Sei sulla pagina 1di 5

Creyendo las Promesas de Dios.

Un mandamiento (ver capítulo 8) es algo que el hombre debe hacer; una promesa es
algo que Dios hará. Un mandamiento debe ser obedecido; una promesa debe ser creída.
Cuando Dios da un mandamiento, Él dice, TÚ HARÁS (Deuteronomio 6:5; Mateo
4:7,10); cuando Dios da una promesa, Él dice YO HARÉ (ver Éxodo 6:6-8; ¿cuántos YO
HARÉ encuentra en estos versículos? _____).

Es importante poder ver la diferencia entre un mandamiento (Dios diciéndome que haga
algo) y una promesa (Dios diciéndome que Él hará algo). Examine los siguientes
versículos y escriba una “C” delante de los versículos que contienen un mandamiento y
una “P” delante de los versículos que contienen una promesa:

_____ Juan 14:1 _____ Juan 14:16 _____ 1 Tes. 5:17


_____ Juan 14:3 _____ 1 Tes. 4:16 _____ 1 Tes. 5:24
_____ Juan 14:15 _____ 1 Tes. 4:18 _____ Salmo 23:6

¿Qué es una promesa? Una promesa podría definirse como sigue: “Palabras dichas o
escritas que comprometen a una persona a hacer o no hacer algo”. Cuando una persona
hace una promesa, está dando su palabra de que hará o no hará algo.

La gente hace promesas y la gente a veces quebranta sus promesas. Aquí hay algunas
promesas que diferentes personas pueden hacer:

A) “Si me prestas $5.00, te los devolveré mañana.


B) “Me encontraré contigo en la cancha el sábado a la 1:00 p.m.”
C) “Que tengas un buen viaje a California. Te escribiré cada semana”.
D) “Mamá y papá, lo haré mejor en la próxima libreta de notas”.
E) “Estaré orando por ti”.

¿Qué debería hacer cada una de estas personas para poder cumplir estas promesas?
¿Puede pensar en algunas cosas que podrían suceder que impidieran que estas promesas
puedan ser cumplidas?

Muchas veces las personas quebrantan sus promesas y deben aceptar la responsabilidad
por ello. Quizás se han olvidado, quizás cambiaron de parecer o quizás simplemente
fallaron en hacer lo que habían dicho que harían. A veces las personas quebrantan sus
promesas por causa de circunstancias y situaciones fuera de su control (mal tiempo, un
neumático desinflado en el camino, enfermedad, etc.).

Los hombres quebrantan sus promesas, pero hay Una Persona que nunca quebranta Sus
promesas. Puede ser que un hombre no guarde su palabra, pero hay Una Persona que
siempre guarda Su Palabra. Hay un Dios fiel en el cielo que cumple las promesas.
Examine los siguientes versículos y complete las frases que siguen a cada versículo:

1. Tito 1:2 Dios siempre cumple Sus promesas porque


______________________________________________
2. Hebreos 6:18 Dios siempre cumple Sus promesas porque
__________________________________________________

3. Números 23:19 Dios siempre cumple Sus promesas porque


___________________________________________________

4. Josué 23:14 Dios siempre cumple Sus promesas porque


___________________________________________________

5. Romanos 4:21 Dios siempre cumple Sus promesas porque


___________________________________________________

6. Hebreos 11:11 Dios siempre cumple Sus promesas porque


___________________________________________________

¿Hay alguna circunstancia que esté fuera del control de Dios? ¿Dios alguna vez se
enferma? ¿Puede Dios ser sorprendido por mal tiempo? ¿Puede Dios tener problemas de
transporte? ¿Podría Dios decir alguna vez, “yo quería cumplir esa promesa pero un
suceso inesperado me lo impidió”?

Promesas Condicionales.

Muchas promesas de Dios son condicionales (cuando vea esta palabra “condicional”
piense en esa pequeña palabra “si”). Dios promete hacer algo SI el hombre hace algo.
Dios hará Su parte si
el hombre hace la suya. A veces nuestros padres nos dan una promesa condicional:
“SI terminas de comer todo lo que tienes en el plato, te daré un postre”. Veamos algunas
promesas condicionales que se encuentran en la Biblia:

1. HECHOS 16:31. ¿Qué debe hacer el pecador?


________________________________. Si el pecador hace eso, ¿qué promete hacer
Dios? ___________________________________

2. ROMANOS 10:9. ¿Qué debe hacer el pecador?


_____________________________________ Si el pecador hace esto, ¿qué promete
hacer Dios? _________________________________

3. SANTIAGO 4:7 (última parte del versículo). ¿Qué debe hacer el creyente?
_______________ ________________. Si el creyente hace esto, ¿qué promete
hacer Dios? ________________________________________________.

