Sei sulla pagina 1di 2

FICHA DE LECTURA N° 4

TEMA GENERADOR: Enfoque Socio-Crítico


REFERENTES TEÓRICO- Fortalecimiento del pensamiento crítico en Venezuela desde el reconocimiento de los
PRÁTICOS: movimientos políticos, sociales, culturales.
DATOS DE LA FUENTE
TEXTO Inventamos o Erramos (2004)
PÁGINAS: 100 - 110 AUTOR(ES): Simón Rodríguez
EDITA Monte Ávila (Caracas)
Sinopsis:
Lo interesante:
“Dejemos la Francia i veamos la AMÉRICA. Estamos Perplejos — i debemos estarlo: Nuevos en la Carrera, i con tantos ejemplos a la vista —
todos dignos de atención, tomamos, de cada uno, lo que nos parece mejor”. Algo de esto continua siendo igual, seguimos imitando de otras
culturas, no es que eso sea del todo malo, pero hoy más que nunca tenemos la oportunidad de desplegar la invención, dejar las imitaciones,
promocionadas a través de medios de comunicación, lo cual ha tenido consecuencias tan profundas que lo que nos queda es inventar
permanentemente o seguir errando, tal como lo planteo Rodríguez, y errar a esta altura, la historia nos lo cobraría. “Las circunstancias conllevan
en poner todo el empeño en promover la lectura; en la educación.” Debemos cuestionarnos la práctica total o parcial del modelo de educación
tradicional. No sólo se trata de mejorar lo que hay, sino que además es necesario producir cambios profundos en el quehacer educativo. Es el
momento de replantearnos la educación como el proyecto de construcción del país que necesitamos.
Lo positivo:
Hoy en día nuestro país requiere que el docente se enfrente al desafío de lograr debatir junto a los actores sociales, los temas estructurales
que las comunidades, la región y el país necesitan que atendamos, para coadyuvar a la resolución democrática de las problemáticas sociales
más relevantes que hay que resolver para alcanzar un país emancipado, liberado y sosteniblemente desarrollado. Considero que en ese camino
se encuentra la educación venezolana, al colocar a nuestros estudiantes en primer plano al considerarlos sujetos capaces de pensar, de actuar y
de participar activa y protagónicamente en los procesos de transformación que requiere nuestra educación. Todo educador debe considerar la
potencialidad de cada estudiante, su contexto y sus anhelos, sin creer que todos tienen que aprender lo mismo apelando a una estrategia única, y
una por ejemplo es ofrecerles espacios sistemáticos de reflexión colectiva, a fin de que participen en las transformaciones educativas, asumiendo
un compromiso social, político y académico. Para transformar la realidad se necesita saber y aprender más.
Lo discutible:
El mayor reto de la educación es que se enseñe a aprender, y no a repetir. Hay que desarrollar acciones transformadoras desde cada escuela
para dejar de aprender para repetir, y pasar a crear y proponer. Por eso, lo fundamental es que se formen y se cuente con docentes que tengan
deseos y ganas de aprender, de investigar, de hacer. Hoy día no podemos desperdiciar el momento para continuar desarrollando en nuestros
estudiantes el sentido de la curiosidad, a partir de la investigación, y de valorar cada acción creativa que surge de su ingenio e imaginación , por
otra parte las nuevas tecnologías permiten grandes posibilidades formativas, pero es necesario que los educadores nos pongamos a tono con
ellas, ya que nuestros estudiantes requieren de docentes que vivan aprendiendo, sino estaremos desactualizados y desarmados de
conocimientos para encarar la formación de la sociedad de la que somos responsables. Debemos cuestionarnos la práctica total o parcial del
modelo de educación tradicional. No sólo se trata de mejorar lo que hay, sino que además es necesario producir cambios profundos en el
quehacer educativo.
Otros textos que se articulan con la lectura: http://mc142.uib.es:8080/rid=1GPMM80Z5-H8W34C-26J/lectura_cardona.pdf
Síntesis crítica de la lectura

Para el maestro Rodríguez, la frase "o inventamos o erramos", es dar paso a un modo distinto
de pensar y hacer, de sentir y actuar. Es la autenticidad y la creación, lo positivo y el ingenio, la
imaginación y el pensamiento puesto en ejercicio; es concebir e idear para producir y construir; es
mirarse y advertir lo que se es para descubrir y estimar otra posibilidad de ser.

Esta afirmación, - o inventamos o erramos- se constituye –dentro del ideario pedagógico del
autor- en divisa y singularidad negadora de la tradición que obstaculiza, que limita y que inmoviliza.
Es revisar y examinar las situaciones de vida para decantar oposiciones y abrirse a un nuevo estado-
condición; es apremio e interpelación para motivar y provocar otras potencialidades y virtualidades;
es un darse cuenta del ahora histórico para enrumbar y revelar nuevas oportunidades, otros
senderos, otros sentidos humanos sociales; es releer y reinterpretar la institucionalidad; es seducirse
en el encuentro, en el talento, en la iniciativa, en el saber, en la inspiración, en las ideas, en el
proyecto, en el cambio, en la transformación.

El maestro Simón Rodríguez dio mucha importancia a la identidad de los pueblos


hispanoamericanos y a la búsqueda de su ontología o razón de ser. Asimismo, se preocupó por
definir la originalidad de Hispanoamérica; la esenia de lo autóctono y lo vernáculo; y el problema de
la imitación. Habló sobre la necesidad de buscar su originalidad y no la imitación de instituciones de
otras regiones del mundo. Creyó que los pueblos americanos deben afirmar su identidad y cultura en
su propia idiosincrasia, sin necesidad de imitar a otros.

Para, él: “la imitación cultural es lo que no dejará prosperar a las nuevas naciones recién
independizadas… la sabiduría de Europa y la prosperidad de los Estados Unidos son dos enemigos
de la libertad de pensar en América. ¿Por qué? Por la fiebre y enfermedad de la imitación”.

Con la obra de Simón Rodríguez comienza una visión cultural de Hispanoamérica libre,
autentica, autóctona y original para proyectarla hacia un futuro mejor, con conciencia patriótica,
republicana y revolucionaria. Ciertamente con esta frase, Rodríguez demostraba no solo su lucidez
para anticipar escenarios, su carácter visionario y su conocimiento de las instituciones europeas de
la ápoca, también demostraba una clara conciencia de su entorno, de las nacientes repúblicas y sus
cualidades, problemas y contradicciones.

Hoy día, después de casi dos siglos de copiadera, (con excepciones), podemos imaginar lo
que nos diría Robinson como ignorado profeta: parafraseando“… tienen una deuda acumulada con
consecuencias profundas, que solo me resta repetirles, o inventan permanentemente o seguirán
errando, y errar a esta altura, no serán absueltos por la historia”.

Resulta sin duda necesario analizar como esa frase se relaciona con la meta bolivariana de
alcanzar la mayor suma de felicidad para el pueblo, por lo en este proceso democratizador queremos
escuelas para todos, pero hay que volver con Robinson, porque al venir de una tradición de
imitadores del “querer ser como ellos”, nos alejamos de esta meta.

Participante: Colina G Mery C. N° 951758.