado, en Madrid, en una exposición constantes, así como el resto de piezas de Velásquez.

Escultura

La escultura no se quedó atrás en España. Así como Italia tuvo a su Miguelángel, los españoles tuvieron a Damián Forment Alabastro, a quien se le deben piezas como
Nuestra Señora del Coro, y también Gabriel Yoly, con sus tallados en madera que decoran la Catedral de Teruel.

El escultor toledano, Felipe de Borgoña, también tuvo su marcada influencia en la época, siendo las obras presentes en la Catedral de Burgos las más representativas de
su desempeño como artista.

Se especializó en todas las variantes relacionadas con el desarrollo de las formas sobre superficies, siendo
el tallado uno de sus fuertes.

Obras destacadas y sus autores

Hubo una amplia cantidad de artistas que dejaron huella durante el desarrollo del Siglo de Oro Español. Como los autores más destacados fueron los del campo literario,
sus obras más populares son las que se presentan a continuación:

Obras de teatro de Lope de Vega


– El acero de Madrid. – El castigo sin venganza.
– El anzuelo de Fenisa. – La discreta enamorada.
– Las bizarrías de Belisa. – Los embustes de Fabia.
– La buena guarda. – La Estrella de Sevilla.
– El caballero del milagro.
– Lo fingido verdadero.
– Fuenteovejuna.
– El galán Castrucho.
– La hermosa Ester.
Obras de Francisco de Quevedo
– El alguacil endemoniado. – La Isla de los Monopantos.
– El chitón de las tarabillas. – La vida del Buscón.
– Sueño del Infierno. – Sueño de la muerte.
– Sueño del Juicio Final. – El mundo por de dentro.
– La cuna y la sepultura. – Sueños y discursos.
Obras de teatro de Tirso de Molina
– El burlador de Sevilla y convidado de piedra.
– El condenado por desconfiado.
– Don Gil de las calzas verdes.
– El vergonzoso en palacio.Trilogía de los Pizarros.
Obras de Miguel de Cervantes y Saavedra
Novelas
– La Galatea.
– Novelas ejemplares.
– Don Quijote.
Teatro
– El cerco de Numancia.
– El gallardo español.
– El retablo de las maravillas.
– El rufián dichoso.
– El trato de Argel.
– La cueva de Salamanca.
– La gran sultana.
– Pedro de Urdemalas.
Cultura grecolatina: origen, características, influencia

La cultura grecolatina o antigüedad grecolatina hace referencia a la mezcla de conocimientos, ideas, tradiciones y costumbres que se formaron a partir de la fusión de
los pueblos griego y romano.

Esta fusión se produjo a partir del siglo II a. C., cuando los romanos conquistaron Grecia y empezaron a asimilar su cultura. La casta educada de los romanos aprendió el
griego, y comenzó a interactuar con la cultura recién subyugada.

No se trató simplemente de una simple copia de los modelos griegos y helenísticos. Los artistas, filósofos y escritores romanos los adaptaron para sus fines particulares,
creando un estilo propio.

Entre otras áreas culturales, los romanos adoptaron gran parte de su filosofía. El estoicismo, la filosofía del maestro griego Zeno, fue especialmente influyente. Esta
fomentaba la virtud, el deber, la moderación y la resistencia.

Asimismo, los romanos encontraron inspiración en las obras literarias de los griegos. Sus escritores utilizaron temas e ideas romanos, mientras seguían formas y modelos
griegos.

La cultura grecolatina fue el punto de inicio de la tradición cultural occidental. De no ser por esa fusión de los ideales romanos y el desarrollo griego, el mundo occidental
tal como se conoce hoy día no existiría.

Origen

Cultura griega-helenística

La cultura grecolatina debe una parte de su nacimiento a la antigua Grecia. El nacimiento de esta civilización se sitúa a partir del siglo XIII a. C.

Su primera etapa (Antigüedad) finalizó hacia 600 d. C., dando paso a la Alta Edad Media, la Grecia micénica y las polis (ciudades-Estados) urbanas griegas. Luego, siguió
el período de la Grecia clásica (desde el siglo V al IV a. C.).

Debido a las conquistas de Alejandro Magno de Macedonia, la civilización helenística floreció desde Asia Central hasta el extremo occidental del mar Mediterráneo. El
período helenístico llegó a su fin con la llegada del imperio romano.

Mezcla de la cultura griega y la romana

Por el lado romano, según la tradición, esta cultura se inició en 753 a. C. con la fundación de la ciudad de Roma de por parte de Romulus, su primer rey. Después, siguieron
varios reinados hasta 509 a. C., cuando nació la República.

