Sei sulla pagina 1di 40

Nuestro Biohuerto Urbano

Autor:

Josue David Aguilar Medina

Publicación del Movimiento Ciudadano frente al Cambio Climático - MOCICC Daniel Olaechea 175 Jesus Maria www.mocicc.org email: info@mocicc.org

Diseño y diagramación:

Alex Albornoz

Edición:

Vanessa Torres Caceres Antonio Zambrano Allende

Esta permitida la reproducción, total o parcial de este libro, su tratamiento informático, su transmisión por cualquier forma o medio, sea electrónico mecánico por fotocopia

u otros, con la siempre indicación de la fuente, cuando sea usado en publicaciones o difusión por cualquier medio

Esta publicación ha sido posible gracias al financiamiento de Diakonia

Primera Edición:

Enero 2017, 1000 ejemplares Hecho el deposito Legal en la Biblioteca Nacional del Perú N°

Impreso y hecho en Perú Gama Gráfica S.R.L.

Jr Risso 560, Lince - Lima

www.gamagrafica.org

Introducción

El Cambio Climático es, sin duda alguna, el más serio problema que ha enfrentado la humanidad durante toda nuestra historia. Tanto porque amenaza nuestra supervivencia así como la continuidad de la vida misma en la tierra.

El cambio de paradigma civilizatorio es una urgencia que no solamente debemos exigir a aquellos que toman decisiones que influyen en el futuro de nuestras sociedades, sino que también debemos aportar en la construcción de un ser humano nuevo que conviva armoniosamente con el planeta.

El Movimiento Ciudadano frente al Cambio Climático presenta esta breve guía con la esperanza de contribuir y promover las alternativas de cambio desde nuestras casas, organizaciones, barrios y comunidades, de tal forma que podamos transformar el presente y el futuro de nuestros pueblos para hacerlos más sanos, verdes, solidarios y sostenibles.

transformar el presente y el futuro de nuestros pueblos para hacerlos más sanos, verdes, solidarios y

Nuestro

Nuestro Un biohuerto es el espacio en el cual se desarrollan múltiples actividades basadas en la

Un biohuerto es el espacio en el cual se desarrollan múltiples actividades basadas en la producción de alimentos sanos y nutritivos. En un biohuerto se procura trabajar a favor de la naturaleza y no en contra de ella, promoviendo el uso de abonos orgánicos como producto de la descomposición de residuos de cocina y restos de cosecha, fomentando la diversidad de cultivos como horta- lizas, frutales, flores, plantas aromáticas y medicinales, e incluso se puede criar animales menores como gallinas, conejos, cabras, ovejas, cuyes, entre otros.

Un biohuerto también es un lugar donde se lleva a cabo la experimentación, la observación
Un biohuerto también es un lugar donde se lleva a
cabo la experimentación, la observación y se pone
en práctica la teoría.

Nuestro biohuerto urbano

La diversidad de cultivos agrí- colas en nuestros biohuertos nos sirve para asegurar la pro-
La diversidad de cultivos agrí-
colas en nuestros biohuertos
nos sirve para asegurar la pro-
ducción de comida en diferen-
tes épocas del año y con ello
asegurar la alimentación de
nuestras familias con produc-
tos frescos y saludables”.
Pero, ¿por qué deberíamos preo- cuparnos por implementar nuestro propio biohuerto si vivimos dentro de
Pero, ¿por qué deberíamos preo-
cuparnos por implementar nuestro
propio biohuerto si vivimos dentro de
la ciudad?
Pero, ¿por qué deberíamos preo- cuparnos por implementar nuestro propio biohuerto si vivimos dentro de la

Invernadero se entien-

Por Gases de Efecto

gaseosos de la

aquellos componentes

de

atmósfera, tanto naturales como humanos,

solar.

que absorben y reemiten radiación

efecto invernadero

Estos a su vez provocan el

que naturalmente mantenía una temperatura

estable en el planeta.

a t e m p e r a t u r a estable en el planeta.

Como sabemos, las ciudades son conglomerados que albergan grandes asentamientos humanos. En el 2011, la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), indicó que más del 50% de la población mundial vive en las ciudades y se espera que para el año 2050 estas cifras sobrepasen el 66%. Las implicaciones de ello repercuten directamente en el aumento de la contaminación ambiental, el incremento del desempleo y por ende mayor índice de pobreza que también genera la inseguridad alimen- taria de las familias.

Generalmente las ciudades dependen del abastecimiento de alimento externo. Para el transporte de estos se requiere de combustibles fósiles los cuales emiten grandes cantidades de CO2 (dióxido de carbono) a la atmós- fera, siendo este uno de los principales Gases de Efecto Invernadero que ha incrementado el calentamiento global y amenaza nuestro futuro y el de las generaciones venideras.

ONU 1992

las Naciones Unidas)

(Organización de

Nuestro biohuerto urbano

n i d a s ) (Organización de Nuestro biohuerto urbano Cambio Climático es el cambio

Cambio Climático es el cambio del clima atribuido directa o indirectamente a la actividad humana que altera la compo- sición de la atmósfera mundial y que se suma a la variabilidad natural del clima observada durante períodos de tiempo comparables.

