Sei sulla pagina 1di 45

“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

UNIVERSIDAD ALAS
PERUANAS

FACULTAD DE INGENIERÍA Y ARQUITECTURA

ESCUELA ACADÉMICO PROFESIONAL DE INGENIERÍA DE


MINAS

ASIGNATURA: MECANICA DE ROCAS II

TEMAS: ESFUERZOS IN SITU E INDUCIDOS

DOCENTE: ING. JULIO CUADROS

PRESENTADO POR: JOSÉ CALET BERRIO LEÓN

SECCIÓN: 01-1

SEMESTRE: VIII

AQP – PERU

2018
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

INDICE:
I. DEDICATORIA .............................................................................................................................. 1
II. AGRADECIMIENTOS ................................................................................................................ 2
III. PRESENTACION ....................................................................................................................... 3
IV. RESUMEN ................................................................................................................................ 4
V. OBJETIVOS................................................................................................................................... 5
VI. METAS ..................................................................................................................................... 6
VII. MARCO TEORICO .................................................................................................................... 7
7.1. ESFUERZOS .......................................................................................................................... 7
7.1.1. COMPONENTES DE LOS ESFUERZOS: ............................................................................. 8
7.2. ESFUERZOS IN SITU ........................................................................................................... 17
7.2.1. Efectos que separan el campo tensional natural del gravitacional elástico .............. 21
7.2.2. LAS TENSIONES DE ORIGEN TECTÓNICO: ................................................................. 26
7.2.3. LAS TENSIONES GRAVITACIONALES O LITOSTÁTICAS : ........................................... 26
7.2.4. LAS TENSIONES DE ORIGEN NO RENOVABLE:.......................................................... 30
7.3. ESFUERZOS INDUCIDOS .................................................................................................... 32
7.4. METODOS DE DETERMINACION DE TENSIONES .............................................................. 34
7.4.1. EVALUACIONES SISMOLOGICAS Y GEOESTRUCTURALES ............................................ 34
7.4.2. METODOS CUANTITATIVOS PARA LA DETERMINACION DE TENSIONES IN SITU ....... 35
7.4.2.1. FLAT-JACK (GATO PLANO) .................................................................................... 36
7.4.2.2. FRACTURAMIENTO HIDRÁULICO ......................................................................... 37
7.4.2.3. ENSAYO DE OVERCORING – SOBREPERFORADO. .............................................. 38
7.5. EJEMPLOS DE APLICACIÓN ........................................................................................... 39
INTERPRETACIÓN DE ESFUERZOS IN SITU CASO CERRO LINDO: ............................................. 40
VIII. CONCLUCIONES..................................................................................................................... 41
IX. RECOMENDACIONES ............................................................................................................ 42
X. BIBLIOGRAFIA ........................................................................................................................... 43
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

I. DEDICATORIA

El presente informe está dedicado a mis padres quienes me conceden y brindan la oportunidad de
poder desarrollarme como profesional, dándome el privilegio de poder estudiar.

Dedicado a mis compañeros de estudio que comparten sus anécdotas y conocimientos sin esperar
nada a cambio, a todas aquellas personas que de alguna forma me apoyan e impulsan a que logre
mis metas.

Está dedicado para estudiantes que cursan el nivel superior, para alumnos de secundaria y para
futuros estudiantes que necesiten o requieran de esta información.

P á g i n a 1 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

II. AGRADECIMIENTOS

Agradezco primeramente ante todo a Dios quien me dio la vida, me da la oportunidad de estudiar,
me brinda salud, estudio y seguridad.

Agradezco también a la universidad Alas Peruanas la cual me ofrece profesores calificados y con
experiencia los cuales nos brindan sus anécdotas y conocimientos.

Agradezco por ultimo a mi familia y amistades que me apoyan de muchas maneras ya sea
incentivando a continuar y lograr lo propuesto.

P á g i n a 2 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

III. PRESENTACION

En el presente informe se dará a conocer sobre los esfuerzos, sus componentes; pero el objetivo es
ver la aplicación a la mecánica de rocas, en estructuras geológicas, macizos rocosos. Se desarrollara
los esfuerzos in situ e inducidos; en esfuerzos in situ se podrá ver los factores que intervienen en
estos, también se verá que el estado tensional en la corteza obedece a distintas causas siendo las
principales: Tensiones de origen tectónico, Tensiones gravitacionales, Tensiones de origen no
renovable. En las cuales se desarrollara ampliamente. Se estudiara los métodos de determinación
de esfuerzos (tensiones), donde encontramos los cualitativos y cuantitativos; en los cuantitativos se
desarrollaran los principales dentro de los cuales están el más usado; dichos ensayos son: FLAT JACK
(GATO PLANO), Fracturamiento hidráulico, Overcoring. Finalmente se verá un ejemplo con la
aplicación de la determinación de esfuerzos (tensiones), en imágenes de la mina Cerro lindo.

P á g i n a 3 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

IV. RESUMEN

El informe contiene el estudio de los esfuerzos, basándose en la aplicación de la mecánica de rocas;


los esfuerzos se definen en términos de fuerzas que actúan sobre un punto o sobre una superficie.
En toda excavación subterránea que se desee realizar, el macizo rocoso estará sometido a un estado
de esfuerzos in-situ previo a la realización de la excavación. El estado de esfuerzos una vez realizada
la excavación, será el resultado del estado de esfuerzos inicial (in-situ) más el estado de esfuerzos
inducidos por la excavación o el minado. Por ello, los esfuerzos in-situ constituyen unos de los
factores importantes que condicionan las estabilidad de la masa rocosa de las excavaciones
subterráneas.

El trabajo se realizó investigando en libros como el de; PEDRO RAMIREZ OYANGUREN –


FUNDAMENTOS E INGENIERIA DE TALUDES – UNIVERSIDAD POLITECNICA DE MADRID – 2004. Entre
otros libros de los cueles se ha sacado el tema relevante presentado en este informe que es el de
los esfuerzos; ya sean in-situ e inducidos. Incluso se ha desarrollado temas complementarios como
es el de los métodos de medición de esfuerzos in-situ, también se ha tratado de buscar un ejemplo
aplicado en una mina.

Se darán a conocer a profundidad sobre los esfuerzos; se especificara a que se denomina esfuerzos
in situ y a que se conoce como esfuerzos inducidos. Se verán los métodos de medición de los
esfuerzos in-situ.

P á g i n a 4 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

V. OBJETIVOS

GENERALES:

 Abordar ampliamente el estudio Geomecánico en al análisis de los esfuerzos.

ESPECIFICOS:

 Desarrollar el estudio de los esfuerzos


 Estudiar los esfuerzos in situ aplicados a las estructuras geológicas
 Entender acerca de los esfuerzos inducidos
 Dar a conocer los métodos de medición de los esfuerzos in situ
 Ejemplificar con casos de aplicación de alguna mina.

