Sei sulla pagina 1di 24

Tabla de Contenidos ii

Tabla de contenido
1.-Alimentación en cada trimestre del embarazo........................................................................1
1.1.-Primer trimestre ................................................................................................................1
1.2.-Segundo trimestre..............................................................................................................3
1.3.-tercer trimestre………………………………………………………………………9
2.-Cambios en la alimentacion durante el embarazo ................................................................13
3.-Alimentacion recomendada durante el embarazo ................................................................17
4.- Bibliografia .....................................................................................................................20
1

TERMOLÁBILES

DEFINICION
Qué se entiende por cadena de frío Es el conjunto de eslabones de tipo logístico que
intervienen en el proceso de almacenamiento, conservación, manejo, transporte y
distribución, para mantener a una determinada temperatura los medicamentos que puedan
sufrir transformaciones con la variación de la misma, desde que salen de las casas
fabricantes hasta que llegan hasta su destino. La finalidad de este proceso es asegurar que
los medicamentos sean conservados debidamente dentro de rangos de temperatura
establecidos, para que mantengan sus propiedades originales. En general, la red de frío está
compuesta por tres niveles de intervención: el laboratorio titular de la autorización, los
almacenes mayoristas y los puntos de recepción. Todos ellos están estrechamente
relacionados entre sí y permanecen conectados mediante los sistemas de transporte.
Asimismo, los medicamentos pasan por tres fases fundamentales: distribución,
almacenamiento y manipulación, todo ello desde su fabricación hasta el momento de su
administración. El personal sanitario debe gestionar cuidadosamente la cadena de frío
comprobando y registrando las condiciones en que se encuentran las especialidades
farmacéuticas termolábiles cuando los envíos llegan al Servicio de Farmacia, unidad
clínica del hospital u Oficina de Farmacia, cuando los medicamentos se almacenan y
cuando se administran.
RANGOS DE TEMPERATURA ENTRE LOS QUE DEBEN
Durante la conservación de los medicamentos se deben respetar las recomendaciones del
laboratorio titular de la autorización con relación a las temperaturas de almacenamiento,
habida cuenta de que las condiciones de conservación recogidas en la ficha técnica de cada
especialidad farmacéutica han sido aprobadas por la Agencia Española del Medicamento.
En ocasiones, al realizar una consulta sobre el rango de temperaturas en el cual se debe
almacenar un medicamento, se encuentra la expresión “temperatura ambiente”, sin una
indicación numérica. A este respecto:
- La USP considera “temperatura ambiente” la comprendida entre +15ºC y +25ºC,
admitiendo de forma ocasional temperaturas de hasta +30ºC.
- La Farmacopea Europea considera que el significado de “temperatura ambiente “puede
ser establecido por la Autoridad Nacional, teniendo en cuenta las condiciones deseables de
conservación y las condiciones climáticas estacionales del propio país.
- La Farmacopea Europea, al igual que la Real Farmacopea Española, indica que cuando
en un procedimiento analítico se menciona la temperatura sin una indicación numérica, los
términos generales que se utilizan tienen el significado siguiente:
En un congelador: temperatura inferior a -15ºC
Refrigerado o en refrigerador: +2ºC a +8ºC
Fresco: +8ºC a +15ºC
Temperatura ambiente: +15ºC a +25ºC
2

