Sei sulla pagina 1di 4

El Síndrome de Laodicea

Apocalipsis 3:14-17 Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea "El Amén, el Testigo fiel y verdadero, el
Principio de la creación de Dios, dice esto: 'Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueras
frío o caliente! 'Así, puesto que eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. 'Porque dices: "Soy
rico, me he enriquecido y de nada tengo necesidad"; y no sabes que eres un miserable y digno de lástima, y
pobre, ciego y desnudo,

N uestro caminar en el evangelio es como “la luz de la Aurora”, día a día se renueva nuestra mente y vamos
alcanzando madurez; esto es de gran bendición para nuestra vida, sin embargo no debemos creer que ya lo
hemos alcanzado todo pues correremos el riesgo de creernos autosuficientes y caer en las actitudes que tenía
la iglesia de Laodicea, sin tener, a su parecer, necesidad de nada.

L a iglesia de Laodicea estuvo colocada en un lugar donde había mucha abundancia de cosas materiales, lo que
tuvo mucha influencia sobre ellos, al creer que eran grandemente bendecidos por Dios y que ya no tenían
necesidad de nada, sin embargo vemos que Dios los amonesta dándoles un consejo. Muchos cristianos tienen la
idea de que al estar siendo prosperados económicamente ya no tienen necesidad de nada y caen en la posición que
tenía Laodicea.

En muchas congregaciones a nivel mundial y sobre todo los líderes predican sobre la prosperidad, haciendo
énfasis en lo económico, cayendo también en esa misma actitud; haciendo que sus miembros sólo busquen satisfacer
las necesidades materiales y no las que lo ayudarán a crecer espiritualmente, cambiando la prioridad bíblica que dice
“buscad primeramente el Reino de Dios”, a continuación veremos algunas actitudes y características que tenía la iglesia
de Laodicea:

1. Corte Humanista.
Es interesante ver el significado del nombre de esta iglesia ya que proviene de dos palabras griegas que son:
laos (pueblos o muchedumbre) y dike (derecho) de ello podemos entender que es “el derecho de los pueblos” o
más concretamente “los derechos humanos”.
En muchas congregaciones y mucho cristiano adopta la doctrina humanista, la cual consiste en que el hombre
es el centro de todo; dejando en segundo plano la Palabra de Dios, muchos predicadores citan con frecuencia en
sus predicaciones a connotados humanistas.

El ejemplo que nos muestra la Biblia es el de Judas Iscariote, este se preocupaba más por alimentar a los
pobres que en predicar el Reino de Dios.

Juan 12:4-5 Y Judas Iscariote, uno de sus discípulos, el que le iba a entregar, dijo: ¿Por qué no se
vendió este perfume por trescientos denarios y se dio a los pobres?

La prioridad de Judas era únicamente satisfacer necesidades terrenales y no las espirituales, no veía la
importancia de primero rendirle adoración al Señor Jesús y luego hacer lo otro. No se debe descuidar la
propagación del evangelio como prioridad, luego hacer obras, pues también es parte del evangelio; cuando esto
cambia se corre el peligro de entregar el evangelio a un segundo plano, para convertirse en un ente humanitario.

2. Sin Definición.
Vemos como el Señor le dice “¡Ojalá fueras frio o caliente!” dándole a entender que deseaba que fuera
definido en algo, muchos de nosotros en algún momento hemos estado en el punto de estar tibios, pues no
hemos dejado completamente nuestra vida pasada; el Apóstol Pedro nos llama a que nos definamos y dejemos
ese tipo de vida.

www.fuentesdeaguaviva.org
1 Pedro 4:3 Porque el tiempo ya pasado os es suficiente para haber hecho lo que agrada a los
gentiles, habiendo andado en sensualidad, lujurias, borracheras, orgías, embriagueces y abominables
idolatrías.
Veamos que significan los conceptos frío o caliente según la Biblia:

a. Frío: Desde un punto de vista negativo, es aquel que no tiene una cobertura ministerial que lo guie y se da
por dos razones: ignorancia o rebeldía al no querer estar bajo alguna autoridad delegada por Dios.

Job 24:7 Pasan la noche desnudos, sin ropa, y no tienen cobertura contra el frio.

En el lado positivo, es aquel que refresca a las personas con palabras de buenas nuevas y esperanza de
salvación.

Proverbios 25:25 Como agua fría para el alma sedienta, así son las buenas nuevas de una
tierra lejana.

b. Caliente: El cristiano que es ardiente en su caminar y definido en su identidad como hijo de Dios, es alguien
que la Biblia los describe como aquel que constantemente está en el lugar Santísimo; es aquel cristiano que
siempre está en búsqueda de la presencia de Dios y en comunión con sus hermanos.