4. SANTIAGO 4:8 (primera parte del versículo). ¿Qué debe hacer el creyente?
_____________________________ Si el creyente hace esto, ¿qué promete hacer Dios?
___________________________________________.

5. SANTIAGO 4:10. ¿Qué debe hacer el creyente?


_________________________________. Si el creyente hace esto, ¿qué promete hacer
Dios? _______________________________.

Si somos cuidadosos de hacer nuestra parte, Dios ciertamente hará la Suya.

Promesas Incondicionales.
Cuando Dios da una promesa incondicional, no hay “si” o “y” o “pero” al respecto. Dios
dice, “HARÉ TAL COSA” y no importa que al hombre le guste o no le guste, que lo crea
o no lo crea—Dios lo hará de todos modos. Una promesa incondicional significa que Dios
lo hará, como sea. Aquí hay algunos ejemplos:

1) JUAN 14:3—Jesús dijo, “vendré otra vez”.

Y si los hombres no quisieran que Jesús volviera, ¿eso cambiaría la promesa? Y si los
hombres no creyeran que Jesús volverá, ¿afecta eso la promesa de Dios? Jesús cumplirá
Su promesa como sea. Lo más razonable que se puede hacer es creer lo que Dios dice.

2) HEBREOS 13:5—Dios dice, “no te desampararé ni te dejaré”.

¡Dios nunca abandonará al creyente! Esa es la promesa de Dios. ¿Pero, y si el creyente


peca? ¿Quebrantará Dios entonces su promesa? No, Dios mantiene Su promesa y Dios
estará junto al creyente que peca, convenciéndolo y tratando con su corazón hasta que
las cosas sean puestas en orden.

3) MATEO 17:23—Jesús dijo que al tercer día de Su muerte resucitaría


nuevamente.

Había muchas personas que no querían que Jesús resucitara de los muertos (Mateo
27:62-66). ¿Cambió ésto la promesa? Había muchas personas que no creían que Jesús
resucitaría de los muertos nuevamente (incluso sus propios discípulos). ¿Cambió eso la
promesa de Dios? Dios cumplirá Su Palabra como sea, a como de lugar.

Las Promesas de Dios Deben ir Acompañadas de Fe.

Las maravillosas promesas de Dios no nos harán ningún bien a menos que las creamos.
Considere Hebreos 4:1-2. A los hijos de Israel se les había dado una promesa, pero ellos
no creyeron en la promesa. La Palabra de Dios no nos será de provecho alguno a menos
que la acompañemos con ____ (versículo 2).

Piense en una semilla. Si esa semilla es plantada en la tierra puede crecer hasta ser una
hermosa planta y puede dar mucho fruto. Pero si guarda esa semilla en la cubierta de
su cocina u en otra superficie dura, nunca servirá para algo. La Palabra de Dios es como
esa semilla. Las promesas de Dios deben ser plantadas en lo profundo de nuestros
corazones y debemos creer lo que Dios dice.
Suponga que su padre le dice, “pondré $20.00 en el bolsillo de tu abrigo para que tengas
dinero para gastar en la ciudad.” Si no crees esto, podrías ir a la ciudad y el dinero no
te será de utilidad alguna, porque no puedes gastar algo que no crees tener. Lo
inteligente sería creer lo que tu padre ha dicho, meter la mano al bolsillo, tomar el dinero
y gastarlo.

Ejemplos de Fe.

1) LA PROMESA DE UN HIJO LLAMADO ISAAC.

En Génesis 18:10 Dios dio a Abraham una promesa. ¿Creyó Sara la promesa (Génesis
18:11-12)?
_____. ¿Es Dios capaz de cumplir Sus promesas (Génesis 18:14)? _____. ¿Creyó
Abraham la promesa de Dios (Romanos 4:19-21)? _____. ¿Hizo Dios exactamente lo
que había prometido hacer (Génesis 21:1)? _____.

2) LA PROMESA QUE ISAAC TENDRÍA HIJOS.

Dios dio a Abraham otra promesa. Le dijo a Abraham que su hijo Isaac tendría hijos (ver
Génesis 21:12 y 17:19, descendencia significa “hijos”). En Génesis 22, Dios dio a
Abraham un mandamiento: SACRIFICA (MATA) A TU HIJO ISAAC (ver versículo 2). De
modo que Dios dio a Abraham una PROMESA y un MANDAMIENTO.

