Sei sulla pagina 1di 101

CAPÍTULO II

MARCO TEÓRICO

1. Antecedentes de la Investigación

Los antecedentes de la investigación suministran valiosa información para

nuevos trabajos en el presente se emplearon los siguientes:

Tagliaferro (2011), realizó una investigación en la Universidad Rafael

Urdaneta

Maracaibo

titulada:

“La

Base

Imponible

del

Impuesto

a

las

Actividades Económicas aplicable al sector Industrial en la Ley Marco

Municipal”. Tuvo como propósito analizar el alcance de la base imponible del

Impuesto a las Actividades Económicas aplicable al sector Industrial en el

Marco de la Ley Orgánica del Poder Publico Municipal.

La metodología utilizada fue de tipo documental, con un nivel descriptivo y

de diseño bibliográfico. Para la recolección de la información se utilizo la

técnica de la observación documental, empleándose la hermenéutica jurídica

como técnica de análisis, los resultados arrojaron que la base imponible a

considerar para el Municipio donde tiene la sede industrial estará constituido

por la totalidad de las ventas realizadas en dicho Municipio o fuera de él,

generando para el contribuyente el fenómeno de la doble imposición, al

18

grabar en la sede comercial el ingreso que ya fue pechado en sede industrial,

con una alícuota inferior del primer respecto del segundo.

Como también observándose además que en el Municipio Maracaibo, el

sector industrial es gravado tomando en cuenta todos los ingresos generados

por su establecimiento permanente, ello para evitar la doble imposición, en

este sentido se recomienda, hacer un llamado a los Municipios para que

tomen en cuenta la regulación por el Municipio Maracaibo.

Por ello la exploración antes referida contribuye circunstancias teóricas

en relación a los elementos del impuesto a las actividades económicas como

lo es la base imponible, lo cual aporta doctrinas de base imponible para

explicar solidas discusiones en los resultados de la presente investigación

consolidando así la categoría objeto de estudio impuesto a las actividades

económicas.

Por otra parte Liswell, Sáez y Bencomo (2011), presentaron investigación

en la Universidad de los Andes Núcleo, Universidad Rafael Rangel titulada:

¨Análisis del Sistema de Recaudación del Impuesto sobre las Actividades

Económicas, Industria, Comercio e Índole Similar en la Alcaldía del Municipio

Trujillo¨. La investigación estuvo dirigida a realizar el sistema de recaudación

del impuesto sobre las actividades económicas, industria, comercio e índole

similar en la alcaldía del municipio Trujillo.

Para lograr el objetivo este estudio se fundamentó en el sistema tributario

venezolano

y

en

la

ordenanza

del

impuesto

sobre

las

actividades

económicas, el estudio es descriptivo, con la utilización de un diseño de

19

investigación de campo no experimental. Desde el punto de vista de la

población

se

conforma

por

diez

(10)

funcionarios

que

trabajan

en

el

departamento de renta, esto indica accesibilidad de la población, por ende no

se justifica realizar la técnica de muestreo, así mismo la variable de la

investigación está representada por el IAEICS.

De acuerdo con el diseño de la investigación, se considero conveniente

utilizar la

técnica d

de la encuesta

a

través

de

un

cuestionario

con

alternativas de respuestas tipo likert que contara de 22 ítems, una vez

validada y determinada la confiabilidad se tabulara la información para poder

establecer las conclusiones y recomendaciones del estudio.

En referencia de la investigación antes citada aporta conocimientos

teóricos para la construcción del marco teórico en relación a la unidad de

análisis

procedimiento

de

recaudación

del

impuesto

a

las

actividades

económicas, como también aspectos básicos en proporción a los elementos

del impuesto, con el fin de facilitar discusiones y análisis de la subcategoria

procedimientos pautados en la ordenanza al impuesto a las actividades

económicas en el Municipio Maracaibo.

Por otro lado Villalobos (2010), realizó Trabajo de Grado en la Universidad

Dr. Rafael Belloso Chacín, titulado: ¨Los Beneficios o Incentivos Fiscales en

el Impuesto Municipal sobre Actividades Económicas de Industria, Comercio,

Servicios o de Índole Similar¨. Dicha investigación tuvo como objetivo

analizar los beneficios o incentivos fiscales en el impuesto municipal sobre

actividades económicas de industria, comercio, o de índole similar.

20

Para el estudio planteado se consideraron las normas establecidas en la

Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999), el Código

Orgánico Tributario (2001), la Ley Orgánica del Poder Público Municipal

(2009), las Ordenanzas que regulan el impuesto sobre las actividades

económicas en los Municipios Chacao del estado Miranda y Jesús Enrique

Lossada, Lagunillas, Maracaibo y San Francisco del estado Zulia; así como

diversos autores en la materia, tales como: Bazó (2008), Fraga (2006),

Quiñones (2007), Sanmiguel (2006), entre otros.

Metodológicamente, la investigación fue de tipo bibliográfica-descriptiva,

se utilizó para la recolección de la información la técnica de observación

documental de leyes y doctrina, empleándose métodos de interpretación

jurídica.

En

consecuencia,

se demostró

que los

Municipios tienen potestad

legislativa para establecer beneficios o incentivos fiscales en los impuestos

asignados a su competencia por la Constitución de la República Bolivariana

de Venezuela, y en las leyes nacionales y estadales; y en especial en la

reglamentación del régimen del impuesto a las actividades económicas, todo

dentro del cumplimiento de los principios constitucionales y preceptos legales

tributarios, con las limitaciones establecidas.

Además, se consideran cuáles son las exenciones, exoneraciones y

rebajas en el impuesto objeto del estudio, otorgado por los Municipios. La

investigación antes narrada aporta antecedentes teóricos en relación a los

beneficios

y

sanciones

dentro

de

los

impuestos

a

las

actividades

21

económicas, lo que conlleva a reforzar el marco teórico sobre las unidades

de análisis antes mencionadas lo cual optimiza la eficacia en el estudio de las

categorías de la presente investigación.

Por

otro

particular

Jiménez,

Martínez

y

Moya

(2010),

realizo

su

investigación titulada: La planificación fiscal del impuesto de actividades

económicas de la empresa Helados Calipso de Carmen, C.A, Carúpano-

Estado Sucre. La siguiente investigación tuvo como propósito conocer como

se lleva a cabo la planificación fiscal del impuesto de actividades económicas

en la empresa Helados Calipso de Carmen, C.A, año 2010.

Como sujetos pasivo de la obligación tributaria, esta adopta a lo largo de

los ejercicios económicos- fiscales, actuales y futuros una serie de acciones y

decisiones, en este campo de acción es donde la Planificación Fiscal preverá

las consecuencias desde el punto de vista fiscal, tendrán estas acciones a fin

de anticipar y/o racionalizar el impacto financiero de los tributos a que está

sometida la empresa.

El estudio se realizó con un nivel descriptivo, pues, se indagó sobre los

pasos o actividades que realiza la empresa para llevar a cabo la planificación

fiscal del impuesto de actividades económicas, el diseño es de campo y

documental, donde se tomó

una

muestra y

a

la

misma

se le aplicó

el

diagnostico correspondiente. Se empleó el cuestionario como técnica de

recolección de datos, los cuales se procesaron a través de tablas que facilitó

la organización de la información.

22

En conclusión se detectó que la empresa debe diseñar un plan fiscal

puesto, que la misma maneja un concepto muy limitado de la planificación

fiscal, por otra parte se pudo observar que aunque la empresa no cuenta con

una adecuada planificación, ésta nunca ha tenido inconvenientes por no

cancelar a tiempo el impuesto de actividades económica.

Esta investigación aportó conocimientos básicos sobre el impuesto de

actividades económicas acotando las bases

para el cumplimiento de las

obligaciones impositivas, de esta forma se utilizan los estímulos fiscales que

ofrece la normativa legal, evitando así la evasión fiscal la cual es penada por

la ley y se beneficia el contribuyente al cumplir con sus compromisos

tributarios para así interpretar conclusiones acerca de los impuestos a las

actividades económicas.

Por

otra

parte

López

(2009),

realizó

un

Trabajo

de

Grado

en

la

Universidad Dr. Rafael Belloso Chacín, titulado: ¨Planificación tributaria como

herramienta para el manejo de la presión fiscal en el ámbito Municipal¨. El

trabajo de investigación tuvo como objetivo analizar la planificación tributaria

como herramienta para el manejo de la presión fiscal, así como estudiar los

aspectos que conforman la planificación tributaria. Además, de identificar las

obligaciones tributarias impuestas por la Ley y poder examinar los factores

de presión fiscal específicamente en el Municipio Maracaibo.

Estableciendo de esta manera elementos para una planificación tributaria

que contribuyan al manejo de la presión fiscal. En cuanto a su temática fue

sustentada por la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela

23

(1999); el Código Orgánico Tributario (2001); Ley Orgánica del Poder Público

Municipal (2006), ordenanza de impuesto sobre actividades económicas del

municipio Valmore Rodríguez del Estado Zulia (2005) y por los autores

Villegas (2002); Moya (2000), Acevedo (1998), Brennan y Buchanan (1999),

Galárraga (2002), Jenkins y Evans (1997), Valdes (1996).

El tipo de investigación documental-teórica-descriptiva, el diseño de la

investigación tipo bibliográfico. Las técnicas e instrumentos de recolección de

datos fue un instrumento con los datos del sistema fólder, siendo una

investigación documental-teórico, de tipo cualitativo. Los resultados arrojaron

que la planificación tributaria consiste en el estudio de caminos jurídicos, que

permitan evitar, rebajar o postergar la carga tributaria de los contribuyentes

como asimismo acogerse a franquicias o beneficios existentes, dentro de la

normativa legal vigente.

Por

su

lado

la

investigación

antes

descrita

aporta

diferentes

conocimientos sobre la planificación tributaria en relación a estrategias como

elementos para que los contribuyentes obtengan beneficios en referencia al

pago del impuesto a las actividades económicas, dicha teoría contribuye a la

elaboración del marco teórico para así fortalecer las categorías objeto de

estudio.

Ahora

bien

Rodríguez

(2008),

realizó

un

Trabajo

de

Grado

en

la

Universidad Dr. Rafael Belloso Chacín, titulado: ¨Planificación tributaria para

contribuyentes

del

Municipio

Panamericano

del

Estado

Táchira¨.

