Sei sulla pagina 1di 2

Acerquémonos con confianza al trono de la gracia b.

Él está con Dios por encima de los cielos: Antes de Cristo, el lugar

santísimo del tabernáculo o templo era visitado una vez al año por
Hebreos 4:14–5:3 el sumo sacerdote. Pero eso solo era una sombra del verdadero

Lugar Santo en el cielo, donde mora Dios. Él Señor Jesús tiene


1. Él es nuestro Gran (Mega) Sumo (Principal) Sacerdote:
acceso inmediato a Dios en los cielos, día y noche. Hebreos 7:25
a. El versículo 1 dice que los sumos sacerdotes venían de entre los
dice que él: "vive perpetuamente para interceder por [nosotros]"
hombres y eran seleccionados para el bien del pueblo, a fin de
c. Él es el Hijo de Dios. Él es el Hijo divino de Dios, quien creó los
ofrecer dones y sacrificios a Dios por los pecados.
cielos y la tierra (1:8-10). Esto da un valor infinito a su sacrificio. Él
b. Dios ordenó que hubiera sacerdotes humanos, que serían los
lleva su propia sangre preciosa, la sangre del Hijo de Dios
intermediarios; y estos sacerdotes ofrecerían sacrificios.
(Hebreos 9:12), cuando Dios ve este sacrificio declara que nuestra
c. Dios miraría los sacrificios y quitaría su ira por los pecados de las
deuda fue pagada, y su justicia fue satisfecha
personas.
d. El sumo sacerdote mismo era un pecador, y tenía que ofrecer

sacrificios por sí mismo y por los pecados del pueblo.


e. El moriría y tendría que ser reemplazado. Nunca podría garantizar
una presencia continua para intervenir por el pueblo delante de

Dios.
3. Jesús, aunque tentado, nunca cedió, y por ello es compasivo:
f. El sacerdocio es imperfecto, inadecuado, e incompleto.
a. Él fue tentado en todos los modos en que lo somos nosotros: Solo
g. El anterior Sacerdocio señala hacia algo mayor, al Alguien perfecto
los que tratan de resistir la tentación saben cuán fuerte es. Cristo,
y completo. Señala hacia Jesucristo, el Hijo de Dios, nuestro
por ser el único hombre que nunca cedió a la tentación, es
supremo y perfecto Sumo Sacerdote.
también el único hombre que conoce a plenitud la tentación
h. Jesús es un cumplimiento perfecto y completo del sacerdocio ya
b. Nunca cedió ni pecó. Vivió una vida perfecta a tal punto que nadie
que él no solo es el Sumo Sacerdote, también es el sacrificio que el
le podía recriminar absolutamente nada, fue inculpado en un juicio
Sumo Sacerdote ofrece (Hebreos 9:12, 25-26; 13:12).
basado en mentiras absurdas y contradictorias
2. Jesús, el Hijo de Dios, está vivo y con Dios
c. Él es por tanto compasivo (identificarse con nuestro sufrimiento)
a. Jesús está vivo: Jesús murió y resucitó de entre los muertos para
con nosotros en nuestra debilidad. Jesús puede compadecerse de
nunca morir de nuevo. Es por esta razón que se dio fin a todo el
nosotros en nuestro dolor y en nuestra muerte, porque él
sistema del sacerdocio del Antiguo Testamento. (Hebreos 7:16)
experimentó un dolor extremo y lo sufrió todo hasta la muerte. Y
puede compadecerse de nosotros en nuestra atracción por el

pecado, porque fue tentado.

4. Retengan por tanto su esperanza, y acérquense a Dios: Porque


él vive, y está en la presencia de Dios con el sacrificio de la sangre del Hijo
de Dios y lleno de compasión por su pueblo, por ello, hagamos dos cosas:

a. Retengamos nuestra fe: Usted tiene un gran Sumo Sacerdote. Él


vive. Él está en la presencia de Dios. Él es el Hijo de Dios. Él es

compasivo. Por tanto, retenga su esperanza y confesión.


b. Acerquémonos a Dios: Para que dicha esperanza vaya creciendo y

jamás decaiga, Él es la fuente de esperanza.

c. Como Acercarnos:
i. Con una vida de oración: Para dar gracias, para llevar
peticiones y confesión.

ii. Con una vida de comunión: Al compartir con los

hermanos, la alabanza, la meditación, el compañerismo y

la recordación del sacrificio de Señor a nuestro favor


iii. Con una vida de crecimiento: Alimentada por la palabra en
el ámbito de las reuniones de la iglesia pero también en el

ámbito privado.