Por otro lado, depender de fuentes de alimentos externa, nos hace más vulnerables ante desastres naturales que dañan las vías principales de acceso entre ciudades y zonas agrícolas aledañas. El Perú ya sufre las consecuencias del Cambio Climático. Según el Consejo Nacional del Ambiente (CONAM), el efecto producido por el fenómeno de El Niño, en el periodo comprendido entre 1997 y 1998, ocasionó graves daños en el tramo norte de la carretera Panamericana a consecuencia de las inundaciones puesto que estas vías de acceso no han sido diseñadas para soportar lluvias intensas.

Además con el incremento en los precios de los combustibles fósiles también se incrementan los
Además con el incremento en los precios de los
combustibles fósiles también se incrementan
los precios de la canasta básica de
alimentos.
Ahora que cuento con esta importante in- formación, estoy lista para implementar mi huerta orgánica
Ahora que cuento con esta importante in- formación, estoy lista para implementar mi huerta orgánica
Ahora que cuento con
esta importante in-
formación, estoy lista
para implementar
mi huerta orgánica y
producir mis propios
alimentos.
Para comenzar con la implemen-
tación de nuestro huerto, huerta,
biohuerto o como nos sintamos
más cómodos llamarle, necesi-
tamos contar con las siguientes
condiciones:

Nuestro biohuerto urbano

Ubicación del Biohuerto: Nuestro biohuerto debe estar ubi- cado lo más cerca posible a nuestra
Ubicación del Biohuerto:
Nuestro biohuerto debe estar ubi-
cado lo más cerca posible a nuestra
casa, escuela o comunidad. Con
ello nos aseguramos de cuidarla
constantemente y no invertir tanta
energía o esfuerzo para estarla
visitando. También es importante
tomar en cuenta el acceso al agua
para realizar los riegos a nuestros
cultivos.

Las condiciones del terreno:

El terreno debe ser plano (preferible- mente), no debe ser arenoso y tampoco debe contener

El terreno debe ser plano (preferible- mente), no debe ser arenoso y tampoco debe contener desperdicios de cons- trucción. También debe contener tierra fértil. Este parámetro es muy fácil de reconocer, ya que los suelos son repre- sentados por su color y mientras más oscuro se encuentra, esto es señal de un suelo fértil y con muchos microorganis- mos que les proporcionan los nutrientes a los cultivos en la medida que estos los necesiten.

y con muchos microorganis- mos que les proporcionan los nutrientes a los cultivos en la medida
y con muchos microorganis- mos que les proporcionan los nutrientes a los cultivos en la medida
y con muchos microorganis- mos que les proporcionan los nutrientes a los cultivos en la medida
y con muchos microorganis- mos que les proporcionan los nutrientes a los cultivos en la medida
y con muchos microorganis- mos que les proporcionan los nutrientes a los cultivos en la medida
Acceso a l a l u z solar directa: Hortalizas que SÍ toleran sombra (Requieren

Acceso a la luz solar directa:

Hortalizas que SÍ toleran sombra (Requieren al menos 3 horas luz por día)

Hortalizas que NO toleran sombra (Requieren al menos 5 horas luz por día)

NO toleran sombra (Requieren al menos 5 horas luz por día) También coliflor, apio, acelga, repollo,
NO toleran sombra (Requieren al menos 5 horas luz por día) También coliflor, apio, acelga, repollo,
NO toleran sombra (Requieren al menos 5 horas luz por día) También coliflor, apio, acelga, repollo,
NO toleran sombra (Requieren al menos 5 horas luz por día) También coliflor, apio, acelga, repollo,
NO toleran sombra (Requieren al menos 5 horas luz por día) También coliflor, apio, acelga, repollo,
NO toleran sombra (Requieren al menos 5 horas luz por día) También coliflor, apio, acelga, repollo,

También coliflor, apio, acelga, repollo, poro, etc.

También beterraga, zapallo, calabaza, etc.

Anotaciones:

Preparación del terreno:

Nuestro biohuerto urbano

Antes de sembrar en nuestra huerta, debemos planificar muy bien dónde, cómo y qué vamos a cultivar. Para ello deberíamos trazar los espacios donde se va a sembrar.

ello deberíamos trazar los espacios donde se va a sembrar. Estos pueden ser de diver- sas

Estos pueden ser de diver- sas formas, sin embargo para optimizar espacio y recursos se recomienda hacer “camas” que tengan no más de un metro de ancho (el largo queda condicio- nado por el espacio pero este no debería ser mayor a 10 metros). Su profundidad debería ser de al menos 30 cm. , esto nos servirá para facilitar la exploración de nutrientes por parte de las raíces de los cultivos.

También es importante tomar en cuenta un espacio entre cama y cama, el cual nos permita caminar y realizar actividades de siembra, trasplante, riego, limpieza, entre otros, y este debería tener un mínimo de 50 cm.

