Sei sulla pagina 1di 13

TRATAMIENTO DE LA ANOREXIA

El tratamiento es individualizado y requiere de la colaboración tanto de la paciente


como de su familia

El tratamiento de la anorexia nerviosa es individualizado y requiere de la


colaboración tanto de la paciente como de su familia. La paciente debe empezar por
aceptar que padece un trastorno de la conducta alimentaria que le es perjudicial y
que por tanto, es necesario resolverlo. La familia debe cambiar su postura
“perseguidora” o “acusadora” por la de “colaboradora”.

LOS OBJETIVOS DENTRO DEL TRATAMIENTO DE LA ANOREXIA SON:

-Recuperación del peso: Es el objetivo primordial, pues muchos de los


pensamientos alterados sobre la comida, peso o figura están sustentados por la
malnutrición. Generalmente, cuando se recupera peso mejora el estado de ánimo
depresivo y la preocupación por el esquema corporal. Ganar peso no es tan difícil
como mantenerlo.

- Volver aprender a comer con normalidad: La enferma de anorexia pierde la


capacidad de ver la alimentación como una función más del organismo. Por
consiguiente debe volver aprender las señales de hambre y saciedad, hay que
infundirle confianza en su capacidad de comer de manera adecuada y razonable y
debe seguir una dieta variada.
- Tratamiento psicológico: Para la resolución de los problemas psicológicos,
familiares o sociales concurrentes con la anorexia. Este tratamiento comprende:
- Terapia familiar: Se orienta a los familiares como enfrentarse y resolver los
problemas dentro de la familia que aparecen a consecuencia de la enfermedad de
uno de sus miembros (conflictos entre los padres a consecuencia de cómo llevar la
anorexia de la hija) o que favorecen que se mantenga la enfermedad.
- Terapia de grupo: La paciente se puede identificar con otros y no sentirse tan
“rara”.
- Terapia cognitivo-conductual: Se basa en analizar qué errores en el
pensamiento pueden ser responsables de creencias y actividades que llevan a
alteraciones de la conducta. Por tanto el terapeuta ayuda a la paciente con estos
pensamientos equivocados para aclararlos y contrastarlos, buscando así, un
autocontrol de la conducta alimentaria, patrón de ingesta adecuado, peso corporal
estable, desaparición de la distorsión de la imagen corporal, mejora del ánimo,
autoestima, relaciones sociales y familiares y modificación del estilo de vida.

- Terapia individual: Se utiliza cuando existen importantes actitudes regresivas,


alteración importante de la personalidad, rechazo de la feminidad, del cuerpo, etc.
- Técnicas de relajación: Son muy útiles para los momentos de tensión.

- Tratamiento farmacológico: El tratamiento con fármacos se aplica junto a las


técnicas de modificación de la conducta y como tratamiento a los trastornos
psicológicos asociados como depresión (antidepresivos), ansiedad (ansiolíticos o
sedantes) o alteraciones del sueño (somníferos)

Fármacos antidepresivos: en parte, debido a la alta frecuencia con que se


observan los síntomas depresivos y obsesivos en pacientes anoréxicos, los
antidepresivos, bien administrados solos o en combinación con alguna psicoterapia
son los fármacos más utilizados en esta enfermedad. La clomipramina o los
inhibidores de la recaptación de serotonina como la fluoxetina, la fluvoxamina, la
paroxetina, la setralina o el citalopram son los que han mostrado un mejor resultado,
si bien hay que esperar a que se haya logrado cierta ganancia de peso antes de
observar sus efectos.

Estimulantes del apetito: los estudios de investigación que han evaluado la


eficacia de fármacos como la cicloheptadina, naloxona u otros fármacos
estimulantes del apetito, no han mostrado ninguna ventaja de estos medicamentos
en el tratamiento de la anorexia nerviosa.

Otros fármacos: la risperidona, la olanzapina, el litio, o los ansiolíticos pueden ser


útiles en determinados subgrupos de pacientes
CLOMIPRAMINA

DESCRIPCION

La clomipramina es un antidepresivo tricíclico similar


en su estructura a la imipramina y a la desipramina
y es el primer fármaco aprobado para el tratamiento
del trastorno obsesivo-compulsivo.