- Por otro lado, la Agencia Europea del Medicamento no acepta “temperatura ambiente”
como término empleado para expresar las condiciones de conservación de los principios
activos o de las especialidades farmacéuticas [CPMP/QWP/609/96].
CONTROL A LA RECEPCIÓN DE ESPECIALIDADES
FARMACÉUTICAS TERMOLÁBILES
En la recepción de medicamentos termolábiles debe comprobarse entre otros:
a) Que los medicamentos estén en perfecto estado y que lleven el correspondiente
etiquetaje.
b) Que los medicamentos no hayan estado expuestos a temperaturas indeseables,
verificando los indicadores de temperatura.
De manera rutinaria, es aconsejable que el responsable de la recepción efectúe medidas
puntuales de temperatura cuando se reciben las especialidades farmacéuticas
termolábiles, para comprobar que se encuentran en el rango de temperatura
establecido; independientemente de que el transporte se haya realizado siguiendo el
procedimiento adecuado que asegure la cadena de frío. Estas medidas de temperatura
se pueden realizar mediante un termómetro digital electrónico, conectado a una sonda
térmica del tipo de penetración.
ALMACENAMIENTO DE ESPECIALIDADES FARMACÉUTICAS
TERMOLÁBILES
De las tres fases de la cadena de frío, ésta es quizá la más compleja en cuanto a las
actividades que se han de realizar, puesto que es en el almacenamiento cuando se deben
realizar las previsiones de medicamentos y el control de stocks. Asimismo, en esta fase son
muy importantes los registros de temperatura, ya que la rotura de la cadena de frío puede
suponer el desabastecimiento de medicamentos a la población. Como norma general para
el almacenamiento de medicamentos termolábiles han de considerarse:
a) Ubicación. Al colocar las especialidades farmacéuticas termolábiles en la cámara,
congelador, nevera o frigorífico, deben tenerse en cuenta tres aspectos: la
termoestabilidad, la accesibilidad y la caducidad. Es conveniente almacenar los
medicamentos más termolábiles, es decir, los menos resistentes a temperaturas
elevadas, en las zonas más frías de la cámara o nevera, reservando las zonas menos
frías para los más termoestables. Por lo que respecta a la accesibilidad, los
medicamentos de uso más frecuente deben almacenarse en las zonas o espacios más
accesibles, ya que durante el almacenamiento no sólo debe acotarse el número de
aperturas, sino también limitar su duración. Si se almacenan lotes de distinta
caducidad, siempre serán los de caducidad más próxima los que tengan prioridad de
salida.
b) Señalización. Es aconsejable señalizar en el exterior de la cámara, nevera o frigorífico
la ubicación de las distintas especialidades farmacéuticas para facilitar su localización,
evitar aperturas innecesarias y limitar su duración.
3

EQUIPOS PARA EL CONTROL DE LA TEMPERATURA DE


ALMACENAMIENTO DE ESPECIALIDADES FARMACÉUTICAS
TERMOLÁBILES
Comprende los siguientes elementos: - Sistemas de almacenamiento de especialidades
farmacéuticas termolábiles: cámaras frigoríficas, frigoríficos, congeladores y
acumuladores de frío para el almacenamiento de medicamentos termolábiles. -
Controladores de temperatura.

Las necesidades calóricas aumentan ligeramente en el primer trimestre de

embarazo, apenas unas 150 calorías más por día: equivalen sólo a dos yogures naturales

sin azúcar. No obstante, debes empezar a habituarte a incluir en los menús ingredientes

saludables. Una buena nutrición de la madre permitirá que el proceso de formación de los

órganos del feto evolucione de forma favorable.

El bebé recibe a través de la placenta el aporte que precisa de múltiples sustancias como:

 Ácidos grasos para la formación de su cerebro y membranas celulares

 Proteínas para la estructura de sus órganos

 Azúcares como fuente de energía

 Hierro para la formación de sus glóbulos rojos

 Calcio para comenzar la síntesis de sus huesos

 Ácido fólico para la formación de su tubo neural

Menú del primer trimestre de embarazo

 Desayuno
4

- Fruta del tiempo: puede ser el jugo natural de algún cítrico como la naranja,

limón, o mandarina

- Pan o biscotes integrales con algo de mantequilla o margarina y mermelada de

vez en cuando, alternando con queso, jamón, fiambre de pavo, huevo o pescado

en conserva

- Leche (sola o con café suave o té)

 Media mañana

- Un vaso de leche

 Almuerzo

- Ensalada variada de lechuga, canónigos, berros, brotes de soja o alfalfa

- Pasta o arroz o legumbres o patata

- Carne baja en grasa (ternera, pollo, pavo, conejo) con guarnición de verdura

cocida de temporada (espárragos, pimientos, tomate, calabacín, espinacas,

acelgas)

- Fruta del tiempo de postre


5

- Agua, aceite de oliva y pan de acompañamiento

 Merienda

- Leche o yogur natural

- Galletas, biscotes o un puñado de muesli

- Fruta del tiempo

 Cena

- Sopa de pasta, arroz o verduras

- Pescado o huevos con ensalada de guarnición

- Agua, aceite de oliva y pan de acompañamiento

 Antes de ir a dormir

- Un vaso de leche
6

Segundo trimestre

En este segundo trimestre de embarazo, el feto dobla su talla. Por eso, al comenzar

el cuarto mes de gestación hay que ir incrementando progresivamente las calorías hasta

llegar a las 2.500 calorías diarias. Se aumentan alrededor de 350 kcal por día, según la

mujer, ritmo de crecimiento y desarrollo fetal.

