Sei sulla pagina 1di 49

Requisitos para la usucapión o prescripción adquisitiva de inmuebles

La usucapión es un término jurídico que indica un modo de adquirir la propiedad por el transcurso
del tiempo. Esta adquisición se lleva a cabo mediante una posesión continuada durante el tiempo
que exige la ley, el cual es de 20 años sin justo título y 10 años con justo título. (debido al cambio
de Código, se editó el artículo para que sea consecuente con la regulación del Nuevo Código Civil y
Comercial.

Para que la posesión de lugar a la usucapión, se requieren ciertos requisitos:

– Posesión en concepto de dueño, o posesión propiamente dicha. Lo que implica que el poseedor
debe tener la disposición de hecho del inmueble, pero ejercerla a título de dueño, como si fuera el
dueño. Se excluye de este concepto la tenencia, por lo cual locatarios, comodatarios, etc., no
tienen posesión en este sentido, ya que reconocen en otro la propiedad del inmueble. Para que un
tenedor pase a poseer como dueño, es necesario un acto que se denomina interversión de título,
el cual consiste en actos exteriores claros e indubitables que impliquen la exclusión de cualquier
otro propietario.

– La posesión debe ser ostensible y continua. En el nuevo código se elimina la exigencia de que sea
pacífica y sin vicios, en tanto la calificación de la posesión ya no tendrá importancia. Teniendo en
cuenta que el art. 1.930 presume la continuidad, la prueba de ser discontinua la posesión estará a
cargo de quien la afirme.

-Debe ser continua e ininterrumpida por el plazo que establece la ley. Existe la posibilidad de unir
en determinados casos la posesión actual a la posesión anterior, computándose todo el tiempo a
los efectos de la usucapión. El plazo como se mencionó anteriormente es de 10 años en caso de
poseer justo título y de 20 años en caso de no poseerlo.

Proceso de usucapión”, publicado en Erreius Online, destaca que “el usucapiente debe haber
ejercido la posesión por el plazo previsto por la ley: 10 años en el caso de tener justo título y
buena fe, o 20 años en el caso de la posesión larga. Deberá tratarse, además, de una posesión
ostensible y continua”.

La ubicación geográfica del inmueble objeto de la pretensión habilitará la competencia territorial


del órgano judicial que ha de intervenir y del Código de rito, tanto nacional como provincial.
La legitimación activa de la calidad jurídica de poseedor “animus rem sibi habendi” por el tiempo
requerido por la ley -10 o 20 años- debe realizarse en forma ostensible y continua.

El demandado será el titular registral del inmueble (propietario, Estado nacional, provincial o
municipalidad, en su caso). Resulta habitual que se conozca su identidad, aunque suele ser
cotidiana la imposibilidad de ubicar su domicilio.

“La ley dispone que el proceso debe ser contencioso. Es decir, que cada parte deberá asumir la
carga de la prueba de los hechos que constituyan el fundamento de su pretensión, defensa o
excepción”, explica Alongi.

“Corresponderá al usucapiente probar todos aquellos hechos y actos posesorios que lleven al
ánimo del judicante la convicción acerca del “animus dominis” unido al corpus, durante el lapso
establecido por la ley”, enfatiza el experto.

En ese punto, concluye señalando que “el proceso de usucapión exige la prueba compuesta. No es
dable acoger la pretensión del usucapiente sobre la base, únicamente, de la prueba testimonial”.
Con esa salvedad, son admisibles todos los medios de prueba.

Requisitos para iniciar el juicio de usucapión: (Provincia de Córdoba)

1) Un plano de mensura del inmueble poseído del que surja, si se pudiere determinar, que
inmuebles resultan afectados en todo o en parte, confeccionado al efecto por profesional
autorizado y visado por la repartición catastral de la Provincia, con una antelación no mayor de un
año.

2) Un estudio de los antecedentes sobre la titularidad del dominio yla condición catastral de los
inmuebles afectados, suscripto por profesional competente.

3) La prueba de que haya de servirse el titular y que acredite el tiempo de posesión: testigos, pago
de impuestos, realización de mejoras, etc.
Iniciado el trámite, se solicitan informes a distintas reparticiones públicas, se ordena la publicación
de edictos, y se coloca un cartel en la propiedad con las referencias necesarias acerca de la
existencia del juicio, en en lugar del inmueble visible desde el principal camino de acceso.

Se debe señalar que la adquisición de la propiedad se realiza por el solo transcurso del tiempo de
la posesión, el juicio de usucapión tiene efectos declarativos y tiene como fin poder inscribir la
titularidad del inmueble a nombre del poseedor.

JURISPRUDENCIA

Proceso de usucapión. Posesión. Animus domini. Pago de impuestos. Procedencia

Se confirma la sentencia que hizo lugar a la demanda de usucapión, no siendo necesario que las
evidencias presentadas en el expediente abarquen todo el plazo de prescripción adquisitiva, pues
basta que exterioricen la existencia de la posesión durante buena parte de ese lapso, al igual que
en materia de pago de impuestos. El proceso de usucapión debe ser evaluado en su desarrollo
total y las pruebas deben ser merituadas unas con otras y todas entre sí, resultando censurable la
descomposición de los elementos probatorios, disgregándolos para considerarlos separadamente,
todo ello sin dejar de tener en cuenta la facultad del juez de inclinarse por algunos de esos
elementos, en perjuicio de otros.

Ver correlaciones

Lomas de Zamora, a los 15 días de noviembre de 2018, reunidos en Acuerdo Ordinario los señores
jueces que integran esta Excma. Cámara de Apelación en lo Civil, Comercial y de Familia, Sala I, de
este Departamento Judicial, Dres. Carlos Ricardo Igoldi y Javier Alejandro Rodiño con la presencia
del Secretario actuante, se trajo a despacho, para dictar sentencia, la causa nº LZ-34730-2010,
caratulada: “ORTIZ SUSANA ISABELC/ BARTALINI HECTOR S/PRESCRIPCION ADQUISITIVA
VICENAL/USUCAPION”.- De conformidad con lo dispuesto por los artículos 168 de la Constitución
de la Provincia de Buenos Aires y 266 del Código Procesal Civil y Comercial, del mismo Estado, la
Excma. Cámara resolvió plantear las siguientes:

-CUESTIONES-

1º.- ¿Es justa la sentencia dictada?

2º.- ¿Qué corresponde decidir?

Practicado el sorteo de ley (art. 263, últ. parte, Cód. Proc.), dio el siguiente orden de votación:
Dres. Carlos Ricardo Igoldi y Javier Alejandro Rodiño.-

-VOTACION-

A la primera cuestión, el Dr. Carlos Ricardo Igoldi dice:

I.- El señor Juez titular del Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial número doce de
este Departamento Judicial dictó sentencia en estos autos caratulados “Ortiz Susana Isabel c/
Bartalini Hector s/ Prescripción Adquisitiva”, haciendo lugar a la demanda por usucapión iniciada
por Susana Isabel Ortiz contra Héctor Bartalini, y rechaza la reconvención por reivindicación
interpuesta por Héctor Bartalini contra Susana Isabel Ortiz, en relación al inmueble designado
catastralmente como Circunscripción …, Sección …, Manzana …, Parcela …; ubicado en la calle
Ortega, entre Olavarría y Battipede, de la localidad de Monte Grande, inscripto en la matrícula n°
… del partido de Esteban Echeverría, partida inmobiliaria N° …, con una superficie total de 311,60
m2. En consecuencia, declaró a este adquirido por usucapión, por el plazo de veinte años, la que
se declaró en ese acto el día 22 de febrero de 2005. Ordenó asimismo la inmediata anotación de la
litis en el Registro de la Propiedad. Ordenó la cancelación del dominio anterior mediante oficio de
estilo. Impuso las costas de todo el juicio a la parte demandada reconviniente y difirió la
regulación de honorarios para una vez que la sentencia adquiera firmeza. Cumplido con los
aportes y firme la sentencia, expedirá por secretaría la documentación necesaria para inscribir la
sentencia en el Registro de la Propiedad.

A fs. 561 apeló la letrada apoderada de la parte demandada, concediéndose el recurso libremente
a fs. 562.

A fs. 615/619 expresó agravios, recibiendo su réplica a fs. 621/623.

A fs. 625 se llamaron autos para sentencia por providencia que se encuentra firme y habilita el
dictado de la presente.

II- De los agravios-

Se agravia la letrada apoderada de la parte demandada -resumidamente- porque el Sr. Juez de


grado al dictar sentencia lo hizo aplicando el nuevo Código Civil y Comercial de la Nación,
considerando que debió aplicarse el Código Civil derogado, ya que las presentes actuaciones
fueron iniciadas con fecha 01/07/2010. Hace otras consideraciones al respecto que son tenidas en
cuenta y asimismo cuestiona que no hubo una posesión legítima del art. 2355 y menos aún se
puede hablar de buena fe. Cuestiona que no hay constancia de pago de impuestos de ARBA ni de
tasas municipales; como así también cuestiona la numeración municipal del lote en cuestión.

En segundo lugar se agravia en cuanto a la valoración de la prueba. Es así que considera que las
pruebas aportadas a la causa no logran formar la prueba compuesta respecto al cumplimiento de
usucapión. Cuestiona la aptitud del plano acompañado, por resultar prácticamente
contemporáneo a la demanda. Asimismo cuestiona la valoración de la prueba testimonial,
haciendo distintas apreciaciones al respecto que también son tenidas en cuenta.

En tercer lugar se agravia el recurrente por entender que no se ha expedido el a quo al pedido de
la reconvención.
Por último se agravia en relación a las costas fijadas a la parte demandada reconviniente,
entendiendo que en este tipo de procesos debió imponerse por su orden.

A su turno, la actora, al momento de contestar los agravios solicita la deserción, entendiendo que
el recurrente no impugna debidamente la sentencia dictada en autos. Subsidiariamente procede a
contestar cada uno de los agravios, solicitando el rechazo de los mismos, ratificando la sentencia
de primera instancia, con a la contraria. costas

III- Consideración de las quejas.-

1- En ocasión de contestar el traslado de los agravios, la parte actora ha acusado al demandado de


no haber cumplido con la carga que impone el artículo 260 del código de rito.

Tocante al pedido hecho en la réplica para que se declare desierto el recurso, basado en la
inexistencia de suficiente fundamentación, debo dejar sentado que esta Sala, efectivamente, se ha
impuesto un criterio de exigir la formulación de una crítica concreta objetiva, razonada y
circunstanciada de todos y cada uno de los fundamentos del fallo.

Es así, que el desarrollo de los agravios a la luz del artículo 260 del Código Procesal Civil y
Comercial de nuestra provincia supone, como carga procesal, una exposición en la que mediante
el análisis razonado y crítico del fallo impugnado se evidencie su injusticia.

La expresión de agravios debe contener la crítica concreta y razonada de las partes del fallo
recurrido que se consideren equivocadas, en base a las constancias de autos, debiendo ser la
pretensión de la quejosa autosuficiente y demostrativa de los desaciertos del Magistrado, pues no
resulta ataque idóneo las meras afirmaciones del recurrente no avaladas en circunstancias
emergentes del proceso, ni la mera disconformidad con lo decidido, toda vez que este proceder en
manera alguna satisface la requisitoria legal de los artículos 260, 261 y 266 del rito y, en
consecuencia, acarrea como lógica conclusión, que corresponda desierto este aspecto del recurso
(esta Sala, causa: 65280 RSD: 231/08 S 01/07/2008 in re “Moravicky, Alejandro c/Bressan, Luciana
s/Ds y Ps”).
Esta Sala ha dicho, a su vez, que en los casos que aún mínimamente se cumplieran tales extremos,
y se entendiera que está en juego el principio de defensa en juicio, corresponde atender tales
quejas, siguiendo la denominada doctrina amplia -pero acoto- sólo excepcionalmente se ha
seguido este criterio (CALZ Sala I Reg. Sent. Def. 181/92, 46/93, 138/93, 177/93, 96/94, 56/98,
169/99 y ot.)

En mi concepto, no puede ser calificado de insuficiente, respecto de las críticas que formula al
decisorio apelado el escrito en cuestión, pues del mismo surge cabalmente los puntos del fallo que
le causan agravio.

En consecuencia estimo necesario atender sus quejas, y revisar la justicia del la sentencia recurrida
(Doctrina del art. 260 CPCC y jurisp. Anotada).

2- Ingresando ya al planteamiento del recurrente, advertiré que los Jueces no están obligados a
tratar todas las argumentaciones propuestas por las partes, sino que basta que hagan mérito de
aquéllas que consideren más adecuadas para sustentar sus conclusiones (CSN noviembre 8-1981,
“Dos Arroyos SCA c/ Ferrari de Noailles” en “Actualización de Juris.”, N° 1440, La Ley, 1981 - D,
pág. 781; CALZ, Sala 1, Reg. Sent. Def. 32/90 172/00 entre otras).

Tales cuestiones esenciales, son ésas que, según las modalidades del caso, resultan para la
correcta solución del pleito y vienen constituidas por puntos o capítulos de cuya decisión depende
directamente el sentido y alcance del pronunciamiento y que -por su naturaleza- influyen
preponderantemente en el fallo, las vinculadas a la dimensión cuantitativa del objeto de la
pretensión (SCBA, AC. 21917, DJBA, T. III, pág. 15, ídem Ac. 35.221 “Ramos de Pagella c/ Escot”,
22-4-86).

Pongo de resalto que la obligación de los magistrados de decidir las cuestiones conducentes para
el fallo, se circunscribe a las que estime necesarias para la sentencia que deban dictar (Santiago C.
Fassi,. “Código Procesal Civil y Comercial, comentado, anotado y concordado”, T I, pág. 278). No se
encuentran ceñidos a seguir el enfoque jurídico esgrimido por las partes, ni tampoco a rebatir
todos y cada uno de los fundamentos por ellas invocados.

No es vano recordar que cuando un expediente llega a la Cámara de Apelación, en virtud de un


recurso, es la Alzada quien adquiere la plenitud de la jurisdicción, ocupando desde entonces la
misma posición que tenía el juez de la primera instancia; le corresponden idénticos deberes y
derechos (C.S.J.N., 2-11-95, in re “Miguel, Lorenzo c/ Estado Nacional”; “Sandler, Héctor c/ Estado
Nacional”, Rep. El Derecho, T. 30, pág. 1072,n 21; esta Alzada, 4-IV-06; Causa 62.061, Reg. Sent.
Def. 60, Diario “El Derecho”, 12-IX-06, n° 11.591, fallo 54.240).

3- En carácter liminar y siendo que ha venido a esta Alzada cuestionado la normativa legal aplicada
por el a quo, corresponde avocarme al respecto.

Que el 1° de agosto de 2015 entró en vigencia el Código Civil y Comercial de la Nación aprobado
por la ley 26.994; circunstancia sobreviniente por la cual corresponde determinar en primer
término la ley aplicable a los supuestos como el que nos ocupa.

Que el artículo 7 del nuevo ordenamiento vigente establece la aplicación inmediata de las leyes a
las consecuencias de las relaciones y situaciones jurídicas existentes, agregando a párrafo seguido
que las mismas no tienen efecto retroactivo, salvo disposición en contrario.

Que ambos principios (aplicación inmediata e irretroactividad de la ley), bien entendidos, se


complementan.

Que de tal modo, corresponde entender -como regla general- que la nueva legislación se aplica
inmediatamente a todos los supuestos acaecidos a partir de su entrada en vigencia, así como
también a aquéllos otros que, habiéndose originado aún en fecha anterior, producen sus
consecuencias jurídicas con posterioridad a la sanción de la norma.

No será aplicable entonces a las relaciones o situaciones jurídicas -y sus consecuencias-


consumados, agotados o extinguidos con anterioridad a su vigencia, excepto cuando, claro está,
exista disposición legal en contrario.

Que, sentado ello, advierto que en la especie tanto el plazo prescriptivo alegado por la
usucapiente (año 1981), como la fecha fijada por el a quo para declarar adquirido el inmueble por
usucapión (22/2/2005) acontecieron y se agotaron a la luz de la anterior normativa; circunstancia
por la cual -tal como lo resolviera el a quo- el conflicto deberá ser juzgado por la ley vigente en
aquél entonces, hoy derogada. (En este sentido, KEMELMAJER DE CARLUCCI, A., en La Ley
02/06/2015, punto IV último párrafo.; LORENZETTI, R. L., en “Cód. Civ. y Com. de la Nación
Comentado” T. I, p. 47 y sgtes, Ed. Rubinzal Culzoni; “Cód. Civ. y Com. de la Nación Comentado”
Tit. Prel. y Libro I, Ed. INFOJUS; p. 23 y sgtes; íd. SCBA, Ac. 107.423).

4- Sentado lo expuesto, cabe referir que los extremos requeridos para viabilizar la acción de
usucapión, consagrados tanto por la doctrina como por la jurisprudencia de nuestros Tribunales,
están constituidos por la presencia de una prueba plena y concluyente de la existencia: a) del
corpus, entendido como el ejercicio del poder de hecho, su señorío sobre la cosa; b) del animus, o
la intención de tener la cosa para sí; c) del mantenimiento de ambos requisitos durante el plazo
requerido por la ley, en forma pública y pacífica (doct. art. 4015 del Cod. Civil CALZ Sala I, Reg.
Sent. Def. 377/88, 166/95, 339/95, 338/96 y otros).

