Sei sulla pagina 1di 23

UNIVERSIDAD NACIONAL DEL ALTIPLANO - PUNO

ESCUELA DE POSGRADO
MAESTRÍA EN DERECHO

PROYECTO DE TESIS

TÍTULO DEL PROYECTO DE TESIS

“ANALISIS DE LOS PRINCIPIOS DE LA CRIMINOLOGÍA CRITICA


EXPUESTOS POR SUS PRINCIPALES REPRESENTANTES”

PRESENTADO POR:

ESPINOZA COILA, MICHAEL


APAZA MAMANIO, SONIA MARICRUZ
QUISPE RAMOS, PAOLA LENY

PARA OPTAR EL GRADO ACADÉMICO DE:

MAESTRO EN DERECHO CON MENCIÓN EN DERECHO PROCESAL PENAL

PUNO – PERÚ

2019

1
ANALISIS DOCTRINARIO DE LOS PRINCIPIOS DE LA CRIMINOLOGÍA
CRITICA EXPUESTOS POR SUS PRINCIPALES REPRESENTANTES

RESUMEN:

La presente investigación pretende abordar la problemática de la explicación de


los principios de la criminología critica en el plano de la doctrina.

En el estudio de la criminología y el diseño de políticas criminales, requieren de


fundamentación basada en principios presentadas desde una o varias direcciones
criminológicas, entre ellas las ideas fuerza de la criminología critica las que deben
contar con explicación metodológica y analítica del asunto.

Frente a este problema, pretendemos responder los siguientes enunciados: el por


qué, para qué y el cómo de los principios de la criminología critica.

Por tanto, con esta investigación nos planteamos como objetivos identificar y
analizar la fundamentación de los principios criminología critica expuestos por sus
principales representantes.

Con la investigación, esperamos como resultado, llegar a exponer los principios


de la criminología crítica y explicar su fundamentación para facilitar los trabajos en
criminología basada en principios.

PALABRAS CLAVE:
Principios, criminología, critica, derecho penal

2
STUDY AND LEGAL PROPOSAL OF THE ABORTION CULPOSO FOR
NEGLIGENCE MEDICAL
ABSTRACT:

The present investigation intends to address the problem of medical malpractice,


the so-called wrongful abortion due to medical malpractice, and the legal proposal for
its classification in the Penal Code of Peru.

However, in Peruvian society, the mortality of those conceived and the bad
practices of health personnel is worrisome, and their legal-criminal treatment is still
pending, since this is an omission on the part of the Peruvian legislator, therefore, a
matter still pending to be studied by the jurists and without a ruling by the court.
Faced with this problem, we intend to answer the following statements: What is the
legal nature and characteristics of medical malpractice? How is the criminal sanction of
the so-called wrongful abortion due to medical malpractice regulated in Peruvian
criminal law and comparative law? And what are the bases and legal formula to penalize
wrongful abortion due to medical malpractice?

Therefore, with this research we set out as objectives to analyze medical


malpractice, determine how negligent abortion is regulated by medical malpractice in
Peruvian and comparative criminal legislation, and propose the grounds for a legal
proposal of the crime of miscarriage due to medical malpractice.

In that understanding, with the investigation, we hope as a result, to get to


describe what medical malpractice is, to expose national and international regulation of
wrongful abortion due to medical malpractice and finally, to present the grounds of
legislative proposal to typify this criminal act in the Penal Code Peruvian.

KEYWORD:
Medical malpractice, abortion, guilt, criminal sanction, Penal Code.

3
I. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA Y POSTURA EPISTÉMICA
1.1. El problema de Investigación:
Los asuntos de la criminología se revelan a través de teorías, principios,
características y otros elementos que las encontramos en la doctrina la cual tarde o
temprano se convierte en insumo para la elaboración de políticas criminales.
El problema de investigación estriba en la tarea de encontrar los principios que rigen
a la Criminología Crítica y explicar su fundamentación para la mejor comprensión del
objeto de la Criminología de un enfoque o dirección que se proyecta a describir una
realidad de sus bases o postulados.

I.2. La pregunta de investigación


1.2.1. Problema general

¿Cuáles son los principios y su respectiva fundamentación de los principios expuestos


por los representantes de la Criminología Critica?

1.2.2. Problemas específicos

1. ¿Por qué el principio de la criminología crítica?


2. ¿Para qué el principio de la criminología crítica?
3. ¿Cómo es el principio de la criminología crítica?
I.3. La intención de investigación
Contribuir al desarrollo de la Criminología, facilitando un análisis de cada
principio de la Criminología Critica; con dicho aporte se facilitan la investigación y la
descripción de una postura tan famosa en la Criminología.

II. JUSTIFICACIÓN
La importancia de la presente investigación radica en desarrollar un
estudio sobre la Criminología Critica, comenzando por identificar sus principios y
explicarlo, por ello la presente investigación se justifica por el aporte que constituirá a
nivel académico para facilitar el trabajo en futuras investigaciones sobre la
Criminología Critica.

