Sei sulla pagina 1di 11

Unidad 2

Comunidades Virtuales de aprendizaje

Sesión 3:
Comunidades virtuales de aprendizaje y Redes sociales, propósitos y estrategias
de uso personal y profesional

Desempeño
Establece comunicaciones y diálogos con sus pares mediante entornos y
herramientas digitales, respetando los niveles de comunicación de forma
pertinente, clara y oportuna.

Contenidos
 Participar en redes y comunidades virtuales de aprendizaje.

 Redes sociales, propósitos y estrategias de uso personal y profesional.

I. Desarrollo del Marco teórico.

Participar en redes y comunidades virtuales de aprendizaje.


Aprender en espacios no formales, en forma permanente y en colaboración con
otros, son claves para el desarrollo personal y profesional de los niños, jóvenes
y adultos, estos espacios se materializan en las redes y comunidades virtuales
de aprendizaje.

Hablamos de comunidades virtuales cuando la interacción que se produce entre


personas físicas, se realiza a través de Internet. Así, pueden definirse como “un
agregado social que emerge de la Red cuando un número suficiente de personas
entablan discusiones públicas durante un tiempo lo suficientemente largo,
creando sentimientos mutuos de permanencia y cohesión” (Gairín, 2006). Las
comunidades virtuales de aprendizaje se pueden entender como un caso
específico de comunidad virtual en la que sus participantes interactúan para
aprender, crear y compartir conocimiento.
Tan complejas como las relaciones humanas en el espacio físico, lo son también
las redes de personas en el mundo virtual, por eso no es posible una clasificación
o tipología que diferencie estrictamente a unas de otras, sin embargo, con la
finalidad de comprender mejor sus dinámicas, conviene imaginar su evolución
como un continuo que avanza en función del grado de cohesión, el sentido de
pertenencia de sus miembros y la profundidad de sus intenciones de
aprendizaje. Henry y Pudelco proponen una clasificación que va desde
comunidades de interés, hasta comunidades de práctica.

Diferentes Tipos de Comunidades (p. 49). Las Comunidades Virtuales de Aprendizaje: El papel central de
la colaboración por Henry y Pudelco, 2009, Minho, Univesidade do Minho.

En nuestro país hay organizaciones que impulsan la participación de los


docentes en comunidades virtuales y ponen a disposición sus plataformas y
contenidos ¿Participas en alguna de ellas?

PerúEduca del Ministerio de Educación


http://www.perueduca.pe/comunidades-virtuales

Educared de la Fundación Telefónica


http://educared.fundaciontelefonica.com.pe/#

Las plataformas de redes sociales, grupos de mensajería, blog y otros


disponibles en forma gratuita, ofrecen a todos la posibilidad de crear e impulsar
comunidades virtuales del aprendizaje, de hecho, si formaste un grupo de
WhatsApp para coordinar con tus colegas sobre el desarrollo de sus unidades
de aprendizaje o para compartir imágenes y comentarios sobre el último Día del
Logro en tu institución educativa, seguramente aprendiste y compartiste nuevas
ideas, es decir, viviste el inicio de una experiencia de comunidad virtual de
aprendizaje. Si esta se prolonga en el tiempo, se realiza de manera cada vez más
organizada y con el propósito explícito de aprender y compartir conocimiento
sobre temas específicos, puede llegar a convertirse en una comunidad virtual de
aprendizaje.

Los roles en una comunidad virtual de aprendizaje

Aunque las comunidades virtuales tienen entre sus características la


horizontalidad de la relación entre sus integrantes y la libertad de sus miembros
para decidir su modo de participar, todo grupo humano que se auto-organiza
define roles mínimos y ciertas reglas de convivencia, en este caso virtual; entre
los roles que pueden surgir tenemos:

 El moderador, el que orienta los hilos de conversación, controla los excesos


y promueve la buena convivencia y el cuidado de la netiqueta.

