Sei sulla pagina 1di 1

4.

Autorregulación:

Uno de los componentes de la Inteligencia Emocional según David Goleman es la


autorregulación, que en otras palabras seria una estabilización psicológica en
general. Goleman (1996), afirma que “La autorregulación es el controlar nuestros
impulsos y emociones antes de realizar algo o de actuar y determinar porque en
cierta situación se fracasó y como se podría solucionar. Si el líder actúa así, le
dará confianza a los que lo rodean. Si el líder maneja esta habilidad, la reflexión y
el pensamiento siempre estarán en primer lugar y no tendrá miedo al cambio.

Esta competencia no implica bloquear las emociones y ocultar nuestros propios


sentimientos, significa saber esperar el momento oportuno, el lugar y la forma más
adecuada de expresar nuestras emociones.

Los expertos en autorregulación suelen ser flexibles y adaptarse bien a los


cambios. También son buenos en la gestión de conflictos y gestión de situaciones
tensas o difíciles.