III. OBJETIVOS
3.1. OBJETIVO GENERAL

4
Identificar y analizar la fundamentación de los principios criminología critica
expuestos por sus representantes.
3.2. OBJETIVOS ESPECÍFICOS
1. Establecer el por qué del principio de la Criminología Critica
2. Establecer el para qué del principio de la Criminología Critica
3. Establecer el cómo del principio de la Criminología Critica

IV. MARCO TEÓRICO REFERENCIAL


4.1. Consideraciones generales de la Criminología Critica desde Alessandro
Baratta:

El jurista Alessando Baratta, para tratar la “Nueva Criminología” o


“Criminología Crítica”,parte de la Sociología Jurídica, que tiene por objeto los
comportamientos o relaciones entre comportamientos (estructura y leyes
sociales), las que tiene como consecuencia, efectos o resultados de normas
jurídicas, también de la distinción entre Sociología criminal que estudia el
comportamiento desviado con significación penal, su génesis y su función
dentro de la estructura social, y Sociología jurídico-penal, que estudia los
comportamientos que representan una reacción ante el comportamiento
desviado, esto es, las reacciones institucionales de los organismos oficiales de
control social de la desviación. (2004, pp. 12, 15, 19; Hikal, W., 2010p. 142).

Baratta, sostiene que la Criminología Critica, es un movimiento y una teoría


materialista (económico.política), que trata la desviación, los comportamientos
socialmente negativos y de la criminalización, trabajo elaborado en el ámbito del
marxismo, desde esa perspectiva, la criminalidades un estatus a determinados
individuos por medio de una doble selección: bienes protegidos penalmente y
comportamientos ofensivos, y la selección de los individuos
estigmatizados(2004, pp. 165, 167).

4.2. Consideraciones de otros representantes de la Criminología Crítica

a) Friedrich Spee: Es un jesuita, pensador, intelectual, profesor de teología y


poeta, también se destaca como luchador contra los prejuicios de la hechicería,
sacerdote, abogado de brujas, noble, profeta; se vio forzado a publicar la Cautio
Criminalis en forma anónima. (2017, p. 51)

5
b) Spee, nació el 15 de febrero o 25 de febrero 1 591, en Kaiserwerth
(Düsseldorf), cursó sus estudios secundarios en Colonia e inicio su noviciado en
Treveris el 22 de noviembre de 1 610, estudio en la Faculta de Filosofía y
Teología de los Jesuitas, enseño teología moral. En Espira, comenzó a
introducirse en la literatura jurídica y teológica acerca de la persecución y quema
de brujas, encontrando que esta materia estaba dividida entre los propios jesuitas
y los juristas (2017, pp. 51, 54)

En 1 631, publicó la primera edición de la Cautio Criminalis, en la que se exige


las siguientes garantías, que fueron reclamados como propios del Derecho
natural y de la razón 130 años antes de “Dei delitti e delle pene” de Beccaria:
(2017, pp. 51, 54, 81)

- A nadie se le puede negar su defensa jurídica ni limitársele.


- Si no tiene abogado, no se le puede negar el derecho a defenderse por si
mismo.
- Se le deben recordar sus derechos.
- El acusador debe alegarse si aparecen pruebas de la inocencia de un preso.
- Sin falta debe proporcionarse al inculpado una copia simple de los indicios
que pesan en su contra.
- No se debe prohibir a los defensores el acceso a la prisión.
- Se deben autorizar a los presos a tener elementos de escritura.
- Los presos deben tener un confesor a su elección.

Según Eugenio Raúl Zaffaroni, la Cautio criminalis, es el texto pionero de la


Criminología Critica y un documento histórico, dado que completa el cuadro de
las estructuras básicas que se fueron configurando en los siglos precedentes y
que culminaron con el aporte de la Criminología Critica de Spee en 1 631, por lo
que se le considera el Padre de la Criminología Critica, considerando que la
Cautio Criminalis es su comienzo. (2017, pp. 66-67, 77, 333, 116, 13).

Gottfried Wihelm von Leibniz (1 646-1 716), consideró a la Cautio Criminalis,


el libro más valiente que jamás haya salido de la pluma de un luchador por la
verdad y el derecho, contra la mentira y la injusticia. (2017, pp. 77-78)

Una madrugada del 07 de agosto de 1 635, Spee contagiado de peste, murió a los
44 años, poseyendo el titulo el grado de Magister Artium y titular de la cátedra
de Teología Moral en el Colegio trinitario de Tréveris, no había alcanzado los
altos grados de la Compañía de Jesús (2017, pp. 66-67)

6
c) TAYLOR, WALTON Y YOUNG

En su obra La Nueva Criminología mencionan a Durkheim quien señala:

La sociedad tradicional se caracteriza por presentar una solidaridad


mecánica, una estructura social de naturaleza determinada, como son:
clanes, grupos políticos y familiares y estas relaciones de poder están
desacuerdo a los sistemas de control social., en los cuales se aplica la
autoridad moral, y sobre todo el derecho. Así mismo la sociedad carece
de índices objetivos y no morales para el progreso; por lo que, otras
teorías presentan defectos. (Taylor, I., Walton, P. y Young, Jock,
2007:95)

Es por ello que en su obra desarrollan el tema de la anomía y a división del


trabajo, señalando:

Durkheim, estaba en desacuerdo con los positivistas biológicos al tratar


de explicar la existencia de normas sociales, y con los clásicos al
concebir las normas sociales que constriñen a los individuos, no como
algo aceptado libremente sino como producto de la dialéctica entre el
individuo y la sociedad, el cuerpo y el alma. Una ciencia social necesita
conceptos que expresen adecuadamente las cosas como son en la realidad
y no como resulta útil concebirlas para satisfacer fines prácticos. (Taylor,
I., Walton, P. y Young, Jock, 2007:97)

Llegando a la conclusión de que los hombres no son libres, sino en una


situación en la que no se aprovechan sus facultades naturales; sino que viven
bajo situaciones impuestas, siendo esta la base de su teoría de las condiciones
que producen el delito, la desviación y el desorden.

d) LOUK HULSMAN
Lodewijk Henry Christian Huslman, conocido como Louk Hulsman nació el 08
de maro de 1923 en Kerkrade, fue en científico legal y criminólogo holandés.
Su infancia y adolescencia estuvieron marcados por el tiempo que permaneció
en un internado religioso que lo dejo traumatizado. Hulsman estuvo involucrado
en un movimiento de Resistencia durante la segunda guerra mundial. En 1944
fue condenado por utilizar documentación falsa, y encarcelado en el campo de

7
concentración de Amersfood. De 1945 a 1948, Hulsman estudio jurisprudencia
en la Universidad de Leiden, después de sus exámenes, primero trabajo para los
Países Bajos y luego para el ministerio de justicia de los Países Bajos. En 1963
se convirtió en profesor de derecho penal y criminología en la escuela de
economía de los Países Bajos. Es uno de los principales autores influyentes del
consejo de la Unión Europea sobre despenalización.
PRINCIPALES APORTES DE LOUK HULSMAN
En su obra denomina La Criminología Critica y el concepto de delito Louk
Hulsman (1986) a manera de introducción señala:
Estamos habituados, tradicionalmente, a considerar la ley penal y los
sistemas de justicia penal como sistemas que se han ideado por el hombre
(la sociedad) y que se hallan bajo su control. Tenemos la tendencia a
mirar los «hechos delictivos» como excepcionales, como eventos que
difieren en gran medida de otros eventos que no se han definido como
delictivos. En la imagen convencional se considera la conducta delictiva
como la causa más importante de dichos eventos. Los delincuentes son
—desde este punto de vista— una categoría especial de personas y es la
naturaleza excepcional de la conducta delictiva, y/o del delincuente, lo
que justifica la naturaleza especial de la reacción en contra suya. La
discusión pública acerca del sistema de justicia penal (s. j . p.) y de sus
posibles reformas tiene lugar casi siempre, en nuestro tipo de sociedad,
dentro de la perspectiva del control social (p.119).
Es así que da a conocer que el sistema de justicia penal debe ser mejor dotado
para poder abordar los problemas sociales que son conocidos como delitos.
Señala además, que cada uno de los elementos que conforma el sistema de
justicia penal, conformado por la policía, el parlamento, sistema penitenciario,
ministerio de justicia, etc., no funciona como lo que es: un sistema.
d.1.) CAUSAS DE QUE EL SISTEMA DE JUSTICIA PENAL SEA
INCONTROLABLE
- No existe información importante sobre la manera de cómo se experimenta
el hecho por los directamente comprometidos en él.
- El aumento de tamaño de organizaciones.
- La división del trabajo.

8
- La profesionalización.
- La pérdida de contacto con el medio que lo rodea.
Sin embargo, estas situaciones no están del todo presenten solo en este sector de
la realidad, sino que son más importantes en este sistema debido a que este
impone el sufrimiento y la estigmatización. Además, esto tiene mucho que ver
con el crecimiento económico en ciertos países los cuales presentan un
crecimiento de la población condenada y el movimiento de la coyuntura
economía.
Las personas que están comprometidas en hechos «delictivos» no se
manifiestan, en sí mismas, como formando parte de una categoría
especial de personas. Aquellas que están registradas oficialmente como
«delincuentes» constituyen sólo una pequeña parte de los comprometidos
en hechos que pudieran ser considerados legalmente como susceptibles
de criminalización. Entre ellos predominan sobre todo hombres jóvenes
pertenecientes a los sectores de condición económica y social más baja.
(Hulsman, 1986: 121)
d.2) LA CRIMINOLOGÍA CRÍTICA Y EL CONCEPTO DEL DELITO
En cierto periodo, la concepción del delito era:
La criminología marxista sostuvo predominantemente que el delito era el
producto del sistema capitalista y que desaparecería con el nacimiento de
una nueva sociedad. En esta perspectiva el desaparecimiento del «delito
» se equiparaba al desaparecimiento de las «situaciones-problemas» que
provocan los procesos de criminalización. El desaparecimiento del delito
no era visto como «desaparecimiento de los procesos de criminalización
en cuanto respuesta a las situaciones-problemas». En una etapa ulterior,
la criminología crítica cuestionó los prejuicios de clase y los aspectos
«irracionales» de los procesos de criminalización primaria y secundaria.
En estos esfuerzos fueron desmitificados la «funcionalidad», así como el
principio de «igualdad legal», a menudo invocado como legitimación de
los procesos de criminalización primaria. Sobre la base de tal
desmitificación, la criminología crítica ha argumentado en favor de una
descriminalización parcial, una política más restrictiva respecto del uso
de la ley penal y una radical no intervención con respecto a determinados
delitos y determinados delincuentes. Ha llamado la atención sobre los
9
delitos mucho más graves que se cometen por los poderosos y ha
reclamado un cambio en las actividades de la justicia penal, desde los
débiles y las clases trabajadoras hacia el «delito de cuello blanco». Ha
pintado la guerra contra el crimen como una manera de escurrir el bulto a
la lucha de clases; en el mejor de los casos, como una ilusión inventada
para vender noticias; en el peor, para hacer recaer sobre los pobres el
castigo que merecían otros. Con muy pocas excepciones, sin embargo, no
se objeta el concepto de delito como tal, su supuesta realidad ontológica
(Hulsman, 1986: 123).