MECANISMO DE ACCIÓN:

Los efectos precisos de los antidepresivos tricíclicos no se conocen completamente,


pero se cree que su efecto más importante es mejorar las acciones de la
norepinefrina y la serotonina mediante el bloqueo de la recaptación de estos
neurotransmisores en la membrana neuronal. De los antidepresivos tricíclicos, la
clomipramina es el inhibidor más selectivo y potente de la serotonina (5-HT).

Los antidepresivos tricíclicos no afectan la recaptación de la dopamina. Pueden ser


producidos diversos grados de sedación y, por otra parte pueden bajar el umbral
convulsivo. Su actividad anticolinérgica es moderada. *

POSOLOGIA

En adultos:

- Alteración obsesivo-compulsiva:

La dosis inicial es 25 mg/día, incrementándolo a 100 mg/día durante las primeras


dos semanas, luego incrementarlo gradualmente en varias semanas hasta una
dosis máxima de 250 mg/día.

- Depresión importante:

100-150 mg/día vía oral.

En niños: No se recomienda en menores de 12 años.


CONTRAINDICACIONES Y PRECAUCIONES

Clomipramina está contraindicada en pacientes que han recibido inhibidores de


MAO en los últimos 14 días, y debería utilizarse con precaución en pacientes con
enfermedad cardiovascular (insuficiencia cardíaca congestiva, arritmias, angina,
infarto de miocardio reciente).

El uso materno de clomipramina durante el embarazo ha producido ocasionalmente


síntomas neonatales de falta de aliento, distress respiratorio, hipertonía con temblor,
clono, espasmo, cianosis,taquipnea, irritabilidad y dificultades de alimentación.

EFECTOS ADVERSOS

Es frecuentes la sedación, efectos anticolinérgicos, hipotensión ortostática, temblor,


náuseas y sudoración, pero tiene una mayor prevalencia de disfunción sexual y
convulsiones. En estudios controlados, el 42% de pacientes experimentaron
insuficiencia en la eyaculación y el 20% fueron impotentes. Las convulsiones
ocurren en 0,5% de pacientes que reciben 250 mg/día o menos, mientras que el 2%
de pacientes experimentan convulsiones con dosis por encima de 250 mg/día.

INHIBIDORES SELECTIVOS DE LA RECAPTACIÓN DE SEROTONINA

Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) son los


antidepresivos más prescritos. Ellos pueden aliviar los síntomas de depresión
moderada a severa, son relativamente seguros y generalmente causan menos
efectos secundarios que otros tipos de antidepresivos.

Como trabajan los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina

Los ISRS alivian la depresión que afecta a los mensajeros químicos


(neurotransmisores) que se utilizan para la comunicación entre las células
cerebrales. La mayoría de los antidepresivos funcionan cambiando los niveles de
uno o más de estas sustancias químicas naturales del cerebro.
Los ISRS bloquean la resorción (recaptación) del neurotransmisor serotonina en el
cerebro. Cambiar el equilibrio de la serotonina parece ayudar a las células del
cerebro envían y reciben mensajes químicos, que a su vez aumenta el estado de
ánimo. Los ISRS se llaman selectivos porque afectan principalmente la serotonina,
y no otros neurotransmisores.

Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina aprobados para tratar la


depresión

Los ISRS aprobado por la Food and Drug Administration para el tratamiento de la
depresión son:

 Citalopram
 Escitalopram
 Fluoxetina
 Paroxetina
 Sertralina
 Fluoxetina combinada con el antipsicótico atípico olanzapina
Algunos ISRS están disponibles en forma de liberación extendida o forma de
liberación controlada, a menudo designada con las letras XR o CR. Estos ISRS
proporcionan una liberación controlada de la medicación durante el día o durante
una semana a la vez con una sola dosis.

Estos medicamentos también pueden usarse para tratar otras condiciones distintas
a la depresión.
EFECTOS SECUNDARIOS DE LOS INHIBIDORES DE LA RECAPTACIÓN
SELECTIVA DE SEROTONINA

Todo el trabajo de los ISRS en una manera similar y generalmente causan efectos
secundarios similares. Sin embargo, cada ISRS tiene una composición química
diferente, por lo que uno puede afectarle un poco diferente de la otra.