La usucapión, que es la denominada prescripción adquisitiva, es un modo de adquirir un derecho


de propiedad u otros derechos reales (usufructo, uso, servidumbre) por el transcurso del tiempo.
Tiene un fundamento de orden público, pues no ha sido regulado sólo atendiendo al interés del
poseedor, sino también al interés social, ya que estimula la producción y el trabajo de quien
durante años ha cultivado un inmueble, incorporando riqueza a la comunidad, frente a un
propietario negligente que ha abandonado sus bienes (esta Sala 61653 RSD-154-6 S 20-6-2006, in
re “Tonani, Atilio Jorge c/ Capria, Pedro s/ Usucapion”; 66253 RSD: 54/09 S 21-4-2009 in re
“Smeiniansky, David c/Baratucci, Camilo s/Usucapión).

El juicio de usucapión ha sido creado para reconocer como propietario de un inmueble a aquella
persona que durante un cierto tiempo lo posee con ánimo de dueño. Se trata de un proceso de
carácter contencioso, que debe entenderse contra quien resulte titular del dominio de acuerdo
con las constancias de catastro, y si no se pudiera establecer con precisión quien figura como
titular al tiempo de promover la demanda, se procederá de la forma que determinan las normas
del rito para la citación de personas desconocidas esta Sala 61653 RSD-154-6 S 20-6-2006, in re
“Tonani, Atilio Jorge c/ Capria, Pedro s/ Usucapión”; 66253 RSD: 54/09 S 21-4-2009 in re
“Smeiniansky, David c/Baratucci, Camilo s/Usucapión).

Además, el proceso de usucapión debe ser evaluado en su desarrollo total, las pruebas deben ser
merituadas unas con otras y todas entre sí, resultando censurable la descomposición de los
elementos probatorios, disgregándolos para considerarlos separadamente, todo ello sin dejar de
tener en cuenta la facultad del juez, de inclinarse por algunos de esos elementos, en perjuicio de
otros (SCBA Ac. 35990 del 27-2-85, Ac. 38332 del 6-10-87; CALZ Sala I, Reg. Sent. Def. N§ 188/89,
119/90, 54/09).
La prescripción adquisitiva o usucapión es un modo de adquirir el dominio (art. 2524, inc 7º Código
Civil) originario, esto es, el adquirente no deriva su derecho del propietario anterior, porque no
obtiene la cosa de él. Este no es su autor, ni el primero su sucesor, porque desde el inicio de su
posesión él es un verdadero contradictor del dueño (art. 2401), pues pretende la cosa para sí (art.
2351), para lo cual realiza actos posesorios idóneos (art. 2384). La cosa se adquiere con
independencia y a pesar del derecho que tenía el propietario anterior (Kiper, Claudio, “Código
Civil”, Artículos 3875 a 4051, Pag. 530, Ed. Rubinzal Culzoni, 2007).

No es posible que cualquier ocupación sea considerada para sí y a título de dueño, debiendo
soportar la carga de la prueba en tal sentido quien invoca esa calidad. Así, el carácter contencioso
del juicio de usucapión supone la carga de la prueba de los hechos constitutivos del derecho
alegado, lo cual se logra cuando las pruebas arrimadas conforman lo que se denomina “prueba
compuesta” (esta Sala, RSD: 234/01 Exp: 457451 in re “Varela, Julio c/Cattaneo, Vicente
s/Usucapion”; 66253 RSD: 54/09 S 21-4-2009 in re “Smeiniansky, David c/Baratucci, Camilo
s/Usucapión”).

La prueba compuesta es la coordinación de elementos correspondientes de diferente naturaleza


probatoria y deja como saldo sistematizador una acreditación. Las declaraciones testimoniales,
evaluadas a la luz de la sana crítica, son sumamente importantes para resolver la cuestión, por
cuanto los testigos dan cuenta del conocimiento personal de los actos posesorios que aluden
realizados. Sin embargo, es conocido que la ley requiere que la prueba testimonial no sea la única
aportada por el demandante, es decir, que se halle corroborada por la evidencia de otro tipo, que
forme con ella la prueba denominada compuesta. No empece señalar que en lo atinente a
impuesto, tasas y demás, que ellos han dejado de constituir un requisito ineludible a los fines de la
usucapión, por lo que la ausencia de su pago no obsta a la procedencia de la acción si existe
prueba compuesta asertiva (esta Sala, RSD: 234/01 Exp: 457451 in re “Varela, Julio c/Cattaneo,
Vicente s/Usucapion”; 66253 RSD: 54/09 S 21-4-2009 in re “Smeiniansky, David c/Baratucci,
Camilo s/Usucapión”).

En tal inteligencia, resulta imprescindible que mediante concreción idónea y coherente de esa
prueba -compuesta- (art. 24 Ley 14159) llegue al órgano jurisdiccional a la íntima convicción de
que en el caso ha mediado posesión, por lo que la prueba acreditativa no puede sustentarse sólo
en la instrumental.
Siendo que la posesión comprende la idea del poder efectivo sobre la cosa (corpus), acompañado
de un propósito íntimo por parte del sujeto, de someterla al ejercicio de un derecho de propiedad
(animus domini), conforme a los términos del artículo 2351 del Código Civil (Lafaille, Héctor
“Tratado de los Derechos Reales”, de. 1943, Vol. I, pág. 66), incumbe a quien pretende adquirir el
dominio mediante la prescripción adquisitiva (art. 2524 inc. 7º del Cód. Cit.), acreditar la
concurrencia de ambos elementos, los que revisten carácter constitutivo de su acción (arts. 375 y
679 del Digesto de forma).

Otro principio que aparece como de ineludible aplicación es aquel que impone que la prueba debe
ser evaluada en su totalidad, tratando de vincular armónicamente los distintos elementos de
acreditación cumplidos en la causa, de acuerdo con las reglas del artículo 384 del Código Procesal.
Es obligatorio para el juzgador tomar el proceso en su desarrollo total, merituando las pruebas
unas con otras y todas entre sí. Sin dejar de reconocer la facultad que tiene el juez de inclinarse
por alguno de esos elementos, no puede descomponerlos, disgregándolos para su análisis en
forma separada (SCJBA Ac. 35.900 del 27-II-86; Ac. 38-332 del 6-X-87; esta Sala RSD 188/89;
166/95 y 201/06 entre muchas otras).

Es de advertir que atento el carácter contencioso del presente proceso, incumbe la carga
probatoria a la parte actora (arts. 375 y 679 del CPCC) y que la ley requiere, como se desprende de
su propio texto que la prueba de testigos, que es por lo común la sustancial y de mayor
importancia dada la naturaleza de los hechos que se pretende justificar, no sea la única aportada
por el actor; vale decir, que esa prueba sea corroborada por evidencia de otro tipo, que formen
con ella la prueba compuesta.

Y si bien para esto no es forzoso que tales evidencias versen sobre actos cumplidos a lo largo de
todo el período de prescripción, si es necesario que exterioricen la existencia de la posesión o de
algunos de sus elementos durante una buena parte de ese período, posibilitando así junto con
éstos aseverar que en el caso concreto ha mediado posesión veinteañal (esta Sala causa:57450
RSD-61-4 S 16-3-2004, in re “Garofalo, Osvaldo Omar c/ Provincia de Buenos Aires s/ Usucapion”).

De la compulsa de los presentes obrados, estimo que se extraen elementos suficientes para tener
por conformada la mentada prueba compuesta que permite tener por acreditada la adquisición
del dominio por prescripción.
A esos efectos, analizaré los elementos que estimo eficaces para fundar mi voto, que demuestran
que la señora Susana Isabel Ortiz, ostentaba oportunamente la posesión animus domini del
inmueble en cuestión desde el año 1.981 apróximadamente. (art. 4015 C, Civil y 384 CPCC).

Es el caso señalar que en las presentes actuaciones se ha dado cabal cumplimiento de las
exigencias formales del artículo 679 de la ley de forma en atención a la sumaria tramitación del
pleito, la acción de prescripción adquisitiva ha sido dirigida contra quien figura como titular en el
Registro de la Propiedad Inmueble de Buenos Aires y se ha acompañado plano de mensura visado
por la Dirección de Geodesia del Ministerio de Obras Públicas en fecha 19 de enero del año 2.010.

Comenzaré con el análisis de las declaraciones testimoniales brindadas en autos para dar
respuesta a las quejas vertidas por la parte recurrente.

Es necesario poner de resalto que la valoración de la prueba testimonial y su fuerza probatoria


deben apreciarse según las reglas de la sana lógica, procurando desentrañar el mérito o la
inconsistencia de la declaración con las demás circunstancias de la causa que corroboren o
disminuyan su fuerza, observando igualmente la calidad de los testigos. Los magistrados son
soberanos en la apreciación de las declaraciones testimoniales, analizadas como se ha efectuado,
conforme las reglas de la sana crítica (art. 384 CPC).

Los jueces no solamente concluyen en sus sentencias con el literal confronte de los testimonios
que se les brinda en análisis, sino que lo hacen al materializar en ellos su lógico pensamiento luego
de formarse convicción de la verdad moral como terceros imparciales en la contienda, dando así
valor a las deposiciones que se conforman con la realidad (esta Sala, RSD: 245/06 in re “Gallo,
Edelmira Elsa c/Cersosimo, Arturo Horacio s/Interdicto de recobrar” Exp: 62131; RSD: 358/07
“Sosa, Lina c/Exp. Caraza SA s/Ds y Ps” causa: 63795).

Un testigo es atendible cuando su declaración es idónea para crear la convicción del juez sobre la
verdad de los hechos a los cuales se refiere.

En este orden, para apreciar la eficacia del testigo, deben atenderse las circunstancias o motivos
que corroboran o disminuyen la fuerza de sus declaraciones, pues ni el juramento de decir verdad
impuesto por la ley ni las manifestaciones formuladas al responder por las generales de la ley
impiden que el juez ejerza la potestad legal de apreciarlas según las reglas de la sana crítica (esta
Sala, RSD: 245/06 in re “Gallo, Edelmira Elsa c/Cersosimo, Arturo Horacio s/Interdicto de recobrar”
Exp: 62131; RSD: 358/07 “Sosa, Lina c/Exp. Caraza SA s/Ds y Ps” causa: 63795).

Ahora bien, a su turno los testigos Collazo, Contreras, Orellana y Piriz, son contestes en declarar
que la señora Susana Isabel Ortiz vive en el inmueble sito en la calle Ortega y Olavarría de la
localidad de Monte Grande, desde el año 1980 o 1981 (ver testimonios de fs. 303, 304 y 341) y que
fué ella misma quien con el paso del tiempo junto a su marido fué incorporando notables mejoras
en la mentada finca (ver testimonios de fs. 303, 304 y 341).

Dichos extractos testimoniales, logran formar convicción sobre mi persona que la señora Susana
Isabel Ortiz ocupa el inmueble bajo litigio desde comienzos de la década del 80.

Como corolario de lo expuesto, es menester poner de resalto que al margen de que el “corpus
posesorio” haga o no presumir el “animus domini” hay actos emanados de quien pretende la
usucapión que de por sí son demostrativos de su intención de comportarse como dueño y una
forma de probar esa intención o comportamiento lo constituye el pago más o menos regular de
los impuestos o tasas que afectan el inmueble en cuestión (SCBA, AC 81003 S 23-4-
2003,”Demucho, Miguel Angel c/ Acuña, Calixto y otro s/ Desalojo” en DJBA 165, 148).

Ya ha dicho esta Sala que no es necesario que las evidencias presentadas en el expediente
abarquen todo el plazo de prescripción adquisitiva, pues basta que exterioricen la existencia de la
posesión durante buena parte de ese lapso, al igual que en materia de pago de impuestos (esta
Sala, Exp: 61852 18/06/2006 RSD: 201/06 in re “Papa, Armando c/De Noia, Arturo Raul y ots
s/Usucapión”).

Los recibos de pago de impuestos y tasas gozan de valor probatorio complementario, con
independencia del nombre que figure en los mismos, pues se presume que pagó su importe quien
presenta los recibos. Además, no es necesario que los pagos se remonten a todo el lapso de la
prescripción, ni que se hayan efectuado a su debido tiempo (esta Sala, Exp: 61852 18/06/2006
RSD: 201/06 in re “Papa, Armando c/De Noia, Arturo Raul y ots s/Usucapión”).

Si bien el abono de los gravámenes debe ser “especialmente considerado” (art.24 inc. “c”, ley
14.159 ref.por dec.ley 5756/58), su prueba no es ineludible ya que tiene un valor meramente
complementario (SCBA, Ac.38.447 del 26/4/88, Ac.39.743 del 13/9/88), por donde la circunstancia
de que no alcance a todo el tiempo exigido para usucapir no aniquila la acción, y debe valorarse en
armonía con los restantes elementos de prueba (CC0002 SI 58816 RSD-28- 93 S 11-3-1993, in re
“Zapata Emilio c/ Iglesias B. s/ Usucapión).

De los recibos acompañados en la acción iniciada por prescripción adquisitiva de dominio, se


extrae que quien pretende adquirir por prescripción el inmueble, ha pagado servicios de luz, gas y
teléfono (ver fs. 7/10). Como así también, con los informes obrantes a fs. 373 y fs. 483; fs. 442/443
y fs. 319 y 381, remitidos por Telefónica de Argentina, Metrogas S.A. y Edesur, respectivamente,
se pudo determinar que dichos servicios fueron solicitados por la actora y se remontan al año
2004.

Conjuntamente, la actora acompañó fotocopias del documento de identidad en donde consta el


cambio de domicilio en la calle Ortega 2064 de Monte Grandre del año 1985 (fs. 11) y una copia
del boletín de calificaciones, perteneciente a Valeria Yéssica Leguizamón, del año 1990, donde
surge el domicilio de la calle Ortega 2064 de Monte Grande (fs. 3), o la copia del acta de
matrimonio de la actora con el Sr. Juan Carlos Leguizamón, del 21 de mayo de 1992, donde figura
como domicilio de ambos cónyuges el referido supra (fs. 16). A mayor abundamiento es menester
destacar la pericia realizada por la Ingeniera Civil Carina Beatriz Ghenadenik (fs. 461/463) quien
constató en el inmueble objeto de autos, su antigüedad y la existencia de distintos tipos de plantas
y árboles añosos de gran porte y altura (art. 474 y 384 del CPCC).

Respecto referido por el demandado en cuanto refiere a que la actora detenta una posesión
ilegítima, de mala fe, viciosa y clandestina, cabe recordar que conforme lo señala el art. 4015 del
Cod. Civil la propiedad de cosas inmueble y demás derechos reales, se prescribe también por la
posesión continua de veinte años, con ánimo de tener la cosa para sí, sin necesidad de título y
buena fe parte del poseedor, salvo lo dispuesto respecto de la servidumbre para cuya prescripción
se necesita título (art. 4015 y 4016 del C.C.).

Sentado ello, cabe destacar asimismo la desidia de parte del demandado, quien habiéndose
enterado -según sus dichos en la contestación de demanda- por otras personas de la ocupación
del inmueble, nada hizo al respecto a fin de recuperarlo.

Todas esta circunstancia genera en mi convicción sobre la existencia del “animus domini”
requerido para el progreso de la acción (art. 384 CPCC) y confirmar el rechazo de la reconvención
intentada por el demandado.
Por último, respecto al agravio argüido por el recurrente en cuanto a la determinación del
inmueble en función de las distintas numeraciones municipales con las que las partes identifican al
inmueble, cabe destacar que ambas partes al adjuntar el plano de mensura a fs. 2 la actora y del
plano emitido por la Dirección de Catastro de la Municipalidad de Esteban Echeverría por el
demandado a fs. 102, se puede determinar que en ambos casos se trata del mismo inmueble
identificado según su nomenclatura catastral como Circ. V, Secc. G, Mz. 125 a, Parc. 5d, por lo que
teniendo en cuenta tales extremos, deviene innecesario explayarse sobre el tema.

5- En lo que respecta al planteo efectuado por la imposición de costas, corresponde señalar que el
artículo 68 de la Ley adjetiva consagró en materia de costas el principio objetivo de la derrota, en
cuya virtud la parte que sucumbe en el pleito debe cargar los gastos respectivos, principio este
que en materia de incidentes se acentúa.

En este sentido, para la imposición de las costas lo que vale es la razón o la sinrazón de las
respectivas posiciones que el magistrado extrae de lo expuesto y probado en el pleito (Cam. Civ. y
Com. Lomas de Zamora, Sala I, Causa 64.627, RSI-542-07, del 11 de septiembre de 2007 “Leverman
German c/ Magnello Silvio y ot. s/ Daños y Perjuicios”).

Así, dado que en estas actuaciones, el demandado Hector Bartalini ha opuesto resistencia a la
presente acción y resultó vencido, por lo que la imposición de costas debe ser confirmada.

En consecuencia, no se advierte en el caso que exista mérito para apartarse del principio general
arriba enunciado, por lo que las quejas traídas han de ser desestimadas (doct. arts. 68 y 69 CPCC).-

V.- CONCLUSIONES

De la reseña de las pruebas producidas en los expedientes, las cuales han sido analizadas a la luz
de la sana crítica (art. 384 CPCC), se advierte que se encuentran cumplidos los requisitos legales
para tener por producida la adquisición del dominio por prescripción, ya que la actora ha logrado
acreditar su posesión animus dómini pacífica, ininterrumpida y pública desde el año 1981 hasta la
fecha.
En consecuencia, estimo que corresponde confirmar la sentencia apelada, lo cual dejo propuesto
al Acuerdo.