Finalmente, procederemos a la aplicación del abono orgánico, el cual lo ex- plicaremos con detalle más adelante, emparejamos la cama y una vez hecho todo esto tendremos el suelo listo para sembrar.

vez hecho todo esto tendremos el suelo listo para sembrar. Para mantener la fertilidad de nuestros
Para mantener la fertilidad de nuestros suelos es muy importante la incorporación de abonos orgá-
Para mantener la fertilidad de
nuestros suelos es muy importante
la incorporación de abonos orgá-
nicos, pero también es primordial
hacer rotaciones de cultivos, estas
consisten en alternar adecuada-
mente los cultivos en el tiempo y
espacio, es decir, no sembrar lo
mismo en las “camas” que se han
cosechado hace poco.
Rotación de cultivos: Es importante para la rotación de cultivos tomar en cuenta sus familias,

Rotación de cultivos:

Es importante para la rotación de cultivos tomar en cuenta sus familias, pues al igual
Es importante para la rotación
de cultivos tomar en cuenta
sus familias, pues al igual que
nosotros, los cultivos también se
distribuyen por familias deman-
dando de esta forma similares
requerimientos nutricionales. A
continuación se enumeran algu-
nas de ellas.
deman- dando de esta forma similares requerimientos nutricionales. A continuación se enumeran algu- nas de ellas.

Nuestro biohuerto urbano

ALGUNAS FAMILIAS DE HORTALIZAS:

Leguminosas

Cucurbitáceas

Solanácea

Crucífera

Leguminosas Cucurbitáceas Solanácea Crucífera
Leguminosas Cucurbitáceas Solanácea Crucífera
Leguminosas Cucurbitáceas Solanácea Crucífera
Leguminosas Cucurbitáceas Solanácea Crucífera
Leguminosas Cucurbitáceas Solanácea Crucífera
Leguminosas Cucurbitáceas Solanácea Crucífera
Leguminosas Cucurbitáceas Solanácea Crucífera
Leguminosas Cucurbitáceas Solanácea Crucífera
Leguminosas Cucurbitáceas Solanácea Crucífera
Leguminosas Cucurbitáceas Solanácea Crucífera
Leguminosas Cucurbitáceas Solanácea Crucífera
Leguminosas Cucurbitáceas Solanácea Crucífera
Leguminosas Cucurbitáceas Solanácea Crucífera
Leguminosas Cucurbitáceas Solanácea Crucífera
Leguminosas Cucurbitáceas Solanácea Crucífera
Leguminosas Cucurbitáceas Solanácea Crucífera
Leguminosas Cucurbitáceas Solanácea Crucífera
Sabiendo las familias de las hortalizas tendremos más claro el cómo se harán las rotaciones.
Sabiendo las familias de las hortalizas
tendremos más claro el cómo se
harán las rotaciones. Este es un parámetro de gran utilidad ya que algu-
nas hortalizas tienen “preferencia”
por algún nutriente en particular e
incluso existen cultivos o plantas que por
lo contrario tienen la capacidad
de mejorar la fertilidad de nuestros suelos.

Teniendo todos estos insumos, ahora trataremos de indicar es- quemáticamente cómo haremos

la rotación de las hortalizas nuestras parcelas.

a s n u e s t r a s p a r c e l

A continuación mostramos tres categorías generales de cultivos para la ro- tación, agrupando los cultivos como donantes, alta y ligeramente consumido- res de nutrientes. Los altamente consumidores (que normalmente dan fruto) son aquellos que aparte de requerir periodos más largos de luz directa del sol durante el día, también necesitan de mayor concentración de nutrientes en el suelo. Los ligeramente consumidores (tubérculos y hortalizas de hojas comes- tibles) pueden crecer bien en áreas con poca incidencia de luz y no son muy

exigentes en nutrientes (esto no quiere decir que no necesitan de ellos para crecer), y finalmente los cultivos donantes, que son todos los que pertenecen a

la extensa familia de las “leguminosas” los cuales se identifican por tener vainas

y se caracterizan por fijar el nitrógeno atmosférico al suelo, siendo este uno de los principales nutrientes que requieren todo tipo de plantas y es normalmente uno de los más escasos para ser absorbido.

Ligeramente Consumidores
Ligeramente Consumidores
Cultivos Donantes en
Cultivos Donantes
en
uno de los más escasos para ser absorbido. Ligeramente Consumidores Cultivos Donantes en Altamente Consumidores 14

Altamente Consumidores

uno de los más escasos para ser absorbido. Ligeramente Consumidores Cultivos Donantes en Altamente Consumidores 14

Nuestro biohuerto urbano

Parcelas productivas en primera temporada de cultivos *

Parcelas productivas en primera temporada de cultivos * Hortalizas con frutos (Parcela 1) Hojas y tubérculos

Hortalizas con frutos (Parcela 1)

temporada de cultivos * Hortalizas con frutos (Parcela 1) Hojas y tubérculos (Parcela 2) Leguminosas (Parcela