Hidratos de carbono

Lo mejor es que este incremento proceda de alimentos que te proporcionen hidratos de

carbono complejos como pastas, arroz y cereales. Son imprescindibles ahora, puesto

que ayudan a mantener la actividad muscular, la temperatura corporal, la tensión arterial

y el correcto funcionamiento del intestino. Esta clase de carbohidratos son descompuestos

por nuestro organismo lentamente y los almacena para “tirar” de ellos cuando necesita su

energía. Además, contienen vitaminas y minerales. Los hidratos de carbono simples

procedentes del azúcar, como caramelos y dulces, lo que único que conseguirás son

calorías vacías que se transformarán en grasa.

Frutas, verduras, proteínas

Pero también conviene que esas calorías de más procedan de frutas y verduras, proteínas

animales (carnes magras, pescados en general, pescados azules), lácteos bajos en grasas,

frutos secos, semillas y aceites vegetales.

Buen aporte de hierro

Además, ahora el sistema sanguíneo de tu bebé se desarrolla por completo. Para esta

función tu organismo debe contar con buenas reservas de hierro, mineral imprescindible
7

para la formación de hemoglobina. Por eso, debes combinar alimentos ricos en

hierro (carnes rojas y moluscos) con otros que posean abundante vitamina C (las frutas

cítricas), que facilita la absorción de este mineral.

Menú para el segundo trimestre de embarazo

 Desayuno

- Fruta del tiempo (puede ser el zumo natural de algún cítrico como la naranja,

limón, pomelo o mandarina)

- Bol de cereales integrales con leche o batido de leche con cacao, 2 tostadas con

mermelada y mantequilla

 Media manaña

- Puedes elegir entre:

- 2 piezas de fruta de tamaño mediano (kiwis, mandarinas, albaricoques, nísperos) o

una pieza grande (manzana, naranja, pera)

- 2 rebanadas de pan con aceite de oliva


8

 Almuerzo

- Ensalada variada de lechuga, canónigos, berros, brotes de soja o alfalfa, etc.

- Pasta o arroz o legumbres o patata

- Carne baja en grasa (ternera, pollo, pavo, conejo…) con guarnición de verdura

cocida de temporada (espárragos, pimientos, tomate, calabacín, espinacas,

acelgas, etc.)

- Fruta del tiempo de postre

- Agua, aceite de oliva y pan de acompañamiento

 Merienda

- Leche o yogur natural

- Galletas, biscotes o un puñado de muesli

- Fruta del tiempo


9

 Cena

- Una taza de gazpacho o puré de verdura o sopa de verdura

- Pescado blanco o de roca a la plancha (lenguado, gallo, rape, merluza...) o tortilla

con vegetales (espárragos, puerros, champiñones, setas, berenjena, espinacas...)

- Macedonia de fruta, compota o fruta al horno

- Agua, aceite de oliva y pan de acompañamiento


10

 Antes de ir a dormir

- Un vaso de leche
11

Tercer trimestre

En el tercer trimestre de embarazo estás en las últimas semanas de gestación y tu dieta

debe aportarte unas 2.750 calorías diarias para asegurar un correcto desarrollo del bebé.

se aumentan alrededor de 350 kcal por día, según la mujer, ritmo de crecimiento

y desarrollo fetal.

Ácidos grasos omega 3, básicos

En esta etapa, el cerebro del feto experimenta un importante desarrollo. Se incrementa la

corteza cerebral y las conexiones entre las células cerebrales también aumentan. Al

mismo tiempo, los nervios se recubren de mielina, una sustancia que permite que las

señales se transmitan con más rapidez. Por eso ahora es importante que en tu dieta

incluyas alimentos ricos en ácidos grasos omega 3.

