Sei sulla pagina 1di 3

La lepidoptera, conocida popularmente con el nombre de mariposa, es un

insecto holometálobo, ya que consta de una característica fase de desarrollo que


conoceremos a través de esta entrada. A pesar de que la mayoría de especies de
lepidopteras son nocturnas, la más conocidas son las mariposas diurnas, como
por ejemplo la Monarca.

Una gran cantidad de personas desea conocer qué es el ciclo de vida de la


mariposa, ya que su metamorfosis es un proceso realmente increíble. Además,
suele ser un tema de interés para las clases con niños, por lo que también hemos
hecho el artículo en base a ello.
¿Qué es el ciclo de vida de la mariposa?

ciclo-de-vida-de-la-maripsoa

El ciclo de la mariposa es un conjunto de fases o etapas que atraviesa este


insecto desde su concepción, hasta que es capaz de reproducirse y dar origen a
una nueva mariposa; empezando así el ciclo nuevamente. Dicho ciclo está
compuesto por cinco etapas, las cuales son: huevo, oruga, crisálida, desarrollo y
reproducción; mientras que un resumen del ciclo de las mariposas sería:

En la primera fase la mariposa coloca los huevos en una hoja. Al nacer las
larvas (oruga), se dedican a alimentarse para crecer. Luego empieza la fase de
crisálida para convertirse en mariposa. Al salir del “capullo” aprende a volar y se
desarrolla hasta que sea capaz de reproducirse.

No obstante, cada una de las etapas cuenta con sus propias características y
finalidad, ya que se trata de un suceso de gran importancia en su vida; motivo por
el cual hemos decido explicarlas de manera detallada.

Etapas del ciclo de la mariposa monarca

Debido a la gran cantidad de especies de mariposas, hemos decido enfocarnos


en la mariposa Monarca (Danaus prexippus), ya que es una de las más conocidas
y estudiadas.

A pesar de ello, el ciclo aplica para todas la mayoría de especies de este


insecto, aunque las conductas de cada tipo o las condiciones ambientales pueden
afectar o alterar el ciclo en diversas ocasiones.

Huevo de mariposa. El inicio del ciclo es en el embrión, el cual está dentro de


un huevo. Las mariposas colocan los huevos en las plantas después de aparearse
y éstos pueden variar sus características según cada especie. El tamaño de los
huevos puede ser desde 0.2 a 6 milímetros. Si los huevos son puestos en
invierno, normalmente las larvas esperan hasta la primavera para salir.
La mariposa puede colocar los huevos de forma separada o agrupada, e
incluso a veces los dejan caer mientras vuelan.
La eclosión dura un aproximado de tres a ocho días según cada especie.

Con respecto a la mariposa monarca, esta coloca sus huevos en las plantas
asclepias, que son la única fuente de alimento que utilizarán en la siguiente fase.
Oruga

Una vez la larva de mariposa se ha desarrollado, escarba la pared del huevo


para poder salir al exterior y así comenzar esta nueva etapa de vida. Durante los
primeros días, las orugas se alimentan del resto de su huevo y de la hoja donde
nace.

Durante esta etapa la oruga tiene como finalidad alimentarse para poder crecer
lo más rápido posible y así desarrollarse, ya que mientras más coma, más crecerá.
Su cuerpo crecerá y se expandirá cada vez que la misma muda de piel, un
proceso que sucede frecuentemente.

Las larvas de mariposas varían considerablemente, aunque todas se


caracterizan por tener cabeza, tórax y abdomen. Sin embargo, no cuentan con
alas ni ojos.

Esta etapa tiene duración de entre 7 y 17 días según la especie y las


condiciones ambientales.
Crisálida

La crisálida o pupa es una de las fases del ciclo de la mariposa más populares,
ya que consiste en el proceso metamórfico en el que la oruga pasa a convertirse
en una mariposa adulta.

Una vez la larva de mariposa se ha desarrollado por completo, está lista para
comenzar su etapa de crisálida. Esto sucede en su última muda de piel, donde las
mismas buscan un área adecuada para evitar depredadores y empezar a crear la
pupa.

Para ello, mientras está colgada utiliza las glándulas salivales para producir
hilos que se solidifican al entrar en contacto con el aire, de los cuales se envuelve
completamente hasta formar el conocido “capullo”.

En esta fase la oruga comienza su proceso de metamorfosis, modificándose los


tejidos, órganos y miembros de la misma dentro de la crisálida.

La mariposa permanece en esta fase una o dos semanas, aunque al igual que
casi todas las etapas, depende de la especie. Cabe destacar que en caso de
haberse hecho en invierno, pueden esperar hasta la primavera.
Adultez y apareamiento
La última etapa es la adultez y posterior reproducción. Una vez la oruga ha
finalizado su proceso de transformación, la mariposa adulta (imago) está lista para
salir al exterior si las condiciones lo permiten.

Al salir, sus alas estarán suaves y dobladas, pero después de descansar unas
horas bombeará sangre a su cuerpo para hacerlas funcionar y así poder volar.

Luego volará para buscar su comida, la cual suele ser néctar de las flores en el
caso de la monarca. Para ello se ayudará de sus antenas para seleccionar el
néctar y de la espiritrompa para succionarlo.

Finalmente al cabo de unas horas la mariposa buscará un compañero para


aparearse y así poder empezar el ciclo nuevamente.
Características de las mariposas

Entre algunas de las características de mayor interés sobre las mariposas


encontramos las siguientes:

El ciclo de vida de las mariposas fue descubierto por Maria Sibyella Merian
en el siglo XVI.
Estos insectos son de sangre fría, por lo tanto, el clima es un aspecto
importante.
En la naturaleza existe una gran variedad de depredadores que se alimentan
de las mariposas, como por ejemplo los pájaros.
El tiempo de vida de la mariposa puede variar considerablemente según la
especie, su hábitat y la temporada. No obstante, suelen vivir aproximadamente un
mes.