Hojas y tubérculos (Parcela 2)

con frutos (Parcela 1) Hojas y tubérculos (Parcela 2) Leguminosas (Parcela 3) Parcelas productivas en segunda

Leguminosas

(Parcela 3)

Parcelas productivas en segunda temporada de cultivos *

3) Parcelas productivas en segunda temporada de cultivos * Hojas y tubérculos (Parcela 1) Leguminosas (Parcela

Hojas y tubérculos (Parcela 1)

temporada de cultivos * Hojas y tubérculos (Parcela 1) Leguminosas (Parcela 2) Hortalizas con frutos (Parcela

Leguminosas

(Parcela 2)

* Hojas y tubérculos (Parcela 1) Leguminosas (Parcela 2) Hortalizas con frutos (Parcela 3) Parcelas productivas

Hortalizas con frutos (Parcela 3)

Parcelas productivas en tercera temporada de cultivos *

3) Parcelas productivas en tercera temporada de cultivos * Leguminosas (Parcela 1) Hortalizas con frutos (Parcela

Leguminosas

(Parcela 1)

en tercera temporada de cultivos * Leguminosas (Parcela 1) Hortalizas con frutos (Parcela 2) * Ejemplo

Hortalizas con frutos (Parcela 2)

* Ejemplo basado en un biohuerto de tres parcelas.

Hortalizas con frutos (Parcela 2) * Ejemplo basado en un biohuerto de tres parcelas. Hojas y

Hojas y tubérculos (Parcela 3)

15

Finalmente no debemos olvidar la importancia de alimentar al suelo con abono orgánico constan- temente
Finalmente no debemos olvidar la importancia de alimentar al suelo con abono orgánico constan- temente
Finalmente no debemos
olvidar la importancia
de alimentar al suelo con
abono orgánico constan-
temente para que este
nutra a nuestras plantas.

La Asociación de cultivos

La asociación de cultivos significa incorporar diferentes tipos de cultivos o plantas en un solo espacio. Con esta práctica también reducimos el ataque e incidencia de plagas y enfermedades optimizando el uso de pequeños espacios de nuestra huerta.

Es importante identificar qué asociación precisa de mejores resultados ya que al igual que nosotros, también las plantas tienen sus preferencias en cuanto a asociaciones o plantas acompañantes. Estas asociaciones deben ser orientadas para complementar espacios verticales y horizontales potenciando el desarrollo de los cultivos tanto sobre como bajo el suelo.

Nuestro biohuerto urbano

Importante a tomar en cuenta para las asociaciones:

1. Asociación de hortalizas de hojas con hortalizas de raíz (lechuga con zanahoria)
1. Asociación de
hortalizas de hojas
con hortalizas de
raíz (lechuga con
zanahoria)
3. Plantas de raíces profundas con hortalizas de raíces superficiales (yuca con espinaca)
3. Plantas de raíces
profundas con
hortalizas de raíces
superficiales (yuca
con espinaca)

Anotaciones:

2. Hortalizas de crecimiento rá- pido con plantas de crecimiento lento (choclo con rábano)
2. Hortalizas de
crecimiento rá-
pido con plantas
de crecimiento
lento (choclo con
rábano)
4. Combinación de hortalizas de altos requerimientos con hortalizas de bajos requeri- mientos.
4. Combinación de hortalizas
de altos requerimientos con
hortalizas de bajos requeri-
mientos.
No olvides incorporar, dentro de las diferentes asociaciones, plantas repe- lentes como cebolla, ajo, poro,

No olvides incorporar, dentro de las diferentes asociaciones, plantas repe- lentes como cebolla, ajo, poro, etc. porque mantienen alejados a los insectos plagas de nuestros cultivos. Por otro lado, siempre considera sembrar plantas aromáticas y con flores ya que estas nos ayudan a incrementar el número de insectos polinizadores y otros insectos benéficos.

Cuadro 1. Algunas asociaciones de buenos y malos acompañantes para tomar en cuenta.

Cultivos

Compañeros

Enemigos

Ajo

Remolacha, lechuga, tomate Zanahoria, nabos, rábanos, pepino, maíz y la mayoria de las hortalizas Frijol de mata Remolacha, lechuga, tomate Cebolla, ajo, papas, remolacha y plantas aromaticas Lechuga Papa, zanahoria, pepino, repollo y la mayoria de las hortalizas Maíz Zanahoria, rábano, pepino y calabaza Frijol, calabaza, pepino Frijol, maíz, repollo y haba

Frijol y arveja Ajo y cebolla

Arveja (Gandul)

Brócoli

Frijol trepador Frijol y arveja Frijol trepador

Cebolla

Coliflor

Espinaca

No tiene Ajo y cebolla

Frijol

Haba

No tiene

Lechuga

No tiene

Maíz

No tiene

Papa

Pepino, calabaza

 

y girasol

Pepino

Frijol, arveja, maíz, cebolla y rábano Arveja, lechuga y zanahoria Cebolla, ajo, papas, remolacha y plantas aromaticas Es un cultivo ideal, crece bien con todas y ayuda a todas Cebollín, cebolla, perejil, zanahoria y lechuga Lechuga, rábano, arveja, tomate y cebolla

