Sei sulla pagina 1di 22

La representación de San Martín

en el discurso cinematográfico
Daniel Carmelo Scarcella
dcscarcella@gmail.com

Licenciatura en Letras Modernas. Directora de TFL: Candelaria de Olmos


Recibido: 13/05/16 // Aceptado: 27/07/16

Resumen
En este artículo analizaremos las representaciones de la figura de San Martín como héroe
nacional en una serie de filmes producidos entre 1939 y 2010. A partir de ese análisis se pretende
observar las transformaciones o permanencias entre las representaciones del héroe estos textos y
en relación con sus condiciones de producción. El corpus de análisis está conformado por los
siguientes largometrajes: Nuestra tierra de paz (Mom, 1939), El Santo de la espada (Torre
Nilsson y Petit de Murat, 1970), Tangos, el exilio de Gardel (Solanas, 1986), El General y la fiebre
(Coscia, 1992) y Revolución. El Cruce de los Andes (Ipiña, 2010). Estas representaciones de San
Martín como héroe nacional planteamos que son sensibles a la hora de la construcción de un
discurso nacional, y que a través de éstas podemos tener un acercamiento a los modos de que
ha sido representada la nación argentina. Es decir, queremos relacionar, como plantea Verón,
sentido y sociedad. Apuntamos a través del análisis de los discursos sociales al estudio de la
construcción social de lo real (Verón, 1987: 126).

Palabras clave: héroe nacional, San Martín, discurso cinematográfico.

1. Introducción resuelve la amenaza de la intromisión de


ese Otro, define así el “más allá” de la
Los discursos sociales que construyen las
identidad nacional argentina, “más allá” de
representaciones de los héroes nacionales
todas las antinomias y de todos los
siempre ponen en circulación valores y
conflictos (Kohan, 2005: 15-16). Es el Estado
modos de ser considerados ideales que,
uno de los sujetos principales que tiene el
dignos de ser imitados, enuncian el “cómo
fin de construir este deber ser, a través de
deberíamos ser” de cada nación (Mozejko,
narraciones históricas y lo hace con el
1995: 82). No solo eso, sino que estos
Letras 327

concurso de la figura del héroe porque,


héroes, y puntualmente en el caso de San
como todo relato, ella requiere de
Martín son quienes operan un mecanismo
personajes que actúen. En este contexto, la
simbólico que resguarda al Nosotros y
narración de estas vidas heroicas posee una proponen un héroe “de mármol” en el
particular dimensión performativa: el héroe sentido de que el héroe nacional encarna
no sólo “responde a”, también suscita valores social y culturalmente estimados
aspiraciones colectivas; el héroe no sólo como positivos y como incuestionables. De
“refleja”, también conforma personalidades esta suerte, la figura de San Martín se
y comportamientos (Kohan, 2005: 291). construye como modelo a seguir, con las
Además de aquel de fijar las obligaciones consecuencias que ello implica: el
morales –el deber ser nacional–, otro de los enunciador le propone al enunciatario un
fines que persigue el relato heroico mandato, esto es, un deber-ser como éste
producido es, sin duda, el de construir y que supone a su vez un deber hacer
garantizar su propio poder, tanto si se trata pragmático en el extratexto. En los
de un Estado democrático como de uno discursos más recientes, en cambio, se
totalitario. El Estado, entonces, “se rodea de representa un héroe más “humanizado”
representaciones, símbolos y emblemas cuyos atributos no siempre se
que lo legitiman, lo engrandecen” y que al corresponden con valores socialmente
mismo tiempo él necesita para asegurar su considerados como positivos: al contrario,
protección (Baczko, 1991: 9). San Martín aparece como un sujeto de
pasiones que la cultura occidental sanciona
En el caso del corpus seleccionado
negativamente. En consecuencia, ni San
planteamos que en los discursos entre
Martín se construye como modelo, ni el
cuyas condiciones sociales de producción
enunciador puede imponer un mandato al
podemos encontrar un Estado más o
enunciatario que ya no debe ser como el
menos interviniente, nos topamos con un
héroe sino que, en todo caso, puede ser
San Martín militarizado. En cambio, en los
como él.
discursos llamados “independientes” (en el
Luego de haber presentado brevemente el
sentido de que el Estado no interviene o no
concepto de héroe nacional y nuestra
interviene directamente en su producción,
hipótesis sobre el corpus, desarrollaremos
ni desde el punto de vista económico ni
el análisis que estará ordenado en base a
desde el punto de vista ideológico), se lo
un criterio cronológico de las producciones.
Letras 328

representa despojado de su condición de


Con el fin de que se pueda observar este
militar. Y por otro lado, aquellos discursos
proceso de humanización del héroe y sobre
más tempranos de los considerados
cómo ha sido utilizado como símbolo de
El autor plantea que en los años treinta se
legitimación política.
desarrolla una gran producción de
discursos para enaltecer, aún más, la figura
2. Desarrollo de San Martín como héroe nacional. A este
fenómeno discursivo lo denomina “el
2.1 El héroe monumental
sanmartinismo” que está compuesto
2.1.1 El sanmartinisnmo como como principalmente por una serie vasta de
gramática de producción discursos relacionados a las Fuerzas
Armadas como lo fue en su momento el
Nuestra tierra de paz se rueda en 1938 y se
Instituto Nacional Sanmartiniano, al que
estrena al año siguiente. Es casi el final de la
entiende como un proyecto de formación
década del 30, también conocida como la
de conciencia controlado principalmente
“Década infame” signada por el
por el Estado Nacional (Hourcade, 1998:
autoritarismo, los fraudes electorales y una
73): “El impulso que recibe [el
crisis económica que acarrea el
sanmartinismo] desde el Estado y las
empobrecimiento de vastos sectores
Fuerzas Armadas resulta funcional a una
sociales. A partir del golpe de estado
coyuntura novedosa de la experiencia
encabezado por Uriburu el 6 de septiembre
argentina caracterizada por el ingreso de
de 1930, las fuerzas armadas asumen roles
los militares a la arena política, una
protagónicos en el escenario político al
presencia que, en adelante, no hará sino
interior del cual buscan definir su lugar. A
dilatarse (Hourcade, 1998: 87).
estos fines, pero también a los contrarios, la
Desde la perspectiva que adoptamos,
figura de San Martín les resulta sumamente
Nuestra tierra de paz forma parte de esta
provechosa, a este respecto señala Eduardo
gran producción discursiva en torno al
Hourcade:
héroe funcionado como una condición de

