Sei sulla pagina 1di 29

Liliana Zampella y Cecilia Garcia

Psicología Conductista

LA PRETENSIÓN POSITIVISTA. PRESENTACIÓN DEL PARADIGMA LA CONDUCTA

Los inicios del conductismo

DEL PARADIGMA LA CONDUCTA Los inicios del conductismo John Watson . Nació en Travelers Rest, Carolina

John Watson. Nació en Travelers Rest, Carolina del Sur, Estados Unidos el 9 de enero de 1878 y murió en Nueva York el 25 de septiembre de 1958 a los 80 años. Psicólogo y fundador del Conductismo.

Su madre, Emma K. (Roe) Watson, fue una mujer entregada a la religión, generalmente era estricta y radical en cuanto a educar a John se trataba. Mientras que su padre, Pickens Butler, con serios problemas con las bebidas alcohólicas, rara vez estaba sobrio o en casa.

Cuando John B. Watson cumplió trece años de edad su padre se fue de la casa, algo que marcó la vida de este pequeño. La grave situación de su hogar generaba en el joven problemas emocionales que afectaban su rendimiento escolar.

En una ocasión fue arrestado mientras cursaba los estudios secundarios, Watson logró ingresar al Furman College de Carolina del Sur gracias a la intervención de su madre quien conocía a varias personas que trabajaban allí. El joven luego de varios tropiezos logró culminar sus estudios a los 21 años. Luego de graduarse, estuvo un año trabajando en una escuela de Greenville para ahorrar dinero e ingresar a la Universidad de Chicago para estudiar filosofía, durante su etapa académica conoció a importantes figuras como Jhon Dewey, James Rowland Angell, Henry Herbert Donaldson y Jacques Loeb, de quienes tomó influencias para luego crear lo que sería conocido como el conductismo.

Watson permaneció en la Universidad Johns Hopkins varios años realizando investigaciones acerca de la relación entre inputs sensoriales y aprendizaje y comportamiento de las aves.

Liliana Zampella y Cecilia Garcia

Psicología Conductista

En octubre de 1920 Watson fue invitado a abandonar su cátedra en la Universidad Johns Hopkins debido a los rumores que corrían acerca de la relación que mantenía con su asistente Rosalie Rayner (la cual sería su colaboradora en el famoso experimento acerca del condicionamiento del miedo con el pequeño Albert).

Al dejar la universidad, se dedicó al ámbito de la publicidad 1 pasando a trabajar como

psicólogo para la empresa Thompson.

Tras el fallecimiento de su esposa en 1935, se distanció de sus círculos sociales y se fue a vivir a su granja de Connecticut, donde pasó los últimos años de su vida dedicado a las labores del campo.

Posteriormente, se basó en los estudios de Ivan Pavlov para incluirlos en trabajos

propios. Watson había cambiado enteramente, se convirtió en un hombre disciplinado

y fascinado por el conocimiento. Decidió adelantar una investigación sobre los

procesos sensoriales en los animales en la Universidad Johns Hopkins, de ella se

retiró varios años después en 1920. Sus planteamientos referentes a los contenidos de

la mente y a la conciencia representaron una problemática seudocientífica porque no

podían someterse a ningún criterio objetivo, Watson decidió utilizar varios datos que se

encontraban en la conducta exterior.

Watson adquirió gran notoriedad gracias a la publicación en la Psychological Review de su artículo La psicología según la concibe un conductista (1913), este artículo es clave para entender los principios característicos del conductismo. Por otro lado, resulta muy importante porque por primera vez se establecían de manera clara las pautas de esta nueva teoría. Watson rechazó tanto a la noción de conciencia como al método introspectivo, y la explicación de la conducta únicamente en términos de estímulos, estos provenientes del ambiente, y de respuestas que debían ser halladas en el laboratorio.

En 1914 publicó la Conducta: una introducción a la psicología comparada, allí postulaba la observación directa de la conducta con el objetivo de hallar conexiones entre ella y la fisiología subyacente. Watson, amplió su tesis mediante estudios comparados de psicología animal y humana, esto quedó plasmado en La psicología desde una perspectiva conductista (1919). En el año 1925 halló su más acabada formulación en el titulo Conductismo, incluye una compleja teoría sobre el desarrollo del aprendizaje a través del condicionamiento. Luego de esto, Watson se desligó de las investigaciones psicológicas para centrarse en sus negocios, aunque su influencia continúa.

Liliana Zampella y Cecilia Garcia

Psicología Conductista

El trabajo de Watson fue muy importante para la psicología porque reconoció la importancia de las tendencias innatas de la conducta, y que poco a poco fue modificando en posteriores trabajos, dando más importancia al ambiente en la formación de la conducta. Otro de los grandes aportes de este psicólogo fue la creación de la primera escuela del conductismo, en donde se pretendió darle un cambio a dicha ciencia.

Watson como figura importante de la ciencia tuvo varias menciones de honor, premios y reconocimientos, por ejemplo, en el año 1957 recibió una medalla de oro de la American Psychological Association por su gran aporte a la psicología. Recibió otros premios menores a lo largo de carrera. Watson falleció en 1958, concretamente el 11 de septiembre, en New York. Tiempo antes de morir, decidió no dejar rastro de gran parte de su trabajo e informes, por ello, una gran cantidad de datos sobre el origen del conductismo son simples hipótesis.

Retomando algunos conceptos

Desde mediados del siglo XX fue tomando cada vez más fuerza la formulación positivista de erradicar de la ciencia toda propuesta pasible de ser considerada metafísica. Se afianzo el realismo empirista: los fenómenos deben ser entendido sobre la base de los fenómenos en sí mismos, de lo fáctico, de hechos empíricos.

Se preconiza que toda concepción científica debe ser encuadrada dentro de las leyes naturales (naturalismo), desprovista de concepciones religiosas o sobrenaturales y fundada en aspectos materiales.

Consecuentemente con ese “espíritu de la época” toda doctrina psíquica debía estar enmarcada en el ámbito de las leyes físicas y biológicas (de las que la fisiología era un derivado) y que los problemas de la psicología debían ser reducidos a la forma de problemas de la física.

La psicología Científica nacida en Alemania (Wundt) pretendía satisfacer alguno de los preceptos de su contexto histórico cultural, practicando un fisicalismo que analizaba la conciencia, por ejemplo.

Ya instalado el Siglo XX se comienzan a escuchar voces y criticas acerca de esa psicología.

Liliana Zampella y Cecilia Garcia

Psicología Conductista

El movimiento conductista es una de las reacciones contrarias a la psicología alemana.

Le Critica:

Su objeto de estudio: la conciencia

Su método: introspección, al que no considera científico.

Su dualismo (defiende un monismo materialista)

Su academicismo (falta de aplicabilidad de la psicología).

