Sei sulla pagina 1di 20

¡Venga Tu Reino!

Actividades de la noche
(para utilizarse con cualquier rama)

©COPY RIGHT
Todos los derechos reservados
Centro de Promoción Integral, A.C.
www.demisiones.com
Índice

1. ¿Qué te ha dado Dios? Y ¿tú qué le has dado a Él? 2


2. Adoptamos a una nueva misionera 2
3. La vela (Déjate) 3
4. ¿Cómo es tu alma? 4
5. La telaraña 4
6. El cheque en blanco 5
7. Tienes una misión 6
8. Hacerme como un granito de trigo (¿Qué tendrá lo pequeño 7
que a Dios tanto le agrada?)
9. Invertir tu vida en la eternidad 7
10. El tesoro escondido 8
11. Rema mar adentro 8
12. La semilla que crece 9
13. La luz del Reino 10
14. Tiempo (Cerillo que se consume) 10
15. Dígalo con mímica 11
16. Abre tu cuenta en la eternidad 12
17. Maratón (Vida de San Rafael Guízar y Valencia, patrono de 13
Juventud y Familia Misionera)
18. Cara a cara (tu testimonio) 13
19. Ahorcado o pintamonos 14
20. Memoria 14
21. La papa caliente 14
22. Tribuna libre con entrega de diplomas 15
23. Botiquín misionero (Colaboración) 15
24. Adopta una vocación 16
25. Los errores del misionero 17
26. Amar hasta que duela (nadie te ama como yo) 18

1
Es muy bueno como elemento de integración de mística del equipo el tener todas las
noches una actividad de la noche, una fogatada o una tribuna libre.
Es importante que sólo participe el equipo de misioneros en esta actividad. Pueden
incluso hacerla en un lugar fuera del pueblo pata que puedan encender una fogata.
Procura que en ningún momento se den críticas en esta actividad.

1. ¿Qué te ha dado Dios y tú qué le has dado a Él?


Objetivo: Que los misioneros descubran los dones de Dios en su vida

Material:
- Hoja de papel
- Colores o plumones.
- Música de Jaire o de consagradas, grabadora.

Desarrollo: se sientan en rueda y se le da una hoja a cada misionero. Se les da un


color o plumón y trazarán las 2 manos. En una de ellas escribirán o dibujarán todo lo
que Dios les ha dado en su vida y en la otra dibujarán o escribirán lo que le han dado
a Dios.
Al finalizar cada quién explica su trabajo. Pueden completar la actividad diciendo su
nombre y explicar ¿porqué vienen de misiones?

2. Adoptamos a una nueva misionera

Objetivo: Fomentar la gratitud y amor a María.

Material: Virgen peregrina y Carta de María a los misioneros.

Desarrollo: Sensibilizar al equipo de todo lo que las personas de la comunidad les


han dado. Lo que han hecho por ellos, les han prestado sus cobijas, les han dado
alimentos, su tiempo, todo lo que ellos han podido...

El día de hoy le avisaron al responsable que llega una misionera más, y que no trae
nada, entonces todos se organizan para ver que le pueden dar a esta nueva
misionera. Todos empiezan a ofrecer un sleeping bag, agua, material, etc.

El responsable dice: “ahora vengo, les voy a presentar a la nueva misionera” Y les
presenta a la Virgen María (Virgen Peregrina) con una carta para cada misionero.

Mi querido hijo:

Me da mucho gusto poder estar contigo en estas misiones. Desde el cielo, te


he visto todo este mes, te he visto correr, ir al supermercado a comprar lo necesario
para estas misiones. Yo le cuento todo esto a mi Hijo Jesús, y le cuento que en México
hay un grupo de misioneros que ofrecen sus vacaciones para ayudarle a Él, llevando
alegría y esperanza. También le platico cuántos corazones han consolado, todo se lo
cuento y a Él, le da mucha felicidad y alegría.

Él sufre mucho, porque hay personas que todavía no le conocen, y esto es un


consuelo para su corazón.

2
En nombre de Él te quiero dar las gracias, porque gracias a tu trabajo alegre,
muchos se han acercado a la confesión, otros han aprendido a rezar, y otros tantos
han descubierto y experimentado su amor.

Te quiero aconsejar -esto lo hacemos todas las mamás, es nuestra


especialidad- que seas feliz, que tienes toda la vida para seguir cuidando la amistad
de mi Hijo. Él es un muy buen amigo y no te defraudará jamás, siempre está en
cualquier Sagrario para escucharte y ayudarte a solucionar tus problemas, siempre y
cuando lo escuches con el corazón.

También, quiero que sepas que quiero quedarme en ésta comunidad para
cuidarla también. ¿Se te ocurre alguna idea? Seguro que sí.

Muchas gracias por acogerme en esta noche y recuerda que soy tu Madre, que
te amo y que nunca te abandonaré.
María.

Conclusión: Se comenta la actividad, y empiezan a tener lluvia de ideas para ver


cómo van a dejar la Virgen Peregrina en la comunidad.

3. Le vela (déjate)

Objetivo: Que los misioneros valoren y cuiden la llama que tienen dentro de ellos.

