Sei sulla pagina 1di 49

MANUAL DEL CELEBRANTE

CELEBRACIÓN DE LA PALABRA DE DIOS Y


DISTRIBUCIÓN DE LA SAGRADA EUCARISTÍA
PRESIDIDA POR UN LAICO

1
ASPECTOS A PREVER
-Nunca olvides llevar la llave del Sagrario (En caso de que haya uno).
-En caso de no existir Sagrario, preparar un lugar especial cerca del altar (mantel blanco y
vela) durante las celebraciones.
-En caso de que no exista sagrario o no pueda permanecer cerrada la iglesia, se deberá
preparar un espacio especial (se prepara un lugar digno del Santísimo, mantel y vela)
dentro del lugar donde se estén hospedando, solo transportarlo de ese lugar para las
celebraciones con mucho respeto, ya que es el cuerpo de Cristo el que transportas en tus
manos. (La vela permanece encendida mientras estén presentes para evitar accidentes).
-Nombrar los lectores que te ayudarán con la primera, segunda lectura y el salmo. Hay
que verificar que quien vaya a leer lo haga pausada y claramente. Ya sea una persona del
pueblo o un misionero, pedirle que nos lea antes de la celebración para estar seguros que
lea bien y no sea un impedimento para que llegue el mensaje, de lo contrario pedirles de
la mejor manera y con mucho tacto que lean la palabra en otra ocasión.
-Siempre checar cuantas formas consagradas quedan. (Fraccionar de ser necesario, solo
si hacen falta para completar a los asistentes)
-Cerillos para encender las velas (No olvides encenderlas antes de iniciar la celebración
de la palabra - Tener antes de la celebración: corporal y purificador
en la credencia (Mesa detrás de la sede donde pones los instrumentos para la
celebración). - Lavarte las manos antes
de la celebración, pues vas a tocar y a dar el Cuerpo de Cristo.
-Nombrar a alguien de la fraternidad como auxiliar o monaguillo.
-No llevar paliacate e ir lo más presentable posible (En caso de que haya alba utilizarla).
-Ponerse de acuerdo con el Coro para coordinar los cantos con la celebración.
-Si durante la comunión se cae una hostia, deberás consumirla y poner un poco de agua
en el lugar donde se cayó y limpiar con purificador.
-Recuerda darle las copias de las lecturas y salmos a los lectores que te ayudarán durante
la celebración. (Tales copias se anexan al manual y vienen como hojas sueltas).
Los NO de la celebración de la palabra:
- NO se realiza la presentación de los dones de Pan y Vino.
- NO se reza la Plegaria Eucarística.
- NO se extienden los brazos al estar presidiendo.
- NO se hacen saludos como: “El Señor este con ustedes”.
- NO se hace la bendición de despedida. (Se pide a Dios que nos bendiga).
- NO se usa la sede sacerdotal para presidir la celebración (poner otra silla enseguida).
Significado de las siglas:
C: Celebrante
L: Lector
T: Todos

2
†: Persignarse(te persignas tú también)
( ): Lo escrito entre paréntesis son notas a considerar en la celebración(NO SE LEE).

---------------------Sábado 17 de Dic.-------------------
RITOS INICIALES
DE PIE
Canto de Entrada

ENTRADA (Durante el canto se hace una genuflexión al altar)


C: † En el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo.
T: Amén.

C: Hermanos bendigamos al Señor; que nos invita benignamente a la mesa del Cuerpo de
Cristo.
T: Bendito seas por siempre Señor.
ACTO PENITENCIAL
C: “El Señor Jesús que nos invita a la mesa de la Palabra y de la Eucaristía, nos llama ahora
a la conversión.
Reconozcamos, pues que somos pecadores e invoquemos con esperanza la misericordia de
Dios.”

-(Se hace un breve momento de reflexión) (Pequeño silencio)

T: Yo confieso ante Dios todopoderoso, y ante ustedes hermanos, que he pecado mucho de
pensamiento, palabra, obra y omisión.
Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa, por eso ruego a Santa María siempre Virgen,
a los ángeles, a los Santos y a ustedes hermanos que intercedan por mí ante Dios nuestro
Señor.

C: Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve
a la vida eterna.
T: Amén.
KYRIE ELEISON(Señor ten piedad)(Puede ser cantado)
C: Tú que viniste al mundo para salvarnos: Señor ten piedad.
T: Señor ten piedad.
3
C: Tú que nos visitas continuamente con la gracia de tu Espíritu: Cristo ten piedad.
T: Cristo ten piedad.
C: Tú que vendrás un día a juzgar nuestras obras: Señor ten piedad.
T: Señor ten piedad.

(NO se dice el Gloria)


ORACION COLECTA (Manos Juntas a la altura del pecho)
C:Oremos:
Señor Dios, creador y redentor del género humano, que quisiste que tu Palabra se encarnara
en el seno purísimo de la siempre virgen María, atiende, propicio, a nuestras súplicas, y haz
que tu Unigénito, revestido de nuestra humanidad, se digne hacernos partícipes de su vida
divina. Él, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo.
T: Amén.
LITURGIA DE LA PALABRA
SENTADOS

Primera Lectura (Libro de Génesis 49,2.8-10)No Se apartará de Judá el cetro.


L: Del libro del Génesis:

En aquellos días, Jacob llamó a sus hijos y les habló así: «Acérquense y escúchenme, hijos
de Jacob; escuchen a su padre, Israel. A ti, Judá, te alabarán tus hermanos; pondrás la mano
sobre la cabeza de tus enemigos; se postrarán ante ti los hijos de tu padre.
Cachorro de león eres, Judá: has vuelto de matar la presa, hijo mío, y te has echado a
reposar, como un león. ¿Quién se atreverá a provocarte?
No se apartará de Judá el cetro, ni de sus descendientes, el bastón de mando, hasta que
venga aquel a quien pertenece y a quien los pueblos le deben obediencia.»

L: Palabra de Dios.
T: Te alabamos, Señor.

Salmo responsorial (Salmo71)

L:« Ven, Señor, rey de justicia y de paz.»


T:«Ven, Señor, rey de justicia y de paz.»

L: Comunica, Señor, al rey tu juicio, y tu justicia al que es hijo de reyes; así tu siervo saldrá
en defensa de tus poderes y regirá a tu pueblo justamente.
T:« Ven, Señor, rey de justicia y de paz.»

4
L:Justicia y paz ofrecerán al pueblo las colinas y los montes. El rey hará justicia al oprimido
y salvará a los hijos de los pobres.
T:« Ven, Señor, rey de justicia y de paz.»

L:Florecerá en sus días y la justicia y reinará la paz, era tras era. De mar a mar se extenderá
su reino y de un extremo al otro de la tierra.
T: « Ven, Señor, rey de justicia y de paz.»

L: Que bendigan al Señor eternamente, y tanto como el sol, viva su nombre. Que él sea la
bendición del mundo entero y lo aclamen dichoso las naciones.
T:« Ven, Señor, rey de justicia y de paz.»

DE PIE

Aclamación antes del Evangelio (Aleluya)


(Se canta el “Aleluya”, y la misma persona que leyó el salmo, hace la aclamación. Después de leer la
aclamación se vuelve a cantar el “Aleluya”.)

L:Sabiduría del altísimo, que dispones todas las cosas con fortaleza y con suavidad, ven a
enseñarnos el camino de la vida.

Evangelio (Mateo 1,1-17) Genealogía de Jesucristo, hijo de David.


C:†Del Santo Evangelio según San Mateo:

Genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham: Abraham fue padre de Isaac;
Isaac, padre de Jacob; Jacob, padre de Judá y de sus hermanos. Judá fue padre de Fares y de
Zará, y la madre de estos fue Tamar. Fares fue padre de Esrón; Esrón, padre de Arám; Arám,
padre de Aminadab; Aminadab, padre de Naasón; Naasón, padre de Salmón. Salmón fue
padre de Booz, y la madre de este fue Rahab. Booz fue padre de Obed, y la madre de este
fue Rut. Obed fue padre de Jesé; Jesé, padre del rey David.
David fue padre de Salomón, y la madre de este fue la que había sido mujer de Urías.
Salomón fue padre de Roboám; Roboám, padre de Abías; Abías, padre de Asá; Asá, padre
de Josafat; Josafat, padre de Jorám; Jorám, padre de Ozías. Ozías fue padre de Joatám;
Joatám, padre de Acaz; Acaz, padre de Ezequías; Ezequías, padre de Manasés. Manasés fue
padre de Amón; Amón, padre de Josías; Josías, padre de Jeconías y de sus hermanos,
durante el destierro en Babilonia.

5
Después del destierro en Babilonia: Jeconías fue padre de Salatiel; Salatiel, padre de
Zorobabel; Zorobabel, padre de Abiud; Abiud, padre de Eliacím; Eliacím, padre de Azor.
Azor fue padre de Sadoc; Sadoc, padre de Aquím; Aquím, padre de Eliud; Eliud, padre de
Eleazar; Eleazar, padre de Matán; Matán, padre de Jacob. Jacob fue padre de José, el esposo
de María, de la cual nació Jesús, que es llamado Cristo.
El total de las generaciones es, por lo tanto: desde Abraham hasta David, catorce
generaciones; desde David hasta el destierro en Babilonia, catorce generaciones; desde el
destierro en Babilonia hasta Cristo, catorce generaciones.

C:Palabra del Señor.


T: Gloria a ti, Señor Jesús.

SENTADOS

REFLEXIÓN
- (Se hace una reflexión del evangelio y/o las lecturas donde se busque ejemplos concretos de la situación o
de los problemas del pueblo, habla con claridad, toma tu tiempo, no te presiones, pero sobre todo haz
mucha oración para que sea el Espíritu de Dios con su Luz, quien hable por medio de ti. No olvides que
debe ser corta entre 7 a 10 minutos.)

(NO SE DICE EL CREDO AL TERMINAR LA REFLEXIÓN)

ORACIÓN DE LOS FIELES


DE PIE
ORACION UNIVERSAL
(Es importante dejar un espacio, un silencio, para que la gente del pueblo pueda hacer sus peticiones ya
que para ellos significa una gran oportunidad de ser escuchados por Dios.)

C: Levantemos, hermanos, nuestra alma a Dios y supliquémosle que disponga el corazón de


los hombres para recibir al Salvador, que ya está cerca.
Respondemos a cada petición: Te rogamos Señor.
T: Te rogamos Señor.

C: Para que Dios se digne a mirar y visitar a la iglesia, viña que su derecha plantó, roguemos
al Señor.
T: Te rogamos Señor.

6
C: Para que como a María, los jóvenes extiendan con la entrega radical de sus vidas el Reino
que nos trae el Emmanuel, roguemos al Señor.
T: Te rogamos Señor.

C: Para que conceda a todos los gobernantes trabajar por la paz y la justicia., roguemos al
Señor.
T: Te rogamos Señor.

C: Para que se acuerde de las promesas hechas a nuestros padres de Israel. Roguemos al
Señor.
T: Te rogamos Señor.
C: Para que restaure en todos nosotros la imagen de su Hijo, y así contemplemos su
salvación. Roguemos al Señor.
T: Te rogamos Señor.

