Sei sulla pagina 1di 12

Una Narración del Evangelio

Por Milton Vincent

A los cristianos en Roma, el apóstol Pablo les escribió,


“…estoy ansioso por visitarlos también a ustedes, que
están en Roma, para predicarles la Buena Noticia”
(Romanos 1:15). Evidentemente, los cristianos necesitan
escuchar el evangelio aún después de su conversión; y Un
Manual del Evangelio para Cristianos está diseñado para
ayudarle con esa necesidad. Al predicarse el evangelio
todos los días, ayudado por este tratado, usted gustará las
glorias del amor de Dios y experimentará el poder del
evangelio que transforma cada área de la vida. Use este
tratado para predicarse el evangelio a diario, y se
asombrará de la diferencia que marcará en su vida.
Evangelio. m. Las buenas noticias de la salvación a través
de la Persona y obra de Jesucristo a favor de pecadores
merecedores del infierno.
Manual. m. Libro que recoge lo esencial o básico de una
materia.

Este tratado es un extracto de Un Manual Del Evangelio Para Cristianos por Milton Vincent,
publicado por Focus Publising, Bemidji, MN
El texto bíblico ha sido tomado de la Santa Biblia, Nueva Traducción Viviente, © Tyndale
House Foundation, 2010. Usado con permiso de Tyndale House Publishers, Inc., Carol
Stream, IL 60188, Estados Unidos de América. Todos los derechos reservados.
SEGUNDA PARTE
Una Narración del Evangelio
Versión en Prosa


“Para usar una expresión…, debemos ‘predicarnos el


evangelio todos los días.’ Para mí eso significa regresar
a las Escrituras como Isaías 53:6,1 Gálatas 2:20,2 y
Romanos 8:1.3 Significa que frecuentemente me repito
las palabras del antiguo himno, ‘Mi esperanza está
basada en nada menos que la sangre de Jesús y su
justicia.’”
Jerry Bridges, en “Gospel-Driven Santification” (La
Santificación Impulsada por el Evangelio).

1
Isaías 53:6 Todos nosotros nos hemos extraviado como ovejas; hemos dejado los caminos de Dios para seguir los nuestros. Sin
embargo, el Señor puso sobre él los pecados de todos nosotros.
2
Gálatas 2:20 Mi antiguo yo ha sido crucificado con Cristo. Ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí. Así que vivo en este cuerpo
terrenal confiando en el Hijo de Dios, quien me amó y se entregó a sí mismo por mí.
3
Romanos 8:1 Por lo tanto, ya no hay condenación para los que pertenecen a Cristo Jesús.
La Gloria de Dios

1.Mi Dios es Inmenso más allá de la imaginación. Él
midió el universo entero con la mera palma de Su
mano.4
2.Él es inimaginablemente asombroso en todas Sus
perfecciones, absolutamente Justo, Santo, y Recto
en todos Sus caminos.5
3.Él ha sido increíblemente Bueno y Misericordioso
conmigo como Creador y Sustentador de la vida.
4.Cada respiro, cada latido del corazón, cada función
de cada órgano de mi cuerpo es un regalo de Él.
5.Cada placer legítimo que experimento es un regalo
de Su mano amorosa para conmigo.6
6.Todo lo que soy y todo lo que tengo lo debo a Él y a
Su bondad.7
7.Mi vida en todo sentido es y continúa siendo
totalmente dependiente de Él, en quien vivo, me
muevo y tengo mi existencia.8