Material:
- Vela grande
- Velas chicas
- Canción “Déjate” (La cruz)

Desarrollo: Los misioneros se sientan en círculo, con las luces apagadas, se prende
una vela grande, se reparten las velas a cada misionero.

Se explica a los misioneros que la llama que sale de la vela grande es el amor de
Jesús y que todos nosotros por el bautismo la tenemos, sólo que algunos la tenemos
más grande y otros más chica, otros ya casi apagada, pero todos la tenemos.

Se pasa la vela grande a cada uno, cuantas veces se quiera, diciendo una cualidad
de ellos mismos o que han aprendido de los demás misioneros. Así hasta quedar
todos con su vela encendida.

Se concluye, que ahora depende de nosotros cuidar nuestra llama, para poder seguir
prendiendo corazones con el amor de Jesús.

Después se deja la canción de Déjate (La cruz).

Conclusión: tenemos que dejar que Cristo queme nuestros corazones y que nos
consuma su amor. Él quiere lo mejor para nosotros.

3
4. ¿Cómo es tu alma?
De preferencia que se haga después del retiro del miércoles santo

Objetivo: Que los misioneros valoren su alma.

Material: Imágenes de revistas o fotografías de diversas situaciones (alegres, tristes,


con amigos, personas solas, divertidas, extrañas, de todo).

Desarrollo: Los misioneros se sientan en una rueda, y se ponen todas las imágenes o
fotos al centro. Se comenta que la belleza de nuestra alma no se compara a ningún
paisaje hermoso, a los ojos de Jesús, y que es tan grande que si sacáramos toda el
agua de los océanos y los tratáramos de llenar con moda, música, dinero, coches,
casas, joyas, etc., no se llenarían nuca porque nuestra alma es infinita, y sólo una
persona infinita la puede llenar, por eso Cristo es el único que la puede llenar.

Y cada uno de ellos puede tomar una ó dos fotografías, según busque explicar con las
imágenes como está su alma. Sugiriendo -que ahora que han tenido una experiencia
de Dios- pueden describir qué pasa en su alma.

Los misioneros toman las imágenes y luego se da el turno a cada una de ellos, para
que explique el ¿por qué? de las imágenes.

Conclusión: Pues si ahora son felices, deben decidirse a cuidar esa felicidad cuando
regresen a casa.

5. La telaraña

Objetivo: Que los misioneros expresen su gratitud.

Material: Una bola de estambre y un Cristo.

Desarrollo: Los misioneros se colocan en un círculo, al centro se deja el Cristo y el


responsable toma la bola de estambre agarrando sólo la punta, el resto de la bola se
la pasa a otro misionero diciendo algo por lo que lo admira o le quisiera agradecer y
así sucesivamente, cuantas veces sea necesario y se finaliza la actividad.

Conclusión: Se forma una telaraña, y que esta telaraña significa que estamos unidos
en la amistad y en el centro está Cristo, y que sólo Él pudo hacer el milagro de esta
amistad.

4
6. El cheque en blanco (Alma Misionera)

Objetivo: Que los misioneros acrecienten su confianza en Dios.

Material: Cheques y plumas

FECHA: __________________________________

$
EL AMOR
MONEDA DEL CIELO
!

4EVER MÉXICO, S.A. Institución Bancaria del Cielo. FIRMA

Desarrollo: Se les pone la canción de Alma Misionera. Después se les pregunta ¿qué
entendieron de esta canción? (se les deja hablar a todos si quieren).

Para poder ser un buen instrumento de Dios, tenemos que dejarle nuestra vida y
nuestro corazón en sus manos. Es extenderle un cheque en blanco para que Él
escriba la cantidad que quiera y cómo quiera, sabiendo que la lucha y la generosidad
será la clave para nuestra felicidad.

Dale el cheque a Dios y Él sabrá recompensarte, darte lo que necesitas… con su


gracia te basta.

Se le da el cheque a cada misionero para que lo llene y lo firme. Donde dice Las obras
de: tienen que llenar las obras de caridad que pueden hacer, por ejemplo: invitar a
alguien el próximo año de misiones, prometer su fidelidad, prometer la vida de gracia
durante un año, ofrecer un misterio del rosario o un rosario completo todos los días…
cada quién, según su generosidad y en el ofertorio de la Vigilia Pascual pueden
ofrecer estos cheques.

Conclusión: Dios nunca se deja ganar en generosidad. No quita nada y lo da todo.

5
7. Tienes una misión (Himno de Juventud Misionera)

Objetivo: Que los misioneros reafirmen su misión en el plan de salvación.

Material: Una imagen de Benedicto XVI (o una imagen de Cristo o de la Virgen)


cortado en piezas de rompecabezas según el número de misioneros del equipo.

Desarrollo: Se colocan los misioneros en un círculo y se voltean las piezas del


rompecabezas. Cada pieza puede tener el nombre de cada misionero o una frase de
Nuestro Padre.

Se reparten las piezas a cada uno y se les pregunta ¿Creen en su misión? ¿Piensan
que es importante llevarla a cabo? ¿Creen que su misión se relaciona con algunas
personas? Todos empiezan a opinar.

Se concluye que, todos tenemos una misión y que nadie puede realizar la misión que
a ti te fue confiada desde el momento que fuiste creado. Dios por eso te dio
cualidades, esa personalidad, esos dones, todo lo que tú eres para poder realizar esa
misión.