…la figura de San Martín ha venido a reconocimiento de éstos. En otros términos,


convertirse en un tipo de modelo militar
el sanmartinismo señalado por Hourcade
que esconde la paradoja de proponer una
política “anti-política” defendiendo un tipo formaría una parte importante de las
Letras 329

de autonomía profesional que, por la vía


condiciones de producción del filme que
del rechazo a las orientaciones que fijaba
el poder ejecutivo, comenzaba a ocupar un nos interesa. En esta vasta producción
lugar en el sistema político. (Hourcade,
1998: 76). discursiva aparece un San Martín en tanto
héroe militar antes que civil, y es este de la guerra de la independencia, puesto
primer rol y sus acciones correspondientes que se presenta como “verdadero”.
el que prima para configurarlo como La narración de la vida del protagonista
forjador de la patria. Es caracterizado como comienza por su bautismo, lo que es
un héroe católico y profético, es comparado significativo, el protagonista nace cuando
con Moisés, y principalmente como un nace a la vida cristiana, y si tenemos en
recurso para la legitimación política de la cuenta a San Martín como un sujeto de
institución militar (Scarcella, 2015). estado que es puesto en conjunción con la
religión católica a través del sacerdote,
2.1.2 Las características del héroe podemos inferir la presencia de un
El filme da inicio entre la conversación de superdestinador que sería Dios y el
una niña que observa un homenaje a San bautismo como instancia del contrato, lo
Martín desde su ventana y le pregunta a su que nos permitiría plantear que la lucha por
padre la razón de éste. Aquí comienza la la independencia del héroe en su futuro es
historia contada por el adulto sobre quién una tarea divina. Lo católico aparecerá
era San Martín. El tono y el lugar que este luego varias oportunidades más en el texto,
enunciador diegético asume es, pues, en las que San Martín aparece caracterizado
pedagógico; y esto lo pensamos en relación como aquél que comprende la voluntad
a la presencia del componente didáctico divina, o como realizador de una serie de
(Verón, 1987a) en el discurso político. Este rituales (la consagración de la bandera a la
componente refiere a la modalidad del Virgen).
saber, a través de su uso el enunciador no Ya en plena revolución, lo citan los
evalúa o describe una coyuntura sino que miembros del triunvirato para entrevistarlo
formula una verdad universal. Las marcas de como posible oficial criollo, mientras está
subjetividad del enunciador en este caso entrando al Cabildo se encuentra con los
son poco frecuentes, éste enuncia de un soldados de guardia, algunos de ellos en
plano intemporal de la verdad (Verón, situaciones reprochables: uno durmiendo
1987a: 20). No es un dato menor que al con su espada tirada, él lo interpela
narrar una ficción de la historia argentina preguntándole dónde está su sable, pero el
Letras 330

asociada a la vida militar de San Martín el soldado, sin inmutarse, continúa con su
enunciador utilice este componente, ya que siesta. Ve a otro soldado y a un sargento,
no debe argumentar o legitimar su relato tan borrachos que apenas pueden articular
sus palabras y mantenerse despiertos. Por toma su sable e infla el pecho. La cámara
último, el protagonista observa a otro hace un plano medio de San Martín con el
coqueteando con una mujer. Las acciones uniforme en perfectas condiciones, su
de los soldados le producen fastidio y mano en el sable y mirando al frente sin
continúa camino para encontrarse con las pestañear, parece los monumentos
autoridades del gobierno. broncíneos que representa, como si la
San Martín está por entrar al salón del estatua que lo representa en los
triunviro, había sido citado a las once y la monumentos hubiera tomado vida. Los
cámara hace un primer plano de un reloj soldados lo observan con asombro. La
que marca la hora exacta como para señalar única diferencia de San Martín, antes y
la puntualidad como atributo del personaje. después de la entrevista es el
Las autoridades le preguntan si se haría reconocimiento de su grado militar. Los
cargo del ejército, pero éste le responde soldados no admiran solamente el soldado
que no hay ni ejército ni regimiento, perfecto que representa el héroe, sino que
refiriéndose al estado lamentable de las ellos reaccionan frente al nuevo jefe (la
fuerzas armadas. Los miembros les obediencia a la autoridad y no a la persona
responden que es severo, San Martín les es un elemento presente en cualquier
responde que es justo. Por último, promete institución militar).
formar un regimiento modelo en seis meses
y que si no cumple su promesa, renunciará 2.1.3 El militar como forjador de la patria
a su cargo. Estas dos últimas escenas, nos Ya al final del largometraje aparece anciano
sirve para describir parcialmente algunas y ocioso en Boulogne Sur Mer, recordando
características del héroe: desaprueba la su vida como militar en América. La cámara
vagancia, la borrachera, y el flirteo, es con un plano general lo enfoca acostado,
preciso, disciplinado, tiene coraje, vestido de blanco, al lado de su hija
desinterés y seguridad en sus capacidades Remedios y del marido de ésta. San Martín
militares. está por morir y dirá sus últimas palabras,
Al salir del recinto, se encuentra su último deseo:
nuevamente con los soldados de guardia. Buenos Aires, mi América, todavía
Letras 331

luchas. Hubiera deseado verla cumplir


Los dos borrachos hacen el esfuerzo de el luminoso destino, por el cual, lo he
ponerse de pie y realizar el saludo marcial-; sacrificado todo. Veo la Patria…a las
glorias falsas de sangre y dominación
el que estaba durmiendo, también lo hace: opone la suya, la única gloria, la que yo
siempre quise para ella, los hombres como el título ocupa el lugar que en otras
felices en el trabajo, la libertada, la paz.
ficciones está reservado al nombre del

Cuando termina de decir estas palabras, héroe o los epítetos a él atribuidos. Que

vuelve a recostarse en su lecho y fallece. Así Argentina (Buenos Aires) alcance la paz es

termina la historia del héroe y el filme el último deseo de San Martín antes de

regresa al relato marco. El padre, el fallecer y es la última leyenda montada en

narrador del nivel metadiegético, la imagen que representa los logros de los

consolando a la niña, le dice que no llore militares. Desde luego (y siempre teniendo

porque ahora Argentina es un país “grande en cuenta la participación financiera del

y bello”. Volvemos al presente de la Estado en la producción del filme) no es

enunciación y la cámara comienza a casual que un gobierno militar signado por

mostrar imágenes del país actual: paisajes el autoritarismo político, el fraude electoral

naturales como el Perito Moreno o las y ciertos episodios no tan aislados de

Cataratas del Iguazú, imágenes de la ciudad violencia proponga la paz como un valor

de Buenos Aires, de barcos mercantes y de con el cual el “pueblo argentino” ha

industrias, de ganado, de personas entrado conjunción gracias al hacer de los

trabajando en las viñas, pero también de militares.

aviones militares que surcan el cielo, de Es justo en este punto donde podemos

desfiles marciales, de barcos disparando sus pensar la apropiación del héroe nacional y

cañones. Una serie de leyendas acompañan la representación de un país en progreso y

estas imágenes: “en espléndido progreso”, en armonía no solo para legitimar su hacer

“Fuerte para su defensa”, “cumple el sueño militar sino también como una estrategia

de su Libertador”, “es tierra de Trabajo y para disipar dudas si las hubiere sobre su

Paz”. Esta última leyenda bien vale señalar legitimidad como gobierno. También en el

su vinculación con el título y, en último filme, el enunciador caracteriza al héroe

caso, los lugares diferenciales del texto en como estrictamente militar, en parte, para

que se alude a la paz en tanto objeto de legitimar el hacer éstos en el presente. Y si

valor. En efecto, es un valor puesto en en un pasado fue el héroe militar el que

circulación en el texto empezando por el hizo la patria y el que supo representar la


Letras 332

título de la película. Cómo será de argentinidad, en el presente de la

importante en tanto objeto de valor que la enunciación es el ejército el que ha

referencia a ella en un lugar privilegiado cumplido el sueño del Libertador.