La

investigación se realizó con el objetivo de analizar la planificación tributaria

24

para contribuyentes del municipio panamericano del estado Táchira. Para

cumplir con este objetivo se desarrolló un estudio documental - descriptivo, el

cual consistió en la revisión y análisis documental de autores como Galárraga

(2002),

Acedo

(2001),

Villegas

(2001),

Moya

(2000),

Evans

(1999);

Arespacochaca (1996); Corredor (1996), entre otros.

Como también desde el punto de vista legal: por la Constitución de la

República Bolivariana de Venezuela (1999), Código Orgánico Tributario

(COT, 2001), Ley de Impuesto sobre la Renta (ISLR, 2007), Ley de Impuesto

al

valor

agregado

(IVA,

2007),

entre

otras

fuentes.

Los

datos

fueron

analizados mediante la hermenéutica jurídica.

Los

resultados

indicaron

que

dentro

de

las

bases

jurídicas

de

la

concepción realidad

económica

se encuentra el

deber de

contribuir

a

coadyuvar con los gastos públicos mediante el pago de impuestos, tasas y

contribuciones que establezca la Ley. Asimismo, se conoció que en el

fenómeno estudiado fueron la ausencia de un proyecto de planificación fiscal

adaptado al sector estudiado, la intervención de firmas contables externas, la

falta de recurso humano especialista en la materia tributada.

Las recomendaciones más importantes fueron el establecimiento de un

proyecto de planificación fiscal, fundamentado bajo las directrices de los

aspectos jurídicos, económicos, contables y administrativos, seleccionar y

reclutar recurso humano altamente calificado en la materia tributada, así

como, evaluar y estructurar los procesos de la organización específicamente

en la gerencia de contabilidad, con la finalidad de definir las actividades y

25

responsabilidades a desarrollar en el área tributario; atendiendo las bases del

proceso administrativo.

Debido a ello la investigación citada se evidenció que el mismo se

relaciona con la presente investigación, por cuanto se habló sobre la

planificación tributaria para contribuyentes del Municipio Panamericano del

Estado

Táchira, lo

cual

fue

de

gran

relevancia;

así,

dichos

aspectos

contribuyeron a la construcción del marco teórico - legales relacionado con

los elementos de la planificación tributaria bajo un enfoque estratégico.

Por otra parte Bazo (2008), realizo un Artículo en la Revista de Derecho

Tributario / Asociación Venezolana de Derecho Tributario en la Academia de

Ciencias Políticas y Sociales. Biblioteca Andrés Aguilar Mawdsley titulada:

¨Impuesto a las actividades económicas en la nueva Ley del Poder Público

Municipal (LOPPM)¨. El presente estudio estuvo destinado a conocer la

estructura organizativa del Estado, especialmente lo relacionado con las

entidades municipales, como entes político-territoriales descentralizados que

gozan de autonomía funcional, presupuestaria, de gestión, entre otras.

De igual manera se realizó un análisis de la normativa constitucional en

relación con el funcionamiento de los Municipios, las competencias que le

son conferidas en virtud del Poder Tributario Originario, y cómo son ejercidas

por dichas entidades locales.

Asimismo, se realizó un análisis del antiguo Impuesto de Patente de

Industria y Comercio, para luego realizar una comparación con el Impuesto

Sobre Actividades Económicas. Por último, se analizaron las disposiciones

26

de

la

nueva

Ley

Orgánica

del

Poder

Público

Municipal,

dadas

las

regulaciones en materia tributaria municipal y sus efectos en cuanto a la

recaudación tributaria en ejercicio de las competencias originarias otorgadas

por la Constitución.

En virtud de lo anterior, se pudo concluir que la Ley Orgánica del Poder

Público Municipal, en cuanto a la regulación mediante el establecimiento de

un límite máximo de las alícuotas impositivas de determinados tributos que

son competencias expresas de los Municipios, podría considerarse como una

usurpación de competencias por parte del Poder Legislativo Nacional y una

violación a la autonomía municipal claramente establecida en la Constitución

de

la

República

Bolivariana

de

Venezuela,

lo

que

puede

traer

como

consecuencia inmediata una disminución considerable en la recaudación

tributaría municipal.

La

investigación

antes

descrita

aporto

aspectos

primordiales

sobre

impuestos a las actividades económicas dentro de la nueva Ley del Poder

Publico Municipal, lo cual conlleva a la construcción de las bases teóricas e

interpretación de resultados para justificar las categorías esencia del estudio

En este sentido Conde (2002), en un trabajo de investigación realizado en

la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado titulada: ¨La Importancia de

la Planificación Tributaria en épocas de crisis¨, cuyo objetivo general se basó

en analizar la importancia de los procedimientos de planificación tributaria

señalando como principios básicos de la planificación el analizar globalmente

a la organización, conocer el entorno y adaptarse a los cambios existentes en

27

toda la legislación tributaria. Por lo cual, la autora señala que los gerentes

deben

realizar

la

planificación

tributaria

del

impuesto

sobre

la

renta

analizando

y

determinando

las

diferentes

operaciones

que

realiza

la

organización, los cuales originan el nacimiento de la obligación tributaria.

En sus conclusiones, señala que la planificación tributaria debe ir en tono

con

la

planeación

general

de

la

empresa,

pero

con

características

especificas, ya que el análisis va a comprender los distintos niveles de

imposición, así como las exenciones y alternativas que brindan la legislación

para disminuir el impacto tributario y proporcionar incentivos que conduzcan

a una disminución por ley de la carga fiscal impositiva.

El resultado de esta investigación proporciona información relevante, ya

que proporciona conocimientos básicos sobre planificación tributaria que

sirven para explicar la importancia de la planificación tributaria la cual es

enfocada en las bases teóricas específicamente en las doctrinas de la

planificación tributaria.

2. Bases Teóricas

2.1. El Municipio

El Municipio tiene autonomía y personalidad jurídica, se encuentra situado

dentro de un territorio para satisfacer las necesidades de una determinada

población, para ello Acosta (2007), define el Municipio y el Poder Municipal,

28

es conocer el sujeto de trabajo. Es decir que el Municipio es una conformidad

de personas, preferentemente de familias, situadas en un mismo territorio

para la satisfacción de las necesidades originadas por las relaciones de

vecindad. Creando una solidaridad entre los habitantes de una comunidad en

búsqueda de un bien colectivo.

Ahora bien, en el plano jurídico venezolano, el Municipio se fundamenta

en la CRBV, la cual en su artículo 168 lo considera como la unidad política

primaria

de

la

organización

nacional,

goza

de

personalidad

jurídica

y

autonomía dentro de los límites de la constitución. Observando que el

Municipio tiene personalidad jurídica y por lo tanto son capaces de exigir

derecho y de contraer obligaciones.

Por otra parte, Villegas (2010), refiere que el Municipio es participe del

Poder Público en sistema de distribución vertical del poder que trae la

constitución de 1999. No se trata de una simple demarcación administrativa

dentro de la estructura del Estado.

No es sólo una administración más dentro de una administración pública

unitaria; sino que es un nivel político territorial, con una administración

pública municipal propia, que ejerce una cuota parte del Poder Público en el

sistema de distribución vertical del poder.

El poder Municipal, en definitiva, es una de las ramas del Poder Público

en el contexto del artículo 168 y el artículo 2 de la Ley Orgánica del Poder

Público Municipal de la constitución, donde los Municipios constituyen la

unidad política primaria de la organización nacional de la república, goza de

29

personalidad jurídica, de allí que el Municipio sea una persona jurídico –

territorial, producto de la descentralización política, como expresamente lo

reconoce el artículo 16 de la CRBV, donde el territorio se organiza en

Municipios y está división políticoterritorial será regulada por ley orgánica,

que

garantice

administrativo.

la

autonomía

municipal

y

la

descentralización

político

También la Ley Orgánica del Poder Público Municipal, (2010) en su

artículo 2 consagra: El municipio constituye la unidad política primaria de la

organización nacional de la República, goza de personalidad jurídica y ejerce

sus competencias de manera autónoma conforme a la Constitución de la

Republica Bolivariana de Venezuela y la ley. Sus actuaciones incorporarán la

participación ciudadana efectiva, suficiente, y oportuna en la definición y

ejecución de la gestión pública y en el control y evaluación de los resultados.

Brewer y otros (2005), exponen que el municipio como unidad política

primaria en la organización nacional puede decirse que surgió de los

postulados

del

constitucionalismo

derivados

tanto

de

la

revolución

norteamericana como la francesa, que sustituyeron al Estado absoluto y que

originaron la concepción Estado de derecho.

Por tal motivo, estos autores definen el municipio como una unidad

política primaria de la organización nacional, gozan de personalidad jurídica y

autonomía dentro de los

límites de la Constitución y de la ley, y debido a

esto la organización del municipio debe de ser democrática y debe responder

a la naturaleza propia del gobierno local.

30

En

particular

estos

autores,

resaltan

que

los

municipios

tienen

competencia exclusiva debido a que está íntimamente ligado a la vida local,

pero también abarca competencias atribuidas al poder nacional y al poder

estadal. Entre estas competencias están: a) El ordenamiento en promoción

del

desarrollo

económico

y

social,

b)

Dotación

de

servicios

públicos

domiciliarios,

c)

La

promoción

de

la

participación

ciudadana,

d)

La

ordenación de la realidad y la circulación urbana, e) La prestación de

servicios públicos municipales, f) Los servicios públicos de alcantarillado y de

cloacas y g) La protección del ambiente y saneamiento ambiental.

En relación a las teorías descritas presentan diferencias, dado a que

Morrison (2006), señala el municipio como rico occidental y con una división

política administrativa la cual se hacía por distritos, mientras que la Ley

Orgánica de Régimen Municipal en su artículo 34 menciona que es una

unidad política primera y autónoma dentro de la organización social. Todo

esto hace énfasis a que el Municipio Maracaibo es una unidad política

autónoma rico en región occidental dentro de una organización social y goza

de personalidad jurídica dentro de los límites de la Constitución y de la ley.