El lugar correcto, el momento apropiado.

Condiciones sociales y científicas del surgimiento de la Psicología conductista en Norteamérica.

Razones socioculturales

En los comienzos del siglo XX Estados Unidos ocupa un lugar predominante en el concierto mundial. Basado en el desarrollo de una política expansiva, con un territorio plagado de riquezas y disfrutando de una relativa estabilidad social, se ubica como un capitalismo moderno en expansión.

Muestra una creciente prosperidad, un gran desarrollo de la producción agrícola e industrial. Henry Ford saca al mercado los primeros autos en 1903, se buscan nuevos mercados y la expansión geográfica, económica y cultural

nuevos mercados y la expansión geográfica, económica y cultural Cadena de montaje I Phone X Armado

Cadena de montaje I Phone X

nuevos mercados y la expansión geográfica, económica y cultural Cadena de montaje I Phone X Armado

Armado de autos Audi

Liliana Zampella y Cecilia Garcia

Liliana Zampella y Cecilia Garcia Psicología Conductista Cadena de montaje. Película Tiempos Modernos Al interior de

Psicología Conductista

Cadena de montaje. Película Tiempos Modernos

Al interior de la sociedad, los mensajes se orientan a la obtención del éxito personal debido a la laboriosidad y el propio esfuerzo (los self-made men) que resaltan la consideración del carácter industrioso del ser humano y la necesidad de tener en cuenta valores de esa sociedad para recibir los beneficios de su prodigalidad.

Razones científicas

El arraigo del evolucionismo, con la concepción de la biología como una teoría general de los organismos determinados por su interrelación con el medio, provoca el fin de las creencias en un reino humano separado y distinto, como especie biológica de los demás seres vivos, aportando la noción de continuidad.

La exigencia epistemológica positivista de que la creencia se despoje de toda metafísica y se funde sobre patrones físicos naturales.

Surgimiento del nuevo paradigma

Muchos historiadores de principios del siglo XX (e.g., Boring, 1950/1978; Heidbreder, 1933/1976; Woodworth, 1931) consideraron a John B. Watson (1879-1958) como el fundador del conductismo; otros posteriormente, como Kazdin (1978), han visto en él al catalizador de un movimiento que ya estaba en marcha, a partir del pensamiento funcionalista propiciado por William James (1842-1910) y desarrollado de forma más fundacional en la Universidad de Chicago por autores como John Dewey (1859-1952) o James Angell (1869-1949), supervisor del propio Watson.

Sea como fuere, la obra de Watson marcó un hito en la psicología contemporánea, y en 2013 se celebra el primer centenario de la publicación de su principal contribución:

"Psychology as the Behaviorist Views it", conocida como "el manifiesto conductista".

Un año después de que Wertheimer (1912) publicara en Alemania su influyente artículo sobre el "fenómeno phi", origen de la psicología de la Gestalt, Watson (1913)

Liliana Zampella y Cecilia Garcia

Psicología Conductista

publicó el MANIFIESTO CONDUCTISTA. Podemos considerar a ambos autores como figuras claves del cambio en la forma de pensar en psicología, aunque sus ideas e intereses iban por caminos diferentes. Watson continuaba interesado en el estudio de las "unidades fundamentales", siguiendo el enfoque analítico de sus predecesores asociacionistas. Wertheimer, por su parte, nunca estuvo de acuerdo con que el análisis del fenómeno consciente nos ayudara a entender este proceso superior.

J. B. Watson (1913) propone un cambio en el objeto de estudio tradicional de la psicología. Con Watson, ya no será el estudio de la mente o de la consciencia, sino el análisis experimental de la conducta.

El manifiesto conductista comienza con la siguiente afirmación:

"La psicología como la ve el conductista es una rama de las ciencias naturales, objetiva y experimental. Sus metas teóricas son la predicción y el control de la conducta"

(Watson 1913, p. 158).

Los datos de la psicología han de ser exclusivamente los datos objetivos de la conducta, sin necesidad de describirlos utilizando términos mentales. La consideración de los problemas mente-cuerpo no afecta, afirmó el autor, ni el tipo de problema a estudiar ni la formulación de la solución a tales problemas

Este fuerte rechazo a la utilización de términos mentalistas y a los estados mentales como objeto llevaron a Watson a desechar también la introspección como método de estudio. Al haber tomado como tarea el estudio de la mente consciente, la psicología derivó hacia cuestiones especulativas sobre los elementos de la mente o la naturaleza del contenido consciente, utilizando el método de la introspección. Watson (1913) razonó que ni esas cuestiones son las relevantes para el avance de la psicología como disciplina científica, separándola de otras ciencias objetivas y experimentales, ni el método de la introspección permite encontrar regularidades reproducibles, por cuanto depende del observador y no de la realidad observada.

Watson destacó que la introspección también es limitante en cuanto a los problemas que puede permitir abordar, razón por la cual defendió la necesidad de una nueva metodología que permitiese abordar otros y nuevos problemas.

Liliana Zampella y Cecilia Garcia

Entonces….

Psicología Conductista

El conductismo surgió en EEUU a comienzos del siglo XX (reformas importantes en la

industria, corrientes migratorias y primera guerra mundial), por lo tanto la teoría psicológica respondía a las necesidades de esa sociedad.

La cercanía a la Primera Guerra mundial (1914) determinaba la necesidad de hombres mejores dotados para la industria y la guerra.

La psicología funcionalista no lograba dar respuesta a los requerimientos de la

sociedad, que exigía teorías optimistas sobre el aprendizaje que respaldaran la posibilidad de remodelar/reeducar al hombre según formas mejores y más exitosas.

• Las ideas del positivismo, imperantes en la ciencia, imponían la necesidad de una psicología objetiva.

¿De qué se nutrió el Conductismo?

Positivismo

El modelo de ciencia que adopta el conductismo es la concepción positivista iniciada por Augusto Comte.

Sus postulados fundamentales en tres principios que afectaron con mucha fuerza la psicología conductista:

1. El principio de fenomenalismo, indica que solo aquello que es directamente accesible a través de la experiencia sensorial, puede ser objeto de conocimiento científico.

2. El principio del nominalismo, indica que el lenguaje científico debe hacer referencia

a objetos externos, individuales y particulares y no a entidades abstractas y

universales.

3. El principio de la unidad de la ciencia, indica la existencia de un único método de

conocimiento científico, y todas las ciencias sin excepción deben seguirlo, siendo el

método privilegiado el de las ciencias naturales.

Pragmatismo

Liliana Zampella y Cecilia Garcia

Psicología Conductista

Uno de los primeros productos de la influencia que tuvo en la filosofía norteamericana la teoría de la evolución, fue el pragmatismo.