Por lo expuesto,

-VOTO POR LA AFIRMATIVA-

A la misma primera cuestión, el Dr. Javier Alejandro Rodiño, dice:

Por compartir los mismos fundamentos VOTA EN IGUAL SENTIDO.

A la segunda cuestión, el Dr. Carlos Ricardo Igoldi dice:

Visto el Acuerdo logrado al tratar la cuestión que antecede, corresponde confirmar el


pronunciamiento de grado en lo que fuera materia de recurso y agravios.

Las costas de Alzada han de imponerse al demandado quien mantiene su condición de vencido
(art. 68 del CPCC). Difiriendo la regulación de honorarios para su oportunidad (art. 27 y 38, ley
8.904).

-ASI LO VOTO-

A la misma segunda cuestión, el Dr. Javier Alejandro Rodiño VOTA EN IGUAL SENTIDO.

Con lo que terminó el Acuerdo dictándose la siguiente


SENTENCIA

En el Acuerdo quedó establecido que con otros argumentos la sentencia es justa y debe
confirmarse.

POR ELLO, CONSIDERACIONES del Acuerdo que antecede y CITAS LEGALES:

I- Confírmase la sentencia apelada.

II- Las costas de Alzada han de imponerse al demandado quien continúa con su condición de
vencido (art. 68 del CPCC), difiriendo la regulación de honorarios para su oportunidad (art. 27 y 38,
ley 8.904). III- Regístrese. Notifíquese en formato papel de conformidad con lo dispuesto por el
quinto párrafo del artículo 143 del rito y el artículo 8 del “Protocolo para la notificación por
medios electrónicos” (Ac. N° 3845) y, consentida o ejecutoriada, devuélvase a la instancia de
origen.

Requisitos para la usucapión o prescripción


adquisitiva de inmuebles
La usucapión es un término jurídico que indica un modo de adquirir la propiedad por el transcurso
del tiempo. Esta adquisición se lleva a cabo mediante una posesión continuada durante el tiempo
que exige la ley, el cual es de 20 años sin justo título y 10 años con justo título. (debido al cambio
de Código, se editó el artículo para que sea consecuente con la regulación del Nuevo Código Civil y
Comercial.

Para que la posesión de lugar a la usucapión, se requieren ciertos requisitos:

– Posesión en concepto de dueño, o posesión propiamente dicha. Lo que implica que el poseedor
debe tener la disposición de hecho del inmueble, pero ejercerla a título de dueño, como si fuera el
dueño. Se excluye de este concepto la tenencia, por lo cual locatarios, comodatarios, etc., no
tienen posesión en este sentido, ya que reconocen en otro la propiedad del inmueble. Para que un
tenedor pase a poseer como dueño, es necesario un acto que se denomina interversión de título,
el cual consiste en actos exteriores claros e indubitables que impliquen la exclusión de cualquier
otro propietario.

– La posesión debe ser ostensible y continua. En el nuevo código se elimina la exigencia de que sea
pacífica y sin vicios, en tanto la calificación de la posesión ya no tendrá importancia. Teniendo en
cuenta que el art. 1.930 presume la continuidad, la prueba de ser discontinua la posesión estará a
cargo de quien la afirme.

-Debe ser continua e ininterrumpida por el plazo que establece la ley. Existe la posibilidad de unir
en determinados casos la posesión actual a la posesión anterior, computándose todo el tiempo a
los efectos de la usucapión. El plazo como se mencionó anteriormente es de 10 años en caso de
poseer justo título y de 20 años en caso de no poseerlo.

Requisitos para iniciar el juicio de usucapión: (Provincia de Córdoba)

1) Un plano de mensura del inmueble poseído del que surja, si se pudiere determinar, que
inmuebles resultan afectados en todo o en parte, confeccionado al efecto por profesional
autorizado y visado por la repartición catastral de la Provincia, con una antelación no mayor de un
año.

2) Un estudio de los antecedentes sobre la titularidad del dominio yla condición catastral de los
inmuebles afectados, suscripto por profesional competente.

3) La prueba de que haya de servirse el titular y que acredite el tiempo de posesión: testigos, pago
de impuestos, realización de mejoras, etc.

Iniciado el trámite, se solicitan informes a distintas reparticiones públicas, se ordena la publicación


de edictos, y se coloca un cartel en la propiedad con las referencias necesarias acerca de la
existencia del juicio, en lugar del inmueble visible desde el principal camino de acceso.
Se debe señalar que la adquisición de la propiedad se realiza por el solo transcurso del tiempo de
la posesión, el juicio de usucapión tiene efectos declarativos y tiene como fin poder inscribir la
titularidad del inmueble a nombre del poseedor.

Cualquier consulta comuníquese con nosotros y con gusto lo asistiremos.

Actualización:

Puntos a tener en cuenta si va a comprar una posesión:

Ante la cantidad de consultas de personas que compran una posesión o quieren comprar una
posesión hay que aclarar algunos puntos:

– La única forma de escriturar del poseedor es mediante el juicio de usucapión. La usucapión no es


un trámite, es un juicio que implica que se debe producir prueba y se realiza contra el dueño
original del inmueble.

– La inscripción en el registro de poseedores de la provincia de Córdoba o Tierras para el futuro,


tiene únicamente un valor de publicidad extra. Si bien, la misma posesión de un bien como dueño
es una forma de publicidad, la inscripción en el registro de poseedores genera una anotación en el
registro como poseedor. Dicho trámite no otorga escritura traslativa del dominio, únicamente
sirve para hacer conocer a terceros que se es poseedor del inmueble a través de la anotación en el
Registro de la propiedad.

– La usucapión es un juicio que tiene un costo, tanto en tasas, honorarios, planos, como en
tiempo, por lo cual se debe a tener en cuenta este factor al comprar una posesión de un bien. El
valor de una cesión de posesión tiene que ser sensiblemente inferior a la compraventa de un
terreno.

– Antes de comprar debe ser extremadamente cuidadoso, averiguar todo lo posible los
antecedentes del poseedor. Tenga en cuenta que si va a hacer el juicio de usucapión va a necesitar
toda la prueba posible a los fines de demostrar los veinte años de posesión, pago de impuestos,
testigos, facturas de gastos, construcciones realizadas, etc.
– Adquirir una posesión significa un riesgo, ya que el dueño puede recuperar el bien a través de la
acción de reivindicación. Como poseedor de mala fe, está sujeto a que el dueño solicite el retiro de
lo construido por el poseedor y a costa de éste. También el dueño puede elegir quedarse con lo
construido, abonando el mayor valor que adquirió el bien.

Puede hacer consultas en los comentarios, o hacer una consulta arancelada en el consultorio
jurídico online, que será respondida con prioridad y más detalladamente.

EXP 7841/7 "FERNANDEZ CARDOZO ALICIA FILOMENA C/ ESTADO DE LA PROVINCIA DE


CORRIENTES Y/O QUIEN SE CONSIDERE CON DERECHOS S/ PRESCRIPCION ADQUISITIVA"." En la
Ciudad de Corrientes, a los veinticinco (25) días del mes de Noviembre del año dos mil quince,
encontrándose reunidos en la Sala de Acuerdos de la Sala IV de la Excma. Cámara de Apelaciones
en lo Civil y Comercial, la Señora Presidente de Cámara Doctora MARIA EUGENIA SIERRA DE
DESIMONI y los Señores Vocales, Doctores CARLOS ANÍBAL RODRÍGUEZ y MARIA BEATRIZ BENITEZ
DE RIOS BRISCO, asistidos del Secretario autorizante, tomaron en consideración el Expediente Nº
7841, caratulado: “FERNANDEZ CARDOZO ALICIA FILOMENA C/ ESTADO DE LA PROVINCIA DE
CORRIENTES Y/O QUIEN SE CONSIDERE CON DERECHOS S/ PRESCRIPCION ADQUISITIVA”, venido a
conocimiento de la Alzada en virtud del recurso de apelación interpuesto a fs.285/287 y vta, por
Abogado de la parte Actora Dr. Guillermo E. Mac. Corquodale contra el Fallo Nº 247 del 05 de
Noviembre de 2014 de fs.278/283; dictado por el Señor Juez Civil y Comercial N° 13 Doctor Alberto
Alarcon. Practicado oportunamente el correspondiente sorteo a fin de establecer el orden de
votación de los Señores Camaristas, resultó el siguiente: Doctora MARIA BEATRIZ BENITEZ DE RIOS
BRISCO en primer término y Doctor CARLOS ANIBAL RODRIGUEZ en segundo término (fs.306).------
---------------------------------- A continuación, la Señora Vocal Doctora MARIA BEATRIZ BENITEZ DE
RIOS BRISCO formula la siguiente: ----------------------------------------------------------- R E L A C I Ó N D E L
A C A U S A: El Señor Juez “a quo” ha relacionado detenidamente en su fallo los antecedentes
obrantes en autos. A ellos me remito “brevitatis causae”.--------------------El mismo dictó el siguiente
fallo, el que trascripto en su parte pertinente dice:“Nº 247 – Corrientes 05 deNoviembre de 2014 -
FALLO: 1) Rechazando lademanda en todas sus partes. 2) Imponiendo las costas a la parte actora
vencida. 3) Insértese, regístrese, notifíquese y archívese.”.------------------------------------------------------
-------- Remitidos los autos, los mismos son recibidos y quedan radicados en esta Sala IV (fs. 302).- -
----------------------------------------------------------------------------------------- A fs. 302 se llaman Autos,
integrándose la Sala con sus Vocales Dres. MARIA BEATRIZ BENITEZ DE RIOS BRISCO Y CARLOS
ANIBAL RODRIGUEZ y la Presidencia de la Dra. María Eugenia Sierra de Desimoni. Dicha
integración una vez notificada a las partes se halla firme y consentida y la causa en estado de
dictar Sentencia, pasándose los autos a estudio del vocal que debe emitir voto en primer término.-
----------------------------------------------------------------------------------------------- El Señor Vocal Doctor
CARLOS ANIBAL RODRIGUEZ presta su conformidad a la precedente relación de la causa.--------------
--------------------------------- Seguidamente, la Sala IV de la Excma. Cámara de Apelaciones en lo Civil y
Comercial plantea las siguientes

2. C U E S T I O N E S : PRIMERA: ¿Es nula la sentencia recurrida? ------------------------------------


SEGUNDA: ¿Debe ser confirmada, modificada o revocada? ----------------- A LA PRIMERA CUESTIÓN
LA SEÑORA VOCAL DOCTORA MARIA BEATRIZ BENITEZ DE RIOS BRISCO. DIJO: Que el recurso de
nulidad no ha sido interpuesto en forma expresa. Tampoco ha sido fundada la nulidad implícita
comprendida en la apelación (art. 254 del CPCC) ni se observan vicios de forma o construcción que
ameriten una declaración oficiosa de nulidad.-------------------------------------------------------------- Al
respecto, cabe tener presente que nuestra ley de rito autoriza a plantear la nulidad del resolutorio
en forma expresa o implícita. Esto último sucede cuando en la expresión de agravios se sostiene
fundadamente la nulidad.----------------------------------- En el caso, reitero, ninguna de las dos
situaciones ha sucedido en autos lo que conlleva a tener al apelante por desistido de este recurso
y responder negativamente a la primera de las cuestiones planteadas.--------------------------------------
----------------------- Y ASI VOTO.--------------------------------- A LA MISMA CUESTION EL SEÑOR VOCAL
DOCTOR CARLOS ANÍBAL RODRÍGUEZ. DIJO: Que adhiere al voto precedente.------------------------- A
LA SEGUNDA CUESTIÓN LA SEÑORA VOCAL DOCTORA MARIA BEATRIZ BENITEZ DE RIOS BRISCO.
DIJO: I- Se agravia el recurrente por cuanto la Sentencia atacada rechaza la demanda de
Prescripción veinteañal, aduciendo que la actora no había acreditado la existencia de los actos
posesorios realizados por su madre Faustina Cardozo de Fernández y posterior continuación por
parte de la actora.-- Argumenta que la sentenciante omite o no considera la plataforma fáctica
que se halla comprobada en autos Explica nuevamente que el inmueble fue vendido en fecha 16
de octubre de 1975 por el Sr. Genaro Niz, a la Sra. Faustina Cardozo de Fernández y quien además
le cedió todos sus derechos posesorios sobre el mismo terreno municipal. Y que esto no es tenido
en cuenta en la sentencia.---------------------------------------------------------------- Le causa agravio que la
Sentencia, no obstante reconocer como válido dicho contrato, no lo analiza en profundidad ni
extrae las conclusiones jurídicas que necesariamente son su consecuencia.--------------------------------
------------------------------ Dice que esta probado que la Sra. Faustina Cardozo de Fernández vivió en
el inmueble desde que lo compró y hasta su muerte el 25 de julio de 2001. Y, que luego la

3. accedió en su posesión la actora Alicia Filomena Fernández de Cardozo como heredera forzosa
por ser su hija.-------------------------------------------------------------------- Explica que la jurisprudencia es
conteste cuando reconoce la existencia de la presunción jurídica de que probadas dos posesiones,
por una misma persona o por su antecesor, se presume su posesión en el tiempo intermedio, y
que de tal presunción solo pueda ser contrarrestada por una prueba positiva de haber cesado.------
--------------- Le agravia la sentencia que no aplica la presunción “hominis” antes dicha. Agrega que
no hay prueba activa en su contra que desvirtúe su posesión.---------- Se queja por cuanto la
sentencia no considera que la certificación notarial del contrato de venta por cesión de posesión
de fs. 10 comprende a su fecha, toda vez que dicha certificación se extiende en la misma fecha que
el instrumento y determina que las partes firman en presencia del escribano.-----------------------------
---- Se disconforma del fallo en cuanto concluye que no se encuentra probado el “nexo” que une
las posesiones de la madre y la actora. Dice que ya en la demanda se explicó y probó como la
actora luego de la muerte de su madre continuó viviendo en pleno ejercicio de su posesión, el
inmueble objeto de de la acción.------------ Aneja jurisprudencia en virtud de la cual se establece
que los herederos forzosos acceden a la accesión de la posesión del causante sin necesidad de la
declaratoria de herederos, con lasolaacreditación del decesoy sufiliación.Lecausa agravio que la
sentenciante no haya valorado las constancias instrumentales con las respectivas actas.---------------
---------------------------------------------------------------------- II- La Sentencia en crisis, rechaza la demanda
básicamente porque la accionante no ha acreditado con certidumbre, la posesión idónea, pública,
pacífica y continua a lo largo del período fijado por la ley (20 o más años). ---------------------------
Sostuvo el A quo que si bien la actora alegó ocupación efectiva del inmueble, no expresó con
precisión desde qué fecha lo hace ni tampoco el origen de la misma.------------ ----------------------------
--------------------------------------------------------- Que si bien invocó el carácter de cesionaria de la
madre respecto de los derechos posesorios cedidos por el Sr. Niz -y lo acreditó mediante copia
certificada notarialmente-, no demuestra sin embargo la existencia de actos posesorios realizados
por ella, para que mediante la accesión invocada, pueda la prescribiente completar el tiempo de la
prescripción en su favor. ------------------------------------------------------------ Al respecto reconoce que
los testigos y el sondeo de vecinos concuerdan en sus declaraciones, pero enfatiza que no se
prueba desde cuando ha poseído el inmueble ni el origen de su ocupación.--------------------------------
--------------------------- Puntualmente considera decisivo que la actora no haya probado el nexo que
une la posesión de su madre con la suya.---------------------------------------------------- III.- Para delimitar
el thema decidendum, es menester dejar en claro que en autos se encuentran acreditados todos
los requisitos esenciales que la ley prescribe para la sustanciación del juicio de prescripción, esto
es la presentación del plano de mensura aprobado por catastro (fs. 8); el informe registral (fs. 55 y
vta), la oportuna intervención del Estado Provincial (fs. 195), las publicaciones de edictos (fs.
46/49) y la actuación de la Defensoría de Pobres y Ausentes.-----------------------------------------------

