Sei sulla pagina 1di 17

FACULTAD DE MEDICINA HUMANA

ESCUELA DE PSICOLOGIA

TEMA: Terapia De Aceptación: Conceptos Fundamentales

INTEGRANTES:

Cruzado León, Flavio

Kuroda Carbonell, Vanessa

Polo Pérez, Lizbeth

CURSO: ENFOQUES DE LA PSICOTERAPIA

DOCENTE: Santisteban Moscoso, Juan Manuel

CICLO: VIII

Trujillo-Perú

2019
I. INTRODUCCION

La Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT) se ha postulado como la más completa de las


Terapias de Conducta de la tercera generación según Luciano y Valdivia (2006). La ACT se
enmarca en una filosofía contextual funcional que concibe la historia de la persona como
inductora de los contenidos y esquemas cognitivos privados. Han aparecido terapias aplicadas a
personas que presentan un abuso de sustancias tales como opiáceos, cocaína, anfetaminas,
barbitúricos y alcohol.

Es un enfoque único y creativo para el cambio de comportamiento que altera las reglas
del juego propias de la mayoría de la psicoterapia clásica occidental. Es una terapia
conductual basada en mindfulness, que orienta los valores; tiene muchos paralelismos
con la filosofía oriental, y sin embargo se basa firmemente en la investigación científica
occidental de vanguardia, en la psicología del comportamiento humano.

Entonces podríamos decir que la terapia de aceptación y compromiso se encuadra


dentro del conductismo radical, que es considerado como una de las cogniciones, a nivel
conductual, tales como las mismas leyes que están sujetas a cualquier comportamiento.
De forma que lo más importante aquí no es el contenido en su forma de pensar, sino la
función que tiene la persona en su contexto en particular. Por ende, se emplea lo que es
una reestructuración cognitiva, debido a que su intención principal no radica en lo que
hay que cambiar del contenido sino en sus pensamientos, y como ellos se modifican en
su forma de pensar.

En el caso de esta terapia, se tiene que determinar cuáles son los valores propios del
paciente, y a cuál de ellos se compromete, porque es posible que este centrando toda su
vida en la solución de un problema, abandonando las cosas más importantes o
aplazándolas hasta que estas puedan ser resueltas de alguna manera, lo que provocara la
aparición de un trastorno por evitación a nivel experimental el objetivo de esta terapia es
el de llevar a cabo un compromiso con el paciente el cual este de acurdo a sus valores
para d esta forma poder afrontar su problema y de esta manera adquirir una perspectiva
que no solamente disuelva el sufrimiento sino que haya un seguimiento constante del
problema.
II. CUERPO
2.1.CAPTULO I:
2.1.1. Definición:

Sin lugar a dudas, una de las terapias de tercera generación más conocidas es la
Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT). Steven C. Hayes desarrolló la terapia
de aceptación y compromiso en 1982 con el fin de crear un enfoque mixto que
integra tanto la terapia cognitiva como la conductual.

Según Luciano y Wilson (2002), la terapia de aceptación y compromiso es una


terapia de intervención basada en el contextualismo funcional, marcos relacionales y
regulación verbal centrada principalmente en los valores de cada persona para el
cambio conductual, ajustada a personas que presentan evitación experiencial.

2.2.CAPITULO II
2.2.1. Fundamentos Teóricos:

El ACT, enmarca la posición filosófica funcional, la cual hace uso de la teoría del
Lenguaje y su Cognición; ofrece una alternativa a la psicopatología tradicional: la
Evitación Experiencial y promueve una investigación básica a los ensayos
controlados.