Se ponen ejemplos: San Pablo: era chaparro, tartamudo, pero tenía un ardiente celo
por las almas y un amor apasionado por Cristo, y esto hizo que, junto con Pedro,
predicara el amor de Cristo y de su Evangelio por un sinfín de países.

El Santo Cura de Ars: que no le veían la vocación, era muy malo para el estudio,
reprobó el examen 10 veces hasta que un Obispo vio sus ganas de servir a su
comunidad como sacerdote, así que lo ordenó y lo mandaron a Ars, un pueblito de
Francia en donde estaba ya todo perdido y lo poco o lo mucho que hiciera ya era
ganancia. Pero ese amor a Cristo y a las almas hizo que se transformara Ars, y luego
los reyes de Europa iban a confesarse y a pedirle consejos.

María: Una adolescente de 15 años, tenía la misión de ser la Madre de Dios y ayudarle
a ser corredentora de la humanidad.

Todos ellos confiaron en Dios y en su misión por amor, a pesar de las


contradicciones, a pesar de que no entendían nada, a pesar de todo esto hoy
sabemos de su trabajo, de su evangelización y de su misión.
Ahora vamos a poner cada una de las pieza en su lugar, para ver que todos, con
nuestro granito de arena y cumpliendo con lo que nos toca hacer cada día, podemos
formar un todo. Se completa el rompecabezas.

Conclusión: si alguien faltara no se completaría el rompecabezas y habría un hueco,


la misión estaría sin completarse, o tardaría más tiempo en realizarse.

6
8. Hacerme como un granito de trigo (¿Qué tendrá lo
pequeño que a Dios tanto le agrada?)

Objetivo: Que los misioneros conozcan el proceso de elaboración de una Hostias, y


saber que así es nuestra vida. Que tomen conciencia de que todos estamos llamados
a ser santos.

Material: Granos de trigo, trituradores, agua y formas (obleas).

Desarrollo: Se explica el proceso de elaboración de la forma (hostia). Primero se


planta el trigo, se cultiva, y cuando los granos están ya crecidos y las espigas grandes
se cosechan, se limpian con golpes, hasta que se desgrana toda la espiga. Los granos
se empiezan a triturar en varios procesos hasta que queden totalmente puros, y toda
la cáscara e impurezas se quitan. Luego se vacía la harina en un recipiente y con
agua, se amasa hasta que queda una masa uniforme. Se extiende y se corta en
círculos. Así quedan las formas.

El responsable explica el significado de cada cosa:


- Los granitos somos todos lo cristianos.
- Los que trituran al grano, son los sufrimientos y contratiempos que nos van
purificando.
- El recipiente es la vida que Dios nos ha dado.
- Agua, es la unidad de todos los cristianos. Para formar el cuerpo de Cristo.

Reflexión: ¿A ti que te tocó ser o por qué crees que te toco esto a ti?

9. Invertir tu vida en la eternidad


De preferencia hacerla después del Viernes Santo.

Objetivo: Que los misioneros tomen conciencia que el pago por su generosidad es el
Cielo.

Material: Tarjeta de crédito

INTERNACIONAL

4152 3105 4728 6782


VALIDA HASTA
Entrar al cielo

ELECTONIC USE ONLY Nombre

Desarrollo: Los misioneros se sientan en un círculo y empiezan a comentar las cosas


que más les han costado en las misiones, después de escucharlos se les cuenta el
caso de la Madre Teresa de Calcuta. Una artista muy famosa le pregunta a la Madre

7
Teresa: “¿Cómo le hace para atender a leprosos y a enfermos? Yo no lo haría ni por
un millón de dólares”. Y la Madre Teresa le contestó: “Yo tampoco lo haría ni por dos
millones de dólares, ¡Yo lo hago por amor a Cristo!”.

Decirles que así como la Madre Teresa, ellos han hecho todo esto por amor, y que
Cristo no se dejará ganar en generosidad y que les tiene una sorpresa: Una tarjeta de
débito, que por cada acción buena, cada sacrificio, cada acto de amor, cada
desprendimiento, todo está cargándose en la eternidad y que cuando lleguemos al
cielo podremos retirar todo lo que le hemos invertido y lo mejor del caso es que esto
no se devalúa.

Conclusión: Dios no se deja ganar en generosidad.

10. El tesoro escondido

Objetivo: Que los misioneros valoren a Cristo en sus vidas.

Material: Monedas de chocolate, preguntas (para el Rally), un cofre, un crucifijo,


dulces.

Desarrollo: Se guarda el crucifijo en el cofre junto con los dulces. En el cuarto, se le


pide a un misionero o al responsable, colocar las pistas del rally en varios lugares
junto con las monedas de chocolate, al igual que el tesoro. Luego se les explica que
en esta actividad gana el que encuentre el tesoro, pero sin poderlo abrir hasta que le
indique el responsable y junten todas las monedas de chocolate.

Empieza el rally, y cuando hayan acabado de encontrar todas las pistas y el tesoro, se
reúnen en círculo y el responsable toma el cofre y empieza a subastarlo con las
monedas que ganaron. El cofre no se subasta, al menos que todos junten sus
monedas y con el dinero de todas se puede comprar el cofre.