4. De ello surge que seha garantizado el carácter contencioso y bilateral del procedimiento, tal lo
exigido por la ley 14.159 y hoy reproducido en el art. 1905 del Código Civil y Comercial.----------------
---------------------------------------------------------- Así puestas las cosas, el punto en cuestión es
determinar si de las constancias de autos surge que la Sra. Alicia Filomena Fernandez Cardozo,
demostró su posesión con animo de dueña en forma pública, pacifica y continua, y si esa posesión
accede a la de su madre Faustina Cardozo de Fernández; de manera que se configure el
presupuesto de la prescripción veinteañal.-------------------------------------------------------- Al respecto
no quedan dudas, ni es objeto de discusión, que la Sra. Faustina Cardozo de Fernández (madre de
la actora) poseyó el bien inmueble, al menos 26 años, esto es desde que el mismo le fuera cedido
por el Sr. Niz, mediante boleto anejado a fs. 10 y hasta su muerte el 25 de julio de 2001 (según
consta en el certificado de defunción de fs. 12).--------------------------------------------------------------------
---------- Sin embargo, lo que explica el Sr. Juez A-quo en su Sentencia, es que esa posesión no le
beneficia a la actora porque esta última no acreditó el nexo que une ambas posesiones. --------------
--------------------------------------------------------------------- IV.- Y es justamente en ese punto donde, a mi
modo de ver, no lleva razón el magistrado sentenciante. --------------------------------------------------------
-------- a) Ocurre que en materia de unión de posesiones, es necesario distinguir el supuesto del
sucesor universal (nuestro caso) del sucesor particular, pues mientras el primero continúa la
posesión del causante, el segundo comienza una nueva posesión que puede unirse a la de su
antecesor (art. 1901 CCyC; y arts. 4004/4004 del derogado CC). Es decir que si el actual poseedor
es un heredero forzoso de quien ejercía la posesión anterior, entonces estamos frente al supuesto
de un sucesor universal y como tal, no es dable hablar de “accesión de posesiones”, pues no se
tratan de dos posesiones distintas sino de la continuidad de una misma posesión.-----------------------
--- Tal concepción, esto es que el sucesor universal continúa la persona del difunto sin iniciar una
nueva posesión y por tal motivo no existe “accesión de posesiones”, ya viene del Código derogado
(arts. 2474/2476, 3417, 3418, nota art. 4005 y concs.) y respaldado por la doctrina de aquel
momento (cfr. López Mesa, Código Civil, T. III, p. 1056; Santos Cifuentes, T. V, La Ley, 2a ed., p.
499; Beatríz A. Areán, Juicio de Usucapión, Ed. Hammurabi, pp. 168/169, entre otros).-----------------
------------ En este sentido es interesante recordar la nota del codificador al art. 4005 del régimen
derogado: "...los sucesores universales no hacen sino continuar lapersona del difunto: ellos no
comienzan una nueva posesión: continúan sólo la posesión de su autor, y la conservan con las
mismas condiciones y las mismas calidades: si ella es viciosa en vida del difunto, se conserva
viciosa en el heredero; y recíprocamente, si era justa y de buena fe, se continúa como tal, aunque
el heredero llegare a saber que la heredad pertenecía a otro. Los sucesores particulares, sean a
título oneroso o lucrativo, no continúan la posesión de su autor: no hay identidad jurídica en las
personas; no representan a su autor; no suceden en sus obligaciones:Elautor del sucesor puede
tener una condición totalmente diferente, que impida unir la posesión del uno a la del otro. Hay
dos posesiones distintas, que en ciertos casos tienen la facultad de unirse para cumplir el tiempo
requerido por la prescripción".-- --------------------------------------

5. En la actualidad cabe citar la opinión de Lorenzetti quien al comentar el art. 1901 del CCyC
expresa: “los herederos no hacen sino continuar la persona del difunto: ellos no comienzan una
nueva posesión, continúan sólo la posesión de su autor, y la conservan con las mismas condiciones
y las mismas calidades” (cfr. Ricardo Luis Lorenzetti, Código Civil y Comercial de la Nación, T. IX, Ed.
Rubinzal Culzoni, p. 73). En igual sentido se proyecta la opinión de Julio César Rivera y
GracielaMedina quienes señalan que el art. 1901 mantiene el instituto de la unión de posesiones
ya establecida en el Código de Vélez. Y en forma puntual destacan que “el sucesor universal
continúa la posesión del causante con todas sus ventajas y vicios. Por su parte, el sucesor
particular puede unir su posesión a la de sus antecesores cumpliendo ciertos requisitos…” (cfr.
autores citados. Código Civil y Comercial de la Nación Comentado, T. V, Ed. La Ley, p. 252).-----------
------------------------------------------------ Del mismo modo apuntan los autores Ghersi - Weingarten
que es pacífica la tendencia jurisprudencial, en el sentido de que el sucesor universal es un
continuador de la posesión de su antecesor, en las mismas e idénticas condiciones que éste la
ejercía. Es que no se trata de dos posesiones diferentes, sino de una misma y única posesión, que
nace con las ventajas y vicios existentes al momento de la adquisición (cfr. autores citados, Código
Civil y Comercial, T. V, Ed. Nova Tesis, pp. 533/534).------------------------------ --------------------------------
-------------------------------- En sentido concordante Bueres dice que “ el texto anterior era confuso,
por ello, el actual dice que, el heredero continua la posesión de su causante. Hay entonces
continuación de la posesión y no acción de posesiones, o si se quiere “ unión de posesiones” como
ahora se denomina a la figura ( cp. Bueres Alberto J., “C.C. y C.” analizado, compl.. y conc., V 2, Ed
Hammurabi, fs. 255.----------------------------------- Cabe concluir entonces que tratándose de un
sucesor universal, no estamos en presencia de dos posesiones sino de la continuación de una
misma posesión.----------------------------------------------------------------------------------------------- b) Como
lógico corolario de lo expuesto, en este supuesto (sucesión universal) no existe transmisión
voluntaria de la posesión de una persona a los efectos que la continúe otra, sino que esta posesión
proviene directamente de la ley y no de un acto o negocio jurídico.------------------------------------------
------------------------------------ De ahí que no resulta necesario acreditar el nexo jurídico (entendido
como negocio o trato en virtud del cual se transmiten los derechos posesorios), como
acertadamente arguye el quejoso.------------------------------------------------------------------ Se trata de un
supuesto por el cual la ley presume que quien poseyó, al fallecer, transmite dicho derecho a sus
sucesores. Y estos, cuando son forzosos, entran en posesión de la herencia de pleno derecho.-------
--------------------------------------------- En efecto. De acuerdo a lo normado por el Código Civil los
derechos derivados de la posesión de un inmueble se transmiten “mortis causa” (art. 3418 CC
derogado, 2280 CCyC) y la transmisión de la herencia se opera instantáneamente en el momento
de la muerte (art. 3420 CC derogado; 2277 y 2337 CCyC).---------------------- Vale decir, todo lo que
el causante poseía, sea a título de dueño o de mero poseedor, setransmite a los herederos desde
la muerte y siendo éstos forzosos entran en posesión de la herencia de pleno derecho sin ninguna
otra formalidad.----------

6. De modo que, en este caso, para tener por acreditada la continuación de la posesión no se
requiere más que la comprobación del vínculo entre el causante y el sucesor.-------------- --------------
-------------------------------------------------------------------- “Los sucesores universales detentan la
posesión hereditaria de pleno derecho (art. 3410 del CC), pueden promover directamente el juicio
de usucapión sin tener que iniciar con antelación la sucesión del poseedor, debiendo acreditar
solamente el deceso y el vínculo de parentesco con el causante para demostrar su carácter de
continuadores de la posesión” (CNCiv. Sala C, 28/09/01, LL 2002-B, 577 citado por Ghersi -
Weingarten; Código Civil y Comercial, T. V, p. 539).------------------------------- Cabe insistir entonces
que, como se viene explicando, es menester diferenciar el supuesto del sucesor universal del
singular, pues únicamente éste último debe demostrar el vínculo de derecho destinado a
transmitir o ceder al sucesor los derechos de la posesión del autor, de tal manera que si esta
condición faltase, la accesión no podría alegarse y el último poseedor no podría invocar para
prescribir sino su propia posesión. --- -------------------------------------------------------------------------------
Al respecto ha señalado la jurisprudencia que “el nexo jurídico puede resultar de una sucesión a
título universal -en cuyo caso debe justificar su calidad de heredero-, o puede tratarse de una
situación singular, debiendo en tal caso acreditar su carácter de cesionario de los derechos
posesorios mediante instrumento escrito” (Cám. Apel. Civ. y Com. Paraná, Sala II, 9/12/94, elDial-
AT1017).--------------------------------- Entonces, y para concluir, la transmisión o sucesión de la
posesión “rem invocar y sumar a la propia el tiempo de la de su cedente o causante ocurre de
pleno derecho desde la muerte del causante (doctr. Arts. 3410, 3217, 3418, 4015, 4016 y cctes del
CC derogado) y basta para ello la demostración del deceso y el vínculo de parentesco con el
causante.------------------------------------------------------------------------- Extremos que en autos se
encuentran acreditados.---------------------------- c) En efecto, de la prueba compuesta rendida en
autos (instrumental, testimonial, sondeo vecinal), surge con meridiana claridad que la Sra. Alicia
Filomena Fernández Cardozo continuó en la posesión que ejercía su madre fallecida (cuyo proceso
sucesorio no ha sido abierto según informe del Registro de Juicios Universales fs. 223/224) y que
siendo heredera forzosa con posesión hereditaria Ipso iure (art. 3410 C.C., hoy art. 2337) el nexo
jurídico se desprende del propio vínculo, que en el caso se encuentra acreditado con la partida de
nacimiento presentada a fs. 233/234.---------------- Siendo ello así, resulta fácil advertir el yerro en
que incurrió el anterior sentenciante al juzgar el caso como un supuesto de sucesión particular y
exigir, como hizo, prueba de los actos posesorios en cabeza de la actora y la demostración de un
vínculo o nexo jurídico entre ambas posesiones.------------------------------------------------ Tales
extremos, insisto, son sólo exigibles para el caso del sucesor singular, único supuesto en el que se
configura la accesión de posesiones. Pues, como explica Lorenzetti “la sucesión de la posesión es
un fenómeno distinto de la unión de posesiones o accesio possessionis.La primera se produce a
favor del sucesor universal en una sucesiónpor causa de muerte, y no da lugar a una nueva
posesión. La segunda se configura cuando el causahabiente del poseedor lo es por título inter
vivos o cuando lo es por causa de muerte,

7. pero no con carácter universal, y nace una nueva posesión, que es susceptiblesimplemente de
unirse a la anterior”. (autor y op. cit. T. IX, p. 75).----------- Cabe concluir entonces que el Sr. Juez A
quo no ha efectuado un correcto encuadre del caso y por tal motivo es que su pronunciamiento
debe ser revocado. --------------------------------------------------------------------------------------------- d)
Ocurre que al estar acreditado que la causante poseyó el inmueble por un plazo mayor al exigido
por la ley (26 años), bastaba que la actora invocara la prescripción ya adquirida para tener una
sentencia que así lo reconozca.-------------------- Y al respecto, no está demás resaltar que la actora
ha arrimado suficiente prueba en sustento de su pretensión. Así de las declaraciones testimoniales
rendidas en autos de Bernardo Manuel Guastavino (fs.140), María Rita Duarte (fs.141); Dominga
Ibarra (fs.142), Zulma Quiroz (fs. 143) y Juan José Rodriguez (fs. 144) surge que el inmueble era
habitado por la Sra. Alicia Filomena Fernández Cardozo. Con el sondeo vecinal se acreditó que la
posesión de la actora superaba los veinte años (cfr. fs. 174) y ello también ha sido corroborado por
las opiniones vecinales recogidas por el Sr. Juez de Paz de Mburucayá, Pedro Antonio Azano al
momento de realizar la inspección ocular (fs. 129/130).-------- -------------------------------------------------
------------------------ Que a ello cabe agregar los informes brindados por la DEPEC (fs. 115) y AGUAS
(fs. 113/114) donde se da cuenta que el inmueble tenía suministro de energía a nombre de
Cardozo Faustina desde el año 1985 y agua potable desde el año 2001 a nombre de la actora y que
no registra deuda. Lo que autoriza a sostener que se ha cumplido con el pago regular de los
respectivos servicios.------------------------------------ Por si fuera poco del informe policial rendido en
autos (fs. 108/109) da cuenta que el inmueble pertenecía a Genaro Niz, que fue vendido a la Sra.
Faustina Cardozo y que del mismo se hizo cargo la actora luego del fallecimiento de la madre.----
Por último no puede soslayarse la circunstancia de que el inmueble carece de un titular registral e
incluso no reviste interés para el Estado (fs. 195).---------- Todo lo cualdemuestra que seha dado
cumplimiento alrecaudo de la prueba compuesta exigida por la ley y, por tanto, se está en
condiciones de declarar adquirido por prescripción el inmueble objeto de autos.-------------------------
--------------- e) En relación a este último aspecto, cabe señalar que la adquisición que por este
pronunciamiento se reconoce es consecuencia de la posesión continuada por la actora como
heredera a título universal de su madre. ------------------------------------------ Y aquí es necesario
efectuar una aclaración. El sucesor universal puede poseer la cosa no como continuador de la
posesión sino por un título distinto al de su antecesor. Pero si ello ocurre, ya se estaría en
presencia de una nueva posesión donde no es posible computar el plazo anterior del poseedor
prefallecido.------------------------------ En tal sentido la jurisprudencia ha señalado que “en el
supuesto de que sea un heredero quien intervierta el título y comience a poseer en forma
exclusiva, su posesión deja de ser continuación de la del causante y la prescripción tiene lugar a los
veinte años de iniciada la posesión exclusiva, no computándose el tiempo anterior (art. 3460)
(CNCiv., Sala C, 28/09/01, Armendano, Carlos E. c. Anselmo, Bartolomé. LL 2002-B, 577, con cita de
Zannoni, E., “Derecho de las Sucesiones” t. 1, Ed. Astrea, 3a ed., p. 437; citado por Ghersi
Weingarten, en op. cit. T. V, p. 533).--------------------------

8. Efectuada esta aclaración, corresponde dar cumplimiento con lo dispuesto en el art. 1905 del
CCyC (de aplicación inmediata al caso, conforme fundamentos expresados por este Tribunal a fs.
310/311) y en su mérito fijar la fecha en la cual se ha cumplido el plazo de prescripción.---------------
---------------------------------- La misma debe ubicarse a los 20 años de la fecha en que la madre de la
actora, Sra. Faustina Cardozo de Fernández adquiere los derechos posesorios sobre el inmueble de
autos, en virtud del instrumento de cesión suscripto el 16/10/1975 con el Sr. Genaro Niz y que
obra a fs. 10 de estos autos.----------------------------------------------- Y en consecuencia establezco
como fecha de adquisición del dominio el 16/10/1995, siguiendo al respecto la opinión doctrinaria
de quienes afirman que la sentencia no puede tener efectos retroactivos al momento en que se
comenzó a poseer sino a la fecha en que se produjo la adquisición del derecho real (ver al respecto
Ricardo L. Lorenzetti, op.cit, p. 83/85).--------------------------------------------------------------------- V- Por
lo expuesto, de ser compartido este voto, corresponderá: 1) Declarar desierto el recurso de
nulidad y hacer lugar al recurso de apelación de fs. 285/287 vta. y en su mérito revocar la
Sentencia N° 247 obrante a fs. 278/283 en todas sus partes. 2) Declarar que la Sra. ALICIA
FILOMENA FERNANDEZ CARDOZO DNI 11766477 en su carácter de sucesora universal de la Sra.
FAUSTINA CARDOZO DE FERNANDEZ, ha adquirido por PRESCRIPCION VEINTEAÑAL el inmueble
individualizado como PARCELA SIN NUMERO, MANZANA 171, ubicado en calle PEDRO FERRE 1354
del DEPARTAMENTO DE MBURUCUYA, PROVINCIA DE CORRIENTES, en los términos y dimensiones
de la mensura aprobada por la Dirección General de Catastro de la Provincia que lleva el N° 1092
“I”, con una superficie total de 6.848 m2 cero tres decímetros cuadrados. 3) Establecer como fecha
de adquisición del derecho real de dominio el día 16 de Noviembre de 1995. 4) Costas por su
orden, dado el carácter oficial de la actuación de la parte perdidosa. 5) Regular los honorarios
profesionales del Dr. Guillermo E. Mac Corquodale, como monotributista, en el 30 % de la
cantidad que deba fijarse para los honorarios de primera instancia.- ----------------------------------------
------------------------------------------- ES MI VOTO.----------------------------------------------------------------------
-------- A LA MISMA CUESTION EL SEÑOR VOCAL DOCTOR CARLOS ANÍBAL RODRÍGUEZ. DIJO: Que
comparto los fundamentos expuestos por la Sra. Vocal preopinante. En consecuencia adhiero al
voto que antecede y me expido en idéntico sentido.------------ -------------------------------------------------
------------------------- Con lo que se dio por terminado el Acuerdo, pasado y firmado ante mí,
Secretario, que doy fe.------------------------------------------------------------------------------ CONCUERDA:
Fielmente con sus originales obrantes a fs…206/212.del PROTOCOLO DE SENTENCIAS de esta
EXCMA. CÁMARA DE APELACIONES EN LO CIVIL Y COMERCIAL – SALA IV, firmado por los Dres.
CARLOS ANIBAL RODRIGUEZ

9. y MARIA BEATRIZ BENITEZ DE RIOS BRISCO. Ante mí: Dr. ALEJANDRO DANIEL MARASSO.
Abogado Secretario.------------------------------------------------------------------------ ---------------------
CORRIENTES, veinticinco (25) de Noviembre de 2015.----------------------------- Dr. ALEJANDRO
DANIEL MARASSO Secretario Sala IV Cám. Apel. Civil y Comercial Corrientes S E N T E N C I A : Nº
36.- Corrientes, veinticinco (25) de Noviembre de 2015. Por los fundamentos que instruye el
Acuerdo precedente, SE RESUELVE: 1º) DECLARAR desierto el recurso de nulidad y hacer lugar al
recurso de apelación de fs. 285/287 vta. y en su mérito revocar la Sentencia N° 247 obrante a fs.
278/283 en todas sus partes. 2°) DECLARAR que la Sra. ALICIA FILOMENA FERNANDEZ CARDOZO
DNI 11766477 en su carácter de sucesora universal de la Sra. FAUSTINA CARDOZO DE FERNANDEZ,
ha adquirido por PRESCRIPCION VEINTEAÑAL el inmueble individualizado como PARCELA SIN
NUMERO, MANZANA 171, ubicado en callePEDROFERRE 1354 del DEPARTAMENTO DE
MBURUCUYA, PROVINCIA DE CORRIENTES, en los términos y dimensiones de la mensura aprobada
por la Dirección General de Catastro de la Provincia que lleva el N° 1092 “I”, con una superficie
total de 6.848 m2 cero tres decímetros cuadrados. 3°) ESTABLECER como fecha de adquisición del
derecho real de dominio el día 16 de Noviembre de 1995. 4°) Costas por su orden. 5°) REGULAR los
honorarios profesionales del Dr. Guillermo E. Mac Corquodale, como monotributista, en el 30 % de
la cantidad que deba fijarse para los honorarios de primera instancia. 6°) INSÉRTESE copia,
regístrese, notifíquese y consentida que fuere, vuelva al Juzgado de origen. Dra. MARIA BEATRIZ
BENITEZ de RIOS BRISCO Juez – Sala IV Cám. Apel. Civil y Comercial Corrientes Dr. CARLOS ANIBAL
RODRIGUEZ Juez – Sala IV Cám. Apel. Civil y Comercial Corrientes

10. Dr. ALEJANDRO DANIEL MARASSO Secretario Sala IV Cám. Apel. Civil y Comercial Corrientes

11.

