Sei sulla pagina 1di 9

Revista de Moros y Cristianos. Caudete, 2019, pp.

200-207

Sobre las imágenes de la Virgen de Gracia


------------------------------------------------------- Miguel Requena Marco---------------------------------------------------

n 1974, el carmelita P. Simón M. de octubre de 1568 Gonzalo Polanco, arte, sin tener al menos una fotogra­

E Serrano Montoliu y D. Andrés


Bañón Martínez, como Secre­
tario del Ayuntamiento de Caudete,
hicieron gestiones ante eljefe del Ser­
paje del obispo D. Gregorio Antonio
Gallo de Andrade, afirmaba haber
visto los autos del hallazgo de la san­
ta imagen.
fía. Las hipótesis son inútiles a priori
si no se puede ver, por lo menos, una
imagen de lo que se trata.
Pero siempre habrá que excluir
vicio Nacional de Información Artísti­ Según él apareció acompañada que la estatua se pueda remontar
ca, Arqueológica y Etnológica, D. José de una imagen de San Blas el 16 de hasta el tiempo de San Benito, ya que
(A
O diciembre de 1414 bajo una retama de hecho en aquella época no se usa­
c G. Moya Valgañón, para que este emi­
.S
(/» tiera un informe sobre la imagen de la en las ruinas de un convento que allí ban las estatuas para el culto.
u

Virgen de Gracia, habiéndole propor­ había. Por otra parte en Monte Casino
O cionado una fotografía de ésta y una Si algún día apareciesen dichos jamás han existido imágenes (esta­
O
S sucinta narración de la leyenda asocia­ autos se podría precisar mejor los tuas) hasta el siglo XV. La tradición,
O
«A
da a su origen. El señor Moya Valgañón, orígenes de la leyenda. El caso es sea cual fuera su valor, de que la esta­
ra lamentando “que la fotografía no fuese que la imagen que desapareció con tua (esa) proviene de Monte Casino,
c
o más nítida para haber podido precisa r la guerra civil no puede ser hecha en no se puede afirmar de que haya que
+-»
o
□_
en
mejor la fecha de ejecución de la ima­ ninguna manera antes de 1250. hacerla llegar hasta San Benito.
ra
+-»
m gen”, con fecha de 11 de noviembre de Todas las leyendas suelen tener Estatuas de ese tipo de iconogra­
<y
1974, enviaba firmado al Secretario del un fundamento histórico. No sería fía son comunes después del año mil,

* Ayuntamiento este informe: imposible que la imagen procedie­


se de Bugarra, que pasó a poder de
especialmente en los siglos XII, XIII
y XIV.
La antigua imagen de Santa María de Caudete en 1355, cuando ya estaba En los Abruzos, zona muy próxima
CD Gracia, patrona de Caudete, parece, a despoblado, y fuese hallada luego a Monte Casino, hubo una gran pro­
r-4
O
OI juzgar por las fotografías que de ella accidentalmente. ducción de estatuas de este tipo, hoy
LU
h"
UJ se conservan, un ejemplar caracte­ Los cánones prescribían que todas muy apreciadas.
Q
3 rístico de la escultura gótica de la las imágenes sagradas, cuando se Por lo tanto no se puede excluir
segunda mitad del siglo XIII o inclu­ considerasen inútiles para el culto la posibilidad de que pueda tratar­
so de comienzos del XIV. fuesen enterradas en lugar sagra­ se de una estatua procedente de Ita­
El tipo de sitial en que aparecía do. No es imposible que esta imagen lia, o de Monte Casino, como regalo
O entronizada corresponde a esa épo­ quedase entre las ruinas de su iglesia o como compra hecha en la región;
o
1G ca. Lo mismo sucede con el manto, y andando el tiempo fuese encontra­ pero en todo caso sería necesaria
O muy amplio, el vestido, de mangas da entre ellas. una fotografía para poder discernir
I—
en apretadas y ceñido en la mitad supe­ Caudete, como Bugarra, hubo de si se trata de una obra italiana o más
zc
rior del cuerpo, y la toca. ser reconquistada dos veces, dentro particularmente abrucesa.
Una piadosa leyenda hace supo­ del siglo XIII. De ahí provendría la Sea como sea, la estatua no pue­
ner que esta imagen fuera anterior a supuesta ocultación a los moros. de tener su origen de la época bizan­
los musulmanes, traída nada menos tina, ya que entonces jamás fueron
que en el siglo VII desde Italia. Esto Antes, en 1957, el cura párroco de Cau­ usadas estatuas, sino sólo pinturas, o
no deja de ser sino una manifesta­ dete D. Vicente Dimas Soler había soli­ a lo más bajorrelieves. La citada ima­
ción más de la devoción popular que citado una autorizada opinión sobre el gen (esa estatua) habría que compa­
sembró a España de imágenes ente­ origen de la sacra imagen al monaste­ rarla con otras muchas como ella,
rradas u ocultas cuando la invasión rio benedictino de Monte Casino, des­ que existen en España, para poder
musulmana y descubiertas con la de donde Dom Rafael Caracciolo le apreciar si tiene características dife­
reconquista o poco después. Sin ir escribió: rentes de las imágenes fabricadas en
muy lejos la Virgen de los Llanos en territorio ibérico.
Albacete, la de la Caridad en Villa- Monte Casino (Italia), 6 nov. 1957
rrobledo o la de Belén en Almansa, Con religioso afecto,
tienen en sus leyendas muchos pun­ Reverendo P. D. Vicente Dimas D. Rafael Caracciolo, O.S.B.
tos de concomitancia con la de Gra­ Párroco de Caudete (Albacete) Secretario
cia de Caudete.
Sobre esta última, el único dato No es posible dar un juicio, ni siquie­ (El original italiano, en Caudete, perla de
que parece irrefutable es que en 11 ra aproximado, sobre una obra de tres Diócesis, p. 107, y esta traducción