La tesis central de la teoría pragmatista, fue expuesta por Peirce y consistía en postular que la verdad de una idea deriva de sus consecuencias prácticas (para que una idea sea significativa debe tener algún efecto práctico en nuestras acciones). Para los pragmatistas, todo conocimiento tiene un fin práctico.

La veracidad de las hipótesis científicas debe ser establecida en función de las consecuencias prácticas que producen, por lo tanto, una hipótesis científica es verdadera cuando resulta útil para explicar lo que se propone

Pávlov y el Condicionamiento clásico

Antes un poco de historia. Un adelantado para su época: Descartes

Probablemente ningún otro concepto fisiológico ha influido tanto sobre la psicología moderna como el de reflejo. Se comprende que, en un clima mecanicista, una estructura anatomofisiológica tan recortada como el arco reflejo fuera celebrada por quienes deseaban a toda costa dar con los átomos o elementos básicos del psiquismo.

Aunque el término “reflejo” fue utilizado expresamente por primera vez en 1685 por un médico llamado Willis, fue Descartes quien estableció en forma clara la unidad fisiológica de análisis de la conducta involuntaria, que hoy conocemos con ese nombre. Pese a lo rudimentario de la fisiología de la época, el esquema cartesiano del reflejo era substancialmente

“Una llama, decía, excita un nervio, el cual a su vez transmite al cerebro una corriente ascendente de espíritus animales, allí, esos espíritus penetran por los poros de una cavidad, donde incitan a otros espíritus de refuerzo a descender al lugar de la quemadura, para mover el músculo que sirve para retirar del fuego al miembro afectado.”

Liliana Zampella y Cecilia Garcia

Psicología Conductista

Liliana Zampella y Cecilia Garcia Psicología Conductista De esta forma explicaba Descartes cómo la máquina corporal

De esta forma explicaba Descartes cómo la máquina corporal “puede ser incitada por los objetos exteriores que afectan a los órganos de sus sentidos a mover sus miembros de mil diferentes maneras”; por otra parte, nunca afirmó Descartes que todas las acciones humanas pudieran explicarse de esta manera, en tanto, a su juicio, el alma del hombre configuraba la conducta, alterando las conexiones entre estímulos y respuestas en función de una libre racionalidad de que carecían los animales.

Aparte de los problemas que le planteara a Descartes, como vemos, su planteo dualista” cuerpo-alma”, en los años siguientes, a medida que la idea de reflejo se fue consolidando anatomofisiológicamente, fue creciendo también la conciencia de su relevancia psicológica. La cima de este proceso de magnificación psicológica del reflejo se alcanzó con Sechenov, quien en su trabajo “Los reflejos del cerebro” de 1863, afirmó que toda la conducta, tanto la involuntaria como la voluntaria, era explicable en términos reflejos.

El trabajo de John Dewey “El concepto de arco reflejo en psicología” de 1896 constituyó una reacción contra esta tesis exagerada, subrayando la actividad y continuidad de la conducta. Ya a partir de ese momento, como veremos más adelante, el giro dado por Pávlov a la investigación de los reflejos orientó las cosas por otros caminos.

En el otro extremo del mundo, la fisiología está presente.

En el otro extremo del mundo, la fisiología está presente. Iván Pávlov nació en Rusia en

Iván Pávlov nació en Rusia en la ciudad de Riazán en 1849. Ingresó a la Universidad de Petersburgo en 1870, donde estudió medicina, no para hacerse médico, según sus propias palabras en su Autobiografía, sino para obtener el título de doctor en medicina y poder así ingresar como asistente e investigador en el campo de la fisiología. Ya desde sus estudios previos en el seminario de su ciudad natal había mostrado interés

Liliana Zampella y Cecilia Garcia

Psicología Conductista

notable por las ciencias naturales. En 1878 comenzó su trabajo de investigación en fisiología en el laboratorio de una clínica. Según sus palabras

“Representaba la posibilidad de consagrarse por entero al trabajo de laboratorio pues no tenía ninguna obligación en los servicios clínicos. Trabajé meses y años sin preocuparme por el trabajo que realizaba era el mío o el de otro. Una gran parte de mi labor en este laboratorio consistió en participar en los trabajos de mis colegas. Allí preparé mi tesis sobre los nervios centrífugos del corazón e inicié los trabajos sobre la digestión que hicieron conocer mi nombre en el extranjero. Había escogido y concebido los dos temas de modo completamente independiente.”

En 1890 obtuvo una cátedra, un laboratorio propio y, simultáneamente, dos cargos: el de profesor de farmacología (y más tarde de fisiología) en la Academia Militar de Medicina y el de director de la Sección de Fisiología del Instituto de Medicina Experimental.

Dice en la Autobiografía: “Con ello obtenía, al mismo tiempo, medios pecuniarios suficientes y libertad de acción en el laboratorio. Antes tenía que pagar por cada animal para las experiencias, lo cual, dadas las posibilidades materiales limitadas, repercutía sobre la envergadura del trabajo de investigación.”En 1904 le fue otorgado el premio Nobel. Vivió sus últimos años rodeado de la admiración de todos. Ningún otro científico ha despertado tal simpatía y entusiasmo populares. En 1936 murió a los ochenta y siete años, hallándose aún en plena capacidad y laboriosidad.

Fue en 1903 que Pávlov usó por primera vez el término “reflejo condicionado”. Ya en años anteriores había notado que en sus perros, junto a la secreción refleja estricta provocada por el contacto material del alimento, funcionaba una “secreción psíquica”; la psique regulaba, pues, en una manera, la acción de las glándulas salivares.

De cualquier forma, ya que a partir de 1900 desechó expresiones “mentalistas” como la anterior, y orientó los trabajos de su laboratorio hacia la investigación puramente científico natural del problema, limitándose a operar como fisiólogo con fenómenos externos y sus relaciones. En 1905 quedaba demostrada experimentalmente la posibilidad de condicionar estímulos auditivos, visuales y olfativos, y desde entonces hasta el momento de su muerte, el laboratorio del gran maestro permaneció en plena y fecunda actividad. Lo que en un principio creyó Pávlov que sería una cosa de poco tiempo, se convirtió en una de las empresas científicas de más alcance que han contemplado la biología y la psicología de nuestro siglo.

Liliana Zampella y Cecilia Garcia

Un perrito que paso a la historia.

Psicología Conductista

Conductista https://www.youtube.com/watch?v=7Uihz6qzhIo Con la ayuda de metrónomos, luces y campanas que

Con la ayuda de metrónomos, luces y campanas que funcionaban como elementos sustitutos de la comida, Pavlov comprueba que lo que importa para que el animal segregue saliva no es el alimento, sino que algo que funcione como señal inequvoca de que el alimento se encuentra en camino.