Provincia de Corrientes Poder Judicial EXP 50414/10 "MUR RAMON GUMERSINDO C/ESTADO DE
LA PROVINCIA DE CORRIENTES S/PRESCRIPCION ADQUISITIVA" En la Ciudad de Corrientes, a los 09
(nueve) días del mes de octubre del año dos mil quince, encontrándose reunidos en la Sala de
Acuerdos de la Sala IV de la Excma. Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial, la Señora
Presidente de Cámara Doctora MARIA EUGENIA SIERRA DE DESIMONI y los Señores Vocales,
Doctores CARLOS ANÍBAL RODRÍGUEZ y MARIA BEATRIZ BENITEZ DE RIOS BRISCO, asistidos del
Secretario autorizante, tomaron en consideración el Expediente Nº 50.414, caratulado: “MUR
RAMON GUMERSINDO C/ESTADO DE LA PROVINCIA DE CORRIENTES S/PRESCRIPCION
ADQUISITIVA”, venido a conocimiento de la Alzada en virtud del recurso de apelación y nulidad
interpuesto a fs. 434/444 y vta., por el apoderado de la parte actora, contra el Fallo Nº 51 del 18
de marzo de 2015 de fs. 423/432; dictado por el Señor Juez Civil y Comercial N° 13, Doctor Alberto
Alarcón.---------------------------------------------- -------------------- Practicado oportunamente el
correspondiente sorteo a fin de establecer el orden de votación de los Señores Camaristas, resultó
el siguiente: Doctor CARLOS ANIBAL RODRIGUEZ en primer término y Doctora MARIA BEATRIZ
BENITEZ DE RIOS BRISCO en segundo término (fs. 461).--------------------------------------------- A
continuación, el Señor Vocal Doctor CARLOS ANIBAL RODRIGUEZ formula la siguiente: ----------------
---------------------------------------------------------------- R E L A C I Ó N D E L A C A U S A: El Señor Juez “a
quo” ha relacionado detenidamente en su fallo los antecedentes obrantes en autos. A ellos me
remito “brevitatis causae”.------------------------------------ El mismo dictó el siguiente fallo, el que
trascripto en su parte pertinente dice: “Nº 51 – Corrientes, 18 de marzo de 2015… FALLO: 1°)
Rechazando la demanda instaurada en todas sus partes. 2°) Haciendo lugar a la reconvención
deducida por la demandada ESTADO DE LA PROVINCIA DE CORRIENTES, condenando a la actora a
la entrega dentro del término de 10 (diez) días de quedar firme la presente el inmueble
individualizado en la demanda libre de enseres y ocupantes. 3°) Imponiendo las costas a la actora
vencida…”.------------------------------------------------- Interpuesto y substanciado el recurso, el mismo
es concedido libremente y con efecto suspensivo (fs. 452).-----------------------------------------------------
-------------------- INFOJUS www.infojus.gov.ar

2. Remitidos los autos, los mismos son recibidos y quedan radicados en esta Sala IV. A fs. 456 se
llaman Autos, integrándose la Sala con sus Vocales Dra. María Beatriz Benitez de Rios Brisco y el
suscripto y la Presidencia de la Dra. María Eugenia Sierra de Desimoni. Dicha integración una vez
notificada a las partes se halla firme y consentida y la causa en estado de dictar Sentencia,
pasándose los autos a estudio del vocal que debe emitir voto en primer término. Ello previa
anotación de litis ordenada por este Tribunal por Resolución N° 167 de fs. 464/466 dando así
cumplimiento a lo dispuesto por el Art. 1905 del Código Civil y Comercial de la Nación.-----------------
---- La Señora Vocal Doctora MARÍA BEATRIZ BENITEZ DE RIOS BRISCO presta su conformidad a la
precedente relación de la causa.----------------------------------- Seguidamente, la Sala IV de la Excma.
Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial plantea las siguientes ----------------------------------------
-------------------------- C U E S T I O N E S : PRIMERA: ¿Es nula la sentencia recurrida? ----------------------
----------------------------- SEGUNDA: ¿Debe ser confirmada, modificada o revocada? -----------------------
--------- A LA PRIMERA CUESTIÓN EL SEÑOR VOCAL DOCTOR CARLOS ANIBAL RODRIGUEZ dijo:
Junto al recurso de apelación planteó también el recurrente el de nulidad. Fundó tal medio de
impugnación en la falta de fundamentación del decisorio recurrido, en su motivación inexistente,
lo que priva a su parte de la posibilidad de contrastar la razonabilidad de la resolución dictada. -----
-------------------------------------- Analizada así la cuestión debo señalar que el fallo no adolece del vicio
que esgrime el recurrente como motivo de nulidad. Con respecto a la falta de fundamentos,
debemos recordar, siguiendo a Ramiro Podetti que “la omisión de fundamentos, a menos que sea
total, no puede ser motivo de nulidad de la sentencia, ya que la extensión de los considerandos es
cuestión propia de la necesidad de expresión del pensamiento del juez” (Confr. Tratado de los
Recursos, Ed. Bs. As., 1958, p. 262). Ello es así porque “las razones buenas o malas que han servido
para fundar la sentencia no pueden invocarse como motivo de nulidad de la misma; esta debe
fundarse en la omisión de resolverse un punto pertinente ya que su examen incompleto o
deficiente no vicia la sentencia” (confr. Parry Adolfo. Nulidad de la Sentencia por defectos de
forma, Revista de Derecho Procesal, año 2, N° 1, edic. 1944, p. 69). --------- Expresa Román Frondizi
que la fundamentación es la justificación de la parte dispositiva, a través de la cual el juez trata de
demostrar que la decisión del caso se ajusta a derecho. Fundar la sentencia es, pues, justificarla
("La sentencia civil", Ed. Platense, pp. 27/ y INFOJUS www.infojus.gov.ar

3. Provincia de Corrientes Poder Judicial 38).------------------------------------------------------------------------


------ El Superior Tribunal de Justicia ha dicho que si el Inferior cumplió con los preceptos de la ley
de procedimientos, haciendo la relación de los hechos y exponiendo los fundamentos de derecho,
la omisión de tal o cual argumento, así como el silencio acerca de algunas pruebas, no son causa
bastante para anular la sentencia (fallo N° 25 del 16-VII-1897, en Autos y Sentencias, T. III, pp. 177
y sgtes., Corrientes, 1902).------- Y en el caso de autos, la resolución aparece debidamente fundada
conforme a la solución dada al caso, más allá de que el quejoso no coincida con las razones
expuestas por el “A-quo”, aspecto que debe ser analizado en el marco del recurso de apelación. ---
Ello es así pues se tiene dicho reiteradamente que ”El recurso de nulidad es el medio de
impugnación a través del cual se pueden invalidar las providencias judiciales que no cumplen con
los requisitos formales enunciados por la Ley (arts.160 a 163, Cód. Proc. Nac...) . Se trata de
reparar vicios de estructura de la respectiva resolución; quedan excluidos del recurso tanto los
vicios de procedimiento que precedieron a la providencia recurrida (que deben ser atacados
mediante el incidente de nulidad) como los errores de juzgamiento de hecho y derecho de la
resolución, materia propia de los demás recursos, especialmente el de apelación”. (Conf. Arazi,
Roland. Derecho Procesal Civil y Comercial, T. II, Ed. Rubinzal – Culzoni, Sta. Fé, 1999, p. 60).---------
“El Código Procesal no regula en forma autónoma el recurso de nulidad, sino que lo considera
comprendido dentro del recurso de apelación. Así se ha resuelto que “la vía recursiva de nulidad
carece de autonomía, pues está contenida en la apelación, por lo cual no procede cuando el vicio
in iudicando puede ser remediado al considerar los agravios” (Conf. Arazi - Rojas, Código Procesal
Civil y Comercial de la Nación, T. I, Ed. Rubinzal – Culzoni, Sta. Fé, 2001, pp.798/799.-------------------
----------------------- Por tales razones, propiciaré el rechazo del recurso de nulidad incoado. ASI
VOTO.- -- --------------------------------------------------------------------------------------------- A LA MISMA
CUESTION LA SEÑORA VOCAL DOCTORA MARIA BEATRIZ BENITEZ DE RIOS BRISCO dijo: Que
adhiero al voto que antecede y me expido en idéntico sentido.------------------------------------------------
-------------------------------------- A LA SEGUNDA CUESTIÓN EL SEÑOR VOCAL DOCTOR CARLOS ANIBAL
RODRIGUEZ dijo: 1.- Corresponde ingresar al tratamiento del recurso de apelación incoado a fs.
434/444 vta. contra la Sentencia N° 51 (fs. 423/432) el que previa sustanciación y contestación del
traslado conferido (fs. 449/450 vta.) fue concedido libremente y con efecto suspensivo a fs. 452.---
------------------------------------------------- 2.- La manera en que ha quedado trabada la litis ha sido
expuesta detalladamentemente INFOJUS www.infojus.gov.ar

4. por el sentenciante de grado en las resultas del decisorio impugnado, a lo que me remito en
honor a la brevedad. Sin perjuicio de ello y a modo de introducción haré una breve reseña de las
constancias de autos. -------------------------- Puesto en tal tarea advierto que el Dr. Cesar G. Correa
D’Alessandro inicia la presente demanda a fs. 2/4 vta. en nombre y representación del Sr. Ramón
Gumersindo Mur, tendiente a obtener la prescripción adquisitiva del inmueble que allí
individualiza.- Señala que su mandante es cesionario de los derechos y acciones posesorios que
sobre dicho inmueble ejerció “animus domini” desde el año 1960 el Sr. Juan Carlos Falcón, según
instrumento privado que adjunta.------------------------------------------------- Manifiesta que el Sr. Falcón
ejerció la posesión del mismo en forma pacífica, pública y contínua desde el año 1960 y que su
mandante continuó la posesión en idénticas condiciones; que en el año 2000 encargó al
Agrimensor Nacional Sr. Armando J. Perez la realización de una mensura para prescripción
adquisitiva quien cumplió su cometido con la Mensura N° 16359 “U”; que realizó la instalación de
tendido eléctrico para servicio de luz eléctrica y abonó impuesto inmobiliario y contribución por
servicios a la propiedad.------------- ------------------------------------------- El Sr. Juez “A-quo” dispuso que
la presente demanda tramitaría por las normas del proceso ordinario (fs. 68) y corrió traslado de la
demanda.-------------------------------- A fs. 85/88 vta. se presentan los apoderados del Estado
Provincial y luego de negar expresa y categóricamente cada uno de los hechos invocados,
contestan la demanda incoada manifestando que el bien que se pretende usucapir pertenece al
dominio público del Estado; que fue afectado al Aeropuerto de la ciudad de Corrientes; que ello
surge del Decreto N° 5480/57 y por tanto el mismo es inalienable, inenajenable e imprescriptible. -
--------------------- -------------------------------------------------------------- Al mismo tiempo, plantean
reconvención en contra del actor por la acción de reivindicación, sin reconocer en el actor el
carácter de poseedor del inmueble en cuestión citando como normativa aplicable al caso, además
del Decreto mencionado en el párrafo que antecede, el Decreto Ley N° 17137 por el cual el Estado
Nacional dona un inmueble a la Provincia de Corrientes, el Convenio suscripto entre la Provincia y
la Nación y el posterior Decreto Provincial N° 1512 de 2007 .--------------------------------- Corrido
traslado de la reconvención planteada, es contestado a fs. 102/104 vta. por la parte accionante
quien, a su vez, niega los hechos allí invocados e insiste con su postura inicial referente a los
derechos que asisten a su parte.--------------------------------- En tales términos ha quedado trabada la
litis.------------------------------------------- 3.- La sentencia en crisis rechaza la demanda de prescripción
incoada y hace lugar a la reconvención que introduce el Estado Provincial, en mérito de lo cual
ordena a la actora la entrega del inmueble objeto de autos, libre de enseres y ocupantes, en el
plazo de diez días de INFOJUS www.infojus.gov.ar

5. Provincia de Corrientes Poder Judicial quedar firme dicho decisorio.--------------------------------------


------- Para así decidir inició analizando el cumplimiento de los recaudos previstos normativamente
para la procedencia de la prescripción. Así, se explayó acerca de la mensura acompañada y analizó
los caracteres de la posesión invocada a la luz del material probatorio rendido.---------------------------
--------------------------------------------- Recién luego de ello indaga acerca de la naturaleza del bien que
se pretende usucapir y concluye en que se trata de un bien que pertenece al dominio público del
Estado y que al no haber mediado acto de desafectación alguna, resulta improcedente el instituto
de la usucapión por lo que estima que la demanda debe ser rechazada.----------- A continuación
analiza la reconvención -acción de reivindicación- deducida por la parte demandada, la que estima
procedente y concluye del modo ya señalado.----- 4.- En el memorial recursivo (fs. 434/444 y vta.)
expresa el apelante los agravios que le causa la sentencia en crisis. Señala en tal sentido que el
decisorio es arbitrario pues el Señor Juez “A-quo” parte de una falsa premisa, cual es considerar
que el inmueble objeto de prescripción pertenece al dominio público del Estado cuando -estima-
no es así. ---------------- -------------------------------------------------------------------- Para ello señala que el
Estado aprobó una mensura para prescripción adquisitiva presentada por el actor; percibió el pago
de impuestos inmobiliarios y el canon por servicio de energía eléctrica; consintió el asentamiento
de unas cuatrocientas familias, una Iglesia Evangélica, un comedor comunitario; que los vecinos
reciben asistencia médica, odontológica, etc. a través del Ministerio de Salud y del Municipio local;
que permitió el emplazamiento de un corsódromo, un autódromo, etc., afirmando que todos son
hechos públicos y de notorio conocimiento y que por tanto no requieren demostración.---------------
------------------------------ -------------------------------------------- Que se prescindió de la valoración de
todo el material probatorio rendido, del que palmariamente surge que el inmueble en cuestión
fue desafectado del dominio público del Estado, en el supuesto de que así lo haya sido, lo que por
cierto niega.-------- Manifiesta encontrar un claro apartamiento de la norma aplicable pues dice
que es conocido que en nuestro sistema legal no existe una disposición que expresamente
establezca que los bienes sometidos al régimen de dominio público son imprescriptibles.-------------
------- ------------------------------------------------------------------ Hace hincapié en los elementos esenciales
que deben reunirse para que un bien sea considerado como del dominio público para luego
efectuar una especial referencia al acto de desafectación, en el caso, tácita, al haber tolerado el
Estado todos los hechos de ocupación referidos en párrafos anteriores.------------------------------------
------------------- Como consecuencia de lo expuesto solicita se revoque la sentencia recurrida, se
rechace la reivindicación intentada y se haga lugar a la demanda por prescripción adquisitiva
INFOJUS www.infojus.gov.ar

6. introducida por su parte. Con costas en ambas instancias a la parte demandada.------------------- --


