Sei sulla pagina 1di 2

MICROBIOLOGIA AMBIENTAL E INDUSTRIAL

Los microbios, esos diminutos seres imposibles de ver que sabemos que rodean nuestro ambiente
pero que apenas conocemos nada sobre ellos. ¿Animales? ¿Plantas? ¿Minerales? La mayoría de la
gente desconoce qué son exactamente a pesar de tener gran importancia en nuestras vidas.

Desde EcologíaVerde queremos que conozcáis la rama de la microbiología que estudia los
microbios que hay en el medio ambiente y la importancia que esta tiene para la vida humana. Así
que, si quieres saber más sobre esto, sigue leyendo este artículo sobre microbiología ambiental, su
definición e importancia.

En primer lugar, para entender lo que significa microbiología ambiental primero debemos
comprender qué significa y qué engloba la ciencia de la microbiología.

La microbiología constituye el estudio de los microorganismos o microbios, o lo que es lo mismo,


los seres vivos invisibles para el ojo humano, mediante el uso del microscopio. Etimológicamente
hablando, la palabra “microbiología” deriva de tres palabras de origen griego: “mikros” (pequeño),
“bios” (vida) y “logos” (ciencia). Así, las tres palabras juntas constituyen el estudio científico de la
vida microscópica.

Estos diminutos seres analizados por los microscópicos pueden ser procariotas o eucariotas,
existiendo una gran diversidad de tipos: bacterias, virus, hongos, protozoos y algas microscópicas.

En este otro artículo de EcologíaVerde te explicamos con más detalle Qué son los
microorganismos, sus tipos y características.

MICROBIOLOGÍA INDUSTRIAL

Microbiología industrial o biotecnología microbiana es el ámbito de la microbiología orientado a la


producción de elementos de interés industrial mediante procesos en los cuales intervenga, en
algún paso, un microorganismo. Por ejemplo, la producción de: alimentos (fermentación del vino,
pan o cerveza) y suplementos (como los cultivos de algas, vitaminas o aminoácidos);12
biopolímeros, como el xantano, alginato, celulosa, ácido hialurónico, polihidroxialcanatos;3
biorremediación de entornos contaminados4 o tratamiento de desechos;5 así como la producción
de principios activos de interés en medicina, como la insulina y hormona del crecimiento o de
sustancias implicadas en el diagnóstico, como las Taq polimerasas empleadas en PCR cuantitativa.

No obstante, durante el siglo XX su aplicación se diversificó con el ánimo de generar un gran


número de compuestos químicos complejos de forma más sencilla y barata que mediante síntesis
orgánica; este hecho se debe a la enorme versatilidad metabólica de los microorganismos que,
frecuentemente, son capaces de producir los compuestos deseados o sus precursores. Por
ejemplo, la microbiología industrial ha sido clave en la producción de penicilinas, ya naturales,
como la penicilina G (esto es, producidas de forma totalmente microbiológica), ya semisintéticas,
como la meticilina, que requieren la purificación de un intermediario que luego ha de modificarse
química o enzimáticamente. Finalmente, la tecnología del ADN recombinante ha permitido, con un
enfoque de ingeniería genética, diversificar aún más la disciplina, llegando a producirse proteínas
humanas mediante microorganismos transformados con genes humanos.
FUNDAMENTOS DE ECOLOGIA MICROBIANA

Los microbios, además han jugado un papel importante en los procesos biogeoquímicos, que
ayudaron a hacer la biosfera un lugar mas habitable para otras formas de vida, y que siguen siendo
indispensables en la mineralización y ciclo de nutrientes.

La Ecología Microbiana, es la ciencia encargada del estudiar el papel que juegan los
microorganismos en la biosfera. Este puente de unión entre la Ecología y la Microbiología, se
caracteriza por avances significativos hacia un mejor entendimiento de los principios
fundamentales que rigen la estructura y función de ecosistemas acuáticos, aéreos y terrestres y el
papel que juegan los microorganismos dentro de estos.

Los mecanismos que la diversidad microbiana mantienen en biosfera son la base de la dinámica de
los ecosistemas. Por ejemplo, son la base de la existencia por ejemplo de las selvas y de los
sistemas agrícolas. Por otra parte, la diversidad microbiana del suelo es la causa de la fertilidad del
mismo.

La importancia de los microbios es además ejemplificado por el papel crucial de sus relaciones
simbióticas con plantas y animales. Relaciones parasitarias simbiontes son capaces de causar
enfermedades virulentas y son un factor significativo en la conducción de la diversidad biológica.
En el polo opuesto, mutualismos con microorganismos, alguna vez considerados como raros y de
escasa importancia, son ahora reconocidos por haber influenciado la evolución de la vida en una
gran variedad de formas.

Este mundo invisible, presente en todo los ambientes cuyas condiciones permitan de alguna
manera la vida, ha sido durante largo tiempo ignorado o tratado de forma muy rudimentaria en
los estudios de Ecología clásicos. Pero su participación en la mayoría de los ciclos fundamentales
que permiten la vida sobre la tierra ha generado un auge en su estudio principalmente a través de
técnicas de biología molecular, las cuales han ido avanzando muy en paralelo con los nuevos
descubrimientos en este campo.