Sei sulla pagina 1di 4

Punto 1

Dentro del lenguaje musical barroco se van a dar una serie de importantes
novedades que daraá n a este periodo una sonoridad caracteríástica indiscutible. Las
maá s destacados son :

LA MONODÍÍA: Los compositores del Barroco consideraron excesiva la complejidad


a la que habíáa llegado el contrapunto renacentista, ya que asíá no se podíáa expresar
ninguá n tipo de sentimientos. Una de las innovaciones que van a crear es el uso de la
monodíáa acompanñ ada (una sola melodíáa con acompanñ amiento instrumental).

EL BAJO CONTÍNUO: Es una líánea de notas graves que se interpreta de manera


ininterrumpida desde el inicio hasta el final de la composicioá n. Los instrumentos
que se encargaraá n del bajo continuo seraá n instrumentos polifoá nicos como el
oá rgano, el clave o el arpa. El bajo continuo se va a aplicar a todo tipo de muá sica
excepto a la escrita para un instrumento solista. Es la caracteríástica que define y
distingue a la muá sica barroca.

TEXTURA: la textura que caracteriza a este períáodo musical se llama monodíáa


acompanñ ada.

ESTABLECÍMÍENTO DE LA TONALÍDAD Y DEL RÍTMO: En el Barroco se establece el


concepto de tonalidad como lo conocemos hoy. La muá sica quedaba medida por
completo y atraá s se dejaba cualquier atisbo de ritmo libre.

NACÍMÍENTO DEL ESTÍLO CONCERTATO: Es una teá cnica que naceraá sobretodo
para la muá sica orquestal, aunque tambieá n aplicable a la muá sica vocal. Es un recurso
para dar mayor expresividad a la muá sica. El barroco busca el contraste.

EL POLÍCORALÍSMO. Es uno de los inventos que hacen evolucionar de manera


sustancial al canto. Se trata de relacionar no cuatro o cinco voces, sino hasta doce o
maá s, se forman diferentes coros y se responden unos a otros.

NUEVAS FORMAS como la oá pera, el oratorio, la pasioá n, el concierto (grosso y


solista), la suite, la sonata

Punto 2
El oratorio es un geá nero musical sin puesta en escena, ni vestuario, ni decorados.
Compuesto generalmente para voces solistas, coro y orquesta sinfoá nica, a veces con
un narrador, su tema es frecuentemente religioso (historias bíáblicas, de la vida
de Jesuá s, vidas de santos, etc..). Generalmente consta de coros, arias, recitativos y
pasajes instrumentales. El oratorio teníáa generalmente un asunto religioso:
historias de la Biblia o vidas de santos, pero tambieá n puede
ser profano (heá roes mitoloá gicos, temas histoá ricos, himno a la naturaleza, etc.).
El oratorio evolucionoá raá pidamente en diferentes formas, siendo cantado en latíán o
en diferentes lenguas vernaá culas, pudiendo ser narrativo y dramaá tico a semejanza
de la oá pera, o proá ximo a la cantata y a la muá sica de la liturgia. A pesar de las
diferencias que se encuentran entre los diferentes estilos de oratorio un conjunto
de caracteríásticas estructurales son comunes al conjunto del geá nero:
*-Una estructura general en tres partes (eventualmente precedida de un preludio
instrumental).
*-La presencia de un narrador (exterior a la accioá n o identificado con un
personaje).
*-La alternancia entre las partes cantadas de arias y recitativos.
Un tipo importante de oratorio es la Pasioá n, cuyo tema, como su nombre indica, es
la Pasioá n de Cristo.

Punto 3
Temaá tica
En las primeras oá peras barrocas, se combinaba la comedia con elementos traá gicos
de una manera tal que desprendíáa una amplia sensibilidad, lo que inicioá el primero
de muchos movimientos reformistas de la oá pera,
A finales del Barroco se produciraá el triunfo de un tipo de oá pera de argumento
coá mico llamada oá pera bufa. En contraposicioá n a la oá pera seria, la oá pera bufa
presentaba situaciones de la vida cotidiana con un estilo musical que la acercaba
mucho maá s a los gustos del puá blico popular.
La oá pera, nacida en el Barroco al amparo de la aristocracia, experimentaraá durante
el Clasicismo un cambio tendente a la naturalidad, eliminando los excesos barrocos
y acercando los argumentos y personajes al nuevo puá blico burgueá s.
En la oá pera seria,), haraá la oá pera maá s humana desechando los elementos
fantaá sticos y artificiales del Barroco.
La oá pera bufa se convertiraá en el geá nero operíástico preferido del Clasicismo .Los
argumentos recogen temas de la vida cotidiana daá ndoles un caraá cter coá mico y a
veces sentimental.
Partes
Las partes meloá dicas de una oá pera estaá n compuestas por arias, duá os, tríáos,
quintetos, coro y otras combinaciones musicales. El resto de las palabras de la
oá pera tambieá n es puesta en muá sica, pero de una forma que conserva maá s el estilo
recitativo (del italiano recitare). El contenido de los recitativos no estaá s basado
tanto en la emocioá n, como en el caso de las arias, sino en la accioá n, y no son
meloá dicos.
Partes:
- Obertura/Preludio (parte instrumental que la precede).
- Partes cantadas.
- Ínterludios (partes instrumentales que se intercalan entre las partes cantadas).

