Sei sulla pagina 1di 12

“Año de la lucha contra la corrupción e impunidad”

INSTITUTO SUPERIOR
“ANTONIO RAIMONDI”

ANÁLISIS DE SOLVENCIA, ENDEUDAMIENTO Ó


APALANCAMIENTO Y ANÁLISIS DE RENTABILIDAD

CARRERA : ADMINISTRACION

DOCENTE : IVÁN TENAZOA RÍOS

CURSO : ADMINISTRACIÓN FINANCIERA

ALUMNAS : FABIOLA SINARAHUA GONZALES


LISCY PEÑA ISLA
MONICA IBET GUEVARA ZUMAETA
LIZ RIOS SANGAMA
JEFERSON RUIZ TARICUARIMA

PUCALLPA – PERU
2019
INDICE
Pág.
CARATULA ………………………………………………………………………… 01
DEDICATORIA ………………………………………………………………... 03
ANALISIS DE SOLVENCIA ………………………………………………… 04
ANALISIS DE ENDEUDAMIENTO Ó APALANCAMIENTO ………………… 07
ANALISIS DE RENTABILIDAD ………………………………………………… 10

2
DEDICATORIA

Este trabajo lo dedicamos a nuestro querido


profesor y a nuestros padres, por ser la luz de
sabiduría que siempre ilumina nuestro camino
para seguir adelante y poder hoy cumplir una
etapa de nuestra meta que tanto anhelamos.

3
ANALISIS DE SOLVENCIA, ENDEUDAMIENTO Ó APALANCAMIENTO Y ANALISIS
DE RENTABILIDAD

ANALISIS DE SOLVENCIA
Definimos solvencia como la capacidad que tiene la empresa de generar fondos para
atender, en las condiciones pactadas, los compromisos adquiridos con terceros.

No hay que confundir la solvencia con la liquidez, ya que la liquidez se obtiene a través
de recursos líquidos de su explotación (dependiendo en gran medida de la gestión de la
tesorería), mientras que la solvencia se puede conseguir con recursos no líquidos,
siempre que supongan un respaldo adecuado para liquidar las deudas. Así pues, toda
empresa que presente una buena liquidez, es solvente, mientras que no ocurre igual en
el sentido inverso, es decir, una empresa puede ser solvente pero no generar liquidez.

Para su análisis podemos utilizar los siguientes ratios:

 Ratio de Solvencia Estricta.


 Ratio de garantía.
 Ratio de consistencia.
 Ratio de Estabilidad.
 Ratio de endeudamiento.
 Ratio de calidad de la deuda.
 Ratio de Capacidad de devolución de préstamos.

1º.- Ratio de Solvencia Estricta

Refleja la relación existente entre la totalidad de los activos corrientes y la deuda a pagar
a corto plazo. El valor ideal de este ratio tiene que estar en torno a un 2.

Ratio de Solvencia Estricta = Activo Corriente/Pasivo corriente

4
2º.- Ratio de Garantía

Lo que mide este ratio es el peso de la deuda sobre el activo total. Cuando el ratio es
bajo, en especial cuando se acerca a 1, la quiebra está a la vista. Si es menor de 1,
podemos decir que la empresa está en quiebra técnica*.

*Quiebra técnica: Las deudas con terceros superan los activos de la empresa, en este
momento los directivos de la empresa pueden optar por el concurso de acreedores o por
la inyección de fondos propios a través de una ampliación de capital.

Ratio de Garantía= Activo/ Deudas

3º.- Ratio de Consistencia o firmeza.

El valor medio de este ratio se estima en 2, lo cual quiere decir que el 50% del activo
corriente está financiado por los créditos a largo plazo y el resto con fondos propios.

Ratio de consistencia = Activo corriente/Pasivo no corriente

4º.- Ratio de estabilidad

Este ratio deberá dar menor que 1, de lo contrario significaría que parte del activo
corriente se financia con pasivo no corriente, ello implica llevar a la empresa a una
situación de concurso de acreedores.

Si es menor que 1 una parte de los recursos permanentes van a financiar una parte del
activo corriente, esta es la situación normal de una empresa estructurada.

Ratio de estabilidad = Activo no corriente / Pasivo no corriente

5
5º.- Ratio de Endeudamiento
El endeudamiento es la relación que hay entre fondos ajenos y fondos propios.

Ratio de endeudamiento= Total Deudas / (Pasivo +Neto)

El valor óptimo se sitúa, entre 0,4 y 0,6. Si es superior a 0,6, el volumen de deudas es
excesivo y la empresa pierde autonomía financiera frente a terceros. Si el valor es inferior
a 0,4 es posible que haya un exceso de capitales propios y que la empresa ganará
rentabilidad mediante endeudamiento.

6º.- Ratio de Calidad de la Deuda

Cuanto menor sea el ratio, mejor es la calidad de la deuda en lo que se refiere al plazo.