2.2 El héroe en acción que no debemos entender la censura en el
Más de tres décadas después del estreno ámbito cinematográfico del gobierno del
de Nuestra tierra de paz la película de momento como una medida que haya sido
Leopoldo Torre Nilsson, El santo de la abrupta y espontánea, sino que ya, en
Espada (1970), vuelve a poner en escena la gobiernos anteriores podíamos observar si
figura de San Martín. El filme es presentado no la prohibición, la presencia del control
como una adaptación de la biografía estatal, porque como por ejemplo ya varios
homónima de Ricardo Rojas (1933). Para años atrás existía la posibilidad de realizar
entonces, el país está nuevamente cortes a las películas. Lo que sí podemos
gobernado por los militares que han afirmar es que durante este gobierno se
tomado el poder por la fuerza. En este produce una complejización del dispositivo
contexto, podremos encontrar una serie de de control (Laurens, 2013) ya que con la ley
discursos que funcionan como restricciones 18.019, sancionada en diciembre de 1968 la
del discurso, entre ellos, algunas leyes única novedad, pero muy importante, con
vetadas por el gobierno de Onganía. respecto al marco legal anterior es que
Nuestra hipótesis sobre la representación figuran en el texto cinco motivos por los
del héroe nacional en el filme es que al que se podía no digamos censurar
igual que la película del 1939, San Martín fragmentos sino directamente prohibir la
aparecerá caracterizado exclusivamente exhibición de una película:
como militar, pero a diferencia de la Quedan prohibidas las escenas o las
películas en las que se incurra en las
película de Arturo S., Mom que aparece siguientes faltas: a) la justificación del
más que como un formador moral y militar adulterio y, en general, de cuanto
atente contra el matrimonio y la familia;
de sus soldados, en este caso aparece b) la justificación del aborto, la
como un libertador en acción, batallando y prostitución y las perversiones sexuales;
c) la presentación de escenas lascivas o
comandando un ejército, es decir, como un que repugnen la moral y las buenas
costumbres; d) la apología del delito; e)
héroe-guerrero.
las que nieguen el deber de defender a
la Patria y el derecho de sus
autoridades a exigirlo; e) las que
2.2.1 Onganía y la censura comprometan la seguridad nacional,
Mencionamos anteriormente leyes afecten las relaciones con países
Letras 333

amigos o lesionen el interés de las


promulgadas durante el gobierno de instituciones fundamentales del Estado
Onganía (1966-1970) como una condición (Eurasquin, 2008: 73)

de producción del filme, pero cabe aclarar


En el onganiato el dispositivo de control partida nuevamente a Europa. Su vida
mediante el discurso jurídico será cada vez como militar en Europa está suprimida, así
mayor, de suerte que a partir de 1968 y de como los episodios que hacen a su trayecto
la ley 17.567 se penarán los delitos de civil tanto en el Viejo como en el Nuevo
obscenidad a través de la difusión de Continente. El héroe es representado
imágenes, con prisión de hasta dos años. La siempre en el rol temático de militar, mejor
censura de esta época iba desde la policía dicho de un libertador americano y por qué
discursiva al dispositivo disciplinario. En el no argentino (habida cuenta de que aun en
caso de El Santo de Espada, la censura llegó el episodio del Cruce de los Andes los
aún más lejos: en entrevistas realizadas a soldados entonan el himno de López y
Alfredo Alcón, actor que interpreta a San Planes).
Martín en el filme que nos interesa, éste El enunciador de El santo de la espada
señala que algunas escenas en las que San recalca los atributos de San Martín como
Martín lloraba, o sufría demasiado por el estratega y guerrero. Esto se advierte, por
dolor, o tocaba a su esposa Remedios eran ejemplo, en las escenas que a continuación
cortadas por los censores del gobierno, ya referimos:
que para éstos “los próceres no son ● La noche anterior a la batalla de San
débiles” y “los militares no se emocionan”1. Lorenzo, San Martín habla con su esposa
Remedios. En esa ocasión le dice que los
2.2.2 El héroe en acción “godos” quieren entrar en Buenos Aires y
En este filme, a diferencia de lo que ocurre que para evitarlo “hay que cerrarles el
en Nuestra tierra de paz, los segmentos paso”. Aun en el espacio íntimo, en el
biográficos narrados sobre San Martín son diálogo con su mujer, San Martín es un
más acotados. En efecto, mientras que en la estratega, un soldado.
película de 1939 se narra desde su ● En la batalla de San Lorenzo, lo vemos
nacimiento en el Yapeyú hasta su muerte arengando a sus soldados, a quienes les
en Boulogne-sur-mer, en este caso se nos dice, con el sable en alto: “Este es vuestro
cuenta solamente su trayectoria militar en bautismo de guerra soldados de la
territorio americano: desde su llegada a Patria…yo sé que son invencibles”.
Letras 334

Buenos Aires, pasando por la batalla de San ● En la carga de caballería de la misma


Lorenzo, de Chacabuco, de Lima y la batalla, liderando la formación lo oímos
reunión con Bolívar en Guayaquil, hasta su exclamar, apuntando, una vez más con su
sable hacia el frente: “Adelante mis Paz se caracterizaba al héroe como
valientes”, “Luchar o morir. Victoria”. formador en moral y, disciplina a sus
● Tanto en las batallas de Chacabuco como soldados, esta vez, se hace hincapié en la
la de Maipú, lo podemos ver liderando la dimensión física de los soldados, en la
caballería, arengando a sus soldados y técnica, en la fuerza, en la habilidad para
además combatiendo, propinando con su combatir al enemigo. En este sentido San
sable estocadas a sus enemigos. En la Martín se presenta más que como un
batalla de Maipú, mientras las líneas formador de ética militar, como uno de
enemigas se forman, él le dice sus oficiales, guerreros: él les enseña a sus soldados
con su sable nuevamente en alto: “El cómo usar las armas, cómo cabalgar y
triunfo de este día es nuestro, el sol por cómo realizar formaciones. La característica
testigo”. que prima en este caso, es la ser un héroe
En esta versión, el héroe aparece siempre en acción y bélica. San Martín aparece como
dando batalla y liderando a su ejército, a el actor central, claramente diferenciado del
diferencia del San Martín de Mom al que resto de los solados por su rol de líder. En
sólo vemos en la batalla en dos momentos: cambio, en el filme del „39 sólo lo hace
primero, cuando observa a su enemigo como observador o como escriba de la
desde lo lejos con su catalejo – y, después, victoria en su cuartel. Entonces, habría una
cuando cae de su caballo y el sargento diferencia entre un hacer que es cognitivo
Cabral va en su ayuda2. En este sentido, (observar, escribir) en Nuestra Tierra de Paz
cabe observar que el enunciador de y un hacer más bien pragmático (batallar)
Nuestra tierra de paz tiende a alejar San en la versión de Torre Nilsson, donde
Martín de los escenarios militares (muñido además, el hacer cognitivo se hace en
de su catalejo, San Martín es un observador función o a los fines del pragmático (pensar
a distancia) o a mantener a raya su estrategias).
protagonismo en ellos (San Martín se torna
un héroe pasivo por estar herido y es 2.2.3 Los discursos disidentes
Cabral quien realiza la acción). En cambio el A pesar de las leyes de censura en el
enunciador del Santo de la espada exacerba onganiato hubo discursos que propusieron
Letras 335