2.1.1. Características de los Municipios en Venezuela

La creación de los Municipios en Venezuela se puede caracterizar de

acuerdo a su autonomía, debido a que posee personalidad jurídica, del

mismo modo, Rojas (2010), señala que algunas de las características más

31

relevantes ya se explicaron de una manera breve, ahora se profundizara más

en el tema y se comenzara con la siguiente:

a) Autonomía de los Municipios en Venezuela: Según el artículo 4 de la

Ley Orgánica del Poder Publico Municipal, la autonomía es la facultad que

tiene el Municipio para elegir sus autoridades, la gestión referente a su

competencia, el poder de crear, recaudar e invertir sus ingresos, a través de

leyes y ordenanzas.

b)

Personalidad

Jurídica:

En

Venezuela,

los

municipios

gozan

de

personalidad jurídica, es decir son sujetos a derecho, pudiendo realizar

cualesquiera actos jurídicos propios de su naturaleza.

Es decir, se entiende por personalidad jurídica aquella por la que se

reconoce

a

una

persona,

entidad,

asociación

o

empresa,

capacidad

suficiente para contraer obligaciones y realizar actividades que generan

plena responsabilidad jurídica, frente a sí mismos y frente a terceros.

La personalidad jurídica, pues, no coincide necesariamente con el espacio

de la persona física, sino que es más amplio y permite actuaciones con plena

validez jurídica a las entidades formadas por conjuntos de personas o

empresas.

Los

municipios,

siendo

autónomos,

no

tienen

ninguna

autoridad

administrativa por encima de ellos y por tanto no pueden ser recurridos ante

el

gobernador

del

competentes.

estado

sino

que

deberá

acudirse

a

los

tribunales

32

c) Unidad primaria de la Organización Nacional: Venezuela es un Estado

federal que se divide en Estados, y estos a su vez en municipios autónomos.

En total, el país tiene 335 municipios (integrados a los 23 estados y al Distrito

Capital) que se dividen en parroquias, aunque no guardan relación con la

Institución Eclesiástica. A diferencia de lo que ocurre en otros países,

generalmente estas entidades territoriales son pocas por cada estado.

En Venezuela la competencia de organizar los municipios autónomos le

corresponde a los Estados por medio de una ley que dictan los respectivos

Consejos Legislativos. El promedio de municipios por entidad federal es de

14. El estado con menos municipios es Vargas, con uno solo, y el que posee

más es Táchira, con 29. Estados como Zulia y Miranda tienen el doble de la

población del Táchira pero menos municipios.

d) Influencia Española: Los Municipios de Venezuela está fuertemente

influenciado por los españoles que implantaron esta organización político-

territorial

luego

de

la

conquista

y

a

su

vez

los

Españoles

estaban

influenciados por los antiguos Romanos, estos últimos fueron de los que se

origino el municipios. Se aplicaba, en un principio, a ciertas ciudades de Italia

que Roma iba conquistando.

Es entonces el Municipio una de las condiciones o tratamiento a que

Roma sometía, o que otorgaba a los pueblos conquistados, y expresaba el

hecho de una comunidad política subordinada a Roma, pero conservando

una autonomía más o menos amplia. Los rasgos del "Municipium" romano

eran:

33

a) Un territorio o espacio geográfico propio.

b) Un pueblo que se manifestaba en su asamblea general.

c) Una organización representada en un cuerpo deliberante con sus

autoridades.

d) Una cultura expresada en aquellos tiempos, en el culto a los dioses.

Mediante la institución municipal el Imperio Romano conceda a sus

localidades autonomía sin independencia permitiéndoles, de este modo,

desarrollar las identidades propias de su vida social y cultural.

En el presente y después de su paso por España y la Conquista, el

Municipio mantiene la mayor parte de esas características. Funciona en un

territorio (denominado municipio, comuna, departamento, cantón, según los

diversos países), donde habita una población o comunidad organizada que

posee una cultura e identidad local.

La institución pública se denomina municipalidad (Alcaldía, Ayuntamiento,

Intendencia, Prefectura) y es encabezada por el Alcalde (Intendente, Prefecto

o

Presidente

Municipal).

En

muchos

países

latinoamericanos

la

municipalidad es considerada un auténtico gobierno local. Está dotada de un

importante grado de autonomía en la toma de sus decisiones y uso de sus

recursos y posee atribuciones para recaudarlos.

La antigüedad de la institución municipal le confiere, además, una

particular legitimidad frente a los ciudadanos. Hay lugares de Latinoamérica

donde la presencia del gobierno central es débil o inexistente, no obstante,

las municipalidades tienen antigua y efectiva presencia.

34

La municipalidad percibe los problemas locales mucho mejor que otras

entidades estatales, por su cercanía a la comunidad, siendo un eficaz

espacio de participación. Por otro lado Seguridad Pública (2008), señala que

las características de los municipios por la Constitución, a saber: Son

entidades territoriales básicas, gozan de autonomía para la gestión de sus

intereses y poseen personalidad jurídica plena de derecho público.

Dadas todas estas teorías citadas con anterioridad se observa similitudes,

debido a que Rojas (2010) y Seguridad Publica (2008), señalan que los

municipios son autónomos, personalidad jurídica, unidad primaria de la

organización Nacional y la influencia española.

Dada cada una de estas características se evidencia que los municipios

son autónomos y a la vez no tienen ninguna autoridad administrativa sobre

ella, como también gozan de personalidad jurídica, es decir, se reconoce a

una persona, entidad, asociación o empresa para contar obligaciones y

realizar actividades que generan plena responsabilidad jurídica.

2.1.2. La Autonomía Municipal

Como ya se ha mencionado con anterioridad en relación al Municipio el

cual posee autonomía que es concedida por leyes establecidas dentro del

territorio, dando de esta manera un rango constitucional, de este modo Moya

(2006), señala que la antigua Corte Suprema de Justicia ha señalado la

autonomía y el alcance del poder tributario de los entes locales, lo siguiente:

35

La autonomía municipal que es una autonomía relativa, ya que emana de

la constitución y las leyes, no se trata de un gobierno dentro del gobierno,

sino de un poder regulado por la constitución y las leyes, es decir las leyes

del municipio son netamente locales en las cuales no debe interferir el poder

nacional,

pues

sus

actos

son

de

trascendencia nacional.

índole

netamente

local

y

no

de

Machado (2012), señala que por autonomía municipal se entiende la

capacidad efectiva de entidades a regular y administrar, en el marco de la

Ley, bajo su propia responsabilidad y en beneficio de su población, una parte

importante de los asuntos públicos.

Del

mismo

modo

la

autonomía

municipal

consiste

en

la

potestad

normativa, fiscalizadora ejecutiva, administrativa y técnica ejercida por el

Gobierno Municipal en el ámbito de su jurisdicción territorial y de las

competencias establecidas por Ley.

La autonomía municipal es una cualidad compuesta de un conjunto de

potestades y competencias emanadas de la Constitución política del Estado

y la Ley, los cuales son ejercidas debidamente por el Gobierno Municipal,

dentro los limites de sus secciones territoriales legalmente reconocidas.

También Acosta (2007), refiere que la autonomía tributaria, le permite al

Municipio crear, modificar o suprimir

los tributos que le corresponden por

disposición constitucional o que le sean asignados por ley nacional o estadal,

mediante ordenanzas.

36

Así

mismo,

los

municipios

podrán

establecer

los

supuestos

de

exoneración o rebajas de tributos. En los artículos 180, 316 y 317 de la

CRBV refieren la autonomía tributaria, en consecuencia:

1. Los tributos municipales no podrán tener efecto confiscatorio, ni permitir

la múltiple imposición interjurisdiccional el normal o convertirse en obstáculo

para el normal desarrollo de las actividades económicas.

2. No podrá cobrarse impuesto, tasa, ni contribución municipal alguna que

no este establecido en ordenanzas.

También Hernández (2007), define la autonomía municipal como: una

garantía institucional con rango constitucional y configuración legal que

constituye una técnica reconocida en la Constitución para garantizar el

funcionamiento institucional como también la pervivencia de las entidades

políticas

locales,

que

le

permite

cumplir

los

cometidos

que

le

ha

encomendado el ordenamiento jurídico sin la interferencia y vaciamiento de

otros poderes públicos, quienes respetando su contenido esencial pueden

configurarla a través de la ley, autonomía que en todo caso debe ser tutelada

por los órganos jurisdiccionales.

Por ultimo Brewer y otros (2005), expresan que los municipios gozan de

autonomía, dentro de los límites de la

constitución

y

de

la

ley. Esta

autonomía municipal comprende: la elección de sus autoridades, la gestión

de la materia de sus competencias, la creación, recaudación e inversión de

sus ingresos.

37

De manera que la autonomía municipal es la facultad que tiene el

municipio

para

elegir

sus

autoridades,

gestionar

las

materias

de

sus

competencias, crear, recaudar e invertir sus ingresos, dictar el ordenamiento

jurídico municipal, así como organizarse con la finalidad de impulsar el

desarrollo social, cultural y económico sustentable de las comunidades

locales, y los fines del Estado.

Estos

autores

señalan

que

además

el

municipio

posee

autonomía

tributaria, en el sentido de que en la constitución se prevén sus tributos

propios. Así que puede señalarse que como el poder nacional tiene la

potestad tributaria originaria, también los municipios tienen una potestad

tributaria originaria, de manera que es la constitución la que establece cuáles

tributos son nacionales y cuáles son municipales, y estos son desarrollados

por los propios municipios en sus ordenanzas, no pudiendo el poder nacional

intervenir en estas regulaciones tributarias locales.

2.1.3. Hacienda Pública Municipal

La hacienda pública es el conjunto de bienes del Estado con su debida

administración, como también es la encargada de velar por los intereses y

bienes de cada Estado o Municipio, así mismo autores como:

Moya (2006), evidencia que en los municipios se le da el nombre de

hacienda pública municipal y la misma está constituida por los bienes,

ingresos y obligaciones que forman su activo y pasivo, así como los demás

38

bienes y rentas cuya administración le corresponda conforme a lo dispuesto

en la constitución y demás leyes de la Republica.

