Sei sulla pagina 1di 9

1.

Amparo barrera
2. Juan manuel cuba
3. Ana barrera tas
4. Carlos musso
5. Angelina barrocal
6. Beronico izquierdo
7. Jose egaavil
8. Hugo vilcapuma
9. Maribel tasayco
10. Arturo mateo
11. Katty carhuallanqui
12. Karon hernandez
13. César paz
Adivinanz
as
Jesús un nombre le dio,
Y algunas veces fuerte lo amonestó,
Y tres mil almas se salvaron
Cuando un sermón predicó.

Pedro. Mt.16: 18,19. He ch. 2: 41.

Es grande
Y muy hermosa,
Y un día habitará
En ciudad gloriosa.

La iglesia. Apoc. 21: 18- 27.

¿quién dijo estén juntos


y practiquen siempre la oración,
y esperen que la promesa del Padre
se cumpla en su corazón.
Jesús. Hech. 1: 4, 5.

CANCION
CREO EN TI

Quiero levantar a ti mis manos


Maravilloso Jesus
Milagroso Señor

Llena este lugar de tu presencia


Y has descender tu poder
A los que estamos aquí

Creo en ti Jesús
Y lo que harás en mí
En mí, en mí

Recibe toda la gloria


Recibe toda la honra
Precioso, Hijo de Dios

Julio Melgar
POEMA
CUIDADO POR EL AMOR

El amor es sufrido, es benigno; el


amor no tiene envidia, el amor no es
jactancioso, no se envanece; no
hace nada indebido, no busca lo
suyo, no se irrita, no guarda
rencor; no se goza de la injusticia,
mas se goza de la verdad. Todo lo
sufre, todo lo cree, todo lo espera,
todo lo soporta.

1 º corintios 13,4-8
EDITORIAL
El Amor de Dios - Juan 15:13

El amor de Dios por nosotros, por Su enemistada creación, está representado


gráficamente en el sacrificio que Él hizo por nosotros. "Nadie tiene mayor amor
que este, que uno ponga su vida por sus amigos" (Juan 15:13).

Jesucristo es el único y eterno Hijo de Dios. Es el Alfa y el Omega, el Gran YO


SOY,3 el "Dios Todopoderoso"4 por el cual fueron creadas todas las cosas y en
él todas las cosas subsisten. Jesús, quien es la cabeza de todas las cosas, 7 se
humilló a sí mismo de tal manera, que la mente humana ni siquiera puede
soportar el pensar en ello. El vino a este mundo maldito por el pecado y
compartió activamente nuestros sufrimientos. Tal como somos hechos de carne
y sangre, así participó Él de lo mismo. Fue hecho carne y habitó entre
nosotros. Compartió los sufrimientos que acarreamos sobre nosotros mismos al
rechazar Sus santos preceptos. Y como si eso no fuera suficiente para
convencernos de Su amor y preocupación por nosotros, Jesús, el Dios inmortal
y Dador de la Vida, se dio a sí mismo en la cruz ¡en el mayor acto de amor que
el mundo ha conocido jamás! Al hacer esto nos libró de nuestros pecados,
eficazmente clavándolos consigo mismo en la cruz. De esta manera, Él, que no
conoció pecado, se hizo pecado por nosotros y Él, quien dio vida a todos, gustó
la muerte por aquellos condenados a morir.
ACROSTICO
D ios es amor, nos ha creado a su
I magen y semejanza, El nos ama.
O remos por un mundo mejor, y
S onríe porque es sólo tu elección lo que cambia.

E s cuestión sólo de fiel decisión, de


S aber que es lo bueno y lo malo.

A prendamos a hacer lo correcto,


M írate, ámate y ama a tu projimo como a ti mismo;
O rdenó Dios todo que seamos felices, el creó el cielo, los
R íos, las estrellas, el sol y a la naturaleza para ti y para mi.