Conclusión: Se abre el cofre y se comenta que el amor de Cristo no se puede


comprar, sino que se conquista, día a día, con la fidelidad. Él nos regala innumerables
gracias que podemos compartir con los demás, así como los dulces.

11. Rema mar adentro

Objetivo: Descubrir el arte de pescar y de navegar con Dios.

Material: Un barco, un timón, una vela (de tela), una red de pescador, peces, mar, un
telescopio, un salvavidas, arena, conchas, y un ancla.

Desarrollo: se colocan todos los misioneros en un círculo y se colocan los elementos


en el centro y cada quien escoge uno, y nadie puede ver lo de atrás.

En la parte de atrás de cada elemento se pone lo siguiente:


- Barco: Es la Iglesia (Evangelio, Magisterio y Tradición)
- Timón: Es Dios quien te guía por medio del Espíritu Santo.

8
- Vela: Medio por el que avanzamos en la vida, el aire es la vida de gracia. (Sin aire
el barco no se mueve).
- Red: la misión encomendada de pescar hombres para llevarlos al Cielo.
- Peces: todas las personas que necesitan que las acerque a Dios. (Mamá, papá,
hermanos, amigas y amigos, familiares)
- Mar: El mundo
- Telescopio: Dios te proyecta para que tengas visión y también veas hasta donde
puedes llegar.
- Salvavidas: Sacramentos (Confesión y Comunión) oraciones y sacrificios
- Arena: Aquello que no te deja zarpar
- Concha: El egoísmo, que no se abre a los demás.
- Ancla: Fijar tu vida en las cosas de Dios.

Se explica que un barco está hecho para navegar, para recorrer los peligrosos mares,
pero también puede encallar en la arena y no moverse; por miedo a no arriesgar y
quedarte con tus seguridades.

Conclusión: Dios nos invitó a ser pesadores audaces, generosos para conquistar a
otros y llevarlos a la felicidad.

Se pone la canción de Remar mar adentro.

12. La semilla que crece

Objetivo: La importancia de saber plantar y saber cosechar.

Material: Diferentes tipos de semillas, regadera, maceta, tierra, agua, sol.

Desarrollo: Se empieza a contar la historia de una semilla, que cayó en terreno fértil,
y esa semilla dio mucho fruto, otras se secaron, otras crecieron, etc.
Preguntas ¿Qué tipo de planta quieres ser? ¿Una flor, una hierba, una planta o un
árbol?

Explicarles lo que podemos llegar a ser:


Una semilla de mostaza (es una de las semillas más pequeñitas que hay), si la
cuidamos todos los días, la regamos, le ponemos fertilizantes, le quitamos la hierba, la
podamos, abonamos, etc… podemos ser árboles tan grandes que los pájaros pueden
anidar en nosotros.

Después, los misioneros pueden escoger alguno de los elementos sin ver la parte de
atrás. Ya que todos hayan escogido su elemento, se empieza a explicar cada
elemento para hacer crecer esa semilla.

- Dios nos regala la maceta que es nuestro cuerpo.


- La semilla es nuestra alma, en dónde está depositado todo el amor, la esperanza
y la fe.
- La regadera son los instrumentos o los signos por los que recibimos la vida de
gracia, los sacramentos.
- La tierra son todos los actos buenos que hacemos para que la semilla pueda
crecer.

9
- El agua es la vida de gracia, la vida de Dios que alimenta directamente a la
semilla.
- El sol es el amor de Dios que experimentamos en nuestro corazón, todos los días.
-
Pues así como Dios nos da todos los medios para cuidar nuestra alma (semilla),
nosotros también podemos cultivar otras semillas (hermanos, papás, familiares,
amigos, empelados).

Conclusión: Escoger de 1 a 3 semillas, ponerles nombre y apellido, y serán sus


semillas que cuidarán durante un año para que crezcan y sean felices.

13. La luz del Reino (Haz tu luz brillar)

Objetivo: Que los misioneros vean que pueden iluminar con su testimonio de alegría a
otros.

Material: Luces de bengala (chicas o grandes) cerillos, vela.

Desarrollo: Se reúne a los misioneros en el patio, y se les reparten las luces de


bengala. Se les pregunta ¿Qué creen que vamos a hacer? Ojalá y todos puedan
responder.

Luego se enciende la vela en el centro, y se les dice que la vela representa el amor de
Cristo. Se les pregunta si han tenido frío, sin han experimentado la soledad, sin han
experimentado la sed, alguna vez han sentido hambre, han vivido la tristeza. Y qué
pasa cuando alguien los abraza, cuando alguien les ha brindado su amistad, cuando
alguien les ha regalado agua, cuando alguien les sonríe….

Esta vela puede dar todo lo que nosotros necesitamos, así que observen: El
responsable prende su luz de bengala y le pasa la luz a otro, y ese a otro y así
sucesivamente hasta que todas las luces queden prendidas.

Se pregunta ¿Qué vieron? ¿Qué les hizo reflexionar esto? ¿Qué les dejó esta
experiencia?.

Se pone la canción, Haz tu luz brillar o la de Ven y enciende esta llama que tú tienes.

