Sei sulla pagina 1di 17

EL AMOR PROPIO DESMEDIDO

Jesús dice:

"Respétate como creación de Dios, pero enfócate en Mí." 29 de abril de 1998

“… el amor propio es promovido por Satanás mismo. Cuando hablo del amor propio, no hablo del
respeto propio, el cual Yo deseo que tú tengas. No, Yo me refiero a los deseos desmesurados del
corazón que te alejan de Mí. Hablo de la preocupación desmesurada por las comodidades, por el
estado de tu salud, o de tu apariencia. Desmesurado significa excesivo.”

“Yo animo a cada corazón a que se desprenda de estas cosas y se llene de Mí, pues deseo ser el
centro de cada corazón. A veces, dar un paso semejante puede requerir heroísmo. Pero Mi Madre
vendrá a ayudarte con Su gracia. He creado a cada corazón para una existencia así. El Amor Divino
es la meta máxima, la Divina Voluntad para cada uno.” 2 de octubre de 1999

“Las almas no pueden amarme o confiar en Mí -ni siquiera conocerme- si dejan que sus corazones
estén llenos de sí mismas. El amor propio siempre es la puerta por la que entra Satanás. El amor
propio es el amor desmedido por el poder, dinero, ambición, reputación, sensualidad, avaricia; todo
esto viene de Satanás.”

“Pero cuando el alma se rinde al Amor Santo, está dispuesta a renunciar por Mí a todo, a todos sus
‘deseos’.” 9 de julio de 1999

FRAGMENTOS

“… el amor propio se interpone en el camino del Amor Santo. El amor propio llena el corazón de
uno mismo y Yo no puedo establecer Mi Amor Santo en alguien así. Es por eso que te digo: el Amor
Santo es una elección de la libre voluntad. Cuando se hace esta elección, el alma debe hacer un
esfuerzo consciente para quitar el yo y poner a Dios y al prójimo en su corazón.” La Santísima Virgen,
7 de septiembre de 1996

“Por favor comprendan que es su amor propio el que crea obstáculos en el sendero del Amor Santo.
Cuando se rinden solamente a la voluntad propia, están bloqueando el camino entre ustedes y Mi
Inmaculado Corazón. Deseo que se den cuenta de que no vengo para mandar que sean santos, sino
para invitarlos a decir ‘sí’ a la santidad.” La Santísima Virgen, 27 de julio de 1997

"Es el amor propio lo que obstruye el viaje del alma a lo largo del sendero de la santidad. Es el amor
propio lo que abre la puerta del corazón al pecado." Jesús, 1º de agosto de 1997

Comparación del Amor Propio y el Amor Santo

“Mi Hijo juzga todas las acciones, palabras y patrones de pensamiento de acuerdo a lo que motiva
al corazón. Si lo que lo motiva es el Amor Santo, entonces se obtiene mucho mérito. En cambio, si
lo que lo mueve es el amor propio, aunque el exterior parezca bueno, Dios juzgará de otro modo.”
La Santísima Virgen, 6 de septiembre de 1997

"Comprende que cuando se compromete la virtud del Amor Santo, la fe también se compromete.
La fe siempre, siempre es atacada y debilitada por el amor propio. La persona cree que ella está
mejor calificada para determinar lo correcto y lo incorrecto en cuanto a la influencia de la doctrina
y la tradición de la Iglesia en su vida. De hecho, la persona cree saber más que todos los Papas
juntos. Pero Jesús, que es el Justo Juez, no acepta ni excusa esos pensamientos. Toda la verdad se
ha dado a través de la Iglesia que Mi Jesús mismo instituyó. El orgullo es lo que los desvía y los aleja
de Su Presencia Real en la Eucaristía."

"Una conciencia falsa acepta y aprueba el aborto, el control natal, las mujeres en el sacerdocio, las
prácticas homosexuales o cualquier forma de sortilegios."

"Todas estas cosas, y más, son aceptadas a través del amor propio. Es por eso que he venido para
formar y fortalecer al resto de la Tradición de la Fe a través del Amor Santo. Los que pasan por esta
Llama purificadora no se volverán autocomplacientes. Su fe no estará en riesgo." La Santísima
Virgen, 9 de octubre de 1997

"La falla en el Amor Santo causa toda clase de desastres en la naturaleza y entre los hombres. El
hombre, en su arrogancia, no ve que la naturaleza está conectada con su Creador. Ni ve que el
hambre y la enfermedad son causadas por el hambre espiritual y por una enfermedad del corazón
denominada amor propio.”

"Aun así, Yo vengo hoy nuevamente para pedirle a cada uno que elija el Amor Santo –amar a Dios y
al prójimo– por encima y más allá del amor propio. Entonces Yo les mostraré Mi favor, Mi
protección, Mi gracia.” La Santísima Virgen, 12 de noviembre de 1997

"Queridos hijos, esta noche he venido para invitarlos a comprender que el amor propio es el
enemigo; el Amor Santo es Mi victoria y Mi triunfo. Por lo tanto, corran al Amor Santo y ríndanse a
él en el momento presente. En el mundo, ustedes tienen aborto, apostasía y siempre la amenaza
de guerra. El aborto y la apostasía son los frutos del amor propio; y la guerra es el castigo por esos
pecados.” La Santísima Virgen, 14 de marzo de 1998

“El sendero de la santidad –el sendero del Amor Santo– solamente se puede seguir por medio del
rebajamiento de uno mismo. Al olvidarse de sí mismos y de cómo les afectan todas las cosas, el
alma puede amarme, puede venir a Mí, puede permanecer en Mí.”

“Es así como Yo puedo conducir y guiar a cada alma a lo profundo del Corazón de Mi Madre, y luego
a Mi propio Corazón. Piensa en Mí y en Mis necesidades en lugar de pensar en las tuyas. Cuando
te olvidas de ti misma, estás en condiciones de confiar en Mí. Cuando te enfocas en tus problemas,
en lugar de rendirlos a Mí, lo que haces es llamarlos de vuelta a tu corazón. Amarme te hace fuerte.
Amarte a ti misma te hace débil. Respétate como creación de Dios, pero enfócate en Mí. Yo cuidaré
de ti. Yo te guiaré. No te abandonaré. Puedes confiar en Mí.”

“Cuando un alma es capaz de morir a sí misma de esta forma, está en Mis brazos. Cuando su vida
está centrada en Cristo, tiene gozo y paz. Así encontrarás que desaparecen las debilidades y los
defectos.”

“Permanece en Mí. Permanece en Mí. Olvídate de ti misma. Permanece en Mí.” Jesús, 29 de abril
de 1998

Le estaba preguntando a Jesús cómo ayudarle a la gente para que el Mensaje llegue de la mente al
corazón.