Entrenó entonces a un perro para que al sonar la comapana (estimulo nutro) salivara provocando una respuesta no determinada biologicamente.

Veamos:

1.- Estimulo original (comida) provoca una respuesta automatica no

aprendida (saliva).

Esto es un REFLEJO NO CONDICIONADO.

2.- Un segundo estimulo neutral (campana) quenunca provocaria la respuesta por si misma, se introduce en el momento en que se presenta el estimulo original(comida).Este proceo se repite vvarias veces.

Si el estimulo neutral (campana) se presenta solo y se produce una respuesta (saliva), decimos que ha tenido lugar un condicionamiento. Un estimulo neutral se convirtio en estimulo condicionado.

Liliana Zampella y Cecilia Garcia

Psicología Conductista

Liliana Zampella y Cecilia Garcia Psicología Conductista En este video se podrá relacionar lo leído hasta
Liliana Zampella y Cecilia Garcia Psicología Conductista En este video se podrá relacionar lo leído hasta

En este video se podrá relacionar lo leído hasta ahora.

Pinky y cerebro. Reflejo condicionado

Conductismo Clásico

Pinky y cerebro. Reflejo condicionado Conductismo Clásico John Broadus Watson (1878/ 1958) se desempeñó a partir

John Broadus Watson (1878/ 1958) se desempeñó a partir de 1908 como profesor y director del laboratorio de Psicología en la Universidad Johns Hopkins de Baltimore en Estados Unidos, durante los años que permaneció en dicha Universidad realizó una intensa actividad en el ámbito de la investigación experimental.

Siguiendo entonces, el modelo de cientificidad imperante en Estados Unidos en ese momento histórico, Watson pensaba el ámbito de trabajo e investigación de la Psicología dentro del marco de las Ciencias Naturales, y así lo expresaba:

“El conductismo es una ciencia natural, que se arroga todo el campo de las adaptaciones humanas. Su compañera mas intima es la fisiología.” (Watson, 1945b,

p.34)

Liliana Zampella y Cecilia Garcia

Psicología Conductista

Sostiene que la psicología que desarrolla es una rama de las ciencias factico naturales, mientras que la psicología de la conciencia, con su objeto y su método, solo era pseudociencia.

La psicología conductista es una disciplina estrictamente objetiva y experimental, cuya finalidad es el control y predicción de la conducta, tanto animal como humana, según su fundador.

Cuenta con una metodología objetiva: observación directa y experimentación.

El fenómeno que investiga es un hecho observable y mensurable.

Se debe estudiar al hombre como un organismo de reacción, teniendo en cuenta su relación con el medio físico y social.

Realiza la observación y experimentación en estrictas condiciones de laboratorio, con control de variables, procedimientos estandarizados y análisis objetivos.

Proponía además, una ciencia libre de conceptos mentalistas, ya que para él los términos “conciencia”, “alma”, “mente” referían a eventos privados y subjetivos, y por lo tanto no pueden ser utilizados por una ciencia que pretenda ser objetiva, tan objetiva como la física y la química. Por otra parte señalaba la imposibilidad de arribar a conclusiones de validez científica utilizando métodos subjetivos, de ahí su crítica a los métodos introspectivos utilizados por la psicología hasta ese momento. La idea de que la psicología debía abandonar el uso de la introspección, se vio reforzada también por el enorme desarrollo que habían logrado las investigaciones en psicología animal, tal como señaláramos anteriormente, donde naturalmente no era posible la aplicación del método introspectivo.

Teniendo en cuenta la idea de ciencia de la que partía, señala entonces como objeto de estudio para la Psicología “la conducta observable” y como método “la observación experimental”.

Watson se sentía favorablemente inclinado a la Psicología aplicada (ya se señaló anteriormente la influencia del Pragmatismo), y definía a la Psicología como la ciencia del comportamiento, siendo su finalidad la predicción y el control de la conducta, convirtiéndose así en una ciencia aplicada y aplicable que debía describir objetivamente los actos conductuales en términos de estímulo y respuesta.

Liliana Zampella y Cecilia Garcia

Delimitación de problemas a resolver

Psicología Conductista

Según este modelo, un buen psicólogo conductista debía poder dar respuesta a los siguientes problemas:

Dado el estímulo poder predecir la respuesta

Dada la respuesta poder inferir el estímulo que la produjo

Si una respuesta no es heredada poder explicar como se aprendió.

Requisitos que debe respetar esta psicología

Watson plantea que la psicología tiene que:

Dedicarse a investigar lo observable: el comportamiento.

Utilizar metodología objetiva, verificable, experimental

Pode predecir y controlar ese comportamiento

Ser aplicable y útil

Promover la adaptación, o sea, el ajuste o reajuste del hombre a su medio.

Ante un posicionamiento de Watson como el reflejado anteriormente, quiero centrarme en tres cuestiones: ¿qué entiende Watson por conducta?, ¿qué entiende por aprendizaje? y ¿qué es la ciencia para él?

Conducta es cualquier cosa que un organismo hace, podría sostenerse desde la visión de Watson. Sin embargo, y a pesar de aserciones tan generales como esta, Watson pensó, en una vena más molecular, que la conducta es reducible a movimientos musculares y activación de las glándulas, como también puede serlo el pensamiento. Así, Watson (1914) llegó a afirmar:

"Un hombre que perdiese de repente su aparato laríngeo sin tener lesiones en otros mecanismos corporales, ya no sería capaz de pensar" (p. 327; ver desarrollos adicionales en Watson, 1920).

Watson creía, además, que las unidades moleculares de análisis eran todas reducibles a fenómenos físicos, y en 1913 aseveró que los hallazgos de la psicología se prestan a ser explicados en términos físico-químicos.

La tarea del psicólogo consistiría en descomponer la conducta para conocer sus unidades constitutivas, y también en poder explicar cómo esas unidades (los

Liliana Zampella y Cecilia Garcia

Psicología Conductista

movimientos moleculares) son finalmente integradas en lo que llamamos conducta. Watson pensó que dicha integración era de naturaleza aditiva, es decir, que no había una diferencia emergente entre ambos niveles, el molecular y el molar (Meazzini & Ricci, 1986).

Con respecto a la segunda cuestión, y siguiendo a Watson, lo que el organismo aprende, bien sea a lo largo de su vida o en las situaciones experimentales de condicionamiento, son relaciones entre estímulos y respuestas. Los principios asociacionistas de frecuencia y novedad darían cuenta del aprendizaje, entendiendo por tales la preeminencia de las asociaciones (relaciones) dadas con mayor frecuencia y de forma más reciente. El condicionamiento, entendido en términos de asociación por contigüidad (entre los estímulos y las respuestas), quedó incorporado de esta manera a la teoría de Watson.