De igual manera, Acosta (2007), expresa la hacienda Pública, no es otra

cosa que el patrimonio del órgano y está constituida con consecuencia, por

su activo y su pasivo, o de otra forma, por el conjunto de bienes, acreencias,

ingresos y por sus deudas y obligaciones. La administración financiera de la

hacienda Pública Municipal esta conformada por los sistemas de bienes,

planificación, presupuesto, tesorería, contabilidad y tributario regulados en la

LOPPM (2010).

Está función se ejercerá en forma planificada a los principios de:

Legalidad,

eficiencia,

celeridad,

solvencia,

transparencia,

rendición

de

cuentas, responsabilidad y equilibrio fiscal. Así mismo, la LOPPM en su

artículo 169 señala que la administración tributaria municipal, son relaciones

fiscales entre la República, los estados y los municipios, siendo regidos por

los principios de integridad territorial, autonomía, coordinación, cooperación,

solidaridad interterritorial y subsidiariedad.

En consecuencia,

en el ejercicio de sus competencias, los municipios

deberán ponderar la totalidad de los intereses. La administración debe estar

coordinada con la Hacienda de la República y la de los estados, sin perjuicio

de

la

autonomía

que

la

Constitución

de

la

República

Bolivariana

de

Venezuela consagra a favor de los municipios para la gestión de las materias

de su competencia y para la creación, recaudación e inversión de sus

ingresos.

39

De manera que la estructura conformada para llevar a cabo todo lo

relacionado con la administración de los recursos públicos tales como tasas,

impuestos y contribuciones del municipio, siempre enmarcados dentro de

funciones bien delimitadas, como el de cumplir todas las ordenanzas y

reglamentos

que se encuentran actualmente establecidos en la ley sobre

hacienda como también tributos municipales del Estado.

2.1.4. Ingresos Municipales

Los ingresos municipales son utilizados para satisfacer las necesidades

públicas locales de un conjunto de personas que residen en un determinado

territorio, es por ello que Moya (2006), menciona que los ingresos públicos

son los recursos que obtiene el estado en forma coactiva, voluntaria, etc.

para satisfacer las necesidades colectivas. En diferentes frases los ingresos

públicos son obtenidos a través de los tributos, donaciones, ventas o

arrendamientos,

con

la

finalidad

de

cubrir

las

necesidades

de

una

colectividad, por medio de los servicios públicos (educación, salud, vivienda,

entre otros).

Acosta (2007), menciona que constitucionalmente está previsto que los

municipios tendrán los siguientes ingresos:

1. Los procedentes de su patrimonio, incluyendo el producto de sus ejidos

y bienes.

a) Las tasas

40

b)

Por el uso de sus bienes o servicios

c)

Las tasas administrativas por licencias o autorizaciones

2.

Los impuestos con las limitaciones establecidas en esta Constitución,

sobre actividades económicas de:

a)

Industria

b)

Comercio

c)

Servicio o de índole similar

3.

Los impuestos sobre:

a)

Inmuebles urbanos

b)

Vehículos

c)

Espectáculos públicos

d)

Juegos y apuestas lícitas

e)

Propaganda y publicidad comercial

4.

La contribución especial sobre plusvalía de las propiedades.

5.

El impuesto territorial rural o sobre predios rurales.

6.

La participación en la contribución por mejoras y otros ramos tributarios

nacionales o estadales, conforme a las leyes de creación de dichos tributos.

a) Los derivados del situado constitucional y otras transferencias o

subvenciones nacionales o estadales.

b)

El

producto

de

las

multas

y

sanciones

en

el

ámbito

de

sus

competencias y las demás que les sean atribuidas.

 

7.

Las demás que determine la ley.

 

41

Consecuentemente la LOPPM en sus artículos 138 y 140, señala que los

ingresos municipales, se clasifican en ingresos ordinarios y/o ingresos

extraordinarios.

Ingresos

Ordinarios:

Son

recursos

que

ingresan

regularmente

al

fisco

Municipal,

como

producto

de

la

actividad

cotidiana

que

desarrolla

el

Municipio e ingresan al tesoro Municipal sin quedar afectados a una finalidad

específica, como también son los que el Estado y demás entes públicos

obtienen de los bienes que le son propios de su actividad económica que

realizan.

Son ingresos ordinarios:

a) Los procedentes de la administración de su patrimonio, incluido el

producto de sus ejidos y bienes.

b)

Las

tasas

por

el

uso

de

sus

bienes

o

servicios,

las

tasas

administrativas

por

licencias

o

autorizaciones,

los

impuestos

sobre

actividades económicas de industria, comercio, servicios

con

limitaciones

establecidas

en

la

constitución,

los

de índole similar

impuestos

sobre

inmuebles urbanos, vehículos, espectáculos públicos, juegos.

Como también apuestas ilícitas, propaganda y publicidad comercial, las

contribuciones especiales por mejoras sobre plusvalía de las propiedades

generadas por cambio de uso o de intensidad de aprovechamiento con que

se vean favorecidas por los planes de ordenación urbanística, entre otros que

se asignen por ley.

42

c) El impuesto territorial rural o sobre predios rurales y otros ramos

tributarios Nacionales o estadales, conforme a las leyes de creación de estos

tributos.

d) Los derivados del situado constitucional y otras transferencias o

subvenciones nacionales o estatales.

e)

El

producto

de

las

multas

y

sanciones

en

el

ámbito

de

sus

competencias y demás que le sean atribuidas.

f) Los intereses o dividendos por suscripción de capital.

g)

Los provenientes del Fondo de Compensación Internacional.

H)

Los demás que determine la ley.

Ingresos Extraordinarios son:

a) El producto del precio de venta de los ejidos y demás bienes muebles e

inmuebles municipales.

b) Los bienes que se donaren o legaren a su favor.

c) Las contribuciones especiales.

d) Los aportes especiales que le acuerden organismos nacionales o

estatales.

e) El producto de los empréstitos y demás operaciones de crédito público

contratados, conforme con la ley.

Dado las diferentes teóricas sobre los ingresos tributarios se puede

evidenciar que lo comentado por Moya (2006) y la CRBV (1999), presentan

similitud debido a que los definen como recursos que entran al estado de

forma voluntaria para satisfacer las necesidades colectivas, en cambio lo

43

planteado por la LOPPM el cual señala que no podrán cobrarse ni impuestos,

tasas, entre otras sino en los casos previstos por las leyes.

Esto conlleva a que los ingresos tributarios son recursos que entran al

estado por medio de contribuciones realizadas por el ciudadano, pero debido

a lo planteado en las leyes este ingreso no debe ser permitido a menos que

exista un caso que se encuentre establecido en las leyes, tanto en la CRBV,

como en la Ordenanza de los impuestos a las actividades económicas, en la

LOPPM, como entre otras.

2.2. Potestad Tributaria Municipal

La potestad tributaria es el conjunto de poderes, facultades y atribuciones

concedidas por la Constitución a los municipios para cumplir con la actividad

tributaria dentro de su ámbito local, en este sentido Moya (2006), indica la

potestad tributaria como la facultad de un ente o estado para crear tributos y

exigirlos a aquellas personas sometidas al ámbito espacial de esa ley.

Rachadell

(2006),

menciona

que

la

posibilidad

de

recaudar

estos

impuestos era positiva desde el punto de vista de la equidad horizontal ya

que ampliaba las opciones de recaudación a los municipios con baja

población y de carácter rural, siempre en desventaja económica respecto a

los

municipios

urbanos

y

de

concentración

comercial

e

industrial.

En

definitiva, el impuesto territorial rural no ha podido establecerse ni cobrarse

44

por ningún nivel de gobierno, lo que implica que no se han materializado

avances en materia tributaria municipal luego de la Constitución de 1999.

Otra novedad sobre el poder tributario municipal en la Constitución es su

explicación en el artículo 180, con el objeto de deslindar de la materia

tributaria las potestades reguladoras del Poder Nacional Brewer-Carías,

(2001), señala que sin embargo, el poder tributario declarado especial para

los municipios, está limitado en el numeral 13 del artículo constitucional 156,

ya que el Poder Nacional puede definir principios, parámetros y limitaciones,

especialmente para la determinación de los tipos impositivos o alícuotas de

los tributos estadales y municipales.

El establecimiento de límites a las alícuotas surge por el problema de

voracidad fiscal de algunos municipios, especialmente en el cobro del

Impuesto de Actividades Económicas, problema real en algunos casos, pero

cuya solución representa una intromisión en la autonomía del municipio.

Luego, la Ley Orgánica del Poder Público Municipal (LOPPM 2001) es

otro instrumento legal con efectos en el poder tributario municipal. En esta se

avanzó con la estandarización de las características de los impuestos

municipales enumerados en la Constitución, solventando un vacío sobre la

materia que se prestaba a confusiones de interpretación tanto al momento de

crear

las

ordenanzas

tributarias

como

al

momento

de

aplicarlas.

Sin

embargo, hubo un grave fallo de omisión ya que la LOPPM pudo haber

desarrollado la legislación de los impuesto a los predios rurales y el de

45

transacciones inmobiliarias para ampliar las opciones de recaudación en

muchos municipios de carácter rural, pero no lo hizo.

A

la

final

Brewer y otros (2005), afirman que la potestad tributaria

municipal

significa las facultades

y

deberes

que

la

ley

le

asigna

a

la

administración municipal, para determinar, recaudar y fiscalizar la obligación

tributaria.

Dado a la complejidad del área de la potestad tributaria se observa que la

misma presenta un importante rol dentro de las leyes y la CRBV debido que

por medio de ella es declarado especialmente el poder tributario para los

municipios, ya que el mismo puede definir los principios, parámetros y

limitaciones que se puedan presentar ante el contribuyente y el ente o

estado.

2.2.1. Características de la Potestad Tributaria

Se puede dilucidar que la potestad tributaria participa de las siguientes

características, tal como lo menciona Muñoz (2010), se menciona:

1. Es determinada por el Poder legislativo, ya que este es quien analiza

las necesidades planteadas por el Poder Ciudadano y planifica las maneras

de satisfacerla.

2. Es aplicada y administrada por el Poder Ejecutivo.

46

4. Es inherente al Estado, ya que es el único que tiene la potestad de

planificar, ejercer y sancionar.