4.3. CRIMINOLOGÍA CRITICA EN LATINOAMÉRICA

a) ROBERTO BERGALLI

Nació en Buenos Aires Argentina el 23 de enero de 1936 y cursó estudios de


derecho y ciencias sociales de la UBA entre 1955 y 1962. Ha publicado 205
colaboraciones en revistas especializadas europeas y americanas en sociología
jurídica y sociología política; así mismo, en teoría y filosofía del derecho.
LA IDEÓLOGA Y EL DERECHO; MATRIZ COMÚN DE LAS PROPUESTAS
CRÍTICA
Según Bergalli (1983) se establece que:
La criminología de siempre ha pretendido captar la cuestión criminal
como un fenómeno proveniente de la ciencia del derecho. Esta ciencia es,
desde un punto de vista tradicional, una disciplina autónoma cuyo objeto
es el estudio del derecho, así como la construcción y sistematización
racionales de conceptos establecidos a partir de dicho estudio. Pero en
lugar de estar orientada hacia las causas de su objeto de estudio -que es
un fenómeno social al mismo tiempo que una norma de conducta-, se
vuelve hacia el fin que las normas jurídicas se proponen alcanzar, cual es
lo justo en esta concepción tradicional, o sea, el bien desde el punto de
vista jurídico. Dicho en otros términos, a pesar de haber surgido de la
experiencia, esta ciencia la supera para apuntar no ya al ser mismo sino
al debe ser, es decir, a ciertos valores dados a priori a la conciencia. Por
eso el derecho, que es fenoménico por su origen y normativo por su
destino, se presenta como un objeto de ciencia autónomo. Su carácter

10
parcialmente normativo, debido a que descansa sobre una realidad que no
viene dada enteramente por la experiencia actual sino en gran parte por la
representación de una realidad posible, futura y todavía incierta, hace que
desemboque en el espíritu aunque no siempre salga de él. (p.187)
Aun cuando emerja de la realidad social y retorne de nuevo a ella, el derecho es,
según la concepción clásica, el resultado de un juicio de valor concreto con
relación a un juicio espiritual abstracto (lo justo en sí) que, como se ha dicho, se
refiere a lo que debe ser, por lo que, en definitiva, reposa en lo esencial sobre el
reconocimiento de valores indiscutibles y dados a priori a la conciencia.
Con estas premisas Bergalli (1983) sostiene que:
El derecho construye la definición del delito y, a partir de ella, la
criminología orienta sus investigaciones. Primero, basándose en el
contrato social y partiendo de la concepción filosófica de la Ilustración;
lo que se denomina como escuela clásica de la ciencia penal (Beccaria)
se interesó fundamentalmente por los modos mediante los cuales el
Estado debe reaccionar frente al hecho penal (limitación y
proporcionalidad entre las penas y los bienes lesionados). Segundo,
eliminando el concepto metafísico del libre arbitrio e insistiendo en la
unidad del método científico, el positivismo criminológico se concentró
sobre el hombre delincuente y provocó una revolución copernicana
respecto del objeto de estudio. Tercero, dirigiendo la atención sobre el
aparato o sistema de control y fundándose en el proceso de definición, el
interaccionismo genera otro salto cualitativo en la criminología.(p.188)
Mientras tanto, la perspectiva marxista le discute al derecho, objeto de estudio
de la ciencia jurídica tradicional, todo tipo de autonomía. No solamente se deriva
de la infraestructura económica sino que, además, no se separa nunca de ella.
Todo modo de producción posee su derecho y su Estado; por lo tanto, el primero
no puede ser considerado en sí mismo, aisladamente de las condiciones
materiales que lo hacen surgir. No es nada en sí mismo; no tiene un valor propio
por no ser más que una simple expresión de las relaciones sociales, resultantes a
su vez de las relaciones de producción existentes. Todo enunciado que el derecho
contenga debe ser inmediatamente referido al contexto económico y social que
lo condiciona, sin el cual sus reglas no serían comprensibles, no tendrían un
sentido suficientemente determinado.