4
Isaías 40:12 ¿Quién ha sostenido los océanos en la mano? ¿Quién ha medido los cielos con los dedos?
5
Deuteronomio 32:3-4 Proclamaré el nombre del Señor; ¡qué glorioso es nuestro Dios! Él es la Roca, sus obras son perfectas.
Todo lo que hace es justo e imparcial. Él es Dios fiel, nunca actúa mal; ¡qué justo y recto es él!
6
1 Timoteo 6:17 Deberían depositar su confianza en Dios, quien nos da en abundancia todo lo que necesitamos para que lo
disfrutemos. Hechos 14:17 …les envía lluvia y buenas cosechas, y les da alimento y corazones alegres».
7
Santiago 1:17 Todo lo que es bueno y perfecto es un regalo que desciende a nosotros de parte de Dios nuestro Padre, quien creó
todas las luces de los cielos. Él nunca cambia ni varía como una sombra en movimiento.
8
Hechos 17:28 Pues en él vivimos, nos movemos y existimos.
8.Éste maravilloso Dios es el Objeto en todo el
universo más supremamente digno de mi
admiración,9 honor,10 y deleite;11
9.Y me ha creado con la intensión de que yo le
glorifique,12 al hallar el deleite de mi alma en Él y al
vivir en gozosa obediencia a Él en todos Sus
caminos.13

Mi Pecado Contra Dios



10. Pero a este gran Dios no le pude haber fallado
más miserablemente de lo que he hecho.14
11. En vez de darle gracias y humildemente
someterme a Su señorío en mi vida, me he rebelado
9
Salmos 96:3-8 Anuncien sus gloriosas obras entre las naciones; cuéntenles a todos las cosas asombrosas que él hace. ¡Grande es
el Señor! ¡Es el más digno de alabanza! A él hay que temer por sobre todos los dioses. Los dioses de las otras naciones no son más
que ídolos, ¡pero el Señor hizo los cielos! Honor y majestad lo rodean; fuerza y belleza llenan su santuario. Oh naciones del mundo,
reconozcan al Señor; reconozcan que el Señor es fuerte y glorioso. ¡Den al Señor la gloria que merece! Lleven ofrendas y entren
en sus atrios.
10
Apocalipsis 4:11 «Tú eres digno, oh Señor nuestro Dios, de recibir gloria y honor y poder. Pues tú creaste todas las cosas, y
existen porque tú las creaste según tu voluntad».
11
Salmos 16:11 …me concederás la alegría de tu presencia y el placer de vivir contigo para siempre. Salmos 37:4 Deléitate en el
Señor...
12
Romanos 11:36 Pues todas las cosas provienen de él y existen por su poder y son para su gloria. ¡A él sea toda la gloria por
siempre! Amén. 1 Corintios 10:31 Así que, sea que coman o beban o cualquier otra cosa que hagan, háganlo todo para la gloria
de Dios.
13
Salmos 37:4 Deléitate en el Señor... Deuteronomio 5:28-29 »El Señor… dijo: “…¡Oh, si siempre tuvieran un corazón así, si
estuvieran dispuestos a temerme y a obedecer todos mis mandatos! Entonces siempre les iría bien a ellos y a sus descendientes.
14
Romanos 1:21-23, 25 Es cierto, ellos conocieron a Dios pero no quisieron adorarlo como Dios ni darle gracias. En cambio,
comenzaron a inventar ideas necias sobre Dios. Como resultado, la mente les quedó en oscuridad y confusión. Afirmaban ser
sabios pero se convirtieron en completos necios. Y, en lugar de adorar al Dios inmortal y glorioso, rindieron culto a ídolos que ellos
mismos se hicieron… Cambiaron la verdad acerca de Dios por una mentira. Y así rindieron culto y sirvieron a las cosas que Dios
creó pero no al Creador mismo... Romanos 3:23 Pues todos hemos pecado; nadie puede alcanzar la meta gloriosa establecida por
Dios.
contra Él y lo cierto es que he buscado exaltarme
por encima de Él.
12. Yendo por mi propio camino y viviendo en mi
propia sabiduría, he quebrantado veces sin número
o la letra o el espíritu de cada uno de los Diez
Mandamientos de Dios.15
13. Pensándome ser sabio, me he mostrado ser un
necio; y por mi arrogancia, Dios tiene todo el
derecho de condenarme a la experiencia eterna de
Su aterradora Ira en el lago de fuego.16
14. En cuanto a mí, fuera de Cristo estoy atado por
la culpa de mis pecados17 y también atado al poder
del pecado, esclavizado a varios deseos y
placeres.18
15. Fuera de Cristo, estoy destinado al castigo
eterno en el lago de fuego, completamente
merecedor de ello y completamente incapaz de