5. Emana de la norma suprema, en este caso nace de la Constitución

Bolivariana de Venezuela.

6. Está facultada para imponer contribuciones mediante la ley.

7. Regula las funciones de los órganos correspondientes.

8. Se dice que tiene igualdad, ya que todas las personas deben participar

en las contribuciones para satisfacer las necesidades publicas.

9. Se aplica la generalidad, ya que debe aplicarse equitativamente a los

contribuyentes sujetos a los tributos.

10. Todos los tributos son creados por la ley establecida por el Orden

Legislativo,

por

ello

se

afirma

que

todos

inseparable del sistema tributario.

los

tributos

son

una

parte

11. Atendiendo a la ley, protege al contribuyente de verse sobre gravado

de tributos, de manera que el Estado no se vea en la obligación de realizar

una expropiación del patrimonio del contribuyente para el pago de estos

tributos.

Por otro lado Martínez (2013), señala que cuando se habla de potestad

tributaria nos referimos necesariamente a la fuerza que emana de la propia

soberanía del Estado, potestad es poder que emana de la soberanía del

estado.

47

De manera resumida, podemos precisar las siguientes características de

la potestad tributaria: a) Es inherente o connatural al estado, b) Emana de la

norma suprema, c) Es ejercida por el poder legislativo, d) Faculta para

imponer contribuciones mediante la ley y e) Fundamenta la actuación de las

autoridades.

Por tanto, como ya se indico, cuando se hace alusión a la potestad

tributaria se refiere necesariamente a la fuerza que emana de la propia

soberanía del estado, que puede ser ejercida discrecionalmente por el poder

público, y que se agota en su propio ejercicio.

Como también a un poder que será ejercido discrecionalmente por el

órgano legislativo, dentro de los limites que establece la propia constitución;

este poder se caracteriza y concluye con la emisión de la ley, en la cual,

posteriormente,

los

sujetos

destinatarios

del

supeditados para su debido cumplimiento.

2.2.2. Tributos Municipales

precepto

legal

quedan

Los tributos municipales son las prestaciones generalmente de dinero que

exigen a los contribuyentes o responsables en virtud de una ordenanza. En

este sentido Moya (2006), indica que los tributos Municipales son medios de

obtener fuentes de ingresos de los entes locales y a su vez le da un carácter

48

Constitucional y una potestad originaria ya que emana directamente de la

Carta Fundamental.

Se basa en la Ley del Poder Publico Municipal (2010) en el artículo 160

donde establece: Que los Municipios a través de ordenanzas podrá crear,

modificar

o

suprimir

los

tributos

que

le

corresponda

por

disposición

constitucional o que le sean asignado por ley estatal o nacional.

Seguidamente Acosta (2007), indica que los tributos son prestaciones de

carácter obligatorio exigidos en dinero por el Municipio en virtud de su poder

e imperio a todas aquellas personas que se encuentren en las situaciones de

hecho

preestablecidas

municipales,

entre

los

por

las

tributos

contribuciones especiales.

ordenanzas

que

se

mencionan

los

regulan

los

impuestos,

tributos

tasas

y

Así mismo, Guerrero (2007), deduce que es de carácter genérico y ello

significa: Todo pago o erogación que deben cumplir los sujetos pasivos de la

relación

tributaria,

en

virtud

de

una ley

formalmente

sancionada

pero

originada de un acto imperante, obligatorio y unilateral, creada por el

estado en

uso

de

su

potestad

y soberanía.

Los

diferentes

conceptos

específicos

del

tributo

son

de

sutiles

consideraciones,

por

lo

que

generalmente se utilizan indistintamente; sin embargo podría tratar de

definirlo así:

Impuestos: (Nacional, Estatal o Municipal) Obligación pecuniaria, que

deben cumplir los contribuyentes sujetos a una disposición legal, por un

hecho económico realizado sin que medie una contraprestación recíproca por

49

parte del estado perfectamente identificado con la partida tributaria obligada.

En definición el impuesto es jurídicamente, como todos los tributos una

institución de derecho público, por lo que es una obligación unilateral

impuesta coactivamente por el Estado en virtud de su poder de imperio.

Tal sistema social importa la existencia de un órgano de dirección (el

Estado) encargado de satisfacer necesidades públicas. Como ellos requiere

gastos, y por consiguientes ingresos, se lo inviste en la potestad de recabar

coactivamente

cuotas

de

riqueza

de

los

obligados

sin

proporcionarles

servicios concretos divisibles algunos a cambio como retribución. Teniendo

pues en cuenta lo antes dicho se sintetiza el concepto de la siguiente

manera: son impuestos las prestaciones en dinero o en especies, exigidas

por el Estado en virtud del poder del imperio, a quienes se hallan en las

situaciones consideradas por la ley como los hechos imponibles.

Descritas todas estas teorías los autores señalan diferentes contextos,

debido a que Moya (2006), indica que los tributos municipales son medios de

obtener fuentes de ingresos, de los entes locales, mientras que Acosta

(2007), manifiesta que los tributos municipales son prestaciones de carácter

obligatorio exigidos en dinero por el Municipio y a la final Guerrero (2007),

deduce que los mismos son de carácter genérico y que ello significa todo

pago que deben cumplir los sujetos pasivos de la relación tributaria. Todo

esto concluye que los tributos municipales son obligaciones que deben

cumplir cada uno de los contribuyentes sujetos a cualquier disposición legal

por un hecho económico impuesto por el Estado.

50

2.3. Municipio Maracaibo del Estado Zulia

El Municipio Maracaibo Zulia es un ente autónomo con personalidad

jurídica el cual se rige a través de leyes y la ordenanza municipal, debido a

ello Morrison (2006), señala que el mismo es rico región occidental de

Venezuela que limita con Colombia. Sus 2,2 millones de habitantes en 2005

la convierten en la segunda ciudad más poblada de la nación después de la

capital, Caracas (3,6 millones). Pequeños ferrocarriles sirvieron a los puertos

del Golfo de Venezuela y del Lago de Maracaibo, pero nunca hubo una

conexión ferroviaria entre Maracaibo y la capital federal o con la vecina

Colombia.

Maracaibo

fue

la

segunda

ciudad

venezolana,

después

de Caracas, en tener un sistema de tranvías.

Por otro lado la división política administrativa se hacía por Distritos. En

1862 se crea el Concejo Municipal del Distrito Maracaibo, bajo la alcaldía

de Luís Araujo Guevara. Luego de dos largas dictaduras, en 1958, se elige

democráticamente a Noel Vidal, cambiándose el nombre de Distrito al de

Municipio Maracaibo.

Según el Título I, artículo 3 de la Ley Orgánica de Régimen Municipal de

1978, el municipio constituye la unidad política primaria y autónoma dentro

de la organización social establecida en una extensión determinada de

territorio. Tiene personalidad jurídica y su representación la ejercerán los

órganos determinados en esta Ley.

51

Su organización será de carácter democrático y tendrá por finalidad el

eficaz gobierno y administración de los intereses peculiares de la entidad.

Esta Ley se reformula en 1989 y establece que el gobierno municipal se

ejerce

por

un

alcalde

(rama

ejecutiva)

y

un

consejo

municipal

(rama

deliberante), donde al segundo le corresponde legislar y controlar al primero.

En

1990,

con

la

elección

directa

de

las

autoridades

municipales,

concejales y alcaldes, entra en vigencia la nueva Ley de División Político-

Territorial de Venezuela, donde los estados quedaron conformados en

municipios y estos por parroquias. El 22 de enero de 1995, el municipio

Maracaibo se divide para crear el Municipio San Francisco, adoptando el

municipio Maracaibo su forma actual.

El 8 de junio de 2005 según Gaceta Oficial N° 38.204 entra en vigencia la

Ley

Orgánica

de Poder

Público

Municipal que

establece

entre

sus

fundamentos "desarrollar los principios constitucionales, relativos al Poder

Público

Municipal,

su

autonomía,

organización.

Como

también

el

funcionamiento, gobierno, administración y control, para el efectivo ejercicio

de la participación protagónica del pueblo en los asuntos propios de la vida

local,

conforme

a

los

valores

de

la

democracia

participativa,

la

corresponsabilidad

social,

la

planificación,

la

descentralización

y

la

transferencia a las comunidades y grupos vecinales organizados.

En relación a las teorías descritas presentan diferencias dada a que

Morrison (2006), señala que el Municipio es rico en región occidental y con

una división política administrativa la cual se hacía por distritos, mientras que

52

la Ley Orgánica del Régimen Municipal en su artículo 34 menciona que es

una unidad política primera y autónomo dentro de la organización.

Todo esto hace énfasis a que el Municipio Maracaibo es una unidad

política

autónoma

y

organización.

rico

en

región

occidental

dentro

de

un

ente

u

2.3.1. Impuesto

sobre las Actividades Económicas de Industria,

Comercio, Servicio e Índole Similar

Los impuestos sobre las actividades económicas de industria, comercio,

servicio e índole similar son los tributos que gravan ingresos brutos que se

originan de una actividad económica tanto de personas naturales como

jurídicas.

Debido

a

ello

Moya

(2006),

el

impuesto

a

las

actividades

económicas se remonta a la época medieval, cuando los señores feudales o

soberanos

entregaban

un

carta

patente

a

sus

súbditos,

que

era

un

autorización para que el súbdito ejerciera una determinada actividad ya sea

industrial, comercial.

Como también de un oficio y era considerada una verdadera tasa, que era

la contraprestación del servicio que prestaba el soberano al permitir que el

vasallo realizara sus actividades. En Venezuela aparece en la constitución

desde el año de 1830, a partir de la entrada en vigencia de la constitución del

año 1999, deja de denominarse patente de industria y comercio, y adquiere

53

el nombre de impuesto sobre actividades económicas, de industria, comercio,

servicios o de índole similar.

Plantea el autor, el impuesto a las actividades económicas es un impuesto

que grava los ingresos brutos que se originan de toda actividad económica,

de industria, comercio, servicios o índole similar, realizada en forma habitual

o eventual en la jurisdicción de un determinado municipio y que puede estar

sometido a un establecimiento comercial, local, oficina o lugar físico y cuyo

fin sea el lucro.