Jesús dijo: "Si hacen del Mensaje el centro de sus vidas, el Mensaje estará en el centro de sus
corazones. El amor propio es el obstáculo. A través del amor propio se centran en sí mismos, en
sus problemas, en las seducciones del mundo a su alrededor, y en la posición que tienen en los
corazones de los demás. Para ser el Mensaje –el cual es el llamado de Mi Madre– estas fallas de
carácter deben ser consumidas por la Llama del Amor Santo. Pero para que esto ocurra, se requiere
de un movimiento de la voluntad. ¡Ah! ¡Qué grandes cosas le llegan a quienes están dispuestos!"
Jesús, 6 de mayo de 1998

"Deben evitar pensar en cómo les afecta todo. Piensen en los demás. El amor propio los lleva a
muchos crímenes y atrocidades, demasiados para enumerar, los cuales ofenden el Corazón de Mi
Hijo y el de Su Madre." La Santísima Virgen, 12 de junio de 1998

"Les recuerdo que son ustedes mismos los que ponen distancia entre nosotros a través del amor
propio. Así sucede también con sus amistades en el mundo. Cuando se apegan a sus opiniones y
se enorgullecen de sus propios esfuerzos sin advertir que es la gracia la que logra cada cosa buena
a través de ustedes, causan desunión y falta de paz en el mundo que los rodea. Queridos hijos Míos,
deseo que todos trabajemos juntos, que nos amemos unos a otros, y que tengamos paz en el
mundo. Esta noche les extiendo Mi Bendición Especial.” La Santísima Virgen, 4 de agosto de 1998

“Cada virtud es una imitación de Él, quien es la perfección misma. Cada virtud está basada en la
humildad, y se construye en el amor. Y por eso, cada corazón está llamado a ser eso: humildad y
amor. Cuanto más hagan a Cristo el centro de sus corazones, más será Él el centro de sus vidas.
Todo mal está basado en el amor propio. Por lo tanto, vean qué importante es ponerse a sí mismos
en último lugar, y a Dios en el primero. La gente necesita vivir y basar sus prioridades en este orden.
Cuando el orden se altera, llega todo tipo de confusión maligna. Comprendan que es la humanidad
misma la que invita al mal a su corazón, a su vida, y al mundo a su alrededor."

"No le den tanta importancia a sus propias ideas y planes. Cuando las cosas no se desenvuelven
como ustedes creen que deberían, entonces se inquietan en vez de verlo como el plan de Dios para
ustedes. Mantengan una actitud humilde en todas las cosas, y estarán en paz. Deseen la santidad.
Anhélenla. Yo los bendeciré." La Santísima Virgen, 6 de septiembre de 1998

“… la paz del alma y la rendición confiada van de la mano. En ambas virtudes, el alma necesita
desprenderse de su voluntad propia, del amor propio (un amor egocéntrico excesivo) y, por lo tanto,
necesita no tener deseos. De este modo, el alma está en unión con la Voluntad de Dios y alcanza su
perfección en el Amor Santo. Éste es el camino del amor, del gozo y de la paz –todo en un nivel
sobrenatural– y es la anticipación del Cielo." La Santísima Virgen, 10 de octubre de 1998

“Para perdonar, el alma primero debe ser amorosa. Esta es una base obvia sobre la cual se
construye el perdón. La falta de perdón es un obstáculo aplastante para la santidad. Mantiene al
corazón centrado en sí mismo, y no en Dios ni en el prójimo. Ya que el amor propio es la raíz de
todo pecado, el amor propio está en la base misma de toda falta de perdón.”

“La razón por la que el alma no puede rendirme sus heridas pasadas es porque pone sus
sentimientos en primer lugar y, al último, a Dios y a todos los demás.”

“Yo mostré compasión por los que me agraviaron. Pero para muchos, el devolver amor y perdón
por los insultos y las ofensas es un gran reto para su amor y su humildad. Debes amarme más de lo
que te amas a ti misma. Yo lo he ordenado. El perdón es una señal de que así lo has hecho y vas
bien en el camino de la santidad. La falta de perdón me dice que tú le permites a tu corazón que se
centre en ti, en tu orgullo, en tu ofensa. No digas: '¿Por qué yo?' No pienses: 'Ay de mí, me pasó
esto y aquello’. Estos pensamientos están llenos de amor propio y dan como fruto la falta de
perdón.” Jesús, 20 de febrero de 1999

“En la actualidad, la humanidad ha establecido un abismo entre ella y Mi Sagrado Corazón. Es el


amor propio desmesurado. Cada persona debe descubrir dentro de su propio corazón qué es lo
que la está deteniendo. Cada persona debe descubrir las áreas de amor propio a las que se aferra.
Esta pasión por sí mismos es lo que invoca Mi Justicia. Todo pecado procede del amor a sí mismos
por sobre Dios y el prójimo.”

“Si me aman, guarden Mis mandamientos. El Amor Santo abraza todos los mandamientos: Amar a
Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo.” Jesús, 4 de junio de 1999

“Verdaderamente, el olvido de sí mismo es la llave de la salvación.”

“Las almas no pueden amarme o confiar en Mí -ni siquiera conocerme- si dejan que sus corazones
estén llenos de sí mismas. El amor propio siempre es la puerta por la que entra Satanás. El amor
propio es el amor desmedido por el poder, dinero, ambición, reputación, sensualidad, avaricia; todo
esto viene de Satanás.”

“Pero cuando el alma se rinde al Amor Santo, está dispuesta a renunciar por Mí a todo, a todos sus
‘deseos’.”

“Un alma así no tiene necesidad de reconocimiento. Alguien así desprecia los reflectores y no se
preocupa por la reputación. No se promueve a sí misma ni promueve sus propios planes, más bien
aguarda reservadamente para realizar en forma discreta Mis órdenes. Si el alma lleva a cabo algo a
Mi favor, no busca el crédito, sino da gracias a Dios. Estas almas humildes que se rinden al Amor
Santo son los instrumentos que me da gusto utilizar. Son quienes permiten que el Amor Santo se
apodere de su corazón. Ellas colocan todas Mis necesidades primero que las suyas. A ellas Yo las
llamo Mías.” Jesús, 9 de julio de 1999

“… el amor propio es promovido por Satanás mismo. Cuando hablo del amor propio, no hablo del
respeto propio, el cual Yo deseo que tú tengas. No, Yo me refiero a los deseos desmesurados del
corazón que te alejan de Mí. Hablo de la preocupación desmesurada por las comodidades, por el
estado de tu salud, o de tu apariencia. Desmesurado significa excesivo.”

“Yo animo a cada corazón a que se desprenda de estas cosas y se llene de Mí, pues deseo ser el
centro de cada corazón. A veces, dar un paso semejante puede requerir heroísmo. Pero Mi Madre
vendrá a ayudarte con Su gracia. He creado a cada corazón para una existencia así. El Amor Divino
es la meta máxima, la Divina Voluntad para cada uno.” Jesús, 2 de octubre de 1999

“…lo que impide la unión con la Divina Voluntad de Dios son las áreas de amor propio en sus
corazones. Sabiendo esto, tienen la obligación de rezar para pedir que estas áreas de amor propio
les sean reveladas, y tienen la obligación de tratar de vencerlas. Si rezan, Yo los ayudaré.” Jesús, 14
de febrero del 2000

“Me has escuchado decir muchas veces que el amor propio desmesurado es el instrumento que
Satanás usa para oponerse al Amor Santo. Déjame detallarte en su totalidad este obstáculo de la
santidad personal."
"Desmesurado significa desordenado o excesivo. Cuando el alma no presta mucha atención entre
sus deseos y sus necesidades, es un signo de este amor desordenado. Esto sería evidente por la
forma en que el alma hace uso y considera los bienes del mundo, tales como la ropa, la vivienda, la
comida y demás."