Su entusiasmo en la nueva disciplina, su convencimiento de que casi todo puede ser aprendido, y de que todo lo que somos depende del aprendizaje, es decir, su apuesta por un ambientalismo a ultranza, llevó a Watson a escribir la tan citada y criticada frase:

Dadme una docena de niños sanos, bien formados y con mi ambiente específico para educarlos en él, y garantizo poder tomar cualquiera de ellos al azar y entrenarlo para que sea especialista en lo que yo seleccione -médico, abogado, artista, mercader, e incluso pedigüeño o ladrón- sin importar sus talentos, inclinaciones, tendencias, habilidades, vocación o quiénes fueron sus antepasados. (Watson, 1924/1955, p. 82)

En cuanto a la ciencia, Watson (1913) planteó que su "razón final para esto es aprender los métodos generales y particulares por medio de los cuales pueda controlar la conducta" (p. 168). Desde entonces la labor de los conductistas se constituyó en predecir y controlar la conducta de los organismos: "Una ciencia debe conseguir algo más que una descripción de la conducta como un hecho consumado. Debe ser capaz de predecir el curso futuro de la acción" (Skinner, 1953/1970, p. 69).

En los tiempos de Watson, los científicos parecían estar divididos en aquellos que pensaban que el objetivo de la ciencia era llegar a entender los fenómenos naturales, para los cuales las teorías representaban un papel fundamental, y los que defendían que la misión de la ciencia era la predicción y el control, dando mucha importancia a las generalizaciones empíricas y poca a las construcciones teóricas. Watson se encontraba entre estos últimos (Boakes, 1984/1989).

Liliana Zampella y Cecilia Garcia

Psicología Conductista

Aportes de Watson a las teorías del aprendizaje asociacionistas

Para explicar el aprendizaje, Watson se posiciona, dentro de los que se llaman teorías contigüistas, ya que se centra en la asociación por contigüidad temporo-espacial entre estímulo y respuesta.

En el caso del aprendizaje de respuestas conocidas a nuevas situaciones, la explicación para Watson se sitúa como ya señaláramos, a partir del condicionamiento clásico. Pero cuando se trata del aprendizaje de respuestas nuevas, nos dice que los datos experimentales le han mostrado que frente al nuevo problema a resolver, el sujeto emitirá una serie de respuestas distintas aprendidas y no aprendidas, hasta que finalmente aprenderá la respuesta correcta y adquirirá un nuevo hábito a partir de seleccionar dicha respuesta del repertorio de respuestas dadas, en función de dos principios:

Principio de Frecuencia

Principio de Recencia o Novedad

Veamos un ejemplo presentado por Watson que nos aclarará dichos principios:

Colocamos a un niño de tres años, cuyos hábitos de manipulación ya están bien establecidos, frente a una caja problema, que solo puede abrirse ejecutando un determinado acto, por ejemplo - oprimiendo un pequeño botón de madera Antes de entregársela, le enseñamos la caja abierta, que contiene caramelos, luego la cerramos y le prometemos que si la abre recibirá uno. El niño intentará resolver el problema, haciendo todo cuanto aprendió a hacer en situaciones similares, supongamos que efectúa 50 respuestas distintas, aprendidas y no aprendidas, hasta que finalmente en la respuesta número 50 logra abrir la caja habiéndole insumido 20 minutos resolver el problema. Cuando la abre, le damos un caramelo, cerramos la caja y se la entregamos nuevamente. Ahora efectuará menor número de respuestas, y estas serán aún más escasas la tercera vez. A la décima prueba, o antes, podrá abrir la caja en 2 segundos sin realizar ningún movimiento superfluo.

en 2 segundos sin realizar ningún movimiento superfluo . ¿A qué se debe semejante reducción del

¿A qué se debe semejante reducción del tiempo y porqué se eliminan gradualmente la serie de movimientos innecesarios para la solución?

Lo explicamos a través de lo que llamamos frecuencia y novedad, dado que si bservamos la serie de respuestas, solo perdurará el movimiento más frecuente

Liliana Zampella y Cecilia Garcia

Psicología Conductista

de todos los realizados -en éste caso el número 50- que le permitía abrir la caja y por otro lado es ese movimiento la última respuesta dada, o sea la más reciente, antes de solucionar el problema. (Watson, 1945c)

Importancia del ambiente

Frente a la polémica innato/adquirido, Watson adopta una postura medioambientalista, ya que concede muy poca importancia al bagaje heredado, lo limita a la presencia en el momento del nacimiento de reflejos fisiológicos y de tres respuestas emocionales incondicionadas, a las que llama “emociones básicas”, ellas son el miedo, la ira y el amor 1 , pero aclara que las llama de esa manera porque no encuentra otra forma más adecuada y que no deben confundirse con lo que habitualmente llamamos miedo, ira y amor en la vida cotidiana, sino que son respuestas emocionales 2 observables a través de signos externos y producidas por estímulos específicos.

En el caso de la respuesta incondicionada o emoción básica llamada miedo, los estímulos específicos que la suscitan en un bebé recién nacido son: la producción de un ruido fuerte que sea percibido por el bebé o la pérdida de la base de sustentación. Las respuestas que se observan, frente a los estímulos mencionados son:

contracciones corporales; pausa en la respiración, seguida de una respiración acelerada; llanto.

Si se trata de la respuesta incondicionada o emoción básica llamada ira, el estímulo específico que la suscita es la sujeción de pies y manos del bebé, obstaculizándole los movimientos. Las respuestas que se observan, frente al estímulo mencionado son:

rigidez corporal; gritos y enrojecimiento de la piel.

Finalmente la respuesta incondicionada o emoción básica llamada amor, el estímulo específico que la suscita es la caricia en el cuerpo del bebé. Las respuestas que se observan, frente a los estímulos mencionados son: la piel se vuelve rosada; el cuerpo se relaja; el bebe se tranquiliza.

Utilizando la técnica de condicionamiento clásico, descripta con anterioridad, Watson logra en situaciones experimentales muy controladas que estas respuestas

1 N. d A: Watson y su equipo de investigación llegan a ésta conclusión después de haber observado a cientos de bebes recién nacidos, llevando un registro detallado de los estímulos que disparaban y las respuestas que los bebes emitían, luego el análisis de los registros y el cruce de datos, les permitió concluir que eran las únicas tres respuestas que aparecían en todos los registros.

2 N d A: Cuando Watson habla de emociones, se refiere a respuestas psicofisiológicas emitidas por un organismo y que tienen carácter adaptativo.

