Sei sulla pagina 1di 5

Periodonto

Se describe como periodonto al conglomerado de estructuras dentro de la cavidad oral que


se encargan de dar soporte y protección al órgano dentario, dentro de los maxilares. (43) Esta
estructura se puede clasificar en periodonto de inserción, que es encargado de proveer soporte
y anclaje al órgano dental dentro del alveolo y en periodonto de protección, que tiene la tarea
de proveer al periodonto de inserción una barrera o defensa en contra de los microorganismos
que alojan la cavidad oral. (44) Este último se encuentra compuesto por la encía, tanto
marginal como adherida y el epitelio de unión.

La encía es la mucosa fibrosa, compuesta principalmente por tejido conectivo que se encarga
de cubrir los procesos alveolares y rodea los dientes. Esta parte del periodonto es considerada
mucosa masticatoria por que se encuentra frecuentemente expuesta a las fuerzas ejercidas
durante la masticación. (45) Una parte de la gingiva se inserta en los procesos alveolares
mediante fibras colágenas formando la encía insertada o adherida, hasta que alcanza la
superficie más apical de la corona clínica dejando una pequeña porción de encía no insertada,
que es llamada encía libre o marginal que da lugar a la formación del surco gingival. Este es
un espacio de aproximadamente 1mm a 2mm, ubicado entre la cara ventral de la encía
marginal y el esmalte del diente. (46) Esta área inicia en el borde de la encía libre y termina
en el epitelio de unión, que mantiene a la encía adherida al diente. Por otro lado, la encía que
queda ubicada entre los dientes siguiendo la forma de la cresta ósea de los procesos alveolares
es conocida como encía papilar.

Las encías poseen características propias que las hacen diferenciarse de cualquier tipo de
mucosas dentro de la cavidad oral. Tienen un color rosáceo coral que puede presentar
variaciones dependiendo de la cantidad de melanina que se encuentre en ellas. Además,
podemos encontrar sobre su extensión un graneado muy parecido a la superficie de una
cascara de naranja. (48) Por otro lado, tiene la habilidad de recuperar su forma cuando es
sometida a algún tipo de presión, por lo que se dice que es resiliente y firme. Y, por último,
pero no menos importante, su forma de festón que cubre cada uno de los órganos dentales.
(49)
Gingivitis

La gingivitis es la más común de las enfermedades que afectan los tejidos periodontales, esta
es conocida por solo afectar las estructuras que conforman el periodonto de protección,
ocasionando la inflamación de la encía y por consecuente el sangrado gingival. Además, la
gingivitis es el primer estadio de la enfermedad periodontal, lo que significa que su
progresión puede concluir en la perdida de órganos dentarios Esta afección se encuentra
asociada a diversos factores como lo son; enfermedades sistémicas, hábitos nocivos, factores
predisponentes y mala higiene dental. Siendo el ultimo la razón más frecuente por la cual se
presenta esta afección.

El déficit de higiene dental o su mala practica puede llevar al cumulo de placa bacteriana
sobre los órganos dentarios, invadiendo el surco gingival y desencadenando el proceso
inflamatorio de la encía. La placa bacteriana o biofilm es un conjunto de microorganismos
que se acumulan y forman comunidades bacterianas dentro de la cavidad oral. Estos grupos
colonizadores son capaces de alterar la simbiosis de las bacterias que habitan la cavidad oral
propiamente dicha. Entre los oportunistas iniciales están el Actinomyces Vicosus y el
Streptococcus Sanguis (53). El ciclo vital de estos patógenos consta de un proceso de
adhesión a la superficie dentaria, precedido por el crecimiento y multiplicación de dichas
bacterias y el desprendimiento de estas de las estructuras donde se encontraban previamente
adheridas. El medio de comunicación utilizado por estos oportunistas son señalizaciones
químicas que le indican como y donde deben propagarse. A medida que el biofilm se
aglomera en el margen gingival forma un espacio donde las bacterias anaerobias propias de
las enfermedades periodontales son capaces de subsistir, es aquí cuando el surco gingival,
comienza su proceso inflamatorio (54).