"Pero hay otros signos de amor propio desmesurado. El miedo es uno. Aquí está el porqué: El alma,
atrapada por el miedo -ya sea miedo al futuro o la preocupación por los pecados pasados- me está
diciendo de hecho: ‘No confío en Ti. Solamente confío en mí misma’. Cuanto más se aparte el alma
de Mí y ponga la confianza en sus propios esfuerzos, más me aparto de ella y se le escapa Mi gracia.
(La hipocondría y los escrúpulos son signos de este miedo.)"

"Otra área de amor propio desmesurado es la falta de perdón. Esto es un pecado grave. Atrae la
atención del alma sobre sí misma ('pobre de mí') y la aleja de Mí. Un alma como ésta no está
viviendo la ley del Amor Santo. Por medio de su falta de perdón hacia su prójimo está desviando de
su alma el don de Mi Misericordia. Como juzguen serán juzgados."

"Aquí hay otro signo seguro de amor propio. Es el fariseísmo. Esta persona está enamorada de su
propia opinión. Más que eso, ella cree que todos los demás están equivocados. Quizá están
llevando una vida buena y santa de acuerdo al Amor Santo. Pero Yo les digo: el fariseísmo refleja
otro signo de amor desordenado, el cual es el miedo a la pérdida de la reputación. Un alma así no
es sencilla, sino que le importa demasiado su reputación. Ama la estima y el honor. Es tentada a
decir y hacer muchas cosas que ponen en riesgo la ley del amor para que otros la puedan tener en
alta consideración."

"Si meditas sobre lo que te he dicho el día de hoy, se volverá más fácil hacer la Consagración al Amor
Divino entregándome tu salud, tu apariencia y tus comodidades." Jesús, 1º de Febrero del 2000

“Si sus corazones no están libres de amargura y amor propio, no me aman con todo su corazón."
Jesús, 5 de abril del 2000

"No vengo a ustedes para que puedan tener su corazón centrado en ustedes mismos y lleno de amor
propio. Yo vengo a ustedes para que me amen, pues Yo amo muchísimo a cada uno de ustedes.”
Jesús, 4 de mayo del 2000

“El amor propio es el ancla que ata y sujeta al alma en lugar de liberarla y permitirle avanzar y
profundizar en los Aposentos de Mi Corazón."

"El amor propio es un falso maestro y un portal a la confusión, mientras que el Amor Santo centra
el espíritu en la eternidad.” Jesús, 16 de diciembre del 2000

“…he venido para ayudarlos a comprender que este viaje a las profundidades de los Aposentos de
Mi Corazón está lleno de obstáculos para aquel que no rinde su propia voluntad. Alguien así está
entregado al orgullo y al amor propio, y no está dispuesto a ver sus propias faltas y áreas de
debilidad. Pero Yo vengo para ayudarlos a todos, y rezo por los que no me rendirán ese amor propio
excesivo, pues ¿quién entre ustedes es perfecto?” Jesús, 30 de diciembre del 2000

“La persona que es egoísta, es decir, que está consumida por el amor propio, será incapaz de
rendirse como Yo pido." Jesús, 8 de marzo del 2001
"El alma que confía solamente en sí misma -en sus deseos y en sus esfuerzos- es como un barco sin
timón lanzado al mar del amor propio. Es sacudido sobre las olas de las metas vacías y los esfuerzos
sin objetivo, sin encontrar nunca el puerto de la paz." Jesús, 12 de marzo del 2001

"Es siempre el amor propio lo que mantiene al alma cautiva y lo que dificulta la rendición confiada."
Jesús, 9 de junio del 2001

“El obstáculo para la perfección es siempre un amor propio desordenado. Es decir, el alma ama su
propia voluntad en algún área de su existencia más que la Voluntad de Dios para ella." Santa
Teresita del Niño Jesús, 1º de octubre del 2001

"El amor propio excesivo no puede elegir el Amor Divino, pues los dos son antagónicos, así como la
carne se opone al espíritu. Pero este Mensaje de los Aposentos de los Corazones Unidos llama a
cada uno a sacar lo viejo y ponerse lo nuevo. “Santo Tomás de Aquino, 26 de enero del 2002

"La envidia es, simplemente, otra forma de amor propio. El alma que es ególatra se consume
alimentando sus propias necesidades en lo espiritual, en lo físico y en lo emocional. Ella está
insidiosamente llena con el deseo de ser la que mejor luce, la que tiene las mejores ropas, la mejor
casa, la mejor familia, la mejor reputación. Con frecuencia, la envidia puede detectarse por medio
de un espíritu ambicioso." Santo Tomás de Aquino, 28 de enero del 2002

"Para avanzar en estas virtudes de la humildad, el amor y la sencillez, el alma debe pedir al Señor la
gracia del conocimiento propio para ver en dónde está fallando en estas virtudes. Sin el valor para
hacer esto, ella nunca vencerá su amor propio desordenado que motivará sus pensamientos,
palabras y obras." Santo Tomás de Aquino, 23 de marzo del 2002

“Existe en el mundo una desoladora anticultura de amor egoísta que debemos combatir con la
oración y el sacrificio.”

"Deben darse cuenta de que el amor propio desordenado es una enfermedad espiritual que
carcome el corazón del mundo, y ha acribillado el corazón de Mi Iglesia sobre la tierra.”

"Solemnemente Yo les digo: la voluntad del hombre y la voluntad del mundo nunca estarán sujetas
a la Divina Voluntad de Dios hasta que la enfermedad del amor egoísta sea erradicada de entre
ustedes. La cura –la medicina– para esta enfermedad es el Amor Santo. El costo de esta vacuna es
la rendición del amor propio.” Jesús, 5 de mayo del 2002

“…el orgullo -que es amor propio desordenado- evita que ustedes cooperen con su propia
salvación."

"El orgullo es el enemigo del alma, distorsiona metas y compromete objetivos. Cada pecado se
comete a través del orgullo." Jesús, 6 de mayo del 2002

“…el ORGULLO es lo que evita que el alma se convierta, lo cual siempre toma la forma del amor
propio desordenado. Este mensaje de la Revelación de los Corazones Unidos es una formación
interior, y el alma debe rendir completamente todas las formas de amor propio desordenado."

