Sei sulla pagina 1di 9

5 accidentes en la escuela

1- Raspones
Los niños a menudo suelen presentar raspones
en las rodillas y codos, provocados por caídas sin
importancia. Ante este tipo de heridas lo más
adecuado es lavar con agua y jabón para eliminar
para eliminar restos de gravilla o suciedad, si
sangra taponar la herida, aplicaremos un antiséptico, y si es una zona muy expuesta
podemos tapar la herida con una gasa, aunque lo mejor es dejarla al aire.

Si la herida no deja de sangrar tras 5 o 10 minutos de presión, es profunda o presenta


algún objeto clavado tendríamos que acudir a los servicios de urgencia para tratarla.

2- Moretones
Las continuas caídas o golpes accidentales sin
consecuencias que sufren los más pequeños
jugando propician la aparición de moretones. Las
piernas de los niños es el lugar donde con mayor
frecuencia aparecen aunque también podemos
encontrarlos en las rodillas, brazos y con menor
frecuencia en la cabeza. Estos moretones no duelen y se curan por sí solos con el paso
de una a dos semanas.

Los dermatólogos aconsejan aplicar hielo tres veces al día durante las primeras 48
horas sobre la zona en la que aparece el hematoma. En caso de que el moretón no
cambie de color durante más de 14 días o continúe el dolor sería recomendable acudir
al pediatra.

3- Sangrado de nariz

En ocasiones los niños se chocan entre sí, o reciben y


sufren balonazos en la cara, y pueden producirse
sangrados de nariz. En estos casos conviene evitar
po ner la cabeza hacia atrás para que no trague
sangre, sino que conviene inclinar la cabeza hacia
delante para que salga la sangre hacia afuera.

Puede ayudar a parar la hemorragia si presionamos las aletas de la nariz con los
dedos. Si al hacer esto transcurren más de 10 minutos y no cesa la hemorragia
debemos colocar una gasa impregnada en agua oxigenada dentro de la nariz, y si aun
así no cesa la sangre debemos acudir al médico.

4- Esguinces
Los esguinces de tobillo son las lesiones más
frecuentes en los niños por estar en constante
movimiento. Se producen por el desplazamiento de
la articulación de una forma inusual dañando el
ligamento en mayor o menor medida.

En el momento en que el niño sienta dolor en el


tobillo, se vea la zona inflamada o tenga dificultades para apoyar el pie, es necesario
acudir al médico. El tratamiento lo indicará el facultativo pero lo habitual es reposo,
antiinflamatorios y en ocasiones rehabilitación.

5- Luxaciones
Por la misma razón que los esguinces pueden
producirse las temidas luxaciones. La luxación es
una separación de 2 huesos en una articulación.
En estos casos debemos inmovilizar la zona,
aplicar hielo y trasladar al niño al centro de salud. El médico reparará la dislocación
colocando correctamente la articulación.
PREVENCIÓN DE ACCIDENTES EN LA ESCUELA

No correr dentro del aula o pasillos de la escuela

No empujar a sus compañeros, sobre todo cerca de las escaleras

Evitar los juegos violentos.

No llevar cerillos o encendedores a las escuelas.

No llevar navajas para sacar punta a los lápices.

No subir o bajar las escaleras de a dos o más escalones.

No leer mientras se camina o cuando se suben o bajan las escaleras.

No pararse sobre los pupitres, sillas o escritorios.

No abrir las puertas bruscamente.

Evitar salir corriendo de la escuela.

No aventarse el borrador u otros objetos.


5 accidentes en la calle:

1-Caídas al mismo nivel: uno de cada cuatro


accidentes en la oficina se producen por este motivo.
Como hemos dicho anteriormente, el orden en el
lugar de trabajo es muy importante. Este incidente se suele dar por tropiezos, choques
o al resbalar con algún líquido derramado en el suelo.

2-Caídas de altura: las escaleras es uno de los


elementos con más riesgo de las oficinas. En ellas,
ocurren alrededor de 5.000 accidentes al año y uno
de cada 10 suele terminar en incapacidad

. 3-Contactos eléctricos: más de 2.000 accidentes


se producen por el contacto con la electricidad. En
una oficina, se está siempre rodeado de enchufes,
cables y máquinas. Los expertos aconsejan no tocar
nunca los aparatos eléctricos con las manos
húmedas y no tirar nunca del cable al desconectarlos.

4-Cortes y pinchazos: es otro de los incidentes más


comunes en la oficina. Los materiales cortantes y
punzantes abundan en las oficinas. Por ello, hay que
tener cuidado de su colocación y guardarlos en sus
correspondientes fundas.