P á g i n a 5 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

VI. METAS

 Comprender y explicar precisamente los esfuerzos que intervienen en un macizo rocoso.


 Abarcar ampliamente y textualmente cada ítem.
 Concluir con una definición precisa de los conceptos que se tocaran en esta presentación.
 Ejemplificar alguna aplicación de los esfuerzos en alguna mina.

P á g i n a 6 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

VII. MARCO TEORICO

7.1. ESFUERZOS
El conocimiento de estados de esfuerzos o tensiones de los macizos rocosos es fundamental en el
diseño de obras de ingeniería de minas, ingeniería civil, y últimamente en la explotación de pozos
de petróleo utilizando técnicas de fracturación hidráulica.

Macizo rocoso:

Es un medio constituido de bloques de roca intacta (medio continuo) separado físicamente por
discontinuidades (juntas, diaclasas, fallas, estratos, etc.), que pueden contener o no material de
relleno. Las propiedades mecánicas e hidráulicas del macizo serán gobernadas por las propiedades
de la roca intacta y también por el número, posición, naturaleza y condiciones de las
discontinuidades.

P á g i n a 7 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

El estado de tensión natural de las rocas (tensiones preexistentes) es perturbado cuando se ejecutan
excavaciones para túneles, galerías, pozos de acceso, taludes de mediana y gran altura y
cimentaciones para presas. El desenvolvimiento de cualquier obra física que altera el estado de
tensiones preexistentes inducirá una redistribución de tensiones en la vecindad de la obra. Esta
redistribución se refiere al aparecimiento de zonas plastificadas, deformación gradual de paredes y
techos de túneles (convergencia), desmoronamiento de pozos, e incluso, la rotura o explosión
brusca de rocas.

Solamente un conocimiento del campo de esfuerzos (tensiones), basado en la aplicación de


métodos cualitativos y cuantitativos podrá ayudar a la comprensión y aplicación de criterios de
rotura y modelos computacionales empleados en el diseño de obras de ingeniería.

Un programa de medida de tensiones en macizos rocosos comprende, usualmente, 3 pasos:

 La estimativa de las tensiones naturales;


 La estimativa de las tensiones inducidas (proyecto);
 La medida de las tensiones durante la construcción y operación de la obra, que puede llevar
a una revisión del proyecto.

7.1.1. COMPONENTES DE LOS ESFUERZOS:


La mecánica de solidos asume un comportamiento ideal de los materiales; homogéneos, continuo,
isótropo, lineal y elástico. Las rocas, a diferencia de los materiales artificiales como el acero o el
hormigón, presentan defectos estructurales debido a la variación de la composición mineralógica,
orientación de minerales, porosidad y mico fisura, grado de alteración. Los macizos rocosos también
contienen discontinuidades de diverso tipo y zonas meteorizadas y tectonizadas. En ambos casos
estas características se reflejan en unas propiedades mecánicas y físicas, que gobiernan la respuesta
mecánica del medio rocoso frente a la actuación de las fuerzas.

P á g i n a 8 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

La aplicación de nuevas fuerzas o la modificación de la magnitud o distribución de las preexistentes,


da lugar al cambio en el estado mecánico de los sistemas rocosos, produciendo una serie de efectos
internos, como desplazamiento, deformaciones, y modificación del estado tensional o de esfuerzos.
En los ensayos de laboratorio se aplican fuerzas para producir la rotura del material y conocer así
sus propiedades de resistencia.

El estado mecánico de un sistema está caracterizado por:

 La composición de cada una de sus partes, definida por sus coordenadas


 Las fuerzas que actúan entre y sobre las partes del sistema
 La velocidad con que las partes cambian de posición

La diferencia entre dos estados mecánicos, por tanto quedara definida por los desplazamientos, las
deformaciones y los cambios en el estado tensional o de esfuerzos

El desplazamiento “𝑢”, es el cambio de posición de una partícula , 𝑠, y queda definida por un vector
𝑢 = 𝑝´ − 𝑝. El campo de desplazamiento en un sistema será homogéneo si los vectores de cada
desplazamiento de cada partícula son iguales en magnitud y dirección

La deformación ɛ, indica la variación de longitud o espacio entre dos partículas en dos estados
mecánicos distinto, y se puede expresar como la relación entre la variación de longitud y la longitud
𝑖𝑖 −𝑖𝑓
inicial entre las partículas ɛ = 𝑖𝑖
= ∆𝑙/𝑖𝑖 . Este parámetro es dimensional y compara situaciones

en dos estados mecánicos diferentes.

El estado tensional de un sistema es consecuencia de las fuerzas actuando sobre él. Al variar las
fuerzas por tanto varía el estado de tensiones asociados a los planos considerados.

P á g i n a 9 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

Las fuerzas son las responsables primeras del estado y comportamiento mecánico de un sistema.
Sobre un cuerpo rocoso actúan dos tipos de fuerzas, la fuerza gravitatoria y volumétrica 𝐹 = 𝑚. 𝑔 y
las fuerzas superficiales que son ejercidas sobre el cuerpo por los materiales que los rodean y actúan
sobre las superficies de contacto entre partes adyacentes del sistema rocoso, y se transmiten a
cualquier punto del interior del cuerpo: un ejemplo de estas últimas son las fuerzas tectónicas que
se ejercen sobre las rocas. Ambas fuerzas volumétricas y superficiales, están íntimamente
relacionados entre sí, estando las segundas condicionadas por la distribución y variación espacial de
las primeras.

Las fuerzas superficiales se clasifican en compresivas (positivas) y distensivas o traccionales


(negativas), representada respectivamente por vectores apuntando hacia dentro o fuera del punto
de aplicación.

Si se considera un plano sobre el que actúa una fuerza, esta puede tener cualquier dirección con
respecto al plano; si es perpendicular al mismo recibe el nombre de fuerza normal, y si es paralela
fuerza tangencial de corte o cizalla. La primera puede ser comprensiva o distensiva, mientras que la
segunda no. Para las fuerzas tangenciales es necesario definir un convenio de signos: positivo si el
vector de la fuerza y su vector asociado sobre la otra cara del plano tienen el sentido contrario a las
agujas del reloj, y negativas en caso contrario.

El efecto de una fuerza depende del área total sobre la que se aplica por lo que trabajar con fuerzas
no es adecuado para conocer su influencia sobre el comportamiento de la roca. Si la fuerza total es
referida al área A del plano sobre el que actúa, se expresa como tensión o esfuerzo, parámetro
independiente del área de aplicación 𝜎 = 𝐹/𝐴

La fuerza se mide en unidades del sistema SICGS, como 𝑁𝐸𝑊𝑇𝑂𝑁 (𝑁), dina, kilopondio (𝑘𝑝),
tonelada fuerza (t); las unidades del esfuerzo son el 𝑘𝑝/𝑐𝑚2, 𝑘𝑁/𝑚2, 𝑜 𝑘𝑃𝑎, 𝑀𝑁/𝑚2 𝑜 𝑀𝑝𝑎.