200
en una hoja mecanografiada, muy pro­ Y un poco más adelante (pp. 40-41), de los almohades es lo más proba­
bablemente hecha por el P. Simón M. continuando con la leyenda, vuelve a ble y lo que mejor armoniza con la
Serrano, en la carpeta con los folios hacer otra consideración de carácter arqueología, único documento cier­
procedentes del Libro segundo viejo, en histórico: to que poseemos de la imagen nues­
el Archivo Parroquial.) tra, como de tantas otras imágenes
Según lo da a entender la “Historia envueltas en otras tantas leyendas”.
Ya en 1956, D. Jesús Sánchez Díaz, en su de la Virgen de Gracia”, citada ante­ Sea como y cuando fuere, año más
Historia de Caudeteysu Virgen de Gracia riormente, a pesar de la tranquili­ o año menos, seguiremos con nues­
(p. 37), narrando la leyenda caudetana, dad que se disfrutaba en el reino de tra tradición caudetana.
hace un inciso para decir: Teodomiro, verdadera isla de paz en
medio del turbulento y agitado mar (1) “Historia de la Virgen del Henar y
Acabamos de referir lo que oímos de la España de entonces, los monjes su Santuario”, pág. 20.
desde muy pequeñitos a nuestros del monasterio caudetano no se con­
padres sobre el origen de la venera­ fiaron, y, enterados de la suerte que SOBRE LA IMAGEN DE LA VIRGEN
da imagen de Nuestra Señora la Vir­ en otras partes habían corrido las DE GRACIA QUEMADA EN 1936
gen de Gracia, y cuya historia siem­ cosas y personas sagradas, decidie­
pre consideramos poco menos que ron dejar la santa Casa de San Mar­ En la Revista de Moros y Cristianos de
artículo de fe, habiéndonos servido tín y trasladarse al reino de Asturias, 1980 viene un artículo titulado “Cau-
para el relato, en líneas generales, del no sin antes guardar en lugar seguro dete en Fiestas”, firmado por “X.”, fir­
texto transcrito en la “Historia de la las sagradas imágenes de la Virgen y ma bajo la que yo tengo, por lo que
Santa y Milagrosa Imagen María San­ San Blas. Estos hechos, si hemos de dice, que se esconde el P. Simón M.
tísima de Gracia”, impresa en 1922, dar crédito al autor anónimo de la Serrano Montoliu (no sé el motivo
bajo el cuidado y dirección del sacer­ expresada “Historia de la Virgen de por el que el P. Simón utilizaría este
dote caudetano don Francisco Díaz Gracia”, ocurrieron el año 714. ocultamiento; quizá para no escanda­
Alcover, que la amplió con la rese­ No creemos que pueda darse con lizar, pues recordaría que años antes,
ña de los centenarios de 1907 y 1914. exactitud la fecha del enterramien­ sacando a relucir, en una homilía en la
Nada atañe a nuestra devoción to u ocultación de las santas imáge­ iglesia de San Francisco, la no posibili­
mariana lo que a este respecto nes, que aparecieron milagrosamen­ dad histórica de remontar la antigüe­
pueda decir la crítica. Sin embar­ te el año 1414. El Padre carmelita dad de la imagen de la Virgen de Gra-
go, bueno será que nuestros lecto­ Fr. Manuel M.a Ibáñez
res conozcan el criterio actual de refiere en su obra cita­
los arqueólogos sobre las imágenes da (1) la ocultación de
antiguas, que hemos visto consigna­ la Virgen del Henar con
do en un libro hace poco aparecido motivo de la invasión
(1) y que, inopinadamente, ha llega­ árabe de España y dice
do a nuestras manos: sobre el particular:
“Mas esta representación de la “Y cuanto al fondo
Virgen en imágenes comenzó por la de verdad de la tradi­
iglesia de Constantinopla (La Virgen ción sobre el oculta-
sentada y con el Niño sobre Ella entre miento de la imagen a
sus dos rodillas, como “fruto bendi­ la llegada de los moros,
to de su vientre”). Según los estudios tiene fácil compagina­
más recientes, hasta el siglo X no se ción, si se tiene presen­
comienza en España a imitar las imá­ te que la invasión del
genes bizantinas, y en los siglos XI y 711 fue bastante tole­
XII ya existe profusión de imágenes rante, hasta el punto de
marianas. Las del X y XI están sen­ poder seguir los cristia­
tadas en un trono con el Niño Dios nos con su culto aún en
sentado de frente en ambas rodillas las poblaciones someti­
y la mano derecha en actitud de ben­ das al yugo sarraceno
decir, mientras que en el siglo XII ya (mozárabes). Hay otra
se ven bastantes con el Niño sentado invasión más terrible
en la rodilla izquierda. Las del siglo para España y posterior:
XIII y XIV son de un tipo que puede la de los almohades en
llamarse de transición del románico 1144, en que entraron
al gótico. Las del siglo XV son ya de cometiendo más crí­
tipo humano, con la Virgen de pie y menes y derramando
el Niño en el brazo izquierdo”. más sangre que los ára­
bes en el 711. Colocar el
(1) P. Manuel Ibáñez, O. Carm. tiempo de la ocultación
“Historia de la Virgen del Henar y su de la Virgen del Henar
Santuario” Segovia, 1955 pág. 17-18. en el año de la invasión Virgen de Gracia. Manuel Ibáñez.
cia y el convento de los benedictinos ció cerca de Caudete un hecho muy Porque, cuando los Carmelitas en
al tiempo de los godos, una persona beneficioso para esta Villa. Lo narra el 1586 se trasladaron junto a Caude­
devota se levantó y le dijo que deja­ don Gonzalo Polanco de esta forma: te, se dejaron su Imagen en la ermita
ra ese tema; el P. Simón siguió con la «La Virgen de Gracia se apareció (fue de la Virgen de Gracia a petición de
homilía, pero después volvió a insistir hallada) a XVI de Diciembre Anyo M todo el pueblo y de la misma Mayor­
en el tema, y de nuevo se levantó esa CCCC XIIII (1414), baxo de una retha- domía. A esta Imagen en el 1636 se
persona y le dijo que no siguiera por ma entre las roínas del convento (de le puso por primera vez el vestido
ahí). Lo citaremos por extenso, por­ los calatravos) que ante havía en la con el manto, porque estaba bastan­
que es importante para determinar Vila de Capdet (Caudete), aconpa- te deteriorada, y en lugar de retocar­
el origen de la imagen de la Virgen niada de Sent Blay. E yo vi los autos la con pintura, optaron por vestirla.
sacrilegamente quemada en 1936. Lo (documentos) del hallasgo en Cap­ Como esta Imagen era «Fundado­
