Sei sulla pagina 1di 3

La importancia de elegir 20MHz o 40MHz de ancho de canal Wifi

Los router que instalamos en vuestros domicilios disponen de tecnología Wifi N a 150Mbps y 300Mbps ya que las velocidades que suministramos cada vez son más altas y cada vez hay más dispositivos inalámbricos en los domicilios. El problema que nos encontramos es que algunos de estos dispositivos aun no están preparados para estas velocidades ni para estas tecnologías y además existen más redes inalámbricas en nuestros alrededores que nos distorsionan nuestra señal. Es por ello que debemos hacer una buena elección del ancho de canal Wifi. A continuación explicaremos cada uno de los canales:

Ancho de canal a 20MHz

Este ancho de canal se utiliza para dispositivos más antiguos que aun no disponen de tecnología inalámbrica más avanzada.

Con este ancho de canal, disminuimos el caudal de velocidad, pero ganamos mucha estabilidad en la emisión inalámbrica.

Debemos utilizar este canal cuando el espectro de radiofrecuencia está muy saturado y no encontramos un canal libre para poder emitir la señal Wifi de nuestro router. Ancho de canal a 40MHz

Este ancho de canal se utiliza para dispositivos más modernos que ya disponen de tecnología inalámbrica más avanzada.

Con este ancho de canal, aumentamos el caudal de velocidad, pero perdemos estabilidad en la emisión inalámbrica.

Debemos utilizar este canal cuando el espectro de radiofrecuencia no está saturado ya que en condiciones optimas en la mejor opción para aprovechar al máximo nuestra red wifi. Resumiendo, si no sabemos realmente que ancho de canal wifi debemos utilizar, existe la posibilidad que el router por defecto lo haga automáticamente, (Channel Width: AUTO), ya que escaneará su entorno y se ajustará a su entorno.

Todos los que tenemos routers o puntos de acceso compatibles con el estándar 802.11N o más conocido como Wireless N, habréis observado en el menú de vuestros equipos que aparece una opción llamada “Channel Width” o también conocida como “ancho de canal“.

Por defecto, en las redes 802.11G el ancho de canal de un cliente es de 20MHz, de ahí que los canales que no se solapan son el 1, 6 y el 11 ya que entre cada canal hay 5MHz de “distancia”. Con esta configuración en el estándar 802.11N, y con las tarjetas inalámbricas adecuadas, conseguimos entre 130Mbps y 144Mbps de velocidad de sincronización como máximo, lejos de los hasta 300Mbps prometidos.

Para conseguir velocidades más altas, en el menú tenemos el conocido Channel Width con las opciónes: AUTO 20/40Mhz o incluso en algunos equipos lo muestra como 40MHz. En esta parte es donde tenemos el “problema” que os contamos a continuación.

Con la configuración en 40MHz, la ocupación de canales adyacentes aumenta (como es lógico…hemos duplicado el ancho de banda), y por tanto nuestros vecinos se verán perjudicados por esta configuración ya que tendrán interferencias con nuestra red.

Hasta aquí todo ha quedado claro, hemos expuesto lo que los 40Mhz son y lo que hacen (aumentar la velocidad), sin embargo, lo que no sabíamos es que la Wi-Fi Alliance para “proteger” a nuestros queridos vecinos y que el entorno inalámbrico sea más amigable, ha decidido incluir una característica nueva (y obligatoria siempre que el firmware integre compatibilidad con 40MHz) que sirve para lo siguiente:

Si el dispositivo, ya sea router o punto de acceso, está en modo AUTO 20/40MHz funcionará a 40Mhz (y por tanto tendremos una velocidad de hasta 300Mbps si las tarjetas wireless son compatibles con este ancho de canal) siempre y cuando no haya canales vecinos alrededor que el router “detecte”. Si hay canales vecinos automáticamente funcionará obligatoriamente a 20MHz

para que el espectro radioeléctrico sea más “amigable” con todos los que emiten Wi-Fi, aunque esos vecinos no estén usando su red, funcionaremos a

20MHz.

Por tanto, si tu router tiene la opción de AUTO, y hay muchas redes wireless en tu zona, es muy probable que no consigas los 300Mbps del wireless N y te quedes en la mitad debido a ésta característica.