5-Incendios: no es algo que ocurra con frecuencia


pero es importante estar prevenidos para ello. Los
extintores, pasillos de evacuación y salidas de
emergencia deben estar libres de obstáculos y, por
supuesto, todas las personas deben ser conscientes
de su colocación.
PREVENCIÓN DE ACCIDENTES EN LA CALLE

No cruce la calle corriendo o distraído.

2. No trate de cruzar un paso a nivel antes que el tren.

3. Como peatones, circular por la vereda, la calle está destinada al tránsito automotor.

4. Al cruzar la calle, hágalo por la senda peatonal o por los lugares habilitados.

5. Preste atención a las señales.

6. Respete las indicaciones del semáforo.

7. Nunca corra al colectivo para alcanzarlo.

8. Nunca ascienda o descienda de un vehículo en movimiento. Al bajar, primero mire hacia


atrás.

9. Nunca viaje colgado en colectivo de pasajeros o trenes.

10. No cruce entre autos estacionados.

11. Una vez que comenzó a cruzar una calle, no vuelva hacia atrás, el conductor que lo ve
avanzar intentará pasar por detrás de usted.

12. No circule por el borde externo de la vereda.

13. Al descender de un vehículo, no lo cruce por delante.

14. Espere el colectivo de pasajeros en la vereda.

15. En las esquinas sin semáforo, al cruzar, mire hacia ambos lados,

independientemente del sentido de circulación de la calle.

16. Como peatón, al cruzar a otro peatón hágalo por la derecha.

17. Cuando viaje en colectivo de pasajeros, no saque los brazos ni la cabeza por la ventanilla.

18. Al usar bicicleta de noche, utilice algún tipo de señal lumínica u ojo de gato, también es
conveniente ropa blanca o algún elemento reflectante; lo más importante es que a usted lo
puedan ver.

19. Transite por la autopista sólo con transporte automotor.

20. Tenga especial atención con los ancianos y los niños.

21. En caso de detenerse en la vereda, no obstaculice el paso de los demás peatones.

22. Preste atención antes de pasar frente a un garaje.


23. Aún cuando el semáforo lo habilite a cruzar la calle, hágalo con cuidado y asegurándose
que los vehículos estén detenidos.

24. Al viajar en colectivo de pasajeros ceda el asiento a las personas mayores, discapacitados,
embarazadas y niños.

25. Si viaja de pie en un transporte público, sujétese bien para cuidarse de una frenada o
maniobra brusca.

26. Al caminar por una vereda, los niños deben ir siempre del lado de la pared.

27. Si saca a pasear a su mascota, no la lleve suelta ya que puede molestar a los demás, ser
atropellada o provocar accidentes, los perros grandes deben tener correa y bozal.

28. Mire bien por dónde camina, las veredas suelen tener irregularidades peligrosas.

29. Camine con precaución. No corra.

ACCIDENTES EN LA CASA

ASFIXIA POR OBJETOS

La asfixia por aspiración de cuerpo extraño se


presenta cuando alguien no puede respirar en
forma repentina, debido a que algún objeto
obstruye las vías respiratorias, impidiendo la
respiración.

PREVENCIÓN: No permita que los niños pequeños


jueguen con los juguetes diseñados para niños
más grandes. Los globos de látex también son un peligro de asfixia. Si un niño muerd e
un globo y toma aire, podría aspirarlo a sus vías respiratorias.

INTOXICACIÓN POR MEDICAMENTOS Y LIQUIDOS

Estas intoxicaciones son mucho más frecuentes en los niños


con edades comprendidas entre 1 y 5 años. Los niños tienen
mucha curiosidad y les gusta explorar. Además, no tienen
sensación de peligro, lo que hace que con frecuencia cojan
los medicamentos que están a su alcance. Otras veces,
sobre todo en el primer año de vida, estas intoxicaciones son
causadas por errores en la dosis del medicamento que se da
al niño o por la administración de un fármaco equivocado.
PREVENCIÓN: Mantener los fármacos fuera del alcance y vista de los niños, preferentemente
en armarios o cajones cerrados con llav e. El momento en que se están utilizando los fármacos
es el más vulnerable. Guardar los medicamentos en su envase original.

REACCIONES ALERGICAS

Son sensibilidades a sustancias, llamadas alergenos, que entran en


contacto con la piel, la nariz, los ojos, las vías respiratorias y el tubo
digestivo.

PREVENCIÓN: No tengas en casa plantas que te resulten


alergénicas. Evita los lugares con mucho polvo. No tengas
mascotas en casa, y ten el mínimo contacto con las mascotas de tu
familia y amigos, sobre todo si se trata de gatos.