"Por lo tanto, cuando recen para que la gente crea y para que la gente se convierta a este mensaje,
recen pidiendo que reconozcan y superen su amor propio desordenado." Jesús, 26 de mayo del
2002
“La paz es mantenida como rehén por aquellos que sirven a falsos dioses. Hablo específicamente
del dios del amor propio desordenado. Los frutos de este tipo de amor son: el orgullo, la ambición,
pensamientos y declaraciones tergiversadas, el miedo y el terror." La Santísima Virgen, 7 de junio
del 2002

“He venido para hablar sobre el tópico del orgullo espiritual. El orgullo es amor propio desordenado.
El orgullo espiritual sería como si ustedes mismos se dieran una palmadita en la espalda por los
dones que Dios les ha dado. Los espiritualmente orgullosos quieren que todos sepan lo
poderosamente que Dios está trabajando en sus vidas. Ellos ansían estar en el candelero. Buscan
impresionar a la gente con su santidad. Con frecuencia, las virtudes que practican son superficiales,
son falsas, a fin de que los demás las vean."…

"El orgullo espiritual es una trampa que Satanás tiende a todos los que buscan la santidad. Esta
artimaña está cubierta por el amor propio del alma a fin de que nunca vea ni sospeche de ella. El
alma está tan enamorada de lo que ve como su propio favor a los ojos de Dios, que nunca ve la
trampa escondida." Jesús, 15 de julio del 2002

"Siempre es un amor propio desordenado lo que retira del alma el amor y la humildad. El amor
propio, por lo tanto, es la antítesis de la búsqueda espiritual completa de la santidad y del avance a
través de los Aposentos de los Corazones Unidos.” Santo Tomás de Aquino, 24 de julio del 2002

"La presunción está basada en el orgullo. El alma presuntuosa considera todas las cosas a través de
los ojos del amor propio desordenado.” Santo Tomás de Aquino, 22 de septiembre del 2002

“Hoy en día, los males del mundo se pueden resumir, en una palabra: codicia. Esta codicia se basa
en el egoísmo: un amor propio excesivo.” Jesús, 5 de noviembre del 2002

“Si el alma está siendo probada en la paciencia y la mansedumbre, Satanás la tienta con
pensamientos de ira. Si la prueba es en la humildad, el diablo invoca pensamientos de amor propio
y orgullo. Pero el alma solamente puede avanzar en la perfección de la virtud cuando practica la
virtud en medio de las pruebas, pues es en la prueba como la virtud llega a la perfección." Jesús,
10 de marzo del 2003

“La voluntad propia está llena de amor propio y de apego a sí misma y al mundo. Mientras más se
desprenda el alma de sí misma, más se podrá llenar su corazón de amor a lo Divino.” Jesús, 17 de
marzo del 2003

"El amor propio (orgullo) en demasía conduce al amor por la reputación mundana y al amor por la
propia opinión. Yo no juzgo de acuerdo a lo que los demás dicen o piensan sobre ustedes, sino por
los efectos del Amor Santo en sus corazones y en sus vidas."

"Recuerden, los mandamientos establecen: 'ama a tu prójimo como te amas a ti mismo'. Entonces
comprendan que el odio a sí mismos nunca está justificado ante Mis Ojos. Solamente cuando el
amor propio toma más importancia que el amor a Dios y al prójimo es que se convierte en amor
propio desordenado." Jesús, 24 de marzo del 2003

“Aquel que esté lleno de interés propio, aquel que busca reconocimiento en el mundo, aquel que
salvaguarda su reputación es el alma que debe mirar dentro de su corazón, y pedirme que lo ayude
a erradicar el excesivo amor propio en su corazón.” Jesús, 17 de noviembre del 2003
“Actualmente es verdad que el corazón humano se entrega a los excesos. Yo hablo del desmedido
amor propio que engendra excesiva sensualidad, materialismo, hambre de control y orgullo
ambicioso.”

“Quienes se dedican al exceso, quieren ganar y no dar. Por lo tanto, entiendan que cuando viene el
desastre, las guerras o cualquier injusticia, es el resultado directo del excesivo amor propio
desmesurado.” Jesús, 5 de diciembre del 2003

“Es por el orgullo y por el amor propio que ustedes eligen el pecado en lugar del amor. Satanás los
ha engañado para que piensen que lo correcto está mal, y lo que está mal es correcto.” Jesús, 5 de
marzo del 2004

“Satanás en el corazón de la Iglesia es más grande que nunca. Él no puede extender sus errores en
la Iglesia ni en el mundo a menos que estos errores sean aceptados primero en los corazones. Él
tiene éxito en los corazones que están llenos de amor propio, porque éstos son los corazones que
abandonan la ley del amor, que es el mismísimo Amor Santo.” Jesús, 16 de marzo del 2004

“¿Por qué escogerían las almas el no ser purificadas a través de las Llamas del Amor Santo y Divino?
Es porque eligen el camino fácil, el camino del amor propio, el camino en el cual Satanás no se les
opondrá." Jesús. 26 de abril del 2004

“… esta es la forma como evitarás tener un corazón resentido. Mira sólo con amor en el momento
presente a las personas que Yo pongo en tu vida. No te fijes en qué tan seguido te llaman o te dan
las gracias; qué te han dicho o hecho en el pasado. Esto es un indicio de amor propio. Tú solamente
ámalos como Yo los amo." Jesús, 28 de mayo del 2004

“Comprendan que la salvación a través de los Mensajes del Amor Santo y Divino es como un
salvavidas para una humanidad que sé está ahogando en amor propio.” Jesús, 4 de junio del 2004

“Satanás hace que lo bueno parezca malo y que lo malo parezca bueno. Por esta razón el amor
propio se ha convertido en un dios. La humanidad ha sido cegada y no reconoce los instrumentos
de Satanás en su vida diaria.” La Santísima Virgen, 18 de junio del 2004

“…el abismo entre el Cielo y la tierra está formado por el amor propio. Este amor propio es excesivo,
sin restricciones y es la raíz de todo pecado. Esto sucede porque el pecador es atraído hacia el
pecado por alguna forma de amor propio desordenado. Date cuenta de que digo ‘amor propio
desordenado’. Deseo que cada uno se ame y respete a sí mismo como creación de Dios. El amor
propio es excesivo cuando se coloca en primer lugar, poniendo a Dios y al prójimo en segundo
lugar.”

"He aquí algunas formas que puede tomar este amor propio desenfrenado: La autocompasión es
una de las puertas que utiliza Satanás. En este tipo de amor propio el alma es llevada hacia el
pasado, perdiendo de vista el momento presente. El alma toma actitudes como ‘pobre de mí’, ‘mira
lo que me ha pasado’. Pierde de vista el valor redentor de la Cruz. Se coloca a sí misma en el centro
de sus pensamientos.”

"Otra forma de egocentrismo es poner demasiado interés en su apariencia, salud y/o comodidades.
Se puede perder mucho tiempo en apariencias externas, con poca consideración a lo que hay en el
corazón. O la persona puede estar extremadamente preocupada por su reputación. Esto también
es pasajero. El día de tu juicio no importará como te vieron los demás, solo importará como te veo
Yo.”

"El alma puede abrir la puerta al egocentrismo al tratar de complacerse primero a sí misma, y
después a los demás. No es Amor Santo cuando se busca satisfacer todas sus comodidades y
después servir a los demás.”

“En tus pensamientos, pide la gracia de no pensar en cómo te afecta todo. Se te dará. En lugar de
pensar en ti misma, pide enfocar tus pensamientos en Mí, en Mi Madre, en la vida eterna, en la vida
de los santos y en las necesidades de los demás. También esta gracia se te dará.”