Conclusión: así somos nosotros, tenemos que incendiar los corazones de los demás
y llenarlos de amor, esa es nuestra misión.

14. Tiempo (cerillo que se consume)

Objetivo: Que los misioneras valoren el don de la vida.

Material: Una cajita de cerillos.

Desarrollo: Los misioneros se colocan en un círculo y a cada uno se le da un cerillo.


Se les pregunta: Para ellos ¿qué es la vida y el tiempo? Van contestando los que así

10
lo deseen. Después el responsable dice: ahora sólo tenemos un cerrillo de vida, en su
mente piensen todo aquello que quisieran hacer, quisieran decir a las personas que
quieren, proyectos que quisieran llevar a cabo, cosas que quisieran perdonar. Se
prenden los cerillos y comienzan a pensar, sólo tienen un cerillo de tiempo.

Reflexionan: ¿Qué les dejó a cada uno esta experiencia?

Conclusión: así es nuestra vida, sólo se sostiene por instantes, y se va tejiendo el


futuro. Decía Emma Godoy “Sólo tenemos una vida, haz de ella una obra de arte”.

Tienes el mayor tesoro que Dios te ha dado, el don de la vida ¿Qué vas a hacer con
ella? Se deja 2 minutos de reflexión y si quieren lo pueden comentar o lo pueden
escribir.

15. Dígalo con mímica (frases de santos)

Objetivo: Que los misioneros se identifiquen con el llamado a la santidad

Material: frases impresas, reloj.

Desarrollo: Se organizan por equipos. Se ponen las reglas: Ningún equipo puede
hablar mientras se está actuando. Se dejan 2 minutos por equipo para actuar. Los
puntos se van acumulando, el equipo que tenga más frases es el que gana. Si un
equipo no contesta, tiene oportunidad de contestar el siguiente y así sucesivamente. Al
final se explica o se comentan las frases

Es recomendable usar 15 frases como máximo y 10 como mínimo.

Algunas frases sugeridas:

- Comprender el valor de un alma


- Dios tiene sus caminos para convertir a las almas
- Tiempo aprovechado al máximo
- Entrega y amor desinteresado
- Un santo atrae a otros santos
- Haciéndose todos para todos
- Atesorad riquezas en el cielo
- Los obstáculos son estímulos para las almas grandes
- Amor y dolor, realidades complementarias
- Dios siempre bendice la obediencia
- Todo es un instrumento para la misión
- Soldado raso
- Apóstol infatigable
- Fiel hasta morir en la raya
- Nuestros planes no son los de Dios
- Sólo Dios llena de verdad nuestros deseos de felicidad
- Dios nos da a fuerza para superar cualquier prueba
- Es Dios quien guía nuestra historia
- Dios llama a los humildes para confundir a los poderosos
- Servidor de los hombres

11
- Todo es válido para llevar las almas a Dios
- Adaptándose a los tiempos y lugares
- Un alma vale más que la propia vida
- La santidad impacta a los corazones más crueles
- Las grandes obras son fruto espontáneo de pequeños ejercicios
- A Dios le hacen falta héroes dispuestos a todo
- Dios es el tesoro más valioso
- Dios es el primer interesado
- A Cristo por María
- Murió como vivió
- Sacrificio, clave de la fecundidad apostólica
- Sangre de mártires, semilla de nuevos cristianos.
- Nadie tiene mayor amor, que el que da la vida por los amigos
- Amar hasta que duela
- Un tesoro no puede quedar guardado para unos cuantos
- Para el apóstol todo le habla de la misión
- La cruz tiene que estar presente
- Dios se revela a todas las edades
- El amor convence y el testimonio arrastra
- Amor sin límites
- El amor no conoce barreras
- Las conquistas más difíciles son las que más valen
- Los niños son grandes amigos de Dios
- Oración llevada a las obras
- Todo por un ideal
- Eficacia de la oración
- Fidelidad y oración igual a frutos apostólicos
- Dios es la fuente de todo.

16. Abre tu cuenta en la eternidad


De preferencia hacerla al inicio de la misión.

Objetivo: Que los misioneros reconozcan la razón por la que están en las misiones.

Material: El contrato del Banco y plumas.

Desarrollo: Se sientan a los misioneros en un círculo y se pregunta ¿por qué vinieron


a las misiones? Todos comentan.

Dios les tiene una sorpresa, Él quiere regalarles una cuenta de banco en el Cielo, es
una cuenta que nunca se devalúa, no te la roban y puedes ser millonario, eso depende
de ti. Te invito que se seas millonario del cielo.

Se les da los contratos y se explica cómo llenarlo, leyéndose las cláusulas también.
Se firma el contrato y se comenta con los misioneros su opinión.

12
17. Maratón (vida de San Rafael Guízar y Valencia,
patrono de Juventud y Familia Misionera)

Objetivo: Que los misioneros conozcan la vida de San Rafael, patrono de las
misiones.

Material: tablero con foto de San Rafael, preguntas sobre su vida, dados, fichas.

La Bibliografía la puedes bajar de www.demisiones.com/documentacion.

Desarrollo: Jugar maratón, gana el que llegue primero a la meta.