El esfuerzo se define como la reacción interna de un cuerpo a la aplicación de una fuerza o conjunto
de fuerzas, y es una cantidad que no se puede medir directamente, ya que el parámetro físico que
se mide es la fuerza. Si la fuerza actúa uniformemente en una superficie, el esfuerzo o tensión indica
la intensidad de las fuerzas que actúan sobre el plano. Por tanto, a diferencia de las fuerzas, carece
de sentido hablar de esfuerzo actuando sobre un punto.

El esfuerzo no varía en función del área considerada que siempre las fuerzas se distribuyan
uniformemente sobre la superficie. Si las fuerzas no se distribuyen uniformemente, el esfuerzo
P á g i n a 10 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

variara para diferentes áreas del plano. Si se considera un área infinitesimal en el interior de un
cuerpo rocoso en equilibrio, la magnitud del esfuerzo resultante sobre el área será;

∆𝐹 𝑑𝐹
𝜎 = lim =
∆A→0 ∆𝐴 𝑑𝐴

Como la fuerza es una cantidad vector, la expresión anterior se puede escribir la ecuación de un
vector

∆𝐹 𝑑𝐹
→ = lim =
𝜎 ∆𝐴→0 ∆𝐴 𝑑𝐴

Los esfuerzos es también una cantidad vector, al ser producto de un vector ∆𝐹, por un escalar 1/∆𝐴.

La notación representa la dirección y magnitud del vector. Las notación 𝛔 representa solo la

magnitud, es el escalar de . Los vectores de esfuerzos se pueden sumar vectorialmente si están


referidos al mismo plano.

El esfuerzo de un plano queda completamente ser representado por el vector de esfuerzo, con
magnitud igual a la relación entre la fuerza y el área y dirección paralela a la dirección de la fuerza
que actúa sobre el plano, al igual que las fuerzas, los esfuerzos comprensivos son positivas, y los
traccionales son negativos.

P á g i n a 11 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

El esfuerzo como cualquier otro vector, pueden ser descompuestos en sus componentes normal y
tangencial, referidas a cualquier plano, dependiendo estas componentes de la orientación del plano
elegido. De igual modo el esfuerzo puede ser descompuesto en dos componentes paralelas a los
ejes de un sistema de coordenadas ortogonales 𝑦, 𝑥.

II. TENSIONES SOBRE UN PLANO

El estado de esfuerzos o tensiones en un punto queda definido por las fuerzas por unidad de área
referida a dos planos perpendiculares 𝑥, 𝑦 a través del punto. Si se asume un material continuo y
homogéneo sometido a un campo de fuerzas uniformes y se considera un cuadrado de área
infinitesimal en reposo.

Los esfuerzos resultantes sobre las caras del cuadrado, o lo que es lo mismo, las fuerzas por unidad
de área ejercidas por el material circundante sobre las caras del cuadrado, deben estar en equilibrio.
En cada cara actúa una componente normal y otra tangencial. Refiriendo el cuadrado a un sistema
bidimensional las componentes del esfuerzo sobre un plano 𝑥 , y sobre el plano y son 𝜎𝑦 𝑦 𝜏𝑦𝑥 .
Para el equilibrio la resultante de las fuerzas actuando en las direcciones x e y deben ser igual a cero.
Además el equilibrio rotacional que los momentos sean igual a cero.

TENSIONES PRINCIPALES

En cualquier punto sometido a esfuerzos, se pueden encontrar tres planos ortogonales, entre si o
entre los esfuerzos tangenciales son nulos; estos planos se denominan planos principales de
esfuerzos, y los esfuerzos normales que actúan sobre ellos son las tensiones principales. La mayor
de las tres tensiones 𝜎1 la intermedia es 𝜎2 y la menor es 𝜎3 : 𝜎1 > 𝜎2 > 𝜎3 suponiendo que solo
existieran esfuerzos debido a las fuerzas gravitatorias sobre un punto, el plano horizontal y todos

P á g i n a 12 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

los planos verticales que pasan por ese punto serian planos principales de esfuerzos si 𝜎1 = 𝜎2 = 𝜎3
el estado de tensiones se denomina isótropo o hidrastico, como el que presentan los fluidos.

Todas las paredes de excavaciones superficiales y subterráneas que se autosoportan son planos
principales de tensiones, sobres los que no actúan esfuerzos tangenciales.

Contrariamente a lo que ocurre con los esfuerzos tangenciales, no existe ninguna orientación en el
espacio para que los esfuerzos normales sean nulos. Dicho de otra forma, la suma de las tensiones
principales tiene el mismo valor 𝜎1 + 𝜎2 + 𝜎3 = 𝑐𝑜𝑛𝑠𝑡𝑎𝑛𝑡𝑒

III. TENSIONES EN TRES DIMENSIONES

Si en lugar de un plano, en cuyo caso esfuerzo queda definido por un vector, se considera un punto
situado en el interior de un cuerpo rocoso, por el mismo pasan infinitos planos de diferente
orientación. Si se determina los vectores esfuerzo para cada uno de los planos quedara definido el
estado de esfuerzo o estado tensional en el punto, que queda representado por un tensor de
segundo orden.

Dicho de otro modo, la cuantificación del estado de esfuerzos de un punto se lleva a cabo definiendo
su estado de esfuerzos, esto es, definiendo las fuerzas por unidad de área que actúa sobre tres
planos ortogonales a través del punto. Estado de esfuerzos no se ve alterado por la elección del
sistema de ejes de referencia, pero si sus componentes.

Si se considera un área infinitesimal ∆A alrededor de un punto O en el interior de un macizo rocoso


en equilibrio, y ∆F es la fuerza resultante que actúa sobre el plano, la magnitud de esfuerzo
resultante sobre el punto O, o del vector de esfuerzo, se define:

P á g i n a 13 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

Sus componentes normal y tangencial sobre plano que contiene al punto quedan definidas por:

Si la normal a la superficie ∆A esta orientada paralela a uno de los ejes, por ejemplo el eje x, las
componentes de esfuerzo que actúan sobre esta superficie puede ser referida a los ejes x, y, z.
Mientras que el esfuerzo normal queda definido de una forma evidente, el esfuerzo tangencial no,
al no coincidir por lo general con la dirección de ninguno de los ejes, siendo necesario referirlo a dos
componentes. Así, el esfuerzo sobre el plano considerado viene dado por tres componentes:

Indicando el primer subíndice de la normal al plano (o al plano sobre el que actúa la componente),
y el segundo la dirección de actuación de la componente de esfuerzo. Similarmente, paralelas otras
dos direcciones, y, z, las componentes del esfuerzo actuando sobre los planos normales a las mismas
son:

La matriz de esfuerzo con las nueve componentes queda definida por:

P á g i n a 14 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

El estado de esfuerzos en un punto queda definido por nueve componentes de esfuerzo


independientes, 3 normales y 6 tangenciales. Si se considera el equilibrio del cubo debe cumplirse
que:

Por lo que únicamente son necesarias seis componentes de esfuerzo para conocer el estado de
esfuerzo en un punto:

El tensor de esfuerzos correspondiente a los esfuerzos principales es:

Si existe presión de fluidos, u, el tensor queda modificado únicamente en sus componentes


normales, ya que la presión hidrostática no actúa sobre las componentes tangenciales; los tensores
de esfuerzos para los casos de existencia de componentes tangenciales o esfuerzos principales
serán:

El estado tridimensional de tensiones en un punto queda representado por un elipsoide. De igual


forma que se han deducido anteriormente las ecuaciones de la elipse de esfuerzos para las
dimensiones, si se consideran los esfuerzos para dos dimensiones, si se considerarlos esfuerzos

principales paralelos a los ejes x, y, z se puede escribir:


P á g i n a 15 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

Y como se obtiene:

Se obtiene:

Los tres planos que aparecen cortados en el elipsoide son los planos que contiene a los esfuerzos.
Si se consideran los planos contiene a los esfuerzos 1 y 2 y a los esfuerzos 1 y 3 respectivamente se
tienen las dos elipses que representan el estado de esfuerzos en cualquier plano perpendicular a la
elipse considerada.

Los diferentes estados de esfuerzos pueden definirse por la forma de elipsoide o por los valores
relativos de los esfuerzos actuando sobre un punto en el centro del mismo.

El esfuerzo hidrostático quedara representado por una esfera. Pues esta representa estos estados
de esfuerzo en probetas de laboratorio.

P á g i n a 16 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

Necesidad del conocimiento del campo de esfuerzos in situ

La medición de la magnitud y orientación de las tensiones in situ, en ocasiones, practica rutinaria en


las excavaciones mineras, no así en las obras de construcción civil debido a su elevado costo. Sin
embargo, en ciertas situaciones y en dependencia de la importancia del proyecto puede ser más
costoso no realizar la medición de las tensiones in situ, dadas las consecuencias que este
desconocimiento puede conllevar. A continuación se expresan algunas situaciones en las que el
conocimiento del campo de tensiones in situ es necesario:

 En la elevación de la dirección del eje de una casa de máquinas, de manera que esta no se
situé perpendicular a la dirección de la tensión principal mayor.
 En la determinación de la forma de una excavación, a fin de minimizar los efectos debido a
la concentración de tensiones.
 En la decisión de revestir o no un túnel de presión, en función de la relación entre las
tensiones iniciales y la presión de agua interna.

Cualquier macizo rocoso en estado natural contiene componentes de tension no nulas debido al
peso propio de las capas suprayacentes, confinamiento e historia de tensiones. Cerca de la
superficie, en regiones montañosas las tensiones in situ pueden aproximarse a cero en ciertos
puntos de la topografia. O acercarse a la magnitud de la resistencia a la compresion de la roca en
otros. Las tensiones existentes en los macizos rocosos pueden agruparse dentro de dos grupos:
naturales e inducidas . adicionalmente en la literatura tecnica el termino in situ es utilizado para
denominar las tensiones de cualquier naturaleza presentes en el interior del macizo rocoso.

7.2. ESFUERZOS IN SITU


Los materiales geológicos se encuentran sometidos a tensiónales naturales como consecuencia de
su historia geológica. Las tensiones en el interior de un macizo rocoso están producidas por las
fuerzas exteriores aplicadas y por el peso del propio material. El carácter heterogéneo, discontinuo
y anisotrópico de los macizos rocosos, hace, además, que el estado de esfuerzos pueda variar en
forma importante entre zonas próximas. La corteza terrestre está sometida a distintitos tipos de
tensiones o esfuerzo.

En toda excavación subterránea que se desee realizar, el macizo rocoso estará sometido a un estado
de esfuerzos in-situ previo a la realización de la excavación. El estado de esfuerzos una vez realizada

P á g i n a 17 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

la excavación, será el resultado del estado de esfuerzos inicial (in-situ) más el estado de esfuerzos
inducidos por la excavación o el minado. Por ello, los esfuerzos in-situ constituyen unos de los
factores importantes que condicionan las estabilidad de la masa rocosa de las excavaciones
subterráneas.

Antes de la perforación, las rocas en el subsuelo se encuentran originalmente en un estado de


esfuerzos en equilibrio. Estos esfuerzos naturales son conocidos como estado de esfuerzos in-situ.
Si por alguna razón las fuerzas cambian o se distorsiona el equilibrio, tendrá lugar una corrección
natural en el yacimiento para restaurar la estabilidad.

En cualquier excavación que se desee realizar, el macizo rocoso estará sometido a un estado
tensional previo a la apertura del hueco. El estado tensional una vez realizada la excavación es el
resultado del estado tensional inicial, más las tensiones inducidas por el hueco. Es, pues, evidente
que es necesario un conocimiento del estado tensional natural para realizar un análisis de tensiones
en una excavación subterránea o a cielo abierto.

El conocimiento más o menos exacto del estado tensional permitirá responder a cuestiones básicas
como: ¿De qué efectos tensionales se debe proteger la obra que se va a realizar?, ¿En qué dirección
va a tender a romperse la roca?, ¿Cuál sería la forma ideal del hueco minero?. El conocimiento del
estado tensional juega un papel importante a la hora de analizar la estabilidad de excavaciones a
cielo abierto, túneles y pilares de minas, predecir estallidos de roca y golpes de techo, estudiar el
flujo de líquidos en macizos rocosos, etc, además, el conocimiento del campo tensional adquiere
cada día mayor valor en el ámbito del petróleo (adecuada gestión de la producción y ubicación de
pozos inyectores y productores) y de la geología aplicada (predicción de sismos, tectónica,
vulcanología y glaciología).

Existen muchos casos en los que la relevancia del estado tensional es fundamental para el diseño
de los huecos en cuestión. Por ejemplo en la Fig. 7.1 se trata del diseño del sostenimiento de una
galería, que depende del campo de tensiones en la zona donde se excave.

P á g i n a 18 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

Figura.1. Relevancia del campo tensional en el diseño del sostenimiento de una galería.
Otros ejemplos bastante significativos en el ámbito minero de la influencia del campo tensional
sobre el diseño se dan en las cámaras de canteras subterráneas de caliza y en el análisis de la
estabilidad de cortas profundas (Fig. 2). En todos estos casos el campo tensional juega un papel
clave en la estabilidad por lo que será necesario tener una estimación del valor que puede

Figura 2. Problemas en explotaciones mineras con elevadas tensiones horizontales.