el hacer bélico de un personaje que un héroe nacional diferente. Pensamos


entonces se define principalmente por el rol puntualmente en otros dos discursos
temático de militar. Si en Nuestra Tierra de audiovisuales: La hora de los hornos
(Solanas y Getino, 1968) y Por los senderos liberación realizada por el héroe, como una
del Libertador (Cedrón, 1971). El segunda guerra de liberación nacional (Tzvi
documental del Grupo Liberación se lo Tal, 2004: 5). La circular citada, también será
considera como un discurso antiimperialista utilizada por una de las agrupaciones
que apela al enunciatario, en la medida en militantes armadas, las Fuerzas Armadas
que realiza “un llamado a la acción” de la Revolucionarias (FAR) que repartirán
militancia armada, para realizar la liberación panfletos de ésta. Otra agrupación que
del imperialismo (Rombouts, 2007). San utiliza a San Martín como “guía” es el
Martín no aparece como personaje de la Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), en
diégesis, pero sí, como cita de autoridad. En cuyos afiches y cantos se podía leer: “San
dos oportunidades, la cámara hace un Martín, Guevara, /la patria liberada”
plano corto a la orden escrita por San (Eurasquin, 2008: 128). En este sentido nos
Martín al momento de iniciar la campaña interesa subrayar hasta qué punto la
de Chile: representación de San Martín es motivo de
Compañeros del exercito de los andes: disputa: cada uno de los enunciadores
…La guerra se la tenemos que hacer del
modo que podamos: sino tenemos
mencionados utiliza su figura para legitimar
dinero, carne y un pedazo de tabaco no y validar tanto su lugar de enunciación
nos tiene de faltar: cuando se acaben
los vestuarios, nos vestiremos con la como prácticas extradiscursivas.
bayetilla que nos trabajen nuestran Recordando a Foucault, el discurso es el
mugeres, y sino andaremos en pelota
como nuestros paisanos los indios: motivo y el medio por lo cual se lucha, es
seamos libres, y lo demas no importa
aquel poder del que quiere uno adueñarse.
nada.
…Compañeros, juremos no dejar las Una idea muy interesante planteada por
armas de la mano, hasta ver el país
enteramente libre, ó morir con ellas Kohan es que la figura del héroe nacional, y
como hombres de corage. en particular la sanmartiniana sustenta, los
3
San Martín .
más arraigados “principios morales” y
funciona él mismo como un principio en
Para Tzvi Tal, en este filme hay una
tanto fundamento, definiendo así, el “más
apropiación de la figura de San Martín para
allá” de la identidad nacional argentina. Se
legitimar el liderazgo del Perón y
entiende, entonces, que en Argentina, toda
Letras 336

representar la “lucha” de las agrupaciones


toma de posición aspire a contar con San
militantes peronistas contra el imperialismo
Martín entre sus premisas de validación. No
y el ejército, como una continuación de la
importa qué tan distintas, o incluso qué tan
opuestas, puedan ser esas posiciones en la Coscia. En estos dos discursos se nos
política o en la historiografía (Kohan, 2005: presenta una revisión del héroe nacional,
16). dicho de otra forma, con un proceso de
El otro documental que representa un San desmonumentalización de San Martín.
Martín muy distinto al de Torre Nilsson es Creemos que esto, por lo menos en parte,
el filme Por los senderos del Libertador guarda una estrecha relación con la
(1971) de Jorge Cedrón. El hilo conductor redemocratización, concepto que propone
en este caso es un recorrido por los Florencia Garramuño (1997) para su
distintos lugares que transitó en Europa y hipótesis sobre, conjunto de novelas
África, de modo similar a la operación que publicadas en Argentina, Brasil y Uruguay
realiza La hora de los hornos, reivindica el en el período 1981-1991, tiempo
aspecto revolucionario de San Martín y inmediatamente posterior a una serie de
traza la genealogía heroica: San Martín- gobiernos dictatoriales, que a su juicio
Rosas-Yrigoyen-Perón (Peña, 2003: 147). revisan los relatos fundadores de la nación
Pareciera que en la década de los sesenta, (crónicas de la conquista o discursos
la posibilidad de representar un San Martín nacionales de la formación del Estado).
distinto al oficial, no es a través de la ficción Creemos que aunque no se trate del mismo
histórica sino a través de otro tipo de género discursivo ni del mismo soporte,
discurso audiovisual como es el documental tanto el momento en que los filmes son
y no sin consecuencias4. producidos y puestos en circulación (1984 y
1992) como los temas que proponen, nos
2.3 La desmonumentalización de los permiten sugerir para ellos una hipótesis
héroes nacionales similar a la de la autora.
Las ficciones que ponen de nuevo al héroe
nacional en las pantallas son Tangos…y El 2.3.1 Un héroe civil y antimilitar
general y la fiebre, ambos largometrajes En la película Tangos… se narra la estadía
proponen un San Martín muy distinto al de un grupo de argentinos exiliados en
militar-moral de Nuestra tierra de paz o al París durante la última dictadura argentina.
militar-guerrero de El santo de la espada. Entre todos ellos está Gerardo: profesor,
Letras 337

Nos encontraremos un San Martín anciano periodista y escritor, o sea, un intelectual,