"Sigue este camino, porque este es el puente del Amor Santo, que atraviesa el abismo del amor
propio desordenado, que separa al hombre de Dios.” Jesús, 28 de junio del 2004

“Perdónense a sí mismos. El no hacerlo es refleja su amor propio.” Jesús, 29 de julio del 2004

“Los resentimientos y las susceptibilidades vienen del amor propio desordenado. El alma no puede
aceptar el mal que le fue hecho como una Voluntad permisiva de Dios.” Jesús, 9 de agosto del 2004

“El amor propio excesivo es lo que genera la devoción al dinero, al poder y al amor por la
reputación.” Jesús, 23 de septiembre del 2004

“El enemigo del Amor Santo y de la Santa Humildad es el amor propio.” Santo Tomás de Aquino, 23
de noviembre del 2004

“Yo les digo: todo lo que les impide creer en Mis palabras de hoy es su amor propio que los incita a
no cambiar, a no rendirse. Pierdan de vista su ego, y vengan en pos de Mí” Jesús, 5 de diciembre
del 2004

“…deben cuidarse de las mentiras y los engaños de Satanás. No permitan que las ‘libertades’ se
conviertan en leyes que consientan el pecado. Esto puede ocurrir sólo cuando el amor propio es
desordenado y la moral se tuerce hasta el punto en que el pecado se convierte en un bien deseable.
Hablo específicamente de los matrimonios entre personas del mismo sexo, del aborto y de la
recolección de embriones humanos para órganos del cuerpo.” Jesús, 5 de febrero del 2005

“Las almas que están satisfechas de sí mismas están tan llenas de amor propio que no pueden
encontrar en sus corazones ningún error.” Jesús, 26 de julio del 2005

“El amor propio desordenado da un mal fruto. Lleva a la opresión, a la guerra y al mal uso de la
tecnología. El amor propio, cuando es desordenado, da el fruto de un ego susceptible que no acepta
la crítica, la falta de perdón –que separa al alma de su Creador–, y la fácil aceptación de las
concesiones a toda verdad, lo que, a su vez, conduce al alma más profundamente al pecado. La
persona que está inmersa en el amor propio, únicamente ve la forma en que le afecta
personalmente cada situación. Es demasiado egoísta para fomentar buenas obras o incluso para
tener caridad en su forma de hablarle a los demás.”

“El amor propio les impide a las almas darse cuenta de que están cooperando con Satanás. Por eso
Yo les digo: el amor propio excesivo es la raíz de los problemas del mundo actual.” Jesús, 5 de
agosto del 2005
“Piensa en el amor propio como la mala hierba que se enreda alrededor del corazón que en realidad
no quiere caer en este amor propio, pues está tratando de vivir en Amor Santo. Las áreas del
corazón que están en poder del amor propio no se descubren en su totalidad hasta que el alma trata
sinceramente de arrancar estas raíces. Algunas veces la mala hierba del amor propio en el corazón
es difícil de remover, y únicamente mediante un esfuerzo intenso, el corazón puede ser liberado de
todo lo que le impide crecer en santidad.”

“El jardinero no se da por vencido en librar su jardín de la hierba mala. Tampoco el alma debe
desanimarse para liberar su corazón de la mala hierba del amor propio.” Jesús, 8 de agosto del 2005

“¿Qué es lo que impide al alma aceptar la Voluntad de Dios? Siempre es el orgullo. El orgullo y el
amor propio desordenado son una sola cosa. El alma ama lo que ella elige más que lo que le dicta
la Divina Voluntad. Recuerda, Mi Voluntad es una con la Voluntad de Mi Padre, es una con el Amor
Santo, que es el Corazón de Mi Madre. Por lo tanto, cuán orgullosa debe ser el alma para oponerse
a todas ellas.” Jesús, 22 de agosto del 2005

“…esta noche he venido para recordarles que no es suficiente el despojarse del amor propio
desordenado. Una vez que se han vaciado de sí mismos, deben permitir que sus corazones sean
llenados con Amor Santo, porque el no hacerlo es realizar actos de caridad que, aún con todo, se
realizan por amor propio, para sentirse bien uno mismo o para parecer como bueno a los ojos de
los demás. Éstos son actos vacíos y no reflejan un amor por Dios en sus corazones.” Jesús, 3 de
octubre del 2005

“…la manera de vencer a Satanás es venciendo al amor propio desordenado en el corazón. El amor
propio excesivo es lo que lleva a todo pecado. Así pues, cuando el alma renuncia a una determinada
área de amor propio desordenado, el reino de Satanás se debilita. Es por eso que su meta en cada
corazón es mantener al alma enfocada en sí misma.” Jesús, 14 de febrero del 2006

“Satanás siempre planta las semillas de sus mentiras en la tierra fértil del amor propio excesivo. Así
que comprende que este amor propio desordenado es lo que acepta las concesiones y las verdades
torcidas. Puedes ver esto muy bien en quienes únicamente están satisfechos con sus propias
opiniones y no escuchan la verdad fundamentada en el Amor Santo.” Santo Tomás de Aquino, 22
de marzo del 2006

“La ira, la impaciencia, la envidia, la falta de perdón, todo esto y más, debe alertar al alma de que
su corazón está aún sujeto al amor propio. No permitas que Satanás te insinúe que tus derechos
han sido transgredidos o que debes enfadarte. Esto es un razonamiento perverso. Sólo debes
permanecer en el razonamiento recto que se concentra en el amor. El Corazón del Padre Eterno es
como un fino vapor, fácilmente accesible con la aceptación de Su Voluntad, pero fácil de abandonar
por el amor propio.” Santo Tomás de Aquino, 2 de julio del 2006

“…las concesiones a la verdadera fe pueden arraigarse tan fácilmente en los corazones en estos
días. Las concesiones son el mal fruto del amor propio desmesurado y de una debilidad en el Amor
Santo. Siempre que el Amor Santo se debilita o se vuelve imperfecto en el corazón, el amor propio
se arraiga en esa parte vacía del corazón.” Santa Catalina de Siena, 5 de febrero del 2007

“Algunos se enamoran de sus propias opiniones, suponiendo que están 100% correctas, y que todos
los demás están 100% equivocados. Esto es amor propio en la forma de fariseísmo.” Jesús, 22 de
febrero del 2007
“Siempre es el mismo vicio el que los conduce lejos de vivir en la verdad, ese vicio de amor propio
excesivo. Ese mismo amor propio viene revestido de muchas formas: de ambición, orgullo
intelectual, sensualidad, vanidad, poder y muchas más; pero bajo estas apariencias, Satanás provoca
al amor propio desordenado.” Jesús, 5 de mayo del 2007

“Renuncien a todo su amor propio para que Yo los pueda llenar con aún más tesoros del Cielo.”
Jesús, 18 de mayo del 2007

“Mientras más se conquiste el amor propio, más profunda será la santidad.” Jesús, 17 de junio del
2007

“Cuando hay ausencia de humildad de corazón, el Amor Santo es reemplazado por el amor propio.”
Santo Tomás de Aquino, 18 de julio del 2007

“Cuando estás preocupada principalmente por ti, es una señal segura de amor propio excesivo. Una
actitud así, rápidamente te lleva fuera del Primer Aposento y lejos de la humildad de corazón. Sé
complaciente y atenta a las necesidades de los demás, y confía en la Provisión de Dios en tus propias
necesidades.” Santo Tomás de Aquino, 24 de septiembre del 2007

“Querido Jesús, yo sé que la Victoria de los Corazones Unidos no puede llegar al corazón del mundo
a menos que llegue primero a mi corazón. Por eso, te pido que me des el valor de mirar dentro de
mi corazón con los ojos de la verdad para descubrir cualquier área de amor propio desordenado que
no haya vencido. Toma dominio de mi corazón.”