Conclusión: Imitar la vida De San Rafael Guízar y Valencia, patrono de las misiones.

18. Cara a cara (tu testimonio)

Objetivo: Que los misioneros valoren el tiempo de vida para construir de cara a la
eternidad.

Material: Obituario o esquela, cuestionario personal por misionero.

Desarrollo: Se reúne a los misioneros y se les empieza a contar que Dios las creó
con mucho amor, para que sean felices y disfrutarán de la vida con sus sufrimientos y
sus dolores. Pero, sucede un accidente automovilístico y ellos van en el coche.
Desafortunadamente fallecen en el accidente. Imaginan su funeral y su obituario o
esquela que dice:

Ayer, a las 3 hrs. Dejó de existir ____________________________


_________________________________________________________. Habiendo
vivido siempre en el seno de la Santa Iglesia Católica y Apostólica, confortada su alma
con los Santos Sacramentos.
Sus papás, hermanos, familiares y amigos le participan a usted con profundo dolor, y
le ruega eleven a Dios Nuestro Señor las oraciones que su piedad le dicte por el
eterno descanso de su alma.
Que descanse en paz. (Fecha).

Reflexión de la esquela:
- ¿Estás realmente preparado para una situación así?
- ¿Crees estar listo para morir? ¿ya fuiste lo suficientemente generoso con tus
papás, tus hermanos, tus amigos, las personas de esta comunidad?
- ¿Cómo crees que reaccionarían tus papás, tu familia y tus amigos?
- ¿Qué le dirías a Dios al estar frente a Él?
- ¿Qué has hecho de tu vida hasta ahora?, piensa cómo esta tu corazón. ¿Es un
corazón generoso?
- ¿Cómo piensas dejar huella en este mundo antes de marcharte?
- ¿Qué crees que Dios quiera de ti? ¿Qué te está pidiendo en este momento?

Se les puede poner la canción de Cara a Cara.

13
Luego se les da el cuestionario:

EL DÍA DE MI MUERTE

- ¿Qué me hubiera gustado realizar que nunca hice?


- ¿A quién me hubiera gustado decir te quiero y nunca se lo dije?
- ¿A quién me hubiera gustado pedir perdón y nunca lo pedí?
- ¿A quién le haré falta y por qué?
- ¿Quién estaría en mi funeral?
- ¿Qué me gustaría que escribieran en mi lápida?
- ¿Qué le diría a Jesucristo en el momento de encontrarme ante Él?
- ¿Qué me diría Jesucristo?

Se comparten opiniones: ¿cómo se sintió? ¿qué le dejó esta experiencia? etc.

19. Ahorcado o pintamonos (palabras misioneras)

Objetivo: Que los misioneros se diviertan jugando.

Material: Rotafolios, plumones, reloj, tarjetas con las palabras misioneras (7 a 8


tarjetas por equipo).
Lista de palabras: Kit misionero, Casa parroquial, Capilla, sleeping bag, Paliacate,
etc…

Desarrollo: Se hacen dos equipos. Se juega pintamonos o ahorcado.

20. Memoria

Objetivo: Que los misioneros conozcan cómo debe ser el corazón de un misionero.

Material: Memoria.

Desarrollo: Los misioneros se sientan en un círculo, y en el centro se colocan las


tarjetas de memoria, todas boca abajo. Se comenta que esta memoria se trata de las
cualidades de un corazón misionero.

Se empieza a destapar 2 cartas por turnos y así sucesivamente, hasta que se


terminen las cartas. Se termina la actividad dando un ejemplo con referencia a lo que
digan las cartas.

21. La papa caliente

Objetivo: Que los misioneros se abran y expresen su experiencia más profunda de


Cristo.

14
Material: Una papa o una pelota.

Desarrollo: Se ponen en círculo todos los misioneros y se empieza a pasar la pelota


o papa. Cada uno de los misioneros se enumera y al momento de pasar la pelota o la
papa tienen que decir su número y después al número al que se lo quieren enviar. Si
el misionero se traba o no contesta rápido, le toca que alguien le pregunte algo, o
explicar su experiencia con Cristo.

La condición de este juego es que todo sea en positivo.

Concluir que todos hemos tenido nuestra experiencia de fe.

22. Tribuna libre con entrega de diplomas


Para hacerse el Sábado Santo.

Objetivo: Cerrar todo el trabajo de misiones y que los misioneros se sientan


orgullosos de ello.

Material: Diplomas y dulces.

Desarrollo: Se hace la clausura de la Megamisión y se recuerdan las cosas divertidas


que se vivieron, lo que le dejó a cada quien esta experiencia misionera, o lo que cada
quien quiera aportar. Luego se reconoce la cualidad o cualidades de cada misionero
con la entrega de un diploma personalizado. Y si es posible, se les puede dar un
dulce.

23. Botiquín misionero (colaboración)

Objetivo: Saber que un misionero va en busca de las almas.

Material: Curitas, yodo, algodón, aspirinas, tela adhesiva, gasas, jabón, inyección,
tijeras y vendas. Imágenes de personas tristes, solas, sufriendo, indigentes,
vagabundos, personas de escasos, recursos, etc. Carta de Jesús.