Papa

Rábano

No tiene

Repollo

Frijol trepador

Soya

No tiene

Tomate

Papa y repollo

Zanahoria

No tiene

Tomado de Cultivo Biointensivo de Alimentos (Jeavons J. 2012)

Nuestro biohuerto urbano

Una vez considerado los ante- riores aspectos técnicos, proce- deremos a la implementación comenzan- de
Una vez considerado los ante-
riores
aspectos técnicos, proce-
deremos a la implementación
comenzan-
de nuestra huerta,
do por la siembra de
cultivo.
nuestro

La siembra:

Cuando ya hemos preparado el suelo en nuestra huerta y contamos con las plántulas o
Cuando ya hemos preparado el suelo en nuestra
huerta y contamos con las plántulas o semillas de
los cultivos que queremos, procedemos a sembrarlas.
También es de fundamental importancia, en caso
de hacer la compra de semillas, rectificar que sus
empaques vengan bien sellados y su etiqueta inclu-
ya datos como la fecha del embazado, porcentaje de
germinación, época o temporada de siembra, etc.
1. Siembra directa: Este tipo de siembras se hace normalmente para semillas grandes y de

1. Siembra directa:

Este tipo de siembras se hace normalmente para semillas grandes y de rá- pida germinación como son el pepino, maíz, habas, frijol, sandía, melón, espi- naca, acelga; plantas con raíces comestibles como rábano, betarraga y zana- horia; con tallos comestibles como camote, papas así como las semillas de ajo, cebolla y espárrago.

Por regla general, cada semilla debe ser sembrada a una profundi- dad del doble de su tamaño, semi- llas que sean sembradas a mucha profundidad, difícilmente lograrán que la planta resultante salga a la superficie. La siembra directa se puede hacer de diferentes formas:

al voleo que consiste en dispersar de forma uniforme las semillas sobre el te- rreno, de golpe que consiste en introducir dos o tres semillas por agujero y a chorro continuo donde se depositan las semillas sobre cada surco.

continuo donde se depositan las semillas sobre cada surco. 2. Siembra indirecta: (trasplante desde almácigos) Este

2. Siembra indirecta:

(trasplante desde almácigos)

surco. 2. Siembra indirecta: (trasplante desde almácigos) Este es quizás el tipo de siembra con mayor

Este es quizás el tipo de siembra con mayor gra- do de eficiencia, ya que se disminuye el gasto de agua para riego (durante la germinación y prime- ros estadíos de desarrollo) y se utiliza menos semi- lla respecto a la siembra directa, sin embargo no es apto para todos los cultivos que formarán parte de nuestro huerto. Generalmente se hace con aquellas semillas pequeñas y delicadas como el tomate, pi- miento, ajíes, cebollas, berenjena, poro, col, brócoli, lechuga, coliflor, apio, entre otras.

Nuestro biohuerto urbano

Es importante mantener las plántulas prote- gidas de los fuertes vientos, de la lluvia y
Es importante mantener las plántulas prote-
gidas de los fuertes vientos,
de la lluvia y de la
alta intensidad de radiación solar. ¡Pero cuidado!
tampoco estas deben estar bajo completa som-
bra, ya que crecerán delgadas
y raquíticas lo que
las hace muy vulnerables al ataque de enferme-
dades. La sombra se le irá quitando progresiva-
mente según el desarrollo
y tipo de hortalizas.
mente según el desarrollo y tipo de hortalizas. Los almácigos pueden ser hechos de diferentes materiales:

Los almácigos pueden ser hechos de diferentes materiales: bandejas plásti- cas, cajones de madera, cartones de huevos, frascos de yogurt o vasos plásti- cos donde a la vez reciclas y contribuyes a reducir la contaminación de nuestro ambiente.

Los sustratos de los semilleros deben tener buena capacidad de circulación de oxígeno y retención de agua. La mezcla para un buen sustrato se logra uti- lizando suelo fértil bien cernido (20%), abono orgánico (30%) y turba (50%), no obstante, puedes intentar experimentando con los materiales que tengas a tu alcance.

Cuando las plántulas han crecido entre 8 y 12 cm y han formado al menos
Cuando las plántulas han crecido entre 8 y 12 cm y han formado al menos

Cuando las plántulas han crecido entre 8 y 12 cm y han formado al menos cinco hojas estarán listas para ser trasplantadas. Debemos ser sigilosos al mo- mento de retirar las plántulas del recipiente para evitar romper sus raíces.

El trasplante se recomienda hacerlo en las primeras horas de la mañana o preferiblemente después de las 5 de la tarde. Con esto impediremos un mayor estrés por parte de las plántulas. Finalmente el terreno debe estar lo suficien- temente húmedo y las plantas deben sembrarse a buena profundidad como mostramos a continuación.

a buena profundidad como mostramos a continuación. Época de siembra De acuerdo a las regiones donde

Época de siembra

De acuerdo a las regiones donde vivimos, podemos sembrar hortalizas todo el año o únicamente en algunas temporadas (en el caso de Lima), esto va a variar de acuerdo a las estaciones del año y a la energía que irradie la luz solar. A continuación vemos algunas opciones para nuestra huerta.

