Sei sulla pagina 1di 4

POLLOS PARRILLEROS: genética y alimentación

Dr. P. M. Gibert

Los pollos parrilleros que se consumen son el logro de cruzamientos


adecuados, teniendo en cuenta las nuevas oportunidades que nos dan la
genética y alimentación. Estos animales son seleccionados para producir
pechuga y muslo en menor tiempo con la mejor conversión alimentaria. En
ningún momento se utilizan hormonas para lograr estos objetivos.

 Imágenes


 / ABC RuralAM PLIA R
POLLOS PARRILLEROS

El desarrollo de la selección de los pollos, buscando tener animales que produzcan lo


que el mercado prefiere de ellos –pechuga y muslo– se logra haciendo cruzamientos
adecuados, es decir, realizando una buena elección genética y satisfaciendo los
requerimientos nutricionales que esas mejoras requieren.

En la actualidad, los pollos parrilleros pueden producir1 kg de peso vivo consumiendo2


kg de alimento, en menos de 42 días. Esto se puede lograr aplicando los elementos
complementarios que se disponen.

La nueva tecnología ha cambiado un poco los conceptos de producción animal. La


genética avanza a pasos agigantados, permitiendo que un pollo de 42 días pueda tener2
kg de peso vivo consumiendo menos de4 kg de alimento. Esto es posible bajo ciertas
circunstancias que están dadas por el tipo de animal, manejo, sanitación, hábitat y
alimentación. Cuando hablo de genética, me refiero a lo que se logra mediante
cruzamientos selectivos de animales, buscando obtener de cada una de las razas lo que
el mercado prefiere. En este caso, pechuga y muslo. El aumento del pecho necesita más
músculo en las patas y con eso se compensa el desarrollo de ambos cortes de mayor
valor comercial. En estos cruces no se ha logrado aún compensar el crecimiento del
sistema respiratorio y cardíaco. Es por ello que los de mayor peso, en los días calurosos,
claudican y mueren junto al comedero.

Todo esto ha permitido desarrollar los nuevos sistemas de aire controlado en los
galpones, de tal forma que se les da mayor confort a los animales y se disminuye la
mortandad debido al calor.

Cuando se comenzó a trabajar con líneas de aves genéticamente desarrolladas, se


consideraba que obtener2 kg de pollos en 60 días era normal y económicamente
rentable. Muchos productores llegaban a terminar sus pollos en ese tiempo, pero con
altos costos de alimentación.

CONVERSIÓN ALIMENTARIA

La conversión alimentaria (CA) está dada por un valor que se determina por la cantidad
de alimento consumido para obtener1 kg de peso vivo. Haciendo un cálculo
demostrativo, si para producir un pollo de2 kg se gastaron4 kg de alimento, decimos
que la CA es de 2:1.
Recordemos que los requerimientos nutricionales de un animal están dados por la
especie, sexo, edad, raza o línea, estado sanitario y ambiente en que se desarrolla. Todo
esto se condiciona al manejo posterior de los animales, pues debe haber una excelente
línea de aves, buen alimento balanceado, eficiente manejo y adecuado plan sanitario.

En trabajos experimentales que realicé en el 2001 con hoja molida de ka’a he’ẽ, pude
apreciar que se mejoraba el sabor y la conversión alimentaria. Esto fue ratificado por el
Ing. Carlos Romero y Nelson de Font en el 2003, pero utilizando caldo de ka’a he’ẽ y
logrando mejores resultados que los míos en ganancia de peso.

En la producción moderna de aves, en especial la de pollos parrilleros, la dinámica de


desarrollo es cada vez mayor y los requerimientos nutricionales de los animales son
aumentados, debido a lo rápido que evoluciona la genética aplicada, que debe ser
compensada con una adecuada alimentación, producto de la demanda de mayor cantidad
de aminoácidos esenciales en las proteína y la energía disponibles que son cada vez
mayores. Las materias primas que disponemos muchas veces son limitadas, ya sea por
el alto precio o nivel de disponibilidad en el mercado. El maíz es una de las bases
energéticas que se utilizan con mayor frecuencia, pero su uso, muchas veces, está
limitado, ya sea por el precio o su baja oferta, lo que hace que se tenga que pensar en
fuentes alternativas, como lo es la mandioca o el sorgo.

Un pollo parrillero, criado en un lote mixto –machos y hembras– necesita ser


alimentado con una ración que contenga 3160 kcal/kg para proporcionar, a los 49 días,2
kg de peso vivo de promedio. Si la fuente de energía para poder brindar ese
requerimiento solo fuera maíz, sería imposible satisfacer tal necesidad, debido a que
este grano nos puede dar solo 3400 kcal/kg, y este solo es utilizado en algo más del 60
%.

Si bajáramos la cantidad de energía a 3000 kcal/kg, para obtener el peso en el mismo


tiempo, la conversión alimentaria se alejaría de2 kg y se situaría en2,107 kg, lo que
significa que se han gastado107 g más en producir2 kg de pollo. Si este valor lo
trasladamos a una relación de costo-beneficio, veríamos que el negocio dejaría menos
ganancia, debido a la mayor cantidad de alimento que se debe ofrecer a los animales. En
la actualidad, se llega a2 kg de peso vivo en unos 40 días.
RECOMENDACIONES

Estas reflexiones son muy importantes de tener en cuenta, pues, hoy en día, en que la
competencia local e internacional demanda eficiencia, un centavo de dólar más en el
costo de alimentación significa estar fuera del mercado.

En nuestro país, las oportunidades de fuentes de energía alimentaria son muy grandes,
ya que contamos con varias alternativas, como sorgo, mandioca y maíz, entre las más
comunes. Cuando el productor compra el alimento, debe exigir que los alimentos
balanceados señalen en su etiqueta con qué fueron preparados y qué composición
nutricional ofrecen. No es necesario revelar las proporciones, pues estas pueden ser
secretos de fábrica, pero sí deben estar identificados los ingredientes que se utilizan para
su elaboración, ya que el comprador puede decidir cuánto puede comprar para
almacenar debido al contenido graso de la materia prima utilizada. En ningún caso,
durante la producción de los pollos parrilleros se utilizan hormonas, porque no son
necesarias y, además, encarecería el producto final sin ningún beneficio.

PARA TENER EN CUENTA

La carne de pollo parrillero se puede consumir sin ningún riesgo cuando es tratada
adecuadamente. Tener en cuenta que, cuando se descongela, no se debe volver a
congelar es un problema a tenerlo presente cuando se ofrecen pollos de origen dudoso,
por no tener garantizada la cadena de frío. Es por eso que hay que comprar de
reconocidas marcas que cumplen con las normas sanitarias correspondientes y no
contienen hormonas. Una vez cocinado, se puede conservar por los diferentes métodos
conocidos y recomendados por los especialistas.

FUENTE: P. M. Gibert / ABC Color – Suplemento Rural


06/04/2016