comienza así: det. Oy (hoy) XI de Octubre M D LX ra» tenía un hueco en su espalda,
VIII (1568). Gonzalo Polanco. Page donde se conservaba un pergamino,
El entusiasmo del pueblo de Caudete del Senyor Obispo (Gregorio) Gallo en que se anotaban los conventos y
por su Patrona la Virgen de Gracia se de Origuela». (Libro I, folio 0 vto. las fechas de su fundación. Este dato
remonta a los tiempos de su recon­ de Confirmaciones de Caudete). Las parece que ya lo sabía don José Ver-
quista por Jaime I el año 1240. Desde palabras entre paréntesis son aclara­ gé, obispo de Orihuela, quien duran­
entonces han habido tres Imágenes torias del texto. te su visita pastoral a Caudete el año
distintas de la misma advocación. Así de sencillo fue el hallazgo de 1670, manifestó su deseo de abrir el
El mismo Conquistador les rega­ las Imágenes de la Virgen María y de hueco de esa Imagen para saber el
ló la primera Imagen de la Virgen San Blas, las mismas que en el 1262 contenido de ese pergamino.
María, y la trajeron los Caballeros de enterraron allí los frailes de Calatra­ En efecto, según dice la «Historia
Calatrava, procedentes de Alcañiz. A va. Por lo tanto permanecieron ente­ de la Virgen de Gracia» (Madrid, 1957,
estos frailes militares se les encargó rradas sólo 152 años. pp. 54-55) dicho señor Obispo acudió a
la custodia de la frontera entre Cau­ [•••] la Ermita, acompañado de un pequeño
dete y la de Yecla, donde aún esta­ Pasaron siglo y medio, desde este grupo de testigos selectos, y mandó
ban los moros. hallazgo, cuando aconteció otra efe- que dos sacerdotes bajaran la Imagen
Ellos levantaron su convento- méride muy importante para Caude­ a la Iglesia, pero, cuando el cerraje­
cuartel justamente donde ahora se te, cual fue la venida de los Carme­ ro iba a abrirla, dijo el señor Obispo:
halla la ermita de la Virgen de Gracia litas en el 1578, para cuidarse de la «Hermanos, antes de abrir este secre­
a las afueras de Caudete [...]. ermita de la Virgen de Gracia. [...] to vamos a orar al Señor para que nos
Durante 22 años en Caudete hubo Entonces la Mayordomía se tras­ inspire si es ésta su voluntad». Al poco
paz entre moros y cristianos, pero en ladó a la Parroquia de Santa Catali­ rato se levantó el señor Obispo y les
el año 1262 se sublevaron los moris­ na de Caudete, a donde se llevaron dijo: «Desistamos del intento comen­
cos del reino de Murcia, al que perte­ a su Imagen antigua, donde se con­ zado, pues conozco que no es tiempo
necía Caudete, y durante los cuatro servó hasta el año 1936, como toda­ ahora de averiguar el secreto».
años que duró su gobierno, persi­ vía la recuerdan algunas personas Si hubieran sacado el pergamino,
guieron a los cristianos y destruye­ ancianas de ahora. Se ignora si de al leerlo hubieran encontrado la lis­
ron sus iglesias. Entonces los Caba­ esta Imagen de la Virgen de Gracia se ta de los conventos carmelitas con las
lleros de Calatrava antes de retirarse llegó a sacar alguna fotografía, pero
escondieron en el subsuelo de su por fortuna el escultor don Francis­
convento las'Imágenes sagradas y co Martínez Marco, modeló e hizo su
demás objetos del culto para evitar Imagen reducida, que aún la conser­
su profanación. va su nieto don Cristóbal Graciá Mar­
En el año 1266 los ejércitos cristia­ tínez, residente en Madrid.
nos volvieron a conquistar a Caude­ A la segunda Imagen de María,
te, pero los Gobernantes cristianos traída por los Carmelitas el 1578,
se establecieron en el Castillo del ellos la llamaban su «Fundadora»,
pueblo, y ya nadie se preocupó de las porque era costumbre de entonces el
ruinas del convento-cuartel dejado llevarla a las nuevas fundaciones de
por los Caballeros de Calatrava. sus conventos. Su historial comenzó
A causa de las desavenencias entre a mitad del siglo XIII, cuando la lle­
Fernando IV de Castilla y Jaime II de varon desde Narbona (Francia) has­
Aragón, los ejércitos de éste en el ta Montpeller (a. 1257), de allí pasó
1295 invadieron parte del reino de a Perpiñán (1265), luego a Lérida
Murcia. Luego, por la sentencia arbi­ (1272), a Valencia (1281), a Zaragoza
tral de Dionís de Portugal, se recti­ (1290), a Requena (1332), a Calatayud
ficaron las fronteras entre Valencia (1371), a Onda (1436), ajátiva (1570)
y Murcia, y desde 1305 Caudete fue y por fin a Caudete el 1578. Aquí que­
asignado al reino de Valencia. dó en la Ermita de la «Virgen de Gra­
Hubo entonces más de un siglo cia», y con este título la proclamó el
de paz, y a últimos del 1414 aconte­ pueblo de Caudete. Virgen de Gracia. Carmelitas.
fechas de sus fundaciones. Pero esto respaldo de la misma materia, tiene Esta divina estampa de la Madre de
para aquel público les hubiera caído calzado puntiagudo. La espalda tie­ Dios de Gracia es de madera, sin que
como una bomba, por su ignorancia ne llana y lisa, sin sobredorar con en ella aya corrompido parte alguna
de la historia, porque aquel pergamino
les probaría que aquella Imagen gótica
solo matiz blanco de una tabla que,
ajustada con puntas de yerro, ocul­
la carcoma, y solamente tiene seña­
les de ella en el Globo, o expre­
*c
era de mitad del siglo XIII, y que pro­ ta un seno o vacío en dicha Imagen, sión del mundo, que le tiene en su
cedía del sur de Francia, y no, como donde se cree contiene algún secreto mano derecha; en la siniestra tiene
se pretendía por algunas leyendas, el para tiempos venideros. a su Santíssimo Hijo el Divino Jesús,
remontarla a principios del siglo VII. que con su mano diestra da su ben­
Esta Imagen el 7 de septiembre En los folios procedentes del Libro dición, y con la hizquierda tiene
del 1907 fue coronada canónicamen­ segundo viejo (folios 89v-90r, n.e 9), hace sobre su muslo un libro cerrado:
te por don Pedro Rocamora García, también mosén Antonio Conejero esta bien es verdad que dichas manos del
obispo de Tortosa. [...] descripción: niño Jesús no se dexan ver, porque
Esta Imagen traída por los Carme­
litas, fue quemada el 22 de julio de
1936.
La tercera Imagen de la Virgen de
Gracia... es la actual,
O
c
ro