---------------------------------------------------------------------- 5.- De tal modo quedó delimitado el “thema
decidendum” y debo adelantar que propiciaré la confirmación de la conclusión a que arriba el
sentenciante de grado.-------- a) En efecto, para la correcta dilucidación del caso estimo pertinente
analizar en primer lugar, la naturaleza del bien objeto de la presente litis y voy a coincidir en que
se trata de un bien que pertenece al dominio público del Estado Provincial.------------------- Ello es
así porque los bienes del Estado suelen clasificarse -conforme a la disponibilidad que de ellos se
permita y al consecuente régimen jurídico que los regula- en bienes del dominio privado y bienes
del dominio público. Los bienes del dominio privado están sometidos a las reglas del derecho
privado, en tanto el régimen jurídico que regula a los bienes del dominio público es de carácter
administrativo.------------------ Escola define al dominio público como “el conjunto de bienes de
propiedad del Estado lato sensu afectados al uso público, directo o indirecto de los habitantes,
sometidos a un régimen jurídico especial de Derecho Público y por lo tanto exorbitante del
Derecho Privado”. (Escola Hector. Compendio de Derecho Administrativo. Depalma. Bs.As. 1984.
T. II, pp. 986 y ss.).------------------------------------------------------ Para Marienhoff “dominio público es
un conjunto de bienes que, de acuerdo al ordenamiento jurídico, pertenecen a la comunidad
política pueblo, hallándose destinados al uso público -directo o indirecto- de los habitantes”
(Marienhoff Miguel S. Tratado de dominio público. Tea. Bs.As. 1960, p. 141).------------------------------
------ Es decir que los bienes del dominio público y los bienes del dominio privado del Estado se
diferencian por su finalidad y por el sujeto-titular.---------------------------------- Respecto de la
finalidad, cabe decir que los bienes del dominio público están “siempre” destinados al “uso
público” -directo o indirecto- de los habitantes. “… y cualesquiera otras obras públicas, construidas
para utilidad o comodidad común” (art. 2340, inc. 7º del C.C. [hoy Art. 235° inc. f) del Código Civil y
Comercial]); o sea, que todos los bienes del Estado afectados a un uso público directo o indirecto
integran el dominio público.------------------------ -------------------------------------------------------------
Respecto del sujeto-titular, en el caso de los bienes del dominio público es -según la doctrina- el
Estado lato sensu o la “comunidad política pueblo”. (Conf. Rosatti Horacio. Código Civil
Comentado. Edit. Rubinzal Culzoni. Sta. Fe. 2007. p. 416).------- Veamos pues si en el caso que nos
ocupa el inmueble que se pretende usucapir estaba afectado o no a la prestación de un servicio
público. ----------------------------------- Así, tenemos que en fecha 10 de diciembre de 1957 se suscribe
un Convenio entre el Ministerio de Aeronáutica -en representación del Estado Nacional- y el
Ministro de INFOJUS www.infojus.gov.ar

7. Provincia de Corrientes Poder Judicial Hacienda de la Provincia de Corrientes, en virtud del cual
la Nación, como titular del dominio de los terrenos que ocupaba el Aeródromo Cambá Punta y que
se individualizan en el mismo, cede y dona los mismos a la Provincia de Corrientes (Art. 1º); que
dicha donación fue aceptada por la Provincia de Corrientes bajo la condición de construir allí con
fondos propios una pista de hormigón con las especificaciones que allí se indican (Art. 2º);
indicándose expresamente en el Art. 4º del mismo que las tierras comprendidas en la donación y
que a ese momento no sean utilizadas, serían reservadas para futuras expansiones de las
instalaciones, “no pudiendo la Provincia venderlas ni destinarlas a otros fines que no sean los
expresamente aeronáuticos”.----------------------- En virtud de dicho convenio se dicta el Decreto –
Ley Nº 17.137 de fecha 27 de diciembre de 1957 por el que se materializa la referida donación. En
los considerandos del mismo se destaca la facultad de los estados provinciales para construir y
mantener aeródromos públicos; la posesión de dichos terrenos por parte del Estado Nacional, los
que fueron destinados para la construcción de un aeródromo; la necesidad de encontrar una
solución urgente que posibilite el desarrollo del tráfico aerocomercial por medio de aviones de
base terrestre -en ese entonces se utilizaban hidroaviones- para una ciudad de tal importancia
como esta. En el Art. 1º de la norma en cuestión se materializa la referida donación, la que es
aceptada por la Provincia (Art. 2º) con la condición de construir en dichos terrenos la pista de
aterrizaje con las especificaciones indicadas y por el Art. 3º, se ratifica en todos sus términos el
convenio referido en el párrafo que antecede.-------------------------------------------------------- -------------
-------------------------- Dicho Decreto-Ley fue ratificado en su totalidad por esta Provincia mediante
el Decreto Nº 5480 suscripto el 31 de diciembre de 1957.---------------------------------------- Luego,
mediante el dictado del Decreto Nº 276 del 8 de octubre de 1969 y teniendo en cuenta que se ha
omitido en su oportunidad la inscripción de las tierras donadas, se dispuso la inscripción del
dominio en el Registro de la Propiedad a favor del Estado de la Provincia de Corrientes haciéndose
referencia en los considerandos del mismo que las tierras donadas integran la fracción
correspondiente al Aeropuerto Internacional Corrientes “Cambá Punta” para luego señalarse que
de conformidad al Art. 1810 del Código Civil reformado por Ley Nº 17.711, las actuaciones
administrativas son título de dominio suficiente cuando se trata de donaciones al Estado, por
tanto no resulta necesario el requisito de escritura pública.------------ ------------------- De lo hasta
aquí expuesto puede colegirse sin ambages que el bien en cuestión integra el dominio público del
Estado pues fue destinado o afectado a cumplir un servicio público por la autoridad competente. --
------------------------------------------------- Ello así pues para determinar la naturaleza jurídica de la
afectación hay que distinguir entre los bienes públicos naturales y los artificiales. En el primer
caso, se requerirá una ley nacional y en el segundo, una ley provincial o un acto administrativo. De
manera que en estos INFOJUS www.infojus.gov.ar

8. supuestos, es la autoridad local la que crea el bien público, ya sea por ley, ya por acto
administrativo. Lo destina así al fin previsto, lo que implica afectación. (Conf. Diez. Manual de
Derecho Administrativo. T. 2. Edit. Plus Ultra. Bs.As. 1997. p. 340).---------------------------- ---------------
------------------------------------- Ninguna duda cabe respecto al carácter de servicio público que
reviste el transporte aéreo. Y analógicamente (Art.2° del Código Civil y Comercial) equivalente a
los puertos en la navegación (Art.235°, inc. b. del Código Civil y Comercial de la Nación).- -------------
--------- ------------------------------------------------------------------------ b) Establecida entonces la
naturaleza del bien que se pretende usucapir, corresponde analizar sus caracteres jurídicos.
Menciona Rosatti al respecto que ellos son: 1) la inalienabilidad. Esto supone que están fuera del
comercio de derecho privado. Diez señala que tal carácter surge implícita del principio de no
comerciabilidad de dichos bienes y su fundamento es preservar a las generaciones futuras los
bienes en cuestión. (Diez Manuel María. Dominio público. Teoría general y régimen jurídico. Bs.As.
1940, p. 271 y 263). En igual sentido se expresa Marienhoff para quien el fundamento de tal
indisponibilidad tiene a asegurar el cumplimiento del fin que motiva la afectación. (op. cit. p. 221 y
225). 2) la imprescriptibilidad: esto significa que el bien no puede ser adquirido por la posesión
contínua de un ocupante durante el lapso fijado por la ley (interpretación a contrario sensu del art.
3948 del Código Civil). El fundamento de la imprescriptibilidad es poner a cubierto a la
administración de imprevistas o sorpresivas detracciones al patrimonio comunitario (Waline
Marcel. Les mutation domaniales. París. 1870. p. 43; cit. por Diez, ob. cit., pp. 280 y ss.). 3) la
sujeción a reglamentos de policía es otro de los caracteres de estos bienes, es decir que están
sujetos a un régimen especial y único para ellos (CSJN Fallos: 146:289 y ss). (Conf. Rosatti. Op. cit.
pp. 417/418).-------------------------------------------------------------- En otras palabras, atendiendo a la
relación de los bienes con la persona jurídica pública, se subdividen en: a) Bienes públicos: que
están afectados a la comunidad para uso y utilización de los particulares. Quedan fuera del
comercio y por ello no son enajenables ni se adquieren por usucapión. Tanto la afectación o la
desafectación de estos bienes del dominio público se efectúan por un acto de autoridad,
generalmente emanado del Poder Legislativos; en ciertos casos por hechos de la naturaleza.
Producida la desafectación por ley del Congreso o por acto de la Administración, el bien queda
sujeto al régimen del dominio privado y se vuelve susceptible de embargo, enajenación, etc…
(Conf. Cifuentes Santos. Código Civil. Comentado y Anotado. T. IV. Edit. La Ley. Avellaneda (Bs.As.)
2008. p. 399).---------------------------------- ------------------------------ “La imprescriptibilidad es una nota
derivada de la utilidad pública de los bienes de dominio público, cuya efectividad demanda la
exclusión de la adquisición de estos por particulares, incluso por usucapión. Sin embargo, los
bienes demaniales, como ya se ha INFOJUS www.infojus.gov.ar

9. Provincia de Corrientes Poder Judicial indicado, pueden ser objeto de desafectación. Al cesar la
afectación, los particulares pueden comenzar a consolidar sus detentaciones sobre bienes que
fueron de dominio público, tanto naturales como artificiales y que ya son bienes patrimoniales. La
desafectación debe realizarse siempre de manera expresa” (Conf. Gabriel de Reina Tartiere
(Coordinador). Naturaleza y Régimen de los Bienes Públicos. Edit. Heliasta. Avellaneda (Bs.As.).
2009. p. 85).- --------------------------------------------- No desconozco que hay jurisprudencia que
considera que se puede producir la desafectación tácita. Así, se tiene dicho que resulta
incuestionable la procedencia de la usucapión respecto de una parcela residual, no utilizada en la
construcción de una obra de dominio público, si el accionante ha acreditado la posesión pública y
pacífica con ánimo de dueño durante un lapso mayor al requerido por la ley y de las constancias
de la causa se desprende que la fracción que se pretende usucapir no resulta de interés para el
Estado, por lo cual cabría su declaración como sobrante. Específicamente, se ha dicho que “Para
que cese el carácter de dominio público de un bien es necesaria la desafectación de su destino, la
cual puede producirse no solo por las leyes o por actos administrativos sino también por hechos
de la administración, que de manera tácita pero inequívoca y categórica, revelen la voluntad
desafectante de la autoridad competente” (CNCiv., Sala J, 14-7-2000, “Pallito Salvador Jesús
c/Propietario Av. Luis J. Dellepiane 6041 s/Posesión vicenal”, J013337, Zaccheo; Cit. por Calegari
de Grosso. Usucapión. Código Civil y Comercial de la Nación. Ley 26.994. Edit. Rubinzal Culzoni.
Sta. Fe. 2015. pp. 155/156).- -------------------------------------------------------- ---- No es el caso de autos.
En primer lugar, porque el accionante aduce en abono de su postura que el Estado consintió el
asentamiento de unas cuatrocientas familias, una Iglesia Evangélica, un comedor comunitario; que
los vecinos reciben asistencia médica, odontológica, etc. a través del Ministerio de Salud y del
Municipio local; que se permitió el emplazamiento de un corsódromo, un autódromo, etc. Nada
de ello me consta ni se ha producido prueba categórica al respecto y por los medios adecuados.
Cuando la demandada se presentó a tomar intervención en autos ya puso de manifiesto que el
bien integraba el dominio público del estado y cuando la accionante contestó el traslado de la
reconvención planteada nada dijo acerca de estas cuestiones mencionadas, ni ofreció las pruebas
pertinentes, cuando era la oportunidad para hacerlo. Esperó en cambio tener sentencia adversa a
sus intereses para recién formular estas manifestaciones al expresar agravios. Y con respecto al
corsódromo, autódromo y otras obras mencionadas, tampoco me consta ni se alegó acerca de si
las mismas fueron llevadas a cabo a través de permisos o concesiones otorgadas por el Estado, o
por cualquier otro régimen administrativo, ni sujetas a un determinado plazo si lo hubiere. Es más
en los bienes del dominio público los derechos otorgados sobre ellos a los particulares son
eminentemente precarios y revocables en cualquier tiempo (Conf. Rivera, Julio César y Medina
Graciela, Código Civil y Comercial de la Nación, TI, Ed. La Ley, Bs. As.2014, INFOJUS
www.infojus.gov.ar

10. p.519).---------------------------------------------------------------------- En segundo lugar, mal puede


hablarse de una voluntad desafectante por parte del Estado Provincial cuando el titular del Poder
Ejecutivo dictó el Decreto Nº 1512 de fecha 13 de agosto de 2007 por el que se autorizaba a la
Fiscalía de Estado a promover y proseguir hasta su total terminación, todas y cada una de las
acciones civiles y penales que correspondan, motivadas por en los actos de usurpación, invasión,
obstaculización e impedimento de funcionamiento de los predios correspondientes al aeropuerto,
pista de aterrizaje y su zona de influencia y a obtener la restitución, recupero, liberación total de
los predios indicados, contra todas las personas físicas y/o jurídicas individualizadas en las
actuaciones que dieron origen a su dictado y todos aquellos que resultaren ocupantes,
usurpadores, poseedores y/o tenedores, al tiempo o con posterioridad a su dictado y hasta lograr
el total desalojo de los predios. (Art. 1º). En el Art. 3º se instruía a la Escribanía Mayor de Gobierno
a intimar en forma fehaciente a cada uno de los usurpadores existentes a que deje el predio,
haciéndoles saber además que se encuentran cometiendo un ilícito, que su presencia en el predio
no les genera derecho alguno por cuanto el mismo se encuentra afectado al dominio público y que
por tanto, resulta imprescriptible. Por último, en el Art. 4 del Decreto en análisis se instruye a la
Dirección General de Catastro y Cartografía, la imposibilidad de dar curso a pedidos de aprobación
de mensuras para prescripción adquisitiva sobre bienes del dominio público del Estado, por ser
ilícito y de cumplimiento imposible, por atentar grave y severamente contra el orden jurídico y
normativo vigente. ----------- Nótese que en el caso la mensura fue realizada en junio de 2000 e
inscripta en la Dirección General de Catastro en septiembre de 2000 y si bien el Decreto en
cuestión data del 2007, la demanda fue iniciada luego de su dictado, en el mes de abril de 2010.
Con ello quiero significar que el accionante no podía desconocer la existencia de tan clara
normativa publicada en el Boletín Oficial de la Provincia de Corrientes -Nº 25.086- el día 30 de
agosto de 2007. Y es más, la existencia de la misma fue puesta de manifiesto por los apoderados
del Estado Provincial al momento de contestar la demanda incoada y reconvenir por
reivindicación. Sin embargo, nada dijo al respecto la accionante al contestar el traslado que de ello
se le confirió, cuando era la oportunidad para cuestionar su validez e incluso su
constitucionalidad.------------------------------------ Vimos que en el Decreto mencionado el Estado
insiste en la naturaleza del inmueble que se pretende usucapir al decir que pertenecen al dominio
público del Estado Provincial. - --------------------------------------------------------------------------------
Precisamente, la defensa de la integridad del dominio público frente a las usurpaciones de los
particulares que con el transcurso del tiempo terminarían por imponerse, se ha tratado de
encontrar en todas las épocas con la formulación del principio de la imprescriptibilidad de tales
bienes. Este principio tiene por objeto conservar el dominio público en su integridad. Se INFOJUS
www.infojus.gov.ar

11. Provincia de Corrientes Poder Judicial trata de que el dominio público quede entonces y sea en
todo momento y en todas partes dedicado al uso directo o indirecto de la colectividad.
Naturalmente que la imprescriptibilidad subsiste en tanto los bienes mantienen la dominialidad. Si
se produce la desafectación y pasan a constituir bienes privados -reitero- aquella desaparece y se
aplican las reglas referentes al dominio privado del Estado. Es evidente, sin embargo, que no se
puede producir una desafectación tácita. Vale decir que la posesión de un particular que intenta
prescribir, no puede llegar a producir esa desafectación. (conf. Diez Manuel María. Manual …. p.
333).---- ------------------------------------------------------------------------------ La Corte Nacional en la causa
“Vila” destacó la necesidad de una evidencia absoluta de la desafectación y que los hechos que la
sustentan deben ser indudables y manifestarse por constancias inequívocas. (Recurso de hecho
deducido por el Estado Nacional – Ministerio de Educación en la causa “Vila Alfredo Luis
c/Gobierno Nacional – Poder Ejecutivo Nacional”).----------------------------------------------------------
Teniendo en cuenta ese estricto criterio puede aseverarse que en el sub judice nada autoriza a
suponer que el uso particular del inmueble que se pretende usucapir haya contado con la
indubitable aquiescencia de la Administración. El actor no ha demostrado la existencia de hechos
que permitan concluir con evidencia absoluta que el bien ha sido desafectado por la voluntad
tácita de la administración. Con relación a este punto, es oportuno resaltar que la posible
configuración de una manifestación de voluntad implícita de la administración debe apreciarse
restrictivamente, con mayor razón aún cuando el bien en cuestión se encuentra afectado a la
prestación de un servicio de utilidad común como lo es el transporte aéreo de personas y cosas,
resultando insuficiente a tal efecto la existencia de comportamientos simplemente omisivos. No
entenderlo de tal manera, además, importaría nada menos que desnaturalizar el régimen del
dominio público, convalidando la apropiación privada de bienes que pertenecen a toda la
comunidad. (En tal sentido, Cám.Contenc.Adm. Nº 1, Sta. Fe. 11-06- 2013 en autos: “Nicola Jorge
Alberto c/Comuna de Campo Piaggio s/Recurso Contencioso Administrativo”, Expte. Nº 34.).--------
------------------------------- Como conclusión en este punto, de manera contundente y terminante se
tiene dicho que “Toda ocupación de hecho del suelo o de otro bien público, no importa
adquisición de posesión, ni de propiedad o servidumbre y constituye una contravención y una
usurpación permanente que puede ser siempre perseguida, no pudiéndose invocar el hecho de la
posesión ni el justo título ni de la buena fe”. (el subrayado me pertenece). (conf. Diez. Ob. cit., p.
281; cit. por Rosatti. Op. cit. p. 418).- También se dijo que “La afectación de un bien al dominio
público artificial del Estado impide su adquisición por usucapión … aún frente a la existencia de
desidia o error de los funcionarios encargados de mantenerlo en su destino propio”
(Cám.Fed.Apel.Corrientes, 2-10-01, LLLitoral, 2002-478; cit. por Areán Beatriz A. Proceso de
Usucapión. Edit. Hammurabi. Bs.As. 2004. p. 74).------------------------------ INFOJUS
www.infojus.gov.ar