Liliana Zampella y Cecilia Garcia

Psicología Conductista

emocionales de miedo, amor e ira se emitan frente a nuevos estímulos a partir del condicionamiento. Uno de los experimentos más conocidos, utilizando esta técnica, es el que realizó con un bebé 11 meses y 3 días conocido como el “pequeño Albert” 3 , a quien condicionó a dar una respuesta emocional de miedo frente a una rata blanca. video pequeño Albert

El programa iniciado por Watson convocó muchas adhesiones en los psicólogos de Estados Unidos donde el conductismo se convirtió en el Paradigma dominante durante muchos años.

Unos años después…

dominante durante muchos años. Unos años después… Concepto de refuerzo: Skinner: La influencia de Watson en

Concepto de refuerzo:

Skinner:

La influencia de Watson en la psicología empezaba a decaer y empezaba a ser revisada su obra, una de las mismas era la ley de frecuencia que él había contrapuesto a la ley de efecto propuesta por Thorndike.

3 N.d A.: Este experimento no se podría realizar hoy en día en psicología ya que en la actualidad sería considerarlo contrario a la ética de la experimentación científica.

Liliana Zampella y Cecilia Garcia

Psicología Conductista

Liliana Zampella y Cecilia Garcia Psicología Conductista La teoría conexionista propuesta por Edward Thorndike,

La teoría conexionista propuesta por Edward Thorndike, planteaba que la forma más característica de aprendizaje, tanto en animales inferiores, como en hombres, se producía por ensayo y error, o por selección y conexión. Sus principales experimentos fueron con gatos. Por ejemplo, puso un gato hambriento encerrado en una caja con un mecanismo oculto que se movía por medio de una palanca. Si el gato manipulaba correctamente la palanca la puerta se abría y el animal alcanzaba la comida que estaba afuera. Los primeros ensayos se caracterizaron por arañazos, mordidas y gran cantidad de movimientos infructuosos antes de que el animal moviera la palanca. Esto hizo pensar a Thorndike que el gato no entiende realmente la manera de escapar, sino que aprende grabándose respuestas correctas y borrando respuestas incorrectas.

escapar, sino que aprende grabándose respuestas correctas y borrando respuestas incorrectas. Aprendizaje Instrumental 19

Liliana Zampella y Cecilia Garcia

Psicología Conductista

A partir de estos experimentos Thorndike formuló leyes de aprendizaje llamadas: la de asociación, efecto y ejercicio

Ley de Asociación: postula que la asociación es una importante condición del aprendizaje porque la satisfacción o frustración depende de un estado individual de asociación.

Ley del Efecto: condicionamiento instrumental (la que más se conoció) toda repuesta que se acompañe de una sensación agradable es más probable de aprender y por el contrario aquella respuestas de acompañadas de displacer generan conexiones débiles.

de acompañadas de displacer generan conexiones débiles. Ley de Ejercicio : que sostiene que el ejercicio

Ley de Ejercicio: que sostiene que el ejercicio o la práctica de la respuesta apropiada contribuye a fortalecer la conexión entre el estímulo y la respuesta correspondiente.

conexión entre el estímulo y la respuesta correspondiente. Estas conexiones, que Thorndike caracterizó como

Estas conexiones, que Thorndike caracterizó como conexionismo, entre el comportamiento animal, la respuesta ambiental, y los efectos de esa respuesta en el

Liliana Zampella y Cecilia Garcia

Psicología Conductista

animal, evolucionarían hacia una teoría más compleja y sofisticada desarrollada por B. F. Skinner en su teoría del condicionamiento operante.

B. F. Skinner en su teoría del condicionamiento operante . Conductismo radical Burrhus Frederic Skinner (1904-

Conductismo radical

Burrhus Frederic Skinner (1904- 1992) fue uno de los más importante adherentes al conductismo. Se definió como un anti teórico y se lo conoció como radical en su posicionamiento anti mentalista, ambientalista y su rigurosidad en la experimentación. Puso el énfasis en el aspecto pragmático, en vez de considerar como objetivo principal la contrastación de hipótesis y teorías. El criterio de verdad también es pragmático. El conocimiento científico es un conjunto de reglas para la acción eficaz, es más "verdadero" cuanto más posibilite dicha acción. No se opuso a construir teorías, sino a cierta manera de teorizar excesivamente especulativa.

Objeto de estudio

El objeto de estudio de la psicología para este autor (igual que para Watson) es la conducta que se puede predecir y controlar sin que sea necesario conocer lo que pasa en el interior (fisiología). Es la acción del organismo entero y no de una parte. No considera lo esencial de la conducta a la actividad de músculos y órganos en sí mismos

Determinismo ambiental

Para Skinner toda conducta está determinada por contingencias ambientales, sean estas filogenéticas u ontogenéticas. Para este autor un organismo no actúa de una manera determinada para ser reforzado, sino más bien, la conducta de dicho organismo se presenta por que en el pasado fue reforzado en situaciones similares. El ambiente es un componente inherente a la conducta. La conducta no puede separarse del contexto en el cual ocurre, y para definir una conducta hay que identificar los factores ambientales involucrados

Skinner parte del supuesto de que buena parte del repertorio conductual de la especie humana es operante, es decir, es conducta controlada por los efectos que ésta tiene en el ambiente al ser emitida y de las relaciones funcionales que tales efectos implican. A partir de este supuesto, Skinner señala que es posible reconocer, en

Liliana Zampella y Cecilia Garcia

Psicología Conductista

general, dos tipos de conducta operante. La primera, común entre las especies, es el tipo de conducta que tiene efectos directos sobre el ambiente, que modifica un estado de cosas determinado o se relaciona con consecuencias particulares mediante el contacto físico o mecánico con estas. Por ejemplo: la paloma que picotea sobre una tecla para tener acceso a la bandeja de comida o el del hombre que extiende su brazo, agarra un vaso de agua y lo lleva hasta su boca para calmar su sed. Ambos ejemplos describen situaciones donde la conducta es efectiva por sí misma.

La segunda es otro tipo de conducta operante, propia de nuestra especie y que se caracteriza justamente por ser conducta cuyos efectos son mediados por la conducta de otro individuo. Al "comportamiento que es efectivo o reforzado por la mediación de otras personas" fue al que Skinner denominó "conducta verbal", conducta a la que dedicó 23 años de exploración y análisis que le condujeron a la publicación de Conducta Verbal, libro cuyo principal objetivo fue mostrar, más allá de una extrapolación de los principios del análisis operante a la conducta humana de naturaleza verbal, la posibilidad de un análisis de los fenómenos del lenguaje como conducta que puede explicarse en términos de las relaciones funcionales o "causales" que la gobiernan, análisis imprescindible para Skinner, quien entendió por fin último de la ciencia psicológica la predicción y el control de la conducta de los organismos, incluyendo la conducta verbal.