“Jesús, ¡triunfa y reina! Amén.” San Martín de Porres, 28 de noviembre del 2007

“Queridos hijos, no busquen servir al dios del amor propio. Esto ha llevado a todo tipo de
abominaciones ante los Ojos del Padre. No tienten más Su Justicia. Él les permitirá que se
autodestruyan.” La Santísima Virgen, 1º de enero del 2008

“El amor y la humildad juntos dan paz al corazón. Pero cuando una persona o grupo intenta destruir
al otro, el amor propio desordenado asume el control. Abundan los celos, el odio y las concesiones.”
La Santísima Virgen, 26 de abril del 2008

“Hoy en día, la gente ha tomado los dones que Yo he dado y los ha usado para su propio beneficio
por amor propio. Pongamos, por ejemplo, el intelecto. Si las personas rindieran la inteligencia que
Yo les he hado y la entregaran a la Divina Voluntad de Mi Padre, se encontraría la cura para las
enfermedades, naciones enteras se unirían para ayudarse mutuamente, las acciones de Satanás en
la política del mundo serían fácilmente percibidas. La gente reconocería fácilmente el mal que está
tratando de destruir el planeta. No surgirían controversias sobre los males como el aborto. No
habría carrera de armas nucleares. Toda la tecnología se usaría para unir a la humanidad.” Jesús,
26 de junio del 2008

“Esta noche, Mis hermanos y hermanas, he venido para revelarles una trampa más de Satanás. No
busquen complacerse a sí mismos y a otras personas antes que a Dios. Si ustedes buscan
complacerse, eso es amor propio; y si buscan complacer a alguien más, eso es la puerta abierta a las
concesiones.” Jesús, 7 de julio del 2008
“Cuando critican a los demás, el amor propio está en acción. Ustedes son tentados a sentir que
saben más. Tienen todas las respuestas y, por consiguiente, la gente los debería complacer.” Jesús,
13 de agosto, 2008

“Todo lo que la gente elige debería reflejar las leyes de Dios, no el amor propio, ni las pasiones de
la carne, ni la conveniencia de diseño propio. Cuanto más interfiera la humanidad con los planes de
Dios, más grande el abismo entre el Cielo y la tierra. Este abismo debilita la protección de Dios sobre
Su Creación. Por esta razón, el destino del mundo se pesa en la balanza con las elecciones de la libre
voluntad. No apoyes el pecado. Busca la verdad.” San Martín de Porres, 27 de octubre del 2008

“Si Yo fuera de verdad el Rey de todos los corazones, no habría aborto, guerras, ni los falsos dioses
del dinero, del poder y de la vanidad creados por el amor propio.” Jesús, 23 de noviembre del 2008,
Fiesta de Cristo Rey

“El Reino de Mi Padre en el Cielo y en la tierra es uno con la Voluntad de Mi Padre que busca el
Eterno Bien para cada alma que Él crea. Hoy en día, Su Reino está siendo destruido a cada instante
por el amor propio excesivo que se forma con pasatiempos espiritualmente morbosos en las
comunicaciones, en los medios de comunicación masivos, en la literatura y en las formas de
vestirse.”

“Para la persona común que no está profundamente enamorada de su Creador, es muy difícil
distinguir el bien del mal y separarse de estas trampas que Satanás pone frente a toda la humanidad.
No deben buscar su propio bien en cosas o eventos del mundo; ni deben buscar bienes perdurables
en la gente. El Eterno Bien llega solamente a través de una relación amorosa con Dios.” Jesús, 30
de diciembre del 2008

“… el corazón del mundo se ha vuelto pagano, sirviendo al dios del amor propio y renegando de los
mandamientos de Mi Padre. Algunos sirven a este falso dios por medio del aborto, del terrorismo,
del orgullo espiritual o incluso por la apatía espiritual.”

“Todas las riquezas del mundo resultarán ser no más que arena pasando por el reloj de arena del
tiempo. Reconozcan el gran premio del Amor Santo como la perla de incalculable valor por la que
darían todo por poseerla. El Amor Santo en sus corazones es el tesoro que los guía a la felicidad
eterna. El Amor Santo es la Nueva Jerusalén.”

“Hoy en día se lleva a cabo mucha maldad en nombre del ‘bien’. Ideologías enteras abrazan el
terrorismo en nombre de un dios que no existe. Religiones falsas como éstas cobran muchas almas.
Cuando Yo regrese, reprenderé este espíritu de engaño, junto con este mismo espíritu que
promueve el aborto, la eutanasia, los matrimonios entre personas del mismo sexo, el materialismo;
todas las ideologías que promueven el amor propio y alejan a las almas del amor a Dios y del amor
al prójimo.” Jesús, 5 de enero del 2009

“… si el amor a la reputación tiene prioridad sobre agradarme a Mí, el alma ha entrado al amor
propio desordenado. Así que olvídate de todo lo demás. Acude a Mí y Yo te daré todo lo que
necesitas. La verdad tomará su correcto lugar en tu corazón pues no tendrás miedo de las opiniones
falsas de los demás. Mi opinión sobre ti será lo que más importe.” Jesús, 27 de enero del 2009
“Mi Misericordia es inagotable. Yo derramo gracia tras gracia sobre los corazones que
obstinadamente se dedican al amor propio, pues éstos son los que más necesitan de Mi
Misericordia.” Jesús, 17 de febrero del 2009

“En la raíz de todos los males de la tierra en la actualidad, hay un amor propio desordenado. Este
amor propio desmesurado se ha convertido en su dios, consumiendo gobiernos, economías, el
liderazgo de la Iglesia, despojando proyectos bien intencionados, y desorientando el bien hacia el
mal de los beneficios egoístas. Las leyes se están legislando para proteger al mal, y las conciencias
se están formando alrededor de las mentiras de Satanás. Mis pequeños que dicen la verdad están
siendo ridiculizados y menospreciados por su rectitud.”

“Pero, en todo esto, Mi Corazón es la constante de todos los que creen. No tengan miedo. Yo estoy
con ustedes, y los ayudo a soportar su cruz.” Jesús, 5 de marzo del 2009

“… el interés propio desordenado debilita la virtud, así es que eviten eso siempre.” Jesús, 9 de marzo
del 2009

“… alejarse de la verdad siempre obedece al dios del amor propio. La verdad se compromete por
satisfacer los intereses propios. Quienes no viven en la verdad son siempre a quienes no se les
puede criticar. Sus egos son como globos. Cuando se les pincha con la verdad, se desinflan.” Santo
Tomás de Aquino, 21 de septiembre del 2009

“La mayoría de las veces, las tentaciones no son obvias, sino que siempre son algo que atrae a los
sentidos o al bienestar del alma, algo que alienta al amor propio desordenado.”