--- (Aquí se pueden añadir peticiones del pueblo. Se debe de cuidar el no interrumpir a las personas en sus peticiones
pero siempre tomando en cuenta que no se alarguen mucho.) ---

C: Oh Dios, origen de la sabiduría y principio de nuestra salvación, que por un designio de


tu bondad, bendijiste a aquellas antiguas generaciones que fueron el camino por el que tu
Hijo vino al mundo, escucha nuestras oraciones y bendice con tus dones a quienes nos
preparamos para celebrar el misterio de la Navidad. Por Jesucristo nuestro Señor.
T: Amén.
RITO DE LA COMUNIÓN
-(No hay canto de ofertorio, puede haber un breve canto de traslado al Santísimo, de adoración)
(Se hace la colecta mientras que el celebrante coloca el corporal sobre el Altar LO ABRE, se dirige al
sagrario, hace genuflexión, toma el copón y lo coloca sobre el corporal, y continua con el Padre Nuestro,
deja dolo únicamente sobre el corporal).

(El Padre Nuestro puede ser cantado)


C: Fieles a la recomendación del Salvador, y siguiendo su divina enseñanza, nos atrevemos
a decir (o cantar):

T: Padre nuestro que estas en el cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu Reino
y hágase tu Voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día y
perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos
dejes caer en tentación y líbranos del mal.

C:Como hijos de Dios, nos damos fraternalmente la Paz.

7
Canto durante la Paz.

-(Cuando todos han terminado el saludo de paz, el celebrante toma la hostia, y


sosteniéndola un poco elevada sobre el copón, pero no arriba de nuestros hombros -el
celebrante puede hacer una oración de agradecimiento y adoración a Cristo antes de seguir
en silencio para sus adentros sin demorarse demasiado- la muestra al pueblo diciendo):

C: “Este es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Dichosos los invitados a la
cena del Señor”

T: Señor yo no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para
sanarme.

-(El celebrante comulga reverentemente el Cuerpo de Cristo.)


COMUNION
(Recuerda avisar que solo pueden comulgar los que hayan hecho la primera comunión y
estén en Gracia de Dios.)
Se pueden sentar durante la comunión

Canto de la comunión. (Comienza el canto y se acaba cuando las personas terminan de


comulgar)

-(El celebrante imparte la comunión diciendo las siguientes palabras):


C: El cuerpo de Cristo.
T: Amén.
DE PIE

ORACION DESPUES DE LA COMUNION


C: Oremos:
Te rogamos, Dios todopoderoso, que, saciados ya por estos sagrados dones, hagamos nuestro
el anhelo de resplandecer, encendidos en la luz de tu Espíritu, como estrellas luminosas, ante
la mirada de tu Hijo Jesucristo, que ya viene a nosotros. Él, que vive y reina por los siglos de
los siglos.
T: Amén.

-(El celebrante, haciendo sobre sí mismo la Señal de la Cruz pide la bendición a Dios de la siguiente

8
manera):
C: El Señor nos bendiga, nos guarde de todo mal y nos lleve a la vida eterna.
T: Amén
AVISOS
(A continuación se dice a la gente del pueblo los avisos necesarios y la frater pasa al frente para
presentarse.)
C: Podemos ir en paz, nuestra celebración ha terminado.
T: Demos gracias a Dios.
Canto de salida

-------------------- Domingo 18 De Dic. --------------------

RITOS INICIALES
DE PIE
Canto de Entrada

ENTRADA (Durante el canto se hace una genuflexión al altar)


C: † En el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo.
T: Amén.
C: Hermanos bendigamos al Señor; que nos invita benignamente a la mesa del Cuerpo de
Cristo.
T: Bendito seas por siempre Señor.
ACTO PENITENCIAL
C: “El Señor Jesús que nos invita a la mesa de la Palabra y de la Eucaristía, nos llama ahora
a la conversión. Reconozcamos, pues que somos pecadores e invoquemos con esperanza la
misericordia de Dios.”

-(Se hace un breve momento de reflexión)(Breve silencio)

T: Yo confieso ante Dios todopoderoso, y ante ustedes hermanos, que he pecado mucho de
pensamiento, palabra, obra y omisión.
Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa, por eso ruego a Santa María siempre Virgen,
a los ángeles, a los Santos y a ustedes hermanos que intercedan por mí ante Dios nuestro
Señor.

9
C: Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve
a la vida eterna.
T: Amén.

KYRIE ELÉISON(Señor ten piedad)(Se puede cantar)


C: Tú que viniste al mundo para salvarnos: Señor ten piedad.
T: Señor ten piedad.
C: Tú que nos visitas continuamente con la gracia de tu Espíritu: Cristo ten piedad.
T: Cristo ten piedad.
C: Tú que vendrás un día a juzgar nuestras obras: Señor ten piedad.
T: Señor ten piedad.

(NO se dice el Gloria)


ORACION COLECTA (Manos juntas a la altura del pecho)
C: Oremos:
Te pedimos, Señor, que infundas tu gracia en nuestros corazones, para que, habiendo
conocido, por el anuncio del ángel, la encarnación de tu Hijo, lleguemos, por medio de su
pasión y de su cruz, a la gloria de la resurrección. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que
vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.
T: Amén.
LITURGIA DE LA PALABRA
SENTADOS

Primera Lectura (Libro de Isaías 7,10-14) (Desde el ambón)He aquí que la virgen concebirá.
L: Del libro del profeta Isaías:

En aquellos tiempos, el Señor le habló a Ajaz diciendo: ¨Pide al Señor, tu Dios, una señal de
abajo, en lo profundo, o de arriba, en lo alto¨. Contestó Ajaz; ¨No la pediré. No tentaré al
Señor¨.
Entonces dijo Isaías: ¨Oye, pues, casa de David: ¿No satisfechos con cansar a los hombres,
quieren cansar también a mi Dios? Pues bien, el Señor mismo les dará por eso una señal: He
aquí que la virgen concebirá y dará por eso una señal: He aquí que la virgen concebirá y dará
a luz un hijo y le pondrán el nombre de Emmanuel, que quiere decir Dios-con-nosotros¨.
L: Palabra de Dios.
T: Te alabamos, Señor.

10
Salmo responsorial (Sal 23)
L: « Ya llega el Señor, el rey de la gloria. »
T: « Ya llega el Señor, el rey de la gloria. »

L: Del Señor es la tierra y lo que ella tiene, el orbe todo y los que en él habitan, pues él lo
edificó sobre los mares, él fue quien lo asentó sobre los ríos.
T: « Ya llega el Señor, el rey de la gloria. »

L: ¿Quién subirá hasta el monte del Señor? ¿Quién podrá entrar en su recinto santo? El de
corazón limpio y manos puras y que no jura en falso.
T: « Ya llega el Señor, el rey de la gloria»

L: Ése obtendrá la bendición de Dios, y Dios, su salvador, le hará justicia. Ésta es la clase de
hombres que te buscan y vienen ante ti, Dios de Jacob.
T: « Ya llega el Señor, el rey de la gloria. »

Segunda Lectura (Carta de San Pablo a los Romanos 1, 1-7) (Desde el ambón) Jesucristo, nuestro Señor,
Hijo de Dios, nació del linaje de David.
L:De la carta del apóstol san Pablo a los romanos:

Yo, Pablo, siervo de Cristo Jesús, he sido llamado por Dios para ser apóstol y elegido por él
para proclamar su Evangelio. Ese Evangelio, que, anunciado de antemano por los profetas en
las Sagradas Escrituras, se refiere a su Hijo, Jesucristo, nuestro Señor, que nació, en cuanto a
su condición de hombre, de linaje de David, y en cuanto a su condición de hombre, del linaje
de David, y en cuanto a su condición de espíritu santificador, se manifestó con todo su poder
como Hijo de Dios, a partir de su resurrección de entre los muertos.
Por medio de Jesucristo, Dios me concedió la gracia del apostolado, a fin de llevar a los
pueblos paganos a la aceptación de la fe, para gloria de su nombre. Entre ellos,
también se cuenten ustedes, llamados a pertenecer a Cristo Jesús.
A todos ustedes, los que viven en Roma, a quienes Dios ama y ha llamado a formar parte de
su pueblo santo, les deseo la gracia y la paz de Dios, nuestro Padre, y de Jesucristo, el Señor.
L: Palabra de Dios.
T: Te alabamos, Señor.

DE PIE
Aclamación antes del Evangelio (Aleluya)
(Se canta el “Aleluya”, y la misma persona que leyó la segunda lectura, hace la
aclamación. Después de leer la aclamación se vuelve a cantar el “Aleluya”.)

11
L: He aquí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, a quien pondrán por nombre de
Emmanuel, que quiere decir Dios-con-nosotros.
Evangelio (Mateo 1,18-24)
C: † Del Santo Evangelio según San Mateo:

Cristo vino al mundo de la siguiente manera: Estando María, su madre, desposada con José
y, antes de que vivieran juntos, sucedió que ella, por obra del Espíritu Santo, estaba
esperando un hijo. José, su esposo, que era hombre justo, no queriendo ponerla en evidencia,
pensó en dejarla en secreto. Mientras pensaba en estas cosas, un ángel del Señor le dijo en
sueños: «José, hijo de David, no dudes en recibir en tu casa a María, tu esposa, porque ella
ha concebido por obra del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre
Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados.»
Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que había dicho el Señor por boca del profeta
Isaías: «He aquí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, a quien pondrán el nombre de
Emmanuel, que significa "Dios-con-nosotros".»
Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor y se llevó a casa a
su mujer.
C: Palabra del Señor
T: Gloria a ti Señor Jesús.

SENTADOS

REFLEXIÓN
- (Se hace una reflexión del evangelio y/o las lecturas donde se busque ejemplos concretos de la situación o
de los problemas del pueblo, habla con claridad, toma tu tiempo, no te presiones, pero sobre todo haz
mucha oración para que sea el Espíritu de Dios con su Luz, quien hable por medio de ti. No olvides que
debe ser corta entre 7 a 10 minutos.)

ORACIÓN DE LOS FIELES


DE PIE
CREDO
(El Credo Nicenoconstatinopolitano se agrega como apoyo al final del manual.)

ORACION UNIVERSAL
(Es importante dejar un espacio en el lugar que más adelante se indica, para que la gente del pueblo pueda
hacer sus peticiones ya que para ellos significa una gran oportunidad de ser escuchados por Dios.)

C: Preparándonos para celebrar la venida entre nosotros del Hijo de Dios hecho hombre,
12
oremos. Después de cada petición diremos: Ven, Señor Jesús.
T:Ven, Señor Jesús.

C: Por la Iglesia, por todos los cristianos. Que, como María, la Virgen Madre de Dios,
sepamos ofrecer a Jesús al mundo, con sencillez, con espíritu abierto, con un profundo amor.
Oremos.
T: Ven, Señor Jesús.
C: Por los gobernantes de nuestro país y del mundo entero. Que nunca olviden que su
misión es trabajar por el bien de todos los ciudadanos. Oremos.
T: Ven, Señor Jesús.

