Sei sulla pagina 1di 3

PROVERBIOS QUE AYUDAN A VIVIR MEJOR

(Pr. 17:21-18:9)
Fondo histórico:
Pr. 17:22 buen remedio. Hay salud en un espíritu alegre. Aunque en la Biblia hay mucho humor, raramente se hace
alusión a ello. Aquí se alaba la capacidad de reír. seca los huesos. Es decir, agota la vitalidad de la persona.
23 del seno. La palabra probablemente se refiere a un bolsillo en que se guardaba el soborno. El soborno era
común en la sociedad israelita. La ley prohibía el soborno (Ex. 23:8; Dt. 16:19), y la costumbre de dar soborno a los
jueces fue denunciada por los profetas (Is. 1:23; Mi. 3:11; 7:3). A veces la distinción entre el soborno y un regalo
es muy sutil. Para pervertir... la justicia: al sobornar a los jueces y pagar testigos falsos.
24 Los ojos del necio... tierra: otra posible traducción: El necio no tiene meta fija. El necio tiene dinero que no le
sirve para comprar (v. 16) y ojos que no atinan a encontrar lo que buscan.
26 Este prov. puede indicar una progresión: condenar al justo no es bueno; herir a hombres nobles es aún peor.
27-28 En contraste con el hombre irascible que no puede controlar la lengua, el hombre entendido se mantiene
calmado y no es impulsivo en su hablar (cp. 10:19; 14:29; 15:18; 16:32; 29:20). Aun el necio puede disfrazar sus
deficiencias si tiene el talento suficiente de permanecer callado.
28 La necedad se manifiesta al hablar. Conviene tener cuidado al hacerlo.
Pr. 18:1-9
1 el que se desvía. La persona reñida con su ambiente es egocéntrica y se opone a la opinión lógica. Quien se
desvía persiguiendo sus propios fines termina aislándose de todos.
En otras versiones este versículo se lee:
(BAD) El egoísta busca su propio bien;
contra todo sano juicio se rebela.
(DHH) El egoísta solo busca su interés,
y se opone a todo buen consejo.
(LPD) El que vive aislado sigue sus caprichos
y se irrita contra todo sano consejo.
(NTV) La gente poco amistosa solo se preocupa de sí misma
Se opone al sentido común.
2 Sino manifestar su propia opinión: lit. sino en descubrir su corazón. En este contexto, no significa ser sincero, sino
ser presumido en el hablar. La literatura sapiencial alaba al que sabe poner una barrera entre el corazón y la boca
(Sal 141.3). Al rechazar la sabiduría, el necio demuestra su debilidad intelectual, que él cree que es sabiduría.
4 Aguas. En las regiones áridas de Palestina, el agua, en todas sus manifestaciones (lluvia, rocío), es símbolo de
vida. Aguas profundas. Es decir, difíciles de entender. arroyo que fluye. Es decir, las palabras del sabio son
refrescantes y claras.
5 tener respeto. El fracaso de la justicia ocurre cuando el culpable es declarado inocente, y cuando se le niega al
inocente un veredicto justo.
8 chismoso. Es decir, el que divulga la calumnia. bocados suaves. A la gente le gusta mucho escuchar los chismes y
al chismoso le complace en alimentar la malicia de la gente. penetran… entrañas. Es decir, afectan toda la
personalidad.
9 negligente en su trabajo. El obrero indiferente que produce cosas mal hechas hace tanto daño como un
demoledor. La negligencia disipa tiempo y oportunidad, reduciendo a nada lo que pudo haber sido logrado.