y disminuido en el filme de Solanas y uno por este roles temático que ocupa
héroe deprimido y abatido en la versión de podemos decir que este actor está en
posesión de un saber y de una palabra refutar el hacer de la última dictadura. Es
legitimados. En un fragmento de sus notas recurriendo a una figura incuestionable
escribe: “estas notas intentan también como la de San Martín, que el enunciador
recordar a San Martín y el exilio de la gran pone en evidencia la ilegitimidad de un
nación inacabada. Los pueblos gobierno militar que ha llegado al poder
latinoamericanos han vivido exiliados por la fuerza, rompiendo para el caso los
dentro o fuera de su tierra, por la principios fundamentales de la democracia
imposición de los proyectos y ejerciendo la violencia y el terrorismo de
neocoloniales…”. En esta cita, podemos ver Estado.
cómo Gerardo no piensa la estadía de San Al final de la película, San Martín se le
Martín como el retiro, sino como un exilio, y aparece a Gerardo que está postrado en su
que además, a diferencia de Nuestra Tierra cama, vestido de civil, anciano y
de Paz no plantea que “el sueño del ayudándose a caminar con un bastón, y le
Libertador” haya sido cumplido, sino que dice:
todavía está por hacerse. Otro punto a
considerar es que los exiliados no son [SAN MARTÍN:] ¿No le parece ya hora
que volvamos?
cualesquiera, sino que es el mismo pueblo, [GERARDO:] ¿Pero cómo General? Estoy
actor metacolectivo que designa al muy cansado y muy pobre.
[SAN MARTÍN:] Lo comprendo Gerardo,
conjunto de habitantes de un país. yo tampoco tengo un peso. Si hasta de
En una de las secuencias, que el enunciador mi pensión se olvidaron. Pero hay que
volver, aunque falten ganas. Siglo y
presenta como “Ausencias” –con una medio que espero… poder ver la patria
que soñamos, grande, unida, volver…
leyenda en letra cursiva y blanca–, Gerardo,
Mariana, la actriz principal de la tanguedia, En esta misma escena aparece Carlos
y su hija María, viajan a Boulogne Sur-Mer a
Gardel que, sentado en una silla y cebando
visitar la casa donde vivió San Martín, mate, también pone de manifiesto su deseo
cuando están en el lugar, Mariana lee una
de regresar. San Martín interviene en el
declaración del Libertador: “Nunca diálogo y entonces le dice: “No falta tanto,
reconoceréis por gobierno legítimo de la
esto se pudre. Lo que más me apena es
Patria sino aquél que haya sido elegido por
Letras 338

verlos [a los militares] tan poco patriotas”.


la libre y espontánea libertad de los En esta oportunidad, San Martín no sólo no
pueblos”. Evidentemente, la frase opera
es representado como militar, sino que se
como una cita de autoridad que viene a distancia de ellos y se permite criticarlos:
además de haberse olvidado de él (de su militares, y además de esto, mientras el
pensión) le parece que carecen de un valor personaje de Gerardo en Tangos… plantea
primordial: el patriotismo. El enunciador al pueblo como víctima de la dictadura, en
construye un héroe debilitado que se esta oportunidad el presidente iguala al
parece más a un abuelo que a un guerrero militar con el pueblo.
pero que sirve para criticar la última
dictadura argentina. Esta operación es 2.3.2 Un héroe loco y angustiado
importante por el modo como disputa otras El general y la fiebre narra la estadía de San
apropiaciones de la figura de San Martín, Martín en la estancia de Saldán para
casi siempre por parte de gobiernos recuperarse de sus enfermedades. El
militares pasados pero también protagonista lejos de su rol de héroe épico
contemporáneos al filme. A título de aparece en una situación desfavorable:
ejemplo bastará citar las palabras que Jorge enfermo, angustiado y loco. Al igual que
Rafael Videla supo pronunciar el 7 de julio Nuestra tierra de paz hay un narrador
de 1976 en ocasión de la tradicional cena metadiegético: en este caso, se trata de
de camaradería de las Fuerzas Armadas: Milagros, una criada de la finca que
En distintos momentos de nuestra acompañó al héroe en su enfermedad y
historia las Fuerzas Armadas aceptaron
todos los desafíos y asumieron todas
que le cuenta la historia de su estadía a
las responsabilidades. El triunfo o la otro general, Facundo Quiroga.
adversidad las encontró siempre
dispuestas. El coraje fue la norma; el En la recuperación de su enfermedad
sacrificio, una costumbre diaria. aparecerán una serie de personajes que en
San Martín, arquetipo supremos de la
argentinidad, les fijó una misión y un los discursos que ya hemos trabajado no
estilo: misión emancipadora; estilo,
habían tenido una gran jerarquía: Milagros
honor y dignidad.
Los hombres de armas no sólo están que lo acompaña en todo momento,
identificados con el sentir del pueblo
de la Patria. Son el Pueblo. Viven, curanderas que alivian sus dolores, gauchos
sienten y padecen los problemas de que lo alientan, entre otros, aparecen como
todas las comunidades y comparten,
5
asimismo, sus ideales y sus sueños . ayudantes del protagonista. En este último
sentido, la diferencia con Nuestra tierra de
En esta oportunidad, el enunciador se
paz o El santo de la espada es destacable
Letras 339

apropia de la figura del héroe para


por cuanto en estas películas estos sujetos
legitimar la toma por fuerza del Estado y lo
no aparecen y si lo hacen, tienen un papel
reconoce como el garante de los valores
más bien secundario. Por ejemplo, en la
película de Torren Nilsson la criada de los castigando a un peón, que le dice: “indio
Escalada solo se limita a ayudar a Milagros del demonio, retobado, gaucho haragán”
con los quehaceres del hogar, en cambio, mientras lo azota. En otra oportunidad,
los peones gauchos y los indios no son nuevamente se repite este castigo y
caracterizados como tales y si uno pudiera además le rompe la guitarra (con la que
reconocer un rostro aborigen en los filmes cantaba canciones patrióticas), pero esta
mencionados ellos corresponden a los vez éste se defiende, ambos sacan sus
granaderos, es decir, a ese cuerpo de cuchillos, pelean, y el peón logra asestarle
ejército “creado” por San Martín. Pareciera una apuñalada. El general no interviene en
que el héroe en El santo de la espada o la pelea, lo deja escapar y le dice a Guido:
Nuestra Tierra de Paz no requería ni “parece que los carneros se han vuelto
ayudantes ni sujetos de hacer y era un toros bravos Tomás y ya es hora que lo
sujeto con competencias plenas desde un sepa Fernandito”. Anteriormente le había
principio. Es en este punto, donde comentado una idea similar al teniente Paz:
podríamos encontrar parte de la operación
de desmonumentalización del héroe En Buenos Aires sólo unos pocos saben
las dificultades que tenemos. No han
nacional que si es capaz de realizar hazañas sabido romper con un rey y ya están
buscando otro para reemplazarlo; ya
es a condición de que lo ayuden y de que
que va haber un rey que sea un inca, un
lo hagan personajes cuyos atributos han hijo de esta tierra. Muchos parecen no
haberse dado cuenta que esta es la
sido configurados como menores. revolución americana, que fuera una
Gran parte de la historia se narra a través revolución de carneros, aquí mismo. En
la Córdoba del director Posadas, un
de las pesadillas y los sueños que tiene el español se atreve a levantar la mano a
general ocasionados todos ellos por el un americano sin consecuencias, sin
recibir su castigo, una revolución de
delirio de la fiebre. En una de estas carneros, teniente.
alucinaciones, un grupo de soldados
Además de su voluntad de que la autoridad
españoles entra a buscarlo a su habitación.
sea un indígena, el término “carneros” que
El pelotón le apunta con sus armas, lo
emplea el protagonista se refiere
levanta y lo lleva al cuartel para fusilarlo.
metafóricamente a aquellas personas
Apenas es fusilado, el general se despierta
Letras 340