Los efectos secundarios de los ISRS pueden incluir:

 Náusea
 Sequedad en la boca
 Dolor de cabeza
 Diarrea
 Nerviosismo, agitación o inquietud
 Deseo o la dificultad para alcanzar el orgasmo sexual reducida
 Incapacidad para mantener una erección (disfunción eréctil)
 Erupción
 Aumento de la sudoración
 Aumento de peso
 Modorra
 Insomnio
Puede experimentar menos náuseas con formas de liberación controlada y
prolongada de los ISRS. Al igual que con la mayoría de los antidepresivos, los
efectos secundarios sexuales son frecuentes con los ISRS. Se producen en más de
la mitad de las personas que los toman
NALOXONA

PRESENTACIONES DISPONIBLES

amp. 400 mcg / 1 ml

Jeringa 12 mg / 5 ml

INDICACIONES

- Sobredosis por narcóticos conocida o sospechada.

- Depresión postoperatoria inducida por narcóticos.

POSOLOGIA

En adultos:

- Sobredosis por narcóticos conocida o sospechada:

0,4-2 mg vía IM o SC o IV (preferida) inicialmente, puede repetirse cada 2-3 minutos.


Si se ha administrado una dosis total de 10 mg y no hay respuesta, debería
cuestionarse el diagnóstico de sobredosis por opiáceos. Si el paciente responde,
las dosis adicionales pueden repetirse prn con la frecuencia de dosis de repetición
según la evaluación clínica del paciente.

En infusión IV se puede utilizar 2 mg en 500 mL de glucosa o suero salino para


terapia prolongada; administrarlo a un ritmo ajustado a la respuesta del paciente.

CONTRAINDICACIONES Y PRECAUCIONES

La administración a personas dependientes de opiáceos (incluyendo

Neonatos de madres dependientes) puede precipitar los síntomas de


CICLOHEPTADINA

PRESENTACIONES DISPONIBLES

jbe. 2 mg / 5 ml

INDICACIONES

- Tratamiento de anorexia.

- Tratamiento del prurito y urticaria.

- Profilaxis de cefalea vascular.

POSOLOGIA

En adultos:

- 4-20 mg/día vía oral, normalmente 4 mg 3-4 veces al día, hasta una dosis máxima
de 0,5 mg/Kg/día.

En niños:

- 0,25 mg/Kg/día vía oral, normalmente. En menores de 2 años, la seguridad y


eficacia no se han establecido.

2-6 años: 2 mg vía oral 2-3 veces al día, hasta una dosis máxima de

12 mg/día.7-14 años: 4 mg vía oral 2-3 veces al día, hasta una dosis máxima de

16 mg/día.

CONTRAINDICACIONES Y PRECAUCIONES

Este medicamento está contraindicado en lactantes prematuros y recién

Nacidos y durante la lactancia. Debe evitarse en pacientes con glaucoma de ángulo


cerrado, hipertrofia prostática sintomática, obstrucción piloroduodenal o de cuello
de vejiga, úlcera péptica estenosante o aquellos que tomen un inhibidor de MAO.
Debe usarse con precaución en ancianos (60 años y mayores). Pueden producir
estimulación paradójica del SNC en niños.

EFECTOS ADVERSOS

Somnolencia frecuente, boca seca, mareo, e irritabilidad ocurren con terapia


intermitente; sin embargo, la mayoría de los pacientes desarrollan tolerancia a estos
efectos secundarios durante la terapia.
TRATAMIENTO DE BULIMIA

Psicoterapia grupal o individual

El objetivo es encontrar cuál o cuáles son las causas que producen este tipo de
trastornos. Estas posibles causas serán individuales y particulares de cada
paciente. El tratamiento psicológico busca lograr en este tipo de personas percibir
situaciones de una manera positiva, sin necesidad de relacionar esta sensación con
el aspecto físico que tengan.

