Sei sulla pagina 1di 5

Concepto de tribología:

La tribología ("frotar o rozar") es la ciencia que estudia la fricción, el


desgaste y la lubricación que tienen lugar durante el contacto entre
superficies sólidas en movimiento. El término es usado universalmente
desde finales del siglo XX.
Para entender la tribología se requieren conocimientos de física, de
química y de tecnología de materiales. Las tareas del especialista en
tribología (tribólogo) son las de reducir la fricción y el desgaste
mediante la lubricación de las superficies en contacto para así
conservar y reducir energía, lograr movimientos más rápidos y
precisos, incrementar la productividad y reducir el mantenimiento.
La tribología se define como la ciencia y tecnología de la interacción
entre superficies en movimiento relativo e involucra el estudio de la
fricción, el desgaste y lubricación.
Antes del nacimiento de la tribología como ciencia se pensaba en el
término “lubricación” o ingeniería de lubricación. No se había
generalizado la disminución de la fricción y el desgaste como prácticas
cotidianas. Con la tribología como ciencia se estudia la fricción y sus
efectos asociados, como el desgaste, tratando de prevenirlos con
mejores diseños y prácticas de lubricación.
Tipos de Lubricación:
La principal función de un lubricante es proveer una película para
separar las superficies y hacer el movimiento más fácil. En un modelo
donde un líquido actúa como lubricante, el líquido se comporta
formando una película en las dos superficies externas, superior e
inferior, adheridas firmemente. A medida que una de las superficies se
mueva sobre la otra, las capas externas del lubricante permanecen
adheridas a las superficies mientras que las capas internas son forzadas
a deslizarse una sobre otra. La resistencia al movimiento no está
gobernada por la fuerza requerida para separar las rugosidades de las
dos superficies y poder moverse. En su lugar, esta resistencia está
determinada por la fuerza necesaria para deslizar las capas de
lubricante una sobre otra. Esta es normalmente mucho menor que la
fuerza necesaria para superar la fricción entre dos superficies sin
lubricar.
Líquidos: Distintos líquidos pueden ser utilizados como lubricantes,
pero los más ampliamente utilizados son los basados en aceites
minerales derivados del petróleo. Su fabricación y composición será
vista con más detalle en la próxima sección de este tutorial. Otros
aceites utilizados como lubricantes son los aceites naturales (aceites
animales o vegetales) y los aceites sintéticos. Los aceites naturales
pueden ser excelentes lubricantes, pero tienden a degradarse más
rápido en uso que los aceites minerales. En el pasado fueron poco
utilizados para aplicaciones de ingeniería por sí solos, aunque algunas
veces se usaron mezclados con los aceites minerales. Recientemente, ha
habido un interés creciente sobre las posibles aplicaciones de los
aceites vegetales como lubricantes. Estos aceites son biodegradables y
menos nocivos al medio ambiente que los aceites minerales. Los aceites
sintéticos son fabricados mediante procesos químicos y tienden a ser
costosos. Son especialmente usados cuando alguna propiedad en
particular es esencial, tal como la resistencia a temperaturas extremas,
como es el caso de los lubricantes para motores aeronáuticos. A
temperaturas normales de operación, los aceites fluyen libremente, de
tal forma que pueden ser fácilmente alimentados hacia o desde las
partes móviles de la máquina para proveer una lubricación efectiva,
extraer el calor, y las partículas contaminantes. Por otro lado, debido a
que son líquidos, pueden existir fugas en el circuito lubricante y
provocar graves averías al no lubricar suficientemente las partes
móviles del equipo.
 Grasas: Una grasa es un lubricante semifluido generalmente
elaborado a partir de aceites minerales y agentes espesantes
(tradicionalmente jabón o arcilla), que permite retener el lubricante
