Sei sulla pagina 1di 6

Miércoles, 31 de julio de 2019

Mes de Julio. El Santo Escapulario y el Incendio del 7.3.1834

ESTAMPA CAUDETANA. MES DE JULIO.


EL SANTO ESCAPULARIO Y EL INCENDIO DEL 7.3.1834
No es archivero.
No, no le encontrarás
en los antros oscuros
ni los legajos le van.
Le va el aire libre
Miedo no le tiene al sol
Al agua, con la poca que cae
En estas tierras,
Preocupación, tampoco le da.
Su vida, los árboles
a los que cuida y mima
Como un joyero
trata y cuida al diamante,
al que pule y esculpe.
Así es Paco El Molinero,
el nieto de Bienvenido.
Del baúl de su bisabuelo ha sacado esas letrillas que relatan un milagro de la Virgen del
Carmen. Eran empleadas, entre otros, por los ciegos, hace mucho tiempo, para solicitar una
ayuda, una limosna o la compra de un cupón.
Lo mismo que Paco he hecho yo. Él busca en el baúl del bisabuelo, yo entre papeles viejos que,
por suerte, no se incineraron en aquel incendio destructor de muchísima cultura que llenó de
humo y cenizas toda la Piel de Toro al comienzo del segundo tercio del siglo pasado en España.
Al comenzar el mes de julio recordaba yo dos hechos milagrosos que sorprendían a la razón:
uno, un incendio en la calle de El Pozo el 7 de marzo de 1834 y otro, el incendio acaecido en un
almacén de pólvora en el taller de los Kabila. Ambos fueron atajados con UN SANTO
ESCAPULARIO.
Moisés, asiduo lector de mis «buenos días» me hizo saber que, sobre el primero de los hechos,
podría encontrar información en el libro «Cuarto Centenario del CONVENTO DE SAN JOSÉ (EL
CARMEN).
No bajé a la biblioteca, encaminé los pasos a indagar por otro lado y tuve suerte, me topé con
el manuscrito de mi predecesor en el cargo de superior del CONVENTO DE SAN JOSÉ (EL
CARMEN), RVDO. P. Fr. JOSÉ BAÑÓN, en aquel momento en el que tuvo lugar el incendio y que
fue el depositario de aquel ESCAPULARIO DEL CARMEN, que fuera la razón de que el incendio
no fuera a más, al ser lanzado a las virulentas llamas y que, al desescombrar,
apareció indemne.
Encontré el documento y encontré LA RELIQUIA, ENCONTRÉ EL SANTO ESCAPULARIO
DESCRITO EN EL DOCUMENTO en el que aparece, todavía, la señal de la que se habla en el
documento donde se indica que aparece un poquitín tostado en la cinta allí donde se unía a la
estameña negra del ESCAPULARIO.
Se encuentra el SANTO ESCAPULARIO EN UN CUADRITO DORADO, un poco deteriorado,
DEFENDIDO POR UN CRISTAL.
Moisés, ahí tienes el documento fotografiado y su transcripción que da fe del SANTO
ESCAPULARIO, también encontrado. Cumplí con la promesa que te hice.

No te va en papel tintado de amarillo, te va fresco y actual, mi saludo, mis

¡¡¡¡¡¡BUENOS DÍAS!!!!!!
31.7.2019. Miércoles. Con hoy se nos va Julio, mes dedicado a la Virgen María en su
advocación del MONTE CARMELO. ELLA NOS ASEGURA SU CARIÑO Y PROTECCIÓN Y SU
ENSEÑA ES SU SANTO ESCAPULARIO.

P. Alfonso Herrera, de la Orden Carmelitana.


Ha pasado mucho tiempo. Sí, mucho tiempo. 185 años se cumplieron el pasado día 12 de
marzo. 185 años en que un predecesor mío, Fr. Josef Bañón, prior del CONVENTO DE SAN JOSÉ
(EL CARMEN) de Caudete, haciendo las veces de notario, daba testimonio de un prodigio
acaecido unos días antes, el día 7 de ese mes de aquel año.

En un papel tipo cuartilla, ajado por el tiempo que ha dejado rastro de su paso, amarillento,
pero con escritura perfectamente legible escribe lo que te transcribo:
«Suceso prodigioso del Sto. Escapulario que acaeció en un incendio en la calle del Pozo (*) casa
de Roque Esteve, que en paz descanse viviendo en ella un sobrino Juan Esteve día 7 de marzo
de 1834 a la 1 de su madrugada.
Este incendio fue advertido por la mujer del dicho Juan Estévez a la una de la madrugada del
día ya insinuado: con esta ocurrencia aviso a algunos de sus vecinos, implorando su ayuda y
consuelo, acudieron algunos entre ellos una llamada Theresa López que vive a la parte de
abajo de la casa incendiada; esta Theresa compadecida de la desgracia que veía, y teniendo fe
en el Santo Escapulario de Nuestra Señora del Carmen por los muchos prodigios que había
oído haber obrado, dixo a los que andaban a cortar y sofocar el fuego, que echaran un
Escapulario de la Virgen del Carmen en aquellas tan furiosas llamas, cuyo fuego procedía de
media casa que ardía, de un pajar después de mucha leña de romeros y demás que todo ardía,
y formaba una terrible hoguera, en cuyas llamas Joaquín Gil Golf Hermano de la Mujer de Juan
Esteve ya dichos habiendo oído a la supradicha Theresa, la que hablaba del Santo Escapulario,
arrojó uno, que le entrego su Primo Hermano Josef Esteve, quién se lo quito del cuello para
este intento: sería la una de la madrugada, que era en lo más vivo del fuego quando se echo en
Sto Escapulario, desde este instante ve advirtió, que por momentos se aminoraba, los que lo
estaban apagando no pensaban por aquel entonces el escapulario que habían echado por lo
que estuvo este santo escapulario en medio de la ruina de la casa incendiada entre las que
había un grandísimo fuego desde la 1 de la madrugada hasta las 7 de la mañana del mismo día
ya insinuado siendo este Santo Escapulario encontrado por Fernando Serrano quién sacaba las
ruinas y fuego de la casa incendiada: este escapulario nada más estaba quemado que en un
poquito de beta blanca junto al respaldo de la estameña negra y de todo lo demás ileso todo lo
dicho con sus circunstancias está confirmado y si fuera necesario jurado por Juan Esteve
morador de la casa incendiada, por su hermano Josef Estévez por Joaquín Gil golf primo
hermano de estos y por Fernando Serrano arriba expresado cuando sucedió este incendio (se
ha de advertir) el dicho Juan Esteve no se encontraba en su casa pues en el instante que
sucedió esta desgracia vino a ella a saber la novedad, este Escapulario admirable y prodigioso
para en mi poder de la relacción de los dichos sujetos que fue ante mí puedo dar fe.
Caudete a 12 de marzo de 1834
Fray Josef Bañón Prior».

(*) Actual calle Eras, según me informa el Sr. Alcalde Don Moisés López.

P. Alfonso Herrera, de la Orden Carmelitana.

Publicado por HISTORIACAUDETANA en miércoles, julio 31, 2019