 EL CONTEXTUALISMO FUNCIONAL:
Es una filosofía de la ciencia moderna enraizada en el pragmatismo filosófico y el
contextualismo. El Pragmatismo, es una tradición filosófica que comenzó en
Estados Unidos en el año 1870. Este rechaza la idea de que la función de un
pensamiento es la de describir, representar o reflejar algo supuestamente real. Al
contrario, las personas pragmáticas consideran que los pensamientos son un
instrumento o una herramienta que ayuda a la predicción, solución de problemas y
su acción. Las personas pragmáticas manifiestan que los temas son más a nivel
filosófico como lo es la naturaleza de su conocimiento, su lenguaje, sus conceptos,
significados, creencias y la ciencia todos ellos son mejor entendidos en base a su
uso y puesta en práctica (utilidad).
El Contextualismo, este describe los puntos de vista de la filosofía la que refiere a
como se produce una acción, como se expresa o expresión de la misma, argumenta
que en algún aspecto importante, la acción o su expresión, solo puede ser entendida
en base al medio circundante o al contexto que le rodea al individuo. En este se
base los significados de los componentes y la veracidad de ellos. Este se divide en
dos grupos:
El contextualismo funcional, trata de predecir que pudiera pasar usando eventos,
conceptos y reglas empíricas. En este enfoque se revela reglas, principios generales
para poder predecir posibles acontecimientos futuros. Las reglas o las teorías que
no contribuyen de manera significativa al desarrollo son rechazadas o ignoradas. Su
conocimiento es construido de manera general y abstracta, sin restricciones. Es un
tipo de conocimiento que puede ser aplicable para todas las ocasiones o situaciones,
sin tener mucha importancia la hora o el lugar en que acontezcan.
Los objetivos del contextualismo funcional, están basado en la teoría del lenguaje
la cual es conocida como la Teoría del Marco Relacional y su aplicación más
sobresaliente, es la Terapia de Aceptación y Compromiso. En este se puede
considerar la extensión y la interpretación contextual del conductismo radical por
Skinner, y hace hincapié en la importancia de poder predecir los acontecimientos
que puedan surgir a nivel psicológico, tales como, pensamientos, sentimientos y
comportamientos, los cuales pueden centrarse en variables manipulables para su
contexto.
Por otro lado, está el contextualismo descriptivo, el cual sirve como base para
comprender el grado de complejidad de un evento específico atravesó de su propia
apreciación y la estética de sus participantes con sus características particulares. En
este el conocimiento que se construye por este pensamiento es descriptivo,
personal, efímero, pero a su vez especifico en un espacio temporal restringido. Es
como una narrativa histórica, la cual refleja la comprensión personal de un evento
en particular que se haya producido en el pasado o se esté produciendo en la
actualidad. La mayoría de veces este contextualismo, incluye la construcción social,
sus enfoques a nivel narrativo, y sus instancias contextuales a nivel descriptivo.

 Teoría de los Marcos Relacionales


Esta terapia se basa en la teoría de los marcos relacionales que incorpora los
avances sobre el estudio del lenguaje, que ha demostrado que somos capaces de
establecer relaciones arbitrarias entre diferentes estímulos, por ejemplo, entre A y B
y entre B y C. Aparecen entonces otras relaciones no entrenadas, implícitas entre A
y C (combinatorial entailment), entre C y A y entre B y A (mutual entailment).
Además, aparece una transformación de funciones, de forma que la persona
reacciona de forma similar ante todos ellos (A, B, y C), es decir, todos ellos cobran
la misma función.
Este tipo de condicionamiento, parece que se da solamente cuando existe el
lenguaje. En consecuencia, cuando se condiciona una palabra a un objeto, las
reacciones que se habían condicionado al objeto se dan ante la palabra. Es decir,
igual que un objeto nos evoca la palabra que lo nombra socialmente, la misma
palabra nos evoca reacciones internas similares a las que provoca el objeto original.
(Hayes, Barnes-Holmes, y Roche, 2001).
La relación de equivalencia de Sidman es solamente un ejemplo de cómo los seres
humanos nos condicionamos a las relaciones entre estímulos. También somos
capaces de condicionarnos a otros tipos muy diferentes de relaciones. Veamos un
ejemplo en la relación de orden, que determina que un objeto va antes que otro, y
reaccionamos ante ellos de acuerdo con el orden establecido. Las relaciones que
establecemos son arbitrarias en el sentido de no estar circunscritas a las propiedades
físicas de los objetos, sino que son establecidas por los usos y experiencias sociales,
es decir, son dependientes del contexto social. Así, solemos comer antes los
entremeses que el postre, en un determinado contexto social. Las relaciones que
somos capaces de establecer los humanos son incontables.(Hayes, Barnes-Holmes,
y Roche, 2001). Un marco relacional surge cuando se da un condicionamiento a
una relación arbitraria que tiene las propiedades de implicación mutua, implicación
combinatoria y transformación de funciones.
Finalmente se puede inferir que nosotros aprendemos a establecer relaciones con
las cosas que nos rodean mediante un lenguaje específico. Cada cosa que está a
nuestro alrededor posee un nombre el cual tiene un sonido o significado específico.
Ese proceso es lo que llamamos marco relacional, es decir, la forma en como
aprendemos a establecer relaciones con las personas que nos rodean de manera
verbal. En algunas ocasiones nuestro lenguaje puede ser positivo lo cual
beneficiaria la terapia pero en otras ocasiones puede ser triste o melancólico lo cual
puede ser negativo para su desarrollo.

