Sei sulla pagina 1di 3

DERIVADOS DEL CLIMA Y EL RIESGO DE CAMBIO CLIMÁTICO

Los derivados del clima pueden cubrirnos eficientemente de las


pérdidas ocasionadas por el riesgo climático. Para este caso existen
soluciones financieras cada vez más demandadas que permiten
protegernos de fuertes precipitaciones, viento, movimientos adversos en la
temperatura etc. Los Riesgos derivados del clima son una amenaza al tejido
empresarial.

El riesgo climático son pérdidas no esperadas como consecuencia de


movimientos adversos en la temperatura, en las precipitaciones, en el
viento, heladas, etc.

Este riesgo climático afecta a todas las áreas de la vida, y por tanto
nos afecta a todos, el cambio climático está provocando riesgos y
oportunidades, posibles pérdidas o posibles ganancias.

Existe un aumento progresivo de las temperaturas medias en


España, sobretodo en los meses de verano, con una mayor frecuencia de
días con temperaturas extremas y tendencia generalizada a una menor
precipitación acumulada anual.

CONSECUENCIAS DEL CAMBIO CLIMÁTICO

La subida de temperaturas ha disminuido los días con pistas


esquiables, por tanto se reduce la temporada esquiable. Este riesgo
climático afecta negativamente a los resorts de esquí. También existe un
efecto negativo sobre el turismo, debido a que un aumento de las
temperaturas en países como Reino Unido, provoca que menos turista viaje
a España.

DERIVADOS DEL CLIMA

A principios de los 90 se crearon los primeros derivados del


clima (OTC) y a finales de dicha década se empezaron a negociar en la
Bolsa de Chicago derivados del clima estandarizados, para poder realizar
operaciones de cobertura a todas aquellas empresas que se encuentren en
sectores que sufren el riesgo climático.

Las empresas afectadas son las eléctricas, bebidas y helados,


restaurantes, hoteles, resorts, fabricantes de ropa, construcción, aviación,
petrolíferos, empresas de eventos deportivos...

En la página de CME Group se pueden consultar los derivados del


clima existentes:
EVALUAR EL RIESGO CLIMÁTICO

Las empresas afectadas pueden evaluar el riesgo climático


estudiando la correlación entre el índice el negocio representativo (ventas,
beneficios, pernoctaciones,...) con el índice climático que afecte al negocio
(precipitación, temperatura, heladas, nieve...). Una vez estudiada la relación
entre ambos índices, cabría que elegir el contrato derivado del clima
requerido (call, put, futuro, forwards,...), elegir el periodo de cobertura
(meses, estación del año...) y determinar el precio a pagar al vendedor por
el activo derivado del clima.

Para hacer la valoración del riesgo climático hay que construir una
base de datos histórica lo más amplia posible, transformar los datos en
variables grados día (HDD, CDD o CAT), calcular el índice de hipotéticos
pagos que se quieran valorar y descontar el tipo de interés libre de riesgo
hasta la fecha de valoración.

EL RIESGO CLIMÁTICO Y LA TEMPERATURA

 Los hdd: Grados-día de calefacción (heating degree-days) HDD=


max(TIref-TIt)--> HDD= max (18-TIt, 0)
 Los cdd: Grados-día de refrigeración (cooling degree-days)
CDD=max(TIt-TIref) --> CDD= max (TIt-18, 0)
 Los CAT: Temperatura Media Acumulada (Cumulative Average
Temperature): CATm= Suma de la temperatura recogida estimada.

La temperatura media estimada es la suma de la temperatura mínima


y máxima recogidas dividido entre 2.

El valor TIref es una temperatura de referencia, que en el caso


español se ha estimado en 18º. Es la temperatura "agradable" en el hogar.

Los cdd y los hdd nos indican la desviación de la temperatura sobre


la temperatura agradable.
Las funciones grados-día miden tanto la intensidad como la duración
del frío en invierno y del calor en verano.
El TIt es la temperatura registrada en el periodo de estudio.

Los grados día reflejan la demanda de energía necesaria para


calentar (heating) o refrigerar (cooling) una vivienda. La temperatura base
es una temperatura "agradable" en el interior de una vivienda. Si
necesitamos refrigerar (cooling) es porque nos encontramos en meses
cálidos, y si necesitamos calentar (heating) nos encontramos en meses
fríos.
Para evaluar el impacto de la temperatura sobre nuestra empresa,
podemos tomar datos mensuales de las variables que queramos estudiar
de nuestra empresa (beneficios, pernoctaciones...) y el índice mensual de
los grados-día de calefacción o refrigeración, que se calculan sumando los
cdd diarios. Se estudian los coeficientes de correlación y se verifica que son
estadísticamente significativos. Con los resultados podremos determinar
qué impacto tiene la temperatura (o cualquier variable climática) a los
beneficios de nuestra empresa.