Por otro lado Candal (2005), plantea que en Venezuela, el denominado

impuesto de patente de industria y comercio, o actualmente impuesto

municipal a las actividades económicas, ha tenido un doble carácter.

Primero,

como

autorización

para

ejercer

actividades

industriales

y

comerciales, y segundo, como impuesto sobre tales actividades. Como

también establece que son todas aquellas actividades que tienen por objeto

la

circulación

y

distribución

de

productos,

bienes

y

servicios

entre

productores, intermediarios y consumidores, y en general, aquella actividad

constituida por actos definidos subjetiva y

comercio por la legislación mercantil.

objetivamente como actos de

También Sáez y otros (2011), señalan que la actividad industrial y de

comercialización de bienes se considerará gravable en un municipio, siempre

que se ejerza mediante un establecimiento permanente, o base fija, ubicado

en el territorio de ese municipio cuyo hecho generador es el ejercicio

habitual, en jurisdicción del mismo, de cualquier actividad lucrativa de

54

carácter independiente. Y la base imponible está constituida por los ingresos

brutos que esa actividad genera.

Por otro lado Acosta (2007), indica que este impuesto es distinto a los

tributos que corresponden al poder Nacional o Estadal sobre la producción o

el consumo de un bien, o a una actividad en particular. Al establecer las

alícuotas sobre el impuesto a las actividades económicas, los municipios

deberán ponderar la incidencia del tributo nacional o estadal en la actividad

económica que se trate.

Dada a las diferentes teorías establecidas con anterioridad por los autores

evidencia

que

presentan

varios

enfoques

sobre

los

impuestos

a

las

actividades económicas, como es el caso de Moya (2006) y Sáez y Otros

(2011), quienes señalan que el impuesto a las actividades económicas es un

impuesto que grava los ingresos brutos que se originan de toda actividad

económica, realizada en forma habitual o eventual en la jurisdicción de un

determinado municipio.

Mientras que Candal (2005), menciona que es un impuesto que ha tenido

un

doble

carácter

primero,

como

autorización para ejercer

actividades

industriales y comerciales, y segundo, como impuesto sobre tales actividades

y la final Acosta (2007), que este impuesto es distinto a los tributos que

corresponde al Poder Nacional sobre la producción o consumo de un bien.

Todo esto difiriere a que el Impuesto a las actividades económicas

presenta una gama de ejercicios como también la originalidad en toda

actividad económica realizada que grava los ingresos brutos en la jurisdicción

55

de un municipio en particular, como también se establece por medios de

leyes y la CRBV.

2.3.1.1. Características del Impuesto a las Actividades Económicas de Industria, Comercio, Servicio e Índole Similar (IAE).

En consecuencia a sus definiciones se contractan las características del

impuesto

a

las

actividades

económicas

las

cuales

se

describen

a

continuación: Urrutia (2005), señala las características del Impuesto sobre las

Actividades Económicas, tales como:

a. No es un impuesto a las ventas, pues éste es de competencia Nacional.

b. Debe existir un lugar donde se desarrolla la actividad comercial o

industrial

c. Debe estar establecido en las ordenanzas, pues si este impuesto no se

encuentra allí, la municipalidad no puede exigir el cumplimiento ya que

violaría el principio de reserva legal.

d. Es un impuesto municipal, debido a

que es competencia de un

determinado municipio y no es competencia del poder nacional o estatal.

e. Está sometida a la jurisdicción de un municipio, donde sólo es aplicable

en el territorio de un determinado municipio.

f. Es un impuesto a la actividad lucrativa, grava los ingresos brutos que se

originan del ejercicio de una actividad industrial, comercial o similar.

g. Está vinculado a un establecimiento.

56

Debe existir un lugar físico ya sea agencia, oficina, fábrica, industria,

comercio donde se desarrolla la actividad industrial, comercial o de índole

similar.

Del mismo modo Moya (2006), señala las siguientes características de

los impuestos a las actividades económicas:

1. Es un impuesto municipal, local o territorial, aplicable en el ámbito

espacial de un municipio determinado. Es aplicable en y desde la jurisdicción

de un municipio con independencia de que el ámbito espacial o territorial

donde se desarrolle o nazca el hecho imponible sea del dominio público o

privado de otra entidad territorial.

2. Es un impuesto que grava actividades lucrativas que produce el

ejercicio de la industria, servicio, comercio o índole similar, de carácter

independiente, aun cuando estas actividades se realicen de hecho, es decir,

que el contribuyente o responsable actúe sin obtención previa de la licencia.

3. No es un impuesto a las ventas o el consumo aun cuando grava los

ingresos producto a las ventas.

4. En principio, se encuentra vinculado a un establecimiento comercial,

agencia, oficina, sucursal o lugar físico donde se ejercerá la actividad

económica lucrativa de comercio, servicio, industria o actividad de índole

similar.

5. Ejercido en forma habitual o en forma ocasional.

6. Es un impuesto directo, ya que grava manifestaciones inmediatas de

riquezas, de capacidad económica.

57

7. Es un impuesto proporcional.

Por otro lado Ruiz (1998), el impuesto a las actividades económicas

cumple las siguientes características:

a. Es un impuesto directo, ya que la inmediatez del hecho imponible con

la base imponible, y la exigibilidad de la obligación tributaria, incentivan

naturalmente la traslación del gravamen a los precios de los bienes o

servicios, sin perjuicios de las trabas externas que pueden existir para ello.

b. Es un impuesto real, porque para su cuantificación, ni la base imponible

ni la alícuota toman en cuenta las condiciones subjetivas de los destinatarios

legales

tributarios,

sino

tan

sólo

la

actividad

que

ellos

ejercen

con

habitualidad, lo cual constituye una manifestación subjetiva de riqueza de los

eventuales sujetos pasivos.

c. Es un impuesto territorial en cuanto recae exclusivamente sobre

aquellas actividades ejercidas en un todo o en parte, dentro del ámbito físico

de la jurisdicción local que lo impone.

d. Es un impuesto periódico, ya que a diferencia de los impuestos

instantáneos, en los cuales la obligación de pagar el impuesto se relaciona

con un momento o acto determinado, existe una alícuota constante, que se

relaciona con la actividad cumplida durante el tiempo señalado por la

ordenanza respectiva.

e. Es un impuesto proporcional y f. Es un impuesto de efecto regresivo.

Las teorías antes descritas por los autores presentan similitud a que

Urrutia

(2005),

Moya

(2006)

y

Ruiz

(1998),

quienes

describen

las

58

características de: Está sometida a la jurisdicción, y la vez es un impuesto a

la actividad lucrativa y está vinculada a un establecimiento. Es por esto que

el listado descrito se puede observar que las características al impuesto a las

actividades económicas hacen énfasis a todo lo relacionado con estos

impuestos y así poder darle al contribuyente la información que necesita.

2.3.2.

El

Impuesto

a

las

Actividades

Económicas

de

Industria,

Comercio, Servicio e Índole Similar según la Ley Orgánica del Poder Popular Municipal (LOPPM) (2010).

Los impuestos a las actividades económicas según la LOPPM, difiere en

la mayoría de sus artículos como es el caso del artículo 207 que enfoca el

particular de que para que una actividad pueda ser considerada sin fines de

lucro deberá ser reinvertido en el objeto de asistencia social u otro similar en

que consista la actividad.

En el caso de persona jurídica que ese beneficio no sea repartido y en el

caso de que el impuesto se causara con dependencia de que el territorio en

el cual se desarrolle la actividad sea del dominio público o privado de otra

entidad esto es prescrito por el artículo 208.

Consecuentemente en el artículo 209 se evidencia que a estos tributos les

son considerados una serie de los cuales se describen a continuación:

Actividad Industrial la cual es dirigida a producir, obtener, transformar,

59

ensamblar o perfeccionar uno o varios productos naturales o sometidos a un

proceso, Actividad Comercial capaz de tener por objeto la circulación.

Como también la distribución de productos y bienes para la obtención de

ganancia

y

Actividad

de

Servicios

la

cual

comporte

principalmente

prestaciones de hacer, sea que predomine la labor física o la intelectual,

quedan incluidos en este reglón los suministros de agua, electricidad, gas,

telecomunicaciones y aseo urbano.

Finalmente la distribución de billetes de lotería, bingos, casinos y a los

fines del gravamen sobre las actividades económicas no se considerara

servicios los prestados bajo relación de dependencia.

Del mismo modo los ingresos brutos se entienden como todos los

proventos o caudales que de manera singular reciba el participante o

establecimiento

por

causa permanente

económicas gravadas.

relacionada

con las

actividades

Así mismo siempre que no sea obligado a restituirlo de quienes hayan

sido recibidos y a la vez no sean consecuencia de un préstamo, a la vez un

establecimiento se entiende una sucursal, oficina, fabrica, taller, instalación.

Como

también

almacén,

tienda,

obra

en

construcción,

centro

de

actividades, entre otras ubicados n la jurisdicción, el suministro de servicios a

través de maquinas y otros elementos instalados en el municipio o por

empleados para cualquier fin, todo esto difiere de los artículos 211 y 218. Por

otra parte en el artículo 221, se consideran criterios técnicos y económicos

utilizables a los fines de la atribución de ingresos a los municipios en los

60

cuales un mismo contribuyente desarrolle un proceso económico entre los

siguientes:

El valor de los activos empleados en el municipio con el valor de los

activos a nivel interjurisdiccional, los salarios pagados a nivel y los ingresos

generados desde el Municipio Maracaibo con los ingresos obtenidos a nivel.

Debido a ello los contribuyentes están obligados a llevar sus registros

contables de manera que quede evidenciado el ingreso atribuible a cada una

de las jurisdicciones municipales en las que tenga un establecimiento

permanente, se ejecute una obra o se preste un servicio lo cual es señalado

por el artículo 222.

Seguidamente en el artículo 223, el cual señala que los factores previstos

en los artículos anteriores, la atribución de ingresos entre jurisdicciones

municipales se regirá por las normas descritas a continuación:

La prestación del servicio de energía eléctrica, los ingresos se atribuirán

a la jurisdicción donde ocurra el consumo, el caso de actividades de

transporte entre varios municipios, el ingreso se entiende percibido en el

lugar donde el servicio sea contratado, siempre que lo sea a través de un

establecimiento permanente ubicado en la jurisdicción.