 Teoría Cognitiva:
Esta teoría considera las cogniciones como conductas y, como tales, sujetas a las
mismas leyes que cualquier otro comportamiento. De forma que lo importante para
ella no es el contenido de los pensamientos, sino la función que tienen en el
contexto en el que se dan. Por eso, apenas emplea la reestructuración cognitiva,
porque su intención principal no se dirige a cambiar el contenido de los
pensamientos, sino que modifica la función que tienen (Hayes, Strosahl, y Wilson,
1999; Wilson y Luciano, 2002).
Parte de una teoría de la psicopatología que considera como elemento fundamental
de la salud la flexibilidad psicológica. La patología surge cuando se limita dicha
flexibilidad. Son fuentes de rigidez psicológica: la evitación experiencial, no vivir
el presente, la falta de claridad y de compromiso con los propios valores, no vivir el
yo como contexto y la fusión cognitiva, que consiste en vivir de acuerdo a como
nos dicen nuestro pensamientos, sentimientos, emociones y sensaciones en lugar de
contrastar nuestra experiencia con la realidad (Hayes et al. 2004).
Dentro de las figuras psicopatológicas consideradas por la terapia de aceptación y
compromiso, destaca el trastorno por evitación experiencial, que consiste en evitar
los pensamientos, sentimientos, emociones y sensaciones que nos resultan
desagradables, pero de forma destructiva, es decir, sin tener en cuenta las
consecuencias a largo plazo de las evitaciones. Los sujetos con trastorno por
evitación experiencial intentan controlar los sucesos internos y descontrolan la
propia vida (Hayes et al 1999; Wilson y Luciano, 2002).

2.3.CAPITULO III:
2.3.1. Objetivos de la ACT:

Wilson y Luciano (2002), indican que los objetivos de la ACT son:

1. La clarificación de los valores de la persona consultante.

2. La aceptación de los eventos privados de la persona consultante, principalmente


relacionados con aquellos acontecimientos que no pueden modificarse y que
consecuentemente va a implicar el abandono de conductas de afrontamientos no
efectivos y el saber escoger flexiblemente el comportamiento funcional y efectivo.

3. El fortalecimiento del “yo como contexto” para que la persona consultante sea
capaz de contemplar sus eventos privados y a partir de la reflexión, elegir el camino
más adecuado para sus propios intereses.

Como se puede observar, los objetivos de la intervención se encuentran focalizados


en la propiciación del cambio a través de la aceptación de las particularidades
propias del individuo, tomando una actitud crítica ante aquellos elementos de la
experiencia subjetiva que no pueden ser modificados y haciendo esfuerzos por
adoptar estrategias de afrontamiento más constructivas para aquellos factores que
tienen amplias probabilidades de cambio.

En conclusión, según Hayes (2004), el objetivo de esta terapia es aceptar y


comprometerse, es decir, eliminar la rigidez psicológica del evaluado para que
pueda ponerlo en práctica mediante sus procesos básicos y de esta forma poder
potenciar su flexibilidad psicológica, mediante la aceptación de vivir en el presente.
Mediante la elección de sus valores, los cuales fueron elegidos libremente, viviendo
la experiencia propia del yo en su contexto natural y la desactivación del mismo.

2.4.CAPITULO IV:
2.4.1. Características:

De acuerdo con Kohlenberg (2004) esta técnica cuenta con unas características las
cuales son:

 Emplea la aceptación en base a sensaciones, pensamientos y emociones.


