Sei sulla pagina 1di 5

lunes, 22 de julio de 2019

Nos deja el cura Antonio Pascual de Teresa con 101 años. Se


espera esta tarde al Obispo para oficiar su despedida. La Plaza
de la Iglesia ...¡ya no será la misma sin D.Antonio!

Ayer, al paso de la procesión de la Virgen del Carmen por su puerta, moría con 101
años D. Antonio Pascual de Teresa, el cura más popular de Caudete. Me decía su amigo, el
también cura Ramón Gisbert, "que era muy devoto de la Virgen del Carmen y ha tenido la
dicha de irse con ella".

La foto inferior se la hice a D. Antonio el día de la Procesión del Corpus Cristi del pasado
año junto a su hermana y los Campaneros poco antes de cumplir 100 años. Esta tarde se
espera en Caudete al Obispo de Albacete, Monseñor Ángel Fernandez Collado,y a muchos
curas amigos de D. Antonio para acompañarlo en su último viaje. La homilía se oficiará
esta tarde a las 18:00 horas.

Hasta el mes de abril del pasado año, ayudaba en todos los actos litúrgicos que se celebran
en Santa Catalina y los domingos por la mañana llevaba la comunión a algunos enfermos.
Entre semana le daba vueltas a la Plaza leyendo el libro de Misas. Sin Antonio.... ¡la Plaza de la
Iglesia ya no será la misma!.

Y no les digo de la prodigiosa memoria que tenía. Fechas, nombres, anécdotas,


acontecimientos... ¡los rememora con facilidad y fluidez!.

Su madre, Mª Gracia de Teresa y Beltrán (1882), era aficionada al piano y al cante. Vivian
en la Plaza del Carmen, en el edificio que se demolió a primeros de año. En 1927 invitaron al
mejor tenor del momento: Juan Breva (cantaor de flamenco malagueño) y cantaron los dos a
dúo.
Era 16 años menor que su marido Joaquín Pascual Fernández de Santo Domingo Pérez de
Tagle y Amorós que era Abogado por tener que obedecer a su madre ya que el padre de D.
Antonio quería ser Ingeniero Industrial.

El matrimonio tuvo siete hijos: Antonio, que se hizo cura, Josefina que murió a los dos
años, Fuensanta, Luis -Abogado y Secretario del Ayuntamiento de Linares. También trabajó en
el Ayuntamiento de Caudete pero no de Secretario- Joaquín, Doctor en Química Orgánica y
Decano de la Facultad de Ciencias de la Universidad Salamanca, María
Gracia y Josefina. Fuensanta fue Reina de los Bailes del Niño en 1942 siendo Rey Enrique
Pagan.

Ha sido el cura en activo de más edad de toda España. El Diario "La Verdad" de Albacete se
interesó, hace nueve años, por la vida y obra de D. Antonio. Contactó con él y publicó el
siguiente artículo que les reproduzco a continuación:

"Antonio Pascual de Teresa, con 92 años, sigue oficiando misa en Caudete. Es el sacerdote en
activo de más edad de la provincia. ElSeminario de Albacete cerró hace diez años por falta de
vocaciones y, en la actualidad, hay 144 sacerdotes para 193 Parroquias, dos tercios de ellos
mayores de sesenta años.

Hay que recordar que un Sacerdote cobra 789,05 euros brutos al mes, con 14 pagas. Como
cotizante, al llegar a los 65 años -en breve a los 67- empieza la jubilación civil y, aunque siga
ejerciendo, pasa a cobrar una mínima pensión. Al final, la Iglesia se está convirtiendo en un
reflejo de la sociedad porque tiene más pensionistas que cotizantes.
Así, el cura más joven es Fernando Munera, de 28 años, que está en San Pedro, pero se trata
de la excepción. Para rejuvenecer la "plantilla", la Diócesis, como la provincia, ha abierto las
puertas a la inmigración. En estos momentos, Albacete cuenta con cuatro
sacerdotes colombianos, un argentino y un boliviano.

Cambian las nacionalidades y las generaciones. Antonio Pascual de Teresa cantó misa en el
año 1944. Este periódico habló con él por teléfono, pero a través de su hermana, porque,
aunque se mantiene ágil y cabal, el oído no lo tiene para conversaciones telefónicas.

El sacerdote se formó en el Seminario de Orihuela, cuando la Diócesis de Albacete no existía


como tal porque los albaceteños eran murcianos. Después de ordenarse, pasó a Granja de
Rocamora (Valencia), pero en ese momento lo llamaron para hacer la mili y acabó
en Ceuta, desde donde pasó al Hospital Militar de Alicante. Estuvo también en Monóvar y
Caudete y acabó finalmente en Bonete, donde pasó 26 años.
Al sufrir un infarto, sus hermanas pidieron traérselo a Caudete y aquí sigue desde
hace 32 años oficiando misa a diario y dando la comunión a los enfermos. Aseguraba su
hermana Josefina que, para él, «se es sacerdote mientras vivas».

El padre de Antonio tenía cinco hermanos más, pero ahora sólo quedan Josefina y él. Su padre,
asesinado en Villena el 24 de agosto de 1936, está dentro de los mártires de la Guerra Civil.

Cuenta la Diócesis de Albacete, en su página web, que "un día de julio de 1936 se
presentaron los milicianos en casa de Joaquín Pascual y lo encerraron en la cárcel, en
el Sindicato Católico "El Progreso", hoy Casa de la Cultura.

El 24 de agosto, junto a otras nueve personas, entre las que estaba el sacerdote Joaquín
Carpena Agulló, fue fusilado. El lugar se denominaba Los Alhorines, en el término
de Villena (Alicante).
Cuando descargaron sobre ellos los disparos, Joaquín estaba abrazado al sacerdote, lo que
hizo que este sólo quedara herido, al hacerle el cuerpo de Joaquín de escudo. Posteriormente,
alguien recogió al sacerdote y lo llevó al hospital de Villena, donde fue envenenado. Joaquín
tenía 56 años.

Sobre D. Antonio Pascual parece que no le pesan los años. A las siete de la mañana ya está
en pie. Lo primero que hace es rezar y su primera salida de casa tiene lugar a media mañana,
cuando se va hasta la Plaza para oficiar misa de doce en Santa Catalina.

Mantiene la sotana, algo excepcional entre las nuevas generaciones. No conduce porque,
según confesaba su hermana, que le hace las veces de chófer, «el coche no era lo suyo». No
lleva móvil ni tiene intención, a estas alturas de su vida, de acercarse a las nuevas tecnologías.
Hoy vive donde nació, en la casa de la Plaza de la Iglesia número 5".

Publicado por Chimo Medina en 9:04