Bajo la República, Roma comenzó una fase de expansión que la llevó a la conquista de vastos territorios. A mediados del siglo II a. C. Roma reinaba en el todo el
Mediterráneo.

Luego de ser derrotada en la batalla de Corinto (146 a. C.), Grecia se convirtió en un protectorado de Roma La ciudad de Bizancio (bautizada más tarde como
Constantinopla) pasó a ser una capital romana.

Entonces, los intelectuales griegos y los romanos empezaron a mezclarse. Las epopeyas de Homero inspiraron a Virgilio, y Séneca comenzó a escribir con un estilo
griego. Este fue el despertar de la cultura grecolatina.

Características

Religión

En la cultura grecolatina creían en la existencia de muchos dioses. La intervención de estos dioses en la vida cotidiana de los humanos era constante. Esto causaba
amistades o enemistades entre estos y los mortales.

Entretenimiento

En su momento, esta cultura desarrolló formas de entretenimiento masivo como un medio para mantener a sus ciudadanos ocupados. Contaban con instalaciones donde
se escenificaban peleas, eventos deportivos y obras de teatro.

Artes

La cultura grecolatina desarrollo un concepto de belleza equilibrado y en armonía. Todas sus obras buscaban la proporción y la perfección. Esta característica se apreciaba,
especialmente, en la escultura y en la arquitectura.
Ciencias

Eran muy avanzados en la rama científica. La visión que tenían de esta área era metódica y sistemática. Como resultado de la influencia griega, dejaron de aplicar el mito
y comenzaron a explicar la realidad usando la razón.

Economía

La economía de la cultura grecolatina se basaba en la explotación de esclavos y de las riquezas de su subsuelo. También cultivaban la tierra (vid, trigo y olivo) y practicaban
la cría de ganado (vacas, ovejas y cerdos).

Gracias a su flota marítima, practicaron el comercio, vendiendo sus productos y artesanías en sitios lejanos. Además, explotaron la sal, la cual les servía para la
conservación de los alimentos y como medio de pago.

Influencia de la cultura grecolatina en el mundo hispano

El legado de la cultura grecolatina constituye la base sobre la que se ha levantado el armazón de la cultura occidental. Su entramado ha hecho posible los proyectos de
construcción y desarrollo de muchas naciones en el mundo.

Prensa

El primer periódico fue creado en el año 59 a. C. por orden de Julio César. Se llamaba Acta Diurna Romana y compartía minutas cotidianas de los noticias, negocios
públicos e información de eventos sociales y políticos.

Esta Acta Diurna era tallada en piedra o metal y se exhibía en el Foro de Roma. A menudo, se encargaba a los escribas hacer copias para enviarlas a importantes dignatarios.

En la actualidad, la prensa escrita permite compartir información importante sobre acontecimientos sociales y políticos. Esta contribución a la comunicación escrita
cambió el mundo para siempre.

La República y su sistema legal

Aunque la República romana solo duró del 509 a. C. hasta el 27 a. C., fundó las bases para muchas de las estructuras legislativas actuales y para la democracia moderna.

De hecho, en la mayoría de los países democráticos, sus leyes son variantes evolucionadas de la ley romana original. Así pues, esta es posiblemente una de las mayores
contribuciones romanas al mundo moderno.

Concepto de ciudadanía

En la ciudad de Atenas, la condición para participar en política era tener 20 años, y haber nacido en Atenas. En Roma, adicionalmente, era imprescindible que todo
ciudadano se inscribiera en las listas del censo.

Con el tiempo la ciudadanía dejó de estar estrictamente vinculada al nacimiento. Los romanos llegaron a conceder la ciudadanía a extranjeros que hubieran efectuado
servicios a Roma.

Filosofía

La filosofía griega fue el fundamento de toda la especulación posterior de la filosofía occidental. Todas las hipótesis planteadas por los antiguos griegos dieron vida a
diversas teorías de la ciencia moderna

Incluso, muchas de sus ideas morales fueron incorporadas a las doctrinas de la religión cristiana. Igualmente, el pensamiento político de los filósofos griegos ha mantenido
su influencia a lo largo de la historia.

Idioma

El idioma de los romanos, el latín, continuó siendo el idioma para transmitir el conocimiento en Occidente hasta mucho después de la caída de Roma. Y fue el idioma
oficial de la Iglesia Católica Romana en el siglo XX.

Además, el latín fue adoptado por diferentes pueblos y se desarrolló en francés, español, portugués, italiano y rumano. Estos idiomas se llaman lenguas romances debido
a su herencia romana común.