15
Éxodo 20:3-4, 7-8, 12-17 »No tengas ningún otro dios aparte de mí. »No te hagas ninguna clase de ídolo… »No hagas mal uso
del nombre del Señor tu Dios… »Acuérdate de guardar el día de descanso al mantenerlo santo. »Honra a tu padre y a tu madre…
»No cometas asesinato. »No cometas adulterio. »No robes. »No des falso testimonio contra tu prójimo. »No codicies la casa de
tu prójimo. …ni ninguna otra cosa que le pertenezca».
16
Romanos 6:23 Pues la paga que deja el pecado es la muerte… Apocalipsis 21:8 …los cobardes, los incrédulos, los corruptos, los
asesinos, los que cometen inmoralidades sexuales, los que practican la brujería, los que rinden culto a ídolos y todos los
mentirosos, tendrán su destino en el lago de fuego que arde con azufre. Esta es la segunda muerte». Efesios 2:3 Todos vivíamos
así en el pasado, siguiendo los deseos de nuestras pasiones y la inclinación de nuestra naturaleza pecaminosa. Por nuestra propia
naturaleza, éramos objeto del enojo de Dios igual que todos los demás.
17
Romanos 3:19 Obviamente, la ley se aplica a quienes fue entregada, porque su propósito es evitar que la gente tenga excusas
y demostrar que todo el mundo es culpable delante de Dios. Santiago 2:10 Pues el que obedece todas las leyes de Dios menos
una es tan culpable como el que las desobedece todas.
18
Tito 3:3 En otro tiempo nosotros también éramos necios y desobedientes. Fuimos engañados y nos convertimos en esclavos de
toda clase de pasiones y placeres. Nuestra vida estaba llena de maldad y envidia, y nos odiábamos unos a otros. Efesios 2:3 Todos
vivíamos así en el pasado, siguiendo los deseos de nuestras pasiones y la inclinación de nuestra naturaleza pecaminosa…
salvarme a mí mismo o siquiera poder contribuir
con una pizca a mi salvación.19

La Obra de Dios a Mi Favor



16. Sin embargo, lo que no puede hacer, Dios lo
hizo,20 y al hacerlo, lo hizo todo, mandando a Su
propio Hijo al mundo para morir en la cruz por mis
pecados,21 así mostrándome amor insondable.22
17. Dios me amó tanto que estaba dispuesto a sufrir
la pérdida de su Hijo,23 y aún más asombrosamente,
estaba dispuesto a permitir a su Hijo que sufriera la
pérdida de Él en la cruz.24
18. Jesús me amó tanto que estuvo dispuesto a
entregar Su vida por mí. Jamás pudiera alguien
amarme más o mejor que Jesús.25
19
Romanos 5:6 Cuando éramos totalmente incapaces de salvarnos…
20
Romanos 5:6 Cuando éramos totalmente incapaces de salvarnos, Cristo vino en el momento preciso y murió por nosotros,
pecadores.
21
Romanos 8:3 La ley de Moisés no podía salvarnos, porque nuestra naturaleza pecaminosa es débil. Así que Dios hizo lo que la
ley no podía hacer. Él envió a su propio Hijo en un cuerpo como el que nosotros los pecadores tenemos; y en ese cuerpo, mediante
la entrega de su Hijo como sacrificio por nuestros pecados, Dios declaró el fin del dominio que el pecado tenía sobre nosotros. 1
Pedro 3:18 Cristo sufrió por nuestros pecados una sola vez y para siempre. Él nunca pecó, en cambio, murió por los pecadores
para llevarlos a salvo con Dios. Sufrió la muerte física, pero volvió a la vida en el Espíritu.
22
Romanos 5:7-8 Ahora bien, casi nadie se ofrecería a morir por una persona honrada, aunque tal vez alguien podría estar
dispuesto a dar su vida por una persona extraordinariamente buena; pero Dios mostró el gran amor que nos tiene al enviar a
Cristo a morir por nosotros cuando todavía éramos pecadores.
23
Juan 3:16 »Pues Dios amó tanto al mundo que dio a su único Hijo, para que todo el que crea en él no se pierda, sino que tenga
vida eterna. Romanos 8:32 …Dios no se guardó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros…
24
Marcos 15:34 Luego, a las tres de la tarde, Jesús clamó con voz fuerte: …«Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?».
25
Juan 15:12-14 …yo los he amado. No hay un amor más grande que el dar la vida por los amigos. Ustedes son mis amigos…
19. El tercer día después de la muerte de Jesús, Dios
lo levantó de los muertos,26 así anunciando que Su
muerte era completamente suficiente para pagar
todo pecado que he cometido y que cometeré a lo
largo de mi vida.27
20. Luego, Dios exaltó a Cristo a Su propia diestra,28
donde Cristo ahora reina de lo alto, otorgando
salvación y perdón29 a todos los que Le invocan por
fe.30