Monismo físico

La posición ontológica de Skinner, se podría decir que se trata de un monismo físico (aunque Skinner nunca uso el término): el mundo es uno solo, y todo lo que sucede en él es reductible a principios de la física, aun los llamados fenómenos psicológicos y sociales. El objetivo principal de la ciencia es la predicción y el control. Los eventos privados y los públicos tienen las mismas dimensiones físicas. Lo que se siente o se observa introspectivamente, lo que se suele llamar fenomenología, no es un mundo no físico (mente, conciencia, vida mental), sino el propio cuerpo del observador. Lo que una persona observa, aquello de lo que habla, es siempre el mundo real y físico, no hay otro mundo inmaterial. Una pequeña parte del universo está contenida dentro de nuestra piel, el hecho de que se ubique dentro de ese límite no implica que tenga un status distinto que el físico. Los eventos privados refieren a eventos físicos reales, y su status ontológico es el mismo que el de cualquier otro evento físico.

Liliana Zampella y Cecilia Garcia

Psicología Conductista

Condicionamiento Operante (cajas de Skinner)

El condicionamiento operante sostiene que se aprende aquello que es reforzado. Esta postura se basa en la idea de que el comportamiento está determinado por el ambiente. Skinner presenta un análisis funcional del comportamiento, considerando a la conducta como una variable dependiente de sus consecuencias (refuerzo) a diferencia del condicionamiento clásico en que la conducta depende de los estímulos que la anteceden-.

Antecedentes ---> Comportamiento ---> Consecuencias

El comportamiento puede ser modificado cambiando o controlando tanto los antecedentes como las consecuencias de la conducta, o bien ambos. Pese a esto, la teoría se ha centrado más en describir el efecto de las consecuencias de la conducta que en la modificación de ésta. Tanto el condicionamiento clásico como el operante utilizan los componentes básicos -estímulos y respuestas- para explicar el aprendizaje, pero difieren en su ordenamiento. Mientras en el condicionamiento clásico la atención se centra en el estímulo que causa la respuesta, en el condicionamiento operante, la atención está puesta en la consecuencia que sigue a una respuesta determinada y en el efecto que ésta tiene sobre la probabilidad de emisión de la respuesta en el futuro.

Este autor definió dos tipos de conducta:

Conducta respondiente: es la

reflejos y conductas aprendidas con el condicionamiento respondiente o pavloviano, que consiste en cambiar el estímulo. Es conducta llamada involuntaria, y su causalidad es mecanicista. La relación es de estímulo-respuesta: la conducta es una reacción a los estímulos inmediatamente precedentes. Se denomina "respondiente" a esta clase de relación funcional entre estímulo y respuesta, y a la conducta que está controlada

por este tipo de relación funcional.

que es provocada por un estímulo antecedente. Son

En este tipo de conducta es más importante el estímulo que la respuesta.

E- r

un

organismo hace, y que podemos determinar observando las relaciones con su ambiente, es la acción del organismo sobre el mundo externo. Skinner agrega el concepto de operante. Es la conducta llamada voluntaria, y su modo causal es la selección por consecuencias. El término operante enfatiza que la conducta opera en el ambiente para generar consecuencias.

Conducta operante:

Es

la que

le

intereso estudiar a este autor, es

lo que

Liliana Zampella y Cecilia Garcia

Psicología Conductista

En este tipo de conducta la respuesta es más importante que el/los estímulos que la provocaron e-R y es condicionada por refuerzos.

Refuerzo: Es todo factor positivo o negativo que se encuentra presente en el entorno de la operante y en algún grado de conexión con la emisión de la misma. El hecho de que una conducta haya sido reforzada aumenta las probabilidades de que esta conducta vuelva a repetirse Es toda recompensa que tiene el organismo por realizar esa conducta.

Ejemplo:

Refuerzo positivo “Dar un caramelo a un niño por haber realizado correctamente un ejercicio”

Refuerzo Negativo (no es castigo): Es la desaparición de un aspecto desagradable en el ambiente y que desaparece al surgir la conducta adapta. Ejemplo: “Alarma del ascensor que dejar de sonar al cerrar la puerta correctamente”

Ambos tipos de reforzadores son recompensa ya sea por la aparición de lo positivo para el organismo o por la eliminación de algo desagradable para el mismo.

o por la eliminación de algo desagradable para el mismo. Los programas de reforzamiento Skinner consideró

Los programas de reforzamiento

Skinner consideró que su investigación sobre los programas de reforzamiento constituía el principal aporte de su obra. El definió 2 clases de programas los que son

Liliana Zampella y Cecilia Garcia

Psicología Conductista

reforzados por intervalos de tiempo (fijo y variable) y los reforzados por razón (cantidad de respuestas, fijas o variables).

El gran descubrimiento del condicionamiento operante es que la conducta de un organismo cualquiera cae bajo el control de ciertos estímulos debido a sus consecuencias, y los programas de reforzamiento establecían las diferentes relaciones temporales en que podía darse dicho control.

Programas de intervalo (fijo o variable)

Aquí, los refuerzos se administran cada cierto tiempo determinado. En el intervalo fijo, este período de tiempo es siempre el mismo, lo cual lo hace sumamente predecible y por lo cual tiende a disminuir la conducta inmediatamente después de entregado el refuerzo por ejemplo, si un curso sabe que la profesora pasará a revisar su trabajo cada quince minutos, es probable que los niños jueguen y conversen durante los primeros minutos, poniéndose a trabajar poco antes de que se cumplan los quince minutos y después que se haya ido la profesora sabrán que vuelven a tener un buen rato para conversar y jugar antes que ella vuelva. En cambio, en el intervalo variable el tiempo que transcurre entre un refuerzo y el próximo va cambiando acorde ese profesor lo crea más conveniente.

Programas de razón (fijo o variable)

En el reforzamiento de razón lo que importa es el número de respuestas ejecutadas y no el tiempo que pase entre cada refuerzo. En un programa de razón fija, el refuerzo es entregado cada cierto número de respuestas. Los programas de razón variable, por otro lado, refuerzan al individuo después de un número variable de respuestas, que oscilan alrededor de un promedio determinado. Este último programa hace que la conducta reforzada sea más resistente a la extinción. En el primer caso, por ejemplo, se reforzaría al alumno con un premio después de que resuelva correctamente 5 ejercicios de aritmética; en el segundo, en cambio, se reforzaría a veces después de 2 ejercicios correctos, a veces después de 4, 5 o 6 lo que el docente considere más apropiado en cada ocasión.

Crisis y caída del Conductismo

En los años 50, se observa una insuficiencia generalizada del conductismo para interpretar el comportamiento humano más complejo. Esto tiene que ver con algunos

Liliana Zampella y Cecilia Garcia

Psicología Conductista

de los principales postulados que caracterizaron a esta corriente psicológica tales como:

REDUCCIONISMO: toda la vida mental se reduce a elementos más básicos.