mansas y sumisas, que en este caso son los


de su pesadilla y escucha a otro español
peones, gauchos e indios. La
diciendo “¡fuego!”, toma su sable y ve a
transformación que provoca la revolución
Don Juan, el encargado de la finca
en la que está implicada la naturaleza en una lengua indígena que San Martín
(carnero →toro) es la revelación del peón traduce.
criollo contra el amo godo; y este mismo En este texto los programas narrativos del
peón que se retoba contra Don Juan, héroe son concretados gracias a la
aparece en el final del filme al lado del colaboración de sus ayudantes americanos
general, pero esta vez como soldado, (local, criollo, indio, gaucho) al igual que en
marchando para cruzar la cordillera de los otro discurso que consideramos que
Andes. funciona como su condición de producción
Para el general, los gauchos y los indios no que es la Historia de la Nación
solamente sirven como soldados sino que Latinoamericana (2006) de Jorge Abelardo
tienen un rol fundamental en la revolución: Ramos en el que el indio, el mestizo,
“Las revoluciones las hacen los pueblos, aparecen caracterizados como víctimas del
Milagros. Los jefes estamos para organizar colonialismo, pero por otro lado al
esa fuerza con inteligencia, con dignidad”. momento de las luchas por la
En un almuerzo con amigos y otros independencia como elemento clave para
invitados, insiste: “Señores, van a ser su triunfo. A juicio de Ramos, el rol de sus
vuestros paisanos con sus propios medios comandantes más que el de grandes
los que puedan ponerle fin a esto”. héroes habría sido el de poder haberlos
En su último sueño está arrodillado y tose, sumado a la lucha:
como lo hace muchas veces mientras está
enfermo. Pese a ello logra tomar aire y en el Llaneros de variado color con Páez,
criollos y negros con San Martín,
momento en que lo hace se le presenta a gauchos con Güemes, indios y mestizos
con Artigas, campesinos aztecas o
sus espaldas un escuadrón de jinetes
mayas con Hidalgo y Morelos o cholos
criollos, de granaderos. Uno de ellos se le y mestizos con Muñecas en el Alto
Perú, todos se lanzarán a la corriente
acerca y desde su caballo le dice en una de la historia universal como
lengua indígena, que el general traduce en “americanos”. (Ramos, 2006: 103-104).
…la segunda oleada revolucionaria
voz over: “General, sin usted no somos lanzará a la lucha esta vez a las fuerzas
nada, vivos o muertos pero jamás esclavos, populares: la causa de la Independencia
ahora será invencible. (Ramos, 2006:
vencer o morir, vencer o morir”. De todas 136-137).
Letras 341

las películas del corpus, ésta es la única en


Tanto el enunciador de El general y la fiebre
que se representa a un soldado hablando
como el de Historia… plantean una
recomposición de los actores que después que ellas quedaron huérfanas de
conforman al pueblo y de la función de los relatos, al cabo de los eventos de 2001
héroes en la historia, éstos no actúan en cuando, según Lewkowicz (2004), se
solitario sino rodeado de “paisanos” y produjo el desfondamiento del Estado en
“carneros”. Esta propiedad del héroe su rol de proveedor de subjetividades y
aparece como una novedad con respecto a pensamiento.
las películas anteriores, y nos permite Pero, entre diciembre de 2001 y mayo de
reforzar nuestra lectura de la 2010, las cosas parecieran haber cambiado.
desmonumentalización del héroe nacional. La creación de nuevos canales de
comunicación, la recuperación de
instituciones y de empresas nacionales, la
2.4 El héroe como líder del pueblo implementación de nuevos feriados
El último discurso que compone el corpus relacionados con la soberanía nacional, la
de este artículo es Revolución: el cruce de creación de nuevas secretarías de gobierno,
los Andes. Además de haber sido entre otros, son algunos de los elementos
patrocinado y promovido por el gobierno que parecerían dar cuenta del crecimiento
nacional, su producción está vinculada a un del Estado que quiere revertir su pérdida de
contexto socio-histórico determinado que, poder. Una de las estrategias más eficaces a
a falta de mejor nombre, llamaremos “del estos fines ha sido la producción de
Bicentenario”. Consideramos que este discursos capaces de intervenir en el modo
acontecimiento compuesto por de relatar la historia nacional, que como
celebraciones, conmemoraciones, logos, plantea Lewkowicz, lo que permite que una
iconografía y, en fin, discursos verbales y no sociedad o comunidad se configure como
verbales de toda clase a que han dado una Nación no es otra cosa que su historia
lugar los doscientos años de la Revolución y creemos que entre estos discursos hay
de Mayo se le presenta al Estado como una que considerar a Revolución…
ocasión más que aprovechable para
producir discursos en pos de recuperar, 2.4.1 El héroe que lidera al pueblo
mantener y acrecentar su legitimidad. Es A la vulnerabilidad física que caracterizó a
Letras 342

una oportunidad para volver a escribir la las representaciones cinematográficas de


Historia, un momento idóneo para narrar el San Martín durante los ochenta y noventa
origen de las instituciones. Sobre todo parece seguirle un modo de construcción
que abunda en la deficiencia moral del pueblo6. Pero hay una diferencia con
héroe, pero aun manteniéndose como sede respecto al filme de los noventa, San Martín
de valores, al mismo tiempo que sujeto mantiene una relación de superioridad
movido por pasiones que lo hacen incurrir jerárquica frente al pueblo, en este caso el
en el error y el exceso como la desconfianza héroe no sólo organiza sino que también
y la irascibilidad que contribuyen a lidera al pueblo.
humanizarlo, es decir, a acercarlo a un No por casualidad, el filme comienza con el
espectador también defectuoso e fotograma de un mapa de América del Sur
imperfecto. Porque el héroe es como y una voz over que presenta la gesta de San
nosotros, puede ser imitado. Aquí habría un Martín de la siguiente manera: “Desde Cuyo
cambio en las modalidades que configuran una zona aislada y pobre, José Francisco de
al enunciatario y por lo tanto, un cambio en San Martín crea, instruye y se pone al frente
la performatividad del enunciado: si el de un ejército de 5.200 hombres para
héroe perfecto debe ser imitado¸ el héroe cruzar los Andes y liberar Chile como
imperfecto, en cambio, puede ser imitado primer paso de un plan mayor: la libertad
(Scarcella, 2012: 45-66). de todo un continente”. En esta cita se le
Otra relativa novedad que introduce el adjudica toda una serie de programas
filme de Ipiña es la profundización de una narrativos a San Martín que, si no mantiene
de las características del héroe que ya la configuración del héroe en su dimensión
encontramos en El general y la fiebre y que épico-individual, por lo menos lo construye
atañe a la configuración del personaje como líder. Estos programas son: crear un
como héroe individual respecto del pueblo ejército, instruirlo, liderarlo (ponerse al
como personaje colectivo. Si en la película frente), y liberar Chile, primero y “todo un
de Coscia, San Martín afirmaba que a la continente”, después. Además, todas estas
revolución la hacen los pueblos mientras acciones implican las transformaciones de
que los jefes están solamente para otros actores en el enunciado en espacios
organizar, en Revolución… veremos cómo signados por la carencia (“desde Cuyo, una
este personaje colectivo lleva a cabo toda zona aislada y pobre”) lo cual engrandece
una serie de programas narrativos en pos su tarea. Aunque por otro lado, el pueblo se
Letras 343