Mi Salvación

21. Cuando llegó mi hora y deposité mi fe en Jesús,
Dios instantáneamente me otorgó una Gran
Salvación.
22. Perdonó todos mis pecados pasados, presentes
y futuros.31
26
1 Corintios 15:4 … al tercer día fue levantado de los muertos, tal como dicen las Escrituras.
27
Hechos 13:30, 38-39 ¡Pero Dios lo levantó de los muertos! »Hermanos, ¡escuchen! Estamos aquí para proclamar que, por medio
de este hombre Jesús, ustedes tienen el perdón de sus pecados. Todo el que cree en él es declarado justo ante Dios, algo que la
ley de Moisés nunca pudo hacer.
28
Efesios 1:20-21 …levantó a Cristo de los muertos y lo sentó en el lugar de honor, a la derecha de Dios, en los lugares celestiales.
Ahora Cristo está muy por encima de todo, sean gobernantes o autoridades o poderes o dominios o cualquier otra cosa, no solo
en este mundo sino también en el mundo que vendrá.
29
Hechos 5:31 Luego Dios lo puso en el lugar de honor, a su derecha, como Príncipe y Salvador. Lo hizo para que el pueblo… se
arrepintiera de sus pecados y fuera perdonado.
30
Romanos 10:13-14 Pues «todo el que invoque el nombre del Señor será salvo». ¿Pero cómo pueden ellos invocarlo para que
los salve si no creen en él? Hechos 16:31 …Cree en el Señor Jesús y serás salvo, junto con todos los de tu casa.
31
Colosenses 2:13 Ustedes estaban muertos a causa de sus pecados y porque aún no les habían quitado la naturaleza pecaminosa.
Entonces Dios les dio vida con Cristo al perdonar todos nuestros pecados. Salmos 103:12 Llevó nuestros pecados tan lejos de
nosotros como está el oriente del occidente.
23. Me hizo su hijo adoptándome en Su familia.32
24. Me dio el regalo del Espíritu Santo, quien me da
el poder de Dios,33 quien derrama el amor de Dios
en mi corazón,34 y quien comunica tiernamente con
mi espíritu de que soy un hijo de Dios y heredero de
gloria eterna en el cielo.35
25. Al salvarme, Dios también me libró de la
esclavitud a cualquier pecado.36
26. Ya no tengo que pecar más, pues el dominio del
pecado en mí ha sido destruido.
27. Al salvarme, Dios también me justificó,37 y
siendo justificado por Cristo, tengo una paz con
Dios que durará para siempre.
28. Al justificarme, Dios me declaró inocente de mis
pecados y me declaró justo con la misma justicia de
Jesús.38