DESCRIPCIONES ANTIGUAS DE LA
TALLA DE LA VIRGEN DE GRACIA O
<✓>
O
k-
O
En las descripciones antiguas de la
(V
talla de la Virgen de Gracia encontra­ ■O
</»
mos, especialmente, una divergen­ "ra
c

cia significativa: que el Niño con su o


i-
4-»

mano izquierda sujeta sobre su muslo Q.

ro
un libro cerrado plantado, o que tiene 4-»
o

esa mano dirigida hacia el rostro de la


Virgen, variante esta que aparece en la
última de las cuatro descripciones que
c
siguen, debidas a la pluma de mosén
Antonio Conejero (s. XVIII). o
O
CN
LLl
Veamos estas descripciones: I—
LU
Q
Z)
<
O
En el Libro primero de Administración de
Ntra. Sra. de Gracia (1617-1726) inserta
mosén Antonio Conejero la “Leyenda
O
de los Predicadores”, que es la que se o
entregaba a los predicadores contrata­ Oí
O
dos para los días de la Fiestas a la Vir­ I—
OTj
gen. Dice así (folio 109r-v):
T

La Sacratíssima Imagen de María


Sma. de Gracia es de madera, sin
que en ella aya corrompido la carco­
ma parte alguna; y solamente tiene
señales de ella el Globo o expressión
del Mundo que tiene en su mano
derecha; en la siniestra mano tiene a
su Santíssimo Hijo Jesús, que con su
mano diestra da su bendición, y con
la siniestra tiene un libro cerrado;
bien es verdad que dichas manos del
Divino Jesús no se dexan ver, por­
que están cubiertas con la túnica y
ropas de seda y oro de la Sta. Ima­
gen. Su fisonomía es más agradable,
algo morena y arrebolada; su altura
tres palmos y tres quartas, toda de
talla sobredorada, sentada en silla de Virgen de Gracia. Manuel Ibáñez.

203
■■■■■■ai
están cubiertas con la túnica y man­ La talla con el Niño sujetando un libro
to de sedas y oro de la santa Imagen; con su mano izquierda corresponde­
su fisonomía es muy agradable, algo ría a la que el P. Simón llama “Fun­
morena y arrebolada; su altura tres dadora”, la que trajeron los carme­
palmos y tres quartas, toda de talla litas y que procedía de Francia. Esta
sobredorada, sentada en silla de res­ fue la quemada en 1936, modelo en el
paldo de la misma materia, con cal­ que se inspiró el escultor caudetano
zado puntiagudo; la espalda tiene Miguel Bañón Díaz para hacer la ima­
llana y lisa sin sobredorar, con solo gen actual. La otra talla, la del Niño
matiz blanco, ajustada con puntas de Jesús con su mano izquierda vuel­
yerro una tabla, que oculta un vacío ta hacia el rostro de la Virgen sería
o seno en dicha S.a Imagen, donde se la que trajeron los calatravos, la que
cree tiene reservado algún secreto ocultaron bajo tierra y luego apareció
para tiempos venideros. en 1414, según la anotación de Gonza­
lo Polanco. Muy posiblemente Manuel
En un apunte inédito que dejó el malo­ Ibáñez Díaz era sabedor del secreto de
grado investigador caudetano Francis­ la verdadera imagen, y en ella se ins­
co José Doménech Mira (fallecido en piró en 1935 para hacer la talla que
Virgen de Gracia. Lienzo.
Fiestas Patronales de Moros y Cristianos

2013 a los 53 años), escribía esto: la Mayordomía de la Virgen de Gra­


Pero en la primera publicación impre­ cia le encargó para sustituir la imagen
Mosén Antonio Conejero Ruiz (1685- sa de la Leyenda piadosa de Caudete, venerada en la Ermita en caso de que
1765) describió en 1730 la talla de la que fue la que incluyó el jesuíta Juan esta pudiera correr peligro en tiempos
Virgen de la siguiente manera: de Villafañe en su Compendio históri­ tan turbulentos (el Niño Jesús levan­
Esta Sagrada Ymagen de N- S- es de co, en que se da noticia de las milagrosas y ta ostensiblemente su manita izquier­
tres palmos poco más de alta (aproxi­ devotas imágenes de la Reyna de Cielos y da, que puede interpretarse como para
madamente 63 cms., pues el anti­ Tierra, María Santíssima, que se veneran alcanzar la fruta que la Virgen tiene
guo palmo valenciano equivalía a en los más célebres santuarios de España en su mano derecha, una manzana o
21 cms.), sentada en silla de respaldo, (Madrid, 1740, págs. 281-285, segunda una pera, según interpretaciones ale­
esculpida en madera, toda sobredorada, impresión, aumentada; la primera, de góricas de textos bíblicos). En un cua­
con corona en la cabeza; la fisonomía es 1726, en Salamanca, no la trae), cuya dro antiguo pintado en lienzo que tie­
muy agraciada, de color algo moreno y propia autoría nos certifica el mismo ne la Mayordomía también se ve al
arrebolado. En su mano izquierda tiene mosén Antonio Conejero en los folios Niño con la mano izquierda apenas
al divino Jesús sin corona ni diadema, procedentes del Libro segundo viejo levantada. (Vemos que en la imagen
CAUDETE 2019

y éste en su izquierda tiene un libro (APSC, CAU-49, fol. 95v), se describe de Manuel Ibáñez le falta la bola en la
cerrado plantado; y el brazo derecho así la sagrada talla (en la p. 284): mano derecha a la Virgen; por la car­
tiene algo elevado y le falta su mane- ta que hemos visto de Miguel Bañón,
cita de tiempo inmemorial. Su cuerpo Esta prodigiosa Imagen de la Madre le faltaba la mano con la bola, que él
I

