Sei sulla pagina 1di 5

Revista de Moros y Cristianos. Caudete, 2019, pp.

178-181

Bodegas y alcoholeras:
»f«( Patrimonio Industrial de Caudete

mil -------------------------------------------------- Leticia Requena Pérez --------------------------------------------------

ué es el Patrimonio? La te fue una de las últimas en infectar­ Según los registros municipales de prin­
primera definición que se, lo que propició un incremento de cipios de siglo XX3 se tiene constancia
nos ofrece la R.A.E. sería: la industria vinícola en el municipio. de más de medio centenar de edifi­
“Hacienda que alguien ha hereda­ Esto supuso un aumento del número cios destinados, total o parcialmente, a
do de sus ascendientes”. Si dicho tér­ de bodegas y fábricas de alcohol.1 bodegas, la mayoría de ellas en el extra­
mino se concreta con “Histórico” la rradio. Las situadas en el núcleo urbano
definición sería. “Conjunto de bienes Durante el último tercio del siglo nos aportan además una idea del creci­
de una nación acumulado a lo largo XIX son muchas las peticiones de miento del propio municipio.
de los siglos, que, por su significado vecinos que solicitan licencia para
artístico, arqueológico, etc., son obje­ edificar, muestra de la prosperi­ Las de menor tamaño (50-300m2) y,
to de protección especial por la legis­ dad por la que atravesaba el muni­ seguramente, más antiguas (el regis­
lación”. Cuando escuchamos estos tér­ cipio: casas de vivienda, bodegas, tro fiscal no aporta datos sobre el año
minos lo primero que suele venirnos a almazaras, fábricas de alcohol, etc.2 de construcción de dichos inmue-
la cabeza son castillos, iglesias o pala­
Aproximación de la distribución de edificios destinados a bodegas y alcoholeras sobre plano de
cios. Su belleza arquitectónica hace 1891. Fuente: Instituto Geográfico y Estadístico, Trabajos Topográficos, Provincia de Albacete,
a estos edificios merecedores de su Término municipal de Caudete, Hojas 1 y 2.
valía pero, ¿qué pasa con patrimonio
más próximo al día a día de nuestros
antepasados? Casas de campo, edificios
industriales, redes de acequias, etc.
Construcciones que ayudaron al desa­
rrollo de los municipios y cuyo uso se
extendía a más clases de la ciudadanía.
Es el caso de las bodegas y alcoholeras,
edificios de carácter industrial que for­
man parte del patrimonio de Caudete.

En 1863 se había detectada por prime­


o
o ra vez en Pujault (Francia) filoxera, un
Oí insecto de origen norteamericano, que
-o
I— atacaba a la “Vitis vinífera”, la varie­
CZ) dad europea de la vid. Su extensión fue
X
rápida por el continente, convirtién­
dose en plaga y ocasionando graves
daños en el cultivo del viñedo.

España aprovecha la oportunidad que


le ofrece la crisis europea para incre­
mentar de forma muy notable sus
exportaciones. La oportunidad del
negocio conduce a una fiebre de plan­
taciones, traduciéndose a su vez en el
notorio aumento de superficies des­
tinadas a dicho cultivo. La plaga lle­
ga al país en 1878 por la provincia de
Málaga, a través de sarmientos france­
ses infectados. La provincia de Albace­

1. NAVARRO NAVARRO, M.V.: Contexto de la construcción del Barrio de San Francisco de Asís, Artículo inédito, AMC, 2010. pp. 1- 2.
2. Archivo Municipal de Caudete (A.M.C.)- Acta de Pleno del 30 de mayo de 1901, L.20, fol. 4r-v.
3. A.M.C.- Registro Fiscal de edificios y Solares de 1906: L.605, L.606, L.607 y L.609; Padrón de IBI de Urbana de 1932, C.488, Exp. 5.

178
bles) estarían situadas en las calles de ta rectangular de considerables dimen­ ralmente con alguna apertura un óculo
las Moreras, la Canal (hoy Santísimo siones contiguas a un patio donde se sobre el acceso en sus frentes más cortos
Sacramento) y el Castillo. Las de tama­ llevaban a cabo funciones de descar­ que favorecía la ventilación y controlaba
ño intermedio (300-800m2) se ubicarían ga, báscula y almacenaje de residuos, la temperatura interior.
próximas a la balsa del Moto, la Puerta entre otras. El frente lateral o longitu­
de la Villa, eras de San Antón, el cami­ dinal superaba varias veces su ancho Dentro de esta la industria se encon­
no o calle del Molino y la calle Joaquín o testero, lo que permitía el desarro­ traban también las alcoholeras, que
Pascual. Por último las de mayor super­ llo compartimentado de los diferen­ acometían la fabricación de alcoho­
ficie (800-4300 m2) estarían ubicadas tes procesos de elaboración, zonas de les vínicos y de anises4. La destilación
en la calle Colón y el camino de Yecla lagares y almacenaje. Contaban con sería, en muchos municipios, la solu­
- Fuente la Higuera. La inauguración una notable altura libre en su interior, ción dada ante la caída de los precios:
en 1858 de la línea ferroviaria Alman- que facilitaba la contención de gran­ a menor volumen y mayor valor del
sa - Alicante habría propiciado el desa­ des recipientes de madera, cerámica alcohol, se hacía más rentable el trans­
rrollo de este último emplazamiento u obra, así como algunas estancias en porte y la venta. La morfología de estos
por su conexión con la estación, siendo planta sótano, donde las temperaturas edificios sería más compacta, contan­
el tren el único medio que permitía el eran menos oscilantes que en superfi- do con una distribución en altura que

terior de bodega sita en C,/ Colón. Exterior de bodega sita en C/ Fray Luis de León.