GLOSARIO
disipador, ra
Que destruye y malgasta la hacienda o caudal.
parlotear
coloq. Dicho de dos o más personas: Hablar mucho y sin sustancia, por diversión o pasatiempo.
cautela
Precaución y reserva con que se procede.
verborrea
coloq. Verbosidad excesiva. (verbosidad: abundancia de palabras al hablar)
HOJA DE TRABAJO
PROVERBIOS QUE AYUDAN A VIVIR MEJOR
(Pr. 17:21-18:9)
Verdad central: El hombre se demuestra sabio por el buen temperamento de su mente y por el buen gobierno de
su lengua.
Lee tu Biblia y responde:
1. El hijo necio, Pr. 17:21, 25.
Los padres se duelen y se desilusionan profundamente por un hijo insensato (10:1). Aquí se utilizan dos palabras
para describir al hijo necio: insensato es traducción de kesil, alguien que es simple y de cabeza dura; la otra es
necio, traducción de nābāl, que carece de percepción y sensibilidad espiritual (v.7). El v.25 repite el pensamiento
del versículo anterior, pero utiliza una palabra más fuerte que “tristeza”: _______________. El hebreo ka’as significa
dolor (Ec. 1:18); tristeza (Ec. 7:3), irritación o ira (Pr. 27:3). El hijo necio es amargura para su madre.
2. Injusticia en las cortes, Pr. 17:23, 26; 18:5.
v. 23. Anteriormente, en el v.8 se expresa que con frecuencia los sobornos ayudan a la gente a obtener lo que
desea. Este versículo afirma que el propósito del soborno es: ____________ (“torcer”) las sendas de justicia. Los
jueces que aceptan sobornos en secreto son ________ (es decir, culpables). Esto es una gran contradicción, porque
los jueces son quienes deberían hacer justicia y castigar a los culpables.
v. 26, 18:5. Este es el primero de varios proverbios que contienen la frase “no es bueno”. Otra vez se denuncia la
injusticia en las cortes. Condenar al justo (18:5) o herir (azotar) a los nobles que hacen lo recto es pervertir la
causa de la justicia, así como sucede cuando uno se vale del soborno. Azotar a los nobles era algo que solo los
reyes o jueces podían ordenar que se hiciera. Tomar partido por el impío es una injusticia que se condena a
menudo en Proverbios (17:15, 26 y otros). Igualmente malo es pervertir el derecho del justo en las cortes (17:23).
3. Un cuarteto de calamidades, Pr. 17:24; 18:1-3, 9.
vv. 24, 18:2. El necio. La primera línea de este versículo que habla del ____________ es lit., “enfrente de un
hombre de discernimiento está la sabiduría” (v.10a). El sabio encuentra la sabiduría en lugares obvios, mientras que
los ojos del necio vagan y nunca la descubren. Dos problemas del necio según 18:2 son: su “mente cerrada” que
“no toma ________ en la inteligencia”, y su “boca abierta”, es decir, “su corazón se ____________”. En realidad, no
tiene el menor interés en adquirir conocimiento; solamente quiere compartir sus propios puntos de vista (su
corazón). Su boca habla sandeces (15:2). Pero si la mantuviese cerrada, la gente podría pensar que en verdad es
sabio. Los resultados de la verborrea de un necio se mencionan más adelante.
18:3. El impío. Llevar una vida de pecado provoca el ____________, y con el deshonrador viene la __________.
Estas palabras de calamidad se contrastan con los beneficios de una vida correcta y sabia que incluyen la honra y la
dignidad (4:7-9). Este versículo muestra una progresión interesante: menospreciodeshonraafrenta.
18:1. El egoísta. La BAD expresa “el egoísta busca su propio bien; contra todo sano juicio se rebela”. En otras
versiones, al egoísta se le describe como gente poco amistosa o que vive apartada. El hecho de que están tan
centradas en sí mismas las hace enemigas del sentido común y se burlan del buen consejo.
18:9. El perezoso. Una persona que hace su trabajo con negligencia es hermano (“similar”) del hombre disipador.
Un trabajo mal hecho o inconcluso difiere poco de un proyecto que ha sido demolido: ambos carecen de valor.
4. Hablemos con sabiduría, Pr. 17:22, 27-28; 18:4, 6-8.
v. 22. Como en otros versículos (15:13, 15, 30 y otros más), nuevamente se menciona que la vida interna de la
persona afecta a su bienestar físico. El corazón alegre es una expresión que denota estar listo para recibir a otros
con una palabra de aliento, un entusiasmo por la tarea entre manos y una perspectiva positiva hacia el futuro. Tales
personas se reciben como medicina que alivia el dolor.
v. 27-28. El entendido es cauteloso en lo que dice; piensa antes de hablar (14:8) y no parlotea. Esto demuestra que
posee un espíritu prudente (lit., templado o ¡tranquilo!). Estos proverbios destacan varios beneficios de guardar
silencio. Si el necio refrenara su lengua, se le consideraría sabio.
18:4, 6-8. El habla sabia es como una profunda e inagotable corriente de bendición, es de ayuda y ánimo (10:11;
13:14). En cambio el necio, se mete en problemas porque habla sin pensar desde lo profundo de su corazón
corrompido. Las palabras del necio están fuera de lugar, que invita a que le propinen algunos (v.6b) _________
(19:29). Sus palabras son su ruina, pues se convierten en lazos para su alma.
Los chismes (lājam, “devorar ansiosamente”) son como “bocados _______” o como deliciosos bocaditos que
penetran en el corazón (NTV) y afectan toda la personalidad. Este proverbio se repite en 26:22.
APLICACIÓN DEL ESTUDIO.
Es tan difícil negarse a escuchar un chisme como lo es rechazar un postre delicioso. Probar un simple bocado de
cualquiera de los dos crea un deseo de obtener más. Ud. puede resistirse a los rumores de la misma manera que
una persona que está a dieta rechaza el dulce: ni siquiera abra la caja. Si no da la primera mordida al chisme, no
dará la segunda ni la tercera.
COMENTARIO BÍBLICO JAMIESON-FAUSSET-BROWN