QUEMADURAS CON ESTUFAS Y LIQUIDOS

Las quemaduras habitualmente ocurren


por contacto directo o indirecto con calor,
corriente eléctrica, radiación o agentes
químicos. Las quemaduras pueden
provocar muerte celular, lo que puede
requerir hospitalización y causar la muerte.

PREVENCIÓN: Mantenga los fósforos, los


encendedores, los productos químicos y
las velas fuera del alcance de los niños. Ponga tapas de seguridad para niños en todos los
tomacorrientes. Deshágase de los aparatos y los electrodomésticos con cables viejos o
gastados, y de los alargadores que parezcan estar dañados.

ELECTROCUCIONES CON APARATOS Y ENCHUFES

Cuando el cuerpo humano entra en contacto directo con una fuente de electricidad, la corriente
lo atraviesa, produciendo lo que se llama un
choque eléctrico. Dependiendo del voltaje de la
corriente y la duración del contacto, este
choque puede causar desde una incomodidad
leve hasta lesiones graves e incluso la muerte.

PREVENCIÓN: La mejor forma de prevenir las


lesiones eléctricas es cubrir todos los enchufes,
asegurarse de que todos los cables estén
debidamente aislados, esconder los cables para
que su hijo no los alcance y proporcionar
supervisión de un adulto siempre que haya niños en un área en donde puedan haber posibles
riesgos con la electricidad. Los aparatos eléctricos pequeños son un riesgo en particular en
cercanías de tinas del baño y piscinas.

LESIONES POR ARMA DE FUEGO

Una herida por arma de fuego es un tipo de traumatismo


causado por agresión con disparo de un arma de fuego,
tales como armas ligeras, incluyendo pistolas,
revólveres, escopetas, subfusiles y ametralladoras

PREVENCIÓN: Guarde las armas de fuego en un


estuche bien cerrado con llave y fuera del alcance de los
niños. Todas las armas de fuego se deben guardar
descargadas y desmontadas.

Guarde las municiones en un lugar distinto, bajo llave y


fuera del alcance y de la vista de los niños.

Guarde las llaves de donde guarda el arma y la municiones en lugares que los niños no puedan
encontrar.

LESIONES CON ARMAS BLANCAS

Es una forma específica de traumatismo


penetrante de la piel que resulta de un cuchillo
u objeto puntiagudo similar que es "más
profundo que ancho"

PREVENCIÓN: Guarde los cuchillos,


tenedores, tijeras y otros utensilios afilados en
un cajón cerrado con cierre de seguridad.
Guarde los objetos de cristal, como los vasos
y los cuencos, en un armario alto, fuera del
alcance de los niños.

CAÍDAS Y GOLPES, ENTRE ELLAS LAS


ESCALERAS

Las escaleras son uno de los puntos más sensibles


en la seguridad de un edificio. Las consecuencias de
caídas en escaleras pueden ser graves, pero por
suerte pueden prevenirse.
PREVENCIÓN: CON protectores de escaleras, además de protectores de esquinas y garajes.

CORTADURAS CON OBJETOS FILOSOS EN CASA

Una cortadura, también conocida como


laceración, es una ruptura o abertura en la piel.
La cortadura puede ser profunda, lisa o
mellada. Puede estar cerca de la superficie de
la piel o afectar tejidos profundos, como
tendones, músculos, ligamentos, nervios, vasos
sanguíneos o hueso.

PREVENCIÓN: Utiliza con cuidado los objetos


cortantes o punzantes que hay habitualmente
en el hogar, como cuchillos, tijeras, navajas,
alfileres, etc. Enseña a los niños su manejo con
explicaciones y con tu ejemplo. No los dejes nunca a su alcance mientras no los sepan usar
correctamente. En las casas donde hay niños es conveniente proteger las esquinas de las
mesas, los salientes y los muebles bajos de cristal.

QUEMADURAS GRAVES POR INCENDIOS

Los incendios en el hogar que provocan muertes infantiles son causados por niños que juegan
con productos inflamables, como por ejemplo fósforos, encendedores y cigarrillos. Además, la
falta de alarmas de detección de humo que funcionen correctamente puede aumentar en forma
significativa el riesgo de morir en un incendio en el hogar.

PREVENCIÓN: Mantenga los productos inflamables, como por ejemplo fósforos, encendedores
y velas, bajo llave y fuera del alcance de los niños. Instale y mantenga en funcionamiento
alarmas de detección de humo en su hogar.