El campo tensional es una magnitud tensorial. De esta forma para expresarlo de manera coherente
habrá que dar bien el tensor completo, o bien tres orientaciones y tres magnitudes (σ1, σ2 y σ3)
correspondientes a las tensiones principales, tal como muestran las Figuras 3.a, b y c.

La Figura 3.a refleja que las tensiones principales tienen una cierta dirección y una cierta magnitud.
Las direcciones de las tensiones principales se pueden representar mediante la proyección
estereográfica (Figura 3.c.).

Las tensiones naturales (o campo tensional natural) son las que existen en una determinada zona
de la corteza terrestre, previamente a que ésta haya sido sometida a la realización de cualquier tipo
de excavación.
P á g i n a 19 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

El campo tensional en un punto de la corteza terrestre en un momento dado depende de una serie
de fuerzas de distinto origen y carácter a las que se ve sometido en ese momento y se ha visto
sometido a lo largo de toda su historia geológica el macizo rocoso. Entre estas fuerzas las que tienen
mayor significación son las gravitacionales.

Figura 3. Representación del campo de tensiones como magnitud tensorial. Según Hudson y Harrison
(2000).
Tensiones verticales y horizontales como tensiones principales

En regiones de topografía suave se suele asumir que la tensión vertical y la horizontal son
componentes principales del tensor tensión. Se han realizado algunos estudios al respecto a partir
de múltiples resultados de medidas en minas sudafricanas, en distintas zonas del escudo canadiense
y en otras zonas del mundo (China, Rusia, Escandinavia, Australia). Casi todos estos estudios
coinciden en indicar que en un elevado porcentaje de los casos está proposición es razonablemente
correcta, esto es la tensión vertical es una de las principales o casi, observándose que si no en la
dirección vertical exactamente, al menos sí en su entorno (30º), se encuentra una de las tensiones
principales. (Amadei y Stephanson, 1997).

Tensiones gravitacionales elásticas

Si sólo existieran éstas, la tensión vertical en un punto cualquiera de la corteza terrestre tendría una
magnitud equivalente a la originada por el peso de los materiales suprayacentes y por tanto:

v ·g·h ·h

Dónde: v es la componente vertical del tensor tensión


es la densidad media de los materiales suprayacentes
g es la aceleración de la gravedad y
P á g i n a 20 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

es el peso específico medio de los materiales suprayacentes.

Basándose en la teoría de la elasticidad, para que no se expansione un elemento cúbico, se debe de


cumplir:

En la superficie de la corteza terrestre las tensiones siempre tienen en parte un origen elástico, pero,
además, existen una serie de factores o efectos que hacen que el campo tensional natural real se
separe del elástico.

7.2.1. Efectos que separan el campo tensional natural del gravitacional elástico
Existen varios efectos que separan el campo tensional natural del elástico, que deben ser tenidos
en cuenta a la hora de realizar un modelo de comportamiento de una excavación, entre los que
destacan los que se presentan a continuación.

 Topografía

En zonas de topografía escarpada como pueden ser valles profundos, cañones, fiordos, o ríos
encajados, el empuje de los materiales situados en los laterales hará que aumente de manera
importante la tensión horizontal perpendicular a la estructura (H>V) en el fondo de la depresión.

Casos similares se han dado en cortas profundas en las que las tensiones horizontales ya eran altas
antes de su excavación. Véase la Fig. 4.a.

 Erosión

P á g i n a 21 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

Si tras un equilibrio elástico inicial se produce una fase de erosión significativa y las tensiones
horizontales se mantienen, entonces éstas tenderán a ser relativamente mayores de lo que
inicialmente eran. A manera de ejemplo muy simplificado, si se pasa de 1.000 a 100 metros de
profundidad con un material de densidad de 2,5 gr/cm3 y =0.33, la tensión vertical inicial será 25
MPa y la horizontal inicial elástica 12,5 MPa. Tras la erosión la vertical pasará a valer 2,5 MPa y la
horizontal disminuirá relativamente poco, con lo que la relación tensional k pasaría de 0,5 a casi 5.
Véase la Fig. 4.b.

 Tensiones residuales

Por enfriamiento de un magma en rocas ígneas, los distintos minerales irán cristalizando a distintas
condiciones tanto de presión como de temperatura. Así, según la zona del magma, se irán creando
diferentes niveles de tensiones, que se irán disipando lentamente, dando lugar a las denominadas
tensiones residuales. También puede darse en rocas sedimentarias que hayan sufrido tectonismo
en el pasado.

 Efecto de las inclusiones o diques

Siempre que existan materiales de distinta capacidad de transmisión tensional (marcada por el
módulo de Young), habrá heterogeneidades tensionales. Así, si en una serie sedimentaria se
produce la intrusión de un dique y posteriormente tiene lugar un gran efecto de compresión, el
dique al ser rígido tenderá a concentrar las tensiones horizontales (concepto de energía). Véase Fig.
4.c.

 Efecto de las discontinuidades

En las zonas con presencia de fallas, éstas tienden a convertir toda la energía en deformación. Así,
en una zona muy comprimida tectónicamente ( H > V) al producirse la rotura, se liberan las
tensiones concentradas y se produce deformación, por lo que las tensiones horizontales y verticales
variarán de manera significativa tendiendo a ser mínimas en dirección normal a la falla. Estos
fenómenos suelen repetirse, originando sismos de mayor o menor escala. Véase la 4.d.

P á g i n a 22 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

Figura 4. Algunos efectos que separan el campo tensional natural del elástico, que deben ser tenidos
en cuenta para estimar el campo tensional natural. Efectos de la a) topografía, b) erosión, c)
inclusiones o diques y d) discontinuidades o fallas.
 Efectos de la tectónica

Sin duda los efectos de la tectónica son los que mayor importancia suelen tener sobre el campo
tensional, de entre todos los que se señalan. A partir de las características tectónicas observadas
regionalmente en la zona a estudiar, se puede tener una idea aproximada de cómo es el campo
tensional según se observa en la Figura 5.

Figura 7.5. Estimación de las relaciones tensionales en función de las características tectónicas
observadas en superficie.
La aparición de fallas inversas o cabalgamientos suele ser indicio de campos tensionales con una
componente horizontal perpendicular al rumbo de estas estructuras muy elevada y típicamente
mayor que la tensión horizontal. Lo mismo ocurre en el caso de los plegamientos, en los que además
la componente de tensión horizontal perpendicular a la que originó los pliegues suele ser menor
que la vertical.

P á g i n a 23 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

Contrariamente la presencia de fallas directas suele indicar una componente horizontal de tensión
perpendicular al rumbo de las fallas más bien pequeña e inferior a la componente vertical. En el
caso de fallas de desgarre la componente principal mayor de la tensión estará orientada en una
dirección seudo-paralela al plano de desgarre, que variará en función de las propiedades de la roca.