está vestido con túnica sobredorada de de Dios de Gracia es de madera, sin le puso; pero quizás entonces ya había
Ja misma materia que lo es la Ymagen que en ella haya introducido la car­ perdido la bola, y la esculpió sin ella).
de N- S1. Esta en su mano derecha tiene coma corrupción alguna, y solamen­ (Sobre lo que se dice en la descrip­
un globo sobredorado, algo maltratado te tiene señales de ella en el globo, ción tercera de que al Niño le falta su
de la carcoma, a distinción de la S- Yma­ expressión del Mundo, que mantiene manecita derecha de tiempo inme­
gen, pues no le ha llegado a roer por otro en su mano derecha. En la izquier­ morial, puede que, efectivamente, se
puesto alguno. Tiene sus pies con calza­ da tiene a su Santíssimo Hijo el Divi­ refiera a la imagen carmelitana —no
do puntiagudo. La espalda tiene llena y no Jesús, con su manecita derecha se puede apreciar bien en la fotogra­
tiesa y está de una tabla de alto abajo embuelta en sus ropas de escultura, fía conservada—, o que sea una trans­
puesta con clavos de hierro, con la que y la siniestra, descubierta y abier­ ferencia de la imagen antigua, si es
se oculta un seno hueco donde se pien­ ta, sobresale y la endereza azia el que Manuel Ibáñez quiso reflejar esa
sa tener reservado algún secreto para los rostro de la Santísima Madre. El carencia no esculpiéndole el brazo
tiempos venideros. rostro de la Santa Imagen es muy derecho al Niño).
agradable; su color tira a moreno y
No dice Francisco José de dónde toma arrebolado; su estatura es de tres Vemos, por las descripciones, que
esta descripción de mosén Antonio palmos, algo más, toda de talla, sen­ ambas tienen características comunes:
Conejero. Si, como es de suponer, lo tada en una silla de respaldo de la tamaño, calzado puntiagudo..., y tam­
hizo de los folios que proceden del Libro misma materia, y toda ella sobredo­ bién llama la atención que ambas tallas
segundo viejo, ese folio ha desaparecido. rada, con el calzado puntiagudo; la tengan espalda lisa con una cavidad, y,
Notemos, de paso, que mosén Antonio espalda tiene plana y lisa, sin sobre­ sobre todo, que ambas tengan la bola
Conejero murió en 1762, y que hay un dorar, con matiz blanco, y ajustada algo carcomida por la polilla, caracte­
error de lectura en la frase “La espalda una tabla con clavos, la qual oculta rísticas estas que pueden explicarse
tiene llena y tiesa”, por “llana y tiesa” un vacío o seno de la Imagen, donde por contaminación. D. Antonio Cone­
(o, más probablemente, “llana y lisa”), se cree tiene reservado algún secre­ jero debió de basarse en descripciones
y conviene mejor esta que está. to para tiempos venideros. anteriores.

204
CARTA DE MIGUEL BAÑÓN DÍAZ AL salones parroquiales. Y no sabía, como pro-Historia de Caudete; de su interés
P. SIMÓN SERRANO MONTOLIU sí sabía el P. Simón, que la imagen a por los textos relativos a la tradición
la que restauró la mano y bola era la de la historia de la imagen de la Virgen
El P. Simón M. Serrano Montoliu iba auténtica, y no aquella de la Ermita de Gracia, es testimonio lo que escri­
tras el rastro de la verdadera imagen que desvistieron para que le sirviera de bía el fray Elias M.a Bañón en la Revista
descubierta en 1414 y escribió una car­ modelo. El parecido de ambas imáge­ de Fiestas de 1963 (“Documentos vivos
ta al escultor Miguel Bañón Díaz, autor nes, como dice el escultor, era notable, de nuestras fiestas tradicionales”):
de la actual escultura de la Virgen de pero el tamaño de la imagen que iba “Por fin hemos logrado depositar en
Gracia expuesta al culto en la Ermita, a restaurar (la de la cambra) era algo la biblioteca privada de D. Cristóbal
quien el 18 de marzo de 1979 le respon­ mayor que el de la imagen de la Ermita. Graciá una linda copia de los mismos
día lo siguiente: [Autos de la historia de Ntra. Señora de
Aquí es de notar que en las descripcio­ Gracia], hecha con paciencia benedic­
Sobre lo que usted me pregunta en nes de las dos imágenes se dice que la tina por el Sr. Alcalde de la población,
su carta del 11 de septiembre, no carcoma había atacado algo a la bola D. José Puche”; custodiaba dos viejas
será la auténtica Virgen de Gracia que la Virgen sostenía en su mano banderas de la Antigua; en 1928 hace,
sino una idéntica de Gracia. Recuer­ derecha. Esto debió de notarse en la siendo capitán, una nueva bandera de
do de chiquillo de haberla visto en la imagen descubierta en 1414, la de los los Moros; representó en los Episodios
cambra de la vivienda del sacristán; calatravos, y después, muy probable­ el papel de Abenzoar y también el del

Fiestas Patronales de Moros y Cristianos


es la que yo arreglé para llevarla a mente, se mantuvo, por inercia, en la Chuano. Pero también era devoto de la
la Zafra (según la historia en la sie­ descripción de la imagen carmelita­ Virgen de Gracia, de cuya Mayordomía
rra de la Zafra se le apareció al Man­ na, cuando esta sustituyó a la autén­ fue mayordomo, y en 1951, en los Esta­
co Pastor); dicha imagen de Gracia tica (téngase en cuenta el parecido tutos de la erección de la “M. I. Mayor-
le faltaba la mano con la bola, este de ambas tallas). Puede ser prueba domíay Cofradía de Nuestra Señora de
fue el caso que yo viese a la auténti­ de ello el que a la imagen de la cam­ Gracia” el Obispo de Albacete lo nom­
ca sin ropaje. bra, la auténtica, le faltara la bola y la bró Presidente (a propuesta del párro­
Para hacer yo la mano que le falta­ mano, que, podemos suponer, fue por co D. Vicente Dimas, según confiesa
ba a la que había que llevar a Zafra, el avance de los inicios de carcoma que este en Caudete, perla de tres Diócesis, p.
los hechos fueron los siguientes: en mucho antes se le había descubierto en 51), cargo que ostentó hasta 1968, por
aquella época yo hacía poco que me la bola, y que, precisamente, la bola de dimisión, siendo nombrado entonces
había casado, en la actualidad tengo la imagen “Fundadora” sea la que, sal­ Presidente Honorario, Hermandad a
83 años, y por aquel entonces uno de vada de la hoguera de 1936, aún per­ la hizo varios regalos (así, en 1952, la
los sacerdotes que pertenecía al cle­ dure en la actual imagen, tallada por bandera propia de la nueva Mayordo­
ro, D. Miguel Esteve, el Solchantre, Miguel Bañón Díaz en 1941. mía y Cofradía; en 1953, una casulla; en