1 Samuel 21:6 Entonces el sacerdote le dio pan consagrado; porque allí no había otro pan,
sino el pan de la Presencia que había sido quitado de delante del SEÑOR para colocar pan
caliente en su lugar al ser retirado.

3. Auto suficiente.
Laodicea al ver su prosperidad en lo material creyó que estaba completa, que no le hacía falta nada; sin
embargo vemos como Dios le hace la advertencia de su ceguera espiritual, veamos su significado:

a. Soy Rico: Esta expresión denota aquellas personas que ponen su confianza en las cosas materiales, como
consecuencia de ello se manifiesta el orgullo que hay en su corazón, atribuyéndose muchas veces
funciones que no les corresponde cumplir en el cuerpo de Cristo.
Son personas que creen cumplir los mandamientos de Dios a cabalidad, pero tienen arraigado en su
corazón lo material y no pueden despojarse de ello, vemos el ejemplo del joven rico:

Lucas 18:20-23 Tú sabes los mandamientos: "NO COMETAS ADULTERIO, NO MATES,


NO HURTES, NO DES FALSO TESTIMONIO, HONRA A TU PADRE Y A TU MADRE." Y él
dijo: Todo esto lo he guardado desde mi juventud. Cuando Jesús oyó esto, le dijo: Te falta
todavía una cosa; vende todo lo que tienes y reparte entre los pobres, y tendrás tesoro en los
cielos; y ven, sígueme. Pero al oír esto, se puso muy triste, pues era sumamente rico.

b. Me he enriquecido. Esta otra expresión muestra a personas que toman actitudes de “comerciante
espiritual”, es decir, aquellos que ven únicamente el potencial que tienen los miembros de las
congregaciones para hacer negocios con ellos, a cambio de un beneficio material, de la forma que lo hacia
el rey de Sodoma, al ser prosperados en su forma de actuar le atribuyen a Dios su éxito.

LBA
Zacarías 11:5 Los que las compran las matan y salen impunes, y el que las vende dice:
"¡Bendito sea el SEÑOR, porque me he enriquecido!"; y ni sus propios pastores se
compadecen de ellas.
VNM
Génesis 14:21 Después de eso el rey de Sodoma dijo a Abrán: “Dame las almas, pero
toma los bienes para ti”.

c. De nada tengo necesidad. El expresar esta frase muestra a una persona que llego al punto de sentirse
completa, aun sin la necesidad de Dios en su actuar como se expresa en el libro de Santiago.

www.fuentesdeaguaviva.org
Santiago 4:13-16 Oíd ahora, los que decís: Hoy o mañana iremos a tal o cual ciudad y
pasaremos allá un año, haremos negocio y tendremos ganancia. Sin embargo, no sabéis
cómo será vuestra vida mañana. Sólo sois un vapor que aparece por un poco de tiempo y
luego se desvanece. Más bien, debierais decir: Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto
o aquello. Pero ahora os jactáis en vuestra arrogancia; toda jactancia semejante es mala.

En la Biblia encontramos las cosas que necesitamos y que Laodicea ve que ya no necesita de ellas, por
haber alcanzado una aparente madurez espiritual; es importante que veamos que siempre necesitaremos
de ellas pues la Biblia nos las menciona, algunas de estas son:

i. Necesidad de la Palabra de Dios.

Lucas 10:39 – 42 Y ella tenía una hermana que se llamaba María, que sentada a los pies del
Señor, escuchaba su palabra. Pero Marta se preocupaba con todos los preparativos; y
acercándose a Él, le dijo: Señor, ¿no te importa que mi hermana me deje servir sola? Dile,
pues, que me ayude. Respondiendo el Señor, le dijo: Marta, Marta, tú estás preocupada y
molesta por tantas cosas; pero una sola cosa es necesaria, y María ha escogido la parte
buena, la cual no le será quitada.

Un síntoma de tener la actitud de Laodicea es no querer escuchar la Palabra de Dios y estar


más afanado por las cosas terrenales, de la forma en que se preocupaba Marta; es importante que
nosotros como hijos de Dios nos instruyamos con la Palabra en todo tiempo, ser como María.
Esto quieres decir que debemos buscar discipularnos, escuchar las predicas y leer la Biblia en
los momentos que se tenga oportunidad, ni menospreciar a los ministros que imparten la Palabra.

ii. Necesidad de Congregarse.