Estructura
La oá pera es una forma musical narrativa que utiliza la representacioá n esceá nica.
Precisa de un escenario, orquesta, coro y solistas. Se desarrolla en varias partes:
*Obertura: seccioá n instrumental que da comienzo a la obra
*Partes cantadas: en funcioá n del contenido del texto, pueden cantarse en forma de
aria (melodíáas expresivas) o de recitativo (texto declamado). Si el aria es
interpretada por dos cantantes, es un duá o.
*Preludios, Ínterludios y Postludios instrumentales que se intercalan articulando
las distintas partes de la obra.
* Partes cantadas por un coro, empleado especialmente para representar
multitudes de personajes.
*Partes de danza: fragmentos instrumentales destinados a ser bailados
*La escenografíáa, es decir los decorados, luces, vestuario, etc. tambieá n juegan un
papel muy importante, ya que no podemos olvidar que se trata de un “teatro”
cantado. Desde hace unos anñ os existe la tendencia de ambientar las oá peras en
eá pocas y/o lugares diferentes de los originales, para conseguir asíá dar un aire
fresco a las obras.

Punto 4

El concierto es una forma instrumental que aparecioá durante las dos uá ltimas
deá cadas del siglo XVÍÍ, y que se convirtioá en una de las formas instrumentales maá s
importantes del Barroco. En el concierto se resumen todas las caracteríásticas de la
muá sica barroca: el contrate de movimientos raá pidos y lentos, la oposicioá n de
timbres e intensidades, el estilo concertato en la confrontacioá n del conjunto de
instrumentos de la orquesta con el solista o los solistas.

Dentro del concierto barroco podemos distinguir el concierto grosso, geá nero
representativo de la muá sica instrumental barroca y precursor del concierto para
solista y de la orquestra moderna.
Punto 5
Fuga es un procedimiento musical en el cual se superponen ideas musicales
llamadas sujetos. Su composicioá n consiste en el uso de la polifoníáa vertebrada por
el contrapunto entre varias voces o líáneas instrumentales (de igual importancia)
basado en la imitacioá n o reiteracioá n de melodíáas en diferentes tonalidades y en el
desarrollo estructurado de los temas expuestos. Cuando esta teá cnica se usa como
parte de una pieza mayor, se dice que es una seccioá n fugada o un fugato. Una
pequenñ a fuga se llama fughetta.

Punto 6
OÍ RGANO: Aparecioá en los siglos VÍÍ y ÍX se usaban en las iglesias. Maá s tarde, se
perfeccionaron haciendo que tuviesen distintas tonalidades y ya, maá s tarde, se
inventaron las tuberíáas que tienen actualmente. Es un instrumento musical de
teclado. Los sonidos se generan haciendo pasar aire por tubos de diferentes
longitudes . Se clasifica como instrumento de viento o aeroá fono en la categoríáa
instrumentos de teclado y tambieá n dentro de la subcategoríáa aire insuflado, junto
al acordeoá n y al armonio. Se maneja mediante uno o maá s teclados para tocar con
las manos, y otro consistente en unos pedales en la parte inferior.
CLAVÍCEÍ MBALO: tiene cuerdas pinzadas dispuestas horizontalmente. Produce un
sonido muy singular, hacieá ndose asíá uno de los instrumentos maá s importantes del
Barroco. Uno de los instrumentos de su familia, tambieá n muy importante, fue el
clavecíán.
VÍOLÍÍN: Hacia el anñ o 1600 el violíán se diferencia de la viola en su afinacioá n y maá stil
sin trastes.
VÍOLA: Adopta diferentes tamanñ os, y generalmente estaá signada a ser un
instrumento de la orquesta, no solista.
VÍOLONCELLO: Se utiliza como bajo continuo. Hay literatura como instrumento
solista.
FLAUTA DE PÍCO O DULCE: Viene desde Asia, en Europa se perfeccionoá hasta
convertirla en el instrumento que tenemos hoy en díáa. Su sonido es dulce y agudo.
FLAUTA TRAVESERA: En sus mejoras del Barroco, surgioá el Taverso, de ahíá viene su
nombre. Se le anñ adieron llaves, se cambiaron sus materiales de construccioá n y se
anñ adieron maá s tonalidades auá n disenñ ando flautas de distintos tamanñ os.
OBOE: Es de los maá s antiguos con doble lenguü eta. Antiguamente se llamaba
bombarda. Todos se caracterizaban, y lo siguen haciendo, por tener forma coá nica.
FAGOT: Se compone de dos cuerpos, con la ventaja de que asíá se obtienen sonidos
maá s graves. Tambieá n tienen una doble lenguü eta que produce un sonido nasal.
TROMPETAS: Se inventaron instrumentos de este tipo, fundamentalmente para
tocar alarmas y realizar llamadas. Al principio, no teníáan pistones, pero como
innovacioá n se incluyeron para aumentar el registro sonoro.
TROMBOÍ N: Se conocioá maá s tarde que los demaá s, pero se convirtioá en un soporte de
la estructura polifoá nica.
GUÍTARRA BARROCA: Evolucionoá , tanto en forma, como en las composiciones que
se escribíáan para ella.
LAUÍ D BARROCO: Se usaba como instrumento solista y se le dedicaban piezas
importantes. Se cambioá el nuá mero de cuerdas para mejorarlo. Hasta mediados del
siglo XVÍÍ el lauá d es un instrumento domeá stico muy apreciado para acompanñ ar
canciones y como “continuo” en la muá sica de caá mara. Para superar sus dificultades
sonoras en esta eá poca se hicieron construir diferentes tipos de lauá d.
TÍMBALES: Son procedentes de oriente. En el Barroco, eran los uá nicos
instrumentos de percusioá n en la muá sica culta.
SACABUCHE: es un instrumento de viento del periodo renacentista y barroco,
antepasado del moderno tromboá n de varas.
TÍORBA: es un instrumento musical semejante al lauá d barroco, pero con mayores
dimensiones. Estaá compuesto por dos maá stiles o mangos y ocho cuerdas
adicionales para los bajos, sin trastear.