CAPÍTULO 17
21. necio … fatuo—ambos vocablos denotan la insensatez y la impiedad. (Cf. el cap. 23:24.)
22. El efecto de la mente sobre el cuerpo es bien conocido. seca—como si la médula estuviese gastada.
disposición—“Es buena medicina,” o cuerpo, que mejor corresponde con huesos. (Cf. los caps. 14:30; 15:13.)
23. seno—El dinero y otros artículos de valor se llevaban en el pliegue de la ropa, llamado el seno. pervertir—con el
cohecho.
24. la sabiduría—de una estimación permanente, mientras que los afectos del necio siempre fluctúan
25. enojo—o disgusto (cf. el v. 21; el cap. 10:1).
26. ciertamente—igualmente, hay que evitar otros pecados, tales como castigar a los súbditos buenos, o resistir a
los gobernantes buenos.
27, 28. Se recomienda el lenguaje prudente, el espíritu excelente, o apacible, no excitado a la vana conversación.

CAPÍTULO 18
1. busca—trata de lograr su propia satisfacción. se entremete—precipitadamente (cap. 17:14), contrariamente a
toda sabiduría, o a lo que es de valor (cap. 2:7).
2. lo que su corazón, etc.—se deleita en revelar sus locuras (caps. 12:23; 15:2).
3. Tan cierto es que el pecado y el castigo se relacionan mutuamente (cap. 16:4). El impío, por la impiedad,
corresponde a la deshonra (así está el hebreo); y menosprecio, sentimiento que el impío inspira en su contra, con
afrenta, o reprensión, una manifestación del desprecio.
4. El lenguaje sabio es como un río inagotable de beneficio.
5. para hacer caer—o bien, “Tener respeto… no es bueno; ni es bueno hacer caer…” (Cf. el Sal. 82:2).
6, 7. Los querellosos se dañan a sí mismos. Su lenguaje temerario los enreda (cap. 6:2).
8. (Cf. el cap. 16:28.) parecen blandas—mejor, “son como manjares dulces,” que los hombres tragan con gozo. del
vientre—o de la mente, o del corazón (cf. el cap. 20:27-30; el Sal. 22:14).
9. Se empobrece el uno por no alcanzar, el otro por disipar. disipador—lit., maestro disipador, pródigo.

COMENTARIO BÍBLICO MATTHEW HENRY

PROVERBIOS 17
21. Esto habla muy simplemente que muchos hombres sabios y buenos sienten con mucha intensidad cuán penoso
es tener un hijo necio e impío.
22. Gran misericordia es que Dios nos permita estar contentos y que cause nuestro contentamiento, si por su gracia
nos da corazón para estar contentos.
23. El impío está listo para separarse de su dinero, aunque lo ama, para no tener que sufrir por su delito.
24. El hombre prudente tiene siempre presente la palabra de Dios. Pero el necio no puede fijar sus pensamientos ni
perseguir ningún propósito con constancia.
25. Los hijos malos desprecian la autoridad de su padre y la ternura de su madre.
26. Muy malo es encontrar culpa en el cumplimiento del deber.
27, 28. El hombre se demuestra sabio por el buen temperamento de su mente y por el buen gobierno de su lengua.
Es cuidadoso cuando habla, para hablar conforme al propósito. Dios conoce su corazón y la necedad que está allí
ligada; por tanto no puede ser engañado en su juicio como suelen serlo los hombres.
PROVERBIOS 18
1. Si queremos obtener conocimiento y gracia, debemos probar todos los métodos para mejorar nosotros mismos.
2. Quienes tienen como único propósito hacer algo para ser vistos, nada útil hacen para el conocimiento o la
religión.
3. Tan pronto como entró el pecado, siguió la vergüenza.
4. El manantial de la sabiduría del corazón del creyente provee palabras de sabiduría en forma continua.
5. Se debe considerar los méritos de una causa, no la persona.
6-7. ¡Cuánto mal se hacen los hombres malos por sus lenguas descontroladas!
8. ¡Cuán bajos son los que siembran controversia, y qué fatales efectos pueden esperarse del pequeño comienzo de
los celos!
9. Las omisiones del deber y en el deber son fatales para el alma, al igual que cometer pecado.