 El gestor de conocimiento, el que organiza la información, propone síntesis y


conclusiones.

 El líder de opinión, el que ejerce mayor influencia con sus aportes en ciertos
temas y suele tener un rol dirimente en algunas discusiones.

 El instigador, el o los que incorporan a nuevos miembros a la comunidad.

 El tecnólogo, quien se encarga de asegurar el buen funcionamiento y la


simplicidad de las interacciones en la plataforma tecnológica.

Claves para el éxito de la comunidad virtual de aprendizaje

 Realizar acciones para fortalecer el sentimiento de pertenencia a la


comunidad, por ejemplo: encuentros presenciales, encuestas en línea para
medir intereses, etc.

 Evaluar permanentemente el interés de los miembros de la comunidad en los


temas de discusión, haciendo conteos de comentarios en los foros, evaluando
la calidad de los contenidos compartidos, el número de participantes en las
discusiones, etc.

 Asegurar la sencillez y la facilidad de uso de la plataforma tecnológica.


 Promover la especialización de los roles.

Redes sociales, propósitos y estrategias de uso personal y


profesional

Seguramente, ya formas parte de alguna red social como Facebook o Instagram.


Sin embargo, ¿has probado todo lo que puedes hacer en estas redes en el ámbito
educativo o quizás formas parte de una red profesional como, por ejemplo,
LinkedIn?

En esta cápsula, analizaremos cómo puedes utilizar estas redes con propósitos
y estrategias de uso personal y profesional, pero antes te invitamos a observar
la siguiente imagen y coméntanos si conoces las siguientes redes sociales.

Fuente: https://sp.depositphotos.com/121907966/stock-photo-collection-of-popular-social-media.html

Probablemente, solo identificas algunas de ellas y utilizas menos de las que


identificaste. Sin embargo, lo importante no es que utilices todas estas redes,
sino que aquellas que sí usas, puedas obtener el mayor provecho para tu ámbito
personal y profesional. Empecemos.

Las redes sociales en la educación

Actualmente, las redes sociales son espacios significativos para que un grupo
de personas pueda potenciar su comunicación y realizar actividades colectivas.
El uso de redes sociales permite no solo buscar entretenimiento y socialización
sino, también, puede servir para la difusión de información útil, así como
compartir el conocimiento entre las personas (Fueyo, Braga & Fano, 2015).

Esto se debe a que son sistemas que posibilitan las relaciones interpersonales,
haciendo que se desvanezcan las barreras físicas y culturales, y ayuda a la
comunicación, lo que hace sentir a las personas que pertenecen a una
comunidad (Lam, 2018).

Sabías que, en el 2018, el Facebook fue la red social más


utilizada en el Perú con 22 millones de usuarios, siendo el 45%
mujeres y 55% varones. En cuanto a edades, el grupo más grande
de usuarios estuvo constituido por personas entre los 18 a 24
años y entre los 25 a 34 años1. Por otra parte, el Instagram, es
una red que está siendo actualmente muy utilizada,
especialmente por los jóvenes, ya que es más dinámica y tiene
varias opciones para las fotos y videos. Además, para acceder a
estas redes (Instagram y Facebook), las personas deben tener 14
años de edad y en el caso de LinkedIn, 16 años.
Estas redes son usadas, principalmente, para la comunicación, pero también
para estar informados, compartir videos e imágenes y para entablar relaciones
o para la búsqueda de trabajo, como podemos observar en la siguiente imagen.

Fuente: https://bit.ly/2HTTREP

En estos espacios, los jóvenes se comunican y comparten constantemente con


sus pares y en cambio los adultos prefieren utilizarlas para estar más informados
y entablar contactos que pueden ayudar para su ámbito laboral.