 Es desarrollada en un marco teórico y filosófico.
 Se basa en la preparación del individuo para la adaptación a la frustración.
 Plantea también la diferencia entre el dolor y el trauma.
 En la actualidad generan propuestas de tratamiento más flexibles.
 Puesta en práctica en una variedad de poblaciones con diversidad de
problemáticas.
 Es empleada con variaciones en la duración de la intervención, desde
aplicaciones extensas de varios meses hasta intervenciones breves.
Combina estrategias de aceptación y toma de consciencia del
comportamiento propio por parte de los individuos.

2.5.CAPITULO V:
2.5.1. Premisas de la Terapia de Aceptación y Compromiso:

La ACT enfatiza el actuar como la premisa básica para una orientación centrada en
los valores del individuo. Wilson y Luciano plantean que la ACT es “(…) un
modelo de salud y no de enfermedad, ya que se entiende que el sufrimiento es
universal y su causa principal es la información del lenguaje en áreas en las que no
es funcional o no es útil” (2002: 97). El proceso terapéutico en la ACT tiene como
premisa fundamental que la experiencia de dolor psicológico es inevitable y que la
utilización de la evitación experiencial y demás mecanismos de afrontamiento
similares para lidiar con el malestar, usualmente incrementan el sufrimiento en las
personas aunque sea comprensible su empleo (Wilson y Luciano, 2002; Yovel,
2009). Entonces, la propuesta del modelo implica la aceptación de los eventos
privados propios como un compromiso optado con la vida y por ende, un
compromiso con cuales eventos privados que, dependiendo de la historia del sujeto,
se presenten (Wilson y Luciano, 2002).

Así, de acuerdo con Wilson y Luciano (2002), las premisas de la ACT son:

 Se asume que si la persona se comporta de acuerdo a sus propios valores,


posteriormente va a sentirse mejor.
 Se asume que el sufrimiento psicológico es normal en los seres humanos,
siendo este una manifestación de que la persona se encuentra cerca de lo que
realmente le importa.
 Se asume que hay más vida en los momentos en que se experimenta dolor que
en aquellos que se experimenta alegría.
 Se asume que todas las personas, de una u otra manera, esperan vivir de
forma más plena sus vidas.

2.6.CAPITULO VI:
2.6.1. Componentes de la Terapia de Aceptación y Compromiso

Tal y como se ha planteado, la ACT se sustenta en premisas que resaltan la


importancia de los valores, que reconocen la normalidad del sufrimiento psicológico
dentro de la vivencia humana y que existe una búsqueda dentro de todas las
personas para conseguir un estado de experiencia más satisfactorio dentro de sus
cotidianidades. Así, los componentes de la ACT son los valores, la exposición a los
contextos aversivos, la desactivación de funciones y distanciamiento, y el
fortalecimiento de la persona consultante.

-Los “valores” deben ser clarificados para que la persona pueda dirigirse en forma
consciente y comprometida hacia un camino en que se puedan hacer modificaciones
a la experiencia vivida hasta el momento. Es importante que la persona se pregunte
si lo que ha hecho hasta el momento y que probablemente hace en la actualidad,
ayuda a mejorar su experiencia vital en la dirección deseada, así como, si donde se
encuentra es el lugar donde quiere estar en el futuro (Páez et ál., 2006; Robb, 2007;
Strosahl y Robinson, 2008; Wilson y Luciano, 2002).

-La “exposición” parte de la conceptualización de que las barreras existentes entre


el lugar en donde la persona se encuentra y en el cual la persona quiere estar, son
causadas por el patrón de evitación mantenido. Este componente permite que la
persona consultante tenga contacto con dichas barreras, las cuales en realidad son
eventos privados temidos, por lo que se sientan las bases para la desactivación del
contexto verbal presentado (Dougher, 1994; Ruiz, 2010; Wilson y Luciano, 2002).

-La “desactivación de las funciones” y el “distanciamiento” se encuentran


sustentados en la postura del “yo como contexto”, donde se trata de interrumpir las
barreras creadas por las personas a través del establecimiento del contexto verbal,
por lo que se procura reducir el dominio literal del lenguaje (Wilson y Luciano,
2002; Yovel, 2009).