La inflamación de la gingiva suele iniciar en la encía papilar y la encía marginal, que son las
porciones gingivales más expuestas al cúmulo de bacterias que se alojan sobre los órganos
dentarios. Ambas estructuras se comienzan a tornar rojas y acolchonadas gracias a la
retención de liquido inflamatorio proveniente de las encías, el líquido crevicular. Este es un
exudado proveniente del surco gingival que se presenta como la forma de defensa de este
espacio virtual, el cual posee propiedades antimicrobianas destinadas a impedir el paso de
las bacterias hacia el periodonto de inserción. Luego la inflamación avanza hacia la encía
adherida, haciendo que esta pierda su color, y se torne roja y brillante, producto de la
hinchazón pierda su graneado y la resiliencia, se torna suave y acolchonada.

Como todo proceso inflamatorio, la gingivitis, aumenta el numero de vasos capilares y los
dilata, hace el tejido gingival más permeable gracias a la acción de las células encargadas de
la respuesta inflamatoria y la combinación de todos estos sucesos da como resultado un
intercambio entre la sangre y el tejido conectivo adyacente.(55) La conclusión de todos estos
eventos será el enrojecimiento de la encía y el posterior sangrado de la misma, que puede
darse tanto de manera provocada como espontanea, dependiendo de la severidad del estado
inflamatorio de la mucosa. La inflamación de la mucosa gingival con frecuencia ocasiona el
crecimiento de la encía marginal aumentando la profundidad del surco gingival sin destruir
los tejidos periodontales, como lo haría una bolsa periodontal, estas son llamadas bolsas
falsas. (57)

La enfermedad periodontal cursa tres estadios antes de ocasionar daños al periodonto de


inserción. Un cumulo de placa bacteriana de cuatro días da lugar a la lesión inicial, esta no
es perceptible a la vista, pero a nivel histológico existe un aumento de la circulación de
células defensoras. A partir de esta etapa comienza a partir de este periodo y se comienza a
evidenciar la perdida del estado de salud gingival y la presencia del sangrado provocado.
Luego comienza la lesión establecida, donde la encía ya presenta un notorio cambio de
coloración gracias a la anoxemia y por último la lesión avanzada donde el hueso, el cemento
y el ligamento periodontal comienzan a ser desvitalizados producto de la infección bacteriana
y la inflamación y degradación del periodonto de protección. (62)

Los casos más frecuentes de inflamación gingival son asociados al cumulo de placa
bacteriana, como ya hemos explicado anteriormente, pero esta importante destacar que
también existen varios factores predisponentes para este padecimiento, que facilitan la
inflamación de los tejidos pertenecientes al periodonto de protección. Entre estos están; los
desordenes hormonales, diabetes, tabaquismo, hiposalivacion, embarazo, infecciones
bacterianas, problemas metabólicos, etc.(63,64)

Alrededor de los anos se han establecido diversas formas de clasificar la enfermedad


periodontal basados en los conocimientos de las épocas en las que fueron establecidas. En
los Word Worshop de 1989 y 1999 se clasificaron las enfermedades gingivales de la siguiente
manera.

Clasificación de la Enfermedades Gingivales


Clasificación de enfermedades gingivales Clasificación de enfermedades gingivales
del Word workshop, 1989. del Word workshop, 1999
Gingivitis asociada a placa. Inducidas por placa:
Gingivitis ulcerativa necrotizante aguda Gingivitis asociada sólo con placa dental.
(GUNA). Modificadas por factores sistémicos.
Gingivitis inducida por hormonas Modificadas por medicamentos.
esteroideas. Modificadas por mutación.
Agrandamientos gingivales inducidos por No inducidas por placa bacteriana:
medicamentos. De origen bacteriano especifico.
Gingivitis asociada a desordenes De origen viral.
sanguíneos, deficiencias nutricionales, De origen fúngico.
tumores, factores genéticos, infecciones De origen genético.
víricas. Manifestaciones gingivales de condiciones
Gingivitis descamativa. sistémicas:
Desórdenes mucocutáneos
Reacciones alérgicas.
Lesiones traumáticas (autolesiones,
iatrogenias, accidentales):
Lesión química.
Lesión física.
Lesión térmica.
Reacciones de a cuerpos extraños.
Otras no específicas.
Fuente: Tur Feijón EM. Gingivitis. Características y prevención. Dialnet.