11
Así mismo, Bergalli (1983) menciona que:
La concepción marxista cuestiona el punto de vista tradicional de que el
derecho sería un conjunto de juicios de valor. No lo es y no tiene nada en
común con una pretendida teoría de los valores, así como no es tampoco,
sea como sea, una realidad objetiva contenida enteramente en las
relaciones de producción económica; implica, además, una fuerte dosis
de ideología (cf. Stoyanovitch, 1977, p. 173). Es que, en verdad, así
como Marx afirma que no hay un Estado en el sentido abstracto del
vocablo (v. Marx, 1974, p. 24), sino que hay estados en el espacio y en el
tiempo (Estado prusiano, Estado francés, etc.), no hay tampoco derecho,
sino reglas jurídicas (no hay contrato de venta sino relaciones
contractuales que se refieren a una prestación determinada). (p.188)
b) EUGENIO RAUL, ZAFFARONI
Nació en Buenos Aires Argentina el 7 de enero de 1940 es juez, jurista,
escribano y criminólogo argentino graduado de abogado de la Universidad de
Buenos Aires.
En su obra la palabra de los muertos, Zaffaroni (2011) señala:
Una criminología desde el margen. Hace mucho que venimos insistiendo
en la necesidad de teorizar la criminología desde un margen que,
obviamente, en nuestro caso es el de América Latina. Hemos llegado a la
conclusión de que esa criminología, orientada a preservar la vida
humana, debe ser principalmente preventiva de masacres. Hablaremos
largamente sobre la necesidad de contener al poder punitivo para lograr
ese objetivo. La cautela en su ejercicio es la única solución cercana y, por
ello, sin perjuicio del ilustre antecedente que referiremos y de donde
tomamos el nombre, hablaremos de una criminología cautelar. (p. 2)
Respeto de la construcción social de la criminalidad o la criminología mediática
Zaffaroni (2011), señala:
En la actualidad la criminología no puede agotarse en lo académico, pues es
también fundamental ocuparse de la construcción de la realidad llevada a cabo
por los medios masivos de comunicación social, lo que en modo alguno puede
ignorarse en este momento, dado que se trata de un discurso mundial con
versiones locales, todas condicionantes de reacciones políticas traducidas en
leyes y acciones.

12
Esta es la palabra de los medios masivos. Es la palabra que construye
otra criminología, que opone a la criminología académica una
criminología mediática, que pese a estar plagada de prejuicios, falsedades
e inexactitudes, es la que configura las actitudes del común de las
personas y sobre la que suelen montarse las decisiones políticas que se
traducen en leyes penales. (p.4)
Así mismo, Zaffaroni (2011) indica que toda criminología es política, señalando
además:
La imbricación de criminología y política es innegable y alcanza su más
alta evidencia en nuestros días, pues toda criminología se ocupa de
reforzar o criticar actos políticos. La criminalización de una conducta o
de una persona siempre es un acto de poder y, por ende, un acto político.
No puede caber ninguna duda acerca de que el poder represivo de las
agencias del estado es político, pues se concreta en actos de gobierno de
la polis que responden a un poder y que se ejerce conforme a cierto
marco ideológico. Cuando un ministro ordena a la policía reprimir una
manifestación o le prohíbe hacerlo, no hace otra cosa que ejercer un
poder político, tomar una decisión política. (p. 11)
c) LOLITA ANIYAR DE CASTRO:

Nació en Caracas, Venezuela el 7 de mayo de 1937, una célebre jurista


venezolana, fundadora del Grupo Latinoamericano de Criminología Critica,
considerada la creadora de esta corriente, también reconocida política en su país
como diputada local, senadora nacional y gobernadora del Estado de Zulia, y fue
delegada de Venezuela ante la UNSECO y cónsul de Nueva Orleans, falleció el 7
de diciembre de 2015 a los 78 años en Maracaibo.

Para Aniyar de Castro:

La criminología positiva, es aquella pasión represiva o reeducativa, del


estafado omnipresente y exclusivamente en su monopolio de la función
punitiva, y totalmente centrada en el delincuente, se pasó a la
criminología critica o del control social, -inclusive al abolicionismo del
sistema penal. Y de aquella Victimologia positiva, a una que ahora
reclama no solo justas pretensiones indemnizatorias, sino la presencia de

13
la víctima como parte importante del proceso penal, cuando no su
absoluta primacía para dar inicio a la maquinaria jurisdiccional; además
de la tendencia a facilitar la solución privada de los conflictos y la
obligación de darles asistencia psicológica y social. (2005:2)

c.1) Criminología y derecho penal. - Aniyar Castro indica:

La criminología que llamamos “critica”, siguiendo la tradición


frankfurteriana, debe continuar en su actitud debeladora y normativa
(axiológica). Como se ha dicho, esta Criminologia es un deber ser. Así
nos encontramos con que, por su parte, si el bien el Derecho Penal es un
“deber ser” de la conducta, al ser visto a través de la Criminología Crítica
se trasmuta en un ser, es decir, es analizado como el hecho social que en
realidad es. Aunque parezca paradójico, en razón de sus nuevos enfoques,
la Criminología debe ser considerada como un “deber ser”; en tanto que
Derecho y Sistema Penal en general son el “ser” a estudiar. No basta la
crítica al Derecho Penal, a lo represivo institucional, a lo normativo. Hay
que hacerla igualmente de lo represivo internalizado por la colectividad.
Es allí donde está el mayor peligro para los Derechos Humanos. Debe
también alimentar las maneras como la Dogmática debe adecuarse a la
realidad social, cultural y política latinoamericana. Zaffaroni ha dado un
paso fundamental en ese sentido con su teoría sobre el contenido de la
culpabilidad como vulnerabilidad. (2005: 17)