Una dieta equilibrada cubre los 2-2,5 gramos diarios necesarios de ácidos grasos omega

3, que aportan claros beneficios sobre la madre: ejercen un importante efecto

cardioprotector controlando la hipertensión ligada al embarazo, reduciendo los

triglicéridos en sangre y evitando la obstrucción cerebral y la trombosis. También sobre

el bebé, puesto que intervienen de forma activa en el desarrollo de su cerebro,

favorecen el buen desarrollo de su sistema nervioso y aseguran el buen funcionamiento

de su retina.
12

Los alimentos ricos en estos ácidos grasos son los pescados, sobre todo los azules,

como boquerones y sardinas, y las nueces y las pipas de calabaza.

Pero debes tener en cuenta que en el embarazo no conviene comer peces grandes como el

emperador, el pez espada, el atún rojo por su elevado contenido en mercurio.

Yodo, vital para el desarrollo cerebral

En el desarrollo cerebral además de los omega 3 también interviene el yodo. Ahora los

requerimientos de este mineral son especialmente elevados y por eso los ginecólogos

recomiendan suplementos farmacológicos. Si en el tercer trimestre de embarazo y en

la lactancia hay un déficit de yodo no se produce el correcto desarrollo cerebral del

bebé.

No te olvides de la sal yodada, aunque tendrás que tener cuidado a la hora de salar los

alimentos para evitar la hinchazón tan característica de esta etapa del embarazo.
13

Calcio, aumenta el consumo

También ahora deberías aumentar los aportes de calcio.

Durante el tercer trimestre, el bebé retiene los 200-250 mg al día de calcio, ya que es

entonces cuando tiene lugar el máximo crecimiento y desarrollo óseo. Los requerimientos

de calcio para la mujer no gestante se encuentran en torno a los 900 miligramos diarios.

La mujer embarazada requiere 1.200 miligramos aproximadamente, llegando incluso a

cantidades de entre 1.600 y 2.000 miligramos diarios en las gestantes de gemelos.

Para evitar déficits se recomienda incrementar 400 miligramos diarios mediante un

aporte adicional de productos lácteos o calcio medicamentoso para evitar el

debilitamiento de sus dientes y huesos y disminuir el riesgo de posibles fracturas,

Alimentos ricos en calcio son los productos lácteos, el brócoli o la coliflor.

Vitamina D y luz solar

Pero además de tomar alimentos ricos en calcio, debes facilitar su absorción con vitamina

D, presente en la yema de huevo o el queso. Esta vitamina se puede formar en el


14

organismo a partir del colesterol. El proceso de transformación tiene lugar debajo de la

piel, donde por acción de los rayos solares, el colesterol se transforma en colecalceferol,

la forma activa de la vitamina D. No es necesario que estés mucho tiempo al sol, basta

unos minutos cada día para que el organismo fabrique suficiente vitamina D.
15

Cambios en la alimentación durante el embarazo

El embarazo es el momento ideal para reflexionar sobre el estilo de vida y tomar

conciencia de cómo afectan los hábitos alimentarios en nuestra salud y en la de nuestros

hijos. Es tiempo de empezar a cuidarse, descansar y alimentarse mejor.

No es necesario realizar una dieta especial durante el embarazo, sino conocer la

diversidad de propiedades de los alimentos con el fin de mejorar la calidad y variedad de

las comidas. Así cubriremos las necesidades nutricionales requeridas en este momento

especial de la vida.

La gestación es una de las etapas de mayor vulnerabilidad nutricional en la

mujer. Esto se debe a que durante el embarazo las necesidades de la mayoría de los

nutrientes aumentan porque el feto se alimenta a expensas de su madre y además ocurren

diversos cambios fisiológicos propios de esta etapa.

Por este motivo el estado nutricional previo y durante el embarazo es muy importante. La

desnutrición materna se asocia a un mayor riesgo de enfermedad y mortalidad infantil.

Cuando se presenta obesidad hay un mayor riesgo de desarrollar patologías del embarazo

como diabetes gestacional, hipertensión y eclampsia.