-Finalmente, es importante el “fortalecimiento de la persona” debido a que los


valores se toman como un aspecto fundamental de trabajo dentro de la sesión de
terapia. El proceso va a fortalecer a la persona consultante debido a que la dirección
de trabajo va a ser establecida por sus vivencias particulares, por lo que siempre el
individuo va a ser determinante en la decisión de la dirección que se va a tomar
(Wilson y Luciano, 2002).

2.7.CAPITULO VII
2.7.1. Principios de la terapia de aceptación y compromiso:

Seis principios básicos forman la base de la terapia, trabajan conjuntamente entre sí


para alcanzar los objetivos principales de manejar con eficacia los pensamientos y
las experiencias dolorosas y crear una vida rica y vital. Los principios son:

a) Fusión cognitiva:
Esta habilidad consiste en aprender a percibir los pensamientos, imágenes,
recuerdos y otras cogniciones por lo que son, nada más que fragmentos de
lenguaje e imágenes, en lugar de lo que parecen ser: sucesos amenazantes, reglas
que deben obedecerse o verdades objetivas y hechos.
El proceso psicológico opuesto, se refiere a una combinación de cogniciones
(productos de la mente, como pensamientos, imágenes o recuerdos) con las
cosas a las que se refieren. En la fusión cognitiva, por ejemplo, nuestra mente
podría tener la misma reacción a la frase “torta de chocolate” como si se nos
presentara una porción de ella, es decir, la presentación del estímulo de esas
palabras podría ser suficiente para comenzar a babear, imaginar el sabor dulce y
sentir la textura cremosa y pesada en la boca del glaseado. En un estado de
fusión cognitiva, parece como si:
-Los pensamientos son realidad, como si lo que estamos pensando en realidad
estuviera sucediendo.
-Los pensamientos son la verdad, los creemos totalmente.
-Los pensamientos son importantes, los tratamos en serio, prestándoles toda
nuestra atención.
-Los pensamientos son órdenes, los obedecemos automáticamente.
-Los pensamientos son sabios, asumimos que ellos saben mejor y seguimos sus
consejos.
-Los pensamientos son amenazas, les permitimos asustar o perturbarnos.

b) Expansión / aceptación:
Se refiere a la práctica de dejar espacio para sentimientos, sensaciones e
impulsos desagradables, en lugar de tratar de suprimirlos o rechazarlos. Al
abrirse y permitirles ir y venir sin luchar contra ellos, huir de ellos o prestarles
una atención indebida. La aceptación también incluye la aceptación de
emociones incómodas y sensaciones físicas, al aprender a estar más dispuesto a
tolerar la incomodidad, es más fácil buscar activamente lo que queremos en la
vida.
c) Contacto (conexión) con el momento presente:
Permitirnos experimentar sensaciones, sentimientos y pensamientos que han
surgido, el de hacer contacto con el momento presente, lo que significa vivir en
el presente enfocándose en lo que sea que hagamos, y dar plena conciencia a la
experiencia de aquí y ahora: con apertura, interés y receptividad. En lugar de
pensar en el pasado o preocuparse por el futuro, estamos profundamente
conectados con lo que está sucediendo aquí y ahora. Con la conexión, estamos
plenamente comprometidos con lo que hacemos. En lugar de ceder a las
interpretaciones catastróficas de lo que está sucediendo, la atención plena nos
enseña a conectarnos con la realidad actual del momento presente de una manera
más sólida y menos dolorosa.
d) El yo observador:
Es un aspecto poderoso de la conciencia humana, uno ampliamente ignorado por
la psicología occidental. Conectarse con él es acceder a un sentido de sí mismo
trascendente: una continuidad de la conciencia que es invariable, omnipresente e
incapaz de ser dañada. Desde esta perspectiva más inclusiva de uno mismo, es
posible experimentar directamente tales declaraciones que se encuentran en
algunos relajamientos corporales-sensaciones-mente que, “Yo soy mi cuerpo, y
yo soy más que mi cuerpo. Desde este lugar, podemos experimentar que
nuestros pensamientos, sentimientos, recuerdos, impulsos, sensaciones,
imágenes, roles y cuerpo físico son aspectos periféricos de nosotros mismos,
pero como están cambiando constantemente, no son la esencia de lo que somos.

