Sei sulla pagina 1di 1

Las consecuencias derivadas tras un daño cerebral adquirido (DCA) pueden ser múltiples y

variadas dependiendo de diversos factores como la severidad de la lesión, las características del daño
cerebral y de las zonas afectadas (tamaño y localización), características premórbidas del sujeto, etc.
(Fernández y Perea Bartolomé, 2001). En el abordaje de la esquizofrenia, la falta de conciencia de la
enfermedad y sus consecuencias supone uno de los principales problemas. Una persona que no se
considera enferma difícilmente aceptará tomarse la medicación o seguir cualquier otra medida
terapéutica (Abelleira y Touriño, 2009). En éste sentido, los trastornos esquizofrénicos ofrecen las
cifras más altas de falta de adherencia o de incumplimiento. Se han descrito como predictores de una
peor adherencia la pobre introspección, actitudes negativas hacia el tratamiento, historia previa de
falta de adherencia, abuso de tóxicos, corta duración de la enfermedad, pobre alianza terapéutica y
una inadecuada planificación del alta en caso de hospitalización (Giner, J., Cañas, F., Olivares, J.,
Rodriguez, A., Burón, J., Rodriguez-Morales, A. y Roca, M., 2006). Asimismo, estas discapacidades,
en interacción con diferentes factores y barreras sociales (estigma, rechazo social, insuficiencia de
recursos de atención y soporte social, etc.) pueden dar lugar a que muchas de estas personas estén en
riesgo de desventaja social y marginación (aislamiento social, desempleo, pobreza, falta de vivienda,
exclusión social) (Consejería de Servicios Sociales Comunidad de Madrid, 2002).

La neurociencia explica estas deficiencia de los pacientes esquizofrénicos, por una disfunción
específicamente de áreas temporales y frontales del cerebro, siendo estas zonas la responsable de
alteraciones cognitivas tales como el déficit de la atención, las fallas en el auto monitoreo y los
trastornos de la memoria, entre otros. Las habilidades requeridas para preparar, elaborar y controlar
la conducta también se alteran. La capacidad de abstracción, la comprensión, el cálculo y el manejo
de información aparecen disminuidas en estos pacientes (Servat, M., Lehmann, Y., Harari K.,
Gajardo, L. y Eva, P., 2005),

Todo ello hace que el estudio de la no conciencia de trastorno en la psicosis sea un objetivo
de investigación legítimo y es así como nace la escala de valoración de la no conciencia de trastorno
mental Scale of Unawareness of Mental Disorder (SUMD)

Referencias
Fernández, V. y Perea Bartolomé M. (2001). Evaluación neuropsicológica en el síndrome amnésico
postraumático. Revista de Neurología, 16, 32 (7), (pp 660-664).
Abelleira, C. y Touriño, R. (2009). Evaluación de la Conciencia de Enfermedad y la Adherencia al
Tratamiento. Evaluación en Rehabilitación Psicosocial (pp. 97-107). Valladolid, España: Editorial.
Giner, J., Cañas, F., Olivares, J., Rodriguez, A., Burón, J., Rodriguez-Morales, A. y Roca, M. (2006),
Adherencia terapéutica en la esquizofrenia: una comparación entre las opiniones de pacientes,
familiares y psiquiatras. Actas Españolas de Psiquiatría, 34(6), (pp 386-387).
Consejería de Servicios Sociales Comunidad de Madrid (2002). Rehabilitación Psicosocial y Apoyo
Comunitario de Personas con Enfermedad Mental Crónica: Programas Básicos de Intervención.
Cuadernos Técnicos de Servicios Sociales, N°17, (pp 19). España, Madrid: B.O.C.M.
Servat, M., Lehmann, Y., Harari K., Gajardo, L. y Eva, P., (2005). Evaluación neuropsicológica en
esquizofrenia. Revista Chilena Neuro-Psiquiatría, v.43 n.3 Santiago.