Así como también el servicio de telefonía fija se considerará prestado en

jurisdicción del Municipio en el cual esté ubicado el aparato desde donde

parta la llamada, el servicio de telefonía móvil se considerará prestado en la

jurisdicción del Municipio en el cual el usuario esté residenciado. Del mismo

61

modo de ser persona natural o esté domiciliado, en caso de ser persona

jurídica.

Se presumirá lugar de residencia o domicilio el que aparezca en la

factura correspondiente, los servicios de televisión por cable, de Internet y

otros similares, se considerarán prestados en la jurisdicción del Municipio en

el

cual

el

usuario

esté

residenciado,

de

ser

persona

natural

o

esté

domiciliado, en caso de ser persona jurídica.

Ahora bien la condición de agente de retención de impuesto sobre las

actividades económicas señalado en el artículo 225, el cual señala que no

podrá recaer en personas que no tengan establecimiento permanente en el

Municipio, con excepción de organismos o personas jurídicas estatales.

Finalmente en los articulo 226 y 227, señalan que las actividades de

agricultura, cría, pesca y actividad forestal siempre que no se traten de

actividad primaria, podrán ser gravadas con el impuesto sobre actividades

económicas, comerciales, industriales, de servicio y de índole similar pero la

alícuota del impuesto no podrá exceder del uno por ciento (1%) hasta tanto la

ley nacional sobre la materia disponga alícuotas distintas.

Y como también en que los efectos de este tributo a las actividades

económicas, comerciales, industriales, de servicio y de índole similar, se

entenderán

por

explotación

primaria

la

simple

producción

de

frutos,

productos o bienes que se obtengan de la naturaleza, siempre que éstos no

se sometan a ningún proceso de transformación o de industrialización dentro

de un Municipio en su jurisdicción.

62

2.4. El Impuesto a las Actividades Económicas Según la Ordenanza sobre Licencia e Impuesto a las Actividades Económicas, Comerciales, Industriales, de Servicio y de Índole Similar en el Municipio Maracaibo del Estado Zulia. (2010).

La ordenanza Municipal constituye las normas de aplicación general

sobre

los

asuntos

específicos

de

interés

local.

Dichas

normas

serán

promulgadas por el Alcalde y publicadas en Gaceta Municipal. La autonomía

tributaria le permite al municipio crear, mediante ordenanzas, ingresos

propios a través de su potestad tributaria.

Aquí se destaca el hecho de que los tributos propios solo pueden crearse

mediante ordenanzas, lo que quiere decir que los municipios no pueden

crearlos

mediante

otros

instrumentos

jurídicos

como

resoluciones

o

acuerdos. La ordenanza permite establecer cómo se calcula el Impuesto de

Actividades Económicas. La ordenanza permite establecer cómo se calcula

el Impuesto de Actividades Económicas.

En su artículo 1, el cual señala que la presente Ordenanza establece los

requisitos y procedimientos que deben cumplir las personas naturales y

jurídicas

que

ejerzan

actividades

económicas

de

industria,

comercio,

financieras, de prestación de servicios o de índole similar, de manera

eventual o ambulante con fines de lucro, residentes o no en el Municipio

Bermúdez del Estado Sucre, sujetas al pago del impuesto sobre la actividad

económica.

63

Seguidamente en su artículo 4, donde se trata del hecho generador del

impuesto de patente de industria y comercio en el ejercicio, desde la

jurisdicción de los municipios, de una actividad industrial, comercial

o

económica de índole similar, con fines de lucro o remuneración.

A los efectos de esta ordenanza se considera:

1. Actividad Comercial: Toda actividad que tenga por objeto la circulación

y

distribución

de

productos

bienes

y

servicios

entre

productores

y

consumidores para la obtención de lucro o remuneración y los derivados de

los actos de comercio considerados objetiva y subjetivamente como tales por

la legislación mercantil, salvo prueba en contrario para la obtención de lucro.

2.

Actividad

Industrial:

Toda

actividad

dirigida

a

producir,

obtener,

transformar o perfeccionar uno o varios productos naturales o sometidos ya a

otro proceso industrial preparatorio

3. Actividad Financiera: Toda actividad desarrollada dentro del mercado

monetario

y

de

intermediación

financiera

por

todas

aquellas

personas

jurídicas

regidas

por

la

ley

general

de

bancos

y

otras

instituciones

financieras, y demás leyes especiales que regulan este mercado.

4. Actividades de servicios: Toda aquella que comporte, principalmente,

prestaciones de hacer, sea que predomine la labor física o intelectual.

Quedan

en

este

renglón

los

suministros

de

agua,

electricidad,

gas,

telecomunicaciones, y aseo urbano entre otros, así como la distribución de

billetes de loterías, los bingos, casinos y demás juegos de azar.

64

La

actividad

comercial

en

los

términos

expresados

por

la

ley,

se

corresponde con la comercialización, entendida ésta como el proceso cuyo

objetivo es hacer llegar los bienes desde el productor al consumidor, por otra

parte se considera como actividad industrial las dedicadas. Como a la

producción, extracción, fabricación, confección, preparación, transformación,

manufactura y ensamblaje de cualquier clase de materiales o bienes,

mientras que la actividad financiera es el conjunto de operaciones que se

efectúan en el mercado de oferentes y demandantes de recursos financieros.

Como también incluyendo aquellas operaciones que intervienen en la

formación del mercado de dinero y de capitales, entretanto las actividades de

servicios

son

consideradas

todas

aquellas

que

admitan

esencialmente

prestaciones de hacer sea que prevalezca el trabajo físico o intelectual entre

los contribuyentes y el Organismo público.

2.5.

Elementos

del

Impuesto

a

las

Actividades

Económicas,

Comerciales, Industriales, de Servicio y de Índole Similar (IAE)

a. Hecho Imponible

El hecho imponible se genera cuando la riqueza grava una actividad

económica lucrativa en un determinado territorio. Es por ello que Acosta

(2007), señala como al ejercicio habitual, en la jurisdicción del Municipio,

siendo cualquier actividad lucrativa de carácter independiente, aun cuando

65

dicha actividad se realice sin la obtención de licencia, sin el perjuicio de las

sanciones que por esa razón sean aplicables.

Así mismo Moya (2007), señala que el hecho imponible es el presupuesto

establecido por la ley para tipificar el tributo cuya realización origina el

nacimiento de una obligación, la de pagar el impuesto. Igualmente, cuando la

riqueza gravada u objeto material se encuentra establecida en la ley tributaria

y realización de un hecho determinado produce un efecto jurídico que en la

doctrina recibe el nombre de supuesto de hecho o hecho imponible.

Del mismo modo el hecho imponible del impuesto a las actividades

económicas lucrativas es el ejercicio habitual u ocasional de una actividad

lucrativa de carácter independiente, realizada en el espacio territorial de un

municipio, vinculado o no a un local, oficina comercial, industrial o espacio

físico donde realizar dicho ejercicio.

El impuesto sobre actividades económicas se grava con independencia

de que el territorio o espacio el cual se desarrolle la actividad lucrativa sea

del dominio público o del dominio privado de otro ente territorial o se

encuentre cubierto por aguas.

El hecho imponible es el supuesto designado por la ley como generador

de

la obligación tributaria, en el

caso del impuesto sobre actividades

económicas, consiste en el ejercicio de un comercio, de una industria, de una

actividad lucrativa. También el mismo autor menciona que el hecho imponible

de tributo municipal se encuentra instituido en el artículo 205 de la Ley

Orgánica del Poder Público Municipal (LOPPM): El Hecho imponible del

66

impuesto sobre actividades económicas, es el ejercicio habitual, en la

jurisdicción

del

Municipio,

de

cualquier

actividad

lucrativa

de

carácter

independiente, aun cuando dicha actividades realice sin previa obtención de

licencia, sin menoscabo de las razones que por esta razón sean aplicables.

El periodo impositivo de este impuesto coincidirá con el año natural y los

ingresos gravables serán los percibidos en ese año, sin perjuicio de que

puedan ser establecidos mecanismos de declaración anticipada sobre la

base de los ingresos brutos percibidos en el año anterior al gravado y sin

perjuicio de que pueda ser exigido un mínimo tributable consistente en un

impuesto fijo, en los casos en que así lo señalen las ordenanzas.

El comercio eventual o ambulante también estará sujeto al impuesto sobre

actividades económicas. Por otro lado Crespo (2009), menciona que el hecho

imponible es la circunstancia hipotética y condicionante que el legislador

espera se produzca respecto de una persona en un momento preciso

predeterminado y en un lugar también legalmente preestablecido.

Además en sus artículos números 36, 37

y 38, señalan

que es

el

presupuesto establecido por la ley para tipificar el tributo, y cuya realización

origina el nacimiento de la obligación tributaria. Así que se considera ocurrido

el hecho imponible y existente en sus resultados:

En las situaciones de hecho, desde el momento que se hayan realizado

las circunstancias materiales necesarias para que produzcan los efectos que

normalmente les corresponden y en las situaciones jurídicas, desde el

67

momento en que estén definitivamente constituidas de conformidad con el

derecho aplicable.

b. Base Imponible

La base imponible se calcula a través de los ingresos brutos por el

contribuyente por un periodo determinado en su jurisdicción municipal, por

esto Acosta (2007), indica que la base imponible esta constituida por los

ingresos brutos percibidos en el periodo impositivo correspondiente por las

actividades económicas u operaciones cumplidas en la jurisdicción del

Municipio.

Así mismo Moya (2006), muestra que la base imponible aplicable al

ejercicio de la actividad económica, industrial, comercial, de servicios o de

índole similar es el monto de los ingresos brutos obtenidos efectivamente por

el contribuyente.

Seguidamente

durante

el

periodo impositivo correspondiente

por

el

ejercicio de las actividades económicas u operaciones realizadas en la

jurisdicción de un determinado Municipio de acuerdo con las disposiciones

implícitas en la Ley Orgánica del Poder Público Municipal o en los Acuerdos

o Convenios celebrados.

