Sei sulla pagina 1di 3

CRISIS DE LOS VALORES HUMANOS.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de valores? Los valores son


inherentes al ser humano, expresan su esencia y determinan la forma de
actuar y de ser. Los valores definen cómo es la sociedad, creada por quienes
viven en ella (política, manifestaciones culturales, organización…). Cada
sociedad, culturalmente, potencia y transmite unos valores. Sentimos que
están en crisis en las sociedades burguesas democráticas y capitalistas como
la nuestra. Pero cuando hablamos de valores hablamos de libertad, paz,
respeto, justicia, amor… ¿pueden estar en crisis?

La crisis de valores no es una ausencia de éstos sino una falta de orientación


de cómo afrontar la realidad y el futuro y con qué valores hacerlo. Los
valores no escasean, sino que se transforman con rapidez en un mundo
globalizado que nos permite conocer valores procedentes de culturas
diferentes a la nuestra.

Hoy en día, ante las posturas extremas divulgadas de que ya no hay valores,
por un lado, y del retorno amenazante al “orden moral”, por otro, el ser
humano tiene que analizar cómo se pueden transformar los valores y cómo
hacer que nos conduzcan al presente y al futuro que deseamos. Los valores
no están en crisis, en todo caso está en crisis nuestra capacidad para
cultivarlos y hacer que los que son esenciales ocupen el motor de nuestras
vidas. Tiempo de cambio: se nos ofrece la oportunidad de conocer y
profundizar en los valores éticos, morales, trascendentales que configuran
nuestra sociedad.

Cada vez es más notable la tendencia general de la sociedad hacia el


consumismo, las personas valen de acuerdo con lo que tienen sin importar
cómo lo hayan conseguido. Encantados con el materialismo, privilegiamos
el tener más que el ser y el hacer, abandonamos los ideales de superación
colectiva, solidaridad, el compromiso social, y optamos por las soluciones
individuales con una creciente pérdida de lazos de integración social.
Los medios de comunicación han sido en gran parte uno de los principales
facilitadores de la crisis de valores, porque han permitido la vulgaridad, la
grosería y la agresividad en el nombre del rating. Adicionalmente, y con la
finalidad de sumar más patrocinadores, transmiten programas de violencia
verbal, doméstica, psicológica, y de narcotráfico, incentivando los
antivalores que afectan la sociedad.
1. CRISIS DE VALORES EN LA JUSTICIA.
La justicia, en sentido formal, es el conjunto de normas codificadas aplicadas
por jueces sobre las cuales el Estado imparte justicia cuando éstas son
violadas, suprimiendo la acción o inacción que generó la afectación del bien
común.
A. INDICADORES:

 Deterioro del poder judicial en todas sus instancias.


 Falta de credibilidad en los magistrados.
 Injerencia del poder ejecutivo sobre legislativo.
 Deterioro del Estado de Derecho.
 Desequilibrio entre los que defienden la Justicia.
 Abuso de autoridad constante.
 Nombramiento de magistrados sin concursos abiertos.
 Politización del poder judicial.

B. CAUSAS:

 Obsesión del poder político de un sector de la población (oligarquía)


 Inmadurez en la conciencia política de los que gobiernan las entidades
judiciales.
 No hay seriedad en la formación de los magistrados.
 Corruptelas en las instancias judiciales.
 Segmentación de los poderes de decisión gubernamental.
 Divorcio entre el Derecho y Deber en lo que a justicia se refiere.

2. CRISIS DE VALORES DE LA TOLERANCIA.


“Valor que indica la actitud de las personas que respetan y consideran las
opciones o practicas ajenas”, se dice que una persona en tolerante, cuando
soporta con paciencia.
A. INDICADORES:

 Falta de respeto a los semejantes.


 Falta de respeto a los padres de familia.
 Falta de consideración a las autoridades.
 Falta de consideración y respeto a las costumbres, opiniones, modos
de ser de los demás.
 No se respeta las ideologías, religiones, idiosincrasia de los demás.

B. CAUSAS:

 Padres inflexibles e incomprensibles con sus hijos.


 Maestros autoritarios y totalitarios.
 Malos amigos, consejeros.
 Inmadurez.
 Falta de asertividad.
 Dogmas.

3. CRISIS DE VALOR DE RESPONSABILIDAD.


Las fuentes de dignidad humana constituyen su conciencia, inteligencia,
libertad y sentido moral de sus actos, todo esto se manifiesta en ser
responsable, es decir, en la capacidad de responder a sus obligaciones.
A. INDICADORES:

 Falta de responsabilidad en el trabajo profesional.


 Atención deficiente de los servicios públicos.
 Abandono de los padres hacia sus hijos.
 Irresponsabilidad de los padres en la guía de sus hijos.
 Incumplimiento de deberes ante la sociedad.
 Pago impuntual de obligaciones tributarias, pensiones, etc.
 Falta injustificadamente al colegio.
 Insuficiencia en la atención medica de los hospitales y afines.
 Burocracia e ineficiencia en la atención pública.

B. CAUSAS PROBABLES:

 Desconocimiento de la obligación moral.


 Falta de identidad y colaboración con los demás.
 Malos hábitos y costumbres adquiridas.
 Ignorancia del sentido común de la acción moral.
 Indiferencia ante los consejos de los mayores.
 Ambiente familiar inadecuado.
 Indiferencia hacia el trabajo.