Sei sulla pagina 1di 2

Ensayo la educación prohibida

Estamos en una era donde lastimosamente importan más los títulos, posgrados, doctorados,
magister y el conocimiento se ha aislado del ser, en las escuelas el sistema ya no se preocupa
por formar a los niños para vivir, para ser felices, si no niños que compitan entre sí por izar
bandera, por estar en un cuadro de honor o hacer tareas y ganar exámenes por una carita feliz,
calificándolos, marcándolos y etiquetándolos, este método pueda tener sus beneficios o sus
pro y sus contra sin embargo es el único utilizado y no se varia con otros métodos que apoyen
a aquellos niños que reciben carita triste, lo cual es de considerar si está bien colocarla en un
examen, tarea o cuaderno, ya que la etapa de vida en la que se encuentra un niño, es una etapa
la cual se es mayormente susceptible a lo que ven, oyen, tocan y sienten, ahora bien una
carita triste es una herramienta visual la cual indica desaprobación indica mal estar, tristeza
y hasta habrán niños que al verla lloraran, entonces en donde queda eso que se utiliza en los
deportes, sobre todo de equipo cuando un compañero se equivoca en una jugada o
movimiento, si cobra mal un penal en el caso del futbol, aunque muchos lo reprochen el
equipo es enseñado a siempre dar apoyo desde el que lleva el agua y los implementos hasta
el capitán y técnico del equipo, su trabajo es animarlo estimularlo para que logre mejores
capacidades haciendo lo que le gusta, de hecho los mejores técnicos siempre dicen a sus
equipos: “sonrían, disfruten… esto es lo que aman, vamos” inclusive hay psicólogos
deportivos, coaching que empoderan al jugador a dar su máximo elevando su autoestima y
fuerza mental, si esto es así en el deporte y es sabido que es motivado por algo también
monetario en los casos ya profesionales, pero que se mezcla con la pasión y el amor del
jugador por lo que hace, cuanto más debería ser así en la educación de un chico, casi todos
los jugadores profesionales de cualquier deporte iniciaron en la niñez, en su mayoría jugando
en la calle, en la escuela y nació de ellos mismos el amor por lo que hacían y llegaron lejos
viviendo de lo que aman precisamente porque ese sueño inicio en la etapa donde se es más
libre, espontaneo, creativo y es la materia en la que más libertad se le da a los jóvenes, en
algunos colegios son rotados por los distintos deportes para que ellos mismos libremente
muestren su habilidad y amor por eso, nace de ellos mismos el interés e imaginan las cosas
que quieren y pueden lograr porque experimentan el deporte de una forma auditiva, visual y
sobre todo quinestésica lo cual es toda una bomba de emociones positivas cuando un niño
toma un balón y logra encestar o hacer un gol, logra nadar o una niña hacer su primer volatín
en la gimnasia, se vuelven retos para ellos mismos y aman lo que hacen experimentando de
formas que se pueden llamar casi mágicas y esto hace que logren un desarrollo a nivel
cognitivo, cerebral que aportara en su aprendizaje, ahora bien… cuanto más esto se debería
implementar en las ciencias, las matemáticas, ciencias naturales, sociales y así las demás,
sería muy emocionante y es en gran parte lo que el documental la educación prohibida intenta
transmitir a una sociedad encuadrada en un sistema que viene de generación en generación
hace mucho tiempo el cual no ha dado el mejor resultado.
La idea que resume todo en el video la educación prohibida, la cual transmite al final es muy
impactante y acertada ya que muestra claramente lo mucho que la sociedad, las familias y las
escuelas y universidades se han alejado de esto y es el amor, el amor de los padres a los
chicos, el amor de los chicos a sus padres, el amor del profesor a su arte, el amor del profesor
a sus estudiantes, el amor de sus estudiantes al profesor y todo esto dará como resultado el
amor de los niños al aprender cada día, niños llenos de amor son niños felices, que es su
creativa libertad y espontaneidad buscaran aprender porque al fluir aflora su propia
naturaleza sin cortes ni frustraciones, sin límites mentales ni esquemas cerrados, y el amor
del profesor a su arte le dará la sabiduría y conocimiento para encontrar las formas de
enseñarles a crear a fluir, a ser ellos mismos descubriendo su propia sed de vivir y crear
nuevas formas de entender y comprender, de recrear y ver la vida y sus ciencias, el docente
entonces solo será quien les cuida en su inocencia un guía del camino que ellos elijan seguir
y un facilitador de herramientas junto con los padres y la sociedad, el amor es entonces el
elemento que hemos permitido dejar a un lado y por lo cual estamos en la situación actual,
donde no se aprovecha la tecnología, donde los chicos se hacen pandilleros, donde no saben
pedir disculpas y agachar la cabeza, donde no se sabe perdonar, donde no se sabe para qué
van a la escuela, donde no saben para que viven, donde ven el reflejo de un padre ausente y
una madre que debe trabajar extensas horas y vive su propia frustración que en muchas
ocasiones descarga en él, donde los vicios están a la puerta como salida fácil, donde el
contexto es la falta de dinero para tres comidas al día, donde en sus padres hay pobreza
mental, donde en su casa no tiene las condiciones dignas para vivir, donde ve violencia en su
núcleo familiar, un chico en estas condiciones no entiende para que va a una escuela, para
que tiene que aprender, es un niño, un joven triste en donde la motivación para aprender se
va, es bastante loable cuando esos chicos encuentran buenos maestros, buenos profesores de
deportes que les muestran un camino, una salida mejor, sin embargo pocos son los jóvenes
que en estas condiciones logran escapar de las fauces del dolor, la soledad y la falta de amor,
y en eso los educadores juegan la otra cara de la moneda, porque aun y con el sistema lineal
y tradicional que aún se implementa en países como Colombia algunos han podido encontrar
en docentes un formador que les da un giro a sus vidas.

Katherine Cenith Tache Rocha