32
Efesios 1:5 Dios decidió de antemano adoptarnos como miembros de su familia al acercarnos a sí mismo por medio de Jesucristo.
Juan 1:12 pero a todos los que creyeron en él y lo recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios.
33
Hechos 1:8 pero recibirán poder cuando el Espíritu Santo descienda sobre ustedes… Efesios 3:16 Pido en oración que, …los
fortalezca con poder en el ser interior por medio de su Espíritu.
34
Efesios 1:13 Además, cuando creyeron en Cristo, Dios los identificó como suyos al darles el Espíritu Santo... Romanos 5:5 Pues
sabemos con cuánta ternura nos ama Dios, porque nos ha dado el Espíritu Santo para llenar nuestro corazón con su amor.
35
Romanos 8:16 Pues su Espíritu se une a nuestro espíritu para confirmar que somos hijos de Dios.
36
Romanos 6:6-7, 14 Sabemos que nuestro antiguo ser pecaminoso fue crucificado con Cristo para que el pecado perdiera su
poder en nuestra vida. Ya no somos esclavos del pecado. Pues, cuando morimos con Cristo, fuimos liberados del poder del pecado.
El pecado ya no es más su amo, porque ustedes ya no viven bajo las exigencias de la ley. En cambio, viven en la libertad de la
gracia de Dios.
37
Romanos 5:1 Por lo tanto, ya que fuimos declarados justos a los ojos de Dios por medio de la fe, tenemos paz con Dios gracias
a lo que Jesucristo nuestro Señor hizo por nosotros.
38
Romanos 5:18 Así es, un solo pecado de Adán trae condenación para todos, pero un solo acto de justicia de Cristo trae una
relación correcta con Dios y vida nueva para todos.
29. Dios también permitió que Su presente y futura
Ira contra mí sea totalmente removida por Jesús,
quien la cargó en sí mismo al estar en la cruz.39
30. En consecuencia, ahora Dios solo tiene amor,
compasión y el más profundo afecto para mí, y este
amor no tiene absolutamente nada de ira mezclado
en él.
31. Dios siempre me mira y me trata con gracia y
favor, siempre obrando todas las cosas en conjunto
para mi supremo y eternal bien.40
32. La gracia de Dios abunda para conmigo aún en
las pruebas.
33. Por ser justificado, Él subyuga toda prueba y la
fuerza para que me haga bien.41
34. Cuando peco, la gracia de Dios abunda para
conmigo aún más, pues en Su gracia mantiene
firme mi posición de justificado.42

39
1 Juan 2:2 Él mismo [Cristo] es el sacrificio que pagó por nuestros pecados…
40
Romanos 8:28 Y sabemos que Dios hace que todas las cosas cooperen para el bien de quienes lo aman y son llamados según el
propósito que él tiene para ellos.
41
Romanos 5:1-5 Por lo tanto, ya que fuimos declarados justos a los ojos de Dios por medio de la fe, tenemos paz con Dios gracias
a lo que Jesucristo nuestro Señor hizo por nosotros. Debido a nuestra fe, Cristo nos hizo entrar en este lugar de privilegio
inmerecido en el cual ahora permanecemos, y esperamos con confianza y alegría participar de la gloria de Dios. También nos
alegramos al enfrentar pruebas y dificultades porque sabemos que nos ayudan a desarrollar resistencia. Y la resistencia desarrolla
firmeza de carácter, y el carácter fortalece nuestra esperanza segura de salvación. Y esa esperanza no acabará en desilusión. Pues
sabemos con cuánta ternura nos ama Dios, porque nos ha dado el Espíritu Santo para llenar nuestro corazón con su amor.
42
Romanos 5:20-21 …mientras más pecaba la gente, más abundaba la gracia maravillosa de Dios. Entonces, así como el pecado
reinó sobre todos y los llevó a la muerte, ahora reina en cambio la gracia maravillosa de Dios, la cual nos pone en la relación
correcta con él y nos da como resultado la vida eterna por medio de Jesucristo nuestro Señor.
35. Cuando peco, Dios no siente nada de ira en Su
corazón hacia mí.43
36. Su corazón está lleno de nada más que amor por
mí, y anhela que me arrepienta y confiese mis
pecados a Él, para que Él pueda mostrarme el amor
de gracia y perdón que ha estado en Su corazón
desde el primer momento.44
37. Dios no requiere mi confesión antes de tener el
deseo de perdonarme.
38. ¡En Su corazón ya me ha perdonado, y cuando
vengo a Él para confesarle mis pecados, Él corre
(por así decirlo) y repetidamente me abraza y me
besa aún antes de que salgan de mi boca las
palabras de mi confesión!45
39. Dios sí ve mis pecados, y se entristece por mi
pecado.46 Su tristeza viene en parte por el hecho de
que, en mis momentos de pecado, no estoy
recibiendo la plenitud de Su amor hacia mí.