Nuestro biohuerto urbano

Nuestro biohuerto urbano 23
El abono orgánico Elaboramos abono orgánico para la obtención de humus, el cual es el

El abono orgánico

Elaboramos abono orgánico para la obtención de humus, el cual es el resultado de la
Elaboramos abono orgánico para la obtención de
humus, el cual es el resultado de la descomposición
final de la materia orgánica. El humus es rico en
nutrientes, vitaminas, hormonas de crecimiento y
microorganismos que apoyan directamente con el
desarrollo de nuestros cultivos.

La calidad de suelo de nuestra huerta acompañado del abono orgánico son prácticamente dos de los componentes principales a considerar. Mediante el abono orgánico proporcionamos al suelo el “alimento” para que este pueda nutrir a las plantas. Por ello, este debe ser suministrado constantemente al suelo y de esta forma mantener vigente los procesos interactivos que se dan entre planta y suelo.

¿Cómo elaborar nuestro propio abono orgánico?

Para elaborar nuestro propio abo- no en casa debemos saber qué ma- teriales podemos utilizar y cuáles no. Por ejemplo, NO debemos utilizar ma- teriales como vidrio, plástico, metal, pilas, maderas tratadas con químicos, carnes, papel periódico, aceite, entre otros. Por otro lado, los residuos aptos a ser utilizados para compostar son restos de comida, restos de verduras, cáscaras de frutas, estiércol de: cuy, gallinas, conejos, vacas, cabras, ove- jas; hojas de papel que no contengan tinta, restos de cosecha, hojas secas, entre otros.

conejos, vacas, cabras, ove- jas; hojas de papel que no contengan tinta, restos de cosecha, hojas

Nuestro biohuerto urbano

Toma en cuenta que eyecciones de animales domésticos como perros y gatos no deben ser
Toma en cuenta que eyecciones de animales domésticos
como
perros y gatos no deben ser incorporados en
nuestro compost
ya que estos contienen muchos microorganismos patógenos
que pueden ser perjudiciales para nuestra salud.

El lugar donde estará nuestro compost, deberá ser protegido del viento, de animales, de las lluvias y de la radiación solar directa. Contando con es- tos parámetros procederemos a compostar materiales orgánicos, no sin antes mencionar que para ello podemos tener diferentes modelos de composteras, como los que mencionamos a continuación:

Cilindro de maya

continuación: C i l i n d r o d e m a y a Zanjas
Zanjas composteras
Zanjas composteras

Cajón compostero

l i n d r o d e m a y a Zanjas composteras Cajón compostero
l i n d r o d e m a y a Zanjas composteras Cajón compostero

Pila compostera

l i n d r o d e m a y a Zanjas composteras Cajón compostero

Cilindro plástico movible

Una vez ubicado el lugar y reci- piente donde elaboraremos nues- tro compost, vamos a

Una vez ubicado el lugar y reci- piente donde elaboraremos nues- tro compost, vamos a comenzar apilando en pequeñas capas cada uno de los distintos materiales, por ejemplo, la primera capa (co- menzando desde el suelo hasta arriba) será de material seco, la segunda capa de restos de cocina, la capa siguiente de estiércol, lue- go la capa con material de podas y así sucesivamente hasta comple- tar un tamaño considerable de la compostera (no mayor a un me- tro de altura).

de la compostera (no mayor a un me- tro de altura). Recuerda que si no cuentas

Recuerda que si no cuentas con la suficiente disponibilidad de materiales para compostar de una sola vez, puedes ir haciéndolo progresivamente a me- dida que los residuos estén siendo disponibles. Cuando incorporas cada día o en diferentes momentos material orgánico al compostero, implica que tendrás materiales con diferentes estados de descomposición.

Manejo del compostaje

Humedad: El proceso de compostaje necesita de una humedad balanceada, de esta manera propiciamos el ambiente ideal para la actividad microbiana in- teractuante. Puntos extremos como exceso de humedad o falta de la misma ralentizan el proceso y el producto final no es de buena calidad.

Aireación: Se necesita de al menos 2 veces por mes remover todos los mate- riales, con esto reactivamos la actividad microbiana ya que el oxígeno es su fuente de energía. Al momento de remover los materiales, asegurémonos de dejar los materiales de la parte interior en la parte superior y viceversa, de esta forma no dejamos espacios compactados o en ausencia de oxígeno.

Nuestro biohuerto urbano

Excesos de humedad impiden la circulación del aire dentro del compost, lo que genera malos
Excesos de humedad impiden
la circulación del aire dentro
del compost, lo que genera
malos olores y una mala des-
composición.