C: Por los pobres, y por todos los que pasarán estas fiestas en la soledad o el dolor. Que
puedan sentir muy cercano el amor de Dios y nuestra ayuda y compañía. Oremos.
T: Ven, Señor Jesús

C: Por nosotros, por nuestras familias y por nuestros amigos. Que estos días de Navidad
sean para todos una luz que nos haga crecer en la fe, la esperanza y el amor. Oremos.
T: Ven, Señor Jesús
--- (Aquí se pueden añadir peticiones del pueblo. Se debe de cuidar el no interrumpir a las personas en sus
peticiones pero siempre tomando en cuenta que no se alarguen mucho.) ---

C:Ven, Señor, muéstranos tu misericordia y danos tu salvación. Tú, que vives y reinas por
los siglos de los siglos.
T: Amén.
RITO DE LA COMUNIÓN
(Se hace la colecta mientras tanto puede haber un pequeño canto de meditación)
-(No hay canto de ofertorio, puede haber un breve canto de traslado al Santísimo, mientras
que el celebrante coloca el corporal sobre el Altar LO ABRE, se dirige al sagrario, hace
genuflexión, toma el copón y lo coloca sobre el corporal).
(El Padre Nuestro puede ser cantado)
C: Fieles a la recomendación del Salvador, y siguiendo su divina enseñanza, nos atrevemos
a decir (o cantar):

T: Padre nuestro que estas en el cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu Reino
y hágase tu Voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día y
perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos
dejes caer en tentación y líbranos del mal.

C: Como hijos de Dios, nos damos fraternalmente la Paz.


Canto durante la Paz.
13
-(Cuando todos han terminado el saludo de paz, el celebrante toma la hostia, y
sosteniéndola un poco elevada sobre el copón, pero no arriba de nuestros hombros -el
celebrante puede hacer una oración de agradecimiento y adoración a Cristo antes de seguir
en silencio para sus adentros sin demorarse demasiado- la muestra al pueblo diciendo):

C: “Este es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Dichosos los invitados a la
cena del Señor”

T: Señor yo no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para
sanarme.

-(El celebrante comulga)


COMUNION
(Recuerda avisar que solo pueden comulgar los que hayan hecho la primera comunión y
estén en Gracia de Dios.)
Se pueden sentar durante la comunión

Canto de la comunión. (Comienza el canto y se acaba cuando las personas terminan de comulgar)

-El celebrante imparte la comunión diciendo las siguientes palabras:


C: El cuerpo de Cristo.
T: Amén.
ORACION DESPUES DE LA COMUNION
DE PIE

C: Oremos:
Habiendo recibiendo esta prenda de redención eterna, te rogamos, Dios todopoderoso, que,
cuanto más se acerca el día de la festividad que nos trae la salvación, con tanto mayor fervor
nos apresuremos a celebrar dignamente el misterio del nacimiento de tu Hijo. Él, que vive y
reina por los siglos de los siglos.
T: Amén.
-El celebrante, haciendo sobre sí mismo la Señal de la Cruz pide la bendición a Dios de la

14
siguiente manera:

C: El Señor nos bendiga, nos guarde de todo mal y nos lleve a la vida eterna.
T: Amén
AVISOS
(A continuación se dice a la gente del pueblo los avisos necesarios.)
C: Podemos ir en paz, nuestra celebración ha terminado.
T: Demos gracias a Dios.
Canto de salida

------------------------- Lunes 19 de Dic ----------------------

RITOS INICIALES
DE PIE
Canto de Entrada

ENTRADA (Durante el canto se hace una genuflexión al altar)


C: † En el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo.
T: Amén.

C: Hermanos bendigamos al Señor; que nos invita benignamente a la mesa del Cuerpo de
Cristo.
T: Bendito seas por siempre Señor.
ACTO PENITENCIAL
C: “El Señor Jesús que nos invita a la mesa de la Palabra y de la Eucaristía, nos llama ahora
a la conversión. Reconozcamos, pues que somos pecadores e invoquemos con esperanza la
misericordia de Dios.”

-(Se hace un breve momento de reflexión)(Breve silencio)


T: Yo confieso ante Dios todopoderoso, y ante ustedes hermanos, que he pecado mucho de
pensamiento, palabra, obra y omisión.
Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa, por eso ruego a Santa María siempre Virgen,
a los ángeles, a los Santos y a ustedes hermanos que intercedan por mí ante Dios nuestro
Señor.

15
C: Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve
a la vida eterna.
T: Amén.

KYRIE ELÉISON(Señor ten piedad)


C: Tú que viniste al mundo para salvarnos: Señor ten piedad.
T: Señor ten piedad.
C: Tú que nos visitas continuamente con la gracia de tu Espíritu: Cristo ten piedad.
T: Cristo ten piedad.
C: Tú que vendrás un día a juzgar nuestras obras: Señor ten piedad.
T: Señor ten piedad.

(NO se dice el Gloria)


ORACION COLECTA (Manos juntas a la altura del pecho)
C: Oremos:
Señor Dios, que te dignaste revelar al mundo el esplendor de tu gloria mediante el parto de la
Santísima Virgen, concédenos, te rogamos, poder honrar con fe íntegra el admirable misterio
de la encarnación y celebrarlo siempre con nuestra generosa entrega. Por nuestro Señor
Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los
siglos de los siglos.
T: Amén.
LITURGIA DE LA PALABRA
SENTADOS

Primera Lectura (Libro de los Jueces 13,2-7.24-25a.) (Desde el ambón) El nacimiento de Sansón es
anunciado por un ángel.
L:Del libro de los Jueces:

En aquellos días, había en Sorá un hombre de la tribu de Dan, llamado Manoa. Su mujer era
estéril y no había tenido hijos. El ángel del Señor se apareció a la mujer y le dijo: «Eres
estéril y no has tenido hijos. Pero concebirás y darás a luz un hijo; ten cuidado de no beber
vino ni licor, ni comer nada impuro, porque concebirás y darás a luz un hijo. No pasará la
navaja por su cabeza, porque el niño estará consagrado a Dios desde antes de nacer. Él
empezará a salvar a Israel de los filisteos.»
La mujer fue a decirle a su marido: «Me ha visitado un hombre de Dios que, por su aspecto
terrible, parecía un mensajero divino; pero no le pregunté de dónde era, ni él me dijo su
nombre. Sólo me dijo: "Concebirás y darás a luz un hijo: ten cuidado de no beber vino ni
licor, ni comer nada impuro; porque el niño estará consagrado a Dios desde antes de nacer
hasta el día de su muerte."»

16
La mujer de Manoa dio a luz un hijo y le puso de nombre Sansón. El niño creció y el Señor
lo bendijo. Y el espíritu del Señor comenzó a agitarlo.

L: Palabra de Dios.
T: Te alabamos, Señor.

Salmo responsorial (Sal 70)

L: « Que mi boca, Señor, no deje de alabarte».


T: « Que mi boca, Señor, no deje de alabarte».

L: Señor, sé para mí un refugio, ciudad fortificada en que me salves. Y pues eres mi auxilio
y mi defensa, líbrame, Señor, de los malvados.
T: « Que mi boca, Señor, no deje de alabarte. »

L: Señor, tu eres mi esperanza; desde mi juventud en ti confío. Desde que estaba en el seno
de mi madre, yo me apoyaba en ti y tú me sostenías.
T: « Que mi boca, Señor, no deje de alabarte».

L: Tus hazañas, Señor, alabaré, diré a todos que sólo tú eres justo. Me enseñaste a alabarte
desde niño y seguir alabándote es mi orgullo.
T: « Que mi boca, Señor, no deje de alabarte. »

DE PIE
Aclamación antes del Evangelio (Aleluya)
(Se canta el “Aleluya”, luego la persona que leyó el salmo, hace la aclamación. Después de
la aclamación se vuelve a cantar el “Aleluya”.)

L: Retoño de Jesé, que brotaste como señal para los pueblos, ven a librarnos y no te tardes.
Evangelio (Lucas 1,5-25) El nacimiento de Juan es anunciado por un ángel
C: † Del Santo Evangelio según San Lucas:

En tiempos de Herodes, rey de Judea, había un sacerdote llamado Zacarías, de la clase


sacerdotal de Abías. Su mujer, llamada Isabel, era descendiente de Aarón. Ambos eran
justos a los ojos de Dios y seguían en forma irreprochable todos los mandamientos y
preceptos del Señor. Pero no tenían hijos, porque Isabel era estéril; y los dos eran de edad
17
avanzada. Un día en que su clase estaba de turno y Zacarías ejercía la función sacerdotal
delante de Dios, le tocó en suerte, según la costumbre litúrgica, entrar en el Santuario del
Señor para quemar el incienso. Toda la asamblea del pueblo permanecía afuera, en oración,
mientras se ofrecía el incienso. Entonces se le apareció el Ángel del Señor, de pie, a la
derecha del altar del incienso. Al verlo, Zacarías quedó desconcertado y tuvo miedo.
Pero el Ángel le dijo: "No temas, Zacarías; tu súplica ha sido escuchada. Isabel, tu esposa, te
dará un hijo al que llamarás Juan. El será para ti un motivo de gozo y de alegría, y muchos se
alegrarán de su nacimiento, porque será grande a los ojos del Señor. No beberá vino ni
bebida alcohólica; estará lleno del Espíritu Santo desde el seno de su madre, y hará que
muchos israelitas vuelvan al Señor, su Dios. Precederá al Señor con el espíritu y el poder de
Elías, para reconciliar a los padres con sus hijos y atraer a los rebeldes a la sabiduría de los
justos, preparando así al Señor un Pueblo bien dispuesto".
Pero Zacarías dijo al Ángel: "¿Cómo puedo estar seguro de esto? Porque yo soy anciano y
mi esposa es de edad avanzada". El Ángel le respondió: "Yo soy Gabriel, el que está delante
de Dios, y he sido enviado para hablarte y anunciarte esta buena noticia. Te quedarás mudo,
sin poder hablar hasta el día en que sucedan estas cosas, por no haber creído en mis palabras,
que se cumplirán a su debido tiempo". Mientras tanto, el pueblo estaba esperando a Zacarías,
extrañado de que permaneciera tanto tiempo en el Santuario. Cuando salió, no podía
hablarles, y todos comprendieron que había tenido alguna visión en el Santuario. Él se
expresaba por señas, porque se había quedado mudo. Al cumplirse el tiempo de su servicio
en el Templo, regresó a su casa. Poco después, su esposa Isabel concibió un hijo y
permaneció oculta durante cinco meses. Ella pensaba: "Esto es lo que el Señor ha hecho por
mí, cuando decidió librarme de lo que me avergonzaba ante los hombres".

C: Palabra del Señor


T: Gloria a ti Señor Jesús.

SENTADOS

REFLEXIÓN
- - (Se hace una reflexión del evangelio y/o las lecturas donde se busque ejemplos concretos de la situación
o de los problemas del pueblo, habla con claridad, toma tu tiempo, no te presiones, pero sobre todo haz
mucha oración para que sea el Espíritu de Dios con su Luz, quien hable por medio de ti. No olvides que
debe ser corta entre 7 a 10 minutos.)
(NO SE DICE EL CREDO AL TERMINAR LA REFLEXIÓN)

18
ORACIÓN DE LOS FIELES
DE PIE
ORACION UNIVERSAL
(Es importante dejar un espacio en el lugar que más adelante se indica, para que la gente del pueblo pueda
hacer sus peticiones ya que para ellos significa una gran oportunidad de ser escuchados por Dios.)

C: Acudamos ahora, hermanos, llenos de confianza al Señor, Dios del universo, fuente de la
vida y de la salvación.
Respondemos a cada petición: Te rogamos Señor.
T: Te rogamos Señor.

C: Por la Iglesia, para que alegre por la venida del Mesías, guíe y ayude a sus hijos a
disponerse para acoger al Salvador con una vida santa e inmaculada. Roguemos al Señor.
T: Te rogamos Señor.