CAUDETE 2019
este Señor tenía automóvil y se puso 1960, un armónium, y él y su familia un
de acuerdo con el Cura de la Virgen, El P. Simón era muy amigo de D. manto de seda natural a la Virgen de
y estando yo presente le quitó todo Andrés Bañón Martínez, que fue cro­ Gracia; y de las pinturas que el famo­
el ropaje quedando al natural como nista de la Villa, y este le habría des­ so pintor caudetano Perezgil realizó en
apareció en su enterramiento; esta cubierto un secreto que él sabía muy el Santuario de la Virgen, fue benefac­
fue la ocasión de conocer la autén­ bien y que años antes de su muer­ tor de la nombrada “La Asunción”). En

HISTÓRICO
tica Imagen como la encontraron. te en el 2015 habría contado a otras 1950, junto con el Sr. Obispo de Alba­
Me llevé barro y modelé mirando personas: que el ilustre caudetano D. cete, los ayuntamientos de Caudete y
la mano de la Virgen para después Antonio Martínez y Martínez, Deán y Yecla y autoridades religiosas de Cau­
tallarla en madera y ponérsela a la Vicario General de la Diócesis de Tor- dete, presidió la segunda coronación
que habían de llevar a la Zafra; antes tosa, Protonotario Apostólico, insigne de la Virgen de Gracia; y durante su
le retoqué la pintura, pues esta­ orador sagrado, honrado con el títu­ mandato como Gobernador de Murcia,
ba muy sucia de cagadas de mosca. lo de Hijo Predilecto de Caudete, muy se construyó en la capital un barrio de
El tamaño hera algo mayor que la amante de la Virgen de Gracia, de cuya viviendas al que se le quería poner el
auténtica, el parecido muy aproxi­ Mayordomía era mayordomo honora­ nombre de “Cristóbal Graciá”, y pidió
mado y esta imagen fue la que que­ rio, y mártir durante la guerra civil, se le pusiese el de “Nuestra Señora
maron cuando la guerra. le decía a su sobrino D. Cristóbal Gra- de Gracia” (barrio con el cual habría
Esta es mi historia, el por qué tuve ciá Martínez, entonces un muchacho: que tener alguna relación, ya que en
la ocasión de ver la Virgen sin el “Nene, esta es la verdadera imagen de el 2008, por parte de ese barrio hubo
manto y demás ropas que le ponen la Virgen de Gracia”, refiriéndose a la interés en iniciarla; véase la Revista de
ocultando la talla. imagen arrumbada por vieja. No olvidó Fiestas de 2008, p. 142).
M.Bañón esto su sobrino, otro ilustre caudetano,
también nombrado Hijo Predilecto de Así pues, no nos extraña lo que ya
Poco después de 1923 (pues en ese año la Villa, gobernador que fue de Mur­ hemos visto que escribe “X.” (el P.
se casó), el escultor fue llamado a res­ cia y de la Coruña, y también amante Simón M. Serrano Montoliu) en la
taurar una imagen que había visto de de la Virgen de Gracia y de las tradi­ Revista de Fiestas de 1980 (“Caudete
niño en la cambra de la vivienda del ciones caudetanas. Como dice D. Jesús en Fiestas”) sobre la antigua imagen
sacristán, que estaba junto a la sacris­ Sánchez (Historia de Cándete y su Virgen arrinconada en la cambra de la casa del
tía de la iglesia, donde ahora están los de Gracia, p. 5), fue miembro de la Junta sacristán, que él tiene por la auténtica

205
aparecida en 1414: “Se ignora si de esta ficio de la Missa; y el citado sagrario se llevaron a su Imagen antigua, don­
Imagen de la Virgen de Gracia se lle­ sirve y ha servido de conservar en él el de se conservó hasta el año 1936, como
gó a sacar alguna fotografía, pero por Lignum crucis y otras reliquias auténti­ todavía la recuerdan algunas personas
fortuna el escultor don Francisco Mar­ cas de esta Parroquial Iglesia”. Vindica, ancianas de ahora”. Y también era esa
tínez Marco modeló e hizo su Imagen con pruebas, mosén Antonio el título la creencia del escultor Miguel Bañón
reducida, que aún la conserva su nie­ de Gracia para esta imagen, contra el Díaz, aunque este no tuviera por la
to don Cristóbal Graciá Martínez, resi­ que alguien le impuso de “Virgen del auténtica la imagen a la que él añadió
dente en Madrid”. Espino”. la mano con la bola. Pero el mismo P.
Simón, en un escrito mecanografiado
En la iglesia de Santa Catalina se hon­ Esta tradición de tener una imagen de en las dos caras de un folio, conserva­
raba también desde antiguo otra ima­ la Virgen de Gracia en el templo parro­ do entre los documentos de CAU-49
gen de la Virgen de Gracia. Según quial continuó. Y así, antes del incen­ del archivo parroquial de Santa Cata­
escribe mosén Antonio Conejero en dio de la iglesia parroquial en 1936, lina con el título de “La Virgen de Gra­
1758 (“Imagen de María Stma. Madre había, en el altar frontal de al lado de cia de Caudete”, fechado en agosto de
de Dios con el sagrado título de Gracia, la Virgen del Rosario, donde ahora está 1981, admite la posibilidad de que la
distinta realmente de la principal que la imagen de la Inmaculada, una ima­ imagen auténtica no fuera quemada en
se acclamó y se venera por mui mila­ gen pequeña de la Virgen de Gracia, la 1936: “Cuando los Carmelitas llegaron
grosa en esta villa de Caudete y toda cual el ya centenario cura D. Antonio a la ermita de la Virgen de Gracia en el
Fiestas Patronales de Moros y Cristianos