12. Por tanto, el bien objeto de autos pertenece al dominio público del Estado Provincial y
continúa afectado a la prestación de un servicio de utilidad común de todos los ciudadanos. Por
ende participa de sus caracteres y entre ellos, el de la imprescriptibilidad.--------------------- ------------
------------------------------------------------- 6.- En respuesta al agravio que alude al apartamiento de la
normativa vigente y específicamente en cuanto a que no hay en el Código Civil norma alguna que
consagre la imprescriptibilidad de los bienes pertenecientes al dominio público del Estado, si bien
ello era cierto en el Código Civil, derogado por la Ley 26.994 (Art.4°) pues no había sido
expresamente previsto en el texto del cuerpo normativo citado, tanto la doctrina como la
jurisprudencia eran contestes en que ello surge de la interpretación armónica y coordinada de sus
Arts. 2400, 3951, 3952 4019.----------------------------------------------- Entonces, la imprescriptibilidad
surgía en primer lugar del art. 2400: “Todas las cosas que están en el comercio son susceptibles de
posesión;” a contrario sensu, las cosas que son susceptibles de posesión pueden ser susceptibles
de adquisición por prescripción. (La cual supone la posesión.) Entonces los bienes que no están en
el comercio, no pueden ser poseídos y por lo tanto no pueden ser adquiridos o perdidos por
prescripción. -------------------------------- ----------------------------------------------------- En segundo lugar, el
art. 3951, establecía que: “El Estado general o provincial y todas las personas jurídicas están
sometidas a las mismas prescripciones que los particulares, en cuanto a sus bienes o derechos
susceptibles de ser propiedad privada,” lo cual viene a traer la idea de que hay bienes que son
susceptibles de ser de propiedad pública, a los que no se aplica lo que este artículo dispone.---------
--------------------------- El art. 3952 decía: “Pueden prescribirse todas las cosas cuyo dominio o
posesión puede ser objeto de una adquisición.” Vemos ya que los bienes que están fuera del
comercio, por ser del dominio público, no pueden ser objeto de adquisición, y encontrarnos ahora
con esta norma que tampoco pueden ser objeto de prescripción. ----- Por último el art. 4019,
disponía que: “Todas las acciones son prescriptibles, con excepción de las siguientes: 1) La acción
de reivindicación de la propiedad de una cosa que está fuera del comercio.”.-----------------------------
---------------------------------- De todos modos la cuestión ya ha quedado definitivamente zanjada con
la disposición expresa a tal carácter que hace el Art. 237 del Código Civil y Comercial de la Nación.-
----- ---------------------------------------------------------------------------------- Precisamente, comentando el
Art. 235 Código Civil y Comercial se dice que bienes del Estado son aquellos que están afectados a
la comunidad para uso y utilización de los particulares; que los mismos quedan fuera del comercio,
no se pueden enajenar, ni adquirir por usucapión y que la posibilidad de afectarlos o desafectarlos
como bienes del dominio público se debe realizar por un acto efectuado por el Poder Ejecutivo o
por el Poder Legislativo. Dicha INFOJUS www.infojus.gov.ar

13. Provincia de Corrientes Poder Judicial norma menciona en el inc. f) a cualquier obra pública
construida para utilidad o comodidad común. Y en cuanto al Art. 237 del mismo cuerpo legal, se
señala que los particulares no pueden adquirir el dominio de las cosas sujetas al dominio público
por ser éste inenajenable e imprescriptible. (Conf. Lorenzetti Ricardo Luis. Director. Código Civil y
Comercial de la Nación. Comentado. T. I. Edit. Rubinzal Culzoni. Sta. Fe. 2014. pp. 769/779). En
efecto, dice textualmente la norma en cuestión. “Art. 237: Determinación y caracteres de las cosas
del Estado. Uso y goce. Los bienes públicos del Estado son inenajenables, inembargables e
imprescriptibles. Las personas tienen su uso y goce, sujeto a las disposiciones generales y locales”.-
------------------------------------------------------------------------------- Precisamente, la Corte Suprema de
Justicia de la Nación en la causa “Vila” referida, rechazó una demanda de usucapión y ordenó el
desalojo del actor, quien pretendía adquirir el dominio de una fracción de terreno perteneciente a
la Universidad Nacional de Cuyo. El Máximo Tribunal destacó que “no se encuentra controvertido
en la causa el carácter de dominio público del terreno que se busca usucapir” por lo que este
inmueble no es susceptible de actos posesorios que puedan dar lugar a la prescripción adquisitiva
de dominio. ---------------------------------------------------------- 7.- También merece ser descalificado el
agravio que alude a la prescindencia del material probatorio rendido en autos. Ello así por cuanto
el Art. 386 del C.P.C.C. expresamente dispone que los jueces no tienen el deber de expresar en la
sentencia la valoración de todas las pruebas producidas sino únicamente de las que fueren
esenciales y decisivas para el fallo de la causa y por supuesto, en atención a la solución que
finalmente propiciará.------------------------------------------------------------------------------- 8.- Tampoco
resulta aplicable al caso la jurisprudencia que menciona el recurrente, emanada del Máximo
Tribunal Nacional en la causa “Ministerio del Interior – Prefectura Naval Argentina c/Buenos Aires,
Provincia” del 27-09-2005 por cuanto, más allá de que en aquellos autos eran partes dos entes
públicos, no era dudoso que el bien en litigio pertenecía al dominio privado de la Provincia de
Buenos Aires y, por ende, susceptible de una posesión por la Nación, que finalmente dio lugar a la
adquisición por prescripción por parte del Estado Nacional.----------------------------------- 9.- Sin
perjuicio de todo lo expuesto, aún si consideráramos que se produjo un supuesto de desafectación
tácita porque el inmueble que se pretende usucapir es una parcela residual, no utilizada en la
construcción de una obra de dominio público, la demanda sería igualmente rechazada pues para
poder usucapir es preciso que el accionante haya acreditado la posesión pública y pacífica con
ánimo de dueño durante un lapso mayor al requerido por la ley y ello no ocurrió en el caso. ---------
---------------- INFOJUS www.infojus.gov.ar

14. En efecto, el Sr. Ramón Gumersindo Mur, inicia esta demanda de prescripción adquisitiva
señalando ser cesionario de los derechos y acciones posesorios que sobre dicho inmueble ejerció
“animus domini” desde el año 1960 el Sr. Juan Carlos Falcón, según instrumento privado que
adjunta celebrado en agosto de 1986. Manifiesta que el Sr. Falcón ejerció la posesión del mismo
en forma pacífica, pública y contínua desde el año 1960 y que luego él continuó la posesión en
idénticas condiciones; que en el año 2000 encargó al Agrimensor Nacional Sr. Armando J. Perez la
realización de una mensura para prescripción adquisitiva quien cumplió su cometido con la
Mensura N° 16359 “U”; que realizó la instalación de tendido para servicio de luz eléctrica y abonó
impuesto inmobiliario y contribución por servicios a la propiedad.-------------------------- Del material
probatorio colectado así como de la documental que reservada en Secretaría tengo a la vista en
este acto, puede colegirse que el terreno en cuestión pertenece al Estado Provincial tal como
surge de los informes rendidos por el Registro de la Propiedad Inmueble, de la Dirección Provincial
de Aeronáutica (fs. 283/307), del Ministerio de Gobierno y Justicia (fs. 191/206) y del Archivo
General de la Provincial (fs. 133/169).---------- ----------------------------------------------------------------------
---------- Que se trata de un supuesto de accesión de posesiones ya que el accionante aduce haber
ingresado al inmueble en cuestión en agosto de 1986 en virtud del contrato de cesión de derechos
posesorios celebrado con el Sr. Falcón. Vale aclarar que se trata de un mero instrumento privado
que carece de certificación actuarial en cuanto a su contenido, ni a sus firmas, ni fecha cierta, aún
cuando tal operación fuera ratificada por el Sr. Falcón cuando concurrió a prestar declaración
testimonial (fs. 259) oportunidad en que da cuenta que poseyó el inmueble en cuestión desde el
año 1960 hasta 1986 en que cedió sus derechos a Mur, momento a partir del cual éste ocupó el
predio en forma pacífica y sin ser molestado.------------ ----------------------------------------------------------
-- Las testimoniales brindadas por los Sres. Meza (fs. 260), Acosta (fs. 261), Pucheta (fs. 324) y
Monzón (fs. 325) son contestes en reconocer la ocupación del predio por el usucapiente.-------------
---------------------------------------------------------------------- Del mandamiento de constatación (fs.
342/343) surge el estado de conservación del inmueble y en la declaración de parte del Sr. Mur (fs.
185) manifiesta estar construyendo una pequeña vivienda desde hace cuatro o cinco años, para
ser utilizada durante los fines de semana.------------------------------------------------------------------------ La
pericial realizada por el Agrimensor Quinquela Dañhel (fs. 395/396) es contundente en señalar que
el predio en cuestión se halla dentro del inmueble afectado al aeropuerto local aunque no dentro
de su zona de seguridad.- ------------------------------ El Ente Regular de Obras Sanitarias de Corrientes
manifiesta que el inmueble de referencia se encuentra fuera del radio servido por la empresa (fs.
241).-------------------- Aguas de Corrientes informa que la propiedad en cuestión no cuenta con red
disponible INFOJUS www.infojus.gov.ar

15. Provincia de Corrientes Poder Judicial por lo que no se halla registrada en esa compañía.---------
------------------------ La Dirección Provincial de Energía de Corrientes informa a fs. 270 que el
inmueble en cuestión no se registra en el sistema como usuario de esa dirección; que tampoco
figura en el sistema, realizada la búsqueda por los nombres de los linderos mencionados en el
oficio librado, no pudiendo localizar lo solicitado. Ello se contradice con la manifestación del
accionante en cuanto aduce haber solicitado el tendido de servicio eléctrico.----------------------- ------
-------------------------------------------------------- Lo informado por dichos organismos se contradice con
el plano remitido por la Policía de Seguridad Aeroportuaria que se agrega a fs. 336 -en respuesta al
oficio librado- del que surge la existencia de una “zona de asentamientos irregulares, con
sembradíos, ladrillerías, casas precarias, casas de fin de semana, calles internas bien delimitadas,
con tendido de energía eléctrica y agua potable” (el subrayado me pertenece). Tal manifestación
coincide con el informe pericial de fs. 395/396 en cuanto da cuenta de que el inmueble en
cuestión se encuentra comprendido dentro de un barrio que se halla en una etapa de desarrollo
suburbano. Y que el mismo ya cuenta en sus calles con los servicios de agua y luz.-----------------------
----- --------------------------------- El impuesto inmobiliario se comenzó a pagar en el año 2006 según
surge de los recibos acompañados y del Estado de Cuenta Inmobiliario remitido por la
Municipalidad de la Ciudad de Corrientes (entidad autónoma del Estado Provincial, titular del
dominio público) y que se agrega a fs. 313/316 en respuesta al oficio librado a fs. 309.-----------------
------------------------- ------------------------------------------------------ Luego de analizadas las pruebas
aportadas a la causa, bueno es señalar que tanto la doctrina como la jurisprudencia son contestes
en señalar que en los juicios de esta naturaleza se deben analizar los elementos aportados con
suma prudencia y solo acceder a la petición cuando los extremos acreditados lleven absoluta
certeza al juzgador sobre los hechos afirmados por estar en juego poderosas razones de orden
público al tratarse de un modo excepcional de adquirir el dominio. (CNCiv. Sala H, 21-2-2007, LL.
2007-C-228). Con más razón aún en aquellos casos como el que nos ocupa.---------------------- El juez
debe ser muy estricto en la apreciación de las pruebas, dadas las razones de orden público
involucradas y por tanto la comprobación de los extremos exigidos por la ley debe efectuarse de
manera insospechable, clara y convincente. La prueba debe reunir condiciones sustanciales de
exactitud, precisión y claridad debiendo probarse todos los hechos que han servido de base a la
adquisición. Como difícilmente estos hechos, por su variedad y reiteración a lo largo de los años
puedan ser probados a través de una única prueba, la convicción del juez deberá necesariamente
darse como el resultado de distintas pruebas combinadas. Es lo que se denomina prueba
compuesta, que es la que deriva de la composición de pruebas simples, que al ser consideradas
aisladamente, no hacen prueba por si solas, pero al ser evaluadas en conjunto, pueden llevar al
juez a un pleno convencimiento (Conf. Alsina. INFOJUS www.infojus.gov.ar
16. Tratado. p. 304).------------------ En los procesos de usucapión es preciso que exista prueba
compuesta. Así lo ha dispuesto el legislador configurando una hipótesis de prueba legal o tasada.
Ello porque si bien la prueba de testigos será la más importante, sin embargo, el Art. 24 inc. c)
primera parte de la Ley Nº 14.159 modificada por el Decreto Ley Nº 5756/58 establece que “Se
admitirá toda clase de pruebas, pero el fallo no podrá basarse exclusivamente en la testimonial”.
Por lo tanto, si bien tiene un valor preponderante, debe estar corroborada por evidencias de otro
tipo que formen la prueba compuesta respecto de la posesión, por ejemplo la acreditación del
pago de impuestos.--------------------------------- Sabido es que no resulta menester que la prueba
abarque todo el período necesario para prescribir, pero las evidencias de esta índole deben
remontarse a un lapso que cubra una parte considerable de dicho período, de modo de producir
un convencimiento suficiente acerca del comportamiento del pretenso poseedor, en tal calidad.
Ello es así, dado que la sola detentación material de la cosa no hace presumir el “animus rem sibi
habendi” que caracteriza la posesión. (CNCiv. Bs.As. 3-11-11 in re “Mindlis c/Bagian s/Presc.Adq”.--
------------------------------------ ----------------------------- En el caso el accionante solo acreditó haber
abonado el impuesto inmobiliario a partir del año 2006, esto es, únicamente por el período de
cuatro años anteriores a la demanda que fue presentada en abril de 2010 y viene bien recalcar,
veinte (20) años después de la supuesta adquisición de los derechos posesorios que le fueron
cedidos –año 1.986-. Es preciso destacar que quien invoca ser poseedor tiene a su cargo probar su
“animus domini” no solo actual sino también el anterior y especialmente, el que tuviera en el
inicio de la ocupación, porque ese elemento subjetivo debe perdurar a lo largo de todo el plazo
que la ley requiere para consumir la adquisición del dominio por este medio en análisis,
tratándose de un caso de Prescripción Aquisitiva larga (Art.1899° del Código Civil y Comercial de la
Nación).- ------------------------- ------------ El pago de los impuestos no es un acto posesorio aunque sí
es prueba importante del “animus domini” (CNCiv., Sala H, 24-06-2009). Es necesario igual
entender que el solo hecho de pagar los impuestos aún durante todo el lapso de la posesión
carece de entidad suficiente para tener demostrada la misma, si no está avalado por otras
pruebas.- En el caso que nos ocupa, sumado al escaso lapso durante el cual abonó el tributo
municipal, aún cuando las testimoniales rendidas fueron contestes en señalar al Sr. Mur como
ocupante del inmueble en cuestión, se contraponen la falta de registración como usuario ante
Aguas de Corrientes y Dirección de Energía Eléctrica conforme los informes suministrados por
dichos organismos. Todo ello teniendo en cuenta el informe pericial que da cuenta del tendido de
las redes respectivas en las calles del predio y la falta de acreditación de pago alguno en concepto
de canon retributivo de esos servicios.- A ello debe sumarse el carácter de instrumento privado del
contrato de cesión invocado INFOJUS www.infojus.gov.ar