En todos los caso señalados la orientación tensional indicada es la existente en el momento en el


que se formaron las estructuras en cuestión, pero el campo tensional habrá probablemente variado
con el paso del tiempo. No obstante, en muchos casos y particularmente en el de grandes
estructuras regionales las orientaciones tensionales pueden conservarse.

En el caso de fallas en dirección la orientación de la tensión principal mayor con respecto a éstas
varía con las propiedades y el modelo de comportamiento de los materiales. A manera de ejemplo
se presenta en la figura 7.6. La formación de bandas de cortante o “shear-bands” para un material
elasto-plástico con reblandecimiento, con criterios de rotura de pico y residual tipo Hoek-Brown y
dilatancia variable con la tensión de confinamiento y el nivel de plasticidad, tal y como definen,
Alejano y Alonso (2005), para un caso de deformaciones planas sometido a tres niveles diferentes
de tensiones de confinamiento.

Gutierrez (1998) presenta un ejemplo similar de formación de bandas de cortante y Besuèlles et


al.(2000) estudian empíricamente el fenómeno de orientación de discontinuidades llegando a
resultados similares a los que se presentan en la figura 6.

Figura 6. Orientación de bandas de cortante o “shear-bands” para un material rocoso específico para
distintos niveles de confinamiento. Como se observa la orientación de las bandas de cortante tiene
ir menos paralela a la tensión principal mayor a medida que aumenta el confinamiento.

P á g i n a 24 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

Las fallas causadas por el esfuerzo de compresión comúnmente se predicen con el modelo de Mohr-
Coulomb, en el cual los esfuerzos principales máximos y mínimos en la pared del pozo controlan el
mecanismo de rotura, y donde se asume que el esfuerzo principal intermedio no tiene efecto. Las
fallas por compresión pueden atribuirse a lodos muy livianos y pueden originar ensanchamiento del
hoyo y derrumbes de la formación, además los ripios o recortes de la formación pueden acumularse
en el pozo y originar atascamiento de la tubería de perforación y en algunos casos hasta el colapso
del pozo. Junto con las características de resistencia mecánica de la formación, el conocimiento del
campo de esfuerzos permite establecer el peso adecuado del fluido para la perforación de pozos.
En el caso de pozos direccionales, el conocimiento de estos esfuerzos permite definir la trayectoria
de mayor estabilidad para minimizar la falla de la masa rocosa.

Las componentes del campo de esfuerzos in-situ son: el esfuerzo horizontal máximo, el esfuerzo
horizontal mínimo y el esfuerzo vertical o de sobrecarga.

P á g i n a 25 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

El estado tensional en la corteza obedece a distintas causas siendo las principales:

–Tensiones de origen tectónico.

– Tensiones gravitacionales.

–Tensiones de origen no renovable.

7.2.2. LAS TENSIONES DE ORIGEN TECTÓNICO:


Son las responsables del movimiento de las placas litosféricas y constituyen la fuente principal de
los esfuerzos presentes en las rocas.

Están asociadas al movimiento relativo de las placas litosféricas y son provenientes de las fuerzas
motrices en el manto de la tierra. La estimativa de orientación y magnitud de estas tensiones es una
tarea de difícil ejecución y depende de informaciones correspondientes a los movimientos
tectónicos y actividades sísmicas.

7.2.3. LAS TENSIONES GRAVITACIONALES O LITOSTÁTICAS :


La componente de tensión debido a la fuerza de la gravedad, tensión vertical 𝜎𝑣 resulta del peso
de una columna de roca por unidad de área de un segmento de la corteza terrestre, y está definido
como:

Esta última expresión nos indica que la tensión vertical se incrementa en magnitud cuando la
profundidad por debajo de una superficie horizontal también se incrementa. Esta aproximación

P á g i n a 26 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

empírica ha sido ampliamente apoyada por numerosas mediciones como se ilustra más adelante,
pero puede no cumplirse bajo ciertos efectos provenientes de la geología estructural de la zona. La
figura 6.1 nos muestra como la tensión vertical puede variar a lo largo de planos horizontales que
cortan estratos de diferente rigidez, plegados sucesivamente formando anticlinales y sinclinales. A
lo largo de la línea AA’, la tensión varía desde 0.6yz (debajo del sinclinal) a cero (debajo del anticlinal)
como se muestra en la figura 6.1b; esto se debe a que el estrato de arenisca, con una rigidez mayor
que el estrato de lutitas, actúa como una bóveda que dirige el flujo de fuerzas actuantes por los
flancos de pliegue. Similarmente, si un túnel es excavado a lo largo de la línea BB’ puede suponerse
que este atravesara zonas de diferente nivel de tensiones verticales, como ilustra la curva BB’ de la
figura 6.1b.

Cuando se trata de un terreno horizontal, se asume generalmente que las direcciones de las
tensiones principales son verticales y horizontales (figura 6.2a). Si bien esta posición ha sido usada
ampliamente, no es cierta en caso de pendientes pronunciadas (figura 6.2b), ya que la superficie del
terreno siempre forma trayectoria de tensiones principales; una de las tensiones principales es nula
y perpendicular a la pendiente del terreno, y las otras dos tensiones principales se sitúan en el plano
de la pendiente.

P á g i n a 27 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

Por otra parte, la tensión horizontal 𝜎ℎ es más difícil de ser determinada, pues depende de la
historia geológica del material y de otros factores tales como tectonismo, topografía y anisotropía
del material. Considerando un macizo rocoso de comportamiento lineal, elástico e isotrópico,
tectónicamente no perturbado y en regiones de topografía horizontal, con desplazamientos
horizontales nulos, la tensión horizontal 𝜎ℎ es calculada a través de las relaciones de elasticidad.

Donde v es el coeficiente de poisson y varía entre 0.15 y 0.35 para las rocas. Esta formula propuesta
por Terzaghi y Richart (1952) ha sido utilizada de forma errónea ya que se aparta de los valores
medidos en situaciones reales y raramente es satisfecha en profundidades de interés de la ingeniería
de minas. De forma general se asume que la tensión horizontal 𝜎ℎ originada por la carga gravitatoria
se expresa como:

P á g i n a 28 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

Donde Ko es el denominado coeficiente de reparto de tensiones. Algunos autores han propuesto


varias fórmulas para la determinación analítica de Ko. Sheorey (1994) basándose en las propiedades
deformacionales de la roca sugiere utilizar la siguiente expresión:

En la figura 6.3 están graficadas las curvas que representan la ecuación de Sheorey para un intervalo
de valores del módulo de deformación, las curvas que relacionan Ko con la profundidad Z son
similares a aquellas mostradas en la figura 6.5 presentadas por Hoke u Brown (1980).