rior de bodega sita en C/ Fray Luis de León. Depósitos de la Alcoholera en C/ San Sebastián (desaparecida).

transporte de cantidades de producción cie y la conservación del producto era alcanzaría varias plantas. En su inte­
elevadas a largas distancias. mejor a largo plazo. rior albergaban lagares, tanques de
fermentación, depósitos de conten­
La necesidad de aumentar la produc­ Los muros estaban construidos de mam- ción, calderas y alambiques.
ción se vincularía a superficies de tra­ postería y enlucidos con yeso. Las gran­
bajo mayores a las que tradicional­ des luces se resolvían con cubiertas a dos La materialidad de estos inmuebles
mente se venían utilizando para un aguas de teja curva sobre rastreles y cer­ sería semejante a la de las bodegas. Ado­
consumo familiar. Las características chas de madera, con tirantes y refuerzos sada a la construcción estaría la chime­
arquitectónicas de estos edificios son metálicos. La presencia de ventanas era nea de ladrillo, que daba salida a los
bastante generalizadas: naves de plan- escasa en los laterales, contando gene- humos de las calderas de la destiladora.

“Caudete Industrial”, 1928, revista El Ideal Caudetano, número 4, p.8, Caudete.


Interior de la Alcoholera en C/ San Sebastián (desaparecida). Cubierta de la Alcoholera en C/ San Sebastián (desaparecida).

regulación del sector de forma indirec­


ta mediante con la creación de bodegas
cooperativas en las que se integraron
gran cantidad de viticultores.5

En 1951 se constituía en Caudete la


Cooperativa Vitivinícola “San Isidro”6,
que promovería la construcción de
su propia bodega, concluida en 1954
y ampliada con el uso de almazara
posteriormente.

Las bodegas particulares entran en


decadencia, aunque la gran flexibili­
dad que ofrecían estos edificios permi­
tiría su adaptación a nuevos usos. Las
que subsisten actualmente albergan
almacenes, salas para festejos, salas de
ensayo para bandas locales o incluso
las instalaciones para un futuro tana-
torio. Peor suerte han sufrido las alco­
holeras, muchas de ellas derribadas a
consecuencia de su ruinoso estado en
los últimos años.

La sociedad muestra cada vez mayor


reconocimiento al valor de la arqui­
tectura industrial. Ejemplos cerca­
nos como el Centro de Arte Bombas
Gens en Valencia o el Centro Cultu­
ral las Cigarreras en Alicante ponen
de manifiesto la fantástica oportuni­
dad espacial que ofrecen al público
estos edificios, con el aliciente de ser
una muestra etnográfica y didáctica de
Alcoholera detrás de la Cooperativa San Isidro (desaparecida). Fuente: José Francés. nuestro pasado.

A finales de los años veinte surgen los tor viticultor sufriría un descenso de El legado patrimonial de nuestros
primeros conflictos entre los grandes la producción. La crisis en los precios ascendientes ha tenido escaso recono­
bodegueros y los pequeños viticulto­ del vino acaecida a finales de los años cimiento. La industria vinícola fue la
res, prolongándose durante la Segunda cuarenta y principios de los cincuen­ gran fuente riqueza que dio lugar a la
República. Tras la Guerra Civil el sec­ ta obligó al Estado a intervenir en la época de mayor esplendor de Caudete,

5. MEDINA-ALBALADEJO, F. J., 2016: “Intervención estatal del sector vitivinícola español durante el Franquismo: Las bodegas cooperati­
vas”, XV Congreso de Historia Agraria de la SEHA, Lisboa, p.p. 1-2.
6. B.O.E. de 14 de julio de 1951, p.4178. Oden de 10 de julio de 1951 por la que se inscribe en el Registro Oficial las cooperativas que se relacionan.

180
repercutiendo notablemente en su cre­
cimiento demográfico y urbanístico.
Algunos de los inmuebles que un día
fueron contenedores de riqueza hoy
agonizan en el abandono. Es el caso de
la bodega que perteneció a Don Jorge
Arnedo (hoy propiedad del Patronato -
Fundación Benéfica Martínez de Tere­
sa), en la calle Fray Luis de León, colin­
dante al barrio del que fuera promotor
al final de la calle pintada7. Uno de los
edificios menos transformados y mejor
ubicados del municipio. Sus caracte­
rísticas arquitectónicas y volumétri­
cas, así como proximidad al barrio de
San Francisco, a la Residencia San Juan
Evangelista y al Colegio Gloria Fuertes
son una oportunidad para impulsar su
conservación y acercar nuestro Patri­
Bodega en la Avda. de Valencia, antes de su reconversión en imprenta primero y en local de ensayo
monio Industrial a la ciudadanía. de la Asociación Musical Virgen de Gracia en la actualidad. Fuente: AVV del Barrio de San Francisco.

■■
*
Sai t-M. í—. íS
O
O

-o
I—
oo
i

Interior del Centro de Arte


Bombas Gens (Valencia).

7. A.M.C.- Acta de Pleno del 14 de Noviembre de 1901, L.20, ff. 29r. -30v.

181