Por otro lado, la criminología critica es definida por Aniyar de Castro es:

El hecho de que la criminología crítica sea una disciplina normativa,


axiológica, propositiva, -ahora que han comenzado a derribarse las
separaciones que hacían de lo criminológico, lo victimológico, lo
procesal, y lo penal -y hasta lo policial y lo penitenciario-,
compartimientos estancos- facilita la propuesta de un gran movimiento
de Política Criminal Latinoamericana, con presencia de las diversas
ramas que componen el saber penal-criminológico total, lo que ya se
inició con algunos tropiezos en el Seminario de Riberao Preto (Brasil),
hace dos años. La afirmación de que Criminología Crítica y Política
Criminal son la misma cosa, por su aspiración a cambiar los sistemas y

14
adecuarlos a un conjunto de valores que respondan a la equidad, y a una
economía de la sanción que sea igualitariamente distributiva, debe
entenderse también aplicable a las Políticas Penales, en sus relaciones de
género-especie. (2005:18)

d) EMILIO GARCÍA MÉNDEZ:

Abogado Criminológico argentino, doctor en Sociología del Derecho Penal por


la Universidad de Saarland, el cual aborda la criminología general desde un el
campo de estudio del control socio-penal de la infancia - adolescencia.
(1991:124)

Los juristas latinoamericanos redescubrían el problema del control socio-


penal de los menores en un esquema conceptual previamente formulado.
Una mayor influencia de las corrientes antropológicas en criminología,
más los problemas derivados del proceso masivo de inmigración, en
muchos países de la región constituirá los rasgos diferenciales de un
problema, porque en américa latina faltan investigaciones que en el
campo historia social den cuenta de la especificidad del proceso que crea
y fija la categoría de niñez. Resulta claro, sin embargo, que el
descubrimiento del niño ‘delincuente-abandonado’ como problema
específico en el campo del control social remite a los comienzos del siglo
XX. (1991: 129)

e) EMIRO SANDOVAL HUERTAS:

Abogado en derecho penal y Critico del derecho colombiano. Fue profesor de la


universidad externado de Colombia dictando curso sobre especialización n
ciencias penales criminológicas y criminalística. Entre 1983 y 1984 fue becado
por la fundación Alexander von humbolt de Alemania para hacer una
investigación sobre “el sistema punitivo en la república federal de Alemania y en
la república de Colombia”. Su mayor cargo en el país lo obtuvo al ser
magistrado auxiliar. Murió el 6 de noviembre de 1985 en la toma de palacio de
justicia del grupo guerrillero M-19.

Emilio Sandoval Huertas, describió el marxismo, de descorrer el velo que


ocultaba los intereses de clase a los que sirven el Derecho Penal y la

15
Criminología, y de encontrar que la democracia es el alivio a todos los
desequilibrios que por el reparto desigual de la riqueza padecen los países
Latinoamericanos.

Lo que el profesor Sandoval Huerta propone:

Como una superación del “paradigma etiológico” o “casual explicativo”


de la criminalidad, característico de la criminología positivista es,
precisamente, la ocultación, es velar la singularización, la
particularización de las expresiones delictuales detrás del discurso
político, es una propuesta mecanicista en la que la singularidad, la
historia del sujeto se pierde. Sostener esta posición, así sea soportada en
el discurso político de izquierda, sin aproximaciones teóricas rigurosas,
no precisamente positivistas, es lo que ha permitido que aun en países
donde ha triunfado los movimientos revolucionarios se siga acudiendo a
tratamientos médicos, psiquiátricos, avalados por el empirismo para el
tratamiento de la delincuencia; también ha permitido el surgimiento de
una institución que nada tiene que envidiarle a la peor de nuestras
prisiones: el gulag (1978:44)

f) ROSA DEL OLMO:

Nació en Barcelona, estudio sociología en la universidad de Winsconsin


(EE.UU.), se diplomo en criminología, por la Universidad de Cambridge y
obtuvo su doctorado en Ciencias Sociales, en la Universidad de Venezuela. Allí
ejerció la docencia, y también en las universidades de Mexico, Puerto Rico y
Estados Unidos.

Para la criminóloga venezolana Rosa del Olomo, uno de los debates iniciados
por varios sociólogos norteamericanos, a finales de los años treinta, se inició con
la llamada Sociología de la desviación, puesto que en aquel entonces tenía el
monopolio del saber criminológico en los Estados Unidos, surgió la polémica en
cuanto a que es el delito, la cual se convirtió en la problemática central de la
criminología. (1999:487)

De dicha polémica dio camino al surgimiento de la criminología interaccionista,


la cual partía también de la sociología estadounidense, en donde ella menciona:

16
Si para la criminología positiva -o de paso al acto- el objeto de estudio
era el individuo delincuente, para la criminología interaccionista -o de la
relación social- seria las definiciones y sus interacciones con los niveles
intermedios del control social (policías, funcionarios de tribunales y de
prisiones). En otras palabras, la relación crucial entre el hecho delictivo y
la respuesta que origina. La conducta delictiva se verá como causa de la
definición de los normales. (Rosa del Olmo, 1999:487)

Así también Rosa del Olmo, desarrolla la criminología critica, en el cual indica:

No es fácil sin embargo referirse en tan breve espacio al debate interno


de la criminología critica, debido a que este se desarrolla en carias
instancias. Se puede rescatar dos aspectos relacionados entre sí, y que
parecieran constituir uno de los puntos centrales del debate. En primer
lugar, la insistencia en dirigir la atención hacia la criminalidad del poder,
y concretamente del estado, sepultando la criminalidad convencional, con
la cual se destacaba la necesidad de una criminología comprometida con
la eliminación de las desigualdades del sistema. Y en segundo lugar, una
redefinición del concepto de delito, en términos de la ecuación relaciones
sociales dañosas/delito. (1990:488)

Rosa del Olmo menciona que en el caso de la criminología critica en América


Latina, se ha confundido lo que es teoría con lo que es modelo. Al referirse a la
Teoría Critica del control social, la cual la califica de texto programático porque
sus planteamientos son un intento de elaborar un modelo, pero no una teoría. Es
decir, “es un esfuerzo por sensibilizar al lector más que realizar un análisis
sustantivo de la realidad latinoamericana”; para ella la criminología critica
presenta un problema enorme, puesto que menciona que: “hay que dejar de ser
copistas del pensamiento criminológico europeo… y comenzar por hacer una
reconstrucción histórica pero latinoamericana que abarque tano el fenómeno del
delito como el de los medios de control social que han desarrollado los
diferentes Estados Latinoamericanos”. (1979:197)

La criminóloga venezolana, también indica: “Nuestros criminólogos, incluso


muchos de los que consideran críticos, no han podido romper la dependencia del
conocimiento que viene de los países desarrollados. En tanto no se rompa esa

17
dependencia, no se podrá hablar de una criminología critica latinoamericana”
(1985:11)

Y en este sentido, señalar que la criminología critica en américa latina es


una criminología importada, intuitiva por ausencia de la tradición, sin
respaldo histórico ni empírico salvo algunas excepciones…teóricamente
inconsciente por confundir paradigmas, mesclas teóricas auto
excluyentes, falta de claridad en definiciones teóricas… una criminología
ahistórica en la medida en que copia y repite teorías sin ubicarlas en un
contexto dinámico bien actual o bien histórico. Es decir no tiene
fundamento empírico actual ni respaldo en la Historia colombiana.
(1985:292)

Asimismo, menciona que la Criminología critica en américa latina, se


encuentra contaminados los especialistas de este continente con el
discurso de otras latitudes, puesto que es necesario hacer un paréntesis
para conocer otras realidades sociales concretas antes de intentar su
comprensión teórica que puede llegar a convertirse en un estéril torneo de
ideas, por lo que para elaborar una teoría critica habría que hacer un
inventario de los aspectos a los que ha que prestarles atención para
profundizar en ellos. (1990:495)

g) ELENA LAURRAURI PIJOAN:

Nació en Barcelona España en 1959, Es criminóloga realizo sus estudios en la


Universidad de Barcelona y catedrática del Derecho Penal y Criminología en la
Universidad de Pompeu Fabra de Barcelona, fundadora y directora del Grupo de
investigación en Criminología y Sistema Penal en la misma universidad.

Para Elena Laurrauri, el abolicionismo es una de las críticas más cebradas contra
las propuestas abolicionistas es que la pretensión de abolición del derecho penal,
y no solo de la cárcel, es discutible porque implicaría la desaparición de los
límites de la intervención punitiva del estado. Por ello frente a cualquier
propuesta alternativa a la intervención del derecho penal no basta, en mi opinión,
hacer una referencia abstracta a la ‘ausencia de garantías’, sino que debería
mostrarse en concreto cuales son las garantías a las que se renuncia y cuáles son

18
las ventajas que soluciones alternativas aportan a cambio de esta disminución de
garantías. (1998:30)

En consecuencia, parece claro que, para los autores abolicionistas, la


propuesta de abolición de la prisión es insuficiente, porque no reta la idea
de que el castigo sea una forma idónea de reaccionar frente a muchos
fenómenos que denominamos delito y sin embargo amagan problemas
sociales. Esta imagen también tiene una traducción en el ámbito, en este
caso, criminológico como es la creencia de que todos los castigos
alternativos a la pena de prisión representan un aumento del control
social.(1998:36)

4.3. Principio: Según el Diccionario de la Lengua Española, principio es Base,


origen, razón fundamental sobre la cual se procede discurriendo en cualquier materia. ||
4. Causa, origen de algo. || 5. Cada una de las primeras proposiciones o verdades
fundamentales por donde se empiezan a estudiar las ciencias o las artes. || 6. Norma o
idea fundamental que rige el pensamiento o la conducta.

V. METODOLOGÍA
5.1. Lugar de estudio
La presente investigación cuslitativa tiene un alcance de nivel
internacional y latinoamericano, dado que los textos doctrinarios constituye el
universo de estudio, siendo el ámbito de aplicación todo el territorio
internacional y latinoamericano; por consiguiente, el ámbito de estudio se
encuentra en la doctrina de autores internacionales y latinoamericanos.

5.2 Métodos
Usaremos el método del análisis documental para extraer del texto los
principios y analizarlos, puesto que se trata de una investigación cualitativa.