Ratio de Calidad de la deuda= Deudas a corto Plazo/ Deudas Totales

7º.- Ratio de Capacidad de devolución de préstamos

Se trata de un ratio que relaciona el flujo de caja, también conocido como cash
flow (beneficio neto más amortizaciones) con el saldo de los préstamos recibidos
pendientes de pago. Cuanto mayor sea el índice de este ratio, mayor será la capacidad
de devolución de los préstamos. Este ratio se basa en la opinión de que los préstamos
deben devolverse con el flujo de caja generado y mientras que para las deudas con
proveedores deben utilizarse los cobros a clientes.

Ratio de Capacidad de devolución de préstamos = (Beneficio Neto +


Amortizaciones)/Prestamos recibidos.

En definitiva, el análisis de liquidez y solvencia de una empresa, permite dirigir el futuro


de la misma de una forma adecuada. Los ratios que hemos explicado ayudarán, sin

6
ninguna duda, a un análisis de liquidez y solvencia de vuestras empresas. Esperamos
que os sean de ayuda.

ANALISIS DE ENDEUDAMIENTO Ó APALANCAMIENTO

El Análisis de endeudamiento mide el apalancamiento financiero, es decir, la proporción


de deuda que soporta una empresa frente a sus recursos propios. Este coeficiente se
calcula teniendo en cuenta a partir de todas las deudas que ha contraído la sociedad
tanto a corto como a largo plazo, dividiéndolo por el pasivo total (patrimonio neto más
pasivo corriente y no corriente – lo que también suele denominarse capital propio) y
multiplicándolo por 100 para obtener el tanto por ciento. El endeudamiento mide, por así
decir, la dependencia de la empresa de terceros, por lo que el Análisis de endeudamiento
especifica en qué grado la empresa es financieramente dependiente de entidades
bancarias, accionistas o incluso otras empresas.

Se puede expresar tanto en tanto por cierto como en tanto por uno, porque ambos
cálculos representan las aportaciones de terceros en el total de recursos financieros de
la empresa. Las deudas hacen referencia al exigible total, es decir todos los pagos a
acreedores que deben llevarse a cabo tanto a largo como a corto plazo (después
veremos cómo diferenciar ambos plazos).

Según el sector en el que esté integrada la empresas o incluso dependiendo del tipo de
empresa, a esta puede interesarle un nivel elevado del coeficiente de endeudamiento.
Por ejemplo, ante un negocio exitoso, un alto endeudamiento puede conllevar una alta
rentabilidad de los recursos propios; Por el contrario, si el negocio no tuviera éxito, los
propietarios experimentan una pérdida moderada, ya que su inversión es pequeña. Es
por esta razón que los acreedores suelen preferir un porcentaje moderado, ya que a

7
menor valor de ratio de endeudamiento, mayor protección ante una eventual insolvencia
de la empresa.

El Análisis de endeudamiento ideal de este nivel se sitúa entre el 40% y el 60%. Si el


valor de este análisis es inferior al 40% la empresa puede estar incurriendo en un exceso
de capitales ociosos, con la consiguiente pérdida de rentabilidad de sus recursos. Por el
contrario, si el análisis de endeudamiento arroja un resultado mayor al 60% significa que
la empresa está soportando un excesivo volumen de deuda. Una agravación de la
situación puede conllevar la descapitalización de la sociedad y por tanto una pérdida de
autonomía frente a terceros.

Coeficiente de endeudamiento a corto y largo plazo

Además de la fórmula general, este cociente financiero puede indicar también la relación
que existe entre el volumen de los fondos propios de una compañía y las deudas que
mantienen tanto en el largo como en el corto plazo. Es preciso recordar que esta división
indica lo apalancada -mediante financiación ajena– que está la empresa entre la
financiación a largo y a corto plazo.

Idealmente, el grueso de la financiación debe tratar de situarse a largo plazo. Puede


darse el caso de que el pasivo no corriente iguale en volumen y cuantía al patrimonio
neto, por lo que el ratio de endeudamiento de la empresa se situaría en 100%. Por otro
lado, si el pasivo corriente se encuentra por debajo del 50% del patrimonio neto, el
coeficiente de endeudamiento a corto plazo se situará por debajo del 50%.

Fórmulas del ratio de endeudamiento:

8
Ejemplo para el cálculo del ratio de endeudamiento

En este gráfico se presenta la evolución del ratio de endeudamiento de la compañía


Abertis Infraestructuras:

En el periodo 2007, el ratio de endeudamiento era del 58,92%, es decir, que se


encontraba dentro del rango de “valor ideal”. Sin embargo, durante los ejercicios 2008 y
2009, el volumen de endeudamiento se ha incrementado en 1.399 millones de euros, es
decir, un 26% superior que en 2007. A pesar del fuerte aumento de la deuda, la estructura
financiera es adecuada, ya que en 2009, el 80,7% del vencimiento de la deuda es a largo
plazo. Luego, en caso de cualquier imprevisto, tendría margen para endeudarse en el
corto plazo.