Desarrollo: Atrás de cada material poner lo siguiente:


- Curitas: Oración intensa
- Yodo: invitación a una buena confesión
- Algodón: Actos de caridad
- Aspirinas: Sacrificios
- Tela adhesiva: Estar unido a la Iglesia
- Gasas: La amistad
- Jabón: Un buen examen de conciencia
- Inyección: La comunión
- Tijeras: Invitación a un cambio de vida
- Vendas: Escucharlo y ver su necesidad
- Alcohol: Confianza

Se pone el material del botiquín en el centro y cada misionero escoge uno. Después
se ponen las fotos de las personas en el centro. Se les cuenta que en el mundo hay

15
personas así, y que tienen nombre y apellido igual que tú, pero con la diferencia de
que ellos no tuvieron las oportunidades que tú tuviste, y ellos también quieren ser
felices, simplemente no saben el cómo.

Un corazón misionero no se queda así, viendo pasar a personas así, les tiene que
mover el corazón, el amor para poder hacer algo por ellos. Con sus muchas o pocas
cualidades ponerlas al servicio de los demás, por amor.

Luego se lee la carta que Jesús les dejó.

Mi querido misionero:

Yo sabía que iba a contar contigo estas misiones para poder llevar alegría a
algunos en esta comunidad. Sabes, yo quisiera poder ir personalmente a atender a
cada persona que sufre en el mundo. Cuando vivía en la tierra eso era lo que más me
gustaba hacer, y ver la felicidad de ellos cuando quedaban curados. Me acuerdo de
los leprosos, ¡cómo les dolía su piel! También estaban la samaritana, y Zaqueo,
bueno esto tú ya lo sabes.

Pero, tenía que subir con mi Padre, y Él sólo me deja bajar de vez en cuando
en cada Comunión, y sólo ese tiempo es cuando puedo estar con mis almas, pero
todavía hay muchas que no me conocen, que no saben cuánto las quiero. Y por otra
parte también estoy clavado en la cruz, no me puedo bajar, por eso te quisiera pedir
un favor. ¿Me ayudas? ¿Me ayudas a consolar y a amar a muchos que están tristes y
desorientados? ¿Me ayudas a decirles que los amo y que me gustaría tenerlos cerca
y que me reciban en la Comunión? ¿Qué me entregué para que fueran felices?.

Es bien sencillo, mira, sólo tienes tú que ser muy fiel en la oración, confesión y
comunión para tener fuerzas y ser generoso, luego sólo les tienes que brindar tu
amistad y hablarles de mí un poquito. Y listo, yo te ayudo con el resto. Espero tu
respuesta en el Sagrario.

Bueno de antemano te agradezco toda tu ayuda, tus atenciones para con cada
una de las personas de esta comunidad. Gracias por amarme y estar cerca de mi
amor.

Te quiero mucho
Jesús.

Y entonces comienzan a comentar: a mi me tocaron las curitas y el abuelito, voy a


pedir mucho por los abuelos y ancianos, principalmente por mis abuelos.
Se continúa hasta que todos tengan su kit, y se termina poniendo la canción de
Colaboración.

24. Adopta una vocación


De preferencia hacerla el Jueves Santo.

Objetivo: Que los misioneros valoren la vocación al sacerdocio y a la vida


consagrada.

Material: Nombres de consagradas y sacerdotes en todo el mundo.

16
Desarrollo: Promover el jueves Santo el valor de una vocación en la comunidad y
pedir por la que te tocó en la Hora Eucarística.

25. Los errores del misionero

El hecho de ser misionero involucra una serie de fallas, producto muchas veces
de nuestra inexperiencia y nuestra poca preparación. Después de analizar esta lista
de nueve errores muy frecuentes ojalá nos renovemos en la manera de transmitir
mejor el mensaje de Cristo.

El Político: Habla en voz muy alta, sabe todo y se puede extender en cualquier
tema. No utilizar ningún esquema, pues cree “que no le son necesarios”. Tiene como
lema: “La gente del pueblo sabe muy poco, así pues, con cualquier rollo que les diga,
salgo adelante”. No presenta un tema claro, se olvida de las personas y se complace
en su propia voz. Se siente con poder, ejerce oratorio a placer, se cree que es el
centro de una manifestación. Un día o varios no hace las visitas a las casas a causa
de su “laringitis”. Se le respeta, pero muy difícilmente se le toma como modelo.
Frecuentemente se compromete, pero rara vez cumple.

El Indolente: Le gusta enseñar donde menos esfuerzo haga. Es muy monótono, repite
ideas frecuentemente, pero con poco conocimiento, se sabe muchas cosas de
memoria, por lo que no juzga conveniente traer algún esquema o apuntes. Algunas
veces se la pasa leyendo el texto, es un transmisor de esquemas o ideas muertas,
pero no es un educador, continuamente usa la expresión: “El que quiera aprender que
aprenda”, y con este principio escuda su indolencia.

El Burgués: Es el misionero que exagera en sus modales de cortesía, continuamente


se pone como ejemplo, le gusta contar más de sus experiencias y de su importante
vida, que evangelizar. No se compromete en el seguimiento porque “sus asuntos
importantes” no se lo permiten. Usa muchas excusas para no asistir. Es una persona
que evita el contacto con las personas de la comunidad, al poco tiempo se aburre de
esta actividad y termina por abandonarla.