El momento adecuado para corregir un inadecuado estado nutricional es previo al

embarazo, no durante el mismo, ya que lo normal es ganar peso y se debe evitar perderlo.

El peso a ganar durante el embarazo varía en cada mujer en función de su estado

nutricional o patologías presentes.


16

 Cambios en los requerimientos de nutrientes:

Durante el embarazo se debe priorizar el consumo de alimentos ricos en folatos (ácido

fólico), calcio, vitamina D, hierro y ácidos grasos esenciales. A su vez es necesaria (con

supervisión médica) la suplementación con hierro y ácido fólico medicamentoso, porque

solamente con los alimentos no se logra cubrir los altos requerimientos de estos

micronutrientes.

Las necesidades de energía también se ven aumentadas, pero no tanto como para “comer

por dos’, solo son necesarias 300 calorías más por día a partir del segundo trimestre. Esto

equivale, por ejemplo, a un lácteo más un panecillo o un lácteo más una fruta. En el tercer

trimestre, son necesarias 475 calorías más.

 8 grupos de alimentos que no pueden faltar:

1. Lácteos: se necesitan 3 porciones de lácteos por día, ya sea leche, yogur o quesos

preferentemente de bajo tenor graso.

2. Carnes: un mínimo de 100 gramos por día. Pueden ser: de vaca, cerdo, cordero o

pollo, evitando siempre la piel del pollo y eligiendo cortes magros.

3. Pescados: un mínimo de 200 gramos al menos dos veces por semana. Las

opciones recomendadas están en la lista de la Administración de Alimentos y

Medicamentos (FDA sigla en inglés), en https://es.aleteia.org/2017/04/10/el-

miedo-a-comer-pescado/

4. Frutas y vegetales: incluiremos por lo menos 5 porciones al día, en lo posible de

estación y de diferentes colores.


17

5. Aceite vegetal: en crudo, 2 cucharadas al día en las comidas principales, de oliva

o cualquier otro.

6. Alimentos energéticos: los consumiremos a diario, como los cereales, ya sean

fideos, pastas, arroz, polenta, sémola, avena, tubérculos como la patata y el

boniato, etc.

7. Leguminosas: muy importantes por su aporte en fibra, hierro y proteínas. Pueden

ser lentejas, porotos (también llamados frijoles o alubias) o garbanzos, por lo

menos una porción, una o dos veces por semana.

8. Agua: es fundamental la hidratación.

 Algunos consejos prácticos:

Consumir alimentos ricos en vitamina C para favorecer la absorción del hierro del huevo,

carnes y vegetales (principalmente de hoja verde y los frijoles o porotos).

Aumentar el consumo de fibra para evitar el resfriado tan frecuente en el embarazo. Lo

ideal es consumir el hollejo de las frutas cítricas (naranja, mandarina, toronja o pomelo),

y que los jugos sean naturales y con pulpa.

Moderar el consumo de carnes procesadas como carnes enlatadas, jamón, tocino y

embutidos, ya que un consumo en exceso puede ser perjudicial para la salud.

No agregar más sal de la añadida a la preparación y moderar el consumo de aquellos

alimentos que la contengan en grandes cantidades.

Limitar el consumo de azúcar y alimentos que lo contengan.

Si usas edulcorantes, que sean los permitidos durante el embarazo (stevia, sucralosa,

aspartamo, acelsufamo k). Los no seguros son el ciclamato y la sacarina.


18

Evitar hacer ayunos prolongados. Lo mejor es realizar las cuatro comidas y un tentempié

o colación si es necesario.

Realizar diariamente el desayuno, que incluya lácteos, pan y fruta. Ya que su omisión

junto a una dieta hipocalórica puede llevar a la formación de cuerpos cetónicos

(compuestos que atraviesan la barrera placentaria y en exceso pueden provocar daño

neurológico en el feto).

Recuerda que una alimentación equilibrada proporciona los nutrientes adecuados para

favorecer el crecimiento y desarrollo del niño, la calidad de la placenta, mantener el nivel

de energía a lo largo del embarazo, parto y post-parto, prevenir anemias y activar la

producción de la leche materna.


