Sei sulla pagina 1di 2

¿Es necesaria la fe?

Milagros. Un término que siempre genera controversia en debates, tanto científicos como
filosóficos. Según la RAE, un milagro es un suceso extraordinario y maravilloso que no puede
explicarse por las leyes regulares de la naturaleza y que se atribuye a la intervención de Dios o de
un ser sobrenatural o suceso extraordinario que provoca admiración o sorpresa. Ni bien, los
milagros son escasamente vistos, de allí radica que sean “milagros”, lo podemos definir entonces
como un suceso que tiene casi nulas posibilidades de suceder. Pero entonces ¿Solo el hecho de que
sean escasos implica necesariamente que haya que adjudicárselos a una deidad? Jesús curó
paralíticos y eso era un milagro, hoy en día los médicos atienden y curan paralíticos pero ante ello
decimos “es su trabajo”. ¿Por qué es un milagro que lo haga Jesús y no lo es si lo hace un médico?
Siguiendo la historia de Jesús, según el mito bíblico nació de una virgen que fue tocada por el
Espíritu Santo, sin que hombre la conociera (en la biblia, del hebreo yadah; relacionarse
íntimamente con una persona o deidad), cuando se estima que María tenía entre 13 y 16 años; eso
hoy en día sería considerado violación. Obviamente, el que María halla quedado embarazada sin
haber tenido relaciones sexuales anteriores, es considerado un milagro. Claro que no hay manera de
probar que María no haya tenido relaciones, y tampoco se puede constatar que un ángel le haya
hablado a ella y a José, su futuro esposo. Sin embargo, supongamos que una lesbiana quiere tener
un hijo y por su orientación sexual no contratará a un hombre para que la deje embarazada.
Tampoco encuentra una mujer que acceda a alquilar su vientre para tener a su hijo. Esta chica
accederá a una clínica de inseminación artificial para quedar embarazada y en nueve meses dar a luz
un niño o una niña. Pensemos ¿Ésto es un milagro? ¿No? ¿Por qué? ¿Porque no intervino el Espíritu
Santo? ¿Porque no era virgen? ¿Porque no apareció un ángel a avisarle que estaba embarazada? No,
no es un milagro porque fue simple acto de la ciencia, a menos que pongamos a la ciencia en el
lugar de Dios, en todo caso ¡es un milagro científico!
La poca probabilidad de que un suceso ocurra no implica que sea un milagro. Como el
hecho de que ocurra algo que tenía muy pocas posibilidades de ocurrir, no implica que sea necesaria
una deidad para ejecutar el “milagro”. Imaginemos que tenemos una baraja de cartas de poker: las
mezclo y tomo siete cartas al azar. Primero sale el ocho de rombos, luego el seis de picas, el cuatro
de corazones, el diez de picas, el nueve de rombos, la k de picas y por último el as de tréboles.
¿Cuántas probabilidades hay de que saliera esa concatenación de cartas otra vez si vuelvo a mezclar
la baraja? ¿El hecho de que hallan salido esas cartas y no otras siete es un milagro? ¿Dios puso las
cartas en ese orden para que yo las sacara así y entender los milagros? Si un milagro es algo que es
muy improbable que suceda, esa combinación de cartas en ese orden y no otro, es un milagro.
Matemáticamente hablando solo hay 1x1047, es decir, una probabilidad en
100.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000 de que se repita esa
concatenación de cartas. Entonces no hay lugar a dudas de que ello es un milagro explicado por la
Matemática. Lo difícil es comprender el papel de Dios en este milagro… ¿Dios “puso su mano”
para que yo sacara ese orden? Si existe una deidad superior, espero que tenga problemas más
importantes de los cuales ocuparse y no ver qué cartas saqué en una tonta barajada para ejemplificar
algo. En fin, no es necesaria la acción divina para que los milagros ocurran, y dichos milagros nos
ocurren a diario, solo que no nos detenemos a pensar. El pelo que se nos cae, la cantidad de
personas que cruzamos por la calle, la comida que compramos. Hay muy pocas probabilidades de
cruzar a una misma persona extraña que simplemente pasa en auto por una ruta dos veces en nuestra
vida. Aún menos probabilidades de que la reconozcamos. Por lo tanto, podemos deducir que es
normal que en nuestra vida ocurran cosas imprevistas o que existían muy pocas probabilidades de
que ocurrieran, entonces, los “milagros” se vuelven algo rutinario que pierde todo lo milagroso. No
es justo para un cirujano que una cirugía a corazón abierto salga exitosa y el paciente le agradezca a
Dios el seguir con vida. Sin embargo si un cristiano es sometido a éste tipo de cirugía y sale con
vida, saldrá del hospital e irá a su iglesia en domingo por la mañana a agradecer a Dios y dar
testimonio de su “milagro”, pero posiblemente ni siquiera sabrá el nombre del cirujano que estuvo
largas horas operándolo para que todo salga correctamente. Ahora pensemos en algo, se considera
un milagro porque un número reducido de personas que se someten a cirugías a corazón abierto
sobreviven. ¿Por qué sucede ésto? ¿Se salva uno porque es cristiano? Si hay un plan divino
preestablecido, y un musulmán reza por salir con vida del quirófano, pero Alá preestableció que
muriera ¿Sirve de algo rezar? ¿No es un acto de arrogancia pedirle algo a Alá para que cambie sus
planes originales solo por un ser humano? Toda religión cree en un plan divino preestablecido por
su dios o múltiples divinidades que se da en el transcurso de la historia humana y en nuestra vida.
Es decir, Dios ya sabe quién se irá al cielo y quién al infierno, quién morirá de anciano, quién a
mediana edad y quién de niño. Entonces ¿Para qué rezar u orar si Dios no va a cambiar sus planes?
¿No es ésto más una muestra de arrogancia que de humildad?
La fe falsamente humilde, implica creer que un dios por regla general omnipotente,
omnipresente y omnisciente, quiere tener una relación personal con los seres humanos. Denota
arrogancia la afirmación Dios quiere tener una relación personal conmigo. Por lo tanto, los
“milagros” seguirán ocurriendo si hay un plan que Dios estableció para toda la humanidad y ningún
rezo lo hará cambiar de opinión. No por muchos cristianos que recen Dios detendría el apocalipsis.
¿Es realmente necesaria la fe? Porque no puede cambiar nada si partimos de la base de la
predestinación. Y en el caso de que no exista ninguna deidad o haya alguna a la cuál no le
importemos ¿No sería la fe una pérdida de tiempo?
No soy un hombre de fe, aunque creo que cada ser humano debe creer en algo o en alguien.
Crear mitos religiosos ha ayudado a lo largo de la historia humana a darle diferentes respuestas a las
preguntas existenciales. Pero la fe mal puesta y el engaño colectivo solo dañan, separan y
esclavizan a la raza humana. ¿Cómo darnos cuenta si la fe humana está bien puesta? Cuando nos
ayuda a crecer como personas y como comunidad, cuando nos une al distinto y no nos hacer verlo
con una perspectiva despectiva y juzgatoria como pecador, impuro, hereje, etc. ¿Es necesaria la fe
cuando las personas están dispuestas a dar la vida por su dios pero no a darle un plato de comida al
hambriento, o a darle trabajo al necesitado?