43
1 Tesalonicenses 5:9 Pues Dios escogió salvarnos por medio de nuestro Señor Jesucristo y no derramar su enojo sobre nosotros.
Cristo murió por nosotros para que —estemos vivos o muertos cuando regrese— podamos vivir con él para siempre.
44
1 Juan 1:9 …si confesamos nuestros pecados a Dios, él es fiel y justo para perdonarnos nuestros pecados y limpiarnos de toda
maldad.
45
Lucas 15:20-24 »Entonces regresó a la casa de su padre, y cuando todavía estaba lejos, su padre lo vio llegar. Lleno de amor y
de compasión, corrió hacia su hijo, lo abrazó y lo besó. Su hijo le dijo: “Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy
digno de que me llamen tu hijo”. »Sin embargo, su padre dijo a los sirvientes: “Rápido, traigan la mejor túnica que haya en la casa
y vístanlo. Consigan un anillo para su dedo y sandalias para sus pies. Maten el ternero que hemos engordado. Tenemos que
celebrar con un banquete, porque este hijo mío estaba muerto y ahora ha vuelto a la vida; estaba perdido y ahora ha sido
encontrado”. Entonces comenzó la fiesta.
46
Efesios 4:30 No entristezcan al Espíritu Santo de Dios con la forma en que viven. Recuerden que él los identificó como suyos…
40. Hasta envía castigo a mi vida;47 pero lo hace
porque está a favor mío48 y me ama,49 me disciplina
por mi supremo bien.50
41. Yo no merezco nada de esto, ni en mi mejor día;
pero esta es mi salvación, y en ella estoy firme.51
Gracias Jesús.

47
Hebreos 12:5-9 ¿Acaso olvidaron las palabras de aliento con que Dios les habló a ustedes como a hijos? Él dijo: «Hijo mío, no
tomes a la ligera la disciplina del Señor y no te des por vencido cuando te corrige. Pues el Señor disciplina a los que ama y castiga
a todo el que recibe como hijo». Al soportar esta disciplina divina, recuerden que Dios los trata como a sus propios hijos. ¿Acaso
alguien oyó hablar de un hijo que nunca fue disciplinado por su padre? Si Dios no los disciplina a ustedes como lo hace con todos
sus hijos, quiere decir que ustedes no son verdaderamente sus hijos, sino ilegítimos. Ya que respetábamos a nuestros padres
terrenales que nos disciplinaban, entonces, ¿acaso no deberíamos someternos aún más a la disciplina del Padre de nuestro
espíritu, y así vivir para siempre?
48
Romanos 8:31 …Dios está a favor de nosotros…
49
Hebreos 12:6 …el Señor disciplina a los que ama y castiga a todo el que recibe como hijo».
50
Hebreos 12:10 Pues nuestros padres terrenales nos disciplinaron durante algunos años e hicieron lo mejor que pudieron, pero
la disciplina de Dios siempre es buena para nosotros, a fin de que participemos de su santidad.
51
1 Pedro 5:12 Mi propósito al escribirles es alentarlos y asegurarles que por lo que están atravesando es en verdad parte de la
gracia de Dios para ustedes. Manténganse firmes en esta gracia. 1 Corintios 16:13 Estén alerta. Permanezcan firmes en la fe. Sean
valientes. Sean fuertes. Colosenses 1:23 …deben seguir creyendo esa verdad y mantenerse firmes en ella. No se alejen de la
seguridad que recibieron cuando oyeron la Buena Noticia.