La base imponible o base de cálculo, consiste en los ingresos brutos o en

el monto de las ventas o de las operaciones efectuadas, como índice para

medir la actividad lucrativa y aplicar el gravamen correspondiente. Se tendrán

68

como deducciones de la base imponible: Las devoluciones de bienes o

anulaciones de contratos de servicios, siempre que se haya reportado como

ingreso la venta o servicio objeto de la devolución y los documentos

efectuados según las prácticas habituales de comercio.

Por otro lado Crespo (2009), señala que la base imponible es la cantidad

que ha de ser objeto del gravamen por liquidar, una vez depuradas las

deducciones y rebajas legalmente autorizadas como también la magnitud

susceptible de una expresión cuantitativa, definida por ley que mide alguna

dimensión económica del hecho imponible y que debe aplicarse a cada caso

concreto a los efectos de la liquidación del impuesto.

c. Alícuota

La alícuota indica la tarifa que se va aplicar en los ingresos brutos, debido

a esto Moya (2006), indica que la misma es aplicable a los ingresos brutos

obtenidos, como también se encuentra establecida en el clasificador de

Actividades Económicas, el

cual

varía, dependiendo de la actividad o

actividades desarrolladas. La alícuota es proporcional y se fija igualmente un

mínimo tributable en Unidades Tributarias (U.T.).

La

alícuota

impositiva

aplicable

de

manera

general

a

todos

los

municipios, será fijada en la Ley de Presupuesto Anual, a proposición del

Ejecutivo Nacional. Por otro lado la alícuota es una cantidad fija, porcentaje o

escala que sirven como base para la aplicación de un gravamen. Cuota parte

69

proporcional de un monto global de acuerdo al glosario de términos de

tributos internos (SENIAT).

A la final Jiménez, Martínez y Moya (2010), mencionan que esta alícuota

va

a

variar

dependiendo

de

la

actividad desarrollada.

La

alícuota

es

proporcional y se fija igualmente un mínimo tributable en unidades tributarias,

las cuales se encuentran establecidas en el clasificador de actividades según

la Ordenanza.

d. Sujeto Activo

El

sujeto Activo es el

Municipio el

cual

establece las obligaciones

tributarias del contribuyente a través de las leyes y ordenanzas, es por ello

que Moya (2006), menciona que el sujeto activo o ente acreedor del

Impuesto es la Administración Tributaria Municipal.

Por otro lado de acuerdo con el artículo 18 del Código Orgánico Tributario

(2001), el sujeto activo es el ente público acreedor del tributo, es decir, la

persona responsable de exigir, según la normativa legal, el tributo a cancelar.

Por lo cual, el Estado venezolano será el encargado de establecer la

obligación tributaria según las disposiciones contenidas a su vez. Así mismo

Jiménez, Martínez y Moya (2010), mencionan que el sujeto activo o ente

acreedor del Impuesto es la Administración Tributaria Municipal.

Por último Moya (2009), señala que el sujeto activo es el ente acreedor de

la prestación pecuniaria en que se ha circunscrito la obligación tributaria. El

70

sujeto activo es considerado por algunos tratadistas como el titular de la

potestad de imposición.

e. Sujeto Pasivo

El sujeto pasivo es el participante responsable de la obligación tributaria

sin perjuicio de su condición de contribuyente por el

ejercicio de las

actividades que se realizan en un determinado territorio.

De lo planteado con anterioridad Moya (2006), también señala que es el

contribuyente o responsable del pago del impuesto, en calidad de industrial o

comerciante, siempre y cuando realice una actividad lucrativa comercial,

industrial, de servicios o de índole similar con fines de lucro en el municipio.

Así mismo de manera habitual en una industria, comercio, local u oficina.

El contribuyente es el sujeto pasivo respecto del cual se verifica el hecho

imponible de la obligación tributaria.

Por otro lado Jiménez, Martínez y Moya (2010), señalan que el sujeto

pasivo que sin tener la condición de contribuyente debe por disposición legal

cumplir con las obligaciones que le han sido atribuidas. Esta condición recae

sobre los siguientes entes:

Las personas naturales, jurídicas o entidades o colectividades que

constituyan una unidad económica, dispongan de patrimonio y tengan

autonomía funcional, que sean propietarias o responsables de empresas o

71

establecimientos

que

ejerzan

actividades

comerciales,

industriales,

financieras o de servicios de carácter comercial.

2.5.1. Elementos de los Impuestos a las Actividades Económicas Comerciales, Industriales, de Servicio y de Índole Similar según la Ley Orgánica del Poder Popular Municipal (LOPPM) (2010).

La ley Orgánica del Poder Popular Municipal (2010), en la

Sección

tercera: ingresos tributarios de los municipios: Subsección novena: impuesto

sobre

actividades

económicas

establece

en

sus

diferentes

artículos

presentes en la jurisdicción señala aspectos importantes sobre los elementos

de los impuestos a las actividades económicas, comerciales, industriales, de

servicio y de índole similar los cuales se describen a continuación:

a) Hecho Imponible

El hecho imponible difiere en su artículo 205 que es el ejercicio habitual,

en la jurisdicción del Municipio, de cualquier actividad lucrativa de carácter

independiente, aún cuando dicha actividad se realice sin la previa obtención

de licencia, sin menoscabo de las sanciones que por esa razón sean

aplicables.

Así

como

también

el

período

impositivo

de

este

impuesto

coincidirá con el año civil y los ingresos gravables serán los percibidos en

ese año.

72

Seguidamente sin perjuicio de que puedan ser establecidos mecanismos

de declaración anticipada sobre la base de los ingresos brutos percibidos en

el año anterior al gravado y sin perjuicio de que pueda ser exigido un mínimo

tributable consistente en un impuesto fijo, en los casos en que así lo señalen

las ordenanzas, como también el comercio eventual o ambulante también

estará sujeto al impuesto sobre actividades económicas.

b) Base Imponible

La base imponible está constituida por los ingresos brutos efectivamente

percibidos en el período impositivo correspondiente por las actividades

económicas u operaciones cumplidas en la jurisdicción del Municipio o que

deban reputarse como ocurridas en esa jurisdicción de acuerdo con los

criterios previstos en esta Ley o en los acuerdos o convenios celebrados a

tales efectos. Artículo 210.

Consecuentemente en el artículo 213 señala el caso de actividades

económicas sometidas al pago de regalías o gravadas con impuestos a

consumos selectivos o sobre actividades económicas específicas, debidos a

otro nivel político territorial.

Así como también los municipios deberán reconocer lo pagado por esos

conceptos como una deducción de la base imponible del impuesto sobre

actividades económicas, en proporción a los ingresos brutos atribuibles a la

jurisdicción municipal respectiva.

73

En estos casos, el Ejecutivo Nacional podrá proponer, para su inclusión

en la Ley de Presupuesto Anual, tanto las alícuotas del impuesto sobre

actividades económicas como las aplicables por impuestos a consumo

selectivos o sobre actividades económicas específicas que correspondan al

nivel nacional o estadal de Gobierno, a fin de lograr una mejor armonización

entre los dos tipos de tributos.

Por otra parte en su artículo 214 señala que no forman parte de la base

imponible: El Impuesto al Valor Agregado o similar, ni sus reintegros cuando

sean procedentes en virtud de la ley, los subsidios o beneficios fiscales

similares obtenidos del Poder Nacional o Estadal, los ajustes meramente

contables en el valor de los activos, que sean resultado de la aplicación de

las normas de ajuste por inflación previstas en la Ley de Impuesto sobre la

Renta o por aplicación de principios contables generalmente aceptados,

siempre que no se hayan realizado o materializado como ganancia en el

correspondiente ejercicio.

Así como también el producto de la enajenación de bienes integrantes del

activo fijo de las empresas, el producto de la enajenación de un fondo de

comercio de

manera que haga

cesar los negocios de

su dueño, las

cantidades

recibidas

de

empresas

de

seguro

o

reaseguro

como

indemnización por siniestros y el ingreso bruto atribuido a otros municipios en

los cuales se desarrolle el mismo proceso económico del contribuyente,

hasta el porcentaje que resulte de la aplicación de los Acuerdos previstos en

esta Ley, cuando éstos hayan sido celebrados.

74

Actualmente se tendrán como deducciones de la base imponible las

devoluciones de bienes o anulaciones de contratos de servicio, siempre que

se haya reportado como ingreso la venta o servicio objeto de la devolución y

los descuentos efectuados según las prácticas habituales de comercio, lo

cual es descrito en el artículo 215.

Del mismo modo en su artículo 216, indica que la base fija ubicada en el

territorio de ese Municipio en la actividad industrial y de comercialización de

bienes se considerara gravable en un Municipio siempre que se ejerza, como

también las actividades de ejecución de obras y de prestación de servicios

señaladas por el artículo 217, que serán gravables en la jurisdicción donde

se

ejecute

la

obra o

se

preste el

servicio, siempre que el contratista

permanezca en esa jurisdicción por un período superior a tres meses, sea

que se trate de períodos continuos o discontinuos, e indistintamente de que

la obra o servicio sea contratado por personas diferentes, durante el año

gravable.

En caso de no superarse ese lapso o si el lugar de ejecución fuese de

muy difícil determinación, el servicio se entenderá prestado en el Municipio

donde se ubique el establecimiento permanente. En caso de contrato de

obra, quedaría incluida en la base imponible el precio de los materiales que

sean provistos por el ejecutor de la obra. Por otro lado en su artículo 219,

señala que cuando las actividades de comercialización se ejecuten a través

de varios establecimientos permanentes o bases fijas, los ingresos gravables

75

deberán ser imputados a cada establecimiento en función de su volumen de

ventas.

Como también se trata de un contribuyente industrial que venda los

bienes producidos en otros municipios distintos al de la ubicación de la

industria, el impuesto pagado por el ejercicio de actividades económicas en

el Municipio sede de la industria, podrá deducirse del impuesto a pagar en el

Municipio en que se realiza la actividad comercial. En caso que la venta se

realice en más de un Municipio sólo podrá deducirse el impuesto pagado por

el ejercicio de la actividad industrial proporcional a los bienes vendidos en

cada Municipio.

Debido a que si se trata de servicios prestados o ejecutados en varias

jurisdicciones municipales, los ingresos gravables deberán ser imputados a

cada una de ellas, en función de la actividad que en cada una se despliegue.

En

el