Considerando mediciones de tensiones in situ realizadas según diversas metodologías y en diversos


𝜎ℎ 𝑚𝑒𝑑𝑖𝑎
países, Hoek y Brown presentan curvas de variación de 𝜎𝑣 y de la relación entre 𝜎𝑣
en función
𝐾𝑁 𝐾𝑁
de la profundidad Z. una vez que el peso específico de las rocas se situé entre 25𝑚3 y 30𝑚3 , el

gradiente medio de tensiones corresponde a 0.027 Mpa/m, por tanto, la magnitud de la tensión
vertical 𝜎𝑣 puede ser simplemente calculada por medio de peso de las capas suprayacentes.

P á g i n a 29 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

Cuando se analiza la variación de Ko (figura 6.5), se observa que para profundidades menores a
500m los valores Ko son extremadamente variables situándose entre 0.5 y 3.5. Según Zoback (1993),
la aparente explicación de los elevados valores de las tensiones horizontales 𝜎ℎ en esta región es
atribuida a la existencia de tensiones tectónicas en la superficie de la corteza terrestre, como
también a la influencia de la curvatura y espesura de la corteza rígida.

7.2.4. LAS TENSIONES DE ORIGEN NO RENOVABLE:


Las rocas metamorficas a los cuales estan asociados algunos tipos de yacimientos minerales, se
caracterizan por la genesis a grandes profundidades, sometidas a elevadas temperaturas y altas
P á g i n a 30 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

presiones de confinamiento, y en algunos casos asociados a eventos tectonicos. Acciones erosivas


a lo largo de la historia geologica pueden exponer al macizo rocoso a la superficie del terreno, donde
el estado de tension y la temperatura son diferentes de los de formacion. Tal proceso genera un
alivio o relajacion parcial de tensiones, dejando las restantes “aprisionadas”, las cuales son llamadas
tensiones residuales.

Puede ser por efectos térmicos, por flexiones o abombamientos en la corteza o como consecuencia
de cambios en el radio de curvatura de una placa tectónica

Son las responsables del movimiento de las placas litosféricas y constituyen la fuente principal de
los esfuerzos presentes en las rocas.

Los esfuerzos in-situ son normalmente de compresión debido al peso de la sobrecarga, razón por la
cual en mecánica de rocas los esfuerzos de compresión están definidos como positivos.

FACTORES GEOLÓGICOS Y MORFOLÓGICOS INFLUYENTES EN EL ESTADO TENSIONAL


Las condiciones geológicas y morfológicas en una zona puede modificar los campos tensiónales
gravitacionales regionales y la dirección y magnitud de las tensiones originando anisotropías
tensiónales o estado de esfuerzo anisótropos, debido a:

–Presencia de falla, pliegues, diques y otras anisotropías estructurales.

–Proceso diverso de carga o descarga de materiales: erosión sedimentación, procesos glaciales, etc.

–Valles profundos y zonas de relieve accidentado.

–Procesos Volcánicos.

P á g i n a 31 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

Estado Tensional en una excavación subterránea en el interior de una ladera de un valle afectado
por una falla.

7.3. ESFUERZOS INDUCIDOS


Antes de la excavación, el macizo rocoso se encuentra en equilibrio bajo la acción de tensiones
naturales uniformemente distribuidas. Cuando se excava la roca, ocurre una modificación en el
campo de tensiones naturales, surgiendo entonces un campo inducido. Hoek y Brown ilustran esta
perturbación en el macizo rocoso haciendo una analogía entre las líneas de flujo de una corriente
de agua y el campo de tensiones actuante alrededor de una excavación. La figura 6.6 ilustra como
las líneas de flujo de agua tienden a relajarse o a concentrarse al pasar por una obstrucción
P á g i n a 32 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

cilíndrica. De forma similar, es posible observar este mismo fenómeno en las proximidades de
excavación subterránea, donde las trayectorias de tensiones presentan zonas de concentración o
de relajación.

Las tensiones inducidas son las tensiones provocadas por alguna intervención en el macizo. Así el
estado de tensión final será compuesto por las tensiones naturales sumadas las tensiones inducidas.

Las tensiones inducidas pueden ser estimadas a través de:

 Soluciones analíticas
 Métodos numéricos
 para medios continuos:
P á g i n a 33 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

elementos finitos,
diferencias finitas,
elementos de contorno.

 para medios discontinuos:


DDA (Discontinuous Displacement Analysis), elementos distintos.

La obtención de una condición de equilibrio va a depender de la capacidad del macizo rocoso de


adaptarse al reacomodamiento del campo de tensiones y de las propiedades de resistencia.

Principales tipos de ensayos para la determinación de esfuerzos in situ

7.4. METODOS DE DETERMINACION DE TENSIONES


Los metodos para la estimacion de tensiones se agrupan en dos grupos: cualitativos y cuantitativos,
dentro del primero se encuentran aquellos relacionados a indicadores geologicos y sismologiicos,
mientras que al segundo grupo corresponden metodologias de determinacion de medias (directas
e indirectas) de fdrfotmacion in situ.

7.4.1. EVALUACIONES SISMOLOGICAS Y GEOESTRUCTURALES


La direccion y movimiento de las placas regionales pueden ser determinadas por la interpretacion
del mecanismo focal de grandes sismos. Mejores resultados se obtienen por medio del estudio de
estructuras geologicas, a traves de las cuales, es posible inferir la direccion de las tensiones
principales. La figura 6.7 muestra el estado de tensiones que origina una falla normal, donde 𝜎1 se
encuentra en la vertical y 𝜎3 en la horizontal. En el caso de una falla inversa la orientacion de las
tensiones principales se invierte, encontrandose 𝜎1 en la horizontal y 𝜎3 en la vertical, como se
indica en la figura 6.7b. el eje axial de los pliegues tambien define el plano de la tension principal
mayor, figura 6.7c.

P á g i n a 34 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

7.4.2. METODOS CUANTITATIVOS PARA LA DETERMINACION DE TENSIONES IN SITU


Dado que el campo de tensiones existente en el macizo rocoso no puede ser medido directamente,
se recurre a la medicion de deformaciones. Esta medicion de deformaciones se realiza a traves de
sondeos, afloramientos o en las paredes de las galerias subterraneas. En resumen los metodos
cualitativos se dividen en:

P á g i n a 35 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

Todos los metodos señalados se complementan unos a otros y cada uno tiene ventajas y
desventajas. Todas las tecnicas de medicionde tensiones perturban la roca para crear una respuesta
que entonces puede ser medida y analizada haciendo uso de los modelos teoricos para calcular
parte del tensor de tensiones in situ. A continuacion se describen brevemente los mas importantes:

Principales ensayos para la determinación de esfuerzos in situ:

7.4.2.1. FLAT-JACK (GATO PLANO)


El procedimiento del ensayo es la siguiente:

 Con una sierra radial se perfora una ranura en una pared de Roca.
 Se mide la deformación producida entre unos puntos de medida previamente fijados al
terreno.
 A continuación se introduce un gato plano en la ranura y se da presión hasta equilibrar las
deformaciones.
 La tensión de la roca en la dirección perpendicular a la ranura coincidirá con la presión del
gato. Este ensayo es habitual efectuarlo en galerías de reconocimiento, en cuyo caso puede
realizarse con orientaciones diversas en el frente y en los hastiales. Existe también la
posibilidad de llevarlo a cabo en un sondeo mediante una sonda especialmente concebida
para este uso.