de la independencia: aquí San Martín ya no configura como un sujeto de hacer dotado


es el héroe que conquista la libertad para también de un querer propio y movido por
su pueblo, sino que la consigue con el pasiones positivas que lo llevan a actuar:
[San Martín dirigiéndose al pueblo de el lugar no ya del sujeto de hacer sino de
Cuyo:] Cuando mañana partamos
muchos dejaremos mujeres e hijos pero
un Destinador inicial que manda hacer (al
lo haremos con más alegría que tristeza mismo tiempo se autodestina ese programa
porque el resultado de tanto sacrificio,
de tanta ausencia no será otro que la narrativo porque él también va a hacer con
libertad. No hay palabras suficientes el pueblo) y de un Destinador Justiciero que
para vuestros desvelos, todo se debe a
ustedes que con sus propias manos, sanciona positivamente lo ya hecho por el
sus bienes, y sus dineros crearon un
pueblo (la construcción de un ejército,
ejército desde el barro mismo para el
beneficio de todo un continente. hacer además, que ha supuesto la privación
Triunfaremos porque no hay tirano por
más fuerte que sea que pueda callar la de valores). Podríamos plantear que es este
alegría de un pueblo libre. corrimiento de rol actancial el que permite

Como podemos observar en la cita, no se configurar al héroe como líder y no como

hace alusión al que se ha considerado el héroe individual.

mayor instrumento de guerra creado por el Esta particular manera de configurar la

héroe –por ejemplo en Nuestra tierra de relación héroe-pueblo fue explícitamente

paz o El santo de la espada–: esto es el señalada por la Presidenta de la Nación en

cuerpo de granaderos a caballo. En cambio, ocasión de presentar el filme:

es el pueblo el que construye el ejército. … homenajeamos al pueblo que lo


acompañó para si era necesario morir,
Dicho de otro modo: el ejército de este San junto a él, por la Patria. En definitiva él
los guiaba en nombre de la Patria y
Martín es el propio pueblo. Este es, pues,
ellos lo seguían también en nombre de
un personaje colectivo en cuya esa Patria. Es bueno juntar en esa
palabra, “Patria”, a sus dirigentes, a sus
construcción el filme se detiene
líderes, a sus próceres y el pueblo en
especialmente. Así, abundan las escenas en una unidad indisoluble porque no
7
existiría lo uno sin lo otro.
las que aparece como sujeto de hacer
(hombres y mujeres que trabajan, fabrican A propósito del anterior presidente de
uniformes, levantan la cosecha, etc.), pero este gobierno, Néstor Kirchner, Tzvi Tal
también como sujeto de pasiones (2013) señala que, en Revolución… el

(hombres, mujeres, soldados y negros que “discurso kirchnerista” se apropia de la


figura del héroe nacional para establecer
se divierten en una fonda) y, finalmente,
paralelos entre el héroe y el ex
como sujeto de privaciones (allí donde son
Letras 344

presidente –o por lo menos su gestión– y


asesinados, violados o despojados de sus
asimilarlos. Esta misma relación también
bienes por los realistas). Pero por otra
la encontramos en el video institucional
parte, este parlamento deja a San Martín en
que difundió el ministerio de Desarrollo 3. Conclusión
8
Social el 25 de febrero del 2014 . Este es A lo largo de este trabajo hemos intentado
mucho más explícito a la hora de trazar señalar como la figura de San Martín como
semejanzas, paralelos y continuidades
héroe nacional siempre ha cumplido una
entre San Martín y Néstor Kirchner. El
función de legitimación política, o por lo
mensaje de difusión subraya: “25 de
menos como un recurso para lograr ésta. En
febrero. Nacimiento de dos gigantes de la
las películas de Mom y Torre Nilsson San
Historia.”. La voz over los equipara en
sus logros y su grandeza: Martín aparece para caracterizar a los

Nacieron el mismo día, son dos militares como continuadores de éste y


estrategas y dos luchadores
para legitimar su hacer en el extratexto, que
incansables de la libertad y la Justicia.
Los separan 172 años de historia. Uno está estrechamente relacionado con sus
fue bautizado el padre de la patria, el
condiciones de producción: en Nuestra
otro revivió el sentido de la palabra
patria. Uno dijo: “Serás lo que debas tierra de paz, con toda una serie de
ser, o no serás nada”. El otro respondió:
“No pasarán a la historia aquellos que discursos vinculados con el Estado y en
especulen, sino los que más se la particular con Instituto Nacional
jueguen”.
Sanmartiniano que caracterizaban a un

Rescatamos esta cita para subrayar el héroe exclusivamente militar, católico y

carácter oficialista del filme y cómo la como hombre de Estado, y en El santo de la

configuración del pueblo (hacedor de su espada, con las leyes de censura que,

propia historia aunque siempre de la mano sancionadas por un gobierno dictatorial,

de un líder) funciona como estrategia restringían la representación del héroe en

discursiva utilizada en los discursos pos de su legitimación. Contrariamente a lo

producidos por el gobierno en el contexto que sucede en Tangos…, donde San Martín

del Bicentenario. En el gobierno de Cristina critica a los militares, que son configurados

Fernández tanto como de su predecesor como antisujetos que frustran la realización

Néstor Kirchner el “pueblo” es el actor de programas narrativos positivos como la

central del campo político pero siempre a construcción de la nación. En El general y la

manos de un líder, en este caso, el segundo fiebre, el héroe nacional no se lo representa