C: Por las vocaciones sacerdotales; para que Dios suscite pastores al servicio de nuestra
diócesis. Roguemos al Señor.
T: Te rogamos Señor.

C: Por todas las naciones; para que del corazón de todos los pueblos broten súplicas a quien
viene a librarlos de todo mal. Roguemos al Señor.
T: Te rogamos Señor.

C: Por los que sufren a causa de las desavenencias humanas; para que Dios tenga compasión
de todos ellos. Roguemos al Señor.
T: Te rogamos Señor.
C: Por todos nosotros, que nos preparamos para recibir a Cristo; para que Dios nos proteja y
guarde todos los días de nuestra vida. Roguemos al Señor.
T: Te rogamos Señor.
--- (Aquí se pueden añadir peticiones del pueblo. Se debe de cuidar el no interrumpir a las
personas en sus peticiones pero siempre tomando en cuenta que no se alarguen mucho.) ---

C: Señor y Dios nuestro, que con admirable providencia te preparaste un pueblo para acoger
a tu Hijo como salvador y velaste por la santidad de vida de Juan Bautista, su precursor;
escucha las oraciones de tu Iglesia y haz de ella un pueblo bien dispuesto para acoger la
venida de Cristo en las fiestas de Navidad que se acercan. Por Jesucristo nuestro Señor.
T: Amén.

19
RITO DE LA COMUNIÓN
-(No hay canto de ofertorio, puede haber un breve canto de traslado al Santísimo)
(Se hace la colecta mientras que el celebrante coloca el corporal sobre el Altar LO ABRE,
se dirige al sagrario, hace genuflexión, toma el copón y lo coloca sobre el corporal).

(El Padre Nuestro puede ser cantado)


C: Fieles a la recomendación del Salvador, y siguiendo su divina enseñanza, nos atrevemos
a decir (cantar):

T: Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu Reino
y hágase tu Voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día y
perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos
dejes caer en tentación y líbranos del mal.

C: Como hijos de Dios, nos damos fraternalmente la Paz.


Canto durante la Paz.

-(Cuando todos han terminado el saludo de paz, el celebrante toma la hostia, y sosteniéndola un poco
elevada sobre el copón -el celebrante puede hacer una oración de agradecimiento y adoración a Cristo
antes de seguir- la muestra al pueblo diciendo):

C:“Este es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Dichosos los invitados a la
cena del Señor”

T: Señor yo no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para
sanarme.

-(El celebrante comulga):


COMUNION
(Recuerda avisar que solo pueden comulgar los que hayan hecho la primera comunión y estén en Gracia
de Dios.)

Se pueden sentar durante la comunión

Canto de la comunión. (Comienza el canto y se acaba cuando las personas terminan de comulgar)

-El celebrante imparte la comunión diciendo las siguientes palabras:


C: El cuerpo de Cristo.
T: Amén.
20
ORACION DESPUES DE LA COMUNION
DE PIE

C: Oremos:
Llenos de gratitud por los dones que hemos recibido, Dios todopoderoso, haz benignamente
que anhelemos la salvación prometida, para honrar así, con un corazón purificado, el
nacimiento de nuestro Salvador. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.
T: Amén.

-El celebrante, haciendo sobre sí mismo la Señal de la Cruz pide la bendición a Dios de la
siguiente manera:
C: El Señor nos bendiga, nos guarde de todo mal y nos lleve a la vida eterna.
T: Amén
AVISOS (Recordar sobre las actividades)
C: Podemos ir en paz, nuestra celebración ha terminado.
T: Demos gracias a Dios.
Canto de salida

------------------- Martes 20 de Dic. ---------------------

RITOS INICIALES
DE PIE

Canto de Entrada

ENTRADA (Durante el canto se hace una genuflexión al altar)


C: † En el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo.
T: Amén.
C: Hermanos bendigamos al Señor; que nos invita benignamente a la mesa del Cuerpo de
Cristo.
T: Bendito seas por siempre Señor.
ACTO PENITENCIAL
C: “El Señor Jesús que nos invita a la mesa de la Palabra y de la Eucaristía, nos llama ahora
a la conversión.
Reconozcamos, pues que somos pecadores e invoquemos con esperanza la misericordia de
Dios.”
21
-(Se hace un breve momento de reflexión) (Breve silencio)

T: Yo confieso ante Dios todopoderoso, y ante ustedes hermanos, que he pecado mucho de
pensamiento, palabra, obra y omisión.
Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa, por eso ruego a Santa María siempre Virgen,
a los ángeles, a los Santos y a ustedes hermanos que intercedan por mí ante Dios nuestro
Señor.

C: Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve
a la vida eterna.
T: Amén.

KYRIE ELÉISON(Señor ten piedad) (Puede ser cantado)


C: Tú que viniste al mundo para salvarnos: Señor ten piedad.
T: Señor ten piedad.
C: Tú que nos visitas continuamente con la gracia de tu Espíritu: Cristo ten piedad.
T: Cristo ten piedad.
C: Tú que vendrás un día a juzgar nuestras obras: Señor ten piedad.
T: Señor ten piedad.
(NO se dice el Gloria)
ORACION COLECTA (manos juntas a la altura del pecho)
C: Oremos:
Dios de eterna majestad, que quisiste que la inmaculada Virgen María, por el anuncio del
Ángel, recibiera en su seno a tu Palabra inefable y, convertida en morada de la divinidad,
quedara llena del fuego del Espíritu Santo, haz, te rogamos, que, siguiendo su ejemplo,
seamos capaces de estar humildemente sujetos a tu voluntad. Por nuestro Señor Jesucristo tu
Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los
siglos. T: Amén.
LITURGIA DE LA PALABRA
SENTADOS

Primera Lectura (Libro de Isaías 7,10-14) (Desde el ambón) He aquí que la virgen concebirá.
L: Del libro del profeta Isaías:

En aquellos tiempos, el Señor le habló a Ajaz diciendo: ¨Pide al Señor, tu Dios, una señal de
abajo, en lo profundo, o de arriba, en lo alto¨. Contestó Ajaz; ¨No la pediré. No tentaré al
Señor¨.
Entonces dijo Isaías: ¨Oye, pues, casa de David: ¿No satisfechos con cansar a los hombres,
quieren cansar también a mi Dios? Pues bien, el Señor mismo les dará por eso una señal: He

22
aquí que la virgen concebirá y dará por eso una señal: He aquí que la virgen concebirá y dará
a luz un hijo y le pondrán el nombre de Emmanuel, que quiere decir Dios-con-nosotros¨.

L: Palabra de Dios.
T: Te alabamos, Señor.

Salmo responsorial (Sal 23)


L: « Ya llega el Señor, el rey de la gloria. »
T: « Ya llega el Señor, el rey de la gloria. »

L: Del Señor es la tierra y lo que ella tiene, el orbe todo y los que en él habitan, pues él lo
edificó sobre los mares, él fue quien lo asentó sobre los ríos.
T: « Ya llega el Señor, el rey de la gloria. »

L: ¿Quién subirá hasta el monte del Señor? ¿Quién podrá entrar en su recinto santo? El de
corazón limpio y manos puras y que no jura en falso.
T:« Ya llega el Señor, el rey de la gloria »

L: Ése obtendrá la bendición de Dios, y Dios, su salvador, le hará justicia. Ésta es la clase de
hombres que te buscan y vienen ante ti, Dios de Jacob.
T: « Ya llega el Señor, el rey de la gloria. »

DE PIE
Aclamación antes del Evangelio (Aleluya)
(Se canta el “Aleluya”, luego la persona que leyó el salmo, hace la aclamación. Después de la aclamación se vuelve
a cantar el “Aleluya”.)

L: Llave de David, que abres las puertas del Reino eterno, ven a librar a los que yacen
oprimidos por las tinieblas del mal.
Evangelio (Lucas 1,26-38.)Concebirás y darás a luz un hijo.
C:† Del Santo Evangelio según San Lucas:

En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada
Nazaret, a una virgen desposada con un varón de la estirpe de David, llamado José. La
virgen se llamaba María.
Entró el ángel a donde ella estaba y dijo: ¨Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo¨.
Al oír estas palabras, ella se preocupó mucho y se preguntaba que querría decir semejante
23
saludo.
El ángel le dijo: ¨No temas, María, porque has hallado gracia ante Dios. Vas a concebir y a
dar a luz un hijo y le pondrás por nombre Jesús. Él será grande y será llamado Hijo del
Altísimo; el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, y el reinará sobre la casa de
Jacob por los siglos y su reinado no tendrá fin¨.
María le dijo entonces al ángel: ¨ ¿Cómo podrá ser esto, puesto que yo permanezco virgen?
¨. El ángel le contestó: ¨El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te
cubrirá con su sombra. Por eso, el Santo, que va a nacer de ti, será llamado Hijo de Dios. Ahí
tienes a tu parienta Isabel, que a pesar de su vejez, ha concebido un hijo y ya va en el sexto
mes la que llamaban estéril, porque no hay nada imposible para Dios¨. María contestó: ¨Yo
soy la esclava del Señor; cúmplase en mí lo que has dicho¨. Y el ángel se retiró de su
presencia.
C: Palabra del Señor
T: Gloria a ti Señor Jesús.

SENTADOS
REFLEXIÓN
- - (Se hace una reflexión del evangelio y/o las lecturas donde se busque ejemplos concretos de la situación
o de los problemas del pueblo, habla con claridad, toma tu tiempo, no te presiones, pero sobre todo haz
mucha oración para que sea el Espíritu de Dios con su Luz, quien hable por medio de ti. No olvides que
debe ser corta entre 7 a 10 minutos.)
(NO SE DICE EL CREDO AL TERMINAR LA REFLEXIÓN)
ORACIÓN DE LOS FIELES
DE PIE
ORACION UNIVERSAL
(Es importante dejar un espacio en el lugar que más adelante se indica, para que la gente del pueblo pueda
hacer sus peticiones ya que para ellos significa una gran oportunidad de ser escuchados por Dios.)

C: Pidamos ahora, hermanos, la ayuda de Dios que ama a su pueblo con amor eterno, y
supliquémosle que se acuerde de nosotros y de todos los hombres.
Respondemos a cada petición: Te rogamos Señor.
T: Te rogamos Señor.

C: Para que la Iglesia, a ejemplo de la Virgen María, esté siempre en actitud de acogida
obediente a la voluntad de Dios. Roguemos al Señor.
T: Te rogamos Señor.

C: Para que el Señor escuche la oración de la Iglesia, la bendiga con nuevas y santas
vocaciones a la vida consagrada y sacerdotal y de fecundidad a su tarea misionera.
24
Roguemos al Señor.
T: Te rogamos Señor.

C: Para que los que ejercen autoridad y poder en el mundo sepan fiarse de la providencia de
Dios, que conduce la historia. Roguemos al Señor.
T: Te rogamos Señor.