17. Provincia de Corrientes Poder Judicial que al carecer de certificación notarial nada prueba
respecto de su firma, contenido y fecha cierta, más aún teniendo en cuenta que al ser oneroso,
debe ser asimilado a una compra-venta. Y tratándose de un inmueble, debe ser realizada por
Escritura Pública.----------------------------- ------------------------------------------------------- Tal análisis de la
prueba aportada, realizada de manera sumamente estricta pues sostengo que el bien pertenece al
dominio público del Estado y solo fue realizado ante el supuesto de que se pueda considerar que
hubo desafectación tácita, me llevan a concluir que tampoco en autos se ha probado la posesión
alegada por el plazo de veinte (20) años que marca la ley.-------------------------------------------------------
------------------ También es bueno destacar que la conclusión a que arribo no se enerva aunque se
optara por un criterio más flexible en la ponderación de las pruebas y se considerara la cuestión
desde un aspecto social, esto es teniendo en cuenta la crisis en materia habitacional existente en
la Provincia -y en el país, diría- porque el inmueble de autos no constituye el domicilio real del
accionante (ver poder de fs. 8, declaración de parte de fs. 362) y el predio no está destinado a ello
sino solo a una “casa de fin de semana” tal sus propias manifestaciones.-- ---------------------------------
--------------------------------- Además no puedo dejar de considerar el descomunal aumento de la
población de la ciudad de Corrientes, Capital provincial, desde la fecha de inauguración del
Aeropuerto, lo que ya ha llevado a su ampliación y su área de seguridad, circunstancia que
seguramente se volverá a repetir en el futuro dado el incremento de la navegación aérea y su
consecuente complejidad técnica. Todo ello de acuerdo a las cláusulas insertas en el instrumento
de donación de los terrenos en cuestión al Estado Provincial.- 10.- Las circunstancias expuestas,
sumadas a los fundamentos vertidos por el Inferior, me llevan a concluir por el rechazo de los
recursos de apelación y nulidad incoados y la confirmación de la recurrida, con costas en esta
instancia también a la apelante vencida por aplicación del principio objetivo de la derrota (Art. 68
del C.P.C.C.) y regulando los honorarios de los profesionales intervinientes por la labor cumplida
ante esta Alzada, en el 30% de lo que se tarife como retribución por el trabajo llevado a cabo en
Primera Instancia (Art. 14 de la Ley Nº 5822) en el carácter de Monotributistas, haciendo efectivo
el apercibimiento bajo el cual fueron intimados a fs. 456 y con más el interés previsto por el Art.
56 de la ley citada para el supuesto de mora. ASI VOTO.- ----------------------------- --------------------------
-------------------------- A LA MISMA CUESTION LA SEÑORA VOCAL DOCTORA MARIA BEATRIZ BENITEZ
DE RIOS BRISCO dijo: Que comparto los fundamentos expuestos por la Señora Vocal preopinante.
En consecuencia, adhiero al voto que antecede y me expido en idéntico sentido.------------------------
---------------------------------------------------------- INFOJUS www.infojus.gov.ar

18. Con lo que se dio por terminado el Acuerdo, pasado y firmado ante mí, Secretario, que doy fe.-
------------------------------------------------------------------------------ CONCUERDA: Fielmente con sus
originales obrantes a fs. 161/171 del PROTOCOLO DE SENTENCIAS de esta EXCMA. CÁMARA DE
APELACIONES EN LO CIVIL Y COMERCIAL – SALA IV, firmado por los Dres. CARLOS ANIBAL
RODRIGUEZ y MARIA BEATRIZ BENITEZ DE RIOS BRISCO. Ante mí: Dr. ALEJANDRO DANIEL
MARASSO. Abogado Secretario.------------------------------------------------------------------------ ----------------
----- CORRIENTES, 09 (nueve) de octubre de 2015.------------------------------------------------- Dr.
ALEJANDRO DANIEL MARASSO Secretario Sala IV Cám. Apel. Civil y Comercial Corrientes S E N T E
N C I A : Nº 28.- Corrientes, 09 (nueve) de octubre de 2.015.- Por los fundamentos que instruye el
Acuerdo precedente, SE RESUELVE: 1º) RECHAZAR los recursos de apelación y nulidad incoados a
fs. 434/444 vta. y en su mérito, confirmar la Sentencia recurrida Nº 51 del 18 de marzo de 2015
obrante a fs. 423/432. 2º) COSTAS en esta instancia a la apelante vencida. 3º) REGULAR los
honorarios de los profesionales intervinientes por la labor cumplida ante esta Alzada, en el 30% de
lo que se tarife como retribución por el trabajo llevado a cabo en Primera Instancia (Art. 14 de la
Ley Nº 5822) en el carácter de Monotributistas y con más el interés previsto por el Art. 56 de la ley
citada para el supuesto de mora. 4º) INSERTESE copia, regístrese, notifíquese y vuelva al Juzgado
de origen.---------------- Dra. MARIA BEATRIZ BENITEZ de RIOS BRISCO Dr. CARLOS ANIBAL
RODRIGUEZ Juez – Sala IV Juez – Sala IV Cám. Apel. Civil y Comercial Cám. Apel. Civil y Comercial
Corrientes Corrientes Dr. ALEJANDRO DANIEL MARASSO Secretario Sala IV Cám. Apel. Civil y
Comercial Corrientes INFOJUS www.infojus.gov.ar

JUICIO DE USUCAPIÓN O PRESCRIPCIÓN ADQUISITIVA DE


DOMINIO. Requisitos para adquirir inmuebles por prescripción
adquisitiva

La Usucapión o prescripción adquisitiva de dominio, es un modo de


adquirir la propiedad mediante una posesión continuada durante el
tiempo exigido por la ley. Tipos:

Ordinaria: se consuma por la posesión de diez años entre presentes y


de veinte entre ausentes, entendiéndose por ausente el que reside o
ha residido, durante el tiempo que la usucapión ha durado, en país
extranjero o en ultramar. Para que un poseedor se convierta en dueño,
por medio de una usucapión, es necesario reunir determinados
requisitos:

POSESIÓN EN CONCEPTO DE DUEÑO. Si la posesión se inició en


un concepto diferente, podrá comenzar a usucapir a partir del
momento en que haya empezado a poseer con ánimo de dueño, es
por eso que no puede usucapir el locatario, aunque no tenga contrato
o éste se halle vencido.

POSESION PUBLICA Y PACIFICA. Es decir, que no adquiere por


usucapión aquella persona que hubiera ejercido la posesión en forma
violenta, oculta o clandestina.
POSESION CONTINUA o ininterrumpida.

Documentación y pruebas necesarias

Informe de dominio

Plano de mensura

Nombre y domicilio del supuesto propietario, de tenerse conocimiento

Copia de D.N.I. de los actores

Escritura traslativa de dominio

Comprobantes de pago de servicios, impuestos, tasas y


contribuciones, sin perjuicio de que dentro del expediente se soliciten
por oficio a rentas, municipalidad y administrador del consorcio (caso
de unidad funcional), la determinación del estado de deuda del
inmueble. También se solicitara la valuación fiscal Facturas de las
mejoras que se efectuaron (de arquitectos, constructores, compra de
materiales de construcción, de medidores, etc.)

Comprobantes de administración del inmueble (Contratos de alquiler,


etc.)
Testigos (en principio, aportar sus nombres completos, D.N.I.,
ocupación y domicilio)

Tasa de justicia: su cálculo se extrae de obtener el 2,2% sobre la


valuación fiscal; más el 10% calculado sobre ese 2,2%, en concepto
de sobretasa de justicia.

Será parte quien figure como propietario en el Registro de la


Propiedad o en su defecto el Fiscal de Estado o la Municipalidad. Si se
ignora el propietario, se requiere informe del organismo técnico-
administrativo de la Provincia, sobre antecedentes del dominio y si
existen intereses fiscales comprometidos. Si se ignora el domicilio se
requieren informes a la Secretaría Electoral y delegaciones locales de
policía y correo. De resultar negativo se publican edictos por 10 días
en el Boletín Oficial y en un diario de la localidad, bajo apercibimiento
que de no presentarse nadie, se nombrará un Defensor de Pobres y
Ausentes. Asimismo, se cita a quienes se consideren con derecho
sobre el inmueble.

Normas aplicables

Artículo 679 y concordantes del Código Procesal en lo Civil y


Comercial de la Provincia de Buenos Aires, artículos 24 y 25 de la ley
14.159, Disposición 320/82 DPCT sobre planos de prescripción de
unidades funcionales o complementarias bajo el régimen de propiedad
horizontal, Circular 4/94 Instrucciones para la confección de cedulas
catastrales para constituir el estado parcelario y Disposición 641/93
Honorarios

Los honorarios profesionales se determinan en la Ley de Honorarios


14967. La base regulatoria es la valuación fiscal, si es que no hubo
tasación por perito oficial designado de la lista de martilleros públicos.

Posesión en concepto de dueño, o posesión propiamente dicha. Lo


que implica que el poseedor debe tener la disposición de hecho del
inmueble, pero ejercerla a título de dueño, como si fuera el dueño. Se
excluye de este concepto la tenencia, por lo cual locatarios,
comodatarios, etc., no tienen posesión en este sentido, ya que
reconocen en otro la propiedad del inmueble. Para que un tenedor
pase a poseer como dueño, es necesario un acto que se denomina
intervención de título, el cual consiste en actos exteriores claros e
indubitables que impliquen la exclusión de cualquier otro propietario.

La posesión debe ser pública y pacífica. Lo cual significa que no debe


contener los vicios de violencia o clandestinidad. Sin embargo estos
vicios pueden purgarse.

Debe ser continua e ininterrumpida por el plazo que establece la ley.


Existe la posibilidad de unir en determinados casos la posesión actual
a la posesión anterior, computándose todo el tiempo a los efectos de
la usucapión. El plazo es de 10 años en caso de poseer “justo título” y
de 20 en caso de no poseerlo.

Si se dan estos requisitos, la usucapion se lleva adelante mediante un


proceso judicial.

Demanda Usucapion Tp De Los Alumnos

1. PROMUEVE DEMANDA POR PRESCRIPCION ADQUSITIVA


DECENAL Sr. Juez: Leopoldo Marechal, abogado, inscripto al Tomo
54 F° 215 CPACF, constituyendo domicilio legal en la calle Av. Pavón
2214, Partido de Lomas de Zamora, en mi carácter de letrado
apoderado del Sr. Ernesto Sábato., a V.S. respetuosamente me
presento y digo: I – PERSONERIA: Que vengo en nombre y
representación del Sr. Ernesto Sábato, con domicilio real en la calle
Av. Calchaquí 3853, Partido de Quilmes, Pcia de Bs As, conforme lo
justifico con la fotocopia del poder general que adjunto acompaño,
debidamente certificada y bajo juramento de ser fiel a su original
vigente II – OBJETO: Que vengo por el presente a promover formal
demanda de ADQUISICIÓN DE DOMINIO POR USUCAPION contra
Borges Jorge Luis y/o propietarios del inmueble ubicado en Av.
Calchaquí 3853 en la ciudad de Quilmes, individualizado según datos
de catastro como Circunscripción 45, Lotes 3,4,7 y 28v, Manzana 11b
Partida Inmobiliaria Nº 86-130-88, con una superficie de 801,90m. El
dominio del inmueble que se pretende usucapir se encuentra anotado
en el Registro de la Propiedad Inmueble de la Pcia. De Buenos Aires,
bajo el folio 25. En merito a la documentación que se adjunta y se
glosara en autos, prueba que se producirá, el derecho invocado y
hechos que se acreditaran, solicito se haga lugar a esta demanda en
todas sus partes y como consecuencia de ello se ordene la
cancelación de la inscripción citada y se impongan costas a los
demandados. III. ANTECEDENTES DE DOMINIO Y DESCRIPCIÓN
DEL BIEN De acuerdo al título el inmueble se designa como parcela 3,
4,7 y 28v de la manzana 11b con frente a la calle Av. Calchaquí 3853
entre las calles 339 y 338, Partido de Quilmes, Pcia. De Buenos Aires;
mide 30 metros de frente a la calle Av. Calchaquí, por 43,78; 44,95;
34.75; 56,45 metros de fondo, o sea una superficie total de 801.90,
metros cuadrados. De acuerdo con el certificado de dominio que se
adjunta la titularidad del inmueble se encuentra a nombre de don
Jorge Luis Borges desde 1965. 1

2. El inmueble se encuentra perfectamente deslindado y medido en el


plano de posesión que realizara por intermedio del agrimensor Julio
Cortazar que esta identificado con el número 253 que se adjunta al
presente. V.- HECHOS QUE ACREDITAN LA POSESION CON
ÁNIMO DE DUEÑO El inmueble objeto de este juicio, el Sr. Ernesto
Sábato lo ocupa desde 28 de noviembre del año 1993, en virtud de un
boleto de compra-venta que fue suscripto el 26 de noviembre de 1993
con el Sr. Borges; en cual se establecía la venta, cesión y
transferencia de la propiedad a cambio de la suma de u$s 120.000 y
su correspondiente escrituración e inscripción en el Registro de la
propiedad a los 90 días. En enero de 1994, Según lo manifiesta el Sr.
Sábato al momento en que intento proceder a la escrituración, el
demandado le comunica que debía viajar a Polonia y ausentarse del
país por el plazo de 6 meses debido a una grave enfermedad que
estaba padeciendo su madre, pero que no habría inconveniente de
cumplir a su regreso, el cual fue el ultimo contacto con el vendedor. En
1994 solicito el cambio de titularidad de todos los servicios a nombre
de Ernesto Sábato, Edesur (electricidad), Metrogas (gas) y Aguas
Argentinas acompañándose los correspondientes recibos que así lo
demuestran. A partir de ese mismo año se fueron abonando los
impuestos y Tasas Municipales en forma regular a cada vencimiento.
Se adjuntan los recibos correspondientes. Además en 1994, comenzó
a realizar distintas reformas sobre la edificación, construyo un cerco en
el frente del inmueble y una piscina en el fondo, exteriorizando su
posesión con ánimo de dueño por medio de actos materiales. De igual
modo abone a partir del año 1995 el Impuesto Inmobiliario
acompañándose los recibos que así lo acreditan. Entre 1996 y 1997 se
construye un galpó destinado a guardar distintos elementos. n Todos
estos pagos y actos posesorios fueron realizados con animo de dueño
y durante las mismas fechas que indican los mismos, con lo cual se
acredita fehacientemente el animus domini, fue realizado en forma
continua e ininterrumpida a través de mas de diez años, razón por la
cual oportunamente se deberá hacer lugar a la presente acción. VI.-
DILIGENCIAS PARA DETERMINAR EL DOMICILIO DE LOS
DEMANDADOS Como ignoro el domicilio del demandado Borges
Jorge Luis y cualquier dato tendiente a localizarlo, de acuerdo con lo
dispuesto por el Art. 681 del Código Procesal, solicito se libren los
pedidos de informes allí indicados, para con su resultado determinar si
deben ser citados por edictos. Para el diligenciamiento de los mismos
deberá autorizarse al suscripto 2
3. VII – PRUEBA: a) CONFESIONAL Y RECONOCIMIENTO Se citará
al demandado : a absolver posiciones a tenor del pliego de posiciones
que se acompañará bajo apercibimiento de ley, y a reconocer
documentación b) DOCUMENTAL: 1- Plano de mensura, suscripto por
el Agrimensor Antonio Poggi. 2- Certificado de Catastro. 3- Boleto de
compra-venta 4- Comprobantes de Pago de impuestos inmobiliarios.
5- Comprobante de Pago de Tasa municipales. 6- Facturas de Pago
de servicios, EDESUR, METROGAS, AGUAS ARGENTINAS- 7-
Fotografías de Reformas realizadas en el inmueble 8- Copia de DNI c)
INFORMATIVA: Se libren los siguientes oficios de pedidos de
informes: 1.- A LA MUNICIPALIDAD DE QUILMES: A fin de que
informe sobre los siguientes puntos: a) si los cuarenta e pago de tasa
municipal que se agregaran son auténticos y si fueron recibidos los
pagos allí indicados; b) si el inmueble correspondiente a la partida 54
se encuentra al día en el pago de servicios municipales que afectan al
mismo. 2.- A LA DIRECCIÓN GENERAL DE RENTAS DE LA
PROVINCIA DE BUENOS AIRES: a) autenticidad de los
comprobantes de pago de impuesto inmobiliario que se adjuntan; b) si
los pagos allí indicados fueron percibidos por esa dirección; c) si el
referido inmueble se encuentra al día con los pagos respecto del
impuesto inmobiliario. . 3.-A EDESUR: A fin de que se informe si los
recibos que se acompañaran fueron otorgados por esa empresa a Sr.
Sábato, Ernesto en el expediente 4.-A METROGAS: A fin de que
informe si los recibos que se acompañan fueron otorgados por esa
empresa al Sr. Sábato, Ernesto. d) INSPECCION OCULAR: Que a
efectos de determinar el estado de ocupación por parte de mi
mandante del inmueble motivo de autos, como así también inventariar
el mismo, solicito que oportunamente el Sr. Actuario se constituya en
el mismo 3

4. y realice la inspección ocular correspondiente informando


posteriormente de dicha circunstancia a V.S. . e) TESTIMONIAL: Se
cite a prestar declaración testimonial a las siguientes personas
quienes depondrán en base a los interrogatorios que oportunamente
se acompañaran en autos: 1.-Pizzi María Teresa, almacenera, con
domicilio real en Av. Calchaquí 3900, Partido de Quilmes, Prov. de
Buenos Aires. 2.-Rizzo Angel, empleado bancario, con domicilio real
en Av. Calchaquí 4135, Partido de Quilmes, Prov. de Buenos aires. 3.-
Ghiso Mabel, con domicilio real en calle Otamendi 698, Partido de
Quilmes, Prov. de Buenos Aires. . VIII.-DERECHO: Fundo mi derecho
a la inspección instaurada en lo dispuesto por los arts. 2351, 4015,
4016 y siguientes y concordantes del Código Civil; ley 14.159; y arts.
679 y 680 y siguientes y concordantes del Código Procesal Civil y
Comercial, Doctrina y Jurisprudencia del fuero sobre el particular. IX.-
PETITORIO Por todo lo expuesto a V.S. respetuosamente solicito: 1.-
Me tenga por presentado, por parte y con el domicilio legal constituido.
2.-Por iniciada la presente demanda y ofrecida la prueba pertinente.
3.-Se ordenen las medidas solicitadas en los puntos VI Y VII del
presente. 4.-En su oportunidad se haga lugar a la demanda instaurada
en todas sus partes, con costas a la demandada. Quiera V.S. proveer
de conformidad Será Justicia