Sei sulla pagina 1di 7

UNIVERSIDAD ABIERTA PARA ADULTOS

Asignatura
Administración de empresas I

TEMA:
Tarea 4

PRESENTADO POR:
Carlos Báez Mercedes

Matrícula
201810158

FACILITADORA:

Anny Restituyo

Nagua, Prov. María T. Sánchez, R. D


Introducción

El tema desarrollado en la presente investigación se titula La cultura organizacional.


En la medida que avanza el tiempo, varias tendencias económicas y demográficas
están causando un gran impacto en la cultura organizacional. Estas nuevas
tendencias y los cambios dinámicos hacen que las organizaciones se vean en la
urgente necesidad de orientarse hacia los avances tecnológicos. Los hechos han
dejado de tener sólo relevancia local y han pasado a tener como referencia el mundo.
Los países y las regiones colapsan cuando los esquemas modelo se tornan obsoletos
y pierden validez ante las nuevas realidades.
La importancia de la cultura organizacional ha sido tema de marcado interés desde
los años 80 hasta nuestros días, dejando de ser un elemento periférico en las
organizaciones para convertirse en un elemento de relevada importancia estratégica.
El desarrollo de la cultura organizacional permite a los integrantes de la organización
ciertas conductas e inhiben otras. Una cultura laboral abierta y humana alienta la
participación y conducta madura de todos los miembros de la organización, sí las
personas se comprometen y son responsables, se debe a que la cultura laboral se lo
permite Es una fortaleza que encamina a las organizaciones hacia la excelencia,
hacia el éxito.
El clima organizacional está determinado por la percepción que tengan los empleados
de los elementos culturales, esto abarca el sentir y la manera de reaccionar de las
personas frente a las características y calidad de la cultura organizacional.
En el presente trabajo trataremos de dejar lo más claro posible ambos conceptos y
sus implicancias dentro de la administración y de las organizaciones.
La cultura organizacional ha sido un tema recurrente en los análisis y los
departamentos de recursos humanos. Para algunos, un tema de gran importancia;
para otros, uno un poco trillado; y para otros, uno que está sobrevalorado, que no
trasciende demasiado y en el que no hay que invertir más de lo necesario.
La cultura organizacional es fundamental para los empleados. De acuerdo con esta
encuesta, la cultura organizacional tiene un gran impacto en la moral, la productividad
y la satisfacción de los trabajadores de una compañía, por lo cual, en momentos de
crisis como los de los últimos dos años, en los que la cultura organizacional se ha
visto afectada por los despidos y el empeoramiento de las condiciones de los
empleados, lo que debe hacerse es, precisamente, fortalecer la cultura para mejorar
el rendimiento y enfrentar mejor la crisis.
La cultura organizacional es unos de los temas fundamentales para apoyar a todas
aquellas organizaciones que quieren hacerse competitivas. Además de estudiar el
cambio organizacional como factor clave del mejoramiento continuo de las
organizaciones, así mismo se considera importante estudiar la calidad de la gestión
de recursos humanos en el avance de la tecnología. Causa ésta que lleva a las
organizaciones a cambiar su cultura de la mano con su organización funcional.
Las estrategias deben ser tomadas en cuenta por la organización con el propósito de
poder evaluar y reconocer los valores culturales que son necesarios para la
organización y así promoverlos y reforzarlos mediante un plan de acción, el cual
permite que la organización no pierda viabilidad ni vigencia en sus procesos de
comunicación; considerándose la comunicación como un elemento clave para el
cambio de cultura y la creación y fortalecimiento de los valores culturales necesarios
para apoyar la estrategia organizacional, y enfrentar un rápido proceso de
globalización y un marco de agresiva competitividad.
Las organizaciones son la expresión de una realidad cultural, que están llamadas a
vivir en un mundo de permanente cambio, tanto en lo social como en lo económico y
tecnológico; o por el contrario, como cualquier organismo, encerrarse en el marco de
sus límites formales. En ambos casos, esa realidad cultural refleja un marco de
valores, creencias, ideas, idiosincrasia, sentimientos y voluntades de una comunidad
institucional.
Existen muchas tipologías de cultura organizacional, el modelo de Harrison (1972) o
el de Handy (1978, 1986), que nos plantean los tipos de cultura en función de la
mitología griega: culturas de tipo Zeus, Apolo, Atenea o Dionisos; el modelo propuesto
por Robbins (1987) que divide las culturas en fuertes y débiles; los modelos de
Munición (1988) que reelabora el modelo anterior en una división de tipos de cultura
más completa: cultura fuerte, cultura débil, cultura estable y cultura inestable, o el
segundo modelo de Munición (1988) que nos habla de las culturas de los centros de
enseñanza en función de dos variables: tendencia hacia la eficacia y el resultado
económico o tendencia hacia la satisfacción y el desarrollo de las personal. Un modelo
tan peculiar como el de Deal y Kennedy (1985) que elaboran su tipología en función
de dos factores: el grado de riesgo asociado con las actividades de la organización y
la velocidad con que se obtiene feedback sobre el éxito de tales actividades, o el
modelo de Burke (1984) que lo elabora en función de dos criterios: 1)
apertura/aislamiento del entorno y 2) apertura al cambio y a la innovación/sentido del
orden y la disciplina.
Nestlé Dominicana
Nestlé vela por la seguridad y salud de cada empleado mediante herramientas de
prevención y prácticas seguras. Tanto las fábricas como las oficinas administrativas,
cuentan con certificaciones del Ministerio de Trabajo y la norma internacional OHSAS
18001.
Asimismo, la conformación del personal está diseñada bajo estándares que fomentan
la equidad. Entre ellos se destacan los programas de Balance de Género y YOUTH
(Iniciativa por los Jóvenes), esta última es una plataforma para la captación y
formación de jóvenes talentos.
Mientras que los empleados con alto potencial pueden participar en el programa de
expatriaciones en sus oficinas a nivel mundial, por un período de hasta 5 años, con el
objetivo de adquirir las mejores prácticas de los distintos mercados donde tiene
presencia y trasladarlas a su lugar de origen.
La Asociación Popular de Ahorros y Préstamos (APAP)