19

Alimentación recomendada durante el embarazo

Uno de los mayores temores de las mujeres embarazadas es engordar más de lo debido y

padecer sobrepeso en el embarazo. Es fundamental que adquieras hábitos saludables en la

dieta y evites comer todo lo que cae en tus manos para llevar una alimentación correcta

en la gestación.

Aprender a diferenciar los alimentos que aportan grasas, azúcares y un exceso de calorías

de los alimentos sanos y equilibrados, te ayudará a mantener una alimentación

adecuada durante el embarazo.

 Consejos de alimentación correcta durante el embarazo

- Los carbohidratos te darán la energía necesaria para tu organismo y el de tu bebé.

Deben constituir la mitad de las calorías diarias que consumas en tu dieta de embarazada.

Los carbohidratos se clasifican en simples, presentes en glucosa o fructosa, y están en el


20

azúcar, mermeladas o miel. Los carbohidratos complejos, de más lenta absorción están

presentes en el pan, pasta, cereales, arroz, legúmbres o avena.

- Proteínas: son esenciales para llevar una alimentación correcta en el embarazo

porque ayudarán a desarrollar las células y el sistema inmunitario del bebé. Las proteínas

que aportan alimentos de origen animal como lácteos, huevos, carnes o pescados tienen

un alto valor para el crecimiento y desarrollo del bebé en el embarazo. También puedes

encontrar proteínas en alimentos de origen vegetal como legumbres, cereales y frutos

secos.

- Grasas: si ingieres demasiadas grasas en tu menú de embarazada podrías paceder

exceso de peso. Sin embargo, ponerse a dieta y eliminar totalmente las grasas del menú,

está totalmente contraindicado en el embarazo. Hay grasas fundamentales para el

desarrollo del bebé, en concreto las grasas Omega3, presentes sobre todo en pescados

azules, y que ayudarán a la formación del sistema neurológico del feto. Al menos 3 veces

en semana introduce en tu dieta estos ácidos grasos. Sin embargo, evita el atún y pez

espada porque tienen un alto contenido de mercurio.

- Vitaminas: El ginecólogo te prescribirá suplemenos vitamínicos para asegurar el aporte

diario necesario durante toda la gestación. Sin embargo, com pauta diaria introduce entre

2 y 4 piezas de fruta en tu dieta de embarazada. En general, todas las vitaminas son

buenas durante el embarazo, pero intenta no abusar de la vitamina A, ya que no se

disuelve en el agua y no puede ser eliminada en la orina. No la elimines de tu dieta,

puesto que es buena para el desarrollo del bebé y la visión, pero una acumulación

excesiva de vitamina A puede causar malformaciones en el feto. Está presente en el


21

aceite de hígado de pescado, hígado, derivados lácteos, zanahorias, calabaza, lechuga o

espinacas.

 Consejos de alimentación correcta durante el embarazo

Si quieres evitar comer más de la cuenta durante toda la etapa de la gestación es

conveniente que destierres ya el falso mito de que hay que "comer por dos". La realidad

es que habrás de comer para dos pero no duplicar las cantidades de alimentos o darte

atracones en todas las comidas.

Comer 5 veces al día en pequeñas cantidades tiene que ser otra de tus máximas para

tener una alimentación correcta durante el embarazo. Reparte las comidas en: desayuno,

media mañana, comida, merienda y cena. Beber agua, al menos dos litros diarios, será

beneficioso para ti y tu salud durante el embarazo. Te ayudará a estar hidratada y además

previene de la aparición de varices.


22

Bibliografía

https://www.hola.com/salud/enciclopedia-
salud/2010052545315/endocrinologia/enfermedades-transtornos/que-se-debe-comer-
durante-el-embarazo/ Dra. Vibeke Manniche

https://www.bebesymas.com/nutricion-embarazo/diez-consejos-para-una-alimentacion-
sana-en-el-embarazo Dra. LOLA ROVATI

https://www.guiainfantil.com/articulos/alimentacion/embarazo/la-alimentacion-correcta-
durante-el-embarazo/ Alba Caraballo Folgado

https://www.natalben.com/que-comer-tercer-trimestre-embarazo Ángela del Tío

https://www.serpadres.es/embarazo/alimentacion-embarazo/articulo/cambios-en-la-
alimentacion-durante-el-embarazo