España con el mismo título de Gracia”, Pascual de Teresa siempre vio con ves­ año 1578, sus Mayordomos se llevaron
ff. 77v-78v de los folios que proceden tidos, por lo que no sabe si era de talla, a su Imagen antigua a la Parroquia de
del Libro segundo viejo), en la capilla de o era, lo más probable, de vestir (como Santa Catalina de Caudete, donde per­
la Sacristía de Santa Catalina había una la imagen de la Virgen de Gracia, aun­ maneció hasta julio del 1936. Desde
imagen, “verdadero retrato en su fisso- que muy pequeña, que actualmente se entonces se ignora su paradero, pues,
nomía y demás posturas de [la] escul­ venera en la ermita de Santa Ana, pro­ aunque algunos dicen que fue quema­
tura echa de madera sobredorada de cedente, junto con un vestido antiguo da, pero otros aseguran que la escon­
la sacratíssima Imagen de la Madre de que lleva bordado “Estañ”, de una anti­ dieron, y que en el 1942 se llevó a la
Dios de Gracia que fue milagrosamen­ gua finca de los Estañ, muy posible­ iglesia del término de la Zafra”.
te hallada en el término de esta misma mente de Francisco, verosímil oferen­
villa, partida de los Santos”, que ocupa­ te del cuadro-exvoto que se conserva Efectivamente, la auténtica imagen
ba “el segundo cuerpo del sagrario vie­ en el Museo de la Ermita de la Virgen aparecida en 1414 no ardió la fatídica
jo y más antiguo que, desde antes del de Gracia, llamado de Salvador Martí­ tarde del 22 de julio de 1936 en la Ermi­
año 1500, sirvió en el altar de la pre­ nez). También, cuando, una vez aca­ ta, ni tampoco en el incendio del tem­
sente Iglesia Parroquial, cuio sagrario bada por D. Miguel Bañón en 1941 la plo parroquial ocurrido el mismo día.
I CAUDETE 2019

y Sta. Imagen (según y como de pre­ talla que ese mismo año se le encargó, La imagen de la Virgen de Gracia que
sente extan) fueron removidos y apar­ solicitó D. Manuel Ibáñez Díaz la talla ardió en el incendio de la iglesia parro­
tados de dicho altar mayor, poniendo que él había hecho en 1935, la Mayor­ quial fue la imagen pequeña que estaba
en su lugar de dicho altar mayor otro domía le respondió que no tendría donde ahora está la Inmaculada.
sagrario nuevo, hecho en la ciudad de inconveniente, pero que, ateniéndose
Valencia en el año 1600, y es el que al al Derecho Canónico, no podían hacer­ La imagen auténtica, cuya mano y
presente año de 1758 se halla sirviendo lo, “aunque verían con gusto que se le bola restauró el escultor Miguel Bañón
de capilla de comulgatorio en la misma diese culto en la Iglesia Parroquial” Díaz, no se llevó finalmente a La Zafra,
Parroquial y capilla de los de familia (acta de la Mayordomía de 31 de agos­ a pesar del interés del sacerdote D.
de Benitos, el mismo que fue extrahí- to de 1941), cosa que no llegó a suce­ Miguel Esteve Ruiz (tío del también
do del citado altar mayor en el año mil der. La auténtica imagen de la Virgen cura D. Juan Carpena Esteve), quien,
setecientos y uno, por haver hecho la de Gracia que se trajo la Mayordomía acompañado de su resobrino Juan
fábrica en dicho año 1701, el retablo al pueblo cuando llegaron los carmeli­ José Esteve Bañón como monaguillo
nuevo con distinto sagrario guarneci­ tas con su imagen al Santuario en 1578, (maestro nacional y alcalde después
ólo por dentro con espejos; y como en quizás no tendría la suficiente decen­ de la guerra), iba los domingos y fies­
dicho año mil y seiscientos la fábrica, cia, aun habiendo sido restaurada por tas de guardar a celebrar a La Zafra en
edifficó la sacristía tan decente que D. Miguel Bañón Díaz, para ser expues­ su coche, haciéndole de chófer José M.a
aora persevera con la capilla que allí ta en la pequeña iglesia de La Zafra, ni, Azorín cuando él ya no podía conducir
se dexa ver al lado derecho como se mucho menos, en la iglesia parroquial por estar mal de la vista. Y en la igle­
entra en aquella, pusieron los superio­ de Caudete, volviendo otra vez a ser sia parroquial no se expuso. (Tampo­
res por titular de la misma capilla de arrinconada y casi completamente co más tarde, en 1942, fue llevada a la
sacristía al sobredicho sagrario que por olvidada en el templo parroquial. iglesia de La Zafra, como algunas per­
segundo cuerpo tiene a la Sta. Imagen sonas le dijeron al P. Simón).
de María Stma. Madre de Dios, hecha Hemos visto que “X.” (el P. Simón)
de mazonería (obra de las más antiguas deja entrever que la imagen auténti­ Y así es como en 1941, el escultor cau­
que se pueden reconozer) para que allí ca sucumbió en el incendio de Santa detano D. Miguel Bañón Díaz, residen­
tuviesse el culto possible, teniendo el Catalina, cuando decía: “Entonces la te entonces en Pedreguer (Alicante),
altar ara consagrada, cruz y demás Mayordomía se trasladó a la Parroquia realizó la actual imagen de la Virgen
ornamentos para celebrar el Sto. Sacri­ de Santa Catalina de Caudete, a donde de Gracia por encargo de la Mayordo-