El Intelectual: Quiere evangelizar a base de razonamientos que la gente no


comprende, continuamente se rasca la barbilla, se pone el índice en la sien, al no
saber que contestar las preguntas simplemente dice: “déjame pensarlo”, cree que las
personas de las comunidades tienen el mismo nivel intelectual que el por lo que usa
un lenguaje poco común.

El Persignado: Llega a la misión con verdadero sentido de mártir, la cabeza baja, los
brazos cruzados y quiere que todos los que tienen contacto con el salgan con “alitas”.
Le gusta hacer comparaciones con otras misiones, considerándolas siempre como la
mejor; se lamenta de la época actual, de que los niños y los jóvenes ya no son como
antes. Es tanto su celo por la misión que quiere explicar la historia de la salvación en
una sola visita, se refugia mucho en las observaciones ya hechas, recurre a los
cuentos, parábolas o vida de santos.

El Banquero: Tiene como idea base que la gente no sabe nada, que es él quien lo
sabe todo y en las misiones va a hacer su “depósito” de conocimientos, quiere que la
inversión empiece a dar frutos a corto plazo. Se preocupa más por hacer la visita al

17
pie de la letra que por el espíritu que ha de animar esa visita. Es fiel guardián del
orden, pero descuida la relación. Son raras las conversaciones o contactos informales
que tiene con las personas de la comunidad, se dedica a transmitir lo que dice el
programa y punto.

El Nervioso: Al estar en la visita a las casas o dar una plática, se frota continuamente
las manos, fija su vista en el horizonte, traga saliva a cada instante, ya que siente que
se le seca la boca. Se altera ante cualquier imprevisto y falta de atención y lo toma
como una agresión a su persona. Continuamente es causa de conflictos, ya que sus
reacciones son desconocidas para el grupo. Habla muy rápido y se desespera de la
aparente lentitud de los demás, y de la gente para entender lo que se le quiere
transmitir. Los demás misioneros lo notan muy tenso y al mismo tiempo se forma un
ambiente agresivo.

El Cirquero: Le gusta hacerse notar, se mueve tanto que marea a la familia que está
visitando, le gusta bromear, hacer reír o hacer exhibiciones. Hace actos inesperados y
sin conexión con el tema. Es tanta su originalidad que es un “peligro”. Los demás se
sienten contentos con él por lo que hace no por lo que dice. Por lo general conoce su
labor, pero no está muy convencido de la finalidad de la misión. Hay ocasiones en que
sus actos son mal interpretados, pues no tienen razón de ser, esto hace que las
personas de la comunidad tomen la reflexión como un juego, sin ninguna aplicación o
conexión con su vida.

El Despistado: Confunde el nombre de los miembros de la familia, alarga


sobremanera la reflexión; frecuentemente le falta tiempo y los últimos minutos sirven
para dar un “condensado” de lo que debería haber visto, se olvida de los compromisos
que se hicieron la vez anterior, a última hora está buscando el material para entregar o
la Biblia para hacer la lectura del Evangelio. De la infinidad de cosas que trae en su
morral sólo utiliza una o dos, cuando mucho, continuamente se le oye decir: “¿en qué
me quedé?”, “¿de qué les estaba platicando?”, “¿a poco ya es hora?”.

28. Dejando Huella: (El amor de espera)


Objetivo: Que las misioneras experimenten el sentido de la trascendencia con su
donación y su existencia.
Material: Hojas o cartulina de colores, colores, plumones, brillantina, etc.
Desarrollo: Se sientan las misioneras en rueda. Se les pregunta: ¿Para ustedes que
significa trascender, dejar huella en el mundo? Se escucha los comentarios de todas.
Se les pide que se quiten los tennis y las calcetas para dejar su primera huella de
trascendencia en ese lugar. Luego se les da una hoja de color o un pedazo de
cartulina para que dibujen la silueta de su pie, luego lo pueden decorar como sea, le
ponen su nombre por delante y por detrás, escriben: ¿Cómo quieren dejar huella en el
mundo, en la comunidad?
Conclusión: En éstas misiones han empezado a dejar huella por hacer algo
trascendente en su vida, algo que realmente ha valido la pena, está en cada una de
ellas, en su libertad, seguir dejando huellas en el mundo, en su ambiente, con sus
amigas o no.

26. Amar hasta que duela (nadie te ama como Yo)


Objetivo: Que los misioneros valoren que en cada ser humano se encuentra Jesús, a
pesar de lo que son.

18
Material: Imagen de un Cristo Legionario envuelta en papel blanco y metida en un
sobre.

Desarrollo: Se sientan los misioneros en un círculo y se les pregunta ¿Qué harían si


en este sobre está el nombre de su peor enemigo? Y se pasa el sobre (Sólo se les
comenta que no lo pueden romper). Luego cuando llega otra vez al responsable se
abre el sobre y se enseña la imagen de Cristo. Se comenta que Cristo habita en cada
persona y lo que le hagamos a cualquier persona a Cristo mismo se lo hacemos.

Conclusión: Amar a todas las personas. Tener caridad con cada una de ellas.

19