5.3. Población y Muestra


El universo del presente trabajo de investigación está constituido por las
bases teóricas de la Criminología Critica expuesta por sus principales
representantes.

5.4. Unidades de Análisis

19
- Representantes de la Criminología Critica
- Principios de la Criminología Crítica
5.5. Categorías
- Representantes
- Principios
- Fundamentos

5.6. Técnicas e Instrumentos de Recolección de datos


- Técnica de análisis de contenido.
- Técnica de observación documental

5.7. Técnicas de análisis


- Análisis documental

VI. CRONOGRAMA DE ACTIVIDADES


Tabla 1
FASES Tiempo (Meses)
1 2 3 4 5 6
1.Preparatoria: etapa reflexiva X
etapa de diseño
2. Trabajo de campo X
3. Acceso al campo X
4.Recogida productiva de X
datos
5. Fase analítica X X
6. Fase informativa X

VII. PRESUPUESTO

RUBRO UNIDAD CANTIDAD PRECIO PRECIO

20
DE UNITARIO SUBTOTAL
MEDIA
 1. Personal Asistente 01 950 950
 2. Materiales y equipos Varios 01 600 600
 3. Servicios Internet 100 3 300
 4. Imprevistos Varios 01 800 800
TOTAL S/. 2,650.00

VIII. BIBLIOGRAFÍA

- Baratta, A. (2004) Criminología Crítica y Crítica del Derecho Penal. Buenos Aires,
Argentina: Siglo veintiuno editores Agentina S.A.
- Bergalli, R., Bustos, J. y Miralles, T. (1983) El pensamiento criminológico I. Bogotá-
Colombia. Editorial Temis.
- Del Olmo, Rosa (1981): América Latina y su criminología, Siglo XXI Editores,
Mexico.
- Del Olmo, Rosa (1981): Criminología y derecho penal, en Doctrina Penal, núm. 7.
- Del Olmo, Rosa (1990): La criminología de América Latina y su objeto de estudio,
Nuevo Foro Penal, núm. 50.
- Foucault, M. (1978): Poderes y estrategias, Barcelona, Editorial Materiales.
- Garcia Mendez, Emilio, (1990) Infancia, adolescencia y control social en américa
latina, Montevideo, Editorial de Gurises Unidos.
- Hikal, W. (2010) Introducción al estudio de la Criminología. México: Ed. Porrúa.
- Huslman, L. (1986). Criminología Crítica y el Concepto de Delito.
Recuperado de: https: //es.escribd-com/document/319578426/1986-Louk Hulsman-La-
Criminología-Critica-y-el-Concepto-de-Delito.
- Larrauri, Elena (1995) Criminología critica: Abolicionismo y garantismo. Talca,
Chile, Ius et Praxis.
- Taylor, I., Walton, P. y Young, Jock.(2007) La Nueva Criminología. Buenos Aires:
Amorrtuo.
- Zaffaroni, E. (2011) La Palabra de los Muertos. Buenos Aires: Ediar.
ANEXO 01

UNIVERSIDAD NACIONAL DEL ALTIPLANO DE PUNO

ESCUELA DE POSGRADO

21
MAESTRIA EN DERECHO PROCESAL PENAL

FICHA DE ANALISIS DOCUMENTAL SOBRE PRINCIPIOS DE LA


CRIMINOLOGÍA CRITICA

1. Título:

2. Autor:

3. Editorial: 4. Páginas:

5. Contenido:

Principios Fundamentación

(Interrogantes básicas a las cuáles se responde)

(1) ¿Por qué?

¿Para qué?

¿Cómo?

(2) ¿Por qué?

¿Para qué?

¿Cómo?

(3) ¿Por qué?

¿Para qué?

¿Cómo?

22
MATRIZ DE CONSISTENCIA.
TÍTULO: ANALISIS DE LOS PRINCIPIOS DE LA CRIMINOLOGÍA CRITICA EXPUESTOS POR SUS PRINCIPALES REPRESENTANTES
PROBLEMA OBJETIVOS UNIDADES INDICADORES

PROBLEMA PRINCIPAL: OBJETIVO GENERAL:


1.- ¿Cuáles son los principios expuestos por 1.- Identificar y analizar la fundamentación de 1.- Friedrich Spee: 1.1 El por que del
los representantes de la Criminología Critica y los principios de la criminología critica principio
su fundamentación? expuestos por sus representantes 2.- Taylor, Walton y
Young 1.2 El para qué
del principio
3.- Alessandro
Problemas específicos: Barata 1.3. El cómo del
principio
1. ¿Por qué es necesario el principio de la Objetivos específicos: 4.- Louk Hulsman:
criminología crítica?
1. Establecer el porqué de la necesidad del Criminología critica
2. ¿Para qué observar el principio de la principio de la Criminología Critica en Latinoamérica
criminología crítica?
2. Determinar el para qué observar del principio 5.- Roberto Bergalli:
3. ¿Cómo se aplica o manifesta es el principio de la Criminología Critica
de la criminología crítica? 6.- E.R. Zaffaroni
3. Establecer el cómo se aplica o manifiesta el
principio de la Criminología Critica 7.- Lolita Aniyar de
Castro
8.- Emilio García
Méndez
9.- Emiro Sandoval
Huertas
10.- Rosa del Olmo
11.- Elena Laurrauri

23