P á g i n a 36 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

7.4.2.2. FRACTURAMIENTO HIDRÁULICO


Principio:

 Sellar una porción de una perforación mediante tacos de hule


 Bombear agua a una tasa constante en la perforación
 Se genera aumento de presión en las paredes
 Se produce una fractura o se abre una fractura pre-existente
 Se detiene el bombeo de agua y se mide el decaimiento de la presión
 El ciclo se repite varias veces
 Esfuerzos se determinan a partir del levantamiento de las fracturas en la perforación,
conjuntamente con los registros de cambios en la presión de la perforación

P á g i n a 37 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

7.4.2.3. ENSAYO DE OVERCORING – SOBREPERFORADO.


Se efectúa una perforación de gran diámetro (6 pulgadas) hasta una profundidad óptima para la
medición, teniendo en consideración que necesitamos salir fuera de la influencia de las actividades
mineras para obtener medidas que correspondan a los esfuerzos tectónicos y no al efecto de la
excavación. Longitud mínima de perforación = Diámetro de labor.

A continuación y concéntrico a la perforación de 6 pulgadas, se efectúa una perforación de 1.5


pulgadas de diámetro, guiados por los centralizadores para no tener problemas de desviación. Esta
nueva distancia de perforación será aproximadamente de 1.0 m. hasta 1,3 m., con la finalidad de
poder realizar 3 pruebas, cada una de 30 - 45 cm.

Se procede a la instalación del sensor BDG en la perforación de 1,5 pulgadas (la orientación inicial
del pin U3 debe estar siempre a 30° para la primera medición, a 90° para la segunda medición y a
150° para la tercera medición, con respecto a la horizontal (Fig. 5). El cable del instrumento sensor
BDG se introduce a través de todo el sistema de coronas, barras, centralizadores y sondeadora, para
conectarlo posteriormente a la unidad de lectura exterior. Se da inicio nuevamente a la perforación
(sobreperforado) con diámetro de 6 pulgadas con una la longitud aprox. de 30 - 45 cm.

P á g i n a 38 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

Durante el sobreperforado la deformación diametral es medida, cada 1cm. de perforación en los 3


ejes U1, U2, U3, separados cada 60°. El registro de las perforaciones se lleva ordenadamente en un
formulario.

7.5. EJEMPLOS DE APLICACIÓN

P á g i n a 39 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

INTERPRETACIÓN DE ESFUERZOS IN SITU CASO CERRO LINDO:

P á g i n a 40 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

VIII. CONCLUCIONES

 Los esfuerzos son fuerzas que actúan sobre un punto; o sobre una superficie. De los cuales
lo que más nos interesa son las fuerzas principales que actúan sobre el cuerpo; sus
componentes son; fuerza, tensión normal, tensión cizallante.

 Los esfuerzos in-situ son aquellas tensiones o fuerzas que actúan en un macizo rocoso; dicho
macizo rocoso se encuentra en equilibrio con la intervención de los esfuerzos in-situ. Las
principales tensiones in-situ son: las tenciones gravitacionales, las tensiones tectónicas y las
tensiones no renovables.

 Un macizo rocoso se encuentra en estabilidad en su estructura, los esfuerzos inducidos son


aquellos que son generados por el hombre mediante maquinas, equipos, etc. Esto quiere
decir que al realizar una excavación o labores subterráneas generamos esfuerzos inducidos.
Esto genera un cambio en los esfuerzos in-situ produciendo un campo inducido.

 Hay dos métodos de medición de esfuerzos: el método de medición de sismicidad y


geoestructural se basa en la medición de los focos de los sismos; pero tiene mejores
resultados en el estudio de las estructuras geológicas. El método cuantitativo no se basa en
la medición de las tensiones dado que no pueden ser medidas directamente por lo que este
método mide las deformaciones.

 Se observó que el método cuantitativo de OVERCORING tiene grandes resultados en la


medición de los esfuerzos o tensiones principales en la mina de Cerro Lindo; dado que este
método es más complejo, utiliza sensores los cuales ayudan a obtener resultados óptimos
y eficientes.

P á g i n a 41 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

IX. RECOMENDACIONES

 Recomiendo que al estudiar los esfuerzos se les dé mayor importancia ya que estos son de
gran relevancia en la mecánica de rocas. Y su aplicación es muy buena.

 Tomar en cuenta todos los factores, causas que intervienen en los esfuerzos in-situ dado
que estos son causados por diferentes factores tales son: tectonismo, gravitacional,
topografía, heterogeneidad, recristianización, erosión, inclusiones entre otros.

 R4ecomiendo el ejemplificar la aplicación de la medición de los esfuerzos in situ, en


diferente minas o incluso en yacimientos de petróleo.

P á g i n a 42 | 45
“AÑO DEL DIALOGO Y RECONCILIACION NACIONAL”

X. BIBLIOGRAFIA

o HERNAN GAVILANES J. – INTRODUCCION A LA INGENIERIA DE TUNELES – ASOCIACION DE


INGENIEROS DE MINAS DEL ECUADOR – 2004.

o E HOEK/ E. T. BROWN – EXCAVACIONES SUBTERRANEAS EN ROCA - MEXICO – 1985.

o PEDRO RAMIREZ OYANGUREN – FUNDAMENTOS E INGENIERIA DE TALUDES –


UNIVERSIDAD POLITECNICA DE MADRID – 2004

WEBGRAFIA:

http://www.academia.edu/25327615/_PRINCIPIOS_DE_ESFUERZOS_Y_SU_MEDICION_EN_EL_
MACIZO_ROCOSO_UNIVERSIDAD_NACIONAL_MAYOR_DE_SAN_MARCOS_FACULTAD_DE_ING
ENIERIA_GEOLOGICA_MINERA_METALURGIA_GEOGRAFIA_Y_CIVIL

http://slideplayer.es/slide/12506708/

http://lim.ii.udc.es/docencia/din-sismec/circulos.pdf

https://es.scribd.com/document/298967133/Las-Tensiones-Naturales

https://es.scribd.com/presentation/204114860/9-Tensiones-en-Rocas-y-Macizos-Rocosos

https://es.scribd.com/document/255218043/TENSIONES-Y-DEFORMACIONES-EN-LAS-ROCAS

P á g i n a 43 | 45