Sei sulla pagina 1di 4

Es importante comprender la importancia de la intimidad con Dios y darle prioridad a la

devoción diaria, estar cerca de su corazón y escuchar sus pensamientos

1. Lo que haces o dejas de hacer en lo secreto es evidencia de quien eres en


publico.
“Mas tú, cuando oras, éntrate en tu cámara, y cerrada tu puerta, ora á tu Padre que está en
secreto; y tu Padre que ve en secreto, te recompensará en público.” Mat 6:6

Es importante comprender la importancia de la intimidad con Dios y darle prioridad a la


devoción diaria, estar cerca de su corazón y escuchar sus pensamientos; nos llevan hacia la
plenitud de ver su voluntad completa en todo momento, por el contrario, ignorar y descuidar el
compromiso de nuestra relación nos limita como instrumentos de la manifestación de Su gloria,
no podemos discernir el tiempo y el mover de Dios, si no entendemos el lenguaje de quien nos
está guiando.

“Horas con Dios, hacen minutos efectivos con los Hombres”.

CUIDA tus tiempos con Dios, es común perder el objetivo, y en repetidas ocasiones podemos
escuchar de ministros de alabanza sobre lo difícil que es cumplir con responsabilidades propias
como familia, trabajo, ministerio… entre otras; que nos restan tiempo para construir una
relación provechosa con Dios, sin embargo debemos considerar que El no es otra actividad más
en nuestra lista, ¡EL ES TODO!

2.Nuestra preocupacion no debe centrarse especificamente en la reaccion


de las personas hacia nuestra adoracion.
Una distracción poco reconocida pero muy común entre quienes dirigen el servicio de Adoración
es observar la reacción de las personas hacia lo que estamos tocando; ver gente distraída,
indiferente e impuntual ocasiona una atmosfera que genera dudas e ideas equivocadas sobre
nuestra habilidad o espiritualidad y estas obstruyen el fluir de Dios.
En fin no estamos para entretener a las personas, sino para unirnos en adoración, cada quien
aportando la porción de Gloria resultado de la comunión con Dios en lo individual; para
derramar su revelación y poder en lo colectivo, a través de la profecía manifestándose en
milagros, señales y prodigios.” “La adoración es corporativa”; esta no es solamente
responsabilidad del equipo de alabanza y adoración.

3. En todo momento busca la unidad.

“Sonaban pues las trompetas, y cantaban con la voz todos á una, para alabar y confesar á
Jehová: y cuando alzaban la voz con trompetas y címbalos é instrumentos de música, cuando
alababan á Jehová, diciendo: Porque es bueno, porque su misericordia es para siempre: la casa
se llenó entonces de una nube, la casa de Jehová”. 2Cr 5:13

Armonía es una palabra que determina en buena medida el éxito de un servicio suntuoso, es en
donde todas las ideas, expresiones musicales y espirituales convergen para ofrecer nuestra
ofrenda de alabanza en la iglesia, esta no se puede alcanzar sin la unidad en Cristo y por
supuesto entre tañedores y salmistas, en donde el enemigo busca separar y generar confusión
por medio de fricciones, orgullo, chismes, criticas y murmuraciones que frenan la colaboración y
el mover del Espíritu Santo. Debemos confesar nuestras faltas para unirnos en una sola voz y
desatar el sonido del cielo, la nube de su presencia.

“…ASI que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos
en sacrificio vivo, santo, agradable á Dios, que es vuestro racional culto.” Rom 12:1

Antes de subir a ministrar considera la condición de tu corazón y si está listo


para adorar, libre de toda distracción y enfocada a quien merece la Gloria. “Es mejor no subir con
la actitud equivocada, porque eso es lo que vas a ministrar.”

4. Debes conocer claramente la importancia de tu posicion como ministro y


tanedor en la esfera espiritual.
Pensar que estas en el equipo de adoracion solo por tu habilidad, es la mentira mas grande que
puede obstruir el crecimiento y fluir de Dios en tu vida,

IMPORTANTE....
“Dios da la habilidad, pero busca un corazon” y esto es lo que nos separa de un musico o
cantante secular quienes solamente mueven los sentimientos y emociones.

No hay mayor poder en este mundo que descubrir tu identidad, ¿Quienes somos en Cristo?, la
preparación y pleno conocimiento de lo que hacemos es lo que distingue a cada uno en Cristo,
nos permite desatar la unción que hay en nosotros para liberar, derribar fortalezas, abrir los
cielos, traer sanidad, manifestar señales y prodigios.

“Y Pedro dijo: Ni tengo plata ni oro; mas lo que tengo te doy: en el nombre de Jesucristo de
Nazaret, levántate y anda. “ Hechos 3:6

Pedro y Juan entraron a la hora novena adorar al templo , un tiempo para manifestar el poder de
Dios a traves de los dones del espiritu, Pedro y Juan fueron sinceros y conocian su posicion e
identidad, fueron a adorar; no tenian nada material en ese momento para darle al cojo, sin
embargo activaron los dones y le ofrecieron algo mas precioso que el mismo oro y la plata, su
libertad.

5. Dios no solo te ha dado la habilidad de tocar un instrumento o la voz para


adorar, sino tambien te ha hecho un ministro para profetizar al cuerpo.

Debemos estar conscientes de que primeramente somos ministros, entender que nuestra labor
no acaba en el altar con solo ejecutar nuestro don o habilidad para tocar un instrumento, esto
va mas alla de un lugar o una habilidad, la atmosfera de la adoración puede llevarte a liberar una
palabra profetica al cuerpo de Cristo para exhortar, edificar y consolar a la iglesia. No limites tu
don, da libertad al espíritu de manifestar lo que Dios desea expresar en su presencia.
“Así que, hermanos, procurad profetizar; y no impidáis el hablar lenguas.” 1Cor 14:39