término de la analogía es el mismo para criticar o legitimar a un personaje


Letras 345

presidente. referencial como los militares, sino para


examinar los relatos fundacionales,
particularmente el concepto de nación; es
aquí donde Historia…de Jorge Abelardo audiovisuales analizados poseen relaciones
Ramos funciona como huella, ya que tanto con el aparato de Estado, deberíamos
en el filme como en el discurso citado, se considera al corpus de filmes también
critica el concepto de nación argentina, como una serie de discursos políticos.
uruguaya, chilena, colombiana, etc. para
reivindicar el de nación latinoamericana
Notas
como así también reivindicar a los
1
personajes que la conforman o en su Lo que la película no pudo mostrar.
Entrevista a Alfredo Alcón en Clarín Digital el
defecto deberían conformarla, como el 17 de agosto del 2000. Link:
indio, el mestizo, el peón, entre otros. Por http://edant.clarin.com/diario/2000/08/17/s-
01501.html
último, en Revolución: el cruce de los Andes, Este es un San Martín en libertad. Entrevista a
Alfredo Alcón en Tiempo Argentino 7 de abril
hemos afirmado que la representación del
del 2011. Link:
héroe nacional y narrar (parte) de la historia http://tiempo.infonews.com/nota/22470/este-
es-un-san-martin-en-libertad
nacional funcionan como algunas de las 2
Otra diferencia es que en Nuestra Tierra de
estrategias para revertir el vaciamiento del Paz es el soldado Baigorria quien sostiene el
moribundo Cabral, en este caso, en cambio,
Estado como proveedor de subjetividades y es San Martín el que lo oye decir sus últimas
pensamiento. Además de esto, palabras.
3
Luego de regresar a Chile desobedeciendo
señalábamos que el filme junto con otros la orden del Directorio de reprimir a los
caudillos populares del Litoral, San Martín
discursos audiovisuales legitimaba al
emite la Orden General el 27 de julio de 1819,
gobierno kirchnerista y al expresidente considerada como “un grito de libertad”.
4
Un dato que nos parece importante es que
Néstor Kirchner. Por lo visto San Martín el documental del Grupo Cine Liberación fue
goza de una eficacia simbólica, es decir, producida y exhibida en la clandestinidad y
por otro lado, Jorge Cedrón director exiliado
sirve para legitimar o criticar personajes y en Europa dirigió una película controversial
como lo fue Operación Masacre, rodada y
enunciadores en el texto, y/o agentes en un
exhibida también en la clandestinidad antes
extratexto, por esto, Kohan afirma que “en de su estreno en 1973 y éste fue asesinado en
el aeropuerto de París, una muerte sobre la
Argentina, toda toma de posición aspira a
que se desconoce mucho.
5
contar con San Martín entre sus premisas En Mensajes Presidenciales Tomo I (1977: 57)
Buenos Aires, Congreso de la Nación.
de validación. No importa qué tan distintas, 6
Para ver esta misma relación en los desfiles
o incluso qué tan opuestas, puedan ser esas del Bicentenario ver Savoini (2012)
Letras 346

7
Casa Rosada: Presidencia de la Nación
posiciones en la política o en la Argentina. Palabras de la Presidente Cristina
Fernández en el acto de presentación del
historiografía” (Kohan, 2006: 16). Y si
rodaje del filme "San Martín, cruce de los
consideramos que los discursos Andes" en el salón de las Mujeres
Argentinas,CasaRosada,21/5/2009: Interescuelas Departamentos de Historia
http://www.casarosada.gov.ar/index.php?opti (Catamarca, 10 al 13 de agosto de 2011). En
on=com_content&task=view&id=5973 URL_http://www.rehime.com.ar/escritos/pone
8
En URL: ncias/catamarca/Fernando%20Ramirez%20Llo
http://www.lanacion.com.ar/1667274-un- rens.pdf. Fecha de la consulta: 22/07/2014.
video-del-gobierno-compara-a-nestor- MOZEJKO, Teresa (1995-1996) “La
kirchner-con-san-martin-dos-gigantes-de-la- construcción de los héroes nacionales”.
historia. Fecha de la consulta 24/11/2014 Estudios N6 Junio-Junio. Córdoba: Centro de
Estudios Avanzados de la Universidad
Nacional de Córdoba, págs 79-82.
Bibliografía
PEÑA, Fernando Martín (2003) El cine quema:
Jorge Cedrón. Buenos Aires: Altamira.
BACZKO, B. (1991). “Prefacio” e “Imaginación
social, imaginarios sociales”, Los imaginarios RAMOS, Jorge Aberlardo (2006) Historia de la
sociales. Memorias y esperanzas colectivas. Nación Latinoamericana. Senado de la
Buenos Aires: Nueva Visión, págs.7-10 y 11- Nación: Buenos Aires.
52. ROMBOUTS, Javier: “Fernando Pino Solanas y
GARRAMUÑO, Florencia (1997) Genealogías la filmación de la Hora de los Hornos” en
culturales: Argentina, Brasil y Uruguay en la diario Página 12 (14/10/2007). Última vez
novela contemporánea (1981-1991). Beatriz consultado: 12/08/2014. Link:
Vitervo Editora: Rosario. http://www.pagina12.com.ar/diario/suplemen
tos/espectaculos/5-7958-2007-10-14.html.
GREIMAS, Algirdas Julien y COURTES, Joseph
(1982) Semiótica: Diccionario razonado de la SAVOINI, Sandra. (2012) “Relato audiovisual y
teoría del lenguaje. Madrid: Gredos. memoria histórica: la narración televisiva del
Bicentenario”, en Cómo nos contamos:
HAMON, Philippe (1977) Para un estatuto
narraciones audiovisuales en la Argentina del
semiológico del personaje. París: Seuil.
Bicentenario. Córdoba: Ferreyra Editor, págs
KOHAN, Martin (2005) Narrar a San Martín. 21-44.
Buenos Aires: Adriana Hidalgo Editora.
SCARCELLA, Daniel (2012) “Estado, Nación y
FERNANDEZ, Cristina (2009) Palabras de la héroes nacionales: Las narraciones de San
Presidente Cristina Fernández en el acto de Martín y Manuel Belgrano en el cine
presentación del rodaje del filme "San Martín, contemporáneo”, en Cómo nos contamos:
cruce de los Andes" en el salón de las Mujeres narraciones audiovisuales en la Argentina del
Argentinas, Casa Rosada, el 21/5/2009. En Bicentenario. Córdoba: Ferreyra Editor, págs
URLhttp://www.casarosada.gov.ar/index.php? 45-65.
option=com_content&task=view&id=5973.
------------------- (2015) “La figura del héroe
Fecha de la consulta: 20/6/2012.
nacional en el discurso cinematográfico: San
HOURCADE, Eduardo (1998) “Ricardo Rojas Martín en Nuestra tierra de paz (1939)”, 1º
Hagiógrafo: a propósito de El Santo de la Jornadas Nacionales de Historiografía,
Espada”. Estudios Sociales: Revista organizado por el Departamento de Historia,
Universitaria Semestral Nº 15 2º semestre. Facultad de Ciencias Humanas (Río Cuarto, 26
Santa Fe, págs. 71-89. y 27. En URL:
LEWKOWICZ, I. (2004). Pensar sin Estado: la https://www.unrc.edu.ar/unrc/comunicacion/e
Letras 347

subjetividad en la era de la fluidez, -1ª ed.- ditorial/repositorio/978-987-688-146-3.pdf


Buenos Aires: Paidós. TZVI, Tal (2004) “San Martín, from Bronze to
LLORENS, Fernando Ramírez (2011) “El control Celluloid: Argentina‟s Liberator as Film
de la exhibición cinematográfica durante el Character”, en Film & History: An
gobierno de Onganía”. En XIII Jornadas Interdisciplinary Journal of Film and Television
Studies, Volume 34.1, págs. 21-30. En
URLhttp://muse.jhu.edu/journals/film_and_his
tory/v034/34.1tal.pdf. Fecha de la consulta:
1/05/2013
------------------. (2013) “El kruce de los
andes: la imagen de San Martín y el discurso
oficial”, en XIV Jornadas
Interescuela/Departamento de Historia
(Mendoza, 2 al 5 de Octubre. Inédito.
VERÓN, Eliseo (1987) La semiosis social.
Gedisa: Buenos Aires.
-------------------- (1987a) “La palabra
adversativa”, en El discurso político: lenguaje y
acontecimientos. Hachette, Buenos Aires, págs
11-26.

Letras 348