Lucas 2:48-49 Cuando sus padres le vieron, se quedaron maravillados; y su madre le dijo:
Hijo, ¿por qué nos has tratado de esta manera? Mira, tu padre y yo te hemos estado
buscando llenos de angustia. Entonces Él les dijo: ¿Por qué me buscabais? ¿Acaso no
sabíais que me era necesario estar en la casa de mi Padre?

El congregarnos es algo que debe estar en nuestra vida como una necesidad, la Biblia nos
dice que “no dejemos de congregarnos como muchos tienen por costumbre”, esto muestra que al no
tener necesidad de la comunión con los hermanos, se toma la actitud de alejarse y buscar su propia
conveniencia, de esta misma forma las iglesias que no buscan la comunión con el cuerpo de Cristo
tienen un síntoma de la iglesia de Laodicea.

iii. Necesidad de Padecer.

Lucas 17:25 Pero primero es necesario que Él padezca mucho y sea rechazado por esta
generación.

La Biblia nos enseña que Cristo “por lo que padeció aprendió obediencia”, en forma contraria
a ello deja ver que la Laodicea no desea obedecer y sujetarse a las autoridades, tanto espirituales
como terrenales rechazándolas constantemente. Así mismo la Biblia nos muestra que “si es necesario
debemos de padecer” con el propósito de probar nuestra fe.

iv. Necesidad de nacer de nuevo.

Juan 3:7 No te asombres de que te haya dicho: "Os es necesario nacer de nuevo."

El Señor Jesús da la pauta para aquellos que desean tener comunión con Él y era que debía
tener un nuevo nacimiento, una conversión genuina de su vida pasada.

www.fuentesdeaguaviva.org
Hoy en día hay iglesias que no les importa tener comunión con otras religiones, por el simple
hecho de que éstas también “creen” en Dios; participando con ellos de cosas que al Señor no le
agrada, a esto sencillamente se le llama “ecumenismo religioso”.

La Biblia nos enseña que no debemos de juntarnos con aquellos que “llamándose hermanos
son idolatras, avaros, deshonestos”; hoy en día hay ministros que tienen comunión con iglesias
idolatras y deshonestas, algo que Dios desaprueba.

v. Necesidad de menguar.

RVA
Juan 3:30 A él le es preciso crecer, pero a mí menguar.

Juan el bautista hace mención de esto refiriéndose a la necesidad de que Cristo tenga la
primicia en todo, sin embargo hay muchas iglesias y ministerios que se anuncian con el nombre de su
pastor o predicador, pues han alcanzado renombre y fama, no predican a “Cristo crucificado” sino a
un Cristo libre de padecimientos, poniéndose ellos de ejemplo muchas veces para mostrar su éxito.

Al estar en esta posición de no querer disminuir ellos y predicar más a Cristo, únicamente
manifiestan lo que nos dice la Biblia en Isaías:

DHH
Isaías 4:1 En aquel día quedarán tan pocos hombres que siete mujeres pelearán por uno
de ellos, y le dirán: "Nosotras nos mantendremos por nuestra cuenta y nos vestiremos con
nuestros propios medios, pero déjanos llevar tu nombre, líbranos de nuestra vergüenza."

Estas mujeres representan una parte de las siete iglesias de apocalipsis o la totalidad de la
iglesia de Laodicea, que únicamente desean llamarse “Iglesia Cristiana” pero predican, buscan su
sostenimiento y reconocen autoridad cuando les conviene económicamente. De esta misma forma
hay cristianos que sólo muestran sus éxitos pero nunca le dan la Gloria a Dios por ellos.

vi. Necesidad de lavarse los Pies.

Juan 13:10 Jesús le dijo: El que se ha bañado no necesita lavarse, excepto los pies, pues
está todo limpio; y vosotros estáis limpios, pero no todos.

Los pies tipifican nuestro caminar en el evangelio, muchas veces nos contaminamos con
cosas que vemos o escuchamos y es necesario que nos limpiemos de todas ellas para ser aceptados
delante de Dios, las personas que no sienten la necesidad de limpiar su vida, acumulan muchas cosas
de del pasado y presente que les estorba y no les deja tener una buena comunión con Dios.

D ebemos de analizar nuestra vida y ver si no hay ningunos de estos síntomas en ella, si los hay erradicarlos por
completo para que podamos ser como la iglesia Filadelfia, que hizo todo lo necesario para ser librada de la
aflicción que venía sobre ella, así nosotros al tener las características de esta iglesia también seremos librados
de la prueba que viene sobre el mundo.

www.fuentesdeaguaviva.org