C: Para que los enfermos y todos los que sufren descubran la presencia misteriosa de
Jesucristo en su mismo dolor. Roguemos al Señor.
T: Te rogamos Señor.
C: Para que todos nosotros nos preparemos a recordar la Natividad del Señor Jesús con un
corazón bien dispuesto. Roguemos al Señor.
T: Te rogamos Señor.
--- (Aquí se pueden añadir peticiones del pueblo. Se debe de cuidar el no interrumpir a las personas en sus
peticiones pero siempre tomando en cuenta que no se alarguen mucho.) ---

C: Dios y Padre nuestro, Señor de los señores, que elegiste a la Virgen María para ser la
Madre de tu Hijo y aceptaste la ofrenda de su vida; escucha nuestras plegarias y, por su
intercesión, haz que acojamos tu palabra en nuestros corazones y estemos siempre
dispuestos a servirte dócilmente en el cumplimiento de tu voluntad. Por Jesucristo nuestro
Señor.
T: Amén.
RITO DE LA COMUNIÓN
(Se hace la colecta mientras tanto puede haber un pequeño canto de meditación) -(No hay canto
de ofertorio, puede haber un breve canto de traslado al Santísimo, mientras que el celebrante coloca el
corporal sobre el Altar LO ABRE, se dirige al sagrario, hace genuflexión, toma el copón y lo coloca sobre
el corporal).

(El Padre Nuestro puede ser cantado)


C: Fieles a la recomendación del Salvador, y siguiendo su divina enseñanza, nos atrevemos
a decir (cantar):

T: Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu Reino
y hágase tu Voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día y
perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos
dejes caer en tentación y líbranos del mal.

C: Como hijos de Dios, nos damos fraternalmente la Paz.


Canto durante la Paz.

25
-(Cuando todos han terminado el saludo de paz, el celebrante toma la hostia, y sosteniéndola un poco
elevada sobre el copón, pero no arriba de nuestros hombros -el celebrante puede hacer una oración de
agradecimiento y adoración a Cristo antes de seguir en silencio para sus adentros- la muestra al pueblo
diciendo):

C: “Este es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Dichosos los invitados a la
cena del Señor”

T: Señor yo no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para
sanarme.

-(El celebrante comulga):

COMUNION
(Recuerda avisar que solo pueden comulgar los que hayan hecho la primera comunión y
estén en Gracia de Dios.)
Se pueden sentar durante la comunión

Canto de la comunión. (Comienza el canto y se acaba cuando las personas terminan de comulgar)

-El celebrante imparte la comunión diciendo las siguientes palabras:


C: El cuerpo de Cristo.
T: Amén.

ORACION DESPUES DE LA COMUNION


DE PIE

C: Oremos:
Protege, Señor, con tu divino auxilio a quienes has alimentado con el don celestial, para que,
al deleitarnos con estos sagrados misterios, nos llene de gozo la paz verdadera. Por
Jesucristo, nuestro Señor.
T: Amén.
-El celebrante, haciendo sobre sí mismo la Señal de la Cruz pide la bendición a Dios de la
siguiente manera:

C: El Señor nos bendiga, nos guarde de todo mal y nos lleve a la vida eterna.
T: Amén

26
Canto de salida
AVISOS (SENTAR A LA GENTE)
A continuación se dice a la gente del pueblo los avisos necesarios.

------------------------- Miércoles 21 de Dic -------------------

RITOS INICIALES
DE PIE

Canto de Entrada
ENTRADA (Durante el canto se hace una genuflexión al altar)
C: † En el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo.
T: Amén.

C: Hermanos bendigamos al Señor; que nos invita benignamente a la mesa del Cuerpo de
Cristo.
T: Bendito seas por siempre Señor.
ACTO PENITENCIAL
C: “El Señor Jesús que nos invita a la mesa de la Palabra y de la Eucaristía, nos llama ahora
a la conversión. Reconozcamos, pues que somos pecadores e invoquemos con esperanza la
misericordia de Dios.”

-(Se hace un breve momento de reflexión)


T: Yo confieso ante Dios todopoderoso, y ante ustedes hermanos, que he pecado mucho de
pensamiento, palabra, obra y omisión.
Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa, por eso ruego a Santa María siempre Virgen,
a los ángeles, a los Santos y a ustedes hermanos que intercedan por mí ante Dios nuestro
Señor.

C: Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve
a la vida eterna.
T: Amén.

KYRIE ELÉISON(Señor ten piedad)


C: Tú que viniste al mundo para salvarnos: Señor ten piedad.
T: Señor ten piedad.
C: Tú que nos visitas continuamente con la gracia de tu Espíritu: Cristo ten piedad.
27
T: Cristo ten piedad.
C: Tú que vendrás un día a juzgar nuestras obras: Señor ten piedad.
T: Señor ten piedad.

(NO se dice el Gloria)


ORACION COLECTA (Manos juntas a la altura del pecho)
C: Oremos:
Escucha benignamente, Señor, las súplicas de tu pueblo, para que así como ahora nos llena
de alegría la venida de tu Unigénito en nuestra carne, así también, cuando llegue revestido
de majestad, consigamos la recompensa de la vida eterna. Por nuestro Señor Jesucristo, tu
Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los
siglos.
T: Amén.
LITURGIA DE LA PALABRA
SENTADOS

Primera Lectura (Libro del Sofonías 3,14-18.) (Desde el ambón) El Señor será el rey de Israel en medio de ti
L:Del libro del profeta Sofonías:

Canta, hija de Sión, da grito de júbilo, Israel, gózate y regocíjate de todo corazón, Jerusalén.
El Señor ha levantado su sentencia contra ti, ha expulsado a todos tus enemigos. El Señor
será el rey de Israel en medio de ti y ya no temerás ningún mal.
Aquel día dirán a Jerusalén: ¨No temas, Sión, que no desfallezcan tus manos. El Señor, tu
Dios, tu poderoso salvador, está en medio de ti. Él se goza y se complace en ti; él te ama y se
llenará de júbilo por tu causa, como en los días de fiesta¨.

L: Palabra de Dios.
T: Te alabamos, Señor.

Salmo responsorial (Sal 32)

L: « Demos gracias a Dios, al son del arpa».


T: « Demos gracias a Dios, al son del arpa».

L: Demos gracias a Dios al son del arpa, que la lira acompañe nuestros cantos; cantemos en
su honor nuevos cantares, al compás de instrumentos alabémoslo.
T: « Demos gracias a Dios, al son del arpa».

L: Los proyectos de Dios duran por siempre; los planes de su amor, todos los siglos. Feliz la
28
nación cuyo Dios es el Señor; dichoso el pueblo que acogió por suyo.
T: « Demos gracias a Dios, al son del arpa».

L: En el Señor está nuestra esperanza, pues él es nuestra ayuda y nuestro amparo; en el


Señor se alegra el corazón y en él hemos confiado.
T: « Demos gracias a Dios, al son del arpa».

DE PIE
Aclamación antes del Evangelio (Aleluya)
(Se canta el “Aleluya”, luego la persona que leyó el salmo, hace la aclamación. Después de la aclamación se vuelve
a cantar el “Aleluya”.)

L: Emmanuel, rey y legislador nuestro, ven, Señor, a salvarnos.

Evangelio (Lucas 1, 39-45)¿Quién soy yo, para que la madre de mi Señor venga a verme?
C: † Del Santo Evangelio según San Lucas:

En aquellos días, María se encaminó presurosa a un pueblo de las montañas de Judea, y


entrando en la casa de Zacarías, saludó a Isabel. En cuanto ésta oyó el saludo de María, la
criatura saltó en su seno.
Entonces Isabel quedó llena del Espíritu Santo, y levantando la voz, exclamó: ¨¡Bendita tú
entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo, para que la madre de mi
Señor venga a verme? Apenas llegó tu saludo de mis oídos, el niño saltó de gozo en mi seno.
Dichosa tú, que has creído, porque se cumplirá cuanto te fue anunciado de parte del Señor¨.

C: Palabra del Señor


T: Gloria a ti Señor Jesús.

SENTADOS
REFLEXIÓN
- - (Se hace una reflexión del evangelio y/o las lecturas donde se busque ejemplos concretos de la situación
o de los problemas del pueblo, habla con claridad, toma tu tiempo, no te presiones, pero sobre todo haz
mucha oración para que sea el Espíritu de Dios con su Luz, quien hable por medio de ti. No olvides que
debe ser corta entre 7 a 10 minutos.)
(NO SE DICE EL CREDO AL TERMINAR LA REFLEXIÓN)
ORACIÓN DE LOS FIELES
DE PIE

29
ORACION UNIVERSAL
(Es importante dejar un espacio en el lugar que más adelante se indica, para que la gente del pueblo pueda
hacer sus peticiones ya que para ellos significa una gran oportunidad de ser escuchados por Dios.)
C: Oremos, hermanos, a Dios nuestro Padre, que es nuestro auxilio y escudo, y pidámosle
que se manifieste a todos los hombres con el nacimiento de su Hijo, el Redentor.
Respondemos a cada petición: Te rogamos Señor.
T: Te rogamos Señor.

C: Para que la Iglesia ayude a todos los fieles a salir al encuentro de Cristo que viene a
salvarnos. Roguemos al Señor.
T: Te rogamos Señor.

C: Para que no falten quienes por su entrega den frutos de santidad y sean ejemplo para
cuantos buscan a Dios. Roguemos al Señor.
T: Te rogamos Señor.

C: Para que los gobernantes de todo el mundo busquen soluciones de paz y justicia para los
graves problemas de la sociedad. Roguemos al Señor.
T: Te rogamos Señor.

C: Para que la esperanza de los pobres y de todos los marginados se vea renovada por la
fraternidad de los cristianos. Roguemos al Señor.
T: Te rogamos Señor.
C: Para que el ejemplo de la Virgen María nos haga esperar la venida de Cristo con el
corazón esperanzado por la fe en la salvación. Roguemos al Señor.
T: Te rogamos Señor.
--- (Aquí se pueden añadir peticiones del pueblo. Se debe de cuidar el no interrumpir a las personas en sus
peticiones pero siempre tomando en cuenta que no se alarguen mucho.) ---

C: Oh Dios, que con la visita de la Virgen María, arca de la nueva alianza, llevaste la
salvación y la alegría a la casa de Isabel: escucha las peticiones que te hemos dirigido y haz
que cada encuentro con nuestros hermanos se convierta en bendición, gracia, alegría y
entrega generosa a ti y a toda la humanidad. Por Jesucristo nuestro Señor.
T: Amén.

RITO DE LA COMUNIÓN
-(No hay canto de ofertorio, puede haber un breve canto de traslado al Santísimo)
(Se hace la colecta mientras que el celebrante coloca el corporal sobre el Altar LO ABRE, se dirige al
sagrario, hace genuflexión, toma el copón y lo coloca sobre el corporal).

30
(El Padre Nuestro puede ser cantado)
C: Fieles a la recomendación del Salvador, y siguiendo su divina enseñanza, nos atrevemos
a decir (cantar):

T: Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu Reino
y hágase tu Voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día y
perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos
dejes caer en tentación y líbranos del mal.

C: Como hijos de Dios, nos damos fraternalmente la Paz.


Canto durante la Paz.

-(Cuando todos han terminado el saludo de paz, el celebrante toma la hostia, y sosteniéndola un poco
elevada sobre el copón pero debajo de los hombros-el celebrante puede hacer una oración de
agradecimiento y adoración a Cristo antes de seguir- la muestra al pueblo diciendo):

C:“Este es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Dichosos los invitados a la
cena del Señor”

T: Señor yo no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para
sanarme.

-(El celebrante comulga):


COMUNION
(Recuerda avisar que solo pueden comulgar los que hayan hecho la primera comunión y estén en Gracia
de Dios.)

Se pueden sentar durante la comunión

Canto de la comunión. (Comienza el canto y se acaba cuando las personas terminan de comulgar)

-El celebrante imparte la comunión diciendo las siguientes palabras:


C: El cuerpo de Cristo.
T: Amén.