Temperatura: Notarás que después de transcurridas las primeras 15 horas aproximadamente de haber mezclado los materiales, la temperatura del com- post comenzará a incrementar, esto es el resultado del arranque de la actividad microbiana. Los procesos de compostaje requieren temperaturas de entre 65 y 70 °C para “higienizar” o eliminar microorganismos patógenos y semillas de “malezas”. Para que el proceso logre estas temperaturas, se requiere al menos un metro cúbico de materiales para compostar.

Tipo de materiales: Como se ha mencionado, en el compost necesitas la mezcla de materiales verdes, materiales secos y eyecciones de animales. No olvides que la diversidad hace la diferencia y mientras más diversos sean los materiales que incorpores al compost, mejor será su descomposición y su con- tenido nutricional, que al corto, mediano y largo plazo favorecerá a los cultivos.

¿Cómo reconocer un buen compost?

¿Cómo reconocer un buen compost? El compost estará listo entre 3 y 6 meses, pero esto
El compost estará listo entre 3 y 6 meses, pero esto dependerá de varios factores,
El compost estará listo entre 3 y 6
meses, pero esto dependerá de varios
factores, entre ellos la cantidad y tipo
de materiales que incorpores. Cuando
el compost esté finalizado, deberá tener
una temperatura ambiente, por otro
lado, su color deberá ser negro, con
apariencia y olor a tierra de mantillo de
bosque. Sus partículas deben estar com-
pletamente desintegradas y en forma de
pequeños gránulos de suelo.

Cuidados necesarios en nuestra huerta

Para mantener nuestros cultivos en buen estado y nuestro biohuerto sa- ludable es importante darle seguimiento constante mediante diferentes ac- tividades, las cuales incluyen riego, aporque de cultivos, raleo, deshierbe, y/o tutores si es necesario. Para ello damos algunas instrucciones a continuación.

Nuestro biohuerto urbano

El riego:
El riego:
Nuestro biohuerto urbano El riego: Aporque: Lo más recomendable es hacer los riegos a primeras horas
Aporque:
Aporque:
Nuestro biohuerto urbano El riego: Aporque: Lo más recomendable es hacer los riegos a primeras horas

Lo más recomendable es hacer los riegos

a primeras horas de la mañana o al atardecer.

Recordemos que cuando regamos en horas más soleadas existe mayor pérdida de agua por evaporación. La frecuencia de los riegos dependerá de la época del año, de manera que en verano los riegos deben hacerse cada día. No permitas que las plantas entristezcan para regarlas, la mejor forma de ver si nues- tra huerta requiere riego es levantar una pe- queña capa de suelo e identificar si existe o no suficiente humedad.

Se hace cuando los cultivos comienzan a

crecer y son vulnerables a los vientos fuer- tes, por ello es recomendable colocar suelo

a su contorno y evitar que las plantas se do- blen con facilidad.

Deshierbe:
Deshierbe:

En nuestra huerta crecerán algunas hierbas que no hemos sembra- do, las cuales compiten por luz, agua y algunas veces por nutrientes con nuestros cultivos. Debemos evitar que estas alcancen tamaños mayores a la de nuestros cultivos.

Raleo: Este lo hacemos cuando las plantas crecen demasiado cercanas en- tre sí. Usualmente cuando
Raleo:
Raleo:

Este lo hacemos cuando las plantas crecen demasiado cercanas en- tre sí. Usualmente cuando hacemos siembra directa colocamos entre dos y tres semillas por postura (algunas veces más como el caso de la zanahoria cuando la sembramos a chorro continuo) asegurando que al menos una de estas germine. No obstante, en muchos casos germinan todas y es aquí cuando debemos hacer raleo de las mismas a modo de dejar espacios libres entre plantas propiciando su normal crecimiento.

Tutores:
Tutores:

Son estructuras cuyo propósito es ayudar a sostener los cultivos que fructifican, puesto que sus frutos pueden debilitar las ramas y hacer que estas se quiebren. Algunos cultivos que requieren tutorado son el toma- te, el pepino, los pimientos, la berenjena, entre otros.

quiebren. Algunos cultivos que requieren tutorado son el toma- te, el pepino, los pimientos, la berenjena,

Nuestro biohuerto urbano

Plagas y enfermedades

El nombre “plaga” ha sido utilizado desde hace ya varias décadas para re- ferirse a poblaciones altas de insectos que son perjudiciales para nuestros cul- tivos, sin embargo cabe aclarar que en la naturaleza ningún insecto es plaga, únicamente son parte de un ecosistema.

Por otro lado, las enfermedades son ocasionadas por microorganismos que no podemos observar a simple vista tales como bacterias, virus y hongos. Una hortaliza, cultivo o planta en general al ser atacada por estos microorganismos es más complejo poder sanarla, sin embargo, para evitar riesgos lo ideal es tra- bajar en su prevención, mediante aplicaciones constante de abonos orgánicos y evitando el encharcamiento de agua durante los riegos.

Recordemos también que en nuestra huerta existen insectos benéficos (quienes se alimentan de insectos plaga) por lo cual no todo insecto debe ser considerado perjudicial.

