Sei sulla pagina 1di 3

Cómo triunfar cada día en los primeros

20 minutos que pasas despierto

La ciencia nos dice que cuando nos despertamos, nuestro cerebro opera en
ciclos de 10.5 ondas por segundo. Los primeros 20 minutos después de
despertarnos son conocidos como la etapa alpha, y son una puerta hacia
tu subconsciente.

Es durante esa ventana de tiempo cuando tu subconsciente está más


propenso a impresiones y absorbe información como una esponja.
Cualquier cosa que escuches, veas o a la que estés expuesto en esos
primeros 20 minutos te va a afectar y pondrá el tono para el resto del día.

Sin duda habrás escuchado montones de consejos sobre cómo empezar tu


día. Está el consejo tradicional que nos dice cosas como “no revises tus
redes sociales ni tu correo cuando despiertes” y cosas por el estilo. Hay
artículos, podcasts y videos que ofrecen una estrategia secreta para empezar
tu día.

Sin embargo, la importancia de esos primeros 20 minutos y por


consecuencia, de un día exitoso, es mucho más profunda. Lo primero que
haces cuando te despiertas tiene un gran impacto en tus acciones y en la
forma en la que construyes tu negocio. Se convierte en un hábito… bueno o
malo. Tú decides.

Sumérgete en cosas positivas


Si alguna vez has intentado aprender un idioma, habrás escuchado que la
inmersión es la mejor forma de aprendizaje. Entre más te expongas al
nuevo idioma, más pronto lo entenderá tu subconsciente. Yo aprendí
español cuando viví 10 meses en Colombia porque estaba inmerso en el
idioma todos los días.
Funciona de la misma forma con nuestras mentes, yendo tras nuestros
objetivos de negocios y nuestros niveles de motivación. Los primeros 20
minutos de tu día tienen un papel fundamental y la inmersión puede
ayudarte. Puedes usar este tiempo para llenar tu subconsciente con cosas
positivas que te ayuden a triunfar en tu día y hacer más cosas.

El inicio de tu día es un momento poderos en el que puedes sumergir tu


mente en cosas que te ayuden a ser una mejor versión de ti mismo, y como
resultado, a ser un emprendedor más fuerte. Usa ese tiempo para cuidarte y
para planear elementos estratégicos de tu negocio.

Construye buenos hábitos matutinos


Puedes usar ese tiempo para ver videos motivacionales que te ayuden a
destruir creencias limitantes. O para leer el libro que te está enseñando
cosas nuevas sobre tu negocio. O escuchar música que te ayude a calmar tu
mente. La meditación, la oración y la práctica de la gratitud puede centrarte.
Escribir también te ayuda a tener tu visión en papel.

Utiliza el inicio de tu día par hacer las cosas que pondrán el tono y ritmo
para el resto del día. No te distraigas con las cosas que “tienes” que hacer.
Sí, entiendo que la vida sea complicada, pero tendrás mejores posibilidades
de hacer esas cosas después de que hayas puesto tu mente en el camino
correcto tras esos 20 minutos de inmersión en cosas positivas.

Aprovecha esos primeros 20 minutos para poner tu mente en forma y para


emocionarte por la oportunidad de vivir un nuevo día. La vida es muy corta.
Tu mentalidad determinará las acciones que sigas para construir tu negocio.
Es el primer paso para lograr algo más y construir un negocio que cree
libertad.

Enfoca ese momento en el que tu subconsciente es más poderoso para


llenarlo con las herramientas, energía y dirección que te ayuden a vivir cada
día al máximo, para que cada noche que llegues a tu cama te sientas vacío y
satisfecho. Usa ese tiempo para planear cómo vas a experimentar el
crecimiento de tu negocio. Úsalo para descifrar cuáles serán tus siguientes
acciones.
Este año puede ser increíble si desarrollas los hábitos correctos. Triunfar
en el inicio de tu día te dará ganancias increíbles conforme empieces a ver
tu negocio crecer. Evita las cosas que puedes dejar para después y que
pondrá tu día en el camino equivocado. Sólo tú sabes cuáles son esas
cosas. Toma las mejores decisiones para ti y tu negocio.