De acuerdo con el estudio elaborado por la compañía Hay Group, consultora internacional en
Gerencia y Gestión Humana, y la Revista Summa, publicación especializada en negocios y
finanzas en Centroamérica, estas empresas revelaron aspectos diferenciadores en materia de
liderazgo en el ámbito global, regional y local.

El estudio contó con la participación de más de 18 mil personas de 2,200 empresas en el


mundo que calificaron las prácticas de liderazgo de su propia compañía y nominaron a otras
tres compañías que más admiraban en términos de liderazgo.

La combinación de estos dos resultados permitió clasificar a las empresas participantes. A


nivel regional, el ejercicio abarcó 157 empresas, entre las que destaca la entidad financiera
dominicana.

CEMEX.
A través de un comunicado CEMEX explica que alcanzó esa posición como
resultado de un análisis desarrollado por un equipo de expertos que valoró la cultura
organizacional, las políticas y prácticas; así como los procesos de recursos
humanos.
En el ranking de la Revista Mercado fueron seleccionadas las mejores 50 empresas
y CEMEX fue una de las que mejor cumplió con los rigurosos requerimientos
exigidos.

Conclusión
El propósito de esta investigación es, entonces, conocer el estado de arte de la cultura
organizacional en el país, Cada vez existe más evidencia sobre el papel determinante
de la cultura organizacional para lograr mejores niveles de desempeño y
competitividad de las empresas. Esto ha hecho que crezca el interés por su estudio,
sin embargo, en el caso de Colombia no se ha indagado sobre la investigación
realizada en el tema. Este trabajo se encarga de hacerlo a partir de la revisión de los
estudios publicados en revistas indexadas. Los resultados muestran que la
investigación en el tema es bastante incipiente, si bien ofrece evidencia de la
importancia de la cultura para la empresa colombiana, en general los trabajos se
ocupan de caracterizar la cultura pero en pocos casos profundizan en la incidencia
que ella tiene sobre los resultados del negocio. Se observa una tendencia a culturas
orientadas a lo interno y poco flexibles. También se encuentra en los estudios en que
prevalece el nivel descriptivo, descuidando el nivel explicativo que es el que realmente
podría orientar el quehacer de los empresarios.
Hoy en día es necesario que las organizaciones diseñen estructuras más flexibles al
cambio y que este cambio se produzca como consecuencia del aprendizaje de sus
miembros. Esto implica generar condiciones para promover equipos de alto
desempeño, entendiendo que el aprendizaje en equipo implica generar valor al trabajo
y más adaptabilidad al cambio con una amplia visión hacia la innovación.
Es importante señalar que el modelo descrito anteriormente, refleja un proceso social
y las decisiones del grupo que lo determina, además, la aplicación de técnicas y
herramientas para abordar los síntomas de la organización.
Opinión personal

La cultura organizacional sirve de guía a los empleados de la organización y da las


pautas acerca de cómo las personas deben comportarse dentro de esta. Se tiene
evidencia de que en varias organizaciones la cultura es tan fuerte que se puede ver
cómo la conducta de la gente cambia en el momento en que traspasa las puertas de
la empresa, transformando la manera como se desenvuelven, dependiendo del
contexto en el que se encuentre o la influencia que reciba del medio.
Las organizaciones son la expresión de una realidad cultural, que están llamadas a
vivir en un mundo de permanente cambio, tanto en lo social como en lo económico y
tecnológico, o por el contrario, como cualquier organismo, encerrarse en el marco de
sus límites formales. En ambos casos, esa realidad cultural refleja un marco de
valores, creencias, ideas, sentimientos y voluntades de una comunidad institucional.
Anexos