ORACION DESPUES DE LA COMUNION


DE PIE

31
C: Oremos:
Que la participación en estos divinos misterios, Señor, se convierta en permanente
protección para tu pueblo, a fin de que, fervorosamente entregado a tu servicio, reciba en
abundancia la salvación de alma y cuerpo. Por Jesucristo, nuestro Señor.
T: Amén.
-El celebrante, haciendo sobre sí mismo la Señal de la Cruz pide la bendición a Dios de la
siguiente manera:
C: El Señor nos bendiga, nos guarde de todo mal y nos lleve a la vida eterna.
T: Amén
AVISOS (Recordar sobre las actividades y/o despedirse del pueblo, si es que es
su última celebración)
C: Podemos ir en paz, nuestra celebración ha terminado.
T: Demos gracias a Dios.
Canto de salida
Se incluye el jueves en caso de que el sacerdote o la misma
comunidad soliciten una celebración antes de partir.
------------------------- Jueves 22 de Dic ----------------------

RITOS INICIALES
DE PIE
Canto de Entrada

ENTRADA (Durante el canto se hace una genuflexión al altar)


C: † En el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo.
T: Amén.

C: Hermanos bendigamos al Señor; que nos invita benignamente a la mesa del Cuerpo de
Cristo.
T: Bendito seas por siempre Señor.
ACTO PENITENCIAL
C: “El Señor Jesús que nos invita a la mesa de la Palabra y de la Eucaristía, nos llama ahora
a la conversión.
Reconozcamos, pues que somos pecadores e invoquemos con esperanza la misericordia de
Dios.”
32
-(Se hace un breve momento de reflexión) (Breve silencio)

T: Yo confieso ante Dios todopoderoso, y ante ustedes hermanos, que he pecado mucho de
pensamiento, palabra, obra y omisión.
Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa, por eso ruego a Santa María siempre Virgen,
a los ángeles, a los Santos y a ustedes hermanos que intercedan por mí ante Dios nuestro
Señor.

C: Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve
a la vida eterna.
T: Amén.
KYRIE ELÉISON(Señor ten piedad)(Se puede cantar)
C: Tú que viniste al mundo para salvarnos: Señor ten piedad.
T: Señor ten piedad.
C: Tú que nos visitas continuamente con la gracia de tu Espíritu: Cristo ten piedad.
T: Cristo ten piedad.
C: Tú que vendrás un día a juzgar nuestras obras: Señor ten piedad.
T: Señor ten piedad.
(NO se dice el Gloria)
ORACION COLECTA (Manos juntas a la altura del pecho)
C: Oremos:
Señor Dios, que mirando al hombre caído en la muerte del pecado quisiste rescatarlo con la
llegada de tu Unigénito, concede, a quienes confesamos con humilde fervor su encarnación,
que merezcamos también gozar de la compañía de nuestro Redentor. Él, que vive y reina
contigo en la unidad el Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.
T: Amén

LITURGIA DE LA PALABRA
SENTADOS

Primera Lectura (Libro I de Samuel 1,24-28.) (Desde el ambón)Ana dio gracias por el nacimiento de Samuel.
L:Del primer libro de Samuel:

En aquellos días, Ana llevó a Samuel, que todavía era muy pequeño, a la casa del Señor, en
Siló, y llevó también un novillo de tres años, un costal de harina y un odre de vino.
Una vez sacrificado el novillo, Ana presentó el niño a Elí y le dijo: ¨Escúchame, señor, te
juro por mi vida que yo soy aquella mujer que estuvo junto a ti, en este lugar, orando al

33
Señor. Éste es el niño que yo le pedía al Señor y que él me ha concedido. Por eso, ahora yo
se lo orezco al Señor, para que le quede consagrado de por vida.¨ Y adoraron al Señor.

L: Palabra de Dios.
T: Te alabamos, Señor.

Salmo responsorial (1 Samuel 2)

L: « Mi corazón se alegra en Dios, mi salvador».


T: « Mi corazón se alegra en Dios, mi salvador».

L: Mi corazón se alegra en el Señor, en Dios me siento fuerte y seguro. Yo puedo responder


a mis contrarios, pues eres tú, Señor, el que me ayuda.
T: « Mi corazón se alegra en Dios, mi salvador».. »

L: El arco de los fuertes se ha quebrado, los débiles se ven de fuerza llenos. Se ponen a
servir por un mendrugo los antes satisfechos; y sin tener que trabajar, pueden saciar su
hambre los hambrientos. Siete veces da a luz la que era estéril y la fecunda ya dejó de serlo.
T: « Mi corazón se alegra en Dios, mi salvador».

L: Da el Señor muerte y vida, deja morir y salva de la tumba; él es quien empobrece y


enriquece, quien abate y encumbra.
T: « Mi corazón se alegra en Dios, mi salvador. »

L: Él levanta del polvo al humillado, al oprimido saca de su oprobio, para hacerlo sentar
entre los príncipes en un trono glorioso.
T: « Mi corazón se alegra en Dios, mi salvador. »

DE PIE
Aclamación antes del Evangelio (Aleluya)
(Se canta el “Aleluya”, luego la persona que leyó el salmo, hace la aclamación. Después de la aclamación se vuelve
a cantar el “Aleluya”.)

L: Rey de las naciones y piedra angular de la Iglesia, ven a salvar al hombre, que
modelaste del barro.
Evangelio (Lucas 1,46-56) Ha hecho en mí grandes cosas el que todo lo puede.
C: † Del Santo Evangelio según San Lucas:
34
En aquel tiempo, dijo María: ¨Mi alma glorifica al Señor y mi espíritu se llena de júbilo en
Dios, mi salvador, porque puso sus ojos en la humildad de su esclava. Desde ahora me
llamarán dichosa todas las generaciones, porque ha hecho en mí grandes cosas el que todo lo
puede. Santo es su nombre, y su misericordia llega de generación en generación a los que lo
temen. Él hace sentir el poder de su brazo: dispersa a los de corazón altanero, destrona a
los potentados y exalta a los humildes. A los hambrientos los colma de bienes y a los ricos
los despide sin nada.
Acordándose de su misericordia, viene en ayuda de Israel, su siervo, como lo había
prometido a nuestros padres, a Abraham y a su descendencia, para siempre¨.
María permaneció con Isabel unos tres meses y luego regresó a su casa.
C: Palabra del Señor
T: Gloria a ti Señor Jesús.

SENTADOS
REFLEXIÓN
- - (Se hace una reflexión del evangelio y/o las lecturas donde se busque ejemplos concretos de la situación
o de los problemas del pueblo, habla con claridad, toma tu tiempo, no te presiones, pero sobre todo haz
mucha oración para que sea el Espíritu de Dios con su Luz, quien hable por medio de ti. No olvides que
debe ser corta entre 7 a 10 minutos.)
(NO SE DICE EL CREDO AL TERMINAR LA REFLEXIÓN)

ORACIÓN DE LOS FIELES

DE PIE
ORACION UNIVERSAL
(Es importante dejar un espacio en el lugar que más adelante se indica, para que la gente del pueblo pueda
hacer sus peticiones ya que para ellos significa una gran oportunidad de ser escuchados por Dios.)

C: Elevemos ahora nuestras oraciones a Dios Padre, que extiende su misericordia de


generación en generación sobre los que creen en Él. Respondemos a cada petición: Te
rogamos Señor.
T: Te rogamos Señor.

C: Para que la Iglesia dé a conocer a toda la humanidad las riquezas de la gracia que el
nacimiento de Cristo trae al mundo. Roguemos al Señor.
T: Te rogamos Señor.

C: Para que María, la Madre de Jesús, anime a los sacerdotes y religiosos en su vocación y
dé valor a los jóvenes que son llamados para seguir a su Hijo. Roguemos al Señor.
35
T: Te rogamos Señor.
C: Para que Dios, que quiere renovar la vida del mundo con la venida de su Hijo, haga que
reine la paz donde ahora hay luchas y discordia. Roguemos al Señor.
T: Te rogamos Señor.

C: Para que los pobres y los que viven bajo el peso del dolor sean liberados de su
sufrimiento por la bondad misericordiosa de Dios. Roguemos al Señor.
T: Te rogamos Señor.

C: Para que Dios llene de bienes y haga que vivamos sólo para Él a los que, con fe,
esperamos la venida del Redentor del mundo. Roguemos al Señor.
T: Te rogamos Señor.
--- (Aquí se pueden añadir peticiones del pueblo. Se debe de cuidar el no interrumpir a las personas en sus
peticiones pero siempre tomando en cuenta que no se alarguen mucho.) ---

C: Dios de los humildes y pequeños, que en tu plan de salvación dispusiste que tu Hijo se
hiciera uno de nosotros y nos otorgara la dignidad incomparable de llegar a ser hijos tuyos;
acoge las plegarias que te hemos dirigido y ayúdanos a llevar tu justicia y tu amor a los
pobres y sencillos del mundo. Por Jesucristo nuestro Señor.
T: Amén.
RITO DE LA COMUNIÓN
-(No hay canto de ofertorio, puede haber un breve canto de traslado al Santísimo)
(Se hace la colecta mientras que el celebrante coloca el corporal sobre el Altar LO ABRE, se dirige al
sagrario, hace genuflexión, toma el copón y lo coloca sobre el corporal).

(El Padre Nuestro puede ser cantado)


C: Fieles a la recomendación del Salvador, y siguiendo su divina enseñanza, nos atrevemos
a decir (cantar):

T: Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu Reino
y hágase tu Voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día y
perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos
dejes caer en tentación y líbranos del mal.

C: Como hijos de Dios, nos damos fraternalmente la Paz.

Canto durante la Paz.

-(Cuando todos han terminado el saludo de paz, el celebrante toma la hostia, y


sosteniéndola un poco elevada sobre el copón -el celebrante puede hacer una oración de
agradecimiento y adoración a Cristo antes de seguir- la muestra al pueblo diciendo):
36
C:“Este es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Dichosos los invitados a la
cena del Señor”

T: Señor yo no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para
sanarme.

-(El celebrante comulga):

COMUNION
(Recuerda avisar que solo pueden comulgar los que hayan hecho la primera comunión y estén en Gracia de Dios.)

Se pueden sentar durante la comunión

Canto de la comunión. (Comienza el canto y se acaba cuando las personas terminan de comulgar)

-El celebrante imparte la comunión diciendo las siguientes palabras:


C: El cuerpo de Cristo.
T: Amén.
ORACION DESPUES DE LA COMUNION
DE PIE

C: Oremos:
Que la participación de tus sacramentos, Señor, nos llene de fortaleza, para que merezcamos
salir al encuentro del Salvador, que está por llegar, acompañados por nuestras buenas obras,
y así nos hagamos dignos del premio de la eterna felicidad. Por Jesucristo, nuestro Señor.
T: Amén.

-El celebrante, haciendo sobre sí mismo la Señal de la Cruz pide la bendición a Dios de la siguiente
manera:
C: El Señor nos bendiga, nos guarde de todo mal y nos lleve a la vida eterna.
T: Amén
AVISOS (Despedirse brevemente)
C: Podemos ir en paz, nuestra celebración ha terminado.
T: Demos gracias a Dios.
Canto de salida
A continuación se dice a la gente del pueblo los avisos necesarios.
Despedirse del pueblo y agradecerles por haberlos aceptado durante esos días.
37
En este último día de celebración, es importante que se cuente y
guarde en una bolsa lo que se recogió de colecta para dárselo al
Padre de la Parroquia donde están. Así como donde no haya sagrario,
deberán consumir todas las formas en esta última comunión.