Estas características tan particulares de las redes permiten


también su uso dentro del ámbito educativo para
desarrollar aspectos como: una participación más activa de
los alumnos, mayor interacción y motivación, un
aprendizaje más autónomo; y, además, la creación de
redes de colaboración e intercambio que continúen en el
espacio y en el tiempo (Garrigós, Mazón, Saquete, Puchol
& Moreda, 2010).
Por ello, una de las principales ventajas de las redes sociales reside en que
podemos utilizar su gran potencialidad comunicativa desde un punto de vista
didáctico para trabajar con distintas comunidades en entornos virtuales, ya que
permiten realizar lo siguiente:

 Facilitan la interacción entre los estudiantes y profesores.

 Ayudan a la búsqueda de información y el aprendizaje continuo, ya que


permiten seguir a expertos que publican contenidos interesantes sobre una
temática.

 Sirven como vehículos para compartir recursos y contenidos.

 Ayudan a generar debates y actividades para profundizar sobre una temática.

A continuación, te invitamos a observar la siguiente infografía que te permitirá


analizar cómo puedes aprovechar algunas de estas principales redes para el
ámbito educativo.
Fuente: www.colombiadigital.net
Las redes sociales para el ámbito profesional

En el contexto actual en que vivimos, también se observan diferentes redes que


pueden ser de interés para profesionales activos o que están en búsqueda de
empleo, así como para empresas, por ser de utilidad como canales para captar
talento (Costa-Sánchez & Corbacho-Valencia, 2015). Una de estas redes
profesionales se llama LinkedIn y fue creada en el 2002 por Reid Hoffman.

LinkedIn se está convirtiendo en una vía esencial como


método de reclutamiento. Sus bajos costos, la posibilidad
de llegar a los profesionales directamente, sin
intermediarios y sin tener que esperar a que se apunten a
un anuncio; el disponer de un CV actualizado, y la ventaja
de usar un networking (búsqueda de empleo a través de
las nuevas tecnologías y las redes sociales) la han
posicionado como red de referencia en este ámbito
(Blasco, 2012, p. 58)

Además, si la comparamos con el Facebook, una de las ventajas de esta red es


que contiene un directorio virtual de profesionales, lo cual facilita la contratación
del personal. Por ello, es importante que los docentes formen parte de esta red,
ya que les puede dar oportunidades para que diferentes instituciones educativas
que están en búsqueda de personas con sus características puedan ponerse en
contacto y también les permitiría contar con los datos de personas expertas en
este ámbito laboral.
II. Bibliografía
Meirinhos, M, & Osorio, A. (2019). Las comunidades virtuales de aprendizaje:
El papel central de la colaboración. Recuperado de
https://www.researchgate.net/publication/43531226_LAS_COMUNID
ADES_VIRTUALES_DE_APRENDIZAJE_EL_PAPEL_CENTRAL_DE_LA_COLAB
ORACION
Gairín, J. (2006). Las comunidades virtuales de aprendizaje. Recuperado de
http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=342130826004
Fueyo, A.; Braga, G. & Fano, S. (2015). Redes sociales y educación: el análisis
socio-político como asignatura pendiente. Revista Interuniversitaria de
Formación del Profesorado, 29 (1), 119-129.

Lam, C. (2018). Uso pedagógico de Facebook como recursos para el


aprendizaje colaborativo en el curso de dibujo geométrico de una
Universidad privada de Lima metropolitana. Tesis para optar el grado
de magister. Lima: Pontificia Universidad Católica del Perú.
Garrigós, I., Mazón, J. N., Saquete, E., Puchol, M., & Moreda, P. (2010). La
influencia de las redes sociales en el aprendizaje colaborativo.
Recuperado de
https://upcommons.upc.edu/bitstream/handle/2099/11859/p67.pdf
Costa-Sánchez, C., & Corbacho-Valencia, J. (2015). LinkedIn para seleccionar
y captar talento. Prisma Social, (14), 187-221.
Blasco, M. (2012). LinkedIn como herramienta de búsqueda de trabajo.
Training & development digest, 86: 58-59.