CONEXIONISMO: los principios asociativos conectan ciertas respuestas a ciertos estímulos.

SENSORIALISMO: los términos de la teoría son entidades físicas externas, estímulos, y movimientos motrices o glandulares, respuestas.

FIXISMO: El conductismo asume, como toda la psicología científica, los principios evolucionistas de Darwin. Este presupuesto fixista dio argumentos a que los psicólogos experimentales durante varias décadas investigasen el aprendizaje de ratas, gatos, perros o palomas, con la pretensión de generalizar los resultados y modelos al comportamiento humano.

POSITIVISMO LÓGICO: Fue el criterio epistemológico al que adhirieron la mayoría de los autores de esta corriente. Esta filosofía de la ciencia proponía un lenguaje fisicalista, la axiomatización de la teoría (utilización de un lenguaje formal lógico- matemático)

Desarrollos posteriores

Después de la resonante irrupción mediática de Skinner en el escenario de la psicología norteamericana, la siguiente etapa del conductismo se desarrolló a mediados de los 60. En esta época varios personajes intentaron aplicar los principios del conductismo a la práctica clínica esta nueva generación de autores, intentó poner en práctica el conductismo, y se vio en la necesidad de desarrollar formas adecuadas para el tratamiento de pacientes. Esto era muy diferente al laboratorio de Skinner, con sus ratas y palomas. Es entonces cuando el conductismo inicia su inevitable viaje a la extinción, pues la complejidad del escenario humano era inmanejable con la doctrina definida por Skinner.

Entre los autores que intentaron continuar y ampliar el modelo de Skinner fue Arthur Staats quien trabajo orientado a tratamiento de humanos, se conoció como “conductismo social” o “conductismo psicológico”.

Esta nueva generación de psicólogos enfocados en los seres humanos se dio cuenta que las personas no son influenciadas directamente por el ambiente sino por la

Liliana Zampella y Cecilia Garcia

Psicología Conductista

conciencia de una situación que define su circunstancia particular. Estos nuevos autores ampliaron los conceptos y empezaron a tener en cuenta procesos internos.

Otro de los autores que usó este modelo, fue el caso de Albert Bandura (1974-actual), quien no tuvo ningún inconveniente en introducir nociones como atención, memoria, juicio, etc., Bandura sugirió que el ambiente causa el comportamiento pero a su vez que el comportamiento causa el ambiente también. Definió este concepto con el nombre de determinismo recíproco: el mundo y el comportamiento de una persona se causan mutuamente. Para este autor aprendemos por modelado y uno de sus trabajos más conocidos fue el del “muñeco bobo”(experimento video) donde le muestra a un grupo de niños de una guardería un video de una adolescente subida a un muñeco inflable con forma de huevo pegándole y gritándole “estúpido”. Luego de esto los niños fueron conducidos a una sala de juegos donde había muñecos similares

y rápidamente empezaron a hacer lo que habían visto en el video con este

experimento Bandura logró demostrar que los niños imitaron el comportamiento sin que hubiera ningún refuerzo para que lo hicieran, esto trajo un quiebre con las teorías conductuales del aprendizaje por refuerzos que había hasta ese momento

A partir de entonces se comienza a dar importancia a los procesos cognitivos y

sociales que median en el aprendizaje de las personas y no solo a considerar las asociaciones entre estímulos o los refuerzos que siguen a las conductas como hasta

ahora había hecho el conductismo.

Según Bandura, hay tres componentes que interaccionan de forma mutua en lo que al aprendizaje se refiere. Es el llamado determinismo recíproco o reciprocidad triádica. Estos son: la persona, el entorno y la conducta. Por tanto, el entorno influye en el sujeto y su conducta, pero el sujeto también influye en el entorno a través de su conducta, y la conducta en el propio sujeto.

Las personas aprendemos observando a los demás, a nuestro entorno. No solo aprendemos por refuerzos o castigos como postularían los conductistas, si no que la mera observación ya produciría en nosotros determinados efectos de aprendizaje sin necesidad de refuerzos directos.

Estos modelos de los 70, aunque todavía giraban en torno al concepto de "conducta", pues era el concepto cultural que aún se empleaba, mostraron un enfoque radicalmente distinto. Por ejemplo, las nociones pasaron de considerar el simple "ambiente natural" a interesarse por un moderno y complejo "ambiente cultural", de

la perspectiva simplista de una respuesta a un estímulo se pasó a un intercambio

productivo con el medio y a la modificación activa del entorno, de los simples

Liliana Zampella y Cecilia Garcia

Psicología Conductista

estímulos físicos y directos se progresó a estímulos complejos culturales, generados

por ideas y creencias, etc. Como consecuencia de todos estos nuevos conceptos,

poco a poco, la doctrina conductista se fue diluyendo hasta desaparecer

disimuladamente, a medida que los nuevos enfoques prestaban mayor atención a los

procesos internos y a los factores culturales. Finalmente a este modelo se le llamó

cognitivo-conductual para identificar un claro período de transición, pero lo cierto es

que tales propuestas tuvieron muy poco de aquel conductismo animalista, externalista

y objetivista de la primera mitad del siglo. Al final de los 80 sólo quedó una psicología

cognitiva, como una consecuencia inevitable y natural del avance del conocimiento y

de los cambios culturales.

Bibliografía

Bunge, M. (1984). La ciencia, su método y su filosofía. Buenos Aires: Siglo XX.

Chomsky, N. (1971). The case against B. F. Skinner. New York Review of Books, 30,

18-24.

Gibson, J. J. (1966). The senses considered as perceptual systems. Boston:

Houghton-Mifflin.

James, W. (1907). On pragmatism. Cambridge, MA: Harvard University.

Kantor, J. R. (1978). Psicología interconductual: Un ejemplo de construcción científica sistemática. (M. Varela, Trad.). México:Trillas.(Trabajo original publicado 1958). Ribes, E. (1990). Psicología general. México: Trillas.

Ribes, E. (1999). Condicionamiento y Lenguaje. México: Taurus.

Ribes, E. & López, F. (1985). Teoría de la Conducta. México:Trillas.

Schoenfeld, W. N. & Farmer, J. (1979). Programas de reforzamiento y flujo conductual.

En W. N. Schoenfeld (Ed.; F. Patán López, Trad.), Teoría de los programas de reforzamiento. México:

Trillas. (Trabajo original publicado en 1970).

Skinner, B. F. (1938). The behavior of Organisms. New York:Appleton Century Crofts.

Skinner, B. F. (1975). Sobre el conductismo (F. Barrera, Trad.).Barcelona: Fontanella. (Trabajo original publicado 1974). Titchener, E. B. (1929). Syst

Liliana Zampella y Cecilia Garcia

Psicología Conductista