Ciempiés:
Ciempiés:

Se alimenta de insectos perjudiciales en nuestro huerto, lo que los hace ser de gran utilidad. Necesitan espacios húmedos para vivir y de rocas para ocultarse.

nuestro huerto, lo que los hace ser de gran utilidad. Necesitan espacios húmedos para vivir y
Arañas: Al igual que el ciempiés, nos ayudan a mantener control de insectos en nuestra
Arañas:
Arañas:

Al igual que el ciempiés, nos ayudan a mantener control de insectos en nuestra huerta.

nos ayudan a mantener control de insectos en nuestra huerta. Crisopas: Es el depredador número uno
Crisopas:
Crisopas:

Es el depredador número uno de la mosca blanca (una plaga que daña principalmente al tomate). El insecto crisopas parasita (introduce sus huevecillos) las larvas de la mosca blanca. También se alimenta del néctar de flores, por ello la importancia de tener plantas con flores en nuestra huerta.

También se alimenta del néctar de flores, por ello la importancia de tener plantas con flores
Mariquitas:
Mariquitas:

Nuestro biohuerto urbano

Las mariquitas se alimentan principalmente de ácaros y pulgones. Los pulgones se alimentan de la savia de las plantas causándoles daños irre- versibles y normalmente se encuentran debajo de las hojas, por ello, al encontrar mariquitas en nuestras huertas debemos protegerlas.

mariquitas en nuestras huertas debemos protegerlas. Abejas y avispas: Las abejas son de gran importancia ya
Abejas y avispas:
Abejas y
avispas:

Las abejas son de gran importancia ya que juegan un rol fundamental en la polinización de los cultivos. Por otro lado, las avispas se alimentan de las larvas de insectos dañinos.

en la polinización de los cultivos. Por otro lado, las avispas se alimentan de las larvas
Algunas estrategias para el control de plagas Debemos tomar en cuenta que cada intervención que

Algunas estrategias para el control de plagas

Debemos tomar en cuenta que cada intervención que nosotros realizamos en nuestra huerta para el control de insectos plaga, también puede repercutir de manera negativa con nuestros insectos benéficos, sin embargo, en ocasio- nes no tenemos otra alternativa por lo cual acudimos a las siguientes estrate- gias:

Trampas de colores:
Trampas
de colores:

En ocasiones suele funcionar colocar trampas (plásticos con algún material adherente como aceite) de diferentes colores en nuestra huerta, esto llama la atención de los insectos quienes quedan atrapados en el ma- terial pegante. Los colores más utilizados suelen ser el amarillo, el verde y el azul, pero puedes experimentar utilizando otros colores.

colores más utilizados suelen ser el amarillo, el verde y el azul, pero puedes experimentar utilizando
Repelentes caseros:
Repelentes
caseros:

Nuestro biohuerto urbano

Estos son elaborados típicamente con plantas aromáticas o que emiten olores fuertes. Una receta para elaborar 20 litros de repelente puede ser la siguiente:

- ½ kg de ajos

- ½ kg de cebolla roja

- 1 kg de ají muy picante

- ½ kg de jengibre (kion)

- 1 kg de plantas aromáticas (ruda, tomillo, romero, albahaca, etc)

- Agua hasta completar 20 litros

Todos estos materiales se deberán picar en partes muy pequeñas, mezclar y almacenara en un recipiente cerrado, transcurridos 15 días de su fermentación, podrá utilizarse mezclando en un atomizador del 20 a 30% de repelente y el complemento restante con agua. Su aplicación de- berá ser como preventivo, utilizándolo al menos una vez por semana. Esta es solo una idea de cómo hacer tú propio repelente casero, toma en cuen- ta que puedes hacer repelentes únicamente con los materiales que tienes fácilmente a tu alcance.

toma en cuen- ta que puedes hacer repelentes únicamente con los materiales que tienes fácilmente a
¡Como Movimiento Ciudadano frente al Cambio Climático, te deseamos el mejor de los éxitos con

¡Como Movimiento Ciudadano frente al Cambio Climático, te deseamos el mejor de los éxitos con el desarrollo y manejo de tu biohuerto!

Bibliografía

Nuestro biohuerto urbano

CONAM (Consejo Nacional del Ambiente). 2001. Comunicación Nacional del Perú a la Convención de Naciones Unidas sobre el cambio climático. Primera edición. 120 p.

FAO (Food and Agriculture Organization of The United Nations, Italy). 2011. The place of urban and peri-urban agriculture (upa) in national food security programmes. 44 p.

Jeavons,J. 2012. Cultivo biointensivo de alimentos, Sexta edición.

261p.

ONU (Organización de las Naciones Unidas), 1992. Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el cambio climático. 26p.

No importa que tan urbana sea nuestra vida, el buen funcionamiento de nuestro organismo dependerá de la riqueza de nuestros alimentos

Movimiento Ciudadano frente al Cambio Climático
Movimiento Ciudadano frente al Cambio Climático