“Mientras más fortalecida esté el alma en el Amor Santo, mayor su habilidad para evitar el amor
propio y, por ende, la tentación.” San Pedro, 19 de febrero del 2010

“El alma abre su corazón a la tentación cuando es motivada por el interés propio. El interés propio
es el que complica las metas y tergiversa la verdad. Todo pecado comienza en la puerta del interés
propio desordenado.

“El Amor Santo limpia el corazón del interés propio y lo reorienta para centrarse en el amor a Dios
y al prójimo. Puesto que la falta de interés propio es el primer paso para la victoria de la verdad en
cada corazón, Satanás trata de consumir cada momento presente con pensamientos, palabras y
acciones dirigidas a los intereses propios.”

“El alma que desea ser perfeccionada en el Amor Santo debe estar consciente de los puertos de
entrada que utiliza Satanás para entrar al corazón. Que el Amor Santo vigile cada entrada al corazón,
haciendo imposible el acceso del enemigo.” San Pedro, 22 de febrero del 2010

“Así es como el alma abre la puerta a toda tentación. Ella se sitúa en primer lugar; Dios y todos los
demás al último. Por medio del amor propio, el alma se permite comprometer la verdad. De esta
forma, lo bueno se convierte en malo y lo malo en bueno. La verdad es opacada por los planes
personales. El pecado ya no se considera como pecado.”

“Por medio de semejante amor propio desordenado, el alma se convence de que no hay ningún
abismo entre su corazón y el Corazón de Dios. El alma es capaz de hacer esto porque todo lo ve con
los ojos del amor propio. Por medio de este amor propio excesivo, el alma comienza a creer que
ella no puede hacer nada malo; quizá hasta que es incapaz de pecar. Alguien así ha caído presa del
enemigo de todas las almas.”

“Los Mensajes de Amor Santo y Divino son portadores de la verdad, exponen el mal y desarman al
alma confiada que se sitúa en tan alta estima.”

“No se permitan caer en las garras de esta tentación tan peligrosa; muchas almas ya han caído.
Recen pidiendo la verdad de la humildad que le permite al alma ver su posición ante los Ojos de
Dios. El alma valiente es la que lo hará.” San Pedro, 12 de mayo del 2010

“Les diré la razón por la que la verdad se compromete. No hace falta darles una lista porque siempre
es la misma causa: el amor propio. El alma que compromete la verdad se sitúa a sí misma y a sus
propios deseos y necesidades antes que la Voluntad de Dios. Algunas veces es el amor a la
reputación; otras veces puede ser el amor al poder, al dinero, al control o incluso el amor a la
apariencia física. Estos amores desordenados han sido mencionados muchas veces en el pasado,
pero el día de hoy los invito a comprender que el amor propio excesivo siempre es la base de toda
falsedad.”

“El mal siempre está revestido con las mentiras de Satanás. Él sabe cómo entrar a cada corazón.
Satanás no puede lograr desviar a un alma que pesa y mide todo en la balanza del Amor Santo, pues
el Amor Santo es sinónimo de la verdad. Por lo tanto, corderitos Míos, aférrense siempre al Amor
Santo. El Amor Santo es su enlace vital a la verdad –el salvavidas– que los sostiene en la tormenta
de confusión y controversia que está inundando el corazón del mundo.” Jesús, 9 de julio del 2010

“Cuando buscan el Refugio de Mi Corazón de Amor Santo, Yo rápidamente les revelo las trampas de
Satanás a su alrededor. Si no reconocen los ataques del enemigo, no pueden combatirlo. Como su
Madre, Yo les digo que el demonio muchas veces viene revestido de bondad. El arma que él utiliza
es el orgullo, el cual es amor propio desordenado. Por eso les digo que el Amor Santo y la Santa
Humildad son los medios para su santidad personal. Fuera de éstas dos, todo es falso y
presuntuoso.”

“La presunción es diferente de la valoración propia. Como creación de Dios, cada persona es valiosa,
creada perfectamente y digna de ganar la salvación. La presunción, sin embargo, es consecuencia
del orgullo. Esto sucede cuando la persona atribuye todos sus logros o bienes a ella misma, ya sean
físicos, espirituales o emocionales. La presunción es enemiga del alma. Con humildad, sepárense
de las opiniones de las personas y aprendan a complacer solamente a Dios. Entonces se cumplirá
todo lo que Dios planea para ustedes.” La Santísima Virgen, 5 de mayo del 2011

“He venido para ayudar a todos a comprender lo importante que es la Santa Humildad para el
ámbito espiritual. La humildad y el amor siempre están juntos a fin de que todas las demás virtudes
sean auténticas. El Amor Santo se contrapone al amor propio excesivo, el cual es la ruina de la
santidad personal. Mientras más se libere el alma del egocentrismo, más profundamente puede
adentrarse en la vida virtuosa. Mientras más se abandone el alma en el amor a Dios y al prójimo,
más profundas su fe, esperanza y amor. Por consiguiente, comprendan lo importante que es la
humildad para abrazar la fe, la esperanza y el amor.” San Francisco de Sales, 2 de septiembre del
2011

“Las virtudes se diluyen por medio del amor propio desordenado. En todos los corazones existe una
constante batalla entre este amor propio excesivo y el Amor Santo. Las decisiones que toma la libre
voluntad en este sentido determinan la profundidad de la virtud en el corazón. Las almas deben
darse cuenta de esto a fin de avanzar en la santidad.” La Santísima Virgen, 28 de octubre del 2011

“He venido para poner al descubierto un gran obstáculo en el viaje por los Aposentos de los
Corazones Unidos. Es, quizá, el principal obstáculo para el Amor Santo en el corazón. Es el
egocentrismo. La persona egocéntrica ve todas las cosas en relación a como le afectan a ella. Sus
intereses personales son su prioridad, lo cual desplaza a Dios en su corazón. Este amor propio
desordenado es el enemigo del Amor Santo.”

“Esta magnitud de amor propio se basa en la falta de humildad. El amor propio excesivo es lo que
lleva a todo pecado; por nombrar unos cuantos: envidia, falta de perdón, impaciencia y
pensamiento distorsionado. Frecuentemente un alma así cede al espíritu iracundo, una lesión
desordenada que no practica el perdón.”

“Jesús me ha enviado hoy para señalar estas cosas. Todas las almas necesitan examinar su corazón,
pues todos los corazones están abiertos al egocentrismo en algún momento de la vida.”

“Además, Jesús quiere que la gente sepa que el egocentrismo distorsiona la verdad, incitando al
alma a formarse una verdad distorsionada que se ajuste a sus propias necesidades. Esta verdad
comprometida es un espíritu de mentira. Lleva a la desunión y al falso discernimiento.”

“Así que deben ver que un corazón egocéntrico es obra del mal.” Santa Catalina de Siena, 30 de
noviembre del 2011

“He venido para señalar que la única forma en que Satanás puede entrar a un corazón es por medio
de la puerta del amor propio desordenado. Este amor propio excesivo es lo que le permite al
maligno influir en pensamiento, palabra y acción.” Jesús, 1º de diciembre del 2011

“He venido el día de hoy para hablar del egoísmo. El egoísmo llega en muchas formas y apariencias.
Es, por supuesto, el acopio de bienes materiales, pero el egoísmo puede ser mucho más que eso.
Puede tomar la forma de vanidad, de envidia y del aferrarse a la opinión propia cuando ésta no se
forma en Amor Santo.”