Esto ha permitido a la sociedad consolidar su posición en empresas ya participadas y


elevar el resultado del ejercicio 2009 en un 26,6% hasta los 551 millones de euros, frente
a los 435 millones de euros del 2007.

9
ANALISIS DE RENTABILIDAD

Los análisis de rentabilidad miden la capacidad de generación de utilidades por parte de


la empresa. Tienen por objetivo apreciar el resultado neto obtenido a partir de ciertas
decisiones y políticas en la administración de los fondos de la empresa. Evalúan los
resultados económicos de la actividad empresarial.

Los indicadores de rentabilidad expresan el rendimiento de la empresa en relación con


sus ventas, activos o capital. Relacionan directamente la capacidad de generar fondos
en operaciones de corto plazo y mediano plazo.

Es importante conocer estas cifras puesto que con un buen análisis financiero la empresa
podrá entender cuál es si situación financiera, cuáles son sus debilidades y fortalezas y
qué evoluciones han tenido las rentabilidades de le empresa a lo largo del tiempo.

Ratios de rentabilidad #1: el ROI

El ROI es uno de los ratios de rentabilidad más utilizados y que significa Return of
Investment (traducido: retorno sobre la inversión). Conocer el ROI nos sirve para saber
cómo se está gestionando la empresa y para conocer la eficiencia de una empresa a la
hora de utilizar su activo para generar beneficios. Este ratio de rentabilidad también se
conoce como ROA (Return of Assets; traducido: retorno sobre activos).

Supongamos una empresa X que ha tenido durante su primer año de vida un volumen
neto de ventas de 1.200.000 €. Este volumen neto de ventas proviene de restar los
gastos (costes de producción, salarios, etc.) al total de ingresos por ventas. Es, por tanto,
un beneficio neto.

Sin embargo, para calcular el ROI también necesitamos conocer su valor en activos
(instalaciones, máquinas, inventario…). Supongamos que el de la empresa X es de
900.000 €. Dividiendo entre la inversión realizada la diferencia entre los ingresos y la
inversión realizada, obtenemos el ROI. Si, además, lo multiplicamos por 100, podremos
expresarlo como porcentaje.
10
Por ejemplo, teniendo en cuenta que los ingresos de la empresa X en su primer año han
sido de 1.200.000 €, su ROI se calcularía así:

(1.200.000 – 900.000) / 900.000 * 100 = 0,33 = 33%

Un resultado positivo. En función de cuáles fuesen las expectativas, se podrá decidir si


continuar con la misma estrategia o si realizar alguna modificación en ella. Además, el
ROI también servirá para comparar a la empresa X con el resto de empresas del sector
y tomar decisiones en base a ello.

Pero no solo eso. El ROI también puede utilizarse para calcular la rentabilidad de cada
inversión específica dentro de la empresa. Por ejemplo, supongamos que la empresa X
invierte 900 € en una campaña SEM de Google AdWords, de la que espera obtener al
menos un 20% de beneficio. Con esta campaña, consigue vender 80 productos por un
valor de ganancias de 1.600 € (20 € por producto). Los costes de producción de cada
producto son de 4 € (en total, 320 € para los 80 productos).

Entonces, calculando el ROI:

[1.600 – (900 + 320)] / (900 + 320) = 0,31

Lo que implica un ROI del 31%. La empresa ha superado los beneficios que esperaba.

Ratios de rentabilidad #2: ROE

Al contrario que el ROI, el ROE (Return Of Equity; traducido: retorno sobre el patrimonio)
no se basa únicamente en las inversiones o en los activos, sino en el patrimonio neto.
Entendemos como patrimonio neto la diferencia entre los activos y las deudas. Por lo
tanto, la diferencia principal entre ambos ratios de rentabilidad es que el ROI no tiene en
cuenta las deudas de la empresa, mientras que el ROE sí lo hace.

Supongamos que una empresa Y dispone de un patrimonio neto de 6.000.000 €,


resultado de unos activos con valor de 9.000.000 € y unas deudas de 3.000.000 €. Para

11
conocer su ROE tenemos que saber, además, su beneficio neto anual, que se calcula tal
y como vimos al hablar del ROI. Imaginemos que dicho beneficio neto es de 5.000.000
€. Entonces, podemos dividirlo entre el patrimonio neto de la empresa Y y así conocer
su ROE:

5.000.000 / 6.000.000 = 0,83 = 83%

Fijémonos en que este valor tan positivo es posible gracias a que la empresa Y tiene más
activos que deudas. En caso de que las deudas fuesen mayores, su patrimonio neto
sería negativo y, con ello, el ROE también lo sería. En realidad, el ROE es realmente uno
de los ratios de rentabilidad que más interesa a los accionistas, mucho más que el ROI.

De esta forma, tenemos dos ratios de rentabilidad que nos ayudarán a conocer lo
rentable que está siendo una empresa y tomar decisiones en base a ello.

12