NOTAS
PARA LA REFLEXIÓN:

Es importante que antes de cada celebración tengas un momento a solas para hablar con
Dios. Esto es, buscar un lugar silencioso donde se pueda hacer oración profunda (algún lugar
que te inspire paz interior) y donde le pidas a Dios que te ilumine con su Espíritu Santo, con
la confianza en que Dios te escucha y cumple todo aquello que se le pide con Fe.

Después de hacer oración y ya que puedas sentir la presencia de Dios en tu interior, debes
comenzar a preparar la reflexión. Lleva tu Biblia contigo y medita las lecturas
detenidamente, no olvides pedirle a Dios que sea El quien hable por medio de ti.

Es muy importante que te apoyes en tu fraternidad para que ore por ti, e interceda por ti al
momento de la celebración.

PARA DAR LA COMUNIÓN A LOS ENFERMOS

Para llevar la comunión a un enfermo, se debe retirar el Santísimo del Sagrario. El recipiente
donde se lleva la Sagrada Forma, llamado relicario. Si no se cuenta con relicario puede
llevarse dentro del corporal poniendo una mano debajo y otra arriba cuidando la ostia y en
forma respetuosa. No corresponde llevar la Eucaristía y ocuparse en otras actividades antede
dar la Comunión.

Durante el camino, en la medida de lo posible, es conveniente rezar adorando al Señor


Sacramentado. No jugar, ni tampoco ir platicando o bromeando, estas en oración mientras lo
transportas con delicadeza.

Si el enfermo sólo puede recibir una parte de la hostia o depende de la gravedad del enfermo
se puede dar húmeda, hay que llevar el resto al sagrario nuevamente, así también cuando no
se encuentra al enfermo o no la quiso recibir.

38
Si el enfermo no quiere recibir la Eucaristía, no se ha de insistir, con riesgo de violentar su
conciencia; tampoco se debe invitar imprudentemente a que sus acompañantes comulguen.

Bajo ningún concepto se dejará el Santísimo Sacramento en la casa del enfermo para que
comulgue por sí mismo. El ministro debe volver las veces que sea necesario, según la
voluntad del enfermo y el juicio prudencial del celebrante.

Es muy importante tener conocimiento de la situación sacramental del enfermo, si está


bautizado, si ha recibido su primera comunión, que sacramentos ha recibido en su vida, etc.

En caso de que, por enfermedad llegue a tirarla de su boca, de igual manera limpiaras el
lugar donde cayó, con el purificador y en caso de que no pueda ser consumida, esta se
verterá en un recipiente con agua, esperando a que se vierta y deshaga en el agua,
posteriormente será derramada en tierra o plantas fértiles, nunca en un desagüe, ya que sigue
siendo el Cuerpo de Cristo. En caso de que puedas consumirla, será mejor que la consumas,
pero si ya fue tocada por los labios del enfermo, es mejor verterla en el agua.

COMUNIÓN A LOS ENFERMOS


1. Ritos Iniciales

1.1 Saludos de Paz

C: Que el Dios de la esperanza nos colme de gozo y de paz, en la fe, por el poder del
Espíritu Santo.

Se deposita el Santísimo. El ministro deja el Santísimo en la mesita y lo adora haciendo una


genuflexión sencilla, esto es, doblando una rodilla; y se purifica los dedos. La mesita debe
estar cubierta con un mantel limpio y en ella debe hacer un vaso con agua, un purificador,
un Cristo, una vela encendida; y si se puede, también un ramo de flores.

1.2 Acto penitencial

El celebrante exhorta al arrepentimiento diciendo:

C: Hermanos, reconozcamos nuestros pecados para disponernos a esta celebración


T: Yo confieso ante Dios todopoderoso, y ante ustedes hermanos, que he pecado mucho de
pensamiento, palabra, obra y omisión.
39
Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa, por eso ruego a Santa María siempre Virgen,
a los ángeles, a los Santos y a ustedes hermanos que intercedan por mí ante Dios nuestro

C: Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve
a la vida eterna.
T: Amén.

2. Breve lectura de la Palabra

Leer el evangelio del día o si se cree conveniente algún pasaje de la Biblia referente a la
sanación o algún enfermo.

3. Sagrada Comunión

C: Fieles a la recomendación del Salvador, y siguiendo su divina enseñanza, nos atrevemos


a decir

T: Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu Reino
y hágase tu Voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día y
perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos
dejes caer en tentación y líbranos del mal.

Se muestra el Santísimo y se da la Comunión

C: Este es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Dichosos los invitados a la
cena del Señor.
T: Señor yo no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para
sanarme

C: El Cuerpo de Cristo.
T: Amén

El ministro se purifica los dedos


Oración conclusiva
C: Oremos: Te rogamos Señor que este sacramento con que nos has alimentado, nos haga
crecer en tu amor, y nos impulse a servirte en nuestro prójimo. Por Cristo, nuestro Señor.
T: Amén.

40
4. Rito de despedida
C: Que el Señor, mostrándonos lo que es bueno, nos guarde en el derecho camino del
Evangelio, y haga nuestros corazones más ricos de amor fraterno. † Que nos bendiga Dios
Padre, Hijo y Espíritu Santo.
T: Amén

CELEBRACION PARA DIFUNTOS

RITOS INICIALES
(A continuación, se introduce el cuerpo del difunto en la iglesia y se pone ante el altar, colocando, si es
posible, junto a él el cirio pascual (apagado). Una vez que los familiares del difunto se han colocado en sus
lugares, el ministro saluda a la asamblea en esta tribulación.)

ENTRADA (Se hace una genuflexión)


C: † En el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo.
T: Amén.
C: Que el Dios de la esperanza nos colme de gozo y de paz, en la fe, por el poder del
Espíritu Santo.
T: Amén.
C: Hermanos nos hemos reunido hoy, en un momento especialmente triste y doloroso en
primer lugar para confesar, ante el cadáver de nuestro(a) hermano(a) NOMBRE, nuestra fe
eran que la vida no termina junto al sepulcro. Y también para rodear con nuestro afecto y
nuestra plegaria a los amigos que están tristes por la muerte de aquel(a) a quien amaban. Y,
finalmente para pedir a Dios que perdone las culpas que, durante su vida cometió nuestro
hermano que acaba de morir. Que el Señor escuche nuestras plegarias y se compadezca ante
las lágrimas de los que lloran.
(Si hay cirio pascual se enciende en este momento, si no hay cirio, se omite esta parte. El
cirio puede ser encendido por algún familiar del difunto o el mismo celebrante, mientras el
celebrante dice: )

C: Junto al cuerpo, ahora sin vida, de nuestro(a) hermano(a) NOMBRE, encendemos, Señor
Jesucristo esta llama, símbolo de tu cuerpo glorioso y resucitado, que el resplandor de esta
luz ilumine nuestras tinieblas y alumbre nuestro camino de esperanza, hasta que lleguemos a
ti, Claridad eterna, que vives y reinas inmortal y glorioso, por los siglos de los siglos.
T: Amén.
ORACIÓN COLECTA (Manos juntas a la altura del pecho)
C: Oremos:
41
Dios nuestro, siempre dispuesto a la misericordia y al perdón, escucha nuestras suplicas por
tu siervo(a) NOMBRE que acabas de llamar a tu presencia, y, ya que creyó y espero en ti,
condúcelo(a) ahora a tu reino, su verdadera patria, para que goce contigo de la alegría eterna.
Por nuestro Señor Jesucristo.
T: Amén.
LITURGIA DE LA PALABRA
SENTADOS

Primera Lectura (ROM 14, 7- 9. 10- 12) (Desde el ambón)


L: Lectura de la carta del apóstol san Pablo:

Hermanos: ninguno de nosotros vive para sí mismo, ni muere para sí mismo. Si vivimos,
para el Señor vivimos; y si morimos para el Señor morimos. Por lo tanto, ya sea que estemos
vivimos o hayamos muerto, somos del Señor. Porque Cristo murió y resucito para ser Señor
de vivos y muertos.

Todos vamos a comparecer ante el tribunal de Dios. Como dice la Escritura:


Juro por mi mismo, dice el Señor, que todos doblarán la rodilla ante mí y todos reconocerán
públicamente que yo soy Dios.

En resumen: cada uno de nosotros tendrá que dar cuenta de sí mismo a Dios.
L: Palabra de Dios.
T: Te alabamos, Señor.

Salmo responsorial (Sal 129)


L: « Mi alma espera en el Señor »
T: « Mi alma espera en el señor »

L:Desde el abismo de mis pecados clamo a ti; Señor, escucha mi clamor; que estén atentos
tus oídos a mi voz suplicante.
T: «Mi alma espera en el Señor»

L: Si conservaras el recuerdo de las culpas, ¿Quién habría, Señor, que salvara? Pero de ti
procede el perdón, por eso con amor te veneramos.
T: «Mi alma espera en el Señor»

L: Confió en el Señor, mi alma espera y confía en su palabra; mi alma aguarda al Señor,


mucho más que a la aurora el centinela.
T: «Mi alma espera en el Señor»

42
L: Como aguarda a la aurora el centinela, aguarda Israel al Señor, porque del Señor viene la
misericordia y la abundancia de la redención, y El redimirá a su pueblo de todas sus
iniquidades.
T: «Mi alma espera en el Señor»

DE PIE
Aclamación antes del Evangelio (Aleluya)
(Se canta el “Aleluya”, luego la persona que leyó la segunda lectura hace la aclamación.
Después de la aclamación se vuelve a cantar el “Aleluya”.)

L: Yo soy la resurrección y la vida, dice el Señor;


el que cree en mí, aunque haya muerto, vivirá.
Evangelio (Juan 11,32-45)
C: † Del Santo Evangelio según San Juan:

En aquel tiempo, cuando llego María a donde estaba Jesús, al verlo se echó a sus pies y le
dijo; “Señor, si hubieras estado aquí, no habría muerto mi hermano”. Jesús, al verla llorar y
al ver llorar a los judíos que la acompañaban, se conmovió hasta lo más hondo y pregunto:
“¿Dónde lo han puesto?” Le contestaron: “Ven, Señor y lo veras”. Jesús se puso a llorar y
los judíos comentaban: “De veras ¡Cuánto lo amaba!” Algunos decían: “¿No podía este, que
abrió los ojos al ciego de nacimiento hacer que Lázaro no muriera?”

Jesús, profundamente conmovido todavía, se detuvo ante el sepulcro, que era una cueva,
sellada con una losa. Entonces dijo Jesús: “Quiten la losa”. Pero Marta, la hermana del que
había muerto, le replicó: “Señor, ya huele mal, porque lleva cuatro días”. Le dijo Jesús:
“¿No te he dicho que si crees, veras la gloria de Dios?”

Entonces quitaron la piedra. Jesús levanto los ojos a lo alto y dijo: “Padre, te doy gracias
porque me has escuchado. Yo ya sabía que tú siempre me escuchabas; pero lo he dicho a
causa de esta muchedumbre que me rodea, para que crean que tú me has enviado”. Luego
grito con voz potente: “¡Lázaro, sal de allí!”. Y salió el muerto, atados con vendas las manos
y los pies, y la cara envuelta en un sudario. Jesús les dijo: “Desátenlo, para que pueda
andar”.