LA PROMESA: Isaac tendrá hijos.


EL MANDAMIENTO: Mata a Isaac.

Abraham se enfrentó a un gran problema: ¿CÓMO PUEDE TENER HIJOS UN HIJO


MUERTO? Abraham probablemente pensó algo como esto: “Debo obedecer a Dios y
sacrificar a mi hijo. Diosme prometió que Isaac tendría hijos, pero, ¿cómo puede un
Isaac muerto tener hijos? Hay una sola manera en que Dios puede cumplir Su promesa.
Dios tendrá que resucitar a Isaac de los muertos”.

Cuando Abraham tomó el cuchillo para matar a su hijo (vea Génesis 22:10), él sabía
que Dios resucitaría a su hijo de los muertos (vea Hebreos 11:19) porque él creía que
Dios tendría que cumplir Su promesa. Por esto Abraham dijo a sus siervos lo siguiente
(ver Génesis 22:5): “Isaac y yo iremos y adoraremos a Dios y nosotros
regresaremos. Ambos iremos hasta allá, yo mataré a Isaac y ambos regresaremos,
porque Dios devolverá la vida a mi hijo. No regresaré con un Isaac muerto sobre mis
hombros.”

Lo que sucedió fue que Dios no permitió que Abraham matara a su hijo, pero Dios
permitió que Abraham demostrara que él realmente creía en la maravillosa promesa de
Dios respecto a su hijo.

3) LA PROMESA DE UN HIJO LLAMADO JUAN.

Zacarías y Elisabeth eran ancianos y no tenían hijos, igual que Abraham y Sara (Lucas
1:5-7). ¿Qué promesa dio Dios a Zacarías (Lucas 1:13)?
_______________________________________
¿Creyó la promesa (Lucas 1:18-20)? _____. ¿Cumplió Dios esta promesa aunque este
hombre no la creyó (Lucas 1:57-60)? _____.

4) LA PROMESA DE UN HIJO LLAMADO JESÚS.

¿Qué promesa se le dio a María en Lucas 1:31?


____________________________________. Esta promesa parecía imposible, porque
para tener un hijo, debe haber un padre, y en este caso no había padre. ¿Es Dios capaz
de cumplir Sus promesas aunque parezca imposible (Lucas 1:37)?
_____. ¿Creyó María la promesa (Lucas 1:38)? _____.

Apelando a las Promesas de Dios.

Aquí hay algunas promesas que Dios ha dado a los creyentes:

A. Deuteronomio 31:6,8 F. Hebreos 13:6


B. Juan 10: 28-29 G. Santiago 1:5-7
C. Juan 15:11 H. 1 Pedro 5:7
D. 2 Corintios 12:9-10 I. 1 Juan 1:9
E. Filipenses 4:13 J. 1 Juan 3:22; 5:14-15

A continuación hay algunas frases que describen como nos sentimos a veces o alguna
situación en la que nos encontramos. Necesitamos reclamar la promesa adecuada para
cada situación en la que nos encontremos. Ponga la letra de cada promesa que usted
reclamaría en lo siguiente (en algunos casos puede usar más de una promesa):

____ Cuando estoy asustado de lo que otros me pueden hacer.


____ Cuando no sé qué hacer o cómo hacerlo.
____ Cuando estoy triste y desanimado.
____ Cuando dudo acaso mis oraciones serán escuchadas y respondidas.
____ Cuando temo perder mi salvación.
____ Cuando necesito fortaleza.
____ Cuando enfrento una tarea difícil (algo que me parece demasiado difícil
hacer).
____ Cuando me siento solo.
____ Cuando necesito perdón y limpieza.
____ Cuando siento que nadie se preocupa por mí.
* * * * * *

En una ocasión un pastor estaba predicando e hizo la siguiente declaración: “DIOS LO


DIJO, YO LO CREO, Y ESO LO RESUELVE”. Una niña que estaba entre la audiencia levantó
su mano y dijo: “Pastor, usted está equivocado”. Sorprendido, el pastor le dijo: “¿Qué
quieres decir? ¿Por qué estoy equivocado? La niña respondió: “Pastor, Dios lo dijo y eso
lo resuelve, lo crea o no lo crea”.

LO MÁS INTELIGENTE QUE UNA PERSONA PUEDE HACER


ES CREER TODO LO QUE DIOS DICE.

Interessi correlati