Sei sulla pagina 1di 1

Adolf Hitler y la raza Aria

Pregunta para responder menos descriptivo


Se dice que uno de los objetivos del líder Alemán Adolf Hitler en la Segunda
Guerra mundial era exterminar aquellas razas que no eran consideradas arias,
pues eran las que ocasionaban toda la desgracia política y económica de la
nación. Esta ideología era la que manejaba este líder autoritario, lo que provoca
un número elevado de muertes y sangre inocente derramada.
En enero de 1933 Hitler asume el poder en Alemania y con ello emprende una
campaña de discriminación contra los judíos, gitanos y todo aquel que no sea
alemán puro. Hitler en su libro Main kampf defiende la idea de la conservación
racial del hombre. Por lo que no cree de ninguna manera en la igualdad de las
razas pues ello convertiría al mundo en mulatizado lo que implicaría “la
desaparición para siempre de toda noción de lo bello y digno del hombre, así
como la idea de un futuro mejor para la humanidad” (Main Kampf, 1925).
Evidentemente Hitler estaba proponiendo la exterminación de millones de
personas para lograrlo, y como lo dice el diario El Pueblo “ha querido empapar
de sangre la faz del planeta. Ya ha conseguido su propósito. Ya tiene ante sus
ojos el macabro espectáculo que tanto ansiaba” (1945). El resultado de muertes
al final de la segunda guerra muestra que Hitler habría logrado lo que deseaba y
con ello confirmaba que uno de sus objetivos en esta guerra era la exterminación
de los débiles e inferiores.
La noche del 8 de noviembre de 1938 ocurrió la primera matanza organizada por
nazis contra judíos conocida como “la noche de los cristales rotos” donde
aproximadamente 100 judíos fueron asesinados y 30 000 mil de ellos fueron
detenidos para ser llevados a campos de exterminación, ello para que la gran
matanza y monstruosidad del líder Nazi no sea expuesta a sus seguidores. Este
acto al ser organizado muestra las intenciones claras que tenía Hitler de proveer
a la nación Alemana de millones de muertos, hambre, salvajismo y demencia.
Ello junto a los campos de concentración como el de Auschwitz, Dachau,
Breitenau y otros son una muestra más de los objetivos de exterminio de la
segunda guerra mundial.
En suma, el Fuhrer cumple con su objetivo de exterminar, eliminar y erradicar
toda raza poco digna (no aria), implicando a que sea también uno de los objetivos
de la segunda guerra mundial. Esto se evidencia en los acontecimientos en
contra de judíos organizados por los nazis y en los resultados que esta guerra
muestra.