Muchos de los judíos que habían ido a casa de Marta y María, al ver lo que había hecho
Jesús, creyeron en él.

C: Palabra del Señor


T: Gloria a ti Señor Jesús.

43
SENTADOS
REFLEXIÓN
- (Se hace una reflexión del evangelio y/o las lecturas donde se busque ejemplos concretos
de la situación o de los problemas del pueblo, habla con claridad, toma tu tiempo, no te
presiones, pero sobre todo haz mucha oración para que sea el Espíritu de Dios con su Luz,
quien hable por medio de ti) (Busca dar consuelo a la familia por medio de las lecturas).-

(PUEDE TOMAR COMO APOYO LA SIGUIENTE REFLEXION):

La muerte de un ser querido siempre produce dolor. Pero el sufrimiento humano se puede
transformar en gozo cristiano a la luz de la resurrección del Señor. “Aunque la certeza de
morir nos entristece, nos consuela la promesa de la futura inmortalidad”. Porque creemos y
esperamos en la resurrección del Señor y en nuestra propia resurrección, por eso,
precisamente nos hemos congregado aquí, como asamblea santa, para rezar por el alma de
nuestro(a) hermano(a) NOMBRE.

Nuestra reunión es, ante todo, una afirmación de la fe que profesamos. El corazón del
misterio cristiano está en una sola palabra: “resucito”. Jesús ha resucitado de entre los
muertos. De lo contrario, nuestra fe seria vana. Como muy bien dice san Agustín: “La fe de
los cristianos es la resurrección del Señor”.
Que Cristo haya muerto, todos lo creen; incluso los paganos. Es más, sus mismos enemigos
estaban completamente persuadidos de ello. Que Cristo haya resucitado, solo lo creen los
cristianos, y no somos verdaderos cristianos si no lo creemos. Pero hay algo más, como nos
enseña san Pablo: “Cristo ha resucitado como primicia de todos los creyentes (Cor. 15. 23).
Por eso, su resurrección es la prenda segura de nuestra propia resurrección.
Apoyados en esta fe que profesamos, brota la esperanza en el más allá, la seguridad en el
encuentro definitivo con Dios. En el prefacio de la liturgia de difuntos rezamos: “Disuelta
nuestra morada terrenal, se nos prepara una mansión eterna en el cielo”. La muerte no es el
minal del camino. Al contrario, no es más que un paso hacia una vida mejor. De ahí,
nuestra esperanza y nuestro gozo. La esperanza de la Iglesia es ciertamente gozosa pues la
gloria que se espera es tan grande que hace pregustar ya el cielo.
La esperanza, además, suscita la oración y el amor fraterno. Nuestra presencia aquí tiene
también como finalidad practicar el amor. Rezar por los difuntos es un acto de caridad
cristiana. La Iglesia a lo largo de los siglos, siempre ha pedido oraciones por los difuntos.
Los sacrificios y las plegarias que por ellos hagamos tiene un valor expiatorio, es decir,
pueden purificarlos de sus pecados. Esta es la enseñanza de la Iglesia, que arranca de las
mismas Escrituras Sagradas. La Iglesia confiesa asimismo la comunión de los Santos. Todos
los que creemos en Cristo formamos un solo cuerpo. Entre todos existe una solidaridad y
una comunión. De este misterio arranca nuestra oración.
44
La Eucaristía que estamos celebrando es misterio de comunión. Comunión con Cristo, que
nos une a la vez con el Padre y con todos los hermanos. La Eucaristía es además, la prenda
de la futura resurrección. Pidamos, pues, al Señor resucitado que reciba benignamente en
su gloria a nuestro(a) hermano(a) NOMBRE.

ORACIÓN DE LOS FIELES


DE PIE
C: Oremos con fe a Dios Padre, para quien toda criatura vive y pidámosle que escuche
nuestra oración.
T: Amén.

C: Para que perdone los pecados de su siervo(a) y acepte sus buenas obras, roguemos al
Señor.
T: Te rogamos Señor.

C: Para que lo(a) libre de toda pena merecida por sus culpas y pueda participar ya en el
descanso eterno, roguemos al Señor.
T: Te rogamos Señor.

C: Para que, dejado ya este mundo, goce eternamente en el paraíso, roguemos al Señor.
T: Te rogamos Señor.

C: Para que a nosotros el Espíritu Santo nos lleve por las sendas de la fe y nos dé la
esperanza firme de alcanzar, junto a nuestro(a) hermano(a), el reino eterno, roguemos al
Señor.
T: Te rogamos Señor.
RITO DE LA COMUNIÓN
-(Se hace la colecta), el celebrante coloca el corporal sobre el Altar LO ABRE, se dirige al sagrario, hace
genuflexión, toma el copón y lo coloca sobre el corporal. (Puede haber un canto breve de adoración)

(El Padre Nuestro puede ser cantado)


C: Terminemos nuestra oración con la plegaria que nos enseñó el mismo Jesucristo,
pidiendo que se haga siempre la voluntad del Señor:

T: Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu Reino
y hágase tu Voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día y
perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos
dejes caer en tentación y líbranos del mal.
45
C: Como hijos de Dios, nos damos fraternalmente la Paz.

Canto durante la Paz.

-Cuando todos han terminado el saludo de paz, el celebrante toma la hostia, y sosteniéndola
un poco elevada sobre el copón, pero no arriba de los hombros (El celebrante puede hacer
una oración de agradecimiento y adoración a Cristo antes de seguir), la muestra al pueblo
diciendo:
C:“Este es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Dichosos los invitados a la
cena del Señor”

T: Señor yo no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para
sanarme.

-El celebrante comulga:


COMUNIÓN (Recuerda avisar que solo pueden comulgar los que hayan hecho la primera comunión
y estén en Gracia de Dios.)
Se pueden sentar durante la comunión

Canto de la comunión. (Comienza el canto y se acaba cuando las personas terminan de


comulgar)

-El celebrante imparte la comunión diciendo las siguientes palabras:


C: El cuerpo de Cristo.
T: Amén.
DE PIE
ÚLTIMO ADIOS AL CUERPO DEL DIFUNTO
-(El celebrante, colocado cerca del ataúd, se dirige a los fieles con la siguientes palabras:)
C: Oremos:
Vamos a cumplir ahora con el deber de dar sepultura al cuerpo de nuestro(a) hermano(a).
Fieles a la costumbre cristiana, lo haremos pidiendo con fe a Dios, para quien todos estamos
vivos, que admita su alma entre sus santos y que este cuerpo que hoy vamos a enterrar, lo
resucite un día lleno de vida y gloria. Que, en el momento del juicio, sea misericordioso para
con nuestro(a) hermano(a) para que, libre de la muerte, absuelto(a) de sus culpas,
reconciliado(a) con el Padre, llevado(a) sobre los hombros del buen pastor y agregado(a) al
séquito del Rey eterno, disfrute para siempre de la gloria eterna y de la compañía de los
46
santos.

(Se guardan unos momentos de silencio)

No temas, hermano(a), Cristo murió y resucitó por ti. El Señor te protegió durante tu vida;
por eso, esperamos que también te librará, en el último día, de la muerte que acabas de
sufrir. Por el bautismo, fuiste hecho(a) miembro de Cristo resucitado: el agua que ahora
derramaremos sobre tu cuerpo nos lo recordará.

(Después el celebrante camina alrededor del ataúd aspergiéndolo con agua bendita; mientras
tanto, uno de los presentes puede recitar las siguientes invocaciones, a las que el pueblo
responde: Señor ten piedad)
L.- Que nuestro(a) hermano(a) viva eternamente en paz junto a ti
T.- Señor, ten piedad.

L.- Que participe contigo de la felicidad eterna de los santos.


T.- Señor, ten piedad.

L.- Que contemple tu rostro glorioso y tenga parte en la alegría sin fin.
T.- Señor, ten piedad.

L.- Señor Jesucristo recíbelo(a) junto a ti con todos los que nos han precedido.
T.- Señor, ten piedad.

C.- Hagamos oración:


A tus manos, Padre de bondad, encomendamos el alma de nuestro(a) hermano(a) con la
firme esperanza de que resucitara en el último día, con todos los que han muerto en Cristo.
Te damos gracias por todos los dones con que lo(a) enriqueciste a lo largo de su vida; en
ellos reconocemos un signo de tu amor y de la comunión de los santos. Dios de misericordia,
acoge las oraciones que te presentamos por este hermano nuestro que acaba de dejarnos y
ábrele las puertas de tu mansión. Y a sus familiares y amigos, y a todos nosotros, los que
hemos quedado en este mundo, concédenos saber consolarnos con palabras de fe, hasta que
también nos llegue el momento de volver a reunirnos con el (ella), junto a ti, en el gozo de tu
reino eterno. Por Jesucristo, nuestro Señor.
C.- Dale, Señor, el descanso eterno.
T.- y brille para el (ella) la luz eterna.
C.- Descanse en paz
T.- Amén.
C.- Por la misericordia de Dios, todos los fieles difuntos descanse en paz
T.- Amén.
-El celebrante, haciendo sobre sí mismo la Señal de la Cruz pide la bendición a Dios de la siguiente
47
manera:
C: Que nos bendiga el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Podemos ir en paz, nuestra
celebración ha terminado.
T: Demos gracias a Dios.
ORACION POR LA PAZ DE LA Creo en un Solo Señor Jesucristo,
PATRIA Hijo único de Dios,
nacido del Padre antes de todos los siglos:
Señor Jesús, tú eres nuestra paz, Dios de Dios, Luz de Luz,
mira nuestra Patria dañada por la Dios verdadero de Dios verdadero,
engendrado, no creado,
violencia y dispersa por el miedo y la de la misma naturaleza del Padre,
inseguridad. por quien todo fue hecho;
Consuela el dolor de quienes sufren. que por nosotros los hombres, bajó del
Da acierto a las decisiones de quienes cielo,
nos gobiernan. y por obra del Espíritu Santo
Toca el corazón de quienes olvidan se encarnó de maría la Virgen, y se hizo
que somos hermanos hombre;
y por nuestra causa fue crucificado
y provocan sufrimiento y muerte. en tiempos de Poncio Pilato,
Dales el don de la conversión. padeció y fue sepultado,
Protege a las familias, y resucitó al tercer día, según las
a nuestros niños, adolescentes y Escrituras,
jóvenes, y subió al cielo, y está sentado a la derecha
a nuestros pueblos y comunidades. del Padre;
Que como discípulos misioneros y de nuevo vendrá con gloria
para juzgar vivos y muertos,
tuyos, ciudadanos responsables, y su reino no tendrá fin.
sepamos ser promotores de justicia y Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de
de paz, para que en ti, nuestro pueblo vida,
tenga vida digna. que procede del Padre y del Hijo
Amén. que con el Padre y el Hijo
María, Reina de la paz, ruega por recibe una misma adoración y gloria,
nosotros. y que habló por los profetas.
Creo en la Iglesia,
que es una, santa, católica y apostólica.
CREDO Confieso que hay un solo bautismo
para el perdón de los pecados.
Creo en un solo Dios, Espero la resurrección de los muertos
Padre Todopoderoso, y la vida del mundo futuro.
Creador del cielo y de la tierra,
de todo lo visible y lo invisible. AMEN
48
49