206
mía, tras estar expuesta al culto, desde Recuerda Miguel que cuando sus her­ el párroco, D. Narciso Baguñá Golobart,
1939 a 1941, la imagen que el también manos y él limpiaban esta habitación, lo despidió.
escultor caudetano D. Manuel Ibáñez le decían a su padre que si tiraban esa
Díaz hizo en 1935, con el fin de susti­ vieja imagen, extremadamente ajada, Pero ¿cómo se salvó esta imagen?
tuir a la venerada en el Santuario en que ya no servía para nada. Pero su Lo más probable es que el sacristán
caso de peligro de ser destruida en el padre, muy serio, les decía que no la D. Manuel, quien salvó otras imáge­
turbulento periodo prebélico. Y, en tocaran. Nunca les contó nada sobre nes que había entonces en la iglesia,
efecto, en 1936, agravada la situación, esa imagen, pero ahora sospecha que llevándolas a su casa, que entonces
incluso algunos mayordomos, Francis­ sabía que era la auténtica imagen de era una casa grande (después se divi­
co Cantos Sánchez, que vivía, de aña- la Virgen de Gracia. Como su padre, dió), con el número 5 de la calle del
guero, en la casa frente a la Ermita, y Manuel Gil, era muy amigo del deán Santísimo Sacramento, casi enfren­
el santero José María Carrión hicie­ Martínez, ambos sabían que esa era te de la casa parroquial del sacristán
ron guardia algunas noches para pro­ la auténtica imagen de la Virgen de que había ocupado, junto al templo
teger la Ermita, hasta que vieron que Gracia. Y es a través de Manuel Gil, parroquial, se llevara también esta
la situación era insostenible. Enton­ del que también Andrés ‘Basé’ era vieja imagen de la Virgen, sabiendo
ces la Mayordomía sustituyó la ima­ muy amigo, como este se entera­ la importancia que tenía. Esta casa
gen de la Virgen por la de Manuel Ibá- ría de lo que le decía el deán Martí­ tenía una amplia bodega, donde metió
ñez, que había sido hecha para ese fin. nez a su sobrino Cristóbal Graciá. D. las imágenes, los ornamentos y vasos
Pero los temores del capellán Secre­ Manuel estaba encargado del archi­ sagrados, y otros objetos relacionados
tario de la Mayordomía, D. Pedro Díaz vo parroquial, y Miguel Gil veía a su con el culto (cálices, copones, sacras,
Gil, de que fuera notada la sustitución padre muchas veces en el archivo patenas, candelería, portapaz, reli­
hicieron que se volviera a poner en con Andrés ‘Basé’, y también veía en quias, lígnum crucis, misales y todos
el camarín la imagen de origen fran­ él frecuentemente a D. Jesús Sánchez los libros del archivo parroquial...,
cés traída por los carmelitas, para evi­ Díaz, el autor de la Historia de Caudete además de las Formas Incorruptas).
tar males mayores. Una persona tam­ y su Virgen de Gracia. La deuda de Caudete con este popular
bién me ha dicho que D. Pedro Díaz sacristán es impagable. Después, en
Gil creía que nadie se atrevería a que­ Hablando yo con Miguel Gil sobre si 1939, al ser trasladadas las imágenes
mar la imagen. Sobre esto, escribe el P. esa vieja imagen podría ser la auténti­ al templo parroquial, la vetusta ima­
Simón en el citado escrito mecanogra­ ca Virgen de Gracia, las posibilidades gen de la Virgen de Gracia sería depo­
fiado: «La tercera Imagen de la Virgen se desvanecían cuando me decía que sitada en el Carnero, donde Miguel
de Gracia, llamada la “provisional”, la le faltaba la mano derecha. Le con­ Gil, el hijo del sacristán D. Manuel
hizo D. Manuel Ibáñez Díaz, por el año té que el escultor D. Miguel Bañón le Gil, la vio hasta que dejó la sacrista­
1932. Para ello sacó las mascarillas de había añadido a la imagen auténtica nía en 1963. D. Manuel Gil Pérez hizo
las caras de la Virgen y del Niño. Esta la mano con la bola, que le faltaban. un inventario de todo lo que se salvó,
Imagen se hizo para tenerla prepa­ Entonces Miguel Gil recordó claramen­ que depositó en el archivo parroquial,
rada, para que en caso de emergen­ te un detalle, que es importantísimo inventario que ahora no aparece. Será
cia sustituyera a la “auténtica”, como para su identificación: que esta imagen interesante ver, cuando aparezca, si
aconteció algunos meses antes de en el muñón de su mano derecha tenía también consignó esta imagen y qué
comenzar la guerra del 1936. Mas, por un agujerito redondo. Ese agujerito anotó para identificarla.
las exigencias de algunas ‘devotas’, el era el que sin duda D. Miguel Bañón
21 de julio del 1936 se volvió a colo­ le había hecho para encajarle la mano Esta vieja imagen desapareció, no se
car la Imagen “auténtica” en su cama­ con la bola, y que, por cualquier causa, sabe cuándo. Es posible que la imagen
rín, y al día siguiente fue quemada». había perdido. Resulta así que esta era fuera retirada en una limpieza que se
(Nótese que en este escrito el P. Simón la imagen auténtica, que no fue que­ hiciera de trastos del Carnero, una vez
habla de cuatro imágenes de la Virgen mada el 22 de julio de 1936 en la Ermi­ que no quedaban personas que tuvie­
de Gracia: incluye la de Manuel Ibáñez ta, ni tampoco el mismo día en la que­ ran memoria de la historia de esta ima­
como la tercera, y la cuarta es la de ma del templo parroquial. Miguel Gil gen, que, por otra parte, fueron muy
Miguel Bañón). ha sido carpintero, y ahora, al recordar pocas y ocultaban cuidadosamente esa
ese agujerito, sabe la finalidad con que noticia como un secreto. Quizás fuera
Miguel Gil Hernández (hijo del sacris­ fue hecho. También recuerda que, por pasto del fuego, pero de un fuego puri-
tán Manuel Gil Pérez, el que escondió atrás, la imagen era toda lisa. ficador
durante la guerra las Formas Inco­
rruptas) vio cuando era niño (nació Esta imagen aún estaba en el Carnero
en 1942) en el Carnero de la igle­ cuando Miguel Gil entregó las llaves
sia parroquial una imagen muy vie­ de la iglesia y dejó la casa del sacris­
ja, puesta sobre un cajón grande, a la tán en la Semana Santa de 1963, tras
que ponía dos velas y, como si estu­ la muerte de su padre. Miguel Gil Her­
viera puesta en un altar, con un misal nández hubiera sido un buen sacristán,
jugaba a decir misa, y, como era mona­ como lo fue su padre Manuel Gil Pérez,
guillo, recitaba de memoria las partes a quien prometió, como este le pedía,
dialogadas del celebrante y monagui­ que ejercería de sacristán, como él lo
llo en latín. había hecho. Pero, desgraciadamente,