Tratamiento dietético

El objetivo es brindar pautas y conductas alimentarias. Es necesario reeducar al


paciente, brindándole herramientas para establecer hábitos alimentarios correctos.

Tratamiento con medicamentos

En caso de la bulimia nerviosa, es usual utilizar medicamentos antidepresivos que


acompañen el tratamiento integral.

Se ha comprobado que este tipo de fármacos reducen la frecuencia de comer


compulsivamente y de su posterior vómito.

Estos antidepresivos actúan inhibiendo la captación por parte del cerebro de una
sustancia llamada serotonina.

Si bien estos son los diferentes tipos de tratamientos que se pueden aplicar en caso
de bulimia, actualmente se considera imprescindible una acción conjunta e
interdisciplinaria que logre un enfoque global de la bulimia nerviosa.

A continuación expondremos los diferentes grupos de fármacos utilizados, tanto en


la BN como en el TA.
ANTIDEPRESIVOS TRICÍCLICOS (ATC)

La amitriptilina, desipramina, imipramina

DESIPRAMINA

Ha demostrado que reduce el número de episodios


de atracones en un 50% con respecto a la basal. Sin
embargo, debido al gran número de abandonos
durante los ensayos, no puede ser considerado
como un fármaco de mantenimiento por intolerancia.
Sí puede ser utilizado en los tratamientos de la fase
aguda y en el ámbito hospitalario.

IMIPRAMINA

También se ha demostrado eficaz en la reducción del número de atracones frente


placebo y en combinación con terapia conductual. El problema, como sucede con
la desipramina, son la gran cantidad de abandonos.

Según algunos estudios abiertos, parece que mejoran las conductas bulímicas
(atracones), tanto con la imipramina, como con la naltrexona, sea por separado o
en combinación. Sin embargo se cree que la imipramina estaría más indicada en la
bulimia con sobrepeso, y la naltrexona en la bulimia con normopeso.

La IMIPRAMINA se ha mostrado superior al placebo en cuanto a la reducción de los


atracones y en la reducción del peso. Esto resultados se produjeron
independientemente de que la prescripción farmacológica fuera acompañada de
psicoeducación o no.

INHIBIDORES SELECTIVOS DE LA RECAPTACIÓN DE SEROTONINA (ISRS).

Son los más utilizados en el tratamiento farmacológicos de los trastornos de la


conducta alimentaria, aunque con resultados bastante variables en lo referente al
control de los atracones.
FLUOXETINA

Los ISRS son los antidepresivos mejor


tolerados en los TCA. Igualmente, la
fluoxetina es el único fármaco recomendado
para el tratamiento de la bulimia nerviosa
desde la publicación por parte de la
Asociación Americana de Psiquiatría de la
Guía para el Tratamiento de la Bulimia
Nerviosa (APA, 2006). Esta guía se apoya en los resultados de algunos ensayos
clínicos. Según los resultados la eficacia sólo se produce a partir de 60 mg/día.

Análisis más pormenorizados de estos estudios, ha puesto en evidencia que una


reducción del 60% de los atracones en 3 primeras semanas de tratamiento con 60
mg, es un buen predictor de buena respuesta terapéutica.

CITALORAM, SERTRALINA Y FLUVOXAMINA

Algunos ensayos no controlados han comparado el citalopram con la fluoxetina que,


si bien no hubo diferencias significativas entre ambos, sí que se produjeron un
mayor número de abandonos en el grupo del citalopram.

Con la sertralina se realizó un ensayo clínico a dosis de 100 mg/día sin resultados
claramente positivos en cuanto a la disminución del número de atracones, ni de las
conductas purgativas.

El único ensayo clínico controlado que se ha realizado con la fluvoxamina, con una
muestra de 300 pacientes y administración de 150 – 300 mg/día , no ha sido
publicado debido a no demostrar eficacia terapéutica

En lo referente al citalopram, se ha mostrado eficaz en cuanto a la reducción del


número de atracones y del control del peso. La Fluvoxamina y el escitalopram no
fueron superiores al placebo en tres ensayos clínicos en lo que respecta al control
de los atracones. Si fueron superiores en el control del peso.