en los sitios donde se aplica. Las grasas protegen efectivamente las
superficies de la contaminación externa, sin embargo, debido a que
no fluyen como los aceites, son menos refrigerantes que éstos y más
difíciles de aplicar a una máquina cuando está en operación.
 Sólidos: Los materiales utilizados como lubricantes sólidos son
grafito, bisulfuro de molibdeno y politetrafluoroetileno (PTFE o
Teflón). Estos compuestos son utilizados en menor escala que los
aceites y grasas, pero son perfectos para aplicaciones especiales en
condiciones donde los aceites y las grasas no pueden ser empleados.
Pueden ser usados en condiciones extremas de temperatura y
ambientes químicos muy agresivos.
Tipos de desgastes:
Desgaste adhesivo: La naturaleza del desgaste hace que el desgaste
adhesivo este siempre presente en mayor o menor grado en las
uniones de rozamiento. En la práctica de ingeniería se conoce también
con los nombres de: desgaste por frotamiento; rayado adhesivo;
gripado; agarrotamiento; agripamiento; tales denominaciones se
deben a la intensidad del desgaste, estados de las superficies
desgastadas y tipos de elementos de máquina. El desgaste adhesivo
está presente en los siguientes elementos de máquinas: cojinetes de
deslizamiento; transmisiones por engranes y tornillo sin fin; guías de
deslizamiento; levas; grupos pistón aro cilindro
Desgaste corrosivo: Este desgaste ocurre cuando la superficie de
la máquina es dañada por un ataque químico. El químico responsable
de este desgaste corrosivo puede ser líquido o vapor, el cual se puede
encontrar en plantas que mezclan o manejan sustancias ácidas o
alcalinas muy fuertes. En ocasiones, el daño a la superficie es
causado por los subproductos ácidos que se generan por la
degradación del lubricante.
Desgaste abrasivo: Si la penetración de la aspereza o partícula
abrasiva sobre pasa cierto valor crítico; si la dureza de las partículas
abrasivas es superior a la del material y si se sobrepasa el límite de
rotura del material se produce el microcorté de las capas superficiales;
generando partículas de desgaste.
Prueba de ensayo no destructivo:
Se denomina ensayo no destructivo (también llamado END, o en
inglés NDT de nondestructive testing) a cualquier tipo de prueba
practicada a un material que no altere de forma permanente sus
propiedades físicas, químicas, mecánicas o dimensionales. Los
ensayos no destructivos implican un daño imperceptible o nulo. Los
diferentes métodos de ensayos no destructivos se basan en la
aplicación de fenómenos físicos tales como ondas electromagnéticas,
acústicas, elásticas, emisión de partículas subatómicas, capilaridad,
absorción y cualquier tipo de prueba que no implique un daño
considerable a la muestra examinada.
Liquido no penetrante:
La inspección por líquidos penetrantes es un tipo de ensayo no
destructivo que se utiliza para detectar e identificar discontinuidades
presentes en la superficie de los materiales examinados, que pueden
dar lugar a futuras fallas de los mismos. Generalmente se emplea en
aleaciones no ferrosas, aunque también se puede utilizar para la
inspección de materiales ferrosos cuando la inspección por partículas
magnéticas es difícil de aplicar. En algunos casos se puede utilizar en
materiales no metálicos.
Las aplicaciones de esta técnica son amplias, y van desde la
inspección de piezas críticas como son los componentes aeronáuticos
hasta los cerámicos como las vajillas de uso doméstico. Se pueden
inspeccionar materiales metálicos, cerámicos vidriados, plásticos,
porcelanas, recubrimientos electroquímicos, entre otros. Una de las
desventajas que presenta este método es que sólo es aplicable a
defectos superficiales y a materiales no porosos.
NOMBRE:
Luis Eduardo Sánchez Rodriguez

MATERIA:
Integradora 1

DOCENTE:
ING: Horacio De Jesús García Martínez

TRABAJO:
Tarea de investigacion

GRUPO:
301

GRADO:
3 Cuatrimestre

FECHA:
28\05\2019