“El egoísmo, el cual es otro término para el amor propio excesivo, es el obstáculo que más
frecuentemente bloquea el viaje del alma en el Amor Santo, pues es la causa de toda disminución
de gracia. La gracia es el vehículo que impulsa al alma a lo largo del sendero de la perfección en el
Amor Santo.”

“El egoísmo puede presentarse de formas pequeñas y grandes. Por ejemplo, el no esforzarse en ser
socialmente amables hasta con quienes no les pueden corresponder de alguna forma. Tal vez dudan
en compartir lo que les gusta. En este momento de duda se encuentra un amor propio
desordenado.”

“El alma que con un corazón sincero trata siempre de superar el egoísmo, encontrará que Mi
Provisión lo espera.”

“Recen pidiendo un corazón generoso.” Jesús, 7 de diciembre del 2011

“…una y otra vez les pido que liberen sus corazones del amor propio desordenado, de los intereses
personales. Si su corazón está lleno de egoísmo, no hay lugar para el Amor Santo; entonces, el Amor
Santo no puede asumir su dominio sobre sus corazones. Por lo tanto, ríndanse al Amor Santo.”
Jesús, 16 de enero del 2012

“He venido para manifestar una vez más que mientras más se rinda el alma a la Divina Voluntad de
Dios, más profunda su santidad. El viaje por los Aposentos de los Corazones Unidos es el sendero
de la rendición a la Voluntad de Dios.”

“La barrera más grande en este sendero es el interés propio desordenado, pues esto es lo que abre
el alma al pecado. Ningún pecado se comete fuera de este amor propio excesivo; esto quiere decir
que el Amor Santo abre el corazón para reconocer el pecado y para evitarlo. El Amor Santo quita el
protagonismo y dirige la atención del alma hacia Dios y el prójimo. Esto es la Divina Voluntad de
Dios.” Santa Rita de Casia, 24 de febrero del 2012

“… demasiado interés propio eclipsa el Amor Santo en cualquier corazón. El interés propio, si es
desordenado, da lugar a la preocupación. La preocupación es el síntoma de la falta de confianza.
La falta de confianza me hiere, pues es una señal de Amor Santo debilitado.”

“El alma cuyo corazón está eclipsado por el amor propio excesivo no puede estar unida a la Divina
Voluntad de Mi Padre. Su corazón está demasiado comprometido y no se parece a la Divina
Misericordia y al Amor Divino.”

“El alma, para que sea santa, tiene que hacer un esfuerzo sincero por imitar la Divina Misericordia y
el Amor Divino. Si el interés propio la consume, hará que los placeres temporales, la ira y la falta de
perdón sean un obstáculo.” Jesús, 1º de marzo del 2012

“El Amor Santo es el bálsamo que puede apagar el fuego de la soberbia, de la falta de perdón y de
la venganza. Es la última esperanza que el Cielo ofrece a un mundo atrapado por el amor propio.”
Jesús, 22 de junio del 2012

“El día de hoy he venido para hablar del grave problema del porqué las conciencias se han vuelto
neutrales. Las personas eligen conforme a lo que es apropiado para sus necesidades inmediatas y
mundanas; necesidades que son pasajeras y no eternas. Eligen lo que fortalece su riqueza, su poder
y su reputación. No se comprometen con nada que desafíe su mundanalidad. Por lo tanto, las
personas crean sus propias ‘verdades’, lo cual en realidad es elegir las mentiras de Satanás.”

“Yo les recuerdo: el amor propio que se vuelve excesivo es contrario al Amor Santo, que es eterno.
No pueden aceptar los dos. No pueden elegir lo que conviene a sus necesidades y elegir siempre la
verdad.” Jesús, 15 de agosto del 2012

“Confíenme su voluntad. De esta manera, Yo elegiré para ustedes lo que es bueno y santo. Este es
el camino a la santificación y santidad por medio del Amor Santo. No caigan, como muchos lo hacen,
en el egocentrismo. Esta es la puerta abierta a los engaños de Satanás. Confíen a Mi Corazón los
detalles de cada cruz. Entonces, Yo podré mostrarles los casos en que la libre voluntad ha elegido
equivocadamente y muchas veces por amor propio. Este mismo amor propio es el que hace más
grande cada cruz y aparta a las almas del Monte Calvario.”

“Cuando me confían su voluntad a Mí, ustedes son más fuertes, ya que entonces hacemos todo
juntos. Dentro de Mi Sagrado Corazón está su fortaleza.”
“El egocentrismo los aleja de Mí y los atrae al mundo. Así es como entra el pecado. Aguarden
siempre Mis indicaciones y la inspiración de su ángel. Algunas veces esto puede llegar por medio
de las palabras de otros; algunas veces llega a través de circunstancias que, o bien apoyan o se
oponen al Amor Santo. Pero si tengo su voluntad en Mi Sacratísimo Corazón, Yo les mostraré el
camino. Rindan su voluntad, entonces, a Mi dirección y cuidado.” Jesús, 16 de octubre del 2012

“… cada mañana cuando se levanten, pídanle a su ángel de la guarda que los guíe a esquivar cada
obstáculo al Amor Santo. Estos obstáculos siempre están de alguna manera revestidos de amor
propio desordenado.” Jesús, 7 de enero del 2013

“Esta noche he venido para pedirle a cada alma que escudriñe su corazón y saque de raíz cualquier
vanidad. La vanidad del amor propio desordenado es lo que lleva a la degeneración moral en el
corazón y en el mundo que los rodea.” Jesús, 6 de septiembre del 2013

“El camino de la verdad puede definirse claramente alineando cada propósito humano con el Amor
Divino. Es entonces cuando las líneas de batalla entre el bien y el mal se vuelven claras.”

“Cuando el amor propio –el cual es desordenado a causa de planes personales egoístas– controla al
alma, ésta se inmoviliza para tomar decisiones y no puede elegir rectamente. Esto abre la puerta a
todo desorden del espíritu. El alma puede hasta volverse farisaica e inconscientemente asumir un
aire de santurronería.” Jesús, 15 de noviembre del 2013

“Solemnemente les digo: las conciencias que se forman en torno al Amor Santo son consideradas
rectas ante los Ojos de Dios. Éstas son las personas que abrazan los mandamientos y siguen la vida
virtuosa. Si el Amor Santo no es la base de cada virtud, entonces la concesión se infiltra y comienza
su insidiosa destrucción.”

“La estructura de la concesión siempre es egoísta. La mentalidad es así: ‘Puedo salirme con la mía,
no habrá consecuencias; lo merezco, así que lo tomaré, lo usaré’. Es por eso que el amor propio
desordenado es un fuerte enemigo del alma. El amor propio, cuando es excesivo, destaca cierta
recompensa mundana. El Amor Santo busca servir a Dios y al prójimo.” Jesus, 16-de noviembre Del
2013