Comprender este principio es comprender que cuando nos damos cuenta de


nuestros pensamientos, en realidad ocurren dos procesos: el de pensar y el de
observar el pensamiento, podemos llamar la atención del cliente, una y otra vez
si es necesario, a la distinción entre los pensamientos que surgen y el yo que los
está observando. Desde la perspectiva del yo observador, ninguna experiencia
interna es peligrosa o controlante.

e) Claridad de valores:
Este principio trata de aclarar qué es lo más importante en la parte más profunda
de nosotros mismos a la que podemos acceder, implica preguntar qué tipo de
persona queremos ser, qué tiene sentido para nosotros y qué queremos defender
en esta vida. Nuestros valores proporcionan dirección para nuestras vidas y nos
motivan a realizar cambios significativos, guiados por los valores, no solo
experimentamos un mayor sentido de propósito y alegría, sino que también
vemos que la vida puede ser rica y significativa incluso cuando las cosas
“malas” nos están sucediendo.
Por lo tanto, el asesoramiento orientado podría pedirle al cliente que complete
un cuestionario de valores de vida que le pide a los encuestados que reflexionen
sobre sus valores en diez dominios, desde relaciones familiares y matrimoniales
a través de la educación y la espiritualidad, la vida comunitaria y la relación con
la naturaleza. Algunos clientes prefieren omitir los ejercicios de aclaración de
valores, y puede haber varias razones por las cuales esto es así.
f) Acción comprometida:
En este último principio, la persona establece objetivos y actúa pero no cualquier
acción, aquí la persona entiende que la vida rica y significativa que desea se crea
al tomar una acción efectiva, que es guiada por los valores elegidos. ¿Los
seguidores tendrán un registro perfecto en la consecución de los objetivos que se
han fijado? No, por supuesto que no, pero no importa cuántas veces alguien
pueda “descarrilarse”, o incluso no ir por la pista, los valores están ahí para
proporcionar inspiración y motivación para la acción de volver a involucrarse.
Los objetivos están ahí para recordarle a la persona las acciones que lo ayudarán
a llegar a la vida visualizada. En el análisis final, depende de cada persona
proporcionar la voluntad y la energía para llevar a cabo la acción.

2.8.CAPITULO VIII:
2.8.1. Estrategias de Intervención

Según Luciano y Wilson (2002), existen algunos métodos clínicos usados en la


terapia de aceptación.

-Las “metáforas” son un recurso valioso dentro de la ACT debido a que se establece
un nuevo contexto verbal que valida el conocimiento del propio sujeto para
quebrantar la lógica detrás del comportamiento de evitación. Por supuesto, las
metáforas van a adoptar formas diversas dependiendo del contexto al que se haga
referencia dentro de la sesión terapéutica.

-Las “paradojas” son formulaciones que resaltan las contradicciones entre las
creencias literales del individuo y las propiedades funcionales de las reglas de
evitación (Wilson y Luciano, 2002). La implementación de este tipo de métodos
ayuda en el establecimiento de contextos verbales disímiles a los mantenidos hasta
el momento por la persona consultante, por lo que se trata de acercamientos más
directos a la problemática del individuo.
-Los “ejercicios experienciales” diseñados específicamente para que la persona
establezca un contacto directo con los procesos verbales que hasta el momento ha
estado evitando, de forma que pueda enfrentarse a las situaciones aversivas de su
vivencia.

2.9. CAPITULO IX:


2.9.1. Fases:

De acuerdo con Kohlenberg (2004) esta técnica cuenta con seis fases en su
desarrollo:

 Fase 1: Desesperanza creativa: esta rompe los repertorios de la conducta evitativa,


la cual el paciente ha llevado tiempo para solucionar el problema.
 Fase 2: El control es el problema y no la solución, pretende demostrarle al
individuo que sus intentos de control son el mismo problema.
 Fase 3: Construcción de la aceptación tratando de desmantelar el lenguaje, las
funciones del lenguaje y su relación con las emociones como alternativa a la
evitación.
 Fase 4: se establece el yo como contexto y no como contenido, se trata de situar
verbalmente la construcción del yo como persona.
 Fase 5: Valorando: se trata de analizar los valores del cliente, los fundamentos
desde los que actúa.
 Fase 6: Estar dispuesto y el compromiso: con esta terapia se pretende
comprometerse a la ejecución de la misma hasta su finalización.

2.10. CAPITULO X:
2.10.1. Aplicabilidad y no Aplicabilidad

Según Luciano y Wilson (2002), la TAC puede ser de utilidad en pacientes con
síntomas psicóticos positivos, estrés laboral, agorafobia, anorexia, ansiedad
generalizada, cáncer, consumo de drogas obsesiones y también ha llegado a ser útil
en trastornos sexuales. Sin embargo la intervención mediante TAC no es apropiada
en pacientes con delirios que niegan los síntomas, ya que los delirios constituyen
una defensa contra sentimientos de desesperanza o baja autoestima, así que quizás
esta terapia sería incapaz de atajar el problema de fondo.
III. CONCLUSIONES

-La terapia de aceptación y compromiso está basada en la aceptación de su problema


por parte del individuo dirigiendo su comportamiento acordemente a los valores que se
le fueron inculcados, los cuales puede elegir libremente para de esta forma poder
manejar sus emociones y particularidades.

-De todas las terapias es la más conocida, y es la que es conocida como una terapia
contextual, porque es la que está basada en el contexto de la persona, y el medio
circundante que le rodea a esta. Por ende, es la que cuenta con mayor evidencia a nivel
empírico. Refiere que la conducta tiene su base filosófica en el contexto que la rodea la
cual se debe y/o es desarrollada por el medio en el que se desenvuelve y no de forma
separada. Es decir, estudia al sujeto y al medio.

-El objetivo de la terapia es poder eliminar la rigidez de la persona intervenida o


consultante, pudiendo de esta manera optar por una flexibilidad a nivel psicológico de la
persona, a que piense libremente basando su comportamiento de acuerdo a sus propios
valores, a que elija libremente, el dirigir su propio comportamiento, su experiencia del
“yo” en el contexto que le rodea, en el que vive, desactivando pensamientos
irracionales, es decir, no coherentes con lo que la persona está aconteciendo en la
realidad.
IV. REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

-M. Carmen Luciano Sonsoles Valdivia. (2006). Avances Desde La Terapia De


Aceptación Y Compromiso (Act). De Edupsykhé. Base De Datos.

-Luciano, M. C. (2001). Sobre el trastorno de evitación experiencial (TEE) y la terapia


de aceptación y compromiso (ACT). En C. Luciano (Ed.), Terapia de aceptación y
compromiso (ACT). Libro de casos (pp. 3-18). Valencia, España.

-Wilson K y Luciano MC (2002). Terapia de aceptación y compromiso (ACT). Un


tratamiento conductual orientado a los valores. Madrid. España.

-Vargas L. y Ramírez R. (2012). TERAPIA DE ACEPTACIÓN Y COMPROMISO:


DESCRIPCIÓN GENERAL DE UNA APROXIMACIÓN CON ÉNFASIS EN LOS
VALORES PERSONALES Revista de Ciencias Sociales (Cr), vol. IV, núm. 138, 2012,
pp. 101-110. Costa Rica.

- Soriano L. y Valdivia S. (2006).LA TERAPIA DE ACEPTACIÓN Y COMPROMISO


(ACT)1. FUNDAMENTOS, CARACTERÍSTICAS Y EVIDENCIA Vol. 27(2), pp.
79-91. Almería, España.
V. ANEXOS:

 METAFORAS

Metáfora del Tigre Hambriento:


Imagina que te despiertas una mañana y te encuentras, justo delante de tu puerta, a un
adorable cachorrillo de tigre juguetón que está maullando. Por supuesto, metes al
zalamero visitante dentro de casa y lo adoptas como mascota. Después de jugar con
él un rato, observas que está maullando sin parar y, entonces, te das cuenta de que
debe de tener hambre. Le das un trocito de filete rojo, ya que te imaginas que eso es
lo que deben de comer los tigres. Haces la misma operación cada día y, día tras día,
tu mascota de tigre crece un poquito más. Al cabo de un par de años, has tenido que
cambiar la dieta de pedacitos de hamburguesa para tu tigre y ahora le estás dando
costillares enteros y mitades de buey. A cambio, él te ruge ferozmente en cuanto
siente que es la hora de comer.
Tu astuta linda mascota se ha vuelto una bestia salvaje incontrolable, dispuesta a
destrozarte si no consigue lo que quiere. Cuando das de comer al tigre por un
momento te deja en paz. Pero también, al comer crece un poco más de tamaño.
Cuando tenga hambre otra vez, será más grande y más peligroso. Le arrojas más
alimento. El pequeño tigre, crece más y más. Muy pronto se ha convertido en un
tremendo tigre, aquel pequeño que tú querías controlar.
Cuando experimentas, por ejemplo, ansiedad: son tigres que están ahí
amenazándote con devorarte. Pero si poco a poco dejas de alimentarlos se irán,
aunque quizá no acepten la retirada inmediatamente. Entras en una lucha interior
cada vez que le das más poder a tu dolor alimentándolo con la carne de la Evitación
Experiencial, ayudas al tigre de tu sufrimiento/problema/experiencia dolorosa a
crecer un poco más. Darle de comer parece la forma más razonable de no ser
devorado/a por el tigre. Pero cada vez que lo alimentas, contribuyes a que se vuelva
más fuerte tu dolor, tu preocupación, tu problema…, más intimidatorio y que tenga
más dominio sobre tu vida.
Metáfora de las Arenas Movedizas:
¿Recuerdas esas películas donde el personaje se hundía en arenas movedizas?
Mientras el personaje más luchaba y se agitaba por escapar de las arenas, más
terminaba hundiéndose en ellas. Ocurre que al caer en arenas movedizas, los intentos
de lucha son lo peor que podemos hacer. Lo único que se puede hacer con las arenas
movedizas, es extender el cuerpo y tratar de entrar en contacto, lo más posible con
ellas. Este es el truco. Los instintos te ordenan luchar, pero actuando de ese modo,
terminarás ahogándote. Este mismo principio es aplicable a los sentimientos que no
deseamos tener: mientras más luchemos por liberarnos de ellos, más desbordados por
ellos estaremos. Aparentemente no suena lógico al principio, pero puede ser que lo
que tengas que hacer, es parar de batallar y en lugar de ello, entrar en contacto total
con lo que has estado tratando de evitar.

 EJERCICIOS EXPERENCIALES
Las reglas del juego :
Cada uno de nosotros utiliza ciertas reglas básicas sobre lo que ‘es la vida’ para
guiarnos en nuestro funcionamiento. Aunque estas reglas sean arbitrarias, tendemos a
verlas como verdades absolutas. Decimos cosas como “Si se quiere, se puede” o “La
letra con sangre entra” y esto tiene un profundo impacto sobre cómo nos vemos a
nosotros mismos y cómo vemos la vida.
En este ejercicio, tome su tiempo para ‘ubicar’ las reglas más básicas (quizá en forma
de dichos) que a Usted le funcionan en los siguientes apartados:
1.- Reglas sobre cómo nos relacionamos con los demás
2.- Reglas sobre nuestro malestar interior
3.- Reglas sobre el manejo de los obstáculos en la vida
4.- Reglas sobre la “justicia” en la vida
5.- Reglas sobre la relación con uno mismo
Explicaciones como Causas
1. Haga una lista de las explicaciones que muy probablemente Usted se dé a sí
mismo o a otros, sobre aspectos de su vida que le sean problemáticos.
2. Entre hoy y su próxima consulta, trate de descubrir varias instancias específicas en
las que se encuentre a Usted mismo en el modo de dar explicaciones, empleando
argumentos como los que ya escribió u otros. Escriba en un papel diversos ejemplos.
También escriba cómo se sentía en esas situaciones. Luego, describa como se sintió o
en qué pensaba cuando se dio cuenta que